InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français

Jesús De La Torre Olid; (Traductor)
ISBN : 8491293299
Editorial: Suma de Letras (17/01/2019)

Calificación promedio : 4.01/5 (sobre 59 calificaciones)
Resumen:
El nuevo y electrizante thriller de la autora de La pareja de al lado. «Un novela que enorgullecería a Agatha Christie»USA Today. Los huéspedes que van llegando al encantador y remoto hotelito Mitchell's Inn se observan mutuamente con interés pero desde una prudente distancia. Todos ellos han recalado allí en busca de un relajante (quizá hasta romántico) fin de semana en medio del bosque y lejos de sus vidas. El hotel presume de contar con acogedoras habitacion... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (49) Ver más Añadir una crítica
Beatriz_Villarino
 24 enero 2019
¿Por qué tienen tanto éxito algunas obras de arte, pretendidas copias de otras que ya lo habían alcanzado? ¿Es que el lector o el espectador no ha visto las originales? Puede ser. O puede que tengan éxito porque realmente lo merezcan y quien no lo entiende es que en realidad no ha interpretado bien la obra en cuestión.
Algo así me ha ocurrido al leer esta novela. No he entendido su éxito abrumador. Cuando Petrarca se dio cuenta de que no podría superar a Virgilio en su estilo, dejó de escribir en latín y comenzó a hacerlo en una mezcla de dialectos italianos hasta llevar esta lengua vulgar a la altura de la entonces considerada como literaria.
Es muy difícil superar al maestro, aunque en ocasiones se haga, y estemos entonces ante otro genio, pero Agatha Christie fue, en la primera mitad del siglo XX, la reina indiscutible del Whodunit, estilo cuyo significado es aproximadamente “¿Quién lo ha hecho?” y en el que la trama se presenta como un rompecabezas que aporta pistas e hipótesis para que el lector intente deducir la identidad del autor del delito, mientras que éste se revela justo al final. Una de las características de este tipo de novelas es que el lector debe disponer de los mismos indicios que el investigador para estar en igualdad de condiciones a la hora de poder resolver el crimen.
Pues este subgénero policial fue llevado a cabo por Christie, con tanto acierto que no sólo se venden aún sus novelas sino que algunas de ellas fueron llevadas al cine, al teatro y a la televisión y, más tarde, juegos de mesa se basaron en esa técnica para pasar ratos agradables entre amigos. al leer Un invitado inesperado he tenido la impresión de estar ante una copia de la maestra, pero en ella no hay intriga, no hay rompecabezas, el enredo da paso a una perfecta linealidad, al menos para el lector. La expectación se queda exclusivamente entre los personajes. Ahora intentaremos analizar por qué.
La estructura es, realmente, propia de la novela de principios del XX en general (y teniendo en cuenta el avance que han experimentado el género policial, el de misterio o la novela negra, ya es un punto en contra pues no aporta sorpresas), y de Agatha Christie en particular, es decir, hay una presentación de todos los personajes, que por razones naturales se ven encerrados en un hotel de montaña, totalmente apartados de la civilización y sin personal para poder servirlos excepto el dueño y su hijo, ya que los trabajadores, debido a la tormenta, no han podido llegar.
Pronto aparece el primer cadáver y así, aislados sin luz eléctrica, deben apañárselas para investigar las causas de la muerte.
Hay un personaje, podríamos llamarlo el principal, que toma de inmediato las riendas; dotado de un instinto en parte innato, en parte debido a su profesión de abogado, interroga a los demás, aunque otro personaje descubrirá en él al posible asesino de su mujer, algo que, aunque lo niegue con absoluta vehemencia pues quedó absuelto por falta de pruebas, lo dejará como principal sospechoso ante los huéspedes; no así ante el lector, no puede haber un asesino tan evidente; además de esta diferencia con las novelas de la reina del suspense, el investigador es bastante normal, no despierta en el lector la ternura de Miss Marple ni el rechazo por la vanidad excesiva de Hércules Poirot. Nuestro David no tiene marca específica alguna en su personalidad.
Por último, en el Whodunit alguien comete, de forma casual, un pequeño error para que tanto el lector, como el detective puedan reconstruir el caso.
