InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 8491816402
Editorial: Alianza (19/09/2019)

Calificación promedio : 3.56/5 (sobre 8 calificaciones)
Resumen:
La Brigada de Luz: así es como se denominan los soldados que luchan contra Marte cuando regresan "distintos" de los frentes de batalla interplanetarios a los que han sido teletransportados convertidos en luz. Dietz es un despojo, alguien a quien se le niegan los derechos sociales básicos que proporcionan las megacorporaciones que controlan el sistema solar, y se alista en el ejército corporativo de Tene-Silvia para vengar a los millones de personas que han muerto a ... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (7) Ver más Añadir una crítica
Cris_Mica
 28 junio 2020
Este libro sería un buen relato, le sobran páginas por todas partes.
La premisa puede resultar interesante a simple vista: una guerra corporativista que lucha por territorios planetarios y una protagonista que se alista para conseguir la condición de «ciudadana», ya que en ese mundo la diferencia de clases es abismal. Una vez dentro, para viajar interplanetariamente se convierten en luz para así poder «saltar» automáticamente a un territorio a millones de kilómetros de distancia, pero estos saltos alteran todo su ser y no funcionan como deberían funcionar.
Insisto puede resultar interesante. Sin embargo se hace tan repetitivo que es inevitable mirar todo el tiempo cuánto te queda para acabarlo.
Hay muchos tipos de novelas militares y muchos recursos literarios para que aun contando una actividad repetitiva —como es desplegarse y llevar a cabo una misión—, resulte interesante y sobre todo necesario para la trama. Aquí no ocurre. Y no será por los frentes que abre la autora, por los que a menudo pasa superficialmente, centrándose demasiado en su protagonista que no es, en absoluto, tan interesante. Podía haber hecho muchas cosas: profundizar en la situación socioeconómica, en alguna corporación (cuáles son sus intereses, quiénes hay detrás…), en alguna ciudad (cómo viven, cómo funciona…), pero eso sería otra novela.
El resultado de pasar superficialmente por el marco y el contexto que ella misma ha creado es que, al final, el poso que te queda es el de siempre: qué malo es el capitalismo, buuuuu a todo el entramado empresarial, qué malos son los ricos y, por supuesto, ¡pobres los pobres! Obviamente es un mensaje con el que todos sobre el papel estaríamos de acuerdo y, sinceramente, cansa usar tanto ese mensaje para alentar a tus palmeros progres. ¿No hubiera sido más interesante que profundizara o creara un personaje dentro de una de estas megacorporaciones? Qué queréis que os diga, yo soy de personajes grises y aquí no hay ni uno, ni situaciones que nunca son tan simples porque la vida no lo es; pero insisto en que con eso sería otra novela.
Hablemos de ciencia ficción. Aquí el elemento de cifi son esos saltos que poco a poco descubrimos que también lo son en el tiempo y que realmente Dietz está en un bucle temporal. Pero no un bucle como Donnie Darko, un bucle repetitivo donde utiliza el recurso de la confusión todo el rato. Todo el tiempo . Digamos que hasta que no vas por el 80% de la novela la protagonista no toma las riendas y realmente no se convierte en un elemento activo. Hasta entonces ella es presa de la situación y las circunstancias, va deambulando mientras es borde, suelta tacos e intenta entender lo que pasa. Por eso le sobran palabras a esta novela, porque extiende demasiado esa parte de no saber qué ocurre para luego llegar a un final medianamente satisfactorio al que podía haber llegado veinticinco mil palabras antes con el mismo resultado. Porque las palabras que le sobran no las usa para dar matices sobre el entorno, situación o contexto en general. Son, lo dicho, más de lo mismo, la protagonista confusa todo el tiempo haciéndose preguntas y no entendiendo nada. Y si esto lo mezclas con sus recuerdos de persona civil ya es el acabose, porque en ningún momento es relevante, necesario, ni mucho menos interesante.
Así que no, no recomiendo esta novela. Y no, no entiendo por qué está nominada. El estilo de Hurley es el que es, usa un lenguaje coloquial y construcciones sencillas, la historia es muy superficial y los recursos que usa también son sencillos porque juega con la desinformación. Un poco decepcionante.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
AlmaLectora
 29 junio 2020
Me he adentrado en una nueva aventura de ciencia ficción. Esta vez con toques de viajes en el tiempo y toques apocalípticos para la humanidad. 
