InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 8490704368
Editorial: Ediciones B (01/02/2018)

Calificación promedio : 4.12/5 (sobre 4 calificaciones)
Resumen:
Un pequeño pueblo perdido en la montaña. Cuatro crímenes en la España de los años cincuenta. Un lugar donde todos guardan secretos. Aguacero es el primer caso del inspector Ernesto Trevejo. Año 1955. El inspector Ernesto Trevejo recibe el encargo de investigar cuatro crímenes en un pueblo de la sierra madrileña donde se está construyendo un pantano: dos guardias civiles han sido torturados hasta la muerte; el alcalde del municipio y su esposa, ejecutados a sangr... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (4) Añadir una crítica
CARMINA
 24 enero 2018
Me acerqué a esta novela con las expectativas desbocadas, y la verdad es que cuando eso sucede me aterra que me decepcione, porque se le suele exigir mucho más a la historia. Sin embargo, desde el minuto uno el libro me fue atrapando, Trevejo me fue convenciendo, y no es que apruebe su forma de ser, es que es un hombre de los años 50 con todo lo que ello comporta, con un puntito canalla que seduce y repele por partes iguales, al menos a mí y que al final terminó convirtiéndose en un personaje que quiero volver a encontrar sí o sí.
Llama la atención que una persona tan joven elija ambientar su novela en los años 50, y en España, un periodo que por edad no ha vivido, y una época bastante oscura, porque la historia de aquellos años todavía en muchas ocasiones está bajo secreto. No temáis parece que es una pregunta muy recurrente y la contesta al final del libro, solo tenéis que tener paciencia, dejaros seducir por Las Angustias, por Trevejo y Aparecido, leer las 402 páginas del libro y saciaréis vuestra curiosidad.
Aguacero lo tiene todo para seducir al lector, esta bien narrada, sorprende el manejo del lenguaje por parte del autor, dosifica bien la investigación policial y la documentación histórica, tiene un personaje central potente, Trevejo, unos secundarios que le van a la zaga, y luego tenemos los malos que en esta novela son muchos lo que dificulta resolver el crimen, por un lado tenemos al malo al que apuntan todos los indicios, un hombre mayor, comunista, que es el chivo expiatorio de todo delito no resuelto, el alcalde, el cura y la maestra las tres figuras más importantes del pueblo, lejos de ayudar lo que hacen es poner palos en las ruedas para que la investigación no avance. Luego tenemos al brazo ejecutor de las muertes, pero que no se nos olvide el inductor, que no siempre tiene porque coincidir.
Y para enmarañarlo todo un poquito más en los alrededores se esta construyendo una presa, con gente venida de toda España y hasta de Portugal, gente que vive en una condiciones precarias, que yo juraría que malvive, y entre los que se esconden folloneros y gente de mal que siempre da la nota y que desvía las miradas hacia ellos. Esta subtrama también da mucho de sí, porque no olvidemos que es una población más, con los trabajadores, sus mujeres y sus niños, con sus odios y sus filias, con sus condiciones laborales, gente acostumbrada a ir de aquí para allá en busca de un jornal y que ve peligrar su sustento por unos crímenes que pueden dar al traste con la construcción y que no dudaran en sembrar la duda sobre aquellos que les caen mal, aquellos que ejercen de tiranos en su día a día.
Por si con todos estos ingredientes no tuviera suficiente Luis Roso, añade las muertes de dos guardias civiles, con ellos juraría que hace un homenaje a Lorenzo Silva, porque los guardias se llaman Chamorro y Belagua, y no contento con ello, las siguientes victimas son el alcalde y su mujer. Y como parece que la Guardia Civil no avanza se hace venir a un inspector de Madrid, con el consecuente choque de Cuerpos de seguridad. Y es que hoy lo de la cooperación entre los distintos cuerpos de seguridad muchas veces brilla por su ausencia, en aquellos años eran inexistentes y se consideraba que estaban invadiendo competencias unos de otros. Os podéis imaginar el recibimiento que tiene Trevejo, hasta parece que el tiempo se ha puesto en su contra y se las pasa diluviando los tres días que dura la investigación.
Trevejo es un animal de ciudad, y se nota en su forma de actuar, soltero, sin novia conocida, amante de las mujeres ajenas, es una joya que en procedimiento policial funciona, y es el elegido para resolver el crimen de Las Angustias, no vaya a afectar a la construcción del pantano. Casi con lo puesto se marcha al pueblecito de la sierra madrileña y lo que no espera es el frío recibimiento que le dispensan tanto del tiempo, como los habitantes del pueblo, todos ellos con tantos secretos que esconder que a penas colaboran con la investigación. Pertrechado con dos mudas y los únicos zapatos que tiene decentes, se plantea hacerle frente a una lluvia desafiante, y a la falta de vehículo, porque la Guardia Civil no se lo va a poner fácil, le asigna a un agente imberbe como acompañante y una moto como todo medio de locomoción que bajo la lluvia no es ni ninguna bicoca.
Su fino sentido irónico, su puntito canalla, y su tenacidad irán domeñando la resistencia de los lugareños, lo que le ayudara a ir uniendo cabos, a darse cuenta de que no todos los que pintan decentes los son, y todos aquellos que llevan una existencia disoluta son tan indecentes como te quieren hacer pensar. Hablando con unos y con otros se puede hacer una composición de lugar, puede llegar a descubrir quien fue el brazo ejecutor, y sin embargo aunque el caso se cierra con premura porque ya tienen un culpable y la construcción de la presa no peligra, Trevejo no se queda tranquilo, poco puede hacer, se le ordena volver a Madrid, dejar el caso, pero el sabe que hay algo más y ya desde la capital intuye que es.
Sin embargo, tendrá su momento de justicia poética y la verdad es que es ahí donde me sorprende Luis Roso, en esa vieja artimaña de contar una verdad a medias, o una suposición para sacar una verdad, una que bien poco importa a estas alturas con el caso cerrado, pero si que mortifica a quien se ve descubierto, y ya el apoteosico final con esa visita de Aparecido que le da las últimas noticias del pueblo esas que constituyen la autentica justicia poética para el lector y juraría que para el inspector Trevejo también, aunque haya una perdedora clara en todo este tinglado, una víctima más, que poco importa por el oficio que ejerce.