Nada más lejos de lo ocurrido en Un invitado inesperado; de hecho el lector que intente estar ante un juego, mediante el que poder descubrir al culpable según el modo de vida que ha llevado antes, se quedará decepcionado, pues las fobias ajenas o implícitas a la personalidad de los protagonistas, de donde podríamos entrever a los posibles candidatos, no se insinúan para que trabaje nuestra mente. No las de todos. Sabemos del gusto por el dinero o las drogas de Bradley y la preocupación de su padre James. Conocemos de dónde procede el desequilibrio de Riley, el porqué de la inseguridad de Gwen, el suceso horrible en el que se vio envuelto David Paley, la bondad y despreocupación de Ian, la decisión de Lauren, la angustia de Beverly y el odio de su marido Henry, la superficialidad de Candice. Características que son descubiertas porque nada más reunirse se hacen preguntas, dialogan en soledad o nos informa el narrador omnisciente.
Si en la novela policíaca se forma un rompecabezas con pistas, falsas o verdaderas, aquí se echan en falta pues el narrador selecciona perfectamente a unos personajes y deja a otros sumidos en un desconocimiento casi total ante el lector.
La incertidumbre con la que empieza la novela, al igualar civilización con protección, montaña y bosque a peligro «algo acechante», y huir, sin embargo hacia él «Un pequeño hotel de lujo en medio de las montañas, buena comida, sin internet, naturaleza impoluta», se desvanece; como también lo hacen los símbolos de falsa inocencia con que son presentados algunos personajes como David, a quien Shari Lapena le concede especial importancia con el color blanco «bajo la nieve […] bajo toda esa nieve […] nieve blanca, limpia y esponjosa […] la nieve cae suavemente sobre su pelo […] amable e inocente».
El estrés sugerido al comienzo se disipa. de hecho apenas hay tensión hasta que no salen del encierro y se encuentran con la trampa mortal de la tormenta exterior, esto ocurre en la página 260 aproximadamente, lo que nos lleva a pensar que a partir de ahí empieza el juego «Nadie responde […] Cree oír un sonido como de algo que cae con fuerza pero no sabe de dónde procede […] Solos en el vestíbulo, Henry y su mujer están sentados […] hay algo en ella que le repugna […] coge el atizador con fuerza». Pero no, la narración es bastante lineal, escrita a modo de horario desde el viernes a las 16:45 horas hasta el domingo a las 17:30. En orden se van sucediendo tres crímenes y una desaparición con un único punto de vista, el del narrador, y de forma algo repetitiva pues lo que piensa un personaje más tarde se lo dice a otro en particular o al resto en general. Así llega un momento que podríamos denominar como turno de confesiones, aunque algunas tengan poco sentido para los casos por resolver ya que no se dan suficientes detalles «Hay algo en la forma en que Ian cuenta la historia de su hermano que no le cuadra»; otras veces la confesión no parte del propio afectado sino que es el narrador quien la revela al lector, dejando a los personajes en inferioridad de condiciones
—Me temo que yo tampoco tengo ningún secreto oscuro —dice Lauren en voz baja.
Eso no es verdad del todo. Ha sobrevivido a una familia disfuncional y a una época desagradable y corta en una casa de acogida. Pero ha sobrevivido.
Y en ocasiones algún personaje insta a otro para que diga algo que el lector ya sabía y que es completamente improductivo para la resolución
Entonces, inesperadamente Riley mira a Gwen y le pregunta:
—Si de verdad ha llegado el momento de las confesiones ¿por qué no les cuentas a todos tu gran secreto oscuro?
De hecho, entre tanta pregunta ineficaz son incapaces de detectar quién es el asesino, aunque luego el abogado interrogador afirme haberlo sospechado; debe venir la policía para detectar una prueba que llevará a descubrir al culpable, alguien en quien el lector es incapaz de pensar porque no sabemos nada de la persona ni de la pista hasta que el narrador lo cuenta todo al final.
Aquí es justo aclarar que el final es sorprendente y mantiene la inseguridad de si podrán acusar al culpable o no, pero esto no constituye una novela de intriga sino un cuento de misterio, un cuento fabuloso, es cierto, aunque perteneciente a otro género literario.
De hecho los diálogos son algo insulsos, prescindibles, pues apenas aportan nada nuevo a los pensamientos antes descritos. Sólo con la narración es suficiente, de ahí que crea que podría estar encuadrada en el cuento,
—¿Eres tú David?
Es Gwen y, a pesar de la decisión que antes ha tomado, el corazón le da un brinco.