Nos encontramos con la humanidad en guerra con una colonia en Marte. Y la Tierra gobernada por corporaciones. Donde para tener derechos te los tienes que ganar trabajando y los pobres son los desechos de la humanidad. Entre estos desechos nos encontramos a Dietz la protagonista de la historia, que para ganarse la ciudadanía se alista en el ejercito para luchar en la guerra. Aunque sabe que muchos no sobreviven al primer salto. Y es que para que los desplazamientos sean más rápidos hasta Marte o donde sea la misión, los soldados son desintegrados en partículas de luz y transportados al lugar. Ya esta idea me pareció increíble y daba posibilidad a muchos fallos. Y es lo que ocurre a lo largo de la historia. 
Cuando Dietz hace su primer salto no va donde se supone que tiene que hacer su misión sino que aparece en otra parte con otra patrulla y con otra misión. al volver todo es diferente y ha pasado tiempo desde ese primer salto. Ella ni nadie sabe lo que pasa. Y a lo largo de la historia tanto la protagonista como los lectores vamos averiguando lo que pasa en los saltos y el resultado de esa guerra, según avanza la historia. 
Lo que me ha gustado mucho es que en ningún momento sabes donde va a ir a parar Dietz, cómo será la situación de la guerra cuando llegue a la misión o el tiempo que ha pasado. Es toda una incertidumbre. Además al no seguir una línea temporal recta tienes que ir resolviendo una especie de puzzle que poco a poco se va resolviendo. Y el final es tan sorprendente pero al mismo tiempo tan desalentador.
Y no solo habla de aventuras y viajes en el tiempo, con esa ambientación de ciencia ficción. Sobre todo habla de la vida en el ejercito. El trato que reciben los reclutas durante la instrucción. Como son humillados en según que ejercicios con el pretexto que es para hacerles mejores soldados y así poder afrontar cualquier problema en el frente. Luego también se ve el día a día de la guerra. Cómo los soldados viven su vida con sus compañeros. Cómo ven a sus compañeros, después de sobrevivir a misiones y ayudarse, como una familia. O como afrontar la muerte. Los traumas de la guerra que les queda no solo físicos sino también psicológicos. Las brutalidades que pueden llegar a ver. Y es que aunque esté ambientado en un mundo futuro, la autora muestra situaciones muy reales de la guerra.
Debo puntualizar que algunas escenas de guerra u otras situaciones no sean para todo lector. Y es que la autora tiene una forma de describir muy vivida. No se corta mucho en decir cómo mueren las personas. Debo decir que tiene otra particularidad esta autora y es que escribe con frases cortas pero muy concisas. No tiene descripciones con florituras. Por ello, esas descripciones de muertes pueden ser duras. Pero a mi la lectura me atrapó. Leía un capítulo tras otro. Y ayudaba con los capítulos fueran muy cortos. Y aunque no hay mucho diálogo, el que la historia no para de estar en movimiento, para mi ha sido una lectura rápida. Pero que me ha hecho ver más de cerca la realidad de la guerra desde un enfoque diferente.
En conclusión, una historia de ciencia ficción con viajes en el tiempo, que ahonda mucho en la vida del ejercito y cómo cambia esta a los soldados. Me ha gustado como la autora no sigue una línea temporal recta y así construir una historia donde la protagonista y el lector van a ciegas. Tiene ciertas ciertas descripciones que no son para todo los lectores. Pero la forma de escribir de la autora hace que te bebas el libro.
Enlace: https://almalectora.wordpres..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
edicionilustrada
 08 julio 2020
Lo primero que quiero decir de este libro que el tema de los saltos temporales y viajes a través de la luz que se indica en la sinopsis me pareció una idea original y diferente (no suelo leer mucho ciencia ficción) y al final ha resultado ser que ha sido lo que me ha parecido menos interesante, incluso repetitivo y a veces algo confuso.
Se nos presenta un mundo donde hay una lucha de corporaciones que luchan por conquistar terrenos planetarios y que son los que deciden si tienes derecho a ser "ciudadano" de primera o no.
En este panorama tenemos como personaje principal a Dietz que se alista en el ejército buscando venganza por la muerte de su familia. Después de su entrenamiento, en el primer viaje interplanetario ocurre algo inusual que hace que llegue a un destino diferente y que hace que pronto se de cuenta de que lo que las corporaciones que tienen el poder dan como información no es lo que está ocurriendo realmente, sino que es lo que ellas quieren que los soldados crean.
La primera parte del libro está llena de acción, en el que no tenemos respiro entre entrenamientos militares y los primeros viajes. Sin embargo, la segunda parte de la lectura no sigue el ritmo de las primeras páginas, y aunque ya nos hemos ubicado en la historia y con los personaje, los viajes se hacen repetitivos y la trama decae un poco. Aún así sigue siendo una lectura rápida y que no se hace densa debido al lenguaje sencillo.
