InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français

Patricia Antón (Traductor)
ISBN : 8417109528
Editorial: Gatopardo Ediciones (04/06/2018)

Calificación promedio : 4.25/5 (sobre 4 calificaciones)
Resumen:
Flora parece tenerlo todo bajo control: es alta, rubia y hermosa. Y tiene su hogar, un bebé y un marido, Richard. Tiene bajo control a su amiga Meg y a su hermano, Kit, el cual ha sentido siempre por ella una gran adoración, y también a Patrick, un caprichoso novelista. Sólo Liz, una pintora bohemia, rehúsa ser una seguidora suya. Flora los seduce, los manipula y los encandila con sus destellos de dicha y entusiasmo. Todos se sienten cautivados por el refinado somet... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (4) Añadir una crítica
Inquilinas_Netherfield
 24 julio 2018
Sí, vuelvo con otra novela de Elizabeth Taylor, la tercera ya en menos de un año (se me podrá acusar de muchas cosas pero no de ser infiel a los autores que me gustan xD). Tras Una vista del puerto y La señorita Dashwood, hoy le toca el turno a la reciente publicación de Gatopardo, Un alma cándida.
Conocemos a Flora el día de su boda con Richard. Desde el primer momento la autora nos hace un fresco vivo de la personalidad de esta belleza inglesa (un auténtico ejemplo de lo que se conoce como English rose), que siempre ha vivido entre algodones, jamás ha sufrido, jamás ha padecido y todo aquel que la conoce se desvive para que nada de lo malo que hay en este mundo la roce siquiera. Y ella transita por ese mismo mundo tal que así, sin que nada parezca preocuparle, ocupándose de su casa, de su familia y de su hija, e intentando arreglar la vida de los demás en la certeza absoluta de que todo lo que ella haga es por su bien y nada más que por su bien, y bien hecho está. ¿Acaso ha hecho algo ella que no roce la perfección en cualquier ámbito de su vida? Flora es un personaje que vive al margen de la realidad, en esa línea difusa en la que se tiene un pie en el mundo que habita el resto de la humanidad y otro en el mundo propio, sin llegar a ser nunca del todo consciente de lo que realmente ocurre a su alrededor, sintiéndose segura y protegida porque así ha sido cada minuto de su existencia, y creyéndose con potestad para inmiscuirse en la vida de los demás y conseguir que sean tan perfectas como la suya. Y esta frase del libro es quizás la más explicativa al respecto:
—¿Y qué tal ha ido todo para Flora?
—Estaba anestesiada.
—Siempre lo ha estado.
Y a pesar de lo que comento arriba, no perdáis de vista a Flora... hacia el final algunos personajes la miran de manera diferente, el aura de perfección se desdibuja, y esa Flora resultante me cuadra mucho más. He conocido a personas así (conozco a personas así actualmente), con lo que el retrato me ha quedado clarísimo y sé perfectamente de qué tipo de persona está hablando Elizabeth Taylor. La estampa me ha parecido magistral. Aun así, aunque quizás por la sinopsis pueda dar la sensación de que la protagonista única es ella, Flora, realmente esta es una novela muy coral en la que el protagonismo y las páginas se reparten casi a partes iguales entre varios personajes; sí, Flora es en muchas ocasiones la conexión entre ellos, e influye (o lo intenta) en la mayoría, pero todos los personajes son tan importantes como ella en el devenir de la historia y en el interés que despiertan sus tramas.
Así, en el ámbito familiar de Flora conocemos a su madre, la señora Secretan, una mujer que quedó viuda muchos años atrás y que ha dedicado toda su existencia, literalmente, a su hija Flora. Vive por ella, respira por ella, todos sus pensamientos son para ella, y es feliz en la certeza de que ha dado vida y criado a la perfección más absoluta hecha mujer. Cuando Flora se casa y se va a vivir junto a su marido, es cuando a esta mujer se le echa encima su casa y no encuentra un propósito que llene sus horas. Por otro lado está Richard, el marido de Flora, que para mí es quizás el más desdibujado del libro. También hay que tener en cuenta que está casado con la culminación de la perfección en la Tierra, y eso tiene que ser complicadillo. Aun así es un buen hombre al que simplemente le gusta tener algún secretillo; otra cosa es que ese secretillo sea conveniente para su matrimonio. Y en el plano familiar terminamos con Percy Quatermaine, el padre viudo de Richard, y Barbara Goldman, la mujer con la que mantiene una relación mal vista porque no están casados. Ambos sobrepasan los cincuenta años, y no deja de resultar curioso que incluso a esas edades se desaprobase en la buena sociedad que mantuvieran una relación sin matrimonio de por medio. Flora mete las narices en esta relación, como no podía ser menos, y los resultados tendréis que comprobarlos por vosotros mismos.