—Sí.
Se gira para mirarla de pie en la puerta y ve que está sola.
—Me he acordado de que has dicho que ibas a venir a la biblioteca.
Qué guapa está, piensa él a la vez que se levanta del sillón.
—Es perfecta —dice ella mirando a su alrededor.
—Sí, ¿verdad? —asiente él…
o bien son meramente informativos de la situación
—El chef ha conseguido llegar? —Pregunta Ian— Porque me muero de hambre.
Bradley levanta una ceja.
—No se preocupe. El chef es mi padre. Es un hotel familiar. Vivimos aquí…
Tampoco me he sentido identificada con los personajes femeninos. Es lógico que Gwen tenga miedo de ayudar a una chica mientras está siendo violada por tres hombres, pero no lo es tanto que luego no quiera ayudarla en la denuncia. Es de una cobardía excesiva.
El personaje de Riley es demasiado hiperbólico, al menos la situación en la que aparece pues si está aún tan afectada por el trauma vivido en la guerra no es razonable que quiera salir de fin de semana. Lauren, demasiado fisgona. Dana, demasiado narcisista. Candice demasiado sufridora y Beverly, demasiado machista. Son personajes demasiado tópicos. Estamos en el siglo XXI y, al menos a mí me resulta increíble que una mujer a la que su marido le dice que no la quiere, que quiere el divorcio, que tiene una amante, piense que «No va a divorciarse de él. Seguramente, esto no sea más que un capricho temporal, una canita al aire fruto de la crisis de la mediana edad…» y no sólo lo piense sino que se lo diga: «No va a durar mucho. Te cansarás de ella. Ella se cansará de ti […] Te vas a arrepentir. Estoy segura […] Henry, no destruyas lo que tenemos. Olvídala». Y yo me pregunto ¿qué tienen? pero claro, yo no he escrito la novela ni he llevado la situación hasta un límite desquiciado para luego darle un “cierto” sentido al final.
Pues eso, que he visto una forma de pensar anticuada en la mujer de Un invitado inesperado, típica de una sociedad machista, más propia del siglo XIX, como el entorno cerrado y misterioso de estilo victoriano, propicio para el crimen y el terror, que Shari Lapena elige para su novela. de hecho las descripciones son bastante realistas, minuciosas, no dejan nada de libertad para la imaginación del lector que se encuentra, al leerlas, delante de una pantalla «La escalera le recuerda a Escarlata O'Hara de Lo que el viento se llevó […] A continuación, ve la gran chimenea de piedra del lado izquierdo del vestíbulo. A su alrededor se han colocado varios sofás y sillones que parecen cómodos para descansar, algunos de terciopelo azul marino, otros de piel color chocolate intenso, acompañados de mesitas con lámparas…».
Creo que para tener verdadero efecto terrorífico se debería haber dado más importancia a los personajes y menos al narrador, así como haber intercalado momentos de dramatismo con otros de alta tensión y, por supuesto otros de humor (que no lo hay aunque sea adecuado para relajar algunas escenas). Pero, claro, esa es mi opinión.

Enlace: http://elblogaurisecular.blo..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         60
MissCherryBooks
 06 diciembre 2019
El Mitchell's In es un hotelito encantador en el bosque, perfecto para pasar un fin de semana de desconexión, sin wifi, sin cobertura, solo naturaleza a tu alrededor y servicio cinco estrellas. Eso es ha lo que van cada uno de los diez huéspedes, ha pasar un fin de semana tranquilo. Pero las cosas no van como estaban planeadas y los huéspedes han acabado atrapados en el hotel a causa de una tormenta de hielo, sin luz y... Con un asesino entre ellos que ha decidido dedicar su tiempo a matarlos. David, un abogado criminalista; Gwen, una administrativa que ha venido con Riley, su amiga periodista de guerra que sufre estrés post-traumatico; Candice, una escritora decidida a terminar su novela; Ian y Lauren, una pareja que busca pasar un fin de semana romántico; Beverly y Henry, un matrimonio que está pasando por una crisis; Dana y Matthew, ricos, guapos y prometidos, huyendo del agobio de los preparativos de la boda; James, el dueño del hotel y su hijo Bradley, el chico para todo. Ninguno se conocía antes de llegar allí, todos guardan un secreto.
