InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTest

Levi Pinfold (Otro)Marcelo E. Mazzanti (Traductor)
ISBN : 8418538538
Editorial: Duomo ediciones (31/01/2022)

Calificación promedio : 4.63/5 (sobre 15 calificaciones)
Resumen:
Ya no quedan osos polares en la Isla del Oso.
O, al menos, eso le dijo su padre el día que se trasladaban al Ártico, donde él iba a trabajar durante los siguientes seis meses. Pero un atardecer, a April le parece ver una enorme silueta en el horizonte.
Recortado contra el sol, algo se mueve. Sucede en un abrir y cerrar de ojos. Algo grande que avanza a grandes pasos y totalmente inesperado. April vuelve a parpadear. Sea lo que sea, ya no está. Pero pod... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea
Críticas, Reseñas y Opiniones (18) Ver más Añadir una crítica
oscarseron
 01 February 2022
Hannah Gold nos trae una novela de literatura infantil y juvenil, en la que debuta, donde el amor por la Naturaleza, los animales y el planeta marcan el desarrollo de la obra.
En el libro se narra cómo una niña cómo una niña de 11 años, y bastante sensible para los animales, además de amante de la Naturaleza, entabla relación amistosa con un oso polar atrapado en la llamada “Isla del Oso” del archipiélago noruego de Svalbard.
A través de esta amistad, la autora trata de concienciar sobre las terribles consecuencias que trae consigo el cambio climático, como que los animales pierden su hábitat, así como su posibilidad de conseguir comida, con lo cual terminan extinguiéndose y los ecosistemas se resienten al perder los eslabones de la cadena trófica. También, como consecuencia de este cambio climático, y su consiguiente aumento térmico, se está perdiendo masa helada de los Polos, lo que provoca el aumento del nivel de agua de los océanos, y cambios en la geografía terrestre.
Unido a esto, está el problema grave de la contaminación del planeta, ya sea a través de los plásticos y residuos sólidos, amén de fertilizantes y otros productos químicos que arrojan las industrias, que tardan millones de años en descomponerse, y que acaban en las aguas, ya sea por la basura arrojada en los campos y bosques. Todo ello con la idea de que cualquier gesto y voz que se levante en favor del Planeta ayuda, y es bienvenida. Es decir, cualquier pequeño gesto cuenta.
Otro tema de gran importancia sobre el que intenta llamar la atención la novela es que tanto los animales como los niños tienen una gran capacidad de percibir ciertas emociones que los adultos hemos perdido con el paso de los años. Esto también hace que sea más sencillo que los animales y los niños puedan entablar una buena amistad debido a que ambos están más unidos con la Naturaleza que los adultos. Pero para que se pueda ayudar a los animales, siempre es necesaria la ayuda de los adultos. Además, esta ayuda trae consigo una fidelidad infinita por parte del animal hacía el humano.
Incluso se plantea los problemas que acarrean en las relaciones familiares un exceso de trabajo por parte de cualquiera de los progenitores, con lo cual pierden tiempo para disfrutar con sus hijos, y además hace que estén más irritables. También esta falta de afecto de uno de los padres, o de ambos, hace que los hijos puedan tener problemas para tener unas relaciones sociales plenas. Además de no saber interactuar correctamente o con facilidad, cosa que la ayuda de los animales puede terminar corrigiendo.
Y aunque sea de manera aparentemente residual, indica igualmente el acoso que sufren algunos niños por ser distintos, entendido esto como que no siguen los parámetros establecidos para ellos por la Sociedad, ya sea por motivos estéticos – físicos, de gustos, inteligencia o aficiones. Por ello algunos niños están más felices e integrados con los animales ya que estos únicamente se fijan en el fondo de las personas.
Y todo ello está ilustrado con una magnífica maestría por Levi Pinfold, que consigue que casi parezcan reales, es decir fotografías, más que dibujos.
Globalmente la historia busca que tanto niños como adultos actuemos para cambiar nuestra deriva y empecemos a cuidar más y mejor el Planeta.