Y luego está el ámbito no familiar, el de las amistades. Patrick Barlow es el amigo novelista de Flora, y quizás el mejor personaje de la novela en todos los sentidos: como personaje en sí mismo y como persona. Siempre preocupado por todo el mundo, siempre pendiente de todos sin pedir jamás nada a cambio ni querer llamar la atención, y descuidando siempre su propia vida personal, en la que sufre el desamor, la falta de inspiración, la angustia de no saberse querido, y sin importunar jamás a nadie con estos problemas... Flora camina por la vida como un alma cándida cuando es Patrick quien realmente se comporta como tal. Por otro lado están los hermanos Driscoll, Meg y Kit. Meg es la mejor amiga de Flora, la que, cuando Flora estaba fuera de casa, se hacía cargo de su sobreproteccionismo y sustituía a la señora Secretan en su cuidado. Está enamorada de Patrick Barlow, sabe que no es correspondida, y vive una vida gris que le angustia y le deprime. Su hermano Kit es un melancólico joven aspirante a actor enamorado platónicamente de Flora desde que era un crío... pero no en el aspecto sexual, sino como quien adora a una diosa de la perfección y todo lo que compara con ella le parece insulso, imperfecto y anodino.
También hay que hablar de la señora Pringle, vecina de Flora y Richard, casada con un político al que nunca acompaña porque no está de acuerdo con sus ideas políticas, y que se pasa la vida completamente sola... Y luego está Liz. Liz, que en la sinopsis parece un personaje omnipresente en la novela y que apenas tiene una pocas escenas. Es el personaje menos importante en cuanto a presencia en páginas, se le nombra más que aparece, pero sí es el personaje que desata la caída de las máscaras y la rotura de las vendas que ciegan algunos ojos. Y hasta ahi puedo contar.
Perdonadme un desglose tan amplio de personajes, pero es que es una novela, como digo arriba, muy coral, y todas sus historias son igual de importantes de cara al lector. Todas. Porque Un alma cándida es una novela típicamente costumbrista inglesa, y eso quiere decir que este es de esos libros en los que puede parecer que no pasa nada, o que no ocurre ningún suceso de esos que te dejan con el moño del revés, pero es que ahí está el truco de este tipo de historias: que sí pasan muchas cosas, muchas, pero son las cosas que nos pueden pasar a nosotros mismos en nuestro día a día, o a nuestras amistades, vecinos, familiares... y que por cotidianas no nos parecen relevantes, pero son realmente esos detalles los que, sumados uno a uno, conforman lo que es la vida tal y como la conocemos. La autora nos los cuenta con mucha ironía y acidez, sí, pero también con mucha autenticidad. Te crees a estos personajes, los ves plausibles, te parecen muy genuinos, y sus vidas avanzan ante tus ojos hasta que todo va ajustándose como un puzle y cada uno de ellos ocupa el lugar que le está destinado en él.
No puedo dejar de mencionar que el mundo literario vuelve a estar muy presente, igual que lo estaba en La señorita Dashwood, aunque de un modo totalmente diferente. Se hacen alusiones a personajes o libros sin nombrar a sus autoras (casos de Jane Austen y Elizabeth von Arnim), o se nombran directamente, caso de Henry James; tenemos escritores profesionales y personajes que trabajan en el mundo editorial; algunos leen con avidez y otros no se avergüenzan de decir que no tocan un libro ni con un palo... hasta tenemos a alguno que presume de que lee, pero lo que hace es esperar a que salgan las reseñas de los libros y en base a ellas hablar luego como si los hubiese leído y supiera de lo que está hablando. Elizabeth Taylor suele introducir mucha metaliteratura en sus obras, y habla sobre literatura y los tipos de lectores (o no lectores) que existen, y es algo que me encanta en sus novelas.