Usando una premisa que recuerda a la novela Diez Negritos de Agatha Christie, Lapena nos muestra una historia llena de intrigas, secretos y tensión con un ritmo trepidante. al igual que me pasó con Un extraño en casa (su anterior publicación) la narración es muy rápida, no hay ningún punto en el que puedas decir "Aquí me aburrí", "Esto sobraba", "Esta parte se me hizo muy pesada", no, cada palabra es parte del puzzle que crea la autora entorno a los asesinatos. Cada huésped del Mitchell's Inn tiene su propia historia y según se van exponiendo, uno se va sintiendo más confuso y menos seguro de quién está detrás de las muertes, quién es el culpable, qué motivos tiene, yo personalmente solo he acertado en una de mis deducciones, y no fue hasta los últimos capítulos que dije "¡Lo tengo, ya sé quién es el asesino!" y aún así no pude ni imaginar su motivación para matar a alguna de las victimas. Como decía al principio, el arranque de esta novela tiene un aire a Diez Negritos (una de mis novelas de misterio preferidas) por eso de: Unos desconocidos atrapados en una mansión que empiezan a morir uno tras otro sin un móvil aparente para los asesinatos. En la resolución y el desarrollo de ese concepto no son para nada parecidos, a diferencia de Agatha Christie en cuyas novelas el culpable solía ser un asesino calculador y relativamente organizado, Shari Lapena se inclina más por los crímenes pasionales, por el lado más "humano" de ese asesino, pero no digo más para no destaparos el misterio ¡Qué no es pequeño!
Un invitado inesperado me ha resultado muy visual (¿Podrá ser que de esta también compren los derechos como con la primera novela de Shari La pareja de al lado?), digna de ver en la gran pantalla. Decir también que uno de los factores que hacen de Un invitado inesperado una lectura muy ligera es el número de narradores que tiene. Conocemos el punto de vista de todos, los diez huéspedes y los dos encargados del hotel, los capítulos son cortos y bien cargados, Shari no da puntada sin hilo. Además al ponernos en la piel de cada uno de ellos el intentar destapar al asesino se vuelve un juego totalmente loco, hay personajes a los que he odiado y personajes a los que he adorado, pero lo más gracioso de todo es que, llegados a un punto, la novela te hace reflexionar y llegas a la conclusión de que cualquiera podría ser el culpable, aún sin saber el móvil, cualquiera de ellos tiene madera de culpable.
En resumen, este año lo he comenzado fuerte y con muy buenas lecturas. Espero con muchas ganas que este año la autora nos regale otra novela, se ha convertido en una de mis apuestas seguras en cuanto a thrillers.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
Bookworm
 19 febrero 2020
Ya sé que la mayoría de los que leerán esta reseña serán amantes del sol del verano, pero quien ya me vaya conociendo un poco sabrá que yo soy todo lo contrario. A mí dame un buen invierno, un buen temporal, unos copitos de nieve, una chimenea y un buen par de calcetines gordos y ya me has ganado, así que el hotelito Mitchell's Inn me pareció de lo más atractivo en cuanto leí la sinopsis de esta novela. Lo de la tormenta también me encantó, lo del cadáver, pues bueno a lo mejor no tanto, pero teniendo en cuenta que yo nunca me iba a encontrar entre los huéspedes del hotel, al final me pareció el lugar ideal para pasar unas horitas entretenida y por supuesto como leeréis en muchas otras reseñas, automáticamente me recordó a "Diez negritos" de Agatha Christie, aunque al final tampoco es que tengan tanto en común.
Efectivamente en "Un invitado inesperado" encontramos a un grupo de huéspedes que la autora nos irá presentando en las primeras páginas de la novela. Tenemos algunas parejas como Beberly y Henry, cuyo matrimonio está en horas bajas, a Dana y Mathew, que han decidido tomarse un descanso antes de meterse de lleno en los últimos preparativos de su boda, o Lauren e Ian, que solamente llevan unos meses juntos. También están Riley y Gwen, ellas son muy amigas y Gwen piensa que desconectar un fin de semana le vendrá muy bien a su amiga Riley y con esa intención van hacia el hotel. Los hay que viajan en solitario como el abogado criminalista David Paley, que ha querido olvidarse por una horas de su trabajo descansando en un aislado hotel, o Candice, una escritora que con la poca intimidad que tiene en su propio hogar para escribir con traquilidad ha pensado que nada mejor que refugiarse en soledad durante un fin de semana para darle el empujón definitivo a su novela.