Personalmente me ha parecido una novela emotiva y con unas reivindicaciones muy claras en favor del Planeta, y por ende todos sus ecosistemas y seres vivos. Dando voz a todas esas personas que ponen su granito de arena para mejorar nuestra casa en la figura de la protagonista, April.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         60
carlotenia
 23 April 2022
April es una niña de 11 años poco convencional, no tiene una pandilla de amigas, es amante de los animales, tiene una gran sensiblidad, y al igual que su madre parece que los entiende y es capaz de hacer que ellos tomen confianza con ella al momento, coman de su mano o se dejen rescatar o coger, algo que sorprende a todos. No tiene madre, porque murió cuando ella tenía 4 años, así que vive sola con su padre, que no se ha recuperado del mazazo de la pérdida de su esposa, y aunque ama a su hija, está totalmente volcado en su trabajo, así que no le hace mucho caso. La chiquilla piensa que todo va a cambiar cuando a él le ofrecen un nuevo trabajo super emocionante, y pese a las reticencias de todo el mundo, se van ni más ni menos que seis meses al Ártico.
En concreto, tienen que ir a la llamada Isla del Oso, al norte de Noruega, en Svalbard. Allí su padre tiene que hacerse cargo de la estación metereológica para ir realizando mediciones de las temperaturas en un registro que servirá para valorar como se están derritiendo los casquetes de esa zona, algo que ha aumentado a una velocidad feroz en los últimos años, siendo algo alarmante. Lo que parecía que en principio iba a ser un trabajo que dejaría tiempo libre a su padre, y podrían pasar tiempo juntos explorando la isla, ya que eran los únicos dos seres humanos allí, es otro palo para April ya que su padre una vez más se encierra en su mundo y en su trabajo y no le hace mucho caso a la niña, que se tiene que buscar la vida allí, ya en cuanto llega parece que otea una sombra en el horizonte de un oso!!! Pero no puede ser, la isla no tiene osos desde hace 7 años!!! Aún así, April se va a explorar la isla y lo que descubre después de varios días es sencillamente sorprendente.
Encuentra un auténtico oso polar salvaje que está herido por unas cuerdas y plásticos (cortesía del ser humano por supuesto). Además está hambriento, famélico, se le notan las costillas, su pelaje no es lustroso sino apagado, y el rostro del animal, sus ojos marrón chocolate están tristes, no es difícil de ver, pero April es capaz de ir más allá, descubrir los sentimientos del animal, que le está pidiendo ayuda, al estar herido no puede cazar, se encuentra atrapado en la isla porque al llegar los cascotes polares se derritieron y no puede volver con los suyos. Lo peor es que no llegó a La isla del Oso solo, pero ahora sí lo está. Será capaz April de liberar al animal pese al terror que inspira? Ella es tan sólo una niña de 11 años!
Escribiendo el anterior párrafo, al recordarlo todo, se me han saltado las lágrimas. Porque esta historia me ha encogido el corazón, y, lo confieso, me ha hecho llorar a lágrima viva. Porque a veces lo más sencillo es lo que más llega, y en la amistad que surge entre la niña y el oso una vez que ella consigue curarle, quitarle su sufrimiento, y alimentarlo hay mucho de magia, que no fantasía, algo puro, inocente, como puros e inocentes son los dos, la niña y el animal. No es una historia real, pero ni falta que le hace, es un cuento, una fábula con moraleja, que viene para darnos una lección a grandes y enseñar a más pequeños. Porque les da a los más jóvenes las armas para tener conciencia de lo que se le está haciendo al Planeta y a los animales que en él habitan, y para que pongan su granito de arena, ya que como se recalca en el libro, por poco que hagamos, es mejor que nada. Sí hay datos reales en la novela por supuesto, el Instituto Polar que aparece en el libro existe de verdad, los datos en los que se apoya son ciertos y son estremecedores: en un período de sólo cuarenta dos años (justos los que yo tengo), el Ártico ha perdido unos 2.600.000 kilómetros cuadrados de hielo marítimo. Y es cierto que ya no hay osos en la isla que lleva su nombre, algo que me llena de rabia y tristeza. Por eso este libro es necesario tanto para mayores como para por ejemplo estudiantes. Sería genial por ejemplo que lo incluyeran en los Institutos en las lecturas recomendadas en clase.
Estructuralmente, es todo bastante sencillo (no olvidemos que es un libro juvenil). Con 29 capítulos de unas 5 páginas cada uno, letra grande y buenos márgenes y espacios, es fácil que capte la atención de los lectores más jóvenes (nada les horroriza más que abrir un libro con letra pequeña y aborrotado), es como muy limpio. Además con varias ilustraciones de Levi Pinfold (todo un descubrimiento), algunas de las cuales os he puesto por aquí. También incluye un mapa de la Isla del Oso. Todo esto, unido a una historia preciosa con un mensaje interesante y que nos llega, hace que el libro se lea en un tiempo récord, incluso por el lector más perezOSO
Se ha dicho que este libro es un rugido contra el cambio climático. Un libro que intenta dar voz a los niños, y jóvenes, con esa metáfora del rugido que Oso le enseña a April, porque muchas veces no les hacemos caso, para los mayores no tienen importancia lo que nos digan, y ellos son los herederos del planeta, y quienes tienen que arremangarse para intentar arreglar o frenar todo lo mal que hemos hecho los que íbamos delante de ellos. Por eso tienen que hacer oír su voz, rugir si hace falta.
