InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 8401021561
Editorial: PLAZA & JANES (26/04/2018)

Calificación promedio : 4/5 (sobre 4 calificaciones)
Resumen:
Reyes Monforte, autora de Un burka por amor y Una pasión rusa, regresa con una gran novela sobre la pérdida, el duelo, el amor y la esperanza. «Morí un 3 de mayo. Ese día dejé de respirar, de sentir, de oír, de pensar, de reír. Lo mejor que te puede pasar en la vida es amar y ser amado. Y perder esa sensación es mucho más doloroso que no tenerla nunca.» Dos meses después de la muerte de Jonas, Lena, fotógrafa profesional, reúne el valor necesario para cumplir la... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (5) Añadir una crítica
Fesaro
 19 junio 2018
Conocí la pluma de Reyes Monforte con su novela Una pasión rusa la cual tengo que reconocer que me encantó porque me descubrió una historia apasionante y unos personajes muy atractivos. Con La memoria de la lavanda me ha vuelto a cautivar con su historia, aunque en esta ocasión, lo que más me ha atraído del libro ha sido su historia y las reflexiones que deja para que el lector se despache a gusto con ellas.

Creo que este libro debería ser lectura obligada para tod@s. Es un atrevimiento lo que estoy diciendo pero estoy tan seguro que tiene un mensaje que todo aquel que haya tenido una perdida “las pérdidas no se tiene, se experimentan” se sentirá identificado con él, podrá reconocerse y lo más importante, ponerse a prueba sobre si sus reflexiones se hacen desde la paz o aún existe dolor dentro de ellas.
Lena es fotografa y dos meses después del fallecimiento de su pareja Jonas, emprende un difícil viaje a Tármino para cumplir la última voluntad del fallecido, que sus cenizas sean esparcidas por su localidad natal. La empresa no es tarea fácil porque el dolor es reciente y encontrarse con los familiares y amigos del difunto de toda la vida devuelven a Lena un sinfín de recuerdos y sentimientos que le recuerdan una y otra vez la perdida de Jonas.
“Lo mejor que te puede pasar en la vida es amar y ser amado. Y perder esa sensación es mucho más doloroso que no tenerla nunca”
Será a lo largo de esos días, meses e incluso años en Tármino donde Reyes Monforte nos presente una novela llena de sentimientos, escrita desde el más absoluto equilibrio de las emociones pues estas se acercan al precipicio pero no arrojan al lector al drama profundo. Es en ese ambiente de reencuentro con amigos y familiares de Jonas donde reside la trama principal de la novela, que no el sentido único. Mi interpretación de la novela ha sido ver como Lena vive a lo largo de toda la historia un proceso de duelo que pasa por ciertas fases donde en ellas, conoceremos muchos detalles de su vida, de la de Jonas y una serie de secretos que irán sorprendiendo al lector y darán cierto condimento picante a la trama. Lo que si es cierto es que la Lena que encontramos al principio no es la que llegará al final del libro con nosotros.
A caballo entre un pasado representado por recuerdos, el presente de la novela se enmarca en un espacio temporal actual que va avanzando según las necesidades de contar que tiene la autora, pues existen capítulos donde el tiempo parece que se detiene y da todo el tiempo del mundo al lector para que reflexione con la Lena.
“El duelo cumple etapas íntimas que nadie conoce porque solo te incumben a ti. No son las que te dicen los psicólogos, ni las que encuentras cuando tecleas la palabra “duelo” en Google…”
Esta es una historia sobre el duelo como os comentaba antes pero también gira en torno a la pérdida de un ser querido, algo que en un sentido u otro todos hemos sentido y que es un factor fundamental para convertir su lectura en algo muy personal ya que Reyes Monforte, tiene la capacidad con su estilo y su narración de permitir que cada lector tenga una visión de la historia según su punto de vista o sus sentidos. Hablar sobre las perdidas nunca es fácil pero la autora lo convierte en reconfortante en algunos momentos y para hacer más llevadero el asunto es muy importante no olvidar otro de los elementos invitados a la trama, la amistad, verdadera tabla de salvación cuando uno ha pasado la fase de reclusión en uno mismo.