Todos ellos van llegando poco a poco al hotel al igual que la tormenta de nieve que los va dejando aislados hasta el punto de que el único personal para atender a los huéspedes son James, el dueño del hotel y su hijo Bradley. Como el hotel no está lleno, no parece que eso vaya a suponer un problema, pero a veces los problemas surgen cuando uno menos se lo espera. Y es que tras la primera noche, a los pies de la escalera principal de hotel aparece el cadáver de uno de los huéspedes. Por supuesto lo que casi todos piensan es que ha sido un terrible accidente. La tormenta ha dejado sin corriente al hotel y no hay luz, así que es fácil suponer que ha sido una desafortunada caída, pero David que ya ha visto de todo en su faceta de abogado, sospecha que en realidad ha sido un asesinato y cuando se lo comunica al resto todo cambia.
Cuando David les cuenta sus sospechas, de repente todos son conscientes de estar encerrados en un lugar extraño del que no pueden salir y al que no se puede llegar y además con gente extraña entre quienes puede haber un asesino y las horas en una situación como esa pasan muyyy despacio.
La falta de corriente ha convertido las habitaciones prácticamente en neveras y les obliga a quedarse todos juntos en el vestíbulo del hotel donde la gran chimenea los mantiene calientes y donde poco a poco se irán conociendo un poco más a fondo.
El lector irá descubriendo que todos tienen algunas cosas guardadas que no desean compartir con los demás y que desde luego no esperaban tener que contar cuando decidieron pasar un fin de semana diferente.
Me ha gustado mucho y me ha parecido muy real la forma en que todos recelan de todos. Todo se puede malinterpretar, un gesto o una mirada convierte a cualquiera de ellos en un posible asesino a los ojos de los demás, sobre todo tras la aparición de un segundo cadáver. También me ha gustado cómo ha logrado transmitir el miedo que sienten al saberse entre un asesino y a la vez el miedo a separarse del grupo y quedarse solos por un momento. Pero sobre todo me ha gustado que me ha hecho sospechar de cada uno de ellos en algún momento. No todos los personajes me han caído bien (de hecho alguno bastante mal), y tampoco es que alguno en concreto tenga pinta de asesino, es simplemente que en al final te da la sensación de que todos podrían haberlo hecho y entrar en ese juego es divertido.
Os comentaba al principio que esta novela recuerda a los "Diez negritos" de Agatha Christie, y sinceramente creo que Shari Lapena ha querido hacer un homenaje a la autora y a su obra, incluso uno de los huéspedes encuentra uno de sus libros en su mesilla de noche, ya que en el hotel tienen por costumbre dejar novelas (y bombones) en las habitaciones. En aquella novela "los negritos" iban muriendo uno a uno, en esta no se llega a tanto, pero doce serán los personajes al comienzo del libro y algunos menos al final. Lo cierto es que más allá de encontrar a diez (12) personas encerradas en el mismo lugar poco más tienen en común.
Sinceramente no se puede decir que esta sea una novela super original en lo que a su trama se refiere, pero a mí me ha gustado tanto o más que la otra novela que había leído de la autora "La pareja de al lado". Confieso que no he visto venir para nada el final de la historia y que he sospechado de todos simplemente por que sí. No sé si algún lector también lo habrá hecho, pero cuando conocí el nombre del "malo" de la historia he ido de nuevo hacia atrás para ver los movimientos del culpable y he sentido que realmente todo encajaba. Por supuesto no esperaba ese último giro final (que ya no sé si encaja tanto) pero que me ha parecido muy bueno.
Lo he pasado muy bien con esta novela que como te despistes te lees de tirón. Su prosa es directa y ágil, los capítulos son cortos y te invitan a leer continuamente "uno más". Tampoco sientes que sobre nada, no hay capítulos o información de relleno y desde luego aunque seguramente no será el mejor thriller del año, la verdad es que es una autora con la que conecto y con la que repetiré seguro, de hecho me falta por leer "Un extraño en casa", así que me lo apunto.

Enlace: https://bitacorademislectura..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Maytedusa
 11 mayo 2020


Esta autora me hace sentir como cuando he leido las novelas de Agatha Christie, te encantará el último libro de Shari Lapena. El libro tiene historias curiosas e intrigantes. 