La ambientación que logra la autora es fantástica. Puedes sentir, de mano de April, el frío, la sal del mar, el olor a salitre, incluso el olor dulzón de Oso cuando lo abraza, la humedad de su hocico y el agua que cala los huesos. Sus descripciones son tan cercanas que traspasan las páginas y te descubres teniendo un escalofrío cuando la niña y su amigo saltan entre la nieve o los grados bajo cero la hacen tiritar. Porque los dos juntos danzarán por toda la Isla, se apoyarán el uno al otro, se harán compañía en su soledad, se contarán, sin palabras, sólo mirándose a los ojos, sus tristezas, lo que sienten y lo que les preocupa y la niña ideará algo muy peligroso para cambiar la vida de su amigo. Porque pronto llegará el momento de marcharse porque acaba el trabajo de su padre. Qué pasará entre ellos? Si lo leeis, os aseguro que vais a llorar, porque la carga emocional que tiene el libro durante todas sus páginas pero especialmente al final es brutal, es una historia tan humana... Me ha recordado a algunas películas de rescate de animales, de niños que hacen amistad con sus mascotas y las pierden... de esas que vives muy intensamente y acabas llorando a lágrima viva. Y es que veo que este libro puede llegar a los cines muy fácilmente.
También hay que destacar la relación entre April y Edmun, su padre. La verdad es que él lo tiene complicado porque arrastra la pesada mochila de la muerte de su mujer, y April le recuerda a ella muchísimo, pero la niña demuestra una empatía hacia el dolor de su padre, hacía su dejadez y su indiferencia hacia ella que es hasta doloroso leerlo. Es una niña muy fácil de tratar, como he mencionado con una sensibilidad enorme y en vez de montarle un pollo a su padre por no hacerle ni caso (aunque sea inconscientemente), se busca su propio entretenimiento y lo entiende y justifica, es que es un amor de niña! Finalmente su padre se dará cuenta de su comportamiento, de lo mal que lo ha hecho con su hija y de todo lo que se están perdiendo ambos. Será tarde o tendrán una nueva oportunidad? Serán otro momentos en los que se nos encogerá el corazón.
En definitiva, si buscais una novela super emotiva con un mensaje fuerte y necesario, que encierra una historia bella y llena de magia, con una protagonista, April,que nos da toda una lección de comportamiento y madurez y con otro protagonista que es entrañable, no dejeis pasar esta lectura. Además hay que destacar las impresionantes ilustraciones de Levi Pinfold, que ayudan a que la historia se nos meta en todos los poros de la piel. Será un libro que comprareis para vuestros hijos pero que disfrutareis toda la familia, os ayudará a pensar, empatizar y querer poner vuestro granito de arena para disminuir el calentamiento global! La recomiendo sí o sí y va a ser una de mis lecturas del año!
Enlace: https://losauguriosdelaluna...
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Vane24
 15 February 2022
"El último oso", escrito por Hannah Gold e ilustrado por Levi Pinfold, está pensado para un público infantil y juvenil. Pero tras leerlo, desde mi punto de vista, es una historia igual de apta para los adultos.
"El último oso" es una historia preciosa, que me ha emocionado por diversos motivos, pero que esconde varias críticas sociales. La más importante referente al calentamiento global, pero también trata otros temas, como la contaminación del planeta y las relaciones familiares.
Hannah Gold narra la historia de April con una ternura exquisita, que conseguirá atrapar a los más pequeños y crearles la magia de que es posible que una niña se haga amiga de un oso polar.
Me ha encantado la personalidad que ha volcado en Oso, indiscutible protagonista de la historia, junto a April. Oso mantiene la parte animal y salvaje, pero a la vez tiene unas pinceladas de humanidad, por cómo la autora ha enfocado la parte en que es capaz de conectar y comunicarse con April. Esos sentimientos de tristeza y soledad que tan bien consigue transmitir al encontrarse solo en la Isla del Oso. También me ha llamado la atención la relación que consigue con April, esa complicidad de entenderse a través de la mirada o los rugidos, la manera de estar juntos o jugar, actitudes más propias de una mascota como puede ser un perro, pero trasladadas a un oso polar con su parte salvaje. Toda una demostración de los sentimientos que tienen los animales y que en ocasiones los humanos pasan por alto.
