InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 8418014148
Editorial: Roca Editorial (09/01/2020)

Calificación promedio : 4.14/5 (sobre 69 calificaciones)
Resumen:
Una novela de suspense oscura y repleta de giros brillantes, ideal para los fans de Michael Connelly, Peter James y de la serie de televisión Luther.

Te presentamos al Detective Washington Poe. Oscuro, cínico, implacable; un hombre que vive en la soledad de una granja en la parte más desolada de Cumbria. Un hombre que incluso sus secretos guardan secretos. Él tiene un pasado que mantiene alejado y otro pasado que aún no conoce.Un asesino en serie está... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (62) Ver más Añadir una crítica
CARMINA
 16 enero 2020
El show de las marionetas tiene uno de los comienzos más impactantes que recuerdo, un brutal asesinato que parece que esconde un ritual. Lo tiene todo para enganchar al lector y mantenerlo pegado a la trama, porque a ese principio que te deja con ganas de más hemos de sumarle los giros constantes que al menos a mi me dejaban con la boca abierta, sin aliento, con más preguntas que respuestas, aunque estas no tardaban en llegar, a veces unas páginas más adelante, en otras ocasiones llegaban en el siguiente giro, el autor no deja tregua al lector de mente analítica, al que no le gusta que se lo den todo mascado.
Por si eso no fuera poco no nos ofrece los clásicos personajes que podemos encontrar en cualquier novela de este tipo, Poe al que podríamos considerar el protagonista rompe con los arquetipos del género, no es un bebedor aunque si que tiene una parte oscura en su pasado, pero ello tampoco lo convierte en un ser arisco. Más bien nos encontramos con una persona políticamente incorrecta, que sigue una pista más allá de los límites que establecen las ordenes de un superior. Que actúa aún sabiendo que ha cruzado una línea roja, y no rehuye las consecuencias de sus actos. Un inspector mediocre pero un sargento con un olfato muy fino, capaz de llegar donde otros no ven indicios, quizás por ello se ve involucrado contra su voluntad en un caso que hubiera rechazado. La personalidad de Poe es muy compleja, tenerlo de compañero no debe ser fácil por lo imprevisible que es, sin embargo esta siempre atento a las necesidades de sus compañeros de investigación, intentando no perjudicarlos en sus salidas de escena.
Pero Poe no esta sólo en este enredo, le acompaña Tilly Bradshaw, a la que podríamos considerar una secundaria de lujo, pero me niego a ello, porque tiene madera de protagonista. Nos encontramos ante un ratón de oficina, una mujer con una inteligencia por encima del 200, muy aguda, con una mente analítica espectacular que deja mudo al lector, pero con escasas habilidades sociales, carente de humor, sin un ápice de empatia al principio de la novela, motivos por los que es el blanco de las bromas de sus compañeros, y atrae como un imán a los abusones. A lo largo de la lectura de la novela me he planteado muchas veces si Tilly padece Asperger, todo indica que sí, pero la evolución del personaje es tan brutal, tan tremenda, que no se si eso encaja en el síndrome en cuestión. Sería un puntazo que se mencionara si es Asperger porque podría ser de ayuda para muchas personas que lo padecen, y los visibilizaría.
La pareja de investigadores nos darán horas de buena lectura, nos harán pensar, nos involucrarán en sus teorías y volverán loca a la inspectora Flynn, que sabe que tiene a sus dos mejores bazas investigando, aún no sabe como se van a llevar entre ellos, sin embargo su trabajo en equipo es sensacional.
No son todos los personajes pero si todos los que yo te voy a presentar a riesgo de descubrirte algo que mejor lo hagas a su debido tiempo, para mayor disfrute de la lectura. Aunque parezca raro si me tuviera que quedar con un personaje ese sería Tilly, esa desmañada muchacha que crece a pasos agigantados e inseguros fuera de la protección familiar me ha despertado ternura, la he visto crecer, madurar, afrontar situaciones que nunca hubiera imaginado. Y pone de relieve valores que hoy están en desuso como la lealtad y la amistad.