Las historias de fondo se revelan muy despacio al lector después de que el invitado sea eliminado de la trama. Está la pareja que aún no ha iniciado su relación después de haberla dedicado a la crianza de sus hijos. Hay una pareja joven que estan apasionadamente enamorados, pero que tal vez esconde secretos. Hay dos amigos íntimos que han venido al complejo para reavivar su amistad. Está el abogado que ha sido difamado públicamente por la muerte de su esposa a pesar de no haber sido condenado por ello. Finalmente, está la escritora solitaria que está tratando de escribir su próximo gran éxito y está buscando la soledad en el bosque.
Lo que he disfrutado de este libro es cómo cada uno de los personajes podría estar implicado en los asesinatos. Poco a poco se revela la información justa sobre cada personaje para que te preguntes sobre sus motivaciones para ir al hotel y ponerte la cabeza paras arriba.
También me ha gustado imaginarme el escenario de la novela, que se encuentra en un hotel en el bosque. Una tormenta de hielo golpea el área, causando que la energía y las líneas telefónicas se apaguen y se corte el telefóno . Los caminos son intransitables. Por lo tanto, los huéspedes del hotel quedan a su disposición para ayudar a encontrar al asesino. La posada se describe maravillosamente, logrando ser a la vez acogedora y terriblemente fría. El pequeño grupo de personajes es fascinante. Cada uno tiene una historia que contar, secretos que esconder, y es muy divertido descubrir lo qué son cada uno de ellos. El entorno claustrofóbico, las muertes inesperadas, el número limitado de sospechosos, la influencia del clima tormentoso, todos son ingredientes clásicos y Shari Lapena los combina a la perfección. En muchos momentos de mi lectura he pasado nervios metiendome en el papel de la gente.
La escritura es impecable. La forma en que muestra los personajes es lo más admirable de este libro. Un minuto dudas, un minuto no. Sentí el frío, la desesperada claustrofobia en el hotel, el miedo a la gente en mi cuerpo. Seguí adivinando y adivinando, lo que era algo divertido de hacer. Además, no hay cabos sueltos, no faltan motivos, no había parcelas ridículas. Y lo más importante, fue una lectura super entretenida.
Un invitado inesperado, es un libro entretenido que se lee muy rápido, que conserva el misterio hasta el final manteniéndote enganchada y con unos personajes complejos que me han encantado y me hubiera gustado leer algo mas sobre cada uno de ellos.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
LAKY
 07 febrero 2019
El Mitchell's Inn es un hotelito con encanto situado en un remoto paraje. Un sitio idílico para desconectar y relajarse unos días rodeados de naturaleza. Pero el paraíso puede convertirse en un infierno si entre los huéspedes allí alojados hay un asesino, máxime cuando fuera ruge la tormenta del siglo y nadie puede abandonar el hotel.
Eso es lo que les pasa a los huéspedes que ese fin de semana se alojan en el Mitchell's Inn. Dos matrimonios, dos novios que se van a casar pronto, una pareja de amigas, otros que acuden en solitario. Las primeras impresiones son buenísimas. A pesar de que el personal de servicio no ha podido acudir por las condiciones climáticas, el dueño del establecimiento y su hijo se las apañan para recibir calurosamente a los huéspedes y ofrecerles una cómoda estancia. La primera tarde-noche transcurre apaciblemente. El problema es cuando por la noche se desata la tormenta. El lugar queda aislado y sin electricidad. Y cuando los huéspedes se levantan, descubren a una de las huéspedes muerta a los pies de las escaleras. Parece que se ha tropezado y caído, golpeándose en la cabeza. al menos eso es lo que piensan todos. Pero uno de los clientes, un abogado penalista, se da cuenta por el lugar donde está la herida que eso no es un accidente sino que alguien la ha asesinado. ¿Quién y por qué? ¿Habrá sido su pareja u otra persona? Sin que la policía pueda acudir, todos son sospechosos. Pero ahí no acaba la cosa…
Fue empezar a leer y pensar “esto me recuerda a algo”. Y es que, sí, “Un invitado inesperado” tiene un regusto evidente a las novelas de Agatha Christie. Y no a cualquiera, sino a mi preferida: “Diez negritos”. No me malinterpretéis: no es un remake de “Diez negritos” ni pretende ser una copia de las novelas de Agatha Christie. Para mí es un claro homenaje a la autora y a su más famosa obra pero, aún recordando a ella, lo cierto es que las cosas van por derroteros totalmente distintos
Un invitado inesperado” es una novela de misterio de habitación cerrada. de esas es las que toda la historia transcurre en un espacio muy concreto –en este caso las dependencias de un pequeño hotel aislado en el campo-. Un lugar del que nadie puede irse y en el que nadie puede entrar. No puede haber ayuda del exterior y nadie ha podido entrar a cometer los asesinatos así que el o los asesinos han de estar ya allí. ¿Pero quién será y por qué? ¿Hay alguna razón concreta en la elección de las víctimas o el asesino está matando por el simple placer de hacerlo y cualquiera puede ser la víctima?