Por otra parte, las ilustraciones en blanco y negro por parte de Levi Pinfold me han encantado. Me han resultado realistas, a la par que contienen un pequeño toque infantil. Encajan a la perfección con lo que la historia transmite. Han conseguido captar la ternura y amistad que unen a April con Oso, al igual que la magnificencia de Oso, consiguiendo detalles muy llamativos sobre su pelaje o los ojos color chocolate que April nombra durante toda la novela. Unas ilustraciones muy llamativas que conseguirán encandilar al lector y que disfrutarán tanto niños como adultos.
Pero lo que más me ha gustado de "El último oso" es el mensaje que Hannah Gold ha querido transmitir. La Tierra está en peligro, la flora, la fauna, pero también afecta a las personas. En este caso se ha centrado en el calentamiento global y las consecuencias de ello, como es el deshielo de los casquetes polares. Pone los pelos de punta leer que el Ártico ha perdido 2.600.000 kilómetros cuadrados de hielo marítimo. Los osos polares, entre otros animales, son los más afectados por ello. Es su hábitat, y necesitan ese hielo para sobrevivir. Tal y como April dice, si todos hiciéramos algo, por pequeño que fuera, se conseguiría un mucho. No vale escudarse en decir "esto poco no sirve", porque muchos granos de arena hacen una duna. Ocurre lo mismo cuando mencionan la contaminación de mar y la cantidad de basura que llega a las playas, incluso de una isla tan remota como puede ser la Isla del Oso. Creo que el enfoque es muy correcto, sobre todo para que cale en los más pequeños, pero también en los mayores, y que se pueda empezar desde ya a hacer algo. Hay acciones muy sencillas como reciclar, no dejar basura en la playa, montaña... o si la vemos, recogerla, para que no vuelva al mar. Solo tenemos una Tierra y hay que cuidarla. No nos podemos permitir seguir destrozándola, y que, por ello, animales como los osos polares estén tan en peligro de extinción de aquí a unos pocos años más.
Otro punto llamativo de la historia es la relación de April con su padre. April perdió a su madre en un accidente y su padre no ha vuelto a ser el mismo desde entonces. April narra cómo se siente al respecto y la necesidad de que su padre se fije en ella. En este sentido, me ha gustado, ya que es un pequeño toque para los adultos que lean el libro junto a los niños. A pesar del dolor, no se puede olvidar a los niños, que necesitan que estemos a su lado y tener nuestro apoyo. Necesitan seguir adelante y sentir que no han perdido también a su padre, tal y como le ocurre a April.
En resumen, "El último oso" es una historia llena de aventuras pero con un fuerte e importante mensaje que consigue llamar la atención del lector. Una historia que recomiendo muy encarecidamente, de las que no se olvidan.
Enlace: https://anikaentrelibros.com..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         60
Ibeasclara
 04 February 2022
* El último Oso * de @duomoediciones // @duomoinfantiljuvenil
Buenas noches lectores 🙊
Os traigo hoy un cuento infantil juvenil que bien podría estar dirigido a cualquier tipo de público, independientemente de su edad por el mensaje de respeto, amistad y cuidado a la naturaleza que lanza.
Nos cuenta la historia de Abril, una niña que vive con su padre y que está enamorada del mundo animal, casi más que del mundo humano al que pertenece. Apenas tiene amigos, o amigas, su madre falleció y su padre, pasa su tiempo entre investigaciones y un trabajo tras otro que no le deja tiempo alguno para pasar con ella.
Es una niña valiente y con un corazón lleno de ganas de aventuras, independientemente de lo que supongan o las consecuencias que puedan tener. Se siente sola pero aprende a llevarlo en silencio y a explorar en los peores momentos su yo más profundo y a ver a esta soledad como una oportunidad de salir a comerse el mundo. Me ha parecido increíble lo bien expresado que está el sentimiento.
Un día, de la noche a la mañana, reciben una carta que ofrece a su padre un trabajo en una pequeña y lejana isla en el centro del Círculo Polar Ártico: La isla del Oso, donde únicamente estarán ellos dos. Padre e hija.
A pesar de su nombre, la isla del Oso, ya no tiene osos debido al cambio climático y al paso del hombre por ella en otros tiempos. Sin embargo, Abril está convencida de haber visto un Oso en la lejanía y cansada de estar siempre sola, decide lanzarse a la peligrosa aventura de buscar a ese oso que cree haber visto.
Entonces aparecerá Oso, un enorme oso polar en el que la pequeña encontrará a un amigo, con quien compartirá todo lo que le pasa, y quien le ayudará a descubrir a su manera que a veces el lado salvaje que nos aprieta el corazón y pide acción, también debe ser escuchada y respondida.
Además de una historia, es un mensaje bestial lanzado a voces de la importancia de cuidar el planeta y la naturaleza. Habla también de la pérdida, del duelo, de la importancia de la amistad y del respeto entre seres de la misma especie o de distintas.
Al final del libro te quedas con una sensación muy bonita. El hecho de que esté narrada en tercera persona actua de viaje por los ojos de una niña incomprendida y de un animal salvaje que busca en ocasiones el mismo consuelo que la pequeña, ya que al fin y al cabo, tampoco son tan distintos. Los paisajes descritos y las ilustraciones, escupen la necesidad de cambio que necesitan estos lugares con urgencia para evitar ciertas situaciones que muy pronto podrían dejar de ser solo el contenido de un cuento para convertirse en un trasfondo más real de lo que se espera con una zona cada vez en peor estado físico. Es una novela que te hace reflexionar y pensar todo mejor, ya que siempre, incluso desde casa, podemos ayudar con pequeñas acciones que ayuden a prevenirlos. Creo que es una lectura muy necesaria. 👏🏻
Enlace: https://www.instagram.com/p/..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         80
LAKY
 30 January 2022
April es una niña de once años que vive sola con su padre desde que su madre falleció en un desgraciado accidente. Su padre es un atareado científico que, la verdad, no tiene demasiado tiempo para April. Un día le dice que le han ofrecido un trabajo de seis meses en la conocida como Isla del Oso, una pequeñísima isla al norte de Noruega, en pleno Ártico. Allí hay una estación metereológica y el padre de April tendrá que dedicar sus días a hacer mediciones para ver cómo está cambiando la temperatura. April cree que, estando los dos solos y sin ninguna distracción, será bueno pasar una temporada con su padre y estrechar vínculos así que embarca feliz a vivir su nueva aventura.
Al llegar, April se encuentra una isla pequeña, muy fría en la que, a pesar de su nombre, no hay osos. Hace años los osos polares iban a la isla saltando de hielo en hielo desde una isla situada a unos cientos de kilómetros pero hace tiempo que no se ve ningún oso en la isla. ¿Seguro? Porque ya casi el primer día a April le parece ver una sombra y, creyendo y esperando que sea un oso, se dedica a hacer excursiones por toda la isla a ver si lo encuentra.
¡Qué historia tan bonita he leído! Como amante de los animales y los niños, he disfrutado muchísimo de la preciosa relación que se va forjando entre una niña de once años y un fiero oso polar. Aunque es Duomo infantil y juvenil quien lo publica, yo creo que es un libro para todo tipo de público, no sólo lectores jóvenes. Sin duda es una novela apta para el público más joven porque la historia es sencilla y está escrita de una forma muy fácil de leer; pero también la disfrutarán los que, como yo, tengan unos años más porque la verdad es que es una historia sin edad.
La novela es un canto a la naturaleza y un claro mensaje a todos: nos estamos cargando el planeta y es misión de todos reaccionar y protegerlo. Podemos pensar que qué vamos a hacer nosotros, seres pequeños y aislados frente a algo tan grande pero el gesto de uno, por pequeño que sea, suma. Y si todos nos concienciamos de que el planeta está enfermo y lo cuidamos, sin duda que algo podemos hacer. al menos, evitar que enferme más. Como hace April. Ella sabe que es una niña pequeña, sólo tiene once años; pero no se arredra ante nada y, cuando ve a un animal con problemas, hará todo lo que esté en su mano para ayudarle.
“ No se trata de usted o de mi o de quién ha derretido los casquetes. Es cosa de todos nosotros. Y si no hacemos lo que podamos por ayudar, muy pronto no quedará ni un oso polar... Imagínese si cada persona del planeta hiciera una sola cosa”.
April es un cielo de niña. le gustan mucho los animales y sabe escucharlos y hacerse escuchar por ellos. Los mira, se pone en su lugar y ellos, a su manera, se comunican con ella. April tiene una sensibilidad especial y tiene claro que de mayor quiere trabajar en pro de la naturaleza. Además, es una niña independiente: la temprana muerte de su madre y el hecho de que su padre esté enfrascado en su trabajo y apenas le haga caso, han hecho que ella solita dirija su propia vida y sea más independiente de lo que niñas de su edad suelen ser. Hablando de su padre, la novela no sólo se centra en el cambio climático, también en la relación entre April y su padre. Él es un hombre herido por la muerte del amor de su vida e intenta superarlo no pensando, centrándose en el trabajo. Pero no piensa en que tiene una hija que le necesita y, aunque la quiere más que a nadie en el mundo, no sabe entenderla ni ponerse en su lugar. Quizás Oso tenga una lección que darle…
Tenemos a April, tenemos a su padre y tenemos a Oso, el otro gran protagonista de la novela. Un animal salvaje –por muy adorable y achuchable que parezca un oso polar no debemos olvidarnos de que es un animal salvaje y peligroso- que enseñará a April a conectar con su lado salvaje, su instinto natural y ancestral. La relación que se forja entre April y Oso, basada en el respeto, es absolutamente preciosa.
El estilo de Hannah Gold es sencillo. En la novela hay bastante diálogo y las páginas fluyen. La historia me ha parecido muy bonita y, aunque ya nos imaginamos por dónde va a tirar, no por ello resulta menos emocionante. Os diré que yo la he terminado con lágrimas en los ojos.
Conclusión final
El último oso” es una preciosa novela para gente de 10 a 100 años. Una novela sobre la amistad y sobre el medio ambiente en el que una niña de once años nos dará una auténtica lección de vida. Una auténtica delicia que no dudo en recomendaros porque, además, Duomo nos ofrece una preciosa edición con bonitas ilustraciones de Levi Pinfold
Enlace: https://librosquehayqueleer-..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
Citas y frases (12) Ver más Añadir cita
Rosa_HalcombeRosa_Halcombe09 February 2022
—Ah. —Su padre puso su mejor voz de dar clases—. De hecho, los casquetes polares se han derretido más en los últimos veinte años que en los anteriores diez mil.

—¡Entonces tenemos que hacer algo! —exclamó April, abandonando todos sus esfuerzos por mantener la calma—. ¡Tenemos que conseguir revertirlo! Devolverles su hielo. ¿Por qué la gente no hace algo al respecto? ¿Por qué tú no haces más?
Comentar  Me gusta         20
glowandstardustglowandstardust06 February 2022
Y en aquel momento Oso pareció sentir algo respecto a ella, con esa increíble capacidad que tienen los animales de percibir cosas que los humanos no pueden. ¿No había leído April sobre cómo los gatos notan cuando se acerca una tormenta, o cómo los caballos detectan tu miedo, o cómo los perros saben lo que sientes con solo mirarte a la cara? Los animales son así de listos. No listos como para conseguir un título universitario, no aprobarían ni un examen; pero sí saben leer el mundo– y a la gente que vive en el– de forma diferente: lo leen con sus sentimientos.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         10
LEMBLEMB03 February 2022
¿Es que no lo ve?, no se trata de usted o de mí o de quién ha derretido los casquetes. Es cosa de todos nosotros. Y si no hacemos lo que podamos por ayudar, muy pronto no quedará ni un oso polar.
Comentar  Me gusta         40
LEMBLEMB03 February 2022
Los animales son así de listos. No listos como para conseguir un título universitario, no probaría ni un examen; pero sí saben leer el mundo —y a la gente que vive en él— de forma diferente: lo leen con sus sentimientos.
Comentar  Me gusta         30
glowandstardustglowandstardust06 February 2022
La mayoría de los humanos no se da cuenta de cuando un animal sufre porque estos no muestran sus emociones de la misma forma que nosotros. Pero April sabía que el hecho de que no pudieran verse sus sentimientos en el rostro no significaba que no los tuviesen. Y los de Oso eran tan reales como los de cualquier humano: inmediatos, desnudos, crudos.
Comentar  Me gusta         10
otros libros clasificados: naturalezaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea

Otros libros de Hannah Gold (1)Ver más




Test Ver más

Completa el título de libros infantiles y juveniles

Manolito ...

Gafitas
Gafotas
Manotas

10 preguntas
53 lectores participarón
Thèmes : Infantil y juvenilCrear un test sobre este libro