Un alma cándida es una novela donde las rutinas, los día a día, los detalles que conforman la existencia, cobran vida dentro de un círculo social reducido como el que la autora crea, donde los personajes lo son todo y lo ocupan todo. Se tratan temas que duelen y ocurren cosas que hacen daño porque así es la vida fuera de los libros, y, a pesar de todo, la autora te saca sonrisas con esa fina ironía inglesa que, aunque clava la puntilla donde tiene que clavarla, hace cercanas a todas estas personas en sus cosas buenas y sus cosas malas. La prosa de Elizabeth Taylor es fantástica, el estilo descriptivo es magnífico, y erige unos diálogos sencillamente maravillosos que se bastan por sí solos para dibujar de manera precisa a los personajes (qué gusto da leer una buena traducción, en serio... la espina de la señorita Dashwood todavía me duele). Si os gusta una buena novela costumbrista, un retrato al fresco de la sociedad inglesa de clase media de mediados del siglo XX, Un alma cándida es una novela muy recomendable, como todo lo que yo he leído hasta ahora de esta autora.
Enlace: https://inquilinasnetherfiel..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
Sreadream
 01 noviembre 2018
Se trata de una novela costumbrista, en ella se retrata no solo la vida de los personajes, sino también la sociedad de la época.
En cuanto al retrato de la vida de los actores, son escenas cotidianas en su mayoría, pero a su vez llenas de acción, da la sensación de que no ocurre nada pero no resulta para nada aburrido o monótono, está narrado con un lenguaje cuidado, la prosa de la autora es delicada y muy descriptiva, hace que conozcamos en profundidad como son los barrios y los lugares donde se desarrolla la acción, además podemos conocer aunque,en ocasiones de forma velada, las inquietudes y las intrigas de los protagonistas, todo ello acompañado de los diálogos que nos ayudan a obtener ese conocimiento.
En mi opinión son todos los personajes de esta novela, que son muchos, aportan algo a esta obra, en primer lugar y no por ello más importante, nos encontramos con Flora, la novela se inicia con su boda, es una mujer que roza la excelencia, la roza porque tiene un gran defecto y es entrometerse en la vida de los demás. Flora siempre ha vivido siendo colmada de atenciones y todos los personajes prácticamente se desviven para que Flora no tenga que preocuparse por nada. También se nos presenta a Richard es el marido de Flora, es un hombre que oculta a su mujer la amistad que forja con su vecina, Elinor Pringle, da la sensación de que Richard está hastiado de la perfección de su esposa.
La señora Secretan es la madre viuda de Flora, en ella quiero destacar la peculiar relación que tiene con su ama de llaves, la señora Folley, es una relación de necesidad y desconfianza.
Respecto a Elinor Pringle, es una mujer casada con un político, que no encaja con las esposas de los demás, se siente sola y tiene ideas políticas que no concuerdan con las de su esposo.
También esta Patrick Barlow, amigo de Flora, es un escritor que no consigue escribir nada novedoso después de la buena acogida que tuvo su primera novela, dedica un día a la semana a verse con Meg, que es la mejor amiga de Flora y tiene una vida anodina, se ha convertido en una mujer que está enamorada de Patrick, él a su vez oculta su relación con Frankie.
Kit, el hermano de Meg, es un aspirante a actor y tiene a Flora tan idealizada que cualquier cosa que no tenga que ver con ella no es correcta.
La señora Lodge es la asistenta de Flora, desea vivir en el campo, Flora tiene una relación de dependencia con ella.
Los personajes que quizás menos peso tienen, desde mi punto de vista son Percy, el padre de Richard, Barbara Goldman, la mujer de este y Liz, una pintora que sin conocer a Flora siente una animadversión por ella.
La novela tiene un final abierto, no conocemos que sucede más allá de cierto momento en la vida de los personajes.
Es una obra que está muy bien narrada, con un léxico cuidado y una trama simple aunque con numerosos detalles. Es un libro que sin duda te hace reflexionar sobre la sociedad de la época, la política y las relaciones personales.

