InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français

María del Mar López Gil; (Traductor)
ISBN : 8491291563
Editorial: Suma de Letras (07/03/2019)

Calificación promedio : 3.1/5 (sobre 24 calificaciones)
Resumen:
Un intercambio de casas es el detonante de la crisis de un matrimonio en este hipnótico thriller. Cuando Caroline y Francis reciben una oferta para intercambiar su casa no lo dudan. Se están esforzando en recomponer su matrimonio y una semana a solas puede ser justo lo que necesitan. Al abrir la puerta se encuentran con un lugar algo siniestro y casi vacío. Resulta difícil imaginar quién podría vivir allí. Sin embargo, gradualmente, Caroline comienza a descubri... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (21) Ver más Añadir una crítica
LAKY
 30 marzo 2019
Caroline y Francis forman un matrimonio que está pasando por una crisis. La adicción de él y una infidelidad pasada de ella han sido la causa de que ahora mismo su matrimonio sea una pareja inestable. Pero tienen voluntad de solucionar sus problemas y seguir adelante. Por eso, cuando a ella se le ofrece la posibilidad de intercambiar su casa, decide que unas vacaciones ellos dos solos, en una ciudad distinta, podría venirles muy bien. Dejan a su hijo pequeño con la madre de ella y comienzan lo que creen que van a ser unas idílicas vacaciones. Pero, como os imaginaréis, de eso nada. Por de pronto, la casa a la que van está totalmente desangelada: no hay ningún adorno, ningún toque personal, parece que allí no viviera nadie, todo es demasiado frío, aséptico e impersonal. Y, sin embargo, va a haber detalles (un sonido, un olor, algo entrevisto…) que hacen que en Caroline afloren todos los recuerdos de su infidelidad y del hombre al que tanto quiso. A Caroline le empiezan a entrar dudas sobre la persona con la que ha intercambiado su casa. ¿Es posible que la conozca? ¿Es posible que sea alguien del pasado?
Últimamente se ha puesto de moda lo del intercambio de casas, el alquiler vacacional que se dice. Mi ciudad es turística y aquí, en verano, hay mucho de eso. Algunos de mis amigos lo hacen. Yo, sinceramente, sería incapaz. No me puedo ni imaginar una familia viviendo en mi casa, mi vivienda habitual, mi hogar. Durmiendo en mi cama, abriendo mis cajones, utilizando mis cubiertos. A mí me parece un horror, la verdad. Es por eso que la sinopsis de esta novela me atrajo tanto.s
He de reconocer que “El intercambio” no ha sido lo que esperaba. Me imaginaba un thriller psicológico, un domestic noir asfixiante. Uno de esos libros que no puedes parar de leer. Y me temo que no me he encontrado eso. La premisa es muy buena y el desarrollo es correcto pero le falta algo, chispa, intensidad. Y ritmo. No es una novela lenta pero casi. le cuesta mucho entrar en materia, avanza poco a poco, apenas pasa nada. Y, encima, en cuanto tienes los datos suficientes, te puedes imaginar qué, cómo, cuándo, dónde, quién y por qué. Dicho de otra forma, es bastante previsible. No es un mal libro y no me arrepiento de haberlo leído porque lo he disfrutado bastante pero no ha estado a la altura de mis expectativas. Quizás el problema haya sido que yo misma me haya creado unas expectativas basadas en una portada y un título, sin más base.
La novela es fácil de leer, eso vaya por delante. Aunque avanza poco a poco, lo cierto es que como se lee bien y de forma fluida, en ningún momento aburre o te entran ganas de dejarla. Y, aunque haya adivinado pronto el final, no por eso carecía de ganas de ver cómo se resolvía todo. Simplemente, me hubiese hecho falta un poco más de tensión y de emoción.
Creo que la falta de ritmo reside en la propia Caroline que continuamente se retrotrae al pasado para contarnos cómo tuvo una aventura. Quizás hubiese estado mejor sin esos flashaback continuos, si la parte “amorosa” se hubiera resumido más. Obviamente, es importante para la historia en sí pero creo que podría haberse llevado de otra manera. Incluso, cuando en el presente se da cuenta de que hay algo que no va bien, no le veo en ningún momento angustiarse. Con lo cual, tampoco transmite angustia al lector. Y debería hacerlo porque la situación realmente lo es. Incluso cuando va descubriendo cosas, algunas muy graves, como que remolonea en esas escenas sin decidirse a actuar. En definitiva, le falta acción
Son los propios personajes quienes nos van a contar, en primera persona, su historia. Caroline y Francis y algún otro por ahí. Cuando se sitúan en el presente, el capítulo se titula “En casa”, cuando se sitúa en el pasado, se titula “Allí”. Además, hay momentos en los que cambia la grafía: hojas sueltas escritas en cursiva por la persona que se encuentra en casa de Caroline y Francis.
Los personajes están muy bien desarrollados, eso sí. Lo que le falta de acción se compensa con un perfil psicológico muy bien realizado. Ni Francis ni Caroline son personajes fáciles, tampoco los demás. Son personajes complejos, con múltiples facetas, con miedos, adicciones o secretos. Ninguno es completamente blanco o completamente negro, todos han hecho cosas moralmente reprobables, quizás las siguen haciendo; pero llegas a entenderlos y también a entender que no eres quién para reprocharles nada, que a saber qué harías tú en su situación

Conclusión final
“El intercambio” es un thriller psicológico que parte de una buena historia pero al que le falta ritmo y suspense pero que, por el contrario, aporta un magnífico desarrollo de los personajes.
Y vosotros, ¿intercambiarais vuestra casa? ¿podrías vivir tranquilos sabiendo que un desconocido está durmiendo en vuestra cama y comiendo a vuestra mesa?

Enlace: https://librosquehayqueleer-..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
CarolSanguez
 11 abril 2019
He leído libros surrealistas pero este, desde luego, se lleva la palma. Mira que la idea principal era buena e innovadora, pero es que han ocurrido una serie de catastróficas acciones que me dejan como poco patidifusa, y eso sin hablaros del final. ¡Que finaaaaaal! No bueno, sino de 💩.
Nos encontramos ante el matrimonio de Caroline y Francis a los que les llega una oferta para intercambiar casa; como si estuviesen apuntados a Airbnb. La cuestión es que ni cortos ni perezosos dan el visto bueno *IMPORTANTE: sin conocer a la otra persona que ha hecho este ofrecimiento* y deciden mudarse a Leeds por una semanita de nada. Allí empiezan a darse una serie de sucesos que ponen a Caroline en sobreaviso. La casa a la que se han mudado está muy desprovista de recuerdos, pero hay algunos que activan en ella parte de su pasado. Es entonces cuando la autora empieza a jugar con el lector. A mandarnos al pasado (2013) y al presente (2015), cambiando también las localizaciones que se resumen solo en: allí (normalmente en casa es cuando habla en pasado y allí situados en Leeds, en el intercambio de casa, en el presente) y en casa. Un pasado turbio en el que el matrimonio si se hablaba era para insultarse o lanzarse improperios y donde la protagonista tuvo un affaire.
Bien es cierto que aunque te llevas gran parte de la novela teniendo una idea preconcebida de lo que va a ocurrir llega un punto en el que te da las vueltas y empiezas a seguir leyendo porque realmente quieres desgranar todas las incógnitas y saber quién diantres está en la casa de Caroline y qué está dispuesto a hacer. La cuestión es que se podría decir que si te saltas todos los capítulos y empiezas a leer desde los últimos diez no es ni necesario conocer todo lo anterior. Como llevo teniendo la percepción de otros thrillers atrás, es como si los autores no quisieran simplemente incluir suspense sino que también te incluyen romance, cosa que no veo mal, y drama. Páginas y páginas llenas de dramas. Como si el lector no tuviera suficiente con poner la atención en resolver todo lo que hay detrás, de un inocente intercambio de casa, también incluyes las descripciones soporíferas de los actos de Francis y Caroline. ¡Ah! Y que tienen un hijo. Atentos al dato. Un hijo de ¿cuántos años dices que tiene Eddie? Porque si lo dice yo ni me acuerdo. Lo que está claro es que muy mayor no debe ser cuando tiene que bañarlo, acostarlo y contarle cuentos. Entonces me pregunto yo, ¿a dónde va esta mujer cuando tiene a su marido "convaleciente" que ni se puede hacer cargo de su propio hijo? Muy mal por Francis, pero peor por Caroline; feminismos a parte. O sea, ¿nos hemos vuelto majarotes? ¿Dejas a un niño pequeño con un padre tan sumamente irresponsable y te vas a filtrear por ahí? No. Es que me niego. Me niego a tomar estas actitudes con normalidad porque sea "ficción". La ficción me la trae al pairo. ¿En qué lugar ha dejado Rebecca Fleet a la mujer? No pido que sea la mejor madre del mundo mundial, pero hay que tener solo dos dedos de frente (y mira que yo no quiero serlo ni siquiera en un futuro próximo) para dejar a tu hijo a cargo de una persona que está psicológica y físicamente tan mal como lo está Francis (que no es que le apoye, que yo lo hubiera mandado al caldero de Satán, pero es que vaya dos patas para un banco).
Los protagonistas, en particular Caroline, se comportan de una forma totalmente surrealista. Y sí, repito de nuevo esa palabra porque en serio todo lo que engloba este libro es una tomadura de pelo. Llegas a un lugar nuevo, te vas a tomar café con una persona que no conoces y que te está literalmente acosando desde que te vio entrar en el número 21. Consigue tu número de teléfono, no sabes ni cómo pero eso no te preocupa te pones a hablar con ella como si nada (ya si eso pídele la dirección de la cafetería en la que tomasteis el otro día el bruch) y ya si eso cuando cuelgues preocúpate de donde ha sacado tu contacto. Todo ello sin contar que se presenta en la que no es tu casa, sube hasta el piso de arriba para ir al baño y se pone a hacer de todo, entre otras cosas merodear como si de un insecto non grato se tratase, menos ir al baño. Oye, todo muy lógico y cotidiano, ¿verdad?
Dicho esto, si buscáis un thriller que se salga de lo normal este no es el vuestro. ¿Ocurre algo novedoso? Sí, que es una historia en la que se intercambian casa dos plenos desconocidos, ¿ocurre algo destacable? Sí, que quien parece ser no es quien dice ser. ¿Podrías morir tranquilamente sin leer este libro? Totalmente Dicho esto, y en vistas de la buena nota que tiene el libro tanto en su idioma original como traducido, solo me queda quitarme el sombrero, echar gasolina y prenderle fuego.
Enlace: https://www.goodreads.com/re..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
Bibliotecariarecomienda
 13 mayo 2019
El intercambio es un domestic noir de esos que están tan de moda estos últimos tiempos. Podríamos decir que estamos ante la historia de una obsesión donde nada es lo que parece. El argumento me llamó poderosamente la atención y es que lo del intercambio de casas es algo que yo jamás podría hacer, ¿un extraño en mi casa, tocando y usando mis cosas, curioseando en mi vida? Imposible para una persona como yo.
Caroline y Francis han pasado dos años muy complicados. La adicción de él y la infidelidad de ella ha puesto en jaque su matrimonio que luchan por recuperar día a día. Para relajarse un poco deciden a pasar una semana de vacaciones y para ello han optado por intercambiar su casa por la de alguien desconocido. Pero al llegar a la casa se encontrarán con un espacio desangelado y totalmente impersonal. Caroline irá encontrando pequeños detalles que la harán pensar que el propietario no es un desconocido para ella. Eso y no saber que es lo que quiere de ella después de tanto tiempo sumirá a Caroline en una espiral de angustia y obsesión, sobre todo porque esa persona está ahora mismo en su casa y no sabe el por qué.
A partir de ese momento, la autora nos irá trasladando del pasado al presente conforme Caroline vaya rememorando los hechos acaecidos en el pasado.
Los personajes:
Caroline amante madre y esposa, deja de serlo ante la imposibilidad de llegar hasta su marido un adicto que no quiere reconocer que tiene un serio problema. En esos momentos el cuento de hadas de Caroline se derrumba, haciendo que Caroline se refugié en otros brazos. En ciertos momentos Caroline desespera, pues nos va contando su aventura a cuentagotas y no para de regodearse en lo que pudo haber sido y no fue, una y otra vez hasta repetirse en demasía, y la verdad eso me ha llegado a aburrir.
Francis es el marido de Caroline, psicólogo de profesión, a raíz de recibir un tratamiento para ayudarle a superar el estrés y la ansiedad del trabajo quedó enganchado a las pastillas hasta el punto que su adicción lo convirtió una sombra de la persona que había sido. Su personaje parece postizo, que realmente no tiene nada que ver en la trama y podría haber sucedido todo exactamente igual sin su presencia, aunque me ha resultado interesante ver la adicción desde el punto de vista del personaje, como las cosas por las que tanto ha luchado y amado dejan de tener sentido y valor para él.
El libro tiene cuatrocientas veintidós páginas divididas en capítulos narrados en primera persona por Caroline y Francis, aunque los pensamientos de la persona misteriosa también harán su aparición durante la lectura. Las cosas dan una impresión durante la mayoría de la narración para dar un giro dramático al final, yo suponía unas cosas pero resultaron ser otras bien distintas.
El pasado y el presente se entremezclan en una historia que te mantiene en tensión a lo largo de sus páginas pero que llegado el momento carece de la acción que necesitaría la historia. La autora ahonda en las motivaciones y la psicología de los personajes y juega al despiste durante toda la historia, creando tensión y suspense, pero a mí en cierto momentos, el que se nos vaya dando todo en tan pequeñas dosis, me ha llegado a resultar un lento y aburrido, no tanto como para perder el interés pero sí como para desconectar del ritmo de suspense que supuestamente se quiere crear, aunque al superar la mitad del libro la cosa cambia y empieza a coger algo de ritmo. Y es que durante la narración vamos alternando capítulos donde Caroline y Francis nos van contando lo que ocurre en su presente, para seguidamente ir a un capítulo donde se nos narra los acontecimientos ocurridos en 2013, dos años antes, pero todo de una manera tan lenta que no sabes muy bien a donde va a conducir todo lo que se nos está contando. Todo la parte del pasado solo sirve para ponernos en antecedentes de lo que está ocurriendo en el presente.
Sí es verdad que durante la historia comienzas a plantearte varias hipótesis y conjeturas sobre que es lo que puede estar pasando, aunque en mi caso soy tan mal detective que no di ni una, me imaginé mil cosas pero para nada lo que pasa en realidad. El final, la verdad es que me dejó un poco fría, fue un poco como una burbuja que se va hinchando poco a poco para explotar de repente y dejarnos como: «¿tanto para esto?, pero si podía haber hecho esto o lo otro y hubiera sido un puntazo.» Aún así la pluma de la autora hace que sea muy fácil y sencillo el seguir atrapado dentro de su obra.
El intercambio es la historia de una obsesión, de una adicción, de una mentira, de una culpa. Con personajes complejos que te mantendrán a pie de página hasta la última hoja, pero con un ritmo algo lento que hace decaer el suspense en ocasiones.
Enlace: https://bibliotecariarecomie..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         21
Nedyah
 06 mayo 2019
«Un intercambio de casas es el detonante de la crisis de un matrimonio en este hipnótico thriller». Así reza en la contraportada del libro, una línea muy original y llamativa para atraer al lector a un thriller diferente y que centra su trama en las conexiones y enlaces existentes entre desconocidos que deciden intercambiar de casa durante una semana para cambiar de aires y desconectar de la vida diaria. Esa idea me llamó la atención en seguida y me he encontrado con una historia bastante adictiva y que lleva al lector por un camino de dudas y preguntas constantes, pues todos los personajes ocultan algo, incluso desconocemos la verdadera identidad de algunos, y hay una huella oculta que los conecta irremediablemente.
El Intercambio nos presenta a Caroline y Francis, un matrimonio en crisis que recibe la oferta de una web de intercambiar su casa con otro usuario durante una semana. Es la excusa perfecta para cambiar de aires y tratar de mantener su relación a flote, tratar de reconectar. Sin embargo, cuando llegan al que será su hogar los próximos siete días, se encuentran con una estancia vacía y siniestra, nada que refleje un atisbo de personalidad en la decoración ni recuerdos familiares. Caroline no tardará en descubrir que la casa y su inquilino están directamente relacionados con un hecho de su pasado, algo que esconde y guarda bajo llave desde hace varios años, y que ni siquiera ha sido capaz de contar a su marido. Y, lo peor de todo es que ese inquilino se encuentra en ese momento en la casa de la pareja y nadie sabes cuáles son sus propósitos...
La trama nos adentra en un matrimonio roto que intenta encontrar el modo de hacer resurgir el amor y la conexión que tenían, al tiempo que viajamos al pasado y vamos conociendo los momentos clave de la relación, las situaciones y los hechos que les han colocado en el momento actual.
Es una historia de personajes más que de trama en sí. Lo que importa es el bagaje de los personajes, y los detalles en la narración y las emociones que muestran los personajes son clave para ir atando cabos y descubrir lo que se esconde detrás de todo. Sentimos la angustia y la tristeza de una pareja que echa de menos lo que una vez tuvieron y que, a la vez, son incapaces de avanzar y confiar el uno en el otro por el sentimiento de culpa que les acompaña.
Los personajes son muy complejos y apenas sabemos nada de ellos en cuanto comenzamos a leer. Los conocemos a través de capítulos en primera persona, alternando narraciones de hechos pasados con el momento presente en el intercambio de casas. Los capítulos más frecuentes son los narrados en primera persona por Caroline, la principal afectada por los hechos del pasado y que guardan relación con la casa y su inquilino; pero también nos encontramos con capítulos desde el punto de vista de Francis y del misterioso personaje que se aloja en el hogar del matrimonio. Los capítulos de este último son más breves, de escasas dos o tres páginas, y bastante siniestros, escuetos y genéricos. En ningún momento se desvela si ese personaje es hombre o mujer, y el lector tendrá que devanarse los sesos, cogiendo ideas y relacionando lo que se va narrando por Caroline y Francis para tratar de adivinar la identidad de ese personaje y los motivos que le han llevado a realizar ese peculiar intercambio de casas. Es un juego de lo más adictivo donde no sabes quién dice la verdad, quién miente y en quién se puede confiar o no, es una duda constante y que pone en tela de juicio la moralidad y las palabras de cada personaje.
Hay giros de trama muy buenos que no ves venir hasta que ya resulta demasiado evidente. La pluma de Rebecca Fleet es sencilla y directa y desarrolla una trama pausada, centrada en las emociones, las acciones y las decisiones de los personajes que engancha. Puede parecer algo lenta en algunos momentos, pero todo está bien hilado y no hay nada dejado al azar. Hay que prestar mucha atención a los detalles porque todo tiene importancia en el resultado final y en descubrir la identidad del tercer personaje y las razones que le han llevado a alojarse en el hogar de Caroline y Francis. Así que, si os gustan un buen thriller centrado en los personajes y en los misterios y secretos ocultos en sus vidas, El Intercambio es un thriller que tenéis que leer, no sólo por la originalidad de su premisa con el intercambio de casas, sino por el bagaje de los personajes y la conexión de todos los secretos, las mentiras y el sentimiento de culpa que cargan consigo.
En resumen, 'El Intercambio' es un thriller centrado en los personajes y en los misterios y secretos ocultos en sus vidas, Con una pluma sencilla y directa, Rebecca Fleet desarrolla una trama pausada, centrada en las emociones, las acciones y las decisiones de los personajes que engancha muchísimo. Un thriller que tenéis que leer, no sólo por la originalidad de su premisa con el intercambio de casas, sino por el bagaje de los personajes y la conexión de todos los secretos, las mentiras y el sentimiento de culpa que cargan consigo.

Enlace: https://eraseunlibro.blogspo..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Vane24
 02 abril 2019
Una novela que llama la atención por su portada en blanco y negro, un contraste muy bueno y por su frase de "no dejes las llaves de tu casa a cualquiera".
Bien escrita y muy amena de leer, engancha desde el primer momento y como los capítulos no son excesivamente grandes se avanza muy rápido.
La historia comienza narrada por la protagonista, Caroline, y nos va alternando el pasado con el presente. La base del presente es sencilla: un matrimonio con problemas que decide irse de vacaciones y para ello através de una página de intercambio de casas, se van a la casa de una desconocida y esta a su casa.
Respecto a la parte del pasado, nos va dando pinceladas para ir conociendo la situación de Caroline, del marido Francis y los problemas que han tenido.
Cuando llegan a la casa que van a ocupar durante una semana, empezamos a descubrir que algo no cuadra, y que de alguna manera está relacionado con el pasado que vamos conociendo.
A partir de aquí a mi me ha enganchado ya que aunque intuimos por dónde pueden ir los tiros, me ha provocado mucha curiosidad saber que misterio ocultan todos.
También nos encontramos con algún capítulo contado desde la perspectiva de Francis, el marido y algunos párrafos del personaje misterioso.
El final me ha sorprendido ya que no es para nada lo que pensamos. Aunque en una parte me ha dado la sensación de que lo quería acabar ya y no sabía que otra opción darle para no hacer más enrevesada la historia.
De entrada me ha recordado a las típicas películas de los domingos por la tarde, las de la hora de la siesta. Que son sencillas, pero a la vez tienen un "algo", que hace que no cambiemos de canal. Lo mismo pasa aquí: sencilla y entretiene.
Lo único que no me ha gustado, es que durante todo el libro, leemos constantemente los pensamientos y sentimientos de Caroline, y en algunos puntos me ha resultado tedioso ya que se repiten, en el presente recuerda el pasado, en el pasado lo volvemos a leer; cómo se sentía respecto al marido, como se siente ahora, como recuerda que se sentía... así durante todo el libro. Esta parte tendría que haberla perfilado más para que no resultase tan repetitiva.
En resumen, recomendada para pasar un buen rato.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
Citas y frases (4) Añadir cita
BibliotecariarecomiendaBibliotecariarecomienda13 mayo 2019
Te digo que ambos estábamos equivocados al pensar que podíamos cerrar capítulo y enterrar el pasado, porque no es solo a nuestro pasado a lo que nos enfrentamos, y no somos únicamente nosotros los que hemos de enterrarlo.
Comentar  Me gusta         20
BibliotecariarecomiendaBibliotecariarecomienda13 mayo 2019
Él ha vuelto a las pastillas. La idea me revuelve las vísceras. He intentado hacer la vista gorda, pero es imposible ignorarlo. Hemos vuelto al mismo bucle cansino de siempre. Sus absurdas negativas y el creciente descontrol. La renuencia a admitir que todo esto sigue sucediendo. Mis lágrimas y recriminaciones y súplicas, que no sirven una mierda, porque intentar razonar con un adicto es como intentar contener la marea con la palma de la mano.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
BibliotecariarecomiendaBibliotecariarecomienda13 mayo 2019
A veces, pienso que es tan preciada para mí que los ojos se me llenan de lágrimas, siento el deseo de protegerla del mundo y no permitir que nadie le haga daño jamás. Otras veces, la verdad es que creo que me importaría una mierda si se muriera.
Comentar  Me gusta         00
Marta_CollMarta_Coll05 junio 2019
¿Qué haría tu mamá por ti?
Comentar  Me gusta         10
otros libros clasificados: domestic noirVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




Test Ver más

La novela negra en el cine

¿Cuál de las siguientes adaptaciones cinematográficas basadas en las novelas de James Ellroy, fue dirigida por Brian De Palma?

L.A. Confidential (Los Ángeles al desnudo)
La Dalia Negra (The Black Dahlia)
Dueños de la calle (Street Kings)
Dark Blue (El rostro oscuro de la ley)

10 preguntas
33 lectores participarón
Thèmes : novela negra criminal , novela policiaca negra de accion , novela negra policiaca de intriga adictiva , novela policíaca , cineCrear un test sobre este libro
{* *} .. ..