InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français

JOSEFINA CABALL GUERRERO (Traductor)
ISBN : 8492966297
Editorial: RBA (04/11/2010)

Calificación promedio : 4.17/5 (sobre 242 calificaciones)
Resumen:
Meg, Jo, Beth y Amy son cuatro hermanas que viven con su madre y que deben enfrentarse a los retos de crecer en un mundo marcado por la guerra y las dificultades. Aunque tienen personalidades muy distintas, el estrecho vínculo que las une las hace inseparables.
Mujercitas y su continuación, Aquellas mujercitas, dos clásicos de la literatura, narran con intensidad, ternura y humor las alegrías y los problemas de las cuatro inolvidables hermanas de la familia M... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (89) Ver más Añadir una crítica
Perdidaenmismundos
 04 agosto 2020
Hola Perdidos!
Este libro tiene mucha historia en mi vida. Hace años que llego a mis manos por mi abuela materna siempre me decía " nena tu (tio,tia) o quien se fuera en ese momento de casa, se ha dejado mil cosas en el cuarto, si quieres cotillear por si te interesa algo que sino va el resto a la basura!. Luego no lo tiraba porque se quedaba el cuarto años y años como lo dejaban pero así era ella. Bueno el caso es que con mi tía, creo que fue, entre y vi este libro. Bueno no este concretamente si no otra edición. Os haría una foto pero ya no lo tengo conmigo, y es que lo leí hace mucho y creo que como era ya muy viejo, hubo una época en la que me deshacía de los libros antiguos porque soy alérgica al polvo. Luego lo he buscado y por eso creo que me he deshecho de el. El caso es que con el tiempo hablando con algunas personas me he dado cuenta de que la edición que y me leí siempre había sido la edición reducida ya que antes la imprimían así. Por que siempre quedo en mi cabeza que algún día debía leer la obra completa. Por eso cuando la vi en babelio para leer no pude evitar cotillear en la editora para ver si era la primera parte o tenía todo. En el momento en el que entendí que eran los dos no pude evitar pedirlo para colaborar.
Ahora entiendo porque al principio cuando se publico el libro se hizo una versión mucho más corta, no es que el libro sea aburrido pero si es que hay partes que son un poco más densas y leerlo de un tirón puede hacerlo un poco denso. He leído esta edición tras haber visto la adaptación que han hecho en 2019. En la que salía Emma Watson haciendo de Meg. Y eso me ha gustado mucho porque son casi como gotas de agua, por lo que he ido viendo la película de nuevo en mi mente con la historia y a la ver de disfrutarla pues me ha servido para recordar.
Antes de empezar a explicar algunas cosas he de informar que aunque esta historia me ha gustado mucho también tiene cosas que voy a destacar negativas, al menos para mi lo han sido.
Aún no tengo la historia suficientemente masticada ya que me gusta dejarla un poco reposar pero he tenido unos problemas lectores que me han sido ocasionados por algunas preocupaciones y no ha habido tiempo. Que fuerte que nunca en mi vida tenido parón lector hasta llegar a este 2020 que ya llevo dos seguidos.
Suelo hacer este tipo de reseñas por puntos positivos y negativos que he encontrado en la historia pero en este caso voy a hacerlo "diferente" ya que si va a ser por puntos pero más bien de la historia.
La ambientación histórica.  Lo he titulado así aunque no sé exactamente si son las palabras correctas. Pero bueno en este apartado quiero destacar varías cosas que aunque puede que muchos de vosotros/as penséis que estoy equivocada es mi forma de pensar!. Y es que es cierto que creo que esta historia tiene puntos muy feministas y que sobre todo para la época en la que estaba escrito es cierto que la madre, sobre todo ella, tiene muchos puntos feministas en el que ensalza a sus hijas a no casarse por el dinero, sino por el amor. Pero también tiene muchísimos puntos en los que he visto toques bastantes machistas, como que hay que enseñar a las hijas a cocinar y a zurcir porque es lo que las mujeres deben aprender para llevar una casa. Que si que tiene miles de toques feministas pero también para intentar ser feminista es bastante machista la autora a la hora de representar la historia. Que no es que sea malo porque es cierto que la autora intenta hacer a la mujer más independiente pero se ve claro que aún no son los tiempos en los que nos encontramos ahora y hay algunas partes de la historia que a las jóvenes de ahora pueden chirrearle bastante.
La historia. Aunque no es que tenga muchos plot twist, ni mucha acción en la historia, ya que es una historia en la que en si solo se centra en la vida que trascurren una mujer y sus cuatro hijas para llegar a ser feliz en la vida. Que así dicho parece algo muy grande, pero la historia no tiene grandes giros. Pero creo que aún así esta muy bien representada, aunque claro siendo escrita en 1832 y su continuación en 1869 es normal que sepan perfectamente como describir tanto el entorno, como a los personajes como a los actos que cada uno de los personajes van a sentir en cada escena. También es verdad que aunque he dicho que es una historia que no es muy espectacular , aunque tiene algunos capítulos alto lentos y largos que hace que la novela se haga densa, creo que no me he aburrido en ningún momento. al contrario creo que la historia me ha mantenido bastante atenta a lo que ocurría en sus vidas, tanto como si fueran mis propias hermanas.