Conclusión:

Luis Roso teje una novela muy atractiva, se atreve a ambientarla en una época poco conocida y trillada de la Historia de España, se va a una zona rural, que normalmente suelen ser más cerradas y planta allí a un hombre de ciudad que poco sabe lidiar con todos esos secretos que unos y otros esconden, le añade una lluvia pertinaz que todo lo embarra y resta visibilidad, el enfrentamiento entre dos cuerpos de seguridad, porque es una afrenta enviar a un policía de Madrid y meterlo en competencias de la Guardia Civil.
Y no contento plantea unos crímenes que son aberrantes dos guardias civiles con graduación, el alcalde y su mujer, un pantano cuya construcción peligra, y que da de comer a muchas almas que malviven en barracones con sus familias.
A ello le añadimos una forma de escribir totalmente magistral, un dominio de la escritura que para ser una opera prima sorprende, un excelente trabajo de documentación que nos traslada a aquellos años, y que esta tan bien introducido en la historia que el lector casi ni lo percibe.
Poco más puedo decir para que os acerquéis a esta novela, yo la he disfrutado muchísimo, tanto que me gustaría encontrarme de nuevo con Trevejo, pienso que es un personaje muy potente que todavía nos puede dar muchas satisfacciones, y el periodo histórico da para ambientar muchas tramas, otra cosa es que se puedan levantar ampollas.

