InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de Bibliotecariarecomienda


Bibliotecariarecomienda
13 mayo 2019
El intercambio es un domestic noir de esos que están tan de moda estos últimos tiempos. Podríamos decir que estamos ante la historia de una obsesión donde nada es lo que parece. El argumento me llamó poderosamente la atención y es que lo del intercambio de casas es algo que yo jamás podría hacer, ¿un extraño en mi casa, tocando y usando mis cosas, curioseando en mi vida? Imposible para una persona como yo.

Caroline y Francis han pasado dos años muy complicados. La adicción de él y la infidelidad de ella ha puesto en jaque su matrimonio que luchan por recuperar día a día. Para relajarse un poco deciden a pasar una semana de vacaciones y para ello han optado por intercambiar su casa por la de alguien desconocido. Pero al llegar a la casa se encontrarán con un espacio desangelado y totalmente impersonal. Caroline irá encontrando pequeños detalles que la harán pensar que el propietario no es un desconocido para ella. Eso y no saber que es lo que quiere de ella después de tanto tiempo sumirá a Caroline en una espiral de angustia y obsesión, sobre todo porque esa persona está ahora mismo en su casa y no sabe el por qué.

A partir de ese momento, la autora nos irá trasladando del pasado al presente conforme Caroline vaya rememorando los hechos acaecidos en el pasado.

Los personajes:

Caroline amante madre y esposa, deja de serlo ante la imposibilidad de llegar hasta su marido un adicto que no quiere reconocer que tiene un serio problema. En esos momentos el cuento de hadas de Caroline se derrumba, haciendo que Caroline se refugié en otros brazos. En ciertos momentos Caroline desespera, pues nos va contando su aventura a cuentagotas y no para de regodearse en lo que pudo haber sido y no fue, una y otra vez hasta repetirse en demasía, y la verdad eso me ha llegado a aburrir.

Francis es el marido de Caroline, psicólogo de profesión, a raíz de recibir un tratamiento para ayudarle a superar el estrés y la ansiedad del trabajo quedó enganchado a las pastillas hasta el punto que su adicción lo convirtió una sombra de la persona que había sido. Su personaje parece postizo, que realmente no tiene nada que ver en la trama y podría haber sucedido todo exactamente igual sin su presencia, aunque me ha resultado interesante ver la adicción desde el punto de vista del personaje, como las cosas por las que tanto ha luchado y amado dejan de tener sentido y valor para él.

El libro tiene cuatrocientas veintidós páginas divididas en capítulos narrados en primera persona por Caroline y Francis, aunque los pensamientos de la persona misteriosa también harán su aparición durante la lectura. Las cosas dan una impresión durante la mayoría de la narración para dar un giro dramático al final, yo suponía unas cosas pero resultaron ser otras bien distintas.

El pasado y el presente se entremezclan en una historia que te mantiene en tensión a lo largo de sus páginas pero que llegado el momento carece de la acción que necesitaría la historia. La autora ahonda en las motivaciones y la psicología de los personajes y juega al despiste durante toda la historia, creando tensión y suspense, pero a mí en cierto momentos, el que se nos vaya dando todo en tan pequeñas dosis, me ha llegado a resultar un lento y aburrido, no tanto como para perder el interés pero sí como para desconectar del ritmo de suspense que supuestamente se quiere crear, aunque al superar la mitad del libro la cosa cambia y empieza a coger algo de ritmo. Y es que durante la narración vamos alternando capítulos donde Caroline y Francis nos van contando lo que ocurre en su presente, para seguidamente ir a un capítulo donde se nos narra los acontecimientos ocurridos en 2013, dos años antes, pero todo de una manera tan lenta que no sabes muy bien a donde va a conducir todo lo que se nos está contando. Todo la parte del pasado solo sirve para ponernos en antecedentes de lo que está ocurriendo en el presente.

Sí es verdad que durante la historia comienzas a plantearte varias hipótesis y conjeturas sobre que es lo que puede estar pasando, aunque en mi caso soy tan mal detective que no di ni una, me imaginé mil cosas pero para nada lo que pasa en realidad. El final, la verdad es que me dejó un poco fría, fue un poco como una burbuja que se va hinchando poco a poco para explotar de repente y dejarnos como: «¿tanto para esto?, pero si podía haber hecho esto o lo otro y hubiera sido un puntazo.» Aún así la pluma de la autora hace que sea muy fácil y sencillo el seguir atrapado dentro de su obra.

El intercambio es la historia de una obsesión, de una adicción, de una mentira, de una culpa. Con personajes complejos que te mantendrán a pie de página hasta la última hoja, pero con un ritmo algo lento que hace decaer el suspense en ocasiones.
Enlace: https://bibliotecariarecomie..
Comentar  Me gusta         21



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Apreciaron esta crítica ()(2)ver más




{* *}