“Las malas noticias se comparten para aliviar cargas, no para aumentarlas”
Sin lugar a dudas uno de los libros del año que no me cansaré de recomendar por lo delicado y personal de sus temas, tratados con una delicadeza sorprendente, en el que los amantes de la citas y de subrayar frases encontraran un jardín de lavanda repleto de ellas. Otro de los títulos que dejar a la vista porque obra en él la maravilla de tener más de una lectura con el tiempo.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Bookeandocm
 04 octubre 2018
Lena es fotógrafa retratista. La conocemos un catorce de julio parada ante un semáforo en rojo. Así está su vida desde el pasado tres de mayo. Han pasado dos meses, una semana y cuatro días desde que falleció Jonas, su marido, como consecuencia de un cáncer de pulmón. Ese contador que representa la vida después de aquel fatídico día no se detiene y, aunque todo sigue girando a su alrededor, ella está tan rota por dentro que parece vivir en medio de una nebulosa. Siente un miedo atroz al futuro que se abre ante ella. Un futuro sin Jonas. Incluso ahora que no está, teme traicionarle: olvidar su rostro, su voz, su risa. Teme al vacío sin su abrazo. Y será ella en primera persona la que, entre saltos al pasado y al presente, nos cuente cómo ocurrió todo: la entereza de Jonas ante el diagnóstico, la incredulidad de ella y, sobre todo, cómo es ese dolor tan intenso que la anula por completo. Necesita tiempo para recomponerse, para interiorizar el precipicio en el que ha desembocado su vida, para aprender a vivir sin él, pero no sabe cómo. Mientras, vive atesorando pequeños pedacitos del que fue el hombre de su vida: sus mensajes de voz, su número de teléfono, sus fotos, sus recuerdos…
Lena inicia un viaje que la llevará hasta Tármino, una pequeña población en el corazón de la Alcarria, localidad natal del fallecido, en cuyos interminables campos de lavanda esparcirá las cenizas de Jonas en compañía de sus íntimos amigos. Un escenario que no solo da color a la portada de la novela sino que se quedará en la retina del lector al cerrar el libro. En ese viaje de treinta y seis horas, al que le seguirá un lapso de tres años, Lena vivirá momentos muy duros: la despedida definitiva de Jonás, el reencuentro con los amigos de la pareja y algunos familiares indeseados. Importantes secretos familiares enterrados durante años verán la luz. Pero, al mismo tiempo, en ese viaje, Lena experimentará una especie de catarsis liberadora y para ello se apoyará en lo más valioso que le queda tras perder a Jonas: sus amigos.
Escrita con una prosa pulcra y un ritmo sereno, La memoria de la lavanda es una novela de carácter intimista, que profundiza en el dolor por una pérdida; ese duelo para el que cada persona necesita un tiempo imposible de determinar de antemano. Y aunque hablamos de una novela de ficción con una base real, no cabe duda que Reyes lo ha pasado y lo ha sentido, y ha sabido transmitir a la perfección cada una de esas fases del duelo hasta llegar a la aceptación. Sería imposible negar que hay tristeza en esta historia, y en algunos momentos duele y mucho, pero también encontramos entre sus páginas un canto al amor. A ese amor puro, sincero y desinteresado, que de alguna manera todos anhelamos y tan solo algunos privilegiados tienen la fortuna de alcanzar, mantener y reforzar. Lena, consciente de lo que tuvo, de lo que ha perdido, se aferra a su recuerdo con todas sus fuerzas. Cuando dos personas se aman como fieras, la pérdida también es brutal.
- Todo es una mierda, Carla. Algo estoy haciendo mal…
- Cariño, no es que estés haciendo algo mal…El problema es que os queríais demasiado, y eso se paga. No se llora igual cuando pierdes el amor de tu vida que cuando pierdes a cualquier otra persona. No digo que sea mejor ni peor, simplemente es distinto. No se llora igual, ni se siente igual, ni te recuperas de la misma forma. Estás pagando el peaje por haber estado en el paraíso mientras el resto simplemente estábamos en el mundo. ¿No pensarías que iba a salirte gratis?
Pero no solo de dolor nos hablará Reyes Monforte. La amistad como bálsamo reparador y bastón en el que apoyarse en los momentos más difíciles de nuestra vida y los secretos familiares tendrán también un peso importante en esta historia en la que Lena y Jonás, aunque ausente, acaparan todo el protagonismo. A Lena la conoceremos en profundidad pues son sus propios pensamientos los que nos van a hacer partícipes de su periplo. de Jonás sabremos a través de los demás. de ella, sobre todo, pero también de sus íntimos amigos en los que dejó una huella imborrable. Un hombre lleno de fuerza y vitalidad, buen profesional y mejor persona. Daniel, el párroco de Tármino y primo de Jonás es uno de esos personajes que conquistan con su buen hacer y su carácter conciliador y, por último, la frescura de Carla, una amiga mexicana de Lena, aportará un toque de desenfado a temas más delicados.
La memoria de la lavanda es una historia de amor, de duelo y de superación personal, un canto al amor y a la amistad con un escenario maravilloso. Una historia muy íntima, mucho más pausada que sus predecesoras, de la que he disfrutado una nueva faceta de esta autora, que vuelve a demostrar que no hay reto que se le resista.
Enlace: https://bookeandoconmangeles..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Montse_Murillo
 06 febrero 2019
Acabo de terminar este maravilloso libro de Reyes Monforte … Un libro duro, muy duro, triste, repleto de amistad, de odio, pero sobre todo de amor y de esperanza…
Para mí ha supuesto una revolución de sentimientos muy profundos, que hacía mucho, mucho tiempo que estaban dormidos pero que siguen latentes en todo mi ser…
El Duelo
Este libro me ha gustado mucho, sobre todo porque narra el Duelo de una manera magistral. La pérdida de un ser amado siempre tan dolorosa y tan difícil de superar.
La historia hace que te sumerjas junto con Lena, la protagonista de esta historia, en un mar de sentimientos, donde la pérdida y el dolor son los protagonistas. Refleja perfectamente el estado en el que los seres humanos nos encontramos ante una gran perdida. Todo nuestro mundo se reduce a mantener viva la memoria de la persona amada, sea como sea, no queremos vivir la vida que se abre ante nosotros y que sin duda debemos seguir, sino que nos lamentamos de que la vida no hubiera acabado justo el mismo día en que lo perdimos todo… Sólo nos quedan los recuerdos, la memoria… La ausencia es inaguantable…
Algo que me encantó fue, cuando nos vemos en la tesitura de tener que acompañar a alguien que ha perdido a un ser querido, todas las palabras vacías que decimos sin pensar, sólo porque es un patrón aprendido, algo que se debe decir… Nadie se puede poner en la piel de esa persona que ha sufrido la pérdida, nadie… a menos que realmente, no le haya tocado vivir y sufrir lo mismo. Creo que en situaciones así, nada de lo que podamos decir, sirve de nada…
El Odio
Comparto totalmente la frase de que se heredan los afectos, pero también los odios…
Estoy segura que en alguna ocasión nos ha pasado a todos, odiamos a alguien sólo porque algún ser querido así lo siente. No nos ha hecho nada, pero lo hacemos… Después nos damos cuenta de que nada es gratis y los odios y los rencores están presentes por alguna razón.
Si rascamos un poco en los actos de esas personas odiadas, vemos que realmente son seres despreciables, mezquinos, que disfrutan haciendo daño a los demás, por todo o por nada, así son… y decidimos alejarlas de nuestra vida y de nuestro círculo, y no hay cosa mejor que convertirlos en seres indiferentes… La indiferencia es la mejor arma.
La Amistad y La Esperanza
El libro habla de la amistad en estado puro. Los amigos incondicionales, esos que siempre están, pase lo que pase, para lo bueno y para lo malo. Amigos que nos ayudan, que nos enseñan el camino que poco a poco debemos andar. Que ríen y lloran y que a pesar de todo, saben darnos el espacio que necesitamos para ver y decidir el camino de nuestra vida, sin cuestionarnos, sin estar de acuerdo, pero acompañándonos y dándonos todo su amor y cariño, a pesar de todo…
En esos momentos, sólo queremos estar cerca de los que realmente nos quieren, de los que de verdad, siempre han estado junto a nosotros incondicionalmente… Y es a partir de ahí junto a ellos, cuando hablamos de la vida que llevamos, de los sentimientos que a pesar del tiempo, siempre estarán dentro de nuestro corazón, de nuestra mente y formarán parte de nosotros para el resto de nuestra vida. Los recuerdos duelen, duelen mucho, pero poco a poco cuando se va superando la etapa, son la mejor medicina para la vida.
Siempre hay un amigo especial, ese con el que abrimos nuestro corazón y al que le contamos sentimientos inconfesables y que perdurarán en el tiempo y en nuestra memoria, sin ser desvelados jamás…
Altamente Recomendable
En definitiva, un libro maravilloso que maneja el duelo de una manera muy personal y con el que sin duda, te sientes identificado, (yo lo hice). En muchas ocasiones ante una gran pérdida no se es capaz de rehacer la vida, ya no se es la misma persona, ya no te conoces si te miras en un espejo, ni tampoco en el día a día, pero hay que aceptar la nueva etapa e intentar seguir adelante, ayudándose de los recuerdos, de la memoria, de los amigos, también de los enemigos, de lo que realmente nos haga sentir bien, útiles y poco a poco felices con nosotros mismos…
Las peores épocas de la vida, cuando crees que todo se termina y que no hay solución, se convierten con el tiempo en la mejor medicina para seguir adelante y en el mejor aprendizaje para la vida futura.
Gracias Reyes Monforte por escribir este gran libro, con el que me he sentido identificada totalmente con el dolor, con la pérdida, con la tristeza así como en las amistades, con las personas importantes para mi, pero sobre todo, con los sentimientos del gran amor de Lena, la protagonista, creo que no se puede describir mejor lo que es el verdadero Amor…

Enlace: http://lamagiadeloslibros.com
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
ncarboz
 15 junio 2018
Lena, fotógrafa profesional especialista en retratos, está en su coche esperando que un semáforo cambie de rojo a verde. En ese lapso de tiempo rememora cómo ha cambiado su vida desde el fatídico día de hace dos meses, una semana y cuatro días. Ese día falleció Jonas, su marido y el amor de su vida. Jonas y Lena se conocieron en la consulta de un hospital, cuando él, médico cardiólogo, la trató de su cardiopatía congénita. Pese a la diferencia de edad que los separaba, se convirtieron en una pareja inseparable, y envidiable por el amor que se profesaban.
Cuando el semáforo se pone verde, Lena reenprende el viaje hacia Tármino, el pueblo de Jonas, dónde acude para asistir a su misa funeral y esparcir las cenizas. Una estancia que durará setenta-y-dos horas dónde se reencontrará con la pandilla de amigos íntimos de su marido, pero también con el hermano de él, Marco. Un ser odioso con el que todos tienen una relación pésima.
Morí un 3 de mayo. Ese día dejé de respirar, de sentir, de oír, de pensar, de reír. Lo mejor que te puede pasar en la vida es amar y ser amado. Y perder esa sensación es mucho más doloroso que no tenerla nunca.
La memoria de la lavanda está narrada en primera persona por Lena que nos irá contando sus sentimientos y vivencias tras la traumática pérdida del amor de su vida. Reyes Monforte ha escrito unos primero capítulos brillantes, con unas descripciones muy acertadas sobre como se siente una persona tras una pérdida de este calibre, haciendo gala de esa prosa magnífica a la que nos tiene acostumbrados. Lena describe de forma maestra cómo está viviendo el proceso del duelo. Cómo la trata la gente del alrededor y cómo reacciona ella ante sus manifestaciones. Cómo le dicen los demás que debe encarar su vida, y cómo cree ella que quedará clavada siempre en ese punto. El miedo a olvidar momentos, olores, vivencias y la formas que busca de intentar retener esos recuerdos. En resumen describe tan bien reacciones, sentimientos y actitudes, que si has pasado por algo parecido es muy fácil identificarse y empatizar con Lena.
Cuando Lena llega al pueblo aparecen en escena los amigos de Jonas -Lola, Hugo, Roberto y Aimo-, junto a su primo Daniel, sacerdote del pueblo, a los que se unirá la vivaz Carla, amiga de Lena; pero sobretodo el gran antagonista de la novela. Marco, el hermano de Jonas, que odia a todos y a todo lo relacionado con él, por consiguiente también a Lena, y no tiene intención alguna de mostrar respeto hacia ellos ni tras su muerte. Apodado como 'El zombie' Marco es una persona envidiosa, extravagante, egoísta y mezquina. Es a partir de ese punto cuando hr ido perdiendo poco a poco la conexión con la historia. En parte por.....(reseña completa en el blog)
Enlace: http://www.perdidaentremisli..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
fillola
 30 marzo 2019
Es el primer libro que leo de Reyes Monforte y, aunque había leído muy buenas críticas sobre la prosa de esta autora, reconozco que esperaba bastante más.
Por una parte, considero que describe maravillosamente los sentimientos de pérdida y de dolor que se producen tras la muerte de un ser querido. Pero a lo largo del libro tuve la sensación de que esas mismas descripciones se repetían una y otra vez de forma totalmente innecesaria. Esto me llevó al aburrimiento en varias ocasiones, especialmente a partir de la mitad de la novela.
Para mí es un libro de desarrollo lento y muy repetitivo sobre cuya lectura me costó mucho esfuerzo mantener el interés.
Comentar  Me gusta         20

Las críticas de la prensa (1)
larazon24 mayo 2018
Era éste un libro inevitable que no estaba en la mano de la autora dejar de escribir. Por el dolor ante la pérdida, por la necesidad de drenaje, por la actitud española ante la muerte, por la testaruda insistencia de una mujer –y una escritora; por ese orden– de preservar la memoria del ser amado en tinta.
Leer la crítica en el sitio web: larazon
Citas y frases (9) Ver más Añadir cita
FesaroFesaro19 junio 2018
El duelo cumple etapas íntimas que nadie conoce porque solo te incumben a ti. No son las que te dicen los psicólogos, ni las que encuentras cuando tecleas la palabra “duelo” en Google…
Comentar  Me gusta         10
FesaroFesaro19 junio 2018
Nunca sabes qué persona cambiará tu vida, pero sabes perfectamente quién la sumirá en un profundo agujero negro cuando se vaya, especialmente si se va antes de tiempo.
Comentar  Me gusta         00
FesaroFesaro19 junio 2018
Lo mejor que te puede pasar en la vida es amar y ser amado. Y perder esa sensación es mucho más doloroso que no tenerla nunca
Comentar  Me gusta         00
FesaroFesaro19 junio 2018
Ya habría tiempo. Siempre decimos eso cuando nos creemos inmortales, supervivientes por derecho adquirido.
Comentar  Me gusta         00
FesaroFesaro19 junio 2018
Hay conversaciones que reparan el cuerpo y consiguen idéntico resultado con el alma
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: PerdidaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

¿Cuánto sabes de Harry Potter?

¿Qué objeto le lanzaron los gemelos Weasley a Voldemort a la cara?

Una mandrágora
Bolas de nieve
La varita de Ron
La recordadora de Neville

10 preguntas
5 lectores participarón
Thème : J.K. RowlingCrear un test sobre este libro
{* *}