InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Críticas sobre Voz (33)
Ordenar por :   Fecha   Los más apreciados  



Añadir crítica
MonTse
 19 febrero 2019
La reseña completa de este libro no vais a encontrarla aquí, ni en mi blog, por lo que estoy haciendo un poco de trampa. Pero es que este libro, la historia que encontramos en sus páginas y el mensaje que con ella se nos da, se merece que mi opinión, no sea escrita sino hablada. Así que si queréis saber lo que me ha hecho sentir este libro, la rabia, impotencia, indignación y cabreo que tuve mientras lo leía, pasaros por mi canal, o por el vídeo que os dejo a continuación, y escucharme. Porque lo más importante es que nadie, nunca, nos quite la voz.

¿Os pasáis a ver mi opinión? 🎬👇
Enlace: https://www.youtube.com/watc..
Comentar  Me gusta         50
Chapterbychapter_books
 15 mayo 2020
Un nuevo régimen ha sido impuesto en Estados Unidos en donde el empoderamiento de las mujeres y la libertad de expresión han agotado a unos pocos, el problema es que esos pocos son quienes llevan al mando el país. Las mujeres deberán volver a sus casas y dedicarse a criar a sus hijos y mantener el hogar, y para evitar cualquier tipo de rebelión, todas tendrán un brazalete que contará las palabras que dicen, ninguna deberá agotar su cuota de 100 palabras por día o se arrepentirá de las consecuencias. Pero una mujer se rebelará contra todos con tal de protegerse a si misma y a su hija.

Opinión personal:
Bueno, arranquemos aclarando lo obvio, esto es una distopía y yo soy super fan de este tipo de libros. La historia comienza contando un poco como fue que han llegado a donde están, cuándo fue que el estándar de "pureza" impuesto por el gobierno hizo que las mujeres terminaran prácticamente encarceladas en sus casas, sin derecho a decir más de 100 palabras por día, y sin poder hacer nada para evitarlo. Pero esto no es todo, el plan es volver a las costumbres antiguas, donde no existía la libertad de expresión, ni de orientación sexual. Una sociedad completamente homofóbica en donde quienes eran diferentes eran enviados a campos a trabajar como esclavos. Un régimen violento que no aceptaba diferencias, y que lavaba la cabeza de los jóvenes hombres desde pequeños para que aceptaran que esto era lo mejor que les podía pasar.

Hoy por hoy me parece imposible volver a una sociedad así, pero lo que más despertó mi atención, es que esta parte de la historia fue completamente real en algún momento. La falta de aceptación y de diversidad rigió a la sociedad por muchísimo tiempo y sin duda los hombres pensaban como los de este libro, y al leerlo, se me ponía la piel de gallina y agradecía estar viviendo esta época.

Dicho todo, una mujer tendrá el valor de rebelarse, y dados sus conocimientos científicos, aprovechará una oportunidad única para intentar eliminar a esos pocos que están controlando todo, y descubrirá que no está sola en su lucha, y la única forma de sobrevivir será luchando contra ello, cueste lo que cueste.

Los personajes me gustaron muchísimo y me parecieron muy humanos. Muchos me hicieron enojar tanto, que me encontraba cerrando el libro porque ya no podía soportarlos, y a la vez volviéndolo a abrir porque necesitaba saber que pasaría después. Los personajes no están pensados para quererlos, sino todo lo contrario, y no hay duda que me generaron eso.

Ame la lucha de Jean sobre todo por su hija, pero debo admitir que la historia asociada al romance no me convenció nada y creo que fue lo que hizo que la trama tuviese agujeros. Han intentado generar un vinculo que suena un poco forzado en medio de la historia, en donde el foco está ubicado en otro lado, pero es la única crítica que le puedo hacer.

Es un libro de un ritmo muy ágil y que tiene algo sucediendo en cada capítulo, me lo leí en cuatro horas porque realmente no podía dejarlo. ¡Sin duda lo recomiendo!
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
MissSaru
 24 septiembre 2020
¿Qué harías si vivieras en un mundo en el que solo pudieras pronunciar 100 palabras al día, y de decir una más, recibieras un terrible castigo? ¿Y qué pensarías si esto solo te ocurriera si fueras mujer? Con esta premisa tan impactante se presenta Dalcher con su apocalíptica y provocadora novela donde las voces de las mujeres nunca han sido tan importantes.