Los personajes. Aunque me gustaría explicaros que creo que en general las chicas/chico han sido bastante egoísta, críticos y sobre todo malcriados, también me gustaría decir que esta claro que son unos jóvenes intentando  hacerse adultos lo más maduros posibles. Supongo que todos cuando somos más jóvenes envidiamos a los demás, nos enfadamos, acabamos llorando por tonterías,etc. Dentro de este punto me gustaría ir personaje por personaje para destacar un poco lo que me ha parecido y como se han desenvuelto hasta el final de la historia.
La señora Marc. Creo que sin duda ha sido mi personaje favorito en toda la historia. Y es que claro la pone tan adulta y una persona tan cabal que siempre sabe lo que tiene que decir en cada momento, cuando debe o no atosigar a sus hijas, etc. Obviamente si la madre no era perfecta era imposible hacer a las hijas que maduraran hasta este camino.
El señor Marc. Creo que como en toda la historia los hombres son menos importantes, y que este lo es tanto que es casi inexistente. Si llegan a matarlo en la guerra ni nos hubiéramos casi enterado. Creo que debió darle un poco más de protagonismo porque lo poco que vimos de él fue a través de la señora Marc, y en si lo único que hice es que ayudo en las labores de crianza, lo cual déjame que dude porque en esa época no creo que los hombres de dedicaran a esas cosas.
Meg, gracias a la película del 2019 la conocí un poco más porque en si en el libro podemos ver tan poco de ella, que lo único destacable de ella es que es la primera que da el paso a casarse con un hombre que no fuera rico. Desgraciadamente no la conocemos ni a ella ni a su marido. Menos mal que en las películas le dieron un poco más de historia.
Amy. Me parece un poco una mujer adelantada a su época, aunque hay cosas que también me molestan mucho, sobre todo que pasará por su cabeza el casarse con alguien por dinero. Vale que al final no lo hizo pero paso, y encima acabo con alguien también rico, tal vez no tanto como el primero pero aún así no sé busco una vida muy complicada. Me han intentado hacer cambiar un poco mi perspectiva, pero para mi la historia de amor no esta del todo bien desarrollada. No quiero contar mucho para que obviamente os adentréis vosotros en la historia y la vayáis disfrutando pero para mi alguien debía quedar con este personaje casada desde primera hora y cayó en que fue Amy porque no había otra. Tampoco entiendo como empiezas a decirle a alguien que lo detestas y que no te parece buena persona y a los dos minutos te acabas dando cuenta de que estas enamorada de él. Hay cosas de la historia que no comprendo.
Beth. He de comentar que desde siempre este personaje me pareció muy tierno y que creo que debió enseñarnos mucho más sobre ella. Era de las más dulces, más compasivas y la relación con el señor Laurence daba para otro libro.
 Jo. Creo que claramente no me suelen gustar los protagonistas de las historias. Recordaba en mi cabeza que la amaba pero debe ser que eso ha ocurrido en el transcurso de las historias que he visto adaptadas de la novela. En casi todas noto un toque de bamboleo en sus decisiones pero en la que más lo noto es en Jo. Ella puede pensar que algo es blanco pero en el momento que alguien que ella siente que es alguien más adulto o culto que ella decide cambiar sus pensamientos y pensar como esa persona. Tal vez sea un poco de tirria que le he agarrado al personaje pero es que en todo momento me parece una niña malcriada, y eso que era pobre, egoísta y que por todo lloraba. Lo siento pero es a la que menos voy a echar de menos. Lo único bonito que tenía era su amor incondicional que demuestra a su familia, en especial a Beth.
Laurie. Si a Jo le he cogido un poco de tirria a él es al que menos he soportado. Porque si Jo siendo pobre tenía ramalazos de malcriada con él ya llega al cielo. Comprendo perfectamente que deben demostrar que era un niño rico que no había podido madurar porque su abuelo lo tenía en una cúpula y que gracias a las hermanas Marc, sobre todo y especialmente a Jo y a Beth consiguieron hacer de él un adulto. Pero me he dado cuenta de que cada día me gusta menos leer sobre jóvenes ya que no me siento nada identificada con esas actitudes. 
La tía Marc no era tan desagradable como la hacían parecer en las películas, de hecho todas las cosas que ella explicaba y por los motivos que daba para ello era justo lo que yo acababa pensando. Es decir, si pensaba en un momento que Jo era una borde y desobediente mientras lo leía yo movía la cabeza sintiendo lo mismo que ella. Siempre que en las películas siempre decía que era una amargada y que no dejaba que vivieran y les gustaba chincharla, pero no era así.!
Bhaer. Con este personaje he sentido momentos de amor eterno hacía él, sobre todo cuando estaba relacionado con niños pequeños y un desagradable odio porque desde que apareció sentí que era un hombre soberbio y que se sentía por encima de todos.  Aunque es cierto que eso lo he sentido con casi todos pero en especial con él. Sobre todo en una escena en la que criticaba lo que algunos periódicos, y en especial algunas personas escribían en ellos, y lo sentí en comparación lo que pasa ahora con la lectura juvenil y eso me saca mucho de quicio. Porque nunca hay que decidir que tenemos que leer todo, como si fuéramos borregos, creo que cada uno debe decidir que leer. Que a mi la lectura romántica me parezca toda igual y no me llame la atención no significa que sea mala, solo que a mi no me gusta.
Para terminar me gustaría destacar que he llorado como hace mucho que no lloraba con esta novela, porque aunque se hace densa si que ha llegado a mi corazón. Es cierto que hay momentos que he notado como que faltaban escenas o momentos pero supongo que es por el paso del tiempo y la forma que tenemos ahora de narrar las historias. de hecho de un capítulo para el otro aparece Meg aparece con sus hijos en brazo en la cada y todas están muy felices de tener sobrinos, como si vivieran tan lejos que no hubiera vivido con ella el embarazo. Pues como esa escenas hay miles.
También siento, y es la primera vez que me pasa, que desde el principio debería haber tomado notas de las cosas que quería decir, porque muchas se me van a quedar en el tintero. Y os juro que nunca me había pasado eso pero es que este libro me ha caudado tantas sensaciones y me ha hecho sentirme en cada escena de una forma diferente que ahora sería muy difícil recalcar cada cosa. Por lo que creo que es mejor dejar la reseña aquí porque ya de por si va a ser muy larga.
Enlace: https://perdidaenmismundos.w..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         50
Paloma
 05 abril 2020
Bueno, aquí vamos y empezaré con lo más brutal.
No me gustó para nada Mujercitas.
Listo, se ha dicho.
Me tomó casi dos meses terminarlo y en verdad que me fue un suplicio pero continué, en parte para poder dar una crítica fundamentada y por otra, porque genuinamente quería entender qué fue lo que no me gustaba y qué me faltó ver en un clásico que es adorado por todo el mundo.
Y es que es real cuando digo que quizá yo soy la más sorprendida de lo mucho que me ha desencantado la historia, tanto que ni siquiera pretendo hacer una crítica hater. Así de fuerte es mi impacto, mi incomprensión, todo.
Así que trataré de ser concisa sobre tres puntos que fueron los que no me convencieron sobre la novela de Louisa May Alcott y que sin duda contribuyeron a que no disfrutara la historia.
1. No logré identificarme con ninguna de las hermanas March y vaya, con ningún personaje. Sin duda, esta es una razón sumamente personal, pero en verdad que en ningún momento empaticé con la historia ni con las hermanas. Conversando con amigas quienes sí disfrutaron la novela, entendí que mi contexto personal tiene que ver (fui hija única y jamás tuve que vivir entre hermanas ni enfrentar situaciones muy comunes que se viven –peleas, malos entendidos, envidias, etc). Una de las escenas clásicas es cuando Amy roba los escritos de Jo y los quema simplemente porque hizo un berrinche cuando no la llevaron al teatro Jo y Laurie. En mi mente solo pude pensar: “si esto me hubiera pasado a mí, hubiera molido a golpes a mi pseudo hermana y jamás le hubiera vuelto a hablar”. Me dio tanto coraje y rabia pensar que eso me hubiera pasado pero lo cierto es que cuando se crece en una familia amplia, esto es el pan de cada día, y uno lo supera y listo. Pero al no tener un punto de comparación, para mi simplemente fue un no, no lo entiendo.
Meg y Beth me parecieron bastante sosas para ser personajes literarios. Es decir, sus historias son válidas pero en mi opinión, olvidables. Jo sin duda es el personaje más fuerte y no me disgustó –fue revolucionaria para la época en que fue escrita y simpaticé con su amor a la literatura y sus sueños. El tema es que, al final, siento que hasta esto terminó desdibujado en la historia, con su matrimonio y su carrera como educadora.
Lo anterior me ha llevado a preguntarme si mi opinión sería distinta si (a) mis circunstancias personales hubieran sido distintas para empatizar con la historia y (b) si hubiera leído la historia de niña. Sin embargo, al reflexionar, creo que mi respuesta sería, no, porque un clásico lo es porque sobrevive los tiempos, las circunstancias, todos. Y esto me lleva al segundo punto.
2. La novela deja mucho a desear como obra literaria. Nuevamente señalo, esto es en mi opinión. Dejando a un lado que no simpaticé con los personajes ni con la historia, siento que como obra narrativa tampoco es de lo mejor que he leído. Alcott es una buena escritora, es clara y concisa, pero su estilo no es revolucionario ni mucho menos. Y no es que una autora tenga que serlo, pero vamos, si la trama no es lo fuerte, con algo debe compensarse.
Entiendo que en la época en que se escribió los autores publicaban semanalmente por “entregas” y entre más escribieran más les pagaban, pero en este caso, justo esto me parece una de las grandes debilidades de Mujercitas: para mí fue leer una colección de anécdotas, historias cortas de la vida diaria de hombres y mujeres, pero carentes de profundidad. Fue una sucesión de retratos menores pero nunca encontré una trama sólida, bien construida, que me justificara más de 700 páginas (o 400 si se considera solo la primera parte).
La novela carece de un hilo conductor fuerte y me parecieron anécdotas en la vida de una familia mezclada con algunas lecciones de moral y buen vivir. Y no es que esté mal escribir sobre la vida de las mujeres en el siglo XIX, pero al mismo tiempo, creo que la historia no pasa de una descripción de lo cotidiano, porque ni siquiera siento que sea una crítica como tal al status quo. Con Jo un poco, pero había muchos más personajes y final, se encuentra una Meg y Amy que terminan cumpliendo con las expectativas de la época y una Beth virginal y pura que muere y se aleja de las tentaciones del mundo.
La segunda parte de la novela me pareció en verdad, infumable (salvo la trágica escena en la que Jo rechaza a Laurie y que me pareció muy bien construida), porque creo que sólo son consejos morales de cómo ser buenas personas –Meg como esposa y madre, Amy dando lecciones a Laurie de que enmienda el camino, incluso Jo siendo una buena hija tras la muere de Beth, en fin.
3. Lo anterior ha hecho que la novela me pareciera muy lenta, insulsa y aburrida . Tengo poco que sumar a esto porque creo que ya quedó expuesto en mis comentarios anteriores, pero sí. No fue una lectura que me cambiara la vida ni que me parezca memorable. Puede que, a mi edad, no sea la audiencia adecuada pero, también creo que una gran obra literaria lo es a pesar de la edad del lector, de la época, de todo. de las cientos de páginas de Mujercitas creo que lo único bien logrado fue la escena de rechazo de Jo a Laurie porque Laurie tuvo una explosión dramática (en el mejor de los sentidos) y ambos personajes en realidad mostraron sus emociones y personalidad y fueron apasionados –en sus creencias, en sus sentimientos. Pero después de eso, nada, todo vuelve a la normalidad –tan a la normalidad que después de que Laurie se casa con Amy, son amigos como si nada. ¿En serio? (He de confesar que esto me ha despertado unas ganas enormes de leer cualquier retelling o fanfic de lo que pudo ser de la historia de ambos). Me quedo con un par de frases lindas, inspiradoras, pero nada más.
Sin duda, estoy en la minoría de quienes no hemos disfrutado esta novela, pero como he dicho siempre, en gustos se rompen géneros y respeto el cariño y apreciación que cientos de lectores tienen a la familia March. No fue para mí y espero pronto superar esta gran sorpresa (y un poquito de decepción).
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Esti
 23 marzo 2020
Por desgracia, esta lectura ha sido una decepción tremenda para mí. Este es un libro (y para mí comprende Mujercitas y Aquellas Mujercitas, todo junto) que leí cuando tenía a lo mejor 11 o 12 años. No tengo muchos recuerdos de aquella primera lectura, pero desde luego, no recuerdo que me desagradara. También tengo el recuerdo vago de ver la película de 1994 y haberla disfrutado. de modo que, ante el estreno de la nueva adaptación cinematográfica y mi reto de leer un clásico cada mes, este mes de enero me dispuse a releer la historia de las hermanas March.
No puedo deciros lo inmensamente mal que me supo darme cuenta, conforme avanzaba en su lectura, que esta se me hacía cuesta arriba, que me aburría, que no me entretenía y que puse los ojos en blanco las suficientes veces para poner en riesgo mi salud visual. ¿Y por qué me ha decepcionado tanto esta historia?
En primer lugar, es una historia terriblemente lenta. No pasan demasiadas cosas, al menos no demasiadas cosas emocionantes.Básicamente nos cuenta el día a día de la vida cotidiana de la familia March, cómo las hermanas van creciendo y madurando poco a poco. E insisto en lo de poco a poco. Naturalmente, es un libro de otra época, el día a día era diferente, el ritmo de vida era más pausado, etc. Eso lo entiendo. Y quizá me habría importado menos si al punto de la falta de emoción no se le añadiesen los siguientes.
En segundo lugar: los personajes. Las mujeres de esta historia son dóciles y socialmente aceptables en extremo, con la salvedad de Jo. Sí, a veces no quieren hacer las tareas domésticas, lo que puede parecer un signo de rebeldía hacia el rol encorsetado de la mujer, pero la narración no deja (una y otra vez) de hacer patente sus peores cualidades, que además se describen como típicas del género femenino: preocuparse por su atractivo, querer casarse bien y ser envidiosas de la riqueza de los demás. Menudas heroínas, ¿eh? al final de cada capítulo se pretende dar una especie de lección (cosa que ha hecho que el libro me pareciera demasiado moralista en determinadas ocasiones) en la que las protagonistas aprenden algo que puede hacerlas mejor como personas, como hermanas, hijas o vecinas.
El caso de Jo es más interesante. Ella es la chica considerada masculina, rebelde. No le preocupa demasiado cómo va vestida, ni lo que opinen los demás, no quiere casarse ni ser madre (por supuesto esto cambia al conocer por fin al hombre adecuado, menuda sorpresa). Sin embargo, tiene varios actos heroicos y reivindicativos: consigue ganarse el pan como escritora y ser más o menos económicamente independiente, y se corta la melena para obtener dinero para ayudar a su padre enfermo. Padre que luego no aprueba lo que ha hecho su hija, porque como dice la madre, se ha desprendido de su "única belleza".
Y la madre... Es un personaje que proclama que prefiere que sus hijas se queden solteronas (no solteras, no, solteronas) antes que ser infelices con un hombre al que no aman solo porque este sea rico. Podría parecer una actitud muy buena, y en parte lo es, pero las palabras que elige no son las mejores. Cuando describe qué quiere para sus hijas en el futuro, lo primero que dice es: que sean guapas, queridas, respetadas, etc. Lo primero que quiere para ellas es que sean guapas. Guapas. Por mucho que los demás atributos sean loables... La madre también confiesa a su hija Jo, que se siente fuera de lugar, que ella también tiene un genio muy vivo y a veces no le apetece ser siempre amable y complaciente. ¿Cuál es el problema? Que su manera de solucionar esto es que es su marido quien le indica con un gesto que se controle, que se trague su mal genio. de vuelta a la jaula.
Y como este caso, hay varias cosas más. Puedo entender que, con la mentalidad de la época y el hecho de querer vender un libro, proclames que el matrimonio y la maternidad son el capítulo más dulce de la vida de una mujer, o que la dicha más grande sea ser madre. Puedo entenderlo porque era lo que había, y, si es lo que tú quieres, debe de ser una gran experiencia vital. Pero no entiendo que describas algo como "un beso de sumisión" de una esposa a su esposo o que un padre que acuna a su hijo lo hace con "paciencia femenina".
Y ese es el gran problema que para mí ha tenido el libro, no tanto las acciones en sí (aunque en algunas ocasiones también) sino las palabras que se usan para describir esas acciones. En definitiva: la voz del narrador. Por eso creo que la película podría ser considerada más feminista, porque se ven las acciones sin esas elecciones de palabras tan desafortunadas que repite el narrador (o narradora, ya que la autora es mujer).
Quizá si el libro no estuviera abanderado como representante del feminismo, no me habría llevado tamaña decepción. Pero el hecho de que un libro esté protagonizado por mujeres no lo hace necesariamente feminista. Y este es ese caso. ¿Que tiene algunos comportamientos que rompen un poco con las tradiciones de la época y dan una imagen algo diferente de la mujer ? Sí. Entiendo que Jo era un personaje rompedor en la época y que no debemos analizarlo todo con el prisma de hoy en día, pero es que aparte de Jo no me parece que haya ningún rastro de feminismo en esta obra.
Considerando todos las factores en juego, la obra como conjunto no me ha parecido tan loable como se pretende y por desgracia, no va a poder contarse entre mis clásicos preferidos.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
LEMB
 28 abril 2020
Harto conocida es esta historia, no solo por la novela sino también por alguna de las varias adaptaciones cinematográficas que hay de la misma. Su título evoca muchas cosas; me lleva a la ternura de la familia, a las buenas intenciones, al perdón, a la ayuda desinteresada, a lo especial que hay en cada uno, a cómo se puede renunciar a algo por alguien, al amor fraternal, a la amistad y al amor, aunque en este libro es algo poco presente.
Escrita en la segunda mitad del siglo XIX, tiene el valor de haber de haber sobrevivido en el tiempo muy bien, siendo lectura preadolescente (para lectores de unos 12 años) de varias generaciones. Esto es importante porque esto es precisamente lo que vas a encontrar entre sus páginas: una historia costumbrista sobre cuatro niñas, su situación familiar y cómo viven mientras su padre está en la guerra.
Como si de una obra de teatro fuera, comienza con una escena en la que están todas las hermanas juntas, hablando, y, a través de ese diálogo, podemos ya intuir cómo es cada una de las hermanas. Una vez que termina esa escena, el narrador se dirige directamente al lector, involucrándolo. Este tono acrecenta la sensación de novela juvenil, ya que esas explicaciones facilitan que el lector se haga una composición completa y, además, consiguen que forme parte de la familia March.
Un lenguaje muy sencillo, todo lleno de escenas caseras y habituales, y una pequeña trama alrededor de todos los personajes. Sí he encontrado alguna discrepancia con el carácter de las niñas tal como se muestra en algunas de las versiones cinematográficas; por ejemplo, Meg, la mayor, no es tan conformista como parece en la película, y está preocupada por su aspecto, anhelando tener más, tener lo que otras niñas tienen y no tener que trabajar. Destaco esto porque es una de las diferencias que más me ha sorprendido. Por lo demás, adoras a Jo y su frescura; te enternece Beth y su bondad; Amy no es tan insoportable como en las películas; Laurie es el compañero perfecto de juegos y casi el único galán de la historia, junto con su preceptor. Por cierto, el abuelo de Laurie es como el abuelo de todas y su relación con Beth es lo más emotivo de este primer libro.
Tiene un aire de enseñanza, mostrando lo que se debe hacer, cómo deben comportarse las niñas, cómo deben ser buenas, que me devuelve a la idea de literatura infantil. Supongo que tiene que ver con el público objetivo de la novela, porque las situaciones que se dan son relativamente simples, terminando con una especia de pequeña lección hacia cómo debe comportarse alguien temeroso y alguien bueno. Esa pequeña felicidad que rodea al hogar de los March, que es pobre pero está lleno de amor.
Sorprende el estilo narrativo de una novela escrita en el siglo XIX. No sé si es por la traducción que yo he usado o que la novela, por su carácter, es así de limpia. No son personajes complicados, ni pensamientos trascendentales ni rompedores. Además, el narrador, o narradores porque hablan en primera persona del plural, siempre trata a las mujercitas utilizando la palabra niña, incluso a Meg, que tiene 17 años, acentuando ese carácter de inocencia y de ignorancia propio de unas chicas educadas en un entorno seguro, familiar, donde hay bondad y donde todo transcurre con cierta tranquilidad. Ellas nunca han salido al mundo ni conocen más allá.
Dicen que la escritora escribió esta novela como homenaje a su infancia y a su hogar familiar. Todo gira en torno al amor: amor a la familia, a los padres, al cónyuge, a las hermanas, a los amigos, a los vecinos... con esa sensación de que si repartes amor, lo recibirás. Esto es algo que se palpa en todo el texto.
Si dejo a un lado esa sencillez en el texto, es una historia tierna, bonita, de buenos sentimientos, con ese objetivo de que a pesar de que te ocurran cosas malas, tienes que dar gracias por todo lo bueno que te rodea. Así es un poco la vida de estas littlewomen que están descubriendo la vida.
No sabía que esta historia, tal como la conocemos por el cine, está formada por dos libros: Mujercitas y Aquellas mujercitas, y un tercero que continúa con la historia donde la dejamos, Los hombrecitos. El primer y segundo libro son los que forman parte de las versiones que se han hecho, y al desconocer esto, me he encontrado que me faltaba algo al terminar. Tengo el segundo libro en digital porque la editorial Susaeta lo puso gratis estos días y pronto, muy pronto, lo leeré, porque necesito saber más de Jo y de las demás; necesito que crezcan, que cambien y que vivan un poco más. Es como si me faltase algo. Mujercitas termina sin terminar y yo quiero cerrar esta historia.
En definitiva, ha estado bien leerlo pero, muy a mi pesar, creo que lo hubiera disfrutado muchísimo más si lo hubiese leído con diez años. Así que si tenéis alguien a vuestro alrededor que esté comenzando a leer novelas y disfrute con las historias familiares que transcurren en otras épocas, adelante, regálale una bonita edición de Mujercitas. le encantará. Ah, y no olvides acompañarla de Aquellas mujercitas, para que no le ocurra como a mí y se quede con la sensación de que le falta algo.

Enlace: https://millibrosenmibibliot..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         60
Anabel
 24 agosto 2020
Hola, hace mucho que tenía pendiente este clásico, creo que de todos mis pendientes es el que más ganas le tenía. Así que no perdí la oportunidad cuando en Masa crítica de Babelio lo ofrecieron para reseñar, menos mal que me tocó y pude recibirlo en casa, es una maravilla, tanto la historia como la edición. Las ilustraciones son de Giselfust, y son una preciosidad, enmarcan toda la novela, vas leyendo y de pronto te encuentras una y es que te maravilla, menudo trabajo más bonito, esta es la edición que quería sin duda. Además tengo que decir que es la versión integra, en él encontramos tanto la primera como la segunda parte, así que mejor todavía.

Una de las grandes trabas que me encuentro a la hora de leer un clásico es la narrativa, no me gusta leer los clásicos adaptados así que me cuestan un poco, pero no ha sido en este caso, desde luego que la traducción es genial y bien hecha. El libro está narrado en tercera persona, algo comprensible ya que se nos cuenta la vida de cuatro hermanas, aunque unas tendrán más protagonismo que otras, pero a todas les he cogido cariño, aunque no es de extrañar que a una más que a las otras. En la primera parte nos encontramos a unas mujercitas que son aún niñas, Meg que es la mayor tiene 17 años, lo que nos hace ver que ella está madurando a marchas forzadas, no así sus hermanas, sobre todo la alocada de Jo. Desde las primeras páginas me he sentido como en casa con ellas y sus historias, cada capítulo era una aventura en sus vidas, no sabía qué podría llegar a encontrar, y eso me ha gustado, porque encima son capítulos cortos y te hacen que quieras seguir y no parar, siempre me apetecía leer un capítulo más. En ese aspecto también hay algo malo, y es que había algunos capítulos que se me hicieron algo cuesta arriba, pero fueron pocos.
En esta ocasión no voy a comentar nada de la ambientación, la autora habla de su época y como tal es perfecta, tanto en pensamiento como en ropas y moda, pero vamos que para mí ha sido una delicia, algo que me encanta de los clásicos es la gran exactitud de todo ello. Lo bueno de este clásico es que podemos ver en Jo un cambio significativo, ella tiene un pensamiento más actual y moderno para su época, dando lugar a muchas partes en las que para la época son una gran revolución para la mujer, algo que me ha parecido perfecto y que la autora ha conseguido todo mi respeto. Esto se atisba más en la segunda parte, donde encontramos a una Jo madura y adulta, en la cual ella busca su libertad tanto de pensamiento como de creatividad. Así que ya podéis imaginar de todas quien ha sido mi favorita, aunque también tengo que decir que la autora le da mucha importancia, tanto en la primera como la segunda parte.

De las dos partes la que más me ha gustado es la segunda, no sé si es la madurez de las hermanas o que los temas que se tratan me gustaban más, pero me ha gustado cada capítulo, no como en la primera parte algunos se me hicieron cuesta arriba. La segunda parte, que ya he visto que en algunas partes la llaman "Aquellas mujercitas" la he devorado, cuando quise darme cuenta ya estaba en el final. Y qué final, pensaba que sería un libro con una trama predecible, desde el comienzo de la primera parte se ve qué pasará con una de las hermanas, pero para nada ha sido así, la autora le da un gran cambio de tuerca y nos muestra una parte de una de las hermanas más madura si cabe, una parte en la que lucha por lo que quiere. Este cambio en la trama me ha gustado, de hecho esta segunda parte es mucho más romántica que la primera, y eso también me ha gustado más, además de conocer nuevos escenarios deslumbrantes, en los que la autora no escatima en detalles, pero no tantos como para cansar al lector.
Así que en definitiva este clásico lo he disfrutado muchísimo, las ilustraciones y la edición tan preciosa han sido un gran plus para disfrutarlo. Me queda en el recuerdo Jo, Meg, Amy y Beth para siempre, así que me toca ponerme a ver adaptaciones, que es lo que me apetece ahora mismo, y poder disfrutar en cuanto lo consiga de otras novelas que escribió la autora del mismo libro pero con otros personajes.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20

Las críticas de la prensa (1)
revistan06 mayo 2019
La periodista Ingrid Beck hizo un experimento en Twitter: preguntarle a otras mujeres sobre su vínculo con la novela Mujercitas y en especial, con Jo March, la más rebelde y encantadora de las cuatro hermanas, con su pasión por la escritura y su resistencia a encajar adentro de vestiditos festoneados de puntillas.
Leer la crítica en el sitio web: revistan
Citas y frases (125) Ver más Añadir cita
AGamarraAGamarra13 abril 2020
"Y tengo experiencia, ¿acaso no he educado a un joven que ahora es la honra de esta familia?"

Casi 4 estrellas pero el final, o más bien el argumento para cerrar el final, uno de los peores que he leído,no porque esté mal escrito sino desde luego por gusto personal y desde luego por algo de falta de coherencia desde mi humilde punto de vista; supongo que a la mayoría no le ha gustado.
Esta novela fue creada o editada para ser un libro para "mujeres jóvenes", vamos que su objetivo era servir de modelo para la crianza de una niña o en todo caso de ser agradable para la formación de una joven por lo que abundan sermones y enseñanzas morales; y, seamos sinceros, a qué adulto o joven le gusta que lo sermoneen y le expliquen lo que deben hacer aunque sea algo sutil, pues de hecho estoy seguro que leerlo cuando uno es muy joven o niño, cuando "no te han terminado de explicar lo que es bueno o malo" debe ser muy edificador y divertido. Sin embargo, para mí, eso no le quita ningún talento ni mérito, excepto desde luego por algunas desavenencias que puedo tener con algunos preceptos religiosos que allí se exponen. Sin embargo no creo que la historia sufra tanto por ello.
El estilo de contarlo no me gustó mucho sobre todo en la primera parte. Debo decir que la Segunda me gustó más a pesar que el desenlace como menciono no me gustó para nada. La primera parte la sentí muy infantil, y yo intuyo que para la segunda luego del éxito de la primera la autora pudo ser un poco más libre tal vez para desenvolverse y exponer sus propias ideas. Al inicio el relato es una serie de aventuras, las cuales no todas fueron de mi interés, y eso corta bastante todo el hilo. Es un libro ideado para niños, ya digo. Las novelas de la condesa de Ségur también son de esa manera "episódica", pasa algo, luego ya no tiene importancia, y la cantidad de hermanas hace que todo sea un poco disperso. Ya la segunda me pareció más ordenada y coherente con lo que se quería contar aunque algunas epístolas que se metieron no fueron de mi agrado.
La historia cuenta las aventuras de las hijas de los March: Beth, Jo, Amy y Meg. Todas ellas son pobres y viven con su madre que es ejemplo de ternura y sobre todo de educación, las cuida pero no las sobreprotege y si algo tiene que enseñar "Mujercitas" es el amor de familia, solidaridad, humildad y confianza que debería reinar en todo hogar. Desde luego el personaje más entrañable es Jo, quien es una especie de niña "poco femenina" con razgos masculinos para la época. Me resulta por ejemplo más sincera y real esta personaje que Shirley de la homónima novela de Charlotte Bronte, quien también es "masculina" pero se nota artificial. Jo, en cambio, (y es obvio porque la novela tiene bastante de autobiográfico), luce más natural, es una niña que desea ser escritora y trabaja, como todas sus hermanas, por lograr su objetivo, le encanta que le digan que no es femenina y parece esforzarse por mostrarse tal como es sin importar lo que los demás le puedan decir. Usa palabras "soeces" y tiene una actitud bastante relajada aunque es muy amistosa, es valiente y me gusta la manera que tiene de enfrentar sus problemas. Trata con su madre de igual a igual y muchas veces es el apoyo de ésta y de toda su familia ya que es muy madura y con el tiempo se hace aún más. Sin embargo, a pesar de su independencia (que es lo más resaltante de su carácter) tiene gran responsabilidad y respeto hacia su madre a la cual consulta cuando tiene debilidades. Eso me pareció muy bueno entre lo que se trata de transmitir en el libro, que ya digo, puede ser bastante edificante para un niño.
Lo otro desde luego que me agradó es la relación de amistad con su vecino Laurie, a pesar de todo el argumento es claro que se necesitan mutuamente. Sus diálogos y situaciones son imperdibles y creo tienen bastante originalidad mucho más para la época. Las dos partes en realidad son un tratado de toda la vida de las chicas hasta que ya se vuelven mayores.
Desde luego el final como menciono no fue para nada de mi gusto, no sólo veo cosas contradictorias sino incoherentes con lo que se venía contando. Me hace recordar en ello a "La nueva Eloísa", aunque ésta sea un dramón enorme es más coherente creo que la manera cómo decidió la autora darle el fin a "Mujercitas".
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         50
altamiranofernandaaltamiranofernanda21 febrero 2020
Esta linda y sencilla novela, cuenta la historia de una familia con 4 hijas, todas muy diferentes, con características muy especiales. Mi preferida fue Jo, una hermana un tanto especial que no lo gustaba seguir estándares propios de las señoritas de la época. Este libro lo leí hace años y no recordaba mucho, al principio me costó engancharme con la prosa propia de la época con mucha descripción, pero a medida que avanzaba quería saber en qué terminaba la historia. Leí por ahí que es el primero de 4 libros, así que espero tenerlos pronto.

4💖/5
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         20
lavidademisilenciolavidademisilencio15 noviembre 2019
Aún tenía que descubrir que el dinero no sirve para comprar el refinamiento, que la posición social no siempre es sinónimo de nobleza y que la buena educación se nota aunque la persona tenga que hacer frente a carencias externas.
Comentar  Me gusta         50
LorenaTitaniaLorenaTitania18 septiembre 2020
Fue entonces cuando Meg, que a menudo se sentaba a solas, vertía lágrimas sobre su labor y supo lo rica que había sido en cosas más valiosas que todos los lujos que pudiera comprar el dinero: en amor, protección, paz y salud, las verdaderas bendiciones de la vida.
Comentar  Me gusta         40
lavidademisilenciolavidademisilencio12 noviembre 2019
[...] —Alzó la mano sobre el brazo de la butaca, señaló el índice endurecido de Meg, una quemadura en el dorso y dos o tres callos en la palma—. Recuerdo cuando estaba blanca y lisa, y cuidabas de mantenerla así. Era preciosa, pero ahora me lo parece mucho más porque en estas marcas leo una historia. Has sacrificado la vanidad.
Comentar  Me gusta         30
Videos de Louisa May Alcott (4) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de  Louisa May Alcott
La Guía para sobrevivir (en cuarentena) propone una aproximación a las grandes obras de la literatura universal: una guía de lectura para desmenuzar, interiorizarse y revisitar, en algunos casos, aquellos autores y autoras de textos cumbre que marcaron un antes y un después en nuestra vida como lectores.
En este primer episodio, la escritora Gloria V. Casañas se interna en el universo de Louisa May Alcott y reflexiona sobre el lugar que ocupa Mujercitas en la literatura: recuerda los orígenes en la escritura de Alcott, analiza la vigencia de su obra y plantea, además, una "lectura adulta" para una novela comúnmente asociada a la adolescencia.
+ Leer más
otros libros clasificados: Literatura clásicaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

¿Cuánto sabes sobre la literatura de Estados Unidos?

La leyenda de Sleepy Hollow es un relato corto de terror y romanticismo, se desarrolla en los alrededores de...

Nueva York
Londres
Chicago

10 preguntas
34 lectores participarón
Thèmes : literatura norteamericanaCrear un test sobre este libro
{* *} .. ..