La novela comienza presentando a los diferentes personajes. No os voy a hablar de ellos porque es mejor que los vayáis descubriendo vosotros. Simplemente os diré que hay una pareja en crisis, una pareja de prometidos, una pareja que se lleva bien, una escritora, un abogado y dos amigas. Además, el dueño del hotel y su hijo, quienes llevan la intendencia. al principio sólo conoceremos lo que son por fuera; a medida que van pasando las hojas, iremos viendo sus intimidades y como todos ellos tienen algún secreto escondido. Eso nos hará dudar de todos ellos; cualquiera puede ser el asesino, cualquiera puede ser la próxima víctima.
A través de capítulos cortos y de una narración en tercera persona, la autora nos introduce de lleno en un mundo de secretos y de tensión que nos deparará alguna que otra sorpresa. Reconozco que no adiviné quien era el asesino hasta casi el final; sí que se me pasó por la cabeza que pudiera serlo pero lo mismo que se me pasaron todos los demás. Había algunos que me parecía evidentemente que no lo eran pero también es cierto que más que una apreciación era un deseo porque me caían particularmente bien. Cuando al final sabes quién ha sido y por qué te sorprendes pero la verdad es que es imposible saberlo antes ya que nos faltan datos.
La narración es muy ágil. La tensión narrativa es constante, sin altibajos. La autora consigue crear un ambiente claustrofóbico y transmitirnos la sensación de angustia que viven los allí atrapados con un asesino. La lectura es rápida y sencilla gracias al ritmo fluido, los capítulos cortos, la tensión constante y la abundancia de diálogo. Los personajes están apenas esbozados pero ha de ser así, lo exige la historia. En todo caso, tienen cada uno su individualidad y la presencia suficiente para el interés de la trama. La novela es muy visual, hay momentos en los que parece que están viendo una película más que leyendo un libro. Yo he podido ver perfectamente ese salón, esa biblioteca con chimenea, ese bar de hielo, esas escaleras, ese cadáver al pie…

Conclusión final
Si os gustan las historias de misterio con regusto clásico, si os gustan las novelas de habitación cerrada, si disfrutasteis con las novelas de Agatha Christie, dadle una oportunidad a “Un invitado inesperado

Enlace: https://librosquehayqueleer-..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Citas y frases (5) Añadir cita
VeraBooks_VeraBooks_01 marzo 2019
—NO PUEDO OBLIGAROS A CREERME. OS HE CONTADO LA VERDAD, PERO HE APRENDIDO QUE LA GENTE CREE LO QUE QUIERE CREER. NO PUEDO HACER NADA AL RESPECTO
Comentar  Me gusta         10
SusanaSusana28 julio 2020
La primera regla de la supervivencia es no dejarse llevar por el pánico.
Comentar  Me gusta         20
AureAure25 enero 2019
Ha aprendido que nunca se conoce de verdad a los demás.Es aterrador.Porque no se puede estar segura, verdad?
Comentar  Me gusta         00
AliAli16 noviembre 2019
Solo hay una persona aquí que sabe la verdad. Y ese es el asesino.
Comentar  Me gusta         00
AureAure18 enero 2019
El amor es mucho más difícil de entender -y predecir-que el odio.
Comentar  Me gusta         00
Videos de Shari Lapena (4) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de  Shari Lapena
Vidéo de Shari Lapena
otros libros clasificados: PerdidaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

Encuentra la pareja

Empezamos con una fácil: Sherlock Holmes

El inspector Lestrade
El doctor Watson

10 preguntas
68 lectores participarón
Thèmes : novela negra , novela policíacaCrear un test sobre este libro
{* *} .. ..