Dalcher nos plantea un futuro distópico pero muy cercano donde las mujeres deben silenciar sus voces para no sufrir las consecuencias. Nuestra protagonista, otrora una gran neurolingüística, se ve confinada a los quehaceres del hogar y a solo poder expresar 100 vocablos al día. Pero cuando el destino le plantea una segunda oportunidad en la que poder hablar y expresarse, deberá decidir hasta qué punto puede incidir en el futuro de las mujeres silenciadas. Desde luego, una idea desconcertante y tenebrosa que da que pensar.
Hay novelas que te dejan sin palabras para poder expresarte correctamente y esta obra es una de ellas. He disfrutado enormemente de 'Voz', pues me ha ofrecido una obra de ciencia ficción tan audaz como original, al mismo tiempo que revestía su discurso del feminismo más esperanzador. Por una parte, Dalcher ofrece un mundo terriblemente cercano y real, plasmando las limitaciones e injusticias que sufre el sexo femenino, pero también otorga mucho poder a la voz narrativa de Jean, siempre esperando el momento de poder alzarse y ganar. En 'Voz' podemos oír los ecos de la revolución, pero es una lucha que se cuece a fuego por lento. Por eso, la novela posee un ritmo sosegado y tenso, siempre adaptándonos al silencio premeditado de Jean, pero ofreciendo al mismo tiempo unos pensamientos tan furiosos que cuesta cabalgar sobre ellos. Y es que la autora no escatima en escenas escabrosas donde las mujeres sufren, así como un sinfín de diálogos donde el heteropatriarcado es el verdadero protagonista. La manera tan perspicaz en que Dalcher mezcla realidad con ficción es, como poco, inesperada y aterradora. Porque actualmente las mujeres ya vivimos este silencio, y es desolador ver la similitud que guarda nuestra realidad con 'Voz'.
Inteligente, mordaz, perturbadora, incisiva, intensa... creo que solo puedo definir esta novela con este tipo de adjetivos, pues su lectura me ha provocado todo tipo de sentimientos y sensaciones, pero para nada indiferencia. En la época en que nos encontramos, seguimos luchando cada día contra el muro del patriarcado, y libros como Voz nos demuestran que las mujeres, por muchas barreras que nos pongan, seguiremos alzándonos para dar voz a nuestros derechos. Sin más: leed 'Voz'.
Enlace: https://nubedemariposa.blogs..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
Ali
 16 marzo 2019
El caso es que la portada es impactante, pero no sé que me esperaba que hasta que no empecé a leer las primeras impresiones no me convencí. También es cierto que pocas veces leo las sinopsis salvo que ya sea un libro que quiera leer. Y como siempre quiero leer tantos... Esto es un vicio.


Pues la trama suena genial, pero es que el libro es mucho mejor.


Empieza ya con un comienzo de infarto. Presentándonos a la familia de Jane, y como viven en América debido a que las autoridades piensan que a la mujer hay que mantenerla sumisa en el hogar. Sólo pueden ir a comprar ciertos alimentos al supermercado y no todos los días de la semana. No pueden tener cuentas bancarias, ni pasaportes para salir del país, han sido sustituidas por hombres en sus puestos de trabajo y lo peor de todo, no pueden hablar. Llevan desde que nacen unas pulseras que sólo les permiten hablar 100 palabras al día, a partir de ahí van recibiendo descargas por cada palabra que sobrepasan, y cada vez las descargas son más fuertes pudiendo llegar a la muerte.


Jane, nuestra protagonista, era una profesional excelente en su trabajo. Su marido trabaja para el gobierno, su mejor amiga desapareció cuando empezaron las protestas contra esas medidas. Su hijo mayor empieza a liderar grupos de vigilan a las mujeres para chivarse de si hablan por gestos. Sus gemelos siguen creciendo, pero con quien peor lo lleva es con Sonia, su hija pequeña, que apenas entiende el por qué no puede hablar.


Una reivindicación en toda regla de la mujer, de lo poderosas de podemos llegar a ser y del miedo que podemos infundir a ciertos políticos. Pero no hay que olvidar que esto es una obra de ficción, y que ni tanto ni tan poco, en la igualdad está el tema.


A mi la novela me ha fascinado porque Jane cuando es reclamada para trabajar por el gobierno a cambio de su libertad de expresión, tiene dilemas y dudas ¿y su hija? ¿por qué tiene que someterse sólo por la voluntad del Presidente? ¿qué futuro le espera a su hija la cual apenas sabe hablar? ¿Cómo su hijo mayor ha llegado a apoyar ese movimiento?


Narrado en primera persona por Jane, no nos va a dejar indiferentes su forma de vivir la situación, de luchar por su hija, y por la situación familiar. Una heroína, vamos.


El libro se estructura en 80 capítulos. Pero son tan cortitos que su lectura se hace muy ligera. Con un lenguaje muy apropiado a la trama, en cuanto a términos científicos, y en cuanto a la historia en sí.


Resumiendo: Es una obra que nos dejará como bien dice la historia, sin palabras.

Excelente thriller, porque no deja de tener su intriga, su suspense, sus asesinatos, desapariciones, encuentros y que nos harán mantenernos en vilo durante toda su novela. Esperando un final que yo no me esperaba para nada. Cualquier cosa hubiera esperado, menos los protagonistas finales que entran en escena.
Enlace: http://www.leolalluviacaer.c..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         32
Antarai
 31 enero 2021
En un principio, esta primera novela de Christina Dalcher tenía todos los ingredientes para interesarme: distopía, lingüística, una heroína que tiene que superar todos los obstáculos habidos y por  haber y que busca convertir a las mujeres en un una mera figura doméstica. Es una premisa asfixiante, dura y posible. No sería la primera vez que una dictadura religiosa suprime una parte de su población, no sería la primera vez que las mujeres se ven obligadas a ser madres y criadas sin ningún derecho ni voto en el futuro de sus hijos. Me gustan del libro ciertos detalles como la exposición del efecto que tiene en una niña pequeña la imposibilidad de hablar y de tener una educación limitada, qué problemas a nivel cognitivo puede generar. También me parece muy acertada la imagen que se crea en el sector privilegiado (en este caso, los hombres) del otro sector: las ven como personas que ya tienen suficientes derechos, que se quejan simplemente por crear un problema y que no cumplen la ley porque son criminales. En un momento de la novela asistimos a un momento de delación bastante duro, que es una prueba más de de lo injusto que es una sociedad así pero de eso solo te das cuenta cuanto te afecta directamente a ti. En general, la novela tiene muy buenas ideas y los personajes muy bien definidos. El hijo mayor totalmente adoctrinado por el movimiento que es capaz de despreciar a su madre por ir contra el poder, el padre que intenta controlar la situación con su mujer sin dejar de ser obediente con el régimen, la hija pequeña que está creciendo con varios problemas y que un momento dado ejemplifica perfectamente lo que es adaptarse a esta situación: en un parte de la novela, asistimos al triste episodio en que a Sonia se le da un premio por ser la alumna que menos palabras ha dicho, lo que la llena de orgullo. A su madre, y al lector, de rabia y pena.

Y sin embargo, un libro con tan buena premisa no me ha gustado. Por un lado está el hecho del parecido tan evidente con otras distopías que todos hemos leído o visto. Siempre hay algo original en todas, al menos para que funcionen, y aquí es la lingüística. El problema es que me parece que muchas veces está metida con calzador. Se entiende que la protagonista tiene un trabajo y una misión relacionados con este campo, pero lo explota en situaciones que a mí me sacan de la trama, siendo yo mismo un amante de este tema. Luego está la relación en el laboratorio con Lorenzo, que me parece de todo menos natural. En general, casi todos los personajes están a medio dibujar, especialmente los hombres. Es algo lógico, estos son los culpables de la situación, bien por acción o bien por omisión. Aún así me parecen todos personajes bastante estereotipados y aburridos. Ni siquiera los villanos puros tienen ese encanto que te haga odiarlos. Y luego está toda la parte final que me ha parecido no estar a la altura de lo que prometía, un thriller normalito con un final precipitado y algo decepcionante.



+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Rorodevoralibros
 25 septiembre 2019
Le doi un 3,5/5!

Esta novela está ambientada en Estados Unidos, donde las mujeres han sido ''silenciadas'' y tienen un contador que lleva el número de palabras diarias que utilizan, hasta llegar a un máximo de 100. Si os gusta ''El cuento de la criada'' es muy del rollo.

Me lo compré porqué me llamó muchísimo la atención, pero, la verdad, después descubrí que el libro no me decía nada. Conseguí llegar a leer hasta la mitad del libro, pero tuve que dejarlo porque no me enganchaba nada.

Está bien escrito y todo tiene sentido, el estilo de la autora es bueno... Pero, no os pasa a veces que no conectais con lo que estais leyendo? Supongo que para gustos colores, igual no era el momento... No digo que el libro sea malo, de hecho la idea me parece buenísima, pero quizás a mi no me llegó donde me tenia que llegar
Comentar  Me gusta         20
MGAranguren
 02 abril 2019
Esta es una novela de esas que hacen que quieras ser uno de los personajes de la misma. Esa necesidad surge de las ganas de agarrar a alguien por las solapas, de mostrar el mosqueo que llevas encima, de decir cuatro cosas a los opresores y de felicitar a los valientes y de, ojalá, poder participar en la salvación de todo un país que se encuentra alienado y dominado por sus mandatarios.

La protagonista, Jean McClellan, es una reputada doctora que investiga un antídoto contra un tipo de afasia, la de Wernicke —un trastorno del lenguaje que impide comprender y repetir el lenguaje hablado—. Curiosamente, los dirigentes de Estados Unidos hace ocho meses que han implantado un sistema, un brazalete, que se implanta a las mujeres a los tres meses de nacer y que es una especie de contador. Las mujeres solo pueden decir 100 palabras al día o recibirán una descarga eléctrica que cada vez será más fuerte si continúan hablando. Tampoco pueden leer o trabajar, y sus cuentas bancarias han pasado a ser controladas por sus maridos. Cuando el hermano del Presidente sufre un accidente que le produce afasia de Wernicke, el Gobierno libera a Jean de su brazalete para que lo cure, aunque su libertad solo será temporal, hasta que este sane. Así que tendrá que jugar sus cartas de la mejor manera posible, aunque no será nada fácil.

La autora, Christina Dalcher, consigue su objetivo en esta novela. Enfadar al lector hasta límites insospechados, sobre todo en la primera parte del libro. Es angustioso ver cómo la libertad queda absolutamente cercenada y la manera en que lo hacen. Es doloroso ver cómo su propio hijo, poco a poco, va asumiendo y encontrando natural lo que desde la educación de los colegios, los medios de comunicación y el Estado proclaman. Es un libro que te hace pensar en los peligros que nos acechan y en lo manipulables que podemos llegar a ser.

Algunos asociarán la historia a ‘El cuento de la criada', tiene un nexo común, el del sometimiento de la mujer al hombre, pero la historia se lee y se vive de manera diferente.

La segunda parte, desde que la protagonista es liberada y se da cuenta de que todo es una encerrona, me ha gustado algo menos. Simplemente porque venía de tener unos sentimientos tan poderosos de rabia, de desolación, de angustia, que me ha pasado que, al perder esa tensión tan bien lograda, se me ha caído algo la historia. Por eso, y solo por eso, no es un libro que haya calificado con cinco estrellas, sino con cuatro y media.

Las escenas están muy bien narradas y los escenarios muy bien descritos, Christina logra que seamos algo más que un mero espectador. Me encanta además que la autora provenga del microrrelato, un género al que tengo especial devoción.

Por último, comentar que el lector tiene que saber que en las páginas del libro se va a encontrar con un thriller distópico no apto para personas que no soporten estas historias en las que se manifiesta de manera clamorosa la misoginia y la humillación del ser humano. Aunque también hay que decir que se verá a una mujer fuerte, que despertará de su letargo y se enfrentará a los poderes establecidos e intentará salvar a su hija y a todo un país.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
lamitaddetusonrisa
 02 marzo 2019
No sé muy bien cómo empezar esta reseña, no por nada malo, si no por todo lo contrario. El libro es genial y creo que deberíamos leerlo todos.

Nos lo presentan como una nueva visión de El cuento de la criada y puede que sí y puede que no. Lo cierto es que si tiene algunas cosas como la supremacía masculina, también las mujeres han si no eliminadas, bueno quizás quede mejor aniquiladas o quizás extintas del mundo laboral y obligadas a cuidar exclusivamente de sus maridos e hijos y claro de su casa.

No se les permite leer, estudiar de manera normal, no pueden ver casi nada en la televisión ya que está protegida con un código especial que solo sabe el hombre de la casa…. Bueno creo que os vais haciendo una idea. Y claro falta lo peor de todo lo que le da nombre a este libro y sentido a esta historia.

Tienen restringido el número de palabras que puede decir una mujer al día, da igual la edad. Si eres mujer solo puedes decir cien palabras al día si te pasas de ese límite de palabras recibes una descarga eléctrica a través del brazalete que llevan en la muñeca, que también es un contador de palabras. Cada exceso sube el nivel de la descarga.

Aquí entra Jean, la Doctora Jean McClellan. Todo empieza cuando el hermano del presidente ha tenido un accidente esquiando y sufre una lesión cerebral. En la zona de Wernicke. Donde nuestra protagonista es experta, la mejor en ese campo.

Este pequeño accidente le dará una serie de ventajas ya que quieren que vuelva a trabajar. Volverá a tener casi los mismos privilegios que un hombre, casi podría ser la misma mujer que un día fue. Pero todo trae consecuencias.

Los personajes me han gustado mucho tanto el marido de Jean como sus hijos. Lo que me trae a la mente que con este libro te vas a cabrear, pero no un poco no, mucho mucho mucho.
Ha sido una lectura que me ha encantado pero me ha frustrado no por la manera de estar escrita ni nada, si no la historia en sí. Es que había momentos en los que me desesperaba yo más que la protagonista.
La pluma de la autora también me ha encantado, para ser un libro escrito en tres meses si no recuerdo mal es simplemente genial.

Para mí solo ha tenido un fallo que en el final pasa algo (no quiero dar detalles) pero tengo la sensación de que es demasiado rápido. de eso en concreto no se dan detalles, bueno solo uno pero me da la sensación de que me falta ese trocito de la historia. Por eso no se lleva el 10.
Enlace: http://dondeelinfinitotocael..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Booklightyear
 15 enero 2021
Lamentablemente, este libro me ha decepcionado enormemente. Lo empecé con ganas porque me llamaba mucho el argumento, y la verdad es que empieza por todo lo alto. Y ahí viene el problema: al empezar tan fuerte, todo va cuesta abajo. Trata un tema que me interesa mucho como son los trastornos del habla, pero para de contar. Los personajes son superplanos, y hay situaciones que son en plan "lo hizo un mago". Y personajes que pasaban por ahí de pronto cobran una importancia central. A 30 páginas para acabar, estaba tan abierto y había pasado tan poco que me daba miedo que hubiera segunda parte, pero de pronto lo cierran superrápido sin sentido ninguno, y te quedas pensando si no hubiera sido casi mejor lo otro. Una pena porque lo leí ilusionado, pero no me ha podido desencantar más.
Comentar  Me gusta         10
Marinieves
 09 noviembre 2020
El principio es muy bueno, aunque solo sea porque recuerda, tal vez demasiado, al Cuento de la Criada. Promete muchísimo pero me ha resultado muy decepcionante. Sobre todo el final.
Tras unas elecciones en Estados Unidos resulta elegido un gobierno conservador condicionado por la influencia de un líder ultrarreligioso que quiere retrotraer la situación entre hombres y mujeres a una etapa que tiene idealizada en que las mujeres estaban en casa dependientes del poder masculino y, según él, eran más felices, a la vez que evita que protesten o se revelen negándoles la palabra. Literalmente, vamos, que en este nuevo Gilead de Christina Dalcher les permiten pronunciar al día únicamente 100 palabras. A todas las mujeres y niñas les ponen una pulsera con un contador que les provoca descargas eléctricas de progresiva intensidad según el número de palabras que pronuncien de más. Respecto de las niñas es más grave porque la ausencia de voz impedirá su correcto crecimiento intelectual.
Yo, que para decir buenos días, ya puedo necesitar más de 100 palabras, estaría electrocutada el primer día si la distopía de esta novela tuviera lugar.
Para más inri la protagonista de la historia, Jean McClellan, era neurolingüista, especializada en el área de Wernicke, la zona del cerebro que influye precisamente en el habla, habiendo realizado investigaciones para la creación de un suero que devolviera la capacidad de expresión a personas con afectación de esa zona por algún tipo de lesión, trauma o enfermedad.
Jean siempre se había centrado en sus estudios y no había sido demasiado participativa en el activismo feminista, pese a tener una amiga que lo era por las dos. Está casada, con un marido un poco pánfilo, y tienen una niña pequeña y un hijo adolescente. Desarrolla su carrera en un empleo que le gusta y le llena, del que se ve expulsada un día como los son todas las mujeres trabajadoras del país por decisión unilateral y nada democrática del Gobierno. Como en el Cuento de la Criada, las mujeres pierden su capacidad de decisión, no tienen derecho a manejar ni su propio dinero y, aunque pueden leer, son privadas de su libertad de hablar. de ahí el título del libro.
Al principio las mujeres no reaccionan, no se acaban de creer qué pasa, pero enseguida la pulsera que portan servirá de mecanismo de control del que no pueden escapar. No pueden hacer prácticamente nada y en el caso concreto de Jean su marido tampoco hace nada por ella.
Todo esto lo vamos sabiendo a través del repaso que Jean realiza mentalmente de sus recuerdos y su experiencia en el nuevo régimen mientras se de desarrolla la novela.
La trama comienza básicamente cuando el hermano del presidente, que es quien partía realmente el bacalao, sufre un ictus que le afecta precisamente a la parte del cerebro en la que está especializada Jean, por lo que le realizan una oferta, que como en El Padrino, no puede rechazar: la reintegrarán a su trabajo para que acabe de desarrollar el suero y, mientras, le devolverán la voz sin limitaciones. Sabe que es algo temporal pero lo acepta, sobre todo para que su hija pequeña pueda usar su voz, lo que desde muy pequeña tiene prohibido.
El sistema implantado, que limita la voz de las mujeres y las relega al ámbito estrictamente doméstico, sin que los hombres participen en el mismo, desarrollando en exclusiva toda la vida pública, ha imbuido plenamente al hijo adolescente del matrimonio, que se dedica a machacar a su madre y desempeñar con alegría su función de control de otras mujeres y chicas a modo de comisario político o vigilante de las costumbres, sin ser consciente de lo que ello supone y que el sistema también le oprime a él, ya que los hombres están obligados a casarse a temprana edad y formar y mantener a la familia y a encajar plenamente en el estereotipo masculino sin poder capacidad de decisión posible.
Las investigaciones de Jean se desarrollan a buen ritmo y mientras la novela describe el sistema, y Jean nos transmite cómo le está afectando, el relato me iba gustando, hasta que aparece un compañero de trabajo y la distopía se transforma en telenovela a ratos. Y, aunque la trama se complica, cuando son conscientes de que las investigaciones que se realizan en el Centro en el que trabajan, no avanzan únicamente en el sentido positivo de reintegrar la voz a quien no la tiene, sino hacia algo mucho más siniestro, el final resulta tan peliculero que no resulta creíble.
Ya digo, una primera parte bastante buena pero no me gustó cómo solventa la autora el final de la novela. La originalidad de la idea primigenia no parece desarrollar todas las posibilidades. Evidentemente, no es el Cuento de la Criada.
Enlace: https://marinieves.blogspot...
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10


Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES

Otros libros de Christina Dalcher (1)Ver más




Test Ver más

Agatha Christie, novelista policíaca de todos los tiempos.

¿En donde nació Agatha Christie?

Reino Unido
Estados Unidos
Irlanda

12 preguntas
48 lectores participarón
Crear un test sobre este libro