Es una lectura entretenida, en la que el tema militar tiene bastante importancia, y vemos la evolución de los soldados conforme avanza el entrenamiento, así que si os interesa el tema os lo recomiendo. Y además, también merece la pena porque tiene un mensaje importante, una evidente crítica a la sociedad capitalista.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
MariaT
 06 octubre 2019
No se me ocurre mejor manera de empezar con el #LeoAutorasOct de este año que hablándoles de la nueva novela de una de mis escritoras favoritas: la fabulosa Kameron Hurley. Ya saben que no me cansaré de recomendarles su colección de ensayos La revolución feminista geek o la increíble y visceral Las estrellas son legión, pero hoy tengo otro libro que sumar a la lista: La Brigada de Luz. Una novela asombrosa que nos presenta una guerra interplanetaria en la que luchan soldados capaces de viajar en forma de luz.
“Quería ser la luz, estar con los salvadores, con los héroes. Cómo no.
Pero ante todo quería exterminar al enemigo”.
Conoceremos la historia de la mano de Dietz, una de las personas que, tras un brutal ataque perpetrado por los marcianos en Sao Pablo, uno que acabo con la vida de casi dos millones de personas, decide alistarse en el ejército corporativo Tene-Silvia para vengarse. Porque en ese futuro ya no existen los países, solo megacorporaciones que controlan todas las regiones de la Tierra que aún pueden albergar vida tras las brutales guerras o el cambio climático, así como también parte del Sistema Solar.
Dentro de esas corporaciones gigantescas no todas las personas tienen los mismos derechos. Solo los ciudadanos pueden disfrutar de todos los beneficios, incluyendo la asistencia médica o el derecho a votar. La gran mayoría se tiene que conformar con ser residentes, lo que les da acceso a trabajos precarios y peligrosos y poco más. Pero incluso esa inseguridad es mejor que ser un despojo y carecer por completo de la protección de las corporaciones, viviendo de los desechos de las ciudades y expuestos a que una simple cortada se convierta en una condena de muerte.
“Ser un despojo es pasar hambre. Vivir de los desperdicios ajenos. Rezar para que un catarro no se convierta en neumonía. Ser un despojo es saber cómo huele la gangrena. Es morir de un arañazo en la rodilla que se infecta. Es cagar en una zanja. Es comer bichos atropellados”.
Después de crecer como un despojo, y que sus padres se transformasen en residentes cuando era casi una adolescente, entrar en el ejército significa que tras un servicio de diez años Dietz podría ser una ciudadana más. Pero una década es mucho tiempo cuando se libra una guerra interplanetaria y los soldados son convertidos en luz para que puedan viajar a los diferentes frentes de manera rápida. Un invento que permite enviar soldados a Marte en doce minutos o hasta el cinturón de asteroides en menos de una hora.
Pero tras un duro entrenamiento, Dietz se da cuenta que no experimenta los saltos que la transforman en luz de la misma manera que los otros miembros de su pelotón. Un hecho que primero oculta ya que no es capaz de entender qué sucede. Y que luego sigue manteniendo en secreto porque pondría en riesgo su vida. Parece que no es la única persona que ha llegado desorientada tras un salto, pero esos soldados tienen tendencia a desaparecer, un destino que nuestra protagonista no desea compartir.
“Nos desmaterializamos como en esas antiguas series de televisión, pero no es rápido, no es indoloro y somos conscientes de ello en todo momento. Ya no tenemos cuerpo, estamos encerrados.
Somos haces de luz”.
En la primera parte del libro nos convertimos en testigos de lo que la instrucción obligatoria hace a Dietz y a sus compañeros. Como van quitándoles capa a capa su humanidad hasta transformarlos en máquinas de asesinar. En personas que ansían matar al enemigo, que lo hacen sin vacilación en busca de halagos y validación. Que están seguros e que se encuentran en el bando correcto, que quieren exterminar al otro, a los extraterrestres, porque ellos son los héroes. No todos consiguen pasar el atroz entrenamiento. Vivir todo el proceso junto a la protagonista te hace entender cómo funciona la psicología de la guerra y la deshumanización, propia y del otro. Es simplemente brutal.