+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
lupe_vive
 22 octubre 2018
En mi opinión, los personajes principales no son Flora o Liz como se especifica en la sinopsis del libro, son los que rodean a la primera como Richard, la señora Secretan, Meg y Kit Driscoll, Patrick Barlow, la señora Pringle, Percy Quatermaine y Barbara Goldman, son los personajes a los que realmente conocemos en esta novela costumbrista inglesa, con sus defectos y virtudes, en la que se indaga sobre sus relaciones entre ellos, sus secretos, sus miedos y que en muchas ocasiones nos engañamos a nosotros mismos.
Si bien, los que les une sin duda es su “adoración” hacia Flora, que en cierta manera es una mujer vacía, para ser feliz necesita la aprobación y la adoración de todo el que pertenece a su pequeño universo. Según ella es incapaz de hacer daño ni una mosca, por lo que no es responsable de sus palabras o actos, y muchas veces se inmiscuye en la vida de los demás descaradamente y no es consciente del daño que puede hacer con sus palabras o acciones.
La trama de la novela es pausada, no ocurren grandes acontecimientos, pero en ningún momento es aburrida, al contrario los detalles de la narración hacen que la trama sea amena y liviana, vamos conociendo poco a poco el día a día de los diferentes personajes, las relaciones cruzadas entre ellos y sus sentimientos.
También, el libro tiene muy buenas citas (he anotado varias que me llamaron mucho la atención) y que ahondan entre las relaciones familiares o de amistad.
Al final, te quedas con ganas de saber lo que le ha pasado a los protagonistas, como fue su vida después, y para mi es algo fundamental cuando termino un libro y te has quedado con ganas de más, eso significa que el libro me ha gustado.
Para terminar quiero dar las gracias a Babelio, Masa Critica y Gatopardo Ediciones por descubrirme a la escritora Elizabeth Taylor y poder disfrutar leyendo “Un alma cándida”.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Milvidasymilhistorias
 14 octubre 2018
Nada más empezar esta novela te das cuenta de la fabulosa prosa de su autora. La narrativa está especialmente cuidada y llena de detalles.
La trama es bastante pausada, pero no por ello aburrida, eso sí, siempre que te gusten las lecturas cotidianas, sin grandes conflictos, pero con unos personajes perfectamente definidos, como ocurre en este caso.
Tenemos varios personajes principales a los cuáles iremos conociendo a fondo durante toda la novela, pero la protagonista indiscutible es Flora, una mujer mimada desde su infancia que siempre consigue lo que quiere sin tener en cuenta la opinión de los demás.
Como ya comenté antes, no es una novela en la que ocurran grandes sorpresas, pero sí resulta una historia muy real y con unos personajes llenos de pequeños conflictos, que hacen que sea una lectura muy llevadera y entretenida.
Enlace: https://www.instagram.com/p/..
Comentar  Me gusta         10
Citas y frases (4) Añadir cita
SreadreamSreadream01 noviembre 2018
Para mí, la política no es lo suficientemente relevante como para convertirla en un problema. Es aburrida; siempre lo mismo, está toda empantanada, ¿ A quién le importa? El día que ocurra algo realmente importante, ¿nos dejarán opinar? Nos los explicarán después . Si es que seguimos vivos.
Comentar  Me gusta         00
lupe_vivelupe_vive20 octubre 2018
Quizá no era más que amarse a sí mismo, porque ella era la única que le decía lo que él quería escuchar. Era su protección y su máscara.
Comentar  Me gusta         00
lupe_vivelupe_vive20 octubre 2018
Sentía que su viente era como una jaula de pájaros con un prisionero dentro ¿Cómo podremos ser amigas cuando sea libre?
Comentar  Me gusta         00
Inquilinas_NetherfieldInquilinas_Netherfield22 julio 2018
—¿Y qué tal ha ido todo para Flora?
—Estaba anestesiada.
—Siempre lo ha estado.
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: costumbrismoVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

¿Jane Austen o Brontë Sisters?

¿Quién escribió «Agnes Grey»?

Jane Austen
Anne Brontë
Charlotte Brontë
Emily Brontë

15 preguntas
42 lectores participarón
Thèmes : jane austen , literatura inglesa , históricaCrear un test sobre este libro
{* *}