Enlace: https://detintaenvena.blogsp..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Vane24
 11 mayo 2019
Me animé a leer Aguacero de Luis Roso por que me tocó en un sorteo la siguiente novela, y aunque inicialmente se podrían leer independientes, preferí empezar por este, además de que era uno de mis eternos pendientes, así que ha sido una excusa perfecta.
Sinceramente no sabía lo que me iba a encontrar, o había leído detalladamente sinopsis de ninguna de las dos, y de momento esta me ha sorprendido.
Lo primero ubicada en la España de los años 50, ayudamos al inspector Trevejo en la investigación de inicialmente 4 asesinatos. Y digo inicialmente por que es lo que le lleva a trasladarse desde Madrid a un pequeño pueblo perdido en la montaña. Dicho pueblo llamado Las Angustias, no podía tener mejor nombre, ya que cada vez se desarrollan peores acontecimientos.
De momento tenemos a dos guardia civiles, el alcalde del pueblo y la esposa de este, asesinados. Trevejo, con la ayuda de Aparecido, un guardi civil destinado en ese pueblo, investigan quién puede ser el responsable de las muertes. Interrogatorios a cada todo el pueblo (pequeño, así que es fácil), lo vivimos de primera mano. A su vez, la construcción de una presa en ese pueblo se ve empañada por los asesinatos y los trabajadores, un grupo de andaluces que se han trasladado allí por el trabajo, forman una parte importante de la novela.
Algo muy llamativo, es que el autor lo haya querido ubicar en la época de la postguerra, con todo lo que ello implica: el odio y recelo a los guardia civiles, los grupos rebeldes, o el franquismo están muy presentes. Nos hace trasladarnos a esa época que seguro nuestros abuelos o bisabuelos han vivido de primera mano.
Nos encontramos con muchos diálogos, lo que permite que la lectura sea ágil y fluída. Junto con el carácter tan especial de los protagonista, hace que no puedas parar de leer.
Recomendado sin duda y con ganas de empezar la segunda parte.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Domiar
 27 enero 2018

En este largo y cálido verano un poco de agua no nos vendría nada mal.
En este caso un Aguacero que nos llega de la mano de Luis Roso, cuya primera novela hará las delicias de los amantes del género negro, enmarcado además en un periodo poco común de nuestra historia, como él mismo explica al final del libro.
Madrid, 1955. El inspector Trevejo recibe el encargo de sus superiores de resolver un misterioso crimen en un pueblo perdido en la sierra madrileña. El caso debe resolverse a la mayor brevedad y con la mayor discreción posible por motivos políticos. Trevejo, acompañado de Aparecido, un joven guardia civil del pueblo, comienza su investigación cuando caen las primeras gotas de lluvia. Poco a poco, mientras no para de caer agua, los primeros secretos de la gente del lugar irán saliendo a la luz.
Aguacero no es la típica novela negra al uso. La pareja Trevejo / Aparecido funciona a la perfección, sus diferencias les hacen complementarse como unos "modernos" Sherlock y Watson. Tiene guiños para los seguidores del género, especialmente para los de Lorenzo Silva.