Si algo tienen las novelas de este corte es que son previsibles, a mi esta no me lo ha parecido, me ha roto los esquemas a cada giro que da la trama y hay un buen número de ellos, quizás las personalidades de los protagonistas también han ayudado a esa imprevisibilidad, dentro de sus características al menos Poe actúa como se esperaba, Tilly menos porque rompe sus reglas tantas veces que no sabemos como va a actuar, aunque sigue un patron. Pero si hay algo que los caracteriza es que siguen los dictados de sus corazonadas, ¿hay algo más imprevisible que eso?.
Merece mención especial Cumbria, casi se podría decir que es un personaje más de la novela, uno muy importante con todos los círculos de piedra que hace servir el asesino como firma, es meticuloso, no deja rastro en la escena del crimen, pocas son sus firmas y se repite el patrón a cada asesinato. Sin embargo, no pienso desvelaros que es común a cada asesinato porque descubrirlo causa desasosiego, y quiero que sintáis en vuestras carnes lo que sentí yo. Porque el autor no se regodea, pero tampoco le escatima al lector ninguna imagen, por dura que sea. Y reconozco que más de una me ha roto el corazón, situaciones que revuelven el estomago quizás más que las atrocidades del asesino. También es importante Cumbria por ese clima tan duro, ese territorio tan basto y penas habitado, casi se puede entender a Poe, solo por el sitio en que se ha criado, un lugar donde todos se conocen porque la concentración humana es más bien escasa.
En esta novela se denuncian muchos hechos que están demasiado presente en nuestros días, hechos que a fuerza de verlos en los informativos ya no generan en nosotros el estupor que deberían generar, sin embargo en la literatura le dan una vuelta, los presentan con toda su crueldad y al menos a mi me remueven, hasta el punto de no tener muy claro de parte de quién estaba, ¿víctimas y verdugo son la cara y la cruz de la misma moneda? ¿o realmente ambos son victimas y verdugos a la vez? Menudo dilema ¿verdad?
Y ya solo me queda hablaros del final, pero no temáis, no voy a contaros nada, porque es una gozada llegar a él sin intuir el golpe que vas a recibir, de esta novela el protagonista sale muy tocado, pero también el lector, con las mismas dudas que Poe, apoyándolo en ese final que yo no esperaba, porque quizás no quise ver más allá de quién es Poe, porque es un final muy acorde a las características del personaje, redondo, un broche de oro que ya vislumbra que detrás llegan otras aventuras de este personaje peculiar, que espero siga teniendo de compañera de investigación a Tilly porque todavía le queda mucho para dar.
Conclusión:
Si te gustan las novelas adictivas no puedes dejar pasar El show de las marionetas, cuando cierras el libro te das cuenta de que el titulo le viene como anillo al dedo. Si te gusta que te sorprendan, que te rompan los esquemas, te gusta encontrarte con personajes fuertes, con personalidades complejas, esta es tu novela.
Poe y Tilly no te dejaran indiferente, seguro que el resto de personajes tampoco, no hay ninguno insulso, todos despertaran una emoción en ti, una filia o una fobia. Página a página mientras avanza la investigación seguro que cambiarás de idea mil veces. Igual te planteas como yo si no se tendrían merecido el castigo recibido.
El autor no se regodea en las crueldades pero tampoco las evita, no se saca ningún as de la manga, todo está a la vista, y la novela es como una gran puzle que se resuelve en el momento encaja la última pieza. Pero ¿encaja realmente? Eso lo habrás de descubrir adentrándote en las páginas de esta magnífica novela.

Enlace: https://detintaenvena.blogsp..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         100
Beatriz_Villarino
 27 enero 2020
Es difícil superar a Michael Connelly como escritor de novela negra. Es complicado igualarlo, no solo porque su vena periodística late en cada historia sino por el simple hecho de que dos de sus protagonistas, Harry Bosch y el abogado Lincoln, han dado un salto a la pantalla para dejarse ver en sendas series televisivas. Ante estas expectativas, el británico M. W. Craven sale perdiendo (se espera demasiado de él, el listón lo tiene casi en el tope). En cuanto a la serie Luther, empezó siendo muy original, además contaba con Idris Elba como actor principal, uno de los hombres más guapos que han pasado por televisión, que junto a su personalidad carismática, atormentada, nos enganchaba desde el primer momento. Pero en la segunda temporada el argumento dio un giro progresivo hacia la violencia gratuita y el sadismo incisivo, al menos así lo viví yo, o no pude hacerlo, porque tuve que dejar de ver la serie. En fin, sensibilidad extrema —la llaman— para ciertos asuntos.