Ya luego estaremos directamente en la guerra. Y nada de lo que les pueda decir los preparará para los horrores de los que Dietz será testigo. No será cómodo o bonito. La guerra nunca lo es. Pero si conocen a Hurley ya saben la crudeza y visceralidad que pueden tener algunas de sus escenas. Desde mi punto de vista, lo mejor será ver la lucha de Dietz por encontrar respuestas. Por buscar la verdad entre tantas mentiras. Creo que nunca la ciencia ficción militar fue tan poco militarista, lejos de exaltar la guerra, Hurley decide criticarla desde adentro.
“La guerra consistía en la aniquilación de la verdad. Todos los buenos dictadores y consejeros delegados lo saben”.
El libro está plagado de referencias a clásicos de la ciencia ficción, y entre las muchas cosas que la autora hace bien en la novela encontraremos que juega con la ambigüedad del lenguaje para hablarnos de su protagonista. No imagino lo difícil que fue la traducción del libro, pero el trabajo de Natalia Cervera es excepcional. Era una de las historias que más ganas tenía de leer y de nuevo la autora ha superado todas mis expectativas. Va directa a mis mejores lecturas del año.
Secretos, mentiras, viajes en forma de luz, destrucción, esperanza… La Brigada de Luz, de Kameron Hurley, es una novela asombrosa y adictiva que más que hablarnos de un futuro hipotético de guerras entre mundos y corporaciones, nos está hablando del presente. del capitalismo y su voracidad. de las mentiras cómodas que nos contamos a nosotros mismos porque no estamos preparados para la verdad. Es una crítica feroz a la guerra y a un sistema que se sustenta con el dolor y los sueños de los más vulnerables. Ya no puedo hacer otra cosa que recomendarles que le den una oportunidad, no se arrepentirán. Hurley es una de esas voces que hay que escuchar.
Enlace: https://inthenevernever.blog..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
AnaM
 18 junio 2020
Libro de ciencia ficción donde nuestra protagonista se alista al Ejército Corporativo para buscar venganza contra los marcianos. Después de una dura formación, comienzan a usar los saltos para llegar a Marte y luchar contra sus enemigos. El problema es que Dietz, en sus saltos, no termina donde debería estar y sus saltos no coinciden con el resto de su brigada.
El inicio de la novela me gustó bastante. El entrenamiento de los soldados, bastante duro, su convivencia, el misterio de lo que ocurrió en San Paulo y la intriga que me daban los saltos de la brigada. Sin embargo, cuando empiezan los saltos, empezó a ser más y más pesada la historia (tampoco es que me haya enterado yo muy bien de la línea temporal) y empecé a perder el interés.
A parte de la confusión por los saltos y las líneas temporales, tampoco estoy en un momento en el que me haya gustado tanta moralina. La crítica está ahí, pero se me ha hecho un poco machacona. Quizá este libro lo tendría que haber leído en otro momento porque me ha debido pillar con mal pie. A parte de que me es bastante difícil meterme de lleno en la historia si no conecto con los personajes.
Aún así es un libro que se lee rápido, con una prosa sencilla y directa y, oye, ya iba siendo hora de leer un libro corto. La verdad que dudo bastante en leer el otro libro de la autora por el momento.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Citas y frases (4) Añadir cita
MariaTMariaT06 octubre 2019
Ser un despojo es pasar hambre. Vivir de los desperdicios ajenos. Rezar para que un catarro no se convierta en neumonía. Ser un despojo es saber cómo huele la gangrena. Es morir de un arañazo en la rodilla que se infecta. Es cagar en una zanja. Es comer bichos atropellados.
Comentar  Me gusta         10
MariaTMariaT06 octubre 2019
Nos desmaterializamos como en esas antiguas series de televisión, pero no es rápido, no es indoloro y somos conscientes de ello en todo momento. Ya no tenemos cuerpo, estamos encerrados.
Somos haces de luz.
Comentar  Me gusta         10
MariaTMariaT06 octubre 2019
Quería ser la luz, estar con los salvadores, con los héroes. Cómo no.
Pero ante todo quería exterminar al enemigo.
Comentar  Me gusta         20
MariaTMariaT06 octubre 2019
La guerra consistía en la aniquilación de la verdad. Todos los buenos dictadores y consejeros delegados lo saben.
Comentar  Me gusta         20
Videos de Kameron Hurley (2) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Kameron Hurley
ENTREVISTA
otros libros clasificados: ciencia ficciónVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

La sombra del viento

¿Quién es autor del libro?

Almudena de Arteaga
Fernando Martinez Laínez
Carlos Ruiz Safón

12 preguntas
51 lectores participarón
Thème : La sombra del viento de Carlos Ruiz ZafónCrear un test sobre este libro
{* *}