Entre sus puntos fuertes cabe destacar su ambientación, el pueblo pequeño con su gente cerrada a los de fuera, con suelos embarrados, y la lluvia que cae sin cesar. Los contrapuntos entre las clases altas y las clases trabajadoras, especialmente visibles en las visitas a la obra de la compañía eléctrica, donde los trabajadores viven en condiciones infrahumanas. Los oscuros secretos guardados por la gente del lugar, de los años de guerra. La hipocresía del sacerdote del pueblo, acompañado de forma permanente por el alcalde, hijo del alcalde anterior. La arrogancia del médico, el juez, etc. Pero sobre todo, si algo hace distinta a esta novela son sus brillantes diálogos, cargados de una ironía que nos hará disfrutar de cada palabra, y francamente, no podremos evitar reírnos en algunas ocasiones. Tampoco podremos evitar volver a leer algún párrafo que otro, para regocijarnos con la retranca del inspector Trevejo, envuelta en vocabulario propio de la época.
Como puntos negativos solo cabe citar que se lee demasiado rápido, que te quedas con ganas de saber más sobre Trevejo y Aparecido. Y es que después de descubrir un buen libro, siempre me gusta investigar y ver que otros libros ha publicado el autor, cosa muy frustrante en este caso, al ser una primera novela. Una GRAN primera novela, que recomiendo a todo el mundo para disfrutar en este verano de altas temperaturas, escondiéndonos en las frías brumas de este pueblo escondido tras serpenteantes carreteruchas sobre las que un gran Aguacero se cierne de forma permanente.
Enlace: http://readinginmyroom.blogs..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
lourdesmateo88
 10 febrero 2019
Para ser la primera novela de un joven escritor (28 años cuando se publicó) me ha parecido muy buena. Ambientada en un pueblo de la sierra de Madrid en la España gris y triste de los años 50, refleja bastante bien la época. En el pueblo Las Angustias se han encontrado cuatro cadáveres, primero dos guardias civiles con signos de haber sido torturados y un mes después el alcalde y su mujer asesinados con el arma de los guardias asesinados. Desde la capital mandan al inspector Trevejo para que ayude a la guardia civil con la investigación, algo que no gusta mucho al capitán al mando del cuartel de la zona y por supuesto no le facilitará las cosas. le asigna un ayudante, Aparecido, un guardia civil joven e inexperto para que sea su guía por la zona. de su mano irá conociendo a los vecinos del pueblo, el actual alcalde en funciones (hijo del asesinado), el cura, la maestra, el juez, el médico, un noble venido a menos, la prostituta, la familia que regenta la fonda y casa de comidas... y también se adentrará en el "poblado" que se ha formado con barracones donde malviven los trabajadores que están construyendo un pantano, con sus familias, la mayoría de Andalucía y Extremadura, con problemas de malnutrición, infecciones y carencias de todo tipo. El ingeniero al mando es un austriaco de oscuro pasado y Sorrigueta es un conocido y rico empresario con influencias en el gobierno y por lo tanto urge que el asunto quede resuelto cuanto antes y por supuesto hay que silenciarlo, algo que no convencerá a nuestro protagonista. Y todo esto sin parar de llover, (de ahí el título de la novela), cielo gris, formando barro y empapándolo todo, hace que se cree una atmósfera oscura y negra, que ayuda a verlo todo como en una película en blanco y negro de la época, con la opresión y el miedo a la dictadura, la miseria de los obreros, todo un reflejo de la sociedad de los años 50. Está muy bien ambientada. Los protagonistas me han gustado mucho, en Primavera Cruel me gustaría encontrarme además de con Trevejo, con Aparecido me ha encantado el personaje y hacen buena pareja.
Aguacero nos trasladará a la España de los años 50, con una trama bien llevada y muy interesante, me ha encantado.
Enlace: https://lasmilyunahistoriasd..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Citas y frases (1) Añadir cita
Vane24Vane2412 octubre 2019
*Cuando ven fumar a una mujer, los hombres de por aquí suelen decir algo. O por lo menos ponen mala cara. Son todos muy cerrados.
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: novela históricaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro

Otros libros de Luis Roso (1)Ver más




Test Ver más

La novela negra en el cine

¿Cuál de las siguientes adaptaciones cinematográficas basadas en las novelas de James Ellroy, fue dirigida por Brian De Palma?

L.A. Confidential (Los Ángeles al desnudo)
La Dalia Negra (The Black Dahlia)
Dueños de la calle (Street Kings)
Dark Blue (El rostro oscuro de la ley)

10 preguntas
33 lectores participarón
Thèmes : novela negra criminal , novela policiaca negra de accion , novela negra policiaca de intriga adictiva , novela policíaca , cineCrear un test sobre este libro
{* *}