Así pues compré El show de las marionetas con cierto escepticismo (ya que las citadas eran las referencias que aparecían en la portada del libro). Incluso al comienzo de la lectura estuve a punto de cerrar la novela, demasiado cuerpo torturado para mi gusto, pero esta vez la recomendación venía de dos grandes lectores, Rosa Sanmartín y Hefesto, compañero de Babelio, la mejor página lectora de la red, por lo que las alabanzas y elogios debían tenerse en cuenta. Seguí, por lo tanto, adentrándome en sus páginas y llegó un momento en el que no podía parar de leer.
La novela tiene un enfoque sociopolítico en el que el ambiente sórdido queda reflejado de tal manera que, aunque al principio parece hiperrealista y exagerado, conforme se van argumentando hechos y modos de actuar, va apareciendo la sociedad real en toda su ruindad. Aun así, el protagonista, Washington Poe, engancha porque es un personaje literario. Está claro que M. W. Craven ha dibujado unos personajes que van a dar mucho que hablar porque están dotados de un perfil irresistible, que se va marcando más según van transcurriendo sucesos:
Tilly Bradshaw es impetuosa, un genio de altísimo coeficiente intelectual que presenta déficit de asertividad y habilidades sociales
—Tilly, no tienes por qué levantar la mano. ¿Qué pasa?
—Yo no soy detective, Poe. Soy empleada de la Agencia Nacional del Crimen, pero no tengo capacidad de detener, como usted, el sargento Reid y la inspectora Stephanie Flynn
—Eh…, gracias por aclararlo, Tilly. Es bueno saberlo.
Washington Poe es el sargento indomable a quien no le importa transgredir las normas para imponer justicia «Mi jefa le diría que la diplomacia no es uno de mis fuertes».
Kylian Reid, el sargento de incidencias graves, es sagaz y competente, «Evidentemente no puedo decir si se aplica a la cuarta víctima: todavía no ha sido identificada».
Stephanie Flynn es la inspectora decidida y organizada a la que no le importa jugarse el puesto por apoyar a su equipo «acudí directamente a mi director para obtener un permiso rápido. Por suerte, él fue capaz de salvar un par de obstáculos y ahorrarnos varios días».
Y con este póker de ases da comienzo una de las tramas más inteligentes de la novela negra actual.
Una serie de personas con alto poder adquisitivo, y de diferentes ámbitos sociales van apareciendo asesinadas en algunos de los sesenta y tres crómlech situados en Cumbria. Las víctimas han sido torturadas, mutiladas y quemadas hasta hacer casi imposible la identificación. No hay un móvil aparente que pueda unirlos, excepto la edad que tienen, todos rondan los sesenta años. El asesino en serie solo deja una pista, el nombre del sargento Washington Poe grabado en el pecho de uno de los sacrificados, por lo que deben investigar en todos los estamentos antes de que continúe la cadena de horrores. Sin embargo todo terminará cuando lo decida el ejecutor.
Como dato a favor de este argumento, es justo señalar que conocemos al asesino bastante antes de terminar la novela, y esta información no hace sino añadir más intriga a la historia. Lo de menos es saber quién ha cometido los crímenes, esto es anecdótico, importa, sobre todo, el perfecto análisis social que se lleva a cabo. El relato está estructurado con una maestría inigualable; no hacen falta giros excesivos, todo va encajando a la perfección, con normalidad. El asesino puede explicar de manera impecable las causas que lo movieron a actuar de esta forma determinada, el porqué de todas las muertes que aparecen en El show de las marionetas. Y una vez interiorizadas, el lector está en condiciones de pensar en la integridad de los poderes económicos, policiales y eclesiásticos. La moral social, o amoralidad, queda al descubierto, y para ello nadie mejor que el protagonista; incluso el criminal lo tiene claro «Era para asegurarse de que vendríamos a por este Washington Poe».
