InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de CarolSanguez


CarolSanguez
11 abril 2019
He leído libros surrealistas pero este, desde luego, se lleva la palma. Mira que la idea principal era buena e innovadora, pero es que han ocurrido una serie de catastróficas acciones que me dejan como poco patidifusa, y eso sin hablaros del final. ¡Que finaaaaaal! No bueno, sino de 💩.

Nos encontramos ante el matrimonio de Caroline y Francis a los que les llega una oferta para intercambiar casa; como si estuviesen apuntados a Airbnb. La cuestión es que ni cortos ni perezosos dan el visto bueno *IMPORTANTE: sin conocer a la otra persona que ha hecho este ofrecimiento* y deciden mudarse a Leeds por una semanita de nada. Allí empiezan a darse una serie de sucesos que ponen a Caroline en sobreaviso. La casa a la que se han mudado está muy desprovista de recuerdos, pero hay algunos que activan en ella parte de su pasado. Es entonces cuando la autora empieza a jugar con el lector. A mandarnos al pasado (2013) y al presente (2015), cambiando también las localizaciones que se resumen solo en: allí (normalmente en casa es cuando habla en pasado y allí situados en Leeds, en el intercambio de casa, en el presente) y en casa. Un pasado turbio en el que el matrimonio si se hablaba era para insultarse o lanzarse improperios y donde la protagonista tuvo un affaire.

Bien es cierto que aunque te llevas gran parte de la novela teniendo una idea preconcebida de lo que va a ocurrir llega un punto en el que te da las vueltas y empiezas a seguir leyendo porque realmente quieres desgranar todas las incógnitas y saber quién diantres está en la casa de Caroline y qué está dispuesto a hacer. La cuestión es que se podría decir que si te saltas todos los capítulos y empiezas a leer desde los últimos diez no es ni necesario conocer todo lo anterior. Como llevo teniendo la percepción de otros thrillers atrás, es como si los autores no quisieran simplemente incluir suspense sino que también te incluyen romance, cosa que no veo mal, y drama. Páginas y páginas llenas de dramas. Como si el lector no tuviera suficiente con poner la atención en resolver todo lo que hay detrás, de un inocente intercambio de casa, también incluyes las descripciones soporíferas de los actos de Francis y Caroline. ¡Ah! Y que tienen un hijo. Atentos al dato. Un hijo de ¿cuántos años dices que tiene Eddie? Porque si lo dice yo ni me acuerdo. Lo que está claro es que muy mayor no debe ser cuando tiene que bañarlo, acostarlo y contarle cuentos. Entonces me pregunto yo, ¿a dónde va esta mujer cuando tiene a su marido "convaleciente" que ni se puede hacer cargo de su propio hijo? Muy mal por Francis, pero peor por Caroline; feminismos a parte. O sea, ¿nos hemos vuelto majarotes? ¿Dejas a un niño pequeño con un padre tan sumamente irresponsable y te vas a filtrear por ahí? No. Es que me niego. Me niego a tomar estas actitudes con normalidad porque sea "ficción". La ficción me la trae al pairo. ¿En qué lugar ha dejado Rebecca Fleet a la mujer? No pido que sea la mejor madre del mundo mundial, pero hay que tener solo dos dedos de frente (y mira que yo no quiero serlo ni siquiera en un futuro próximo) para dejar a tu hijo a cargo de una persona que está psicológica y físicamente tan mal como lo está Francis (que no es que le apoye, que yo lo hubiera mandado al caldero de Satán, pero es que vaya dos patas para un banco).
Los protagonistas, en particular Caroline, se comportan de una forma totalmente surrealista. Y sí, repito de nuevo esa palabra porque en serio todo lo que engloba este libro es una tomadura de pelo. Llegas a un lugar nuevo, te vas a tomar café con una persona que no conoces y que te está literalmente acosando desde que te vio entrar en el número 21. Consigue tu número de teléfono, no sabes ni cómo pero eso no te preocupa te pones a hablar con ella como si nada (ya si eso pídele la dirección de la cafetería en la que tomasteis el otro día el bruch) y ya si eso cuando cuelgues preocúpate de donde ha sacado tu contacto. Todo ello sin contar que se presenta en la que no es tu casa, sube hasta el piso de arriba para ir al baño y se pone a hacer de todo, entre otras cosas merodear como si de un insecto non grato se tratase, menos ir al baño. Oye, todo muy lógico y cotidiano, ¿verdad?

Dicho esto, si buscáis un thriller que se salga de lo normal este no es el vuestro. ¿Ocurre algo novedoso? Sí, que es una historia en la que se intercambian casa dos plenos desconocidos, ¿ocurre algo destacable? Sí, que quien parece ser no es quien dice ser. ¿Podrías morir tranquilamente sin leer este libro? Totalmente Dicho esto, y en vistas de la buena nota que tiene el libro tanto en su idioma original como traducido, solo me queda quitarme el sombrero, echar gasolina y prenderle fuego.
Enlace: https://www.goodreads.com/re..
Comentar  Me gusta         40



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Apreciaron esta crítica ()(1)ver más




{* *}