InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura

Aida Candelario Castro (Traductor)Aida Candelario Castro (Traductor)
ISBN : 8416096023
Editorial: Plataforma Editorial (05/05/2014)

Calificación promedio : 4.15/5 (sobre 13 calificaciones)
Resumen:
Para encontrar el verdadero camino, a veces tienes que perderte…
Amy no quiere que llegue el verano. Su madre ha decidido mudarse al otro extremo de los Estados Unidos, y ahora Amy tiene que llevar el coche de California a Connecticut. El problema es que, desde la muerte de su padre en un accidente de tráfico, no se siente capaz de ponerse al volante. Y aquí entra Roger, un amigo de la infancia que también debe viajar al otro lado del país, y que carga con s... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES
Críticas, Reseñas y Opiniones (10) Ver más Añadir una crítica
Coralgg
 03 octubre 2020
Desde la muerte de su padre, Amy ha dejado de conducir. Ahora con la mudanza a su nueva casa alguien se tiene que encargar de llevar el coche de California o Connecticut. Y esta labor recae en Roger, el hijo de una amiga de su madre. Juntos, Amy y Roger deben de hacer el viaje en 4 días justo como ha planificado la madre de Amy pero pronto ambos abandonan esa ruta aburrida por una mucho más emocionante.
La verdad es que para ser un género que no acostumbro a leer tengo que decir que me ha gustado, me ha parecido una historia muy entretenida.
La historia mayormente se centra en el viaje que hacen Amy y Roger a través de diferentes estados de los Estados Unidos, aunque también hay varios capítulos con flashbacks de lo qué pasó meses antes de la muerte del padre de Amy. Cosa que me ha gustado bastante ya que así he podido entender mejor a todos los personjes a la vez que he aprendido bastante sobre Estados Unidos. La verdad es que todo el tema de cambiar la ruta del viaje y visitar lugares en honor al padre de Amy me pareció muy bonito aunque también algo irresponsable por parte de ambos, ya que iban algo justos de dinero. Lo que más me gustó del libro fue ver cómo Amy superaba sus miedos y la culpa que la carcomía y como Roger la ayudaba a ello sin presionarla. Otra cosa que me ha encantado es la pluma de la autora, es muy ligera y se lee súper rápido, además me encanta que se incluyan detalles del cuaderno de viaje de Amy, como diferentes mapas de los estados que estaban visitando, facturas de los restaurantes a los que iban, etc. Son detalles que enriquecen la lectura. Otra cosa que destacaría es la importancia que tiene la música en el libro, en casi cada capítulo hay una playlist (la que iban escuchando los personajes en cada momento) con muchísimas canciones tanto de musicales como de otros grupos muchas de las cuales yo desconocía pero que me ha gustado encontrar. En cuanto a los personajes tengo que decir que todos tienen su importancia aunque no puedo decir que ninguno me haya encantado. Con Amy me costó conectar, no la pude entender en muchos momentos y Roger aunque me pareció un chico muy dulce creo que estaba demasiado obsesionado con su ex. Por no hablar de la madre de Amy, me pareció bastante irresponsable, ¿quién deja a su hija sola un mes cuando acaba de perder a su padre? Y también demasiado inflexible con el tema de la planificación del viaje, aunque esto lo puedo llegar a entender. Solo salvaría al hermano de la ex de Roger que me pareció un amor de chico aunque algo impulsivo. También me gustó que la autora reflejara la relación tan problemática que había entre Amy y su hermano mellizo, creo que es algo entendible dada la situación que estaba viviendo este último pero aún así determinados comportamientos entre ellos no pude entenderlos. En cuanto al romance tengo que decir que me faltó algo más de desarrollo, está claro que ambos personajes pasaron mucho tiempo juntos pero para mi gusto faltaron más escenas entre ellos que explicaran dichos sentimientos. En definitiva un libro entretenido y muy fresco que creo que a todo el mundo le podría gustar.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
Dido
 11 octubre 2021
Llevaba años detrás de este libro y hace unos meses lo encontré en una libreria de segunda mano y no me pude resistir a comprarlo. de este verano no pasaba de leerlo, y cuanto me arrepiento de no haber hecho caso antes a las buenas reseñas y opiniones. Porque es una auténtica maravilla.
Me ha dejado con el corazón blandito y es que añoro ya a Amy y Roger. Una historia con dramas y sentimientos muy profundos. Pausado pero a la vez, necesario. No hace falta correr ni precipitarse. Todo sucede en su justo momento y te deja con ganas de seguir con los personajes un tramo más de sus vidas.
Roger, el chico que nunca dice adiós. Debe aceptar la derrota, mirar atrás y ver que quizá no haya perdido tanto. Desenamorarse.
Amy, una chica rota por el dolor y la culpa. Anclada en un momento muy crucial, no es ni una sombra de lo que solía ser. Tiene tanto que resolver, y lo hace tan bien. Desde el principio conecté mucho con ella, y sentí su dolor de una manera muy real. Su angustia traspasaba las páginas.
Un amor inesperado, profundo y muy bello que me ha dejado sin palabras. Uno de los más bonitos que he leído.
Y de fondo, un road-trip que te deja con unas ganas tremendas de coger el coche sin destino ni fecha de vuelta y atreverte a explorar el mundo.
Volveré a estas páginas, volveré a esta escritora.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
deliciadelibros
 16 septiembre 2021
*SPOILERS*
La trama fue increíble y muy bien pensada. Literalmente me enganché a la primera página y eso rara vez me pasa cuando comienzo un libro. Sentí que en realidad estaba allí con Roger y Amy durante todo el viaje por carretera. El hecho de que hubiera listas de reproducción de música en las que podía buscar las canciones y escucharlas también, así como imágenes para mirar, fue brillante. Las fotos de los lugares a los que viajaban también eran perfectas porque también podías ver lo que ellos estaban viendo. Fue una historia muy interactiva. Me sentí como si estuviera en el vehículo con ellos todo el tiempo. Esta es la historia que he querido leer durante todo el verano.
Amy. Amy estaba rota al principio del libro. Ella estaba luchando tan duro pero tenía rasgos que la hacían buena para ocultarlo. Dejó que el dolor la consumiera, pero en realidad no dejó que la gente supiera que estaba sufriendo. Tenías que conocerla antes de darte cuenta. Ella era compleja. Sabías que ella estaba luchando, pero eso no le impidió tomar decisiones o hacer las cosas (algo) por su cuenta. Me encantó. La he amado a ella y al desarrollo de su personaje a lo largo de toda la historia. Sobre cómo poco a poco estaba aprendiendo a confiar de nuevo y a sentirse cómoda hablando de su dolor.
Roger. Amaba a Roger. Me encantó cómo fue en todo el viaje por carretera al principio y estuvo abierto a lo que sea. Dejó que Amy hiciera la llamada para tomar ese desvío (a pesar de que él tenía su propio motivo para el viaje). Cómo todavía le importaba el hecho de que él era el responsable, el adulto, y no quería meter a Amy en problemas. Cómo se abrió con Amy y viceversa. Y en general, es un tipo genial, cariñoso y sensible.
Bronwyn, Leonard, Drew y Walcott. Amaba a todos los amigos de Roger. Pensé que eran tan agradables y divertidos.
Charlie. Me gustaba el hermano de Amy. Bastante en realidad. Sentí que solo estaba luchando con sus propios problemas y no sabía cómo hablar con nadie sobre ellos.
En general, me encantó este libro. Todos los diferentes escenarios en este libro fueron perfectamente explicados y descriptivos. El estilo de narración es increíble.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Tinuwel
 15 diciembre 2017
No sabía muy bien qué me iba a encontrar con este libro, excepto que venía avalado por muy buenas reseñas y le había gustado a gente en la que confío mucho. En realidad lo de que fuera un road-trip no me llamaba demasiado. No había leído ninguno antes, pero sí que he visto alguna película y no me hicieron demasiada gracia.
Y una vez terminado tengo que admitir que me gustó bastante, me entretuvo mucho y me quedaron incluso ganas de hacerme un viaje como ése y probar todas esas comidas extrañas que iban describiendo… :D
Amy tiene un panorama de vida, la verdad. Cambiar de ciudad justo en el último año de instituto en Estados Unidos es un drama de primera categoría, como ya hemos aprendido en otras lecturas. Y es a una de las cosas que se enfrenta nuestra protagonista, aunque no la más importante…
El chico, Roger, un amigo de la infancia un año mayor que ella, es quien la acompañará en su mudanza para reunirse con su madre. También carga con algunos problemillas propios, pero en general me pareció un tipo bastante equilibrado y divertido. Aunque sigo sin comprender muy bien cómo podían divertirse jugando al juego ese de adivinar un personaje en veinte preguntas durante días y días de viaje… ¡arf! ¡qué cansancio me daba!
La historia, además, resulta muy visual. El libro está lleno de imágenes, fotografías, tickets de comidas, rutas planeadas y listas de reproducción que algún día tengo que buscar solo por curiosidad, había muchas canciones y autores que no había oído ni visto en mi vida… Todo ello consigue involucrarte de alguna manera y compartir la experiencia con los protagonistas.
También han estado muy logrados los secundarios que van a apareciendo por el camino. Tanto Bronwyn como Drew, Leonard o Lucien te caen bien según los conoces y aportan un toque muy especial al viaje y al desarrollo de los protagonistas. Muy muy bien conseguidos.
En general el libro nos habla de crecer, de enfrentarte con madurez al mundo y aprender a sufrir y sobrellevar todo aquello que se nos eche encima. No es fácil, pero tampoco es opción el abandonar y hundirse.
Amy tiene mucho que superar y mucho por lo que pelear. Lleva meses aislada en su dolor y solo a través de este viaje consigue asomarse de nuevo a la superficie. Gracias a la intervención de personajes como esos secundarios fantásticos de los que os hablaba antes. Cada uno de ellos aportará un peldaño en el ascenso de Amy.
La relación entre Amy y Roger se va fraguando kilómetro a kilómetro, muy lentamente. Ambos tienen muchas cosas en qué pensar pero acaban siendo conscientes el uno del otro. de forma que ayudarse mutuamente parece que es la mejor solución. La discreción de Roger debilitará las defensas de Amy, con él no hay necesidad de estar a la defensiva. Y la obstinación de Amy ayudará con las dudas de Roger. Muy equilibrado.
Eso sí, no esperéis una gran pasión arrebatadora en el kilómetro 1.500 porque no la encontraréis. Aquí el ritmo será siempre tranquilo, sin sobresaltos. Cuando surge la atracción incluso se duda de ella. Se resisten. Y una vez planteada, no hay análisis para la posteridad, se hará lo que se pueda y las cosas se admitirán según vayan llegando. Sin presiones. Muy maduro para un libro juvenil, la verdad.
El libro es muy mono, aunque no sensiblero y pegajoso. Además cuenta con la gran ventaja de ser un libro único. No habrá más Amy y Roger. Y esto es muy de agradecer. Y la idea de que a veces para llegar a tu meta tienes que dar un rodeo me ha parecido preciosa y muy apropiada. Sin duda una lectura muy agradable.
Enlace: https://lecturadirecta.blogs..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Naya_Donate
 10 noviembre 2018
Para empezar, esta novela no ha sido como me esperaba. Amy y Roger. 5.000 kilómetros para enamorarse es toda una aventura por América que comienza con la mudanza de la familia de Amy tras un terrible accidente automovilístico en el que muere su padre, un gran historiador, amante de Elvis y gran padre de familia.
Este hecho deja destrozada a Amy y se culpa a ella misma por lo que ocurrió. Tras una actuación de teatro, vuelve a casa –una casa que ahora estaba desierta, pues su madre se había ido al otro extremo del país y su hermano gemelo en rehabilitación- habla con su madre y de la mudanza. al parecer, va a tener que hacer miles de kilómetros en coche. Pero Amy, tras el fatídico accidente, no puede subirse a un coche sin que los recuerdos la abrumen y comience a temblar.
Es aquí cuando aparece en escena Roger Sullivan, un chico con el que mantenía una amistad cuando eran pequeños, pero que ahora no es más que un desconocido. Y Amy no puede creer (a mi si me pasara tampoco, creedme) que tenga que atravesar varios condados acompañada de un absoluto extraño.
Amy no es la única que carga con problemas y enfrentamientos internos. Roger, de apariencia despreocupada, tiene también una espinita clavada en el pecho que le hostiga por las noches; una espinita llamada Hadley, su amor de la universidad.
Será un viaje donde los protagonistas descubrirán muchas cosas de sí mismos que aún no conocían. Aunque la narración sea en primera persona por parte de Amy, llegaremos a conocer bastante bien a su compañero de viaje.
De vez en cuando, la autora nos ilustra con playlist tanto de Roger (principalmente) como de Amy, así como el cuaderno de viaje que acompaña a nuestra protagonista favorita en todo momento, anotando cada estado que visitan y pasan de largo por la carretera, así como de fotos de los restaurantes y bares y los tickets de compra. Esta parte me ha resultado divertida y llevadera, porque de esa manera no eran solo ellos dos los que conocían Estados Unidos, sino también nosotros.
El amor entre los protagonistas es tan inesperado como un tornado, y no comienza a emerger de forma propiamente dicha hasta el último tercio de la novela. Por eso, el romance no es lo principal, sino una consecuencia colateral de viajar juntos durante varios días mientras visitan los lugares que desean. Dan un rodeo tremendo antes de que Amy llegue a Connecticut y su nueva vida allí, donde la espera su madre hecha una fiera porque su hija responsable se ha saltado a la torera la ruta de viaje que había programado para ella.
Por otro lado, no me ha resultado nada amena. He tardado muchos días en leer esta novela, creo que una semana o más por el hecho de que se me ha hecho un poco pesada por lo repetitiva que es. Pero si tengo que destacar algo bueno de ella, son todos los lugares que he conocido de EEUU y que hasta ahora me resultaban desconocidos así como sus lemas y algunas curiosidades de ellos.
También me ha encantado conocer en primera persona al padre de Amy, pues a veces nos encontramos con flashbacks. Era una persona que le encantaba cortar el césped. Era su mayor afición, aparte de escuchar al gran Elvis y tener como a Sancho Panza, su hija, de copiloto mientras trazaban su próxima ruta.
En definitiva, ésta es una novela para aventureros que no tienen miedo a la adversidad ni a lo que les deparará el mañana, donde podrás ver cómo se cura Amy de sus males kilómetro a kilómetro y a Roger sobrevivir a su propio gran huracán.
Enlace: http://laobsesiondenaya.blog..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Citas y frases (11) Ver más Añadir cita
TinuwelTinuwel15 diciembre 2017
Lo observé un momento. Y luego, aunque estaba segura de que lo de anoche había sido pura suerte y no iba a conseguir dormir, cerré los ojos.
–Buenas noches, Roger –murmuré.
Poco después, me sorprendió oírlo contestar, porque creía que estaba dormido:
–Buenas noches. Pero me llamo Edmund.
Comentar  Me gusta         10
Rociobooks97Rociobooks9712 octubre 2020
Mis amigos habían captado enseguida el mensaje de que no quería hablar del tema. Y, al no hablar de ello, quedó claro que entonces no podíamos hablar de nada. Poco después, simplemente dejamos de intentarlo, y pronto ya no estuve segura de si era yo la que los evitaba o a la inversa.
Comentar  Me gusta         10
Rociobooks97Rociobooks9712 octubre 2020
No obstante, lo mejor de un viaje no se puede planear. ¡Y ese es el elemento SORPRESA! Mantén una actitud abierta, ya que hará que la experiencia sea aún más enriquecedora. Después de todo, nunca se sabe adónde te llevará el camino.
Comentar  Me gusta         10
TinuwelTinuwel15 diciembre 2017
–Después de todo, debería haberlo sabido –comentó echándose un poco hacia atrás para sonreírme–. Siempre ocurre así.
–¿El qué?
–Los mejores descubrimientos siempre les suceden a las personas que no están buscándolos. Colón y América. Pinzón, que encontró Brasil por accidente mientras buscaba las Indias Orientales. Stanley cuando se topó con las cataratas Victoria. Y tú, Amy Curry, cuando menos te esperaba.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
Naya_DonateNaya_Donate05 septiembre 2018
-Sancho Panza -repitió Drew-. Es un personaje de Don Quijote. El compañero de viaje, el copiloto. Pero escucha. A Magallanes le pasa lo mismo que a todos esos exploradores. La mayoría de las veces se empeñan en perseguir imposibles. Y la mayoría de ellos están tan absortos contemplando el horizonte que ni siquiera ven lo que tienen delante de las narices.
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: Literatura de viajeVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES





Test Ver más

¿Quién escribió estos clásicos?

¿Quién escribió "Las aventuras de Huckleberry Finn"?

Julio Verne
Mark Twain
Oscar Wilde
Lewis Carroll

15 preguntas
79 lectores participarón
Crear un test sobre este libro