El estilo es relajado, no hay demasiados sobresaltos a pesar de que el ritmo vertiginoso del final nos lleva a cambiar de punto de vista casi constantemente, pero el autor huye de cualquier artificio y busca, hasta el final, la naturalidad, la meditación, dejando al descubierto al verdadero Craven, o por lo menos mostrando su forma de comportarse en determinadas situaciones. No solo la personalidad de los protagonistas queda latente en el argumento, también advertimos al autor «A pesar de sus deseos, Poe no estaba dispuesto a dejarle morir. Tampoco estaba preparado para detenerle, pero en eso ya pensaría más tarde».
Creo que Craven posee un don capaz de hacer que la simplicidad brille con fuerza a través del componente estético. El trasfondo filosófico se ve reforzado, a veces, por ágiles diálogos que nos transportan al dramatismo de la obra teatral
—Esperemos, señor —dijo Poe
—¿No está convencido?
—Como usted mismo dice, señor, hay que escuchar lo que tenga que decir
—A pesar de nuestras diferencias, sé que, de no haber sido por usted, ahora mismo no lo tendríamos […]
—… lo único que he hecho es aportar un punto de vista distinto.
Asimismo el pensamiento profundo se consolida con la libertad del estilo festivo, en el que las expresiones más modestas se enlazan a la grandeza de sentimientos. Es la relación que se establece entre Poe y Tilly, tierna, irónica, humorística y sublime.
—… Y esta vez nos ponemos el mono de pensamiento lateral.
Bradshaw levantó rápidamente la mano.
—Lo decía en sentido figurado —dijo Poe sin perder comba.
Ha sido toda una experiencia leer El show de las marionetas, un torrente de sensaciones que han cubierto con éxito mis expectativas, así que espero con ganas la segunda entrega del sargento Poe.

Enlace: https://elblogaurisecular.bl..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         102
Rosa_Halcombe
 07 febrero 2020
No puede ser que este sea el libro que todo el mundo alaba en redes, el que ha ganado un premio Gold Dagger al mejor thriller del 2019. ¿En serio hemos leído la misma novela? Siendo sincera, me está costando pensar en algo bueno que decir de El show de las marionetas. Veamos: la premisa de un asesino en serie que quema vivas a sus víctimas no me atraía mucho a priori, pero bien llevado podría haber resultado interesante. Sin embargo, ese tema con sus descripciones gráficas ha resultado todo lo desagradable que cabía esperar. Supongo que, para darle más chicha a la historia, el autor no se corta a la hora de describir el estado de los cadáveres o la forma en que un cuerpo humano se derrite cuando es quemado, pero para mí es solo una técnica efectista que está de más y encima no funciona si el resto del libro es flojo.
De los personajes no se salva ni uno. No tienen carisma, son muy prototípicos, y me ha irritado en especial Tilly Bradshaw, la jovencísima colaboradora que apenas ha salido antes de su casa, es un genio de las matemáticas y manda whatsapps a su madre para contarle lo que ha cenado. Tiene pinta de que su síndrome es Asperger, pero el autor no lo dice, solo comenta que ha estado «muy protegida». Ya, para empezar, se nota a la legua que el autor quiso poner a un personaje «distinto» para aportar dinamismo a la novela, pero de verdad, no funciona para nada, Tilly parece una caricatura, y todas las escenas en las que aparece me han parecido tremendamente impostadas (las escenas en las que Poe defiende a Tilly resultaban falsísimas, vamos, nadie se comporta así salvo en las novelas malas). Por no hablar de los diálogos, muy de libro de detectives también. Como Tilly tiene Asperger, es el típico personaje que suelta cosas sin filtro porque no se da cuenta de que hay cosas que no se dicen, pero las escenas son tan malas que rozan el sonrojo:
—¿Tiene té de frutas, Nicholas?
—Me parece que a la señora Oldwater le gusta un té de regaliz de vez en cuando. ¿Le vale con eso?
Bradshaw negó con la cabeza.
—No, gracias, Nicholas, el regaliz me da diarrea.
«Ay, Dios...»
El obispo sonrió.
—Tiene razón, señorita. Evidentemente, a mi edad, ya no tengo ese tipo de problemas.
—Cierto, Nicholas. El estreñimiento es un problema habitual entre los ancianos.
Poe la miró horrorizado.
—¿Qué? —dijo ella, al ver su expresión—. Lo es. El treinta por ciento de la población de la tercera edad hace menos de tres deposiciones por semana.
Poe hundió la cabeza entre las manos. Se volvió hacia el obispo y dijo:
—A veces cuesta un poco conseguir que Tilly no diga lo que piensa, Nicholas.
Y luego la forma de escribir del autor no me ha gustado nada, el desarrollo de la acción me ha parecido confuso, y los personajes llegan a conclusiones que no veo lógicas con la información de que disponen; no entiendo las «revelaciones» que tienen y que les hacen avanzar en la investigación. Un ejemplo: la forma que tienen los detectives de llegar al reloj y todo lo que sigue después ha sido muy rápida y está totalmente metida con calzador.
Por último, lo peor que le puede pasar a un thriller: me ha parecido aburrido. Bien sabe Dios que en una novela policiaca no me importa que la acción se desarrolle despacio (ahí está el In The Woods de Tana French para demostrarlo), pero esto es otra cosa. En definitiva, que a este libro no le puedo dar ni el aprobado: ni está bien ejecutado ni aporta nada nuevo al género.
Venga, terminemos la reseña con algo positivo: me ha gustado mucho que la novela esté ambientada en Cumbria. Las descripciones de los parajes resultaban muy evocadoras, dan ganas de ir a verlo. ¡Algo positivo tenía que tener!
Enlace: http://lavidanobasta.blogspo..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         132
Soraya47
 19 diciembre 2019
Quedaros con este nombre de escritor: M.W. Craven. Porque el thriller que ha escrito es bestial pasa ya a formar parte de mis novelas de asesino en serie favoritas. Estamos ante una primera entrega de una serie de novelas de suspense con final cerrado.
En el noroeste de Inglaterra se mueve un asesino en serie al que se le conocerá por el nombre " hombre de la inmolación", quema a sus víctimas estando todavía vivas. Para ello elige antiguos círculos de piedra, donde la muerte será lenta y terrible. En los restos carbonizados de uno de ellos hallarán el nombre del detective Washington Poe. Es oscuro, descarado y duro un hombre solitario cuyos secretos personales guardan otros que hasta él mismo desconoce.
Obligado a llevar el caso su compañera será Tilly Bradshaw una analista de datos con un trastorno de personalidad, pero muy inteligente, cuyo autismo la hace verdaderamente encantadora. Esta novela en una auténtica caza de asesino en serie a contrarreloj donde los cadáveres van sumando mientras nuestros dos protagonistas intentan atraparlo. Es simplemente fascinante llena de intriga y venganzas con personajes muy bien trabajados. Tenemos un modus operandi o al menos eso parece. Su método de matarlos es el mismo, utiliza círculos de piedras milenarios, siempre son hombres mayores, pero ¿cuál es el motivo? No son víctimas seleccionadas al azar, las está matando por alguna razón poderosa. No se lo pondrá fácil al detective y su compañera. Una trama llena de sorpresas y giros con un vínculo revelador.
Historia perturbadora muy gráfica repleta de emociones. Las descripciones de los entornos donde se desarrolla la trama son esplendidos, brutales, dan vida a lo ficticio. Resaltar lo que son los aspectos procesales policíacos perfectamente especificados. El autor sabe unir sus palabras creando una atmósfera que te va adentrando cada vez más. Es esa clase de libros que según avanzas en la lectura se vuelve más y más y más interesante. Todo absolutamente cautiva.
¿Lo que más me gusto? La humanidad de los personajes. Sí son fuertes y duros pero humanos, sufren se enfadan están mal cuando encuentran otro hombre calcinado, eso me emocionó, estoy cansada de detectives que parecen no sentir nada ante la muerte, aquí son personas vivas que entienden lo que están viendo. Porque en verdad la parte de cuando van a morir quemadas las victimas es horrible, yo tuve que leerlo por encima pasando rápido la página.
Una novela que mueve lo peor de la humanidad. Un sistema judicial corrupto que no ofrece ninguna reparación ante las injusticias, quedando siempre la verdad en la sombra. Al final lo único que queda es la venganza.
Un asesino que, aunque duela tenía sus motivos para hacer lo que hizo y un detective que comprenderá que hay cosas peores que ser quemado con vida.
¿Cómo era ese dicho que decía "antes de emprender un viaje de venganza cava dos tumbas"?
Adictiva que te deja sin aliento. La recomiendo mucho.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         90
Claudia
 19 enero 2020
Me adentro de nuevo en el universo del thriller, esta vez de la mano de Roca Editorial y Babelio, gracias a su propuesta de Masa Crítica.
Con esta novela, M. W. Craven se ha llevado el premio CWA Gold Dagger a mejor thriller de 2019 y, tras haberla leído, debo reconocer que me parece una justa ganadora.
El show de las marionetas nos presenta unos personajes principales algo diferentes a los que acostumbran a protagonizar este estilo de novelas, dotando a la obra de cierta originalidad y permitiendo al lector empatizar y encariñarse con sus personajes.
Esta no es solo la historia de un crimen o de un asesino en serie. Es una historia de superación, aprendizaje y de aprender de los errores tras haberlos asumido. Es una historia que critica el acoso laboral y profesional y una llamada a la igualdad y el respeto de derechos. Y es una historia de crímenes que engancha y entretiene desde el inicio hasta el final.
En esta obra, el autor logra mantener la atención del lector gracias a los giros inesperados y las subtramas, que logran complicar la historia sin enrevesarla demasiado ni ser en exceso pretenciosa. No busca el imposible, sino la explicación plausible a unos hechos que mantienen a la policía en vilo y al lector tratando de adivinar qué se esconde tras las piezas del puzzle.
En mi opinión, la trama está bien elaborada, documentada y llevada, permitiendo la comprensión del todo e impresionando al lector en varios puntos, aunque es inevitable encontrar algún momento previsible o con un desarrollo más pausado.
Me gusta la descripción de los lugares en los que se sucede la acción, y el hecho de que no se centren excesivamente en la historia, sino en los hechos (es una novela policiaca, no histórica). Me ha impresionado también la originalidad dentro del género y esa forma de huir de algunos clichés en los que algunas novelas policiacas tienden a caer.
En cuanto a los personajes, destaca Washington Poe, un protagonista con un nombre extravagante y que llama bastante la atención.
No es un policía retirado y atormentado por los fantasmas de su pasado, sino que ha sido suspendido por un error cometido en un caso importante. Ha sabido llevar su suspensión sin sentirse amargado, y ha rehecho su vida, a la espera de conocer el veredicto final. Pero su reincorporación al cuerpo debido a los asesinatos del que la prensa ha nombrado como Hombre Inmolación, supondrán una ruptura con su nueva vida tranquila, llevándole a recordar por qué su trabajo era importante.
Con una personalidad arrolladora y un pequeño problema para acatar órdenes de sus superiores (único cliché que encontraremos en Poe), supone un gran personaje al que admirar y con el que vivir una historia emocionante, en la búsqueda de un asesino en serie.
Tilly Bradshaw ha sido, sin duda, mi personaje preferido. Se trata de una joven con altas capacidades y una clara carencia de dotes sociales, con la que no he podido evitar encariñarme desde el principio.
Su inocencia para ciertos aspectos de la vida despiertan en otros personajes y en el lector instintos de protección, mientras que para otros son la excusa perfecta para ridiculizarla y hacerla sentir inferior. Es un claro ejemplo de cómo su inteligencia intimida a algunos compañeros, que llevan a tratar de humillar a aquel que no saben "vencer" de otro modo.
He querido destacar a estos dos personajes entre todos, no solo por formar parte del elenco protagonista, sino por cómo el autor logra crear una relación de compañerismo y respeto entre ellos, pese a ser personas tan diferentes.
Por último, quiero destacar el hecho de que las relaciones entre los personajes resultan creíbles y en absoluto forzadas, y que no se busque un romance forzoso entre personajes.
Como amante de este género he disfrutado mucho con esta novela y, sin duda alguna, la recomiendo. Una buena trama y un final bien llevado que me han dejado con ganas de leer más sobre este autor y estos personajes.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         50
Citas y frases (35) Ver más Añadir cita
AvilabookAvilabook27 enero 2020
EL SHOW DE LAS MARIONETAS
Autor: M.W.Craven
Editorial: Roca Editorial
Paginas: 352 pag.
Precio: 18,90€

Sinopsis:
Un asesino en serie está quemando vivas a sus víctimas. No hay ningún tipo de pistas en las escenas del crimen y la policía ha perdido todas las esperanzas. Cuando su nombre es hallado en los restos carbonizados de la tercera víctima, Washington Poe, un detective suspendido de empleo y caído en desgracia es llamado para que se haga cargo de la investigación, un caso del que no quiere formar parte.
De mala gana acepta como su nueva compañera a Tily Bradshaw, una brillante pero poco social analista civil. Pronto, la pareja descubre una pista que solo él podría ver. El peligroso asesino tiene un plan, y por algún motivo, Poe forma parte de dicho plan. Mientras el número de víctimas sigue en aumento, Poe descubre que él sabe mucho más acerca del caso de lo que jamás se habría imaginado. Y en un final aterrador que destrozará todo lo que él creía sobre sí mismo, Poe comprenderá que hay cosas mucho peores que ser quemado con vida.

Opinión personal:
Buenos días, esta historia comienza en Cumbria, donde han apareció unos cadáveres quemados dentro de unos antiguos círculos de piedras. El detective Washington Poe y su ayudante Tilly serán los encargados de intentar resolver el caso antes de que haya mas victimas, siguiendo las pistas que les deja el asesino.
La trama me ha tenido enganchado y me ha parecido muy interesante. Pero sin duda, el gran punto fuerte son sus personajes principales, tanto Poe y Tilly. Poe es bastante sarcástico, cínico y duro. Y Tilly es una mujer retraída, sencilla, con poca personalidad y sin carácter alguno, en la oficina se aprovechan de ella por ser tan sencilla, obediente e incrédula.
Es genial que estos dos personajes sean tan diferentes y que se complementen tan bien juntos. Te sacaran más de una carcajada. Los capítulos son cortos y esto hace que te leas el libro sin darte cuenta. Aveces las escenas son previsible pero otras veces te quedas con la boca abierta por los giros inesperados que da.
Finalmente quiero anunciaros que no habituó a leer este tipo de genero, pero me ha sorprendido bastante bien. Este año 2020 pienso leer mas thrillers y espero que me sorprendan tanto como este.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
Beatriz_VillarinoBeatriz_Villarino29 enero 2020
Debería dolerle el desprecio del subdirector, pero le resultaba mucho más fácil pasar de ello. Cuando no te importa tu trabajo, la gente con cargos de autoridad se da cuenta rápidamente del poco poder que ostenta.
Comentar  Me gusta         50
Suenosentreletras7Suenosentreletras709 enero 2020
Incomprendido por sus compañeros, ignorado por sus superiores, infravalorado por el resto del mundo: damas y caballeros, les presento al gran Washington Poe.
Comentar  Me gusta         60
lourdesmateo88lourdesmateo8802 enero 2020
Bradshaw no era la persona más espabilada del mundo, pero sí era adulta y podía tomar decisiones desastrosas como todo el mundo. Y, por extraño que pareciera, trabajaban bien juntos. Suele pasar entre los inadaptados, pensó Poe.
Comentar  Me gusta         30
PinkyPinky12 febrero 2020
Para cuando el Ministerio del Interior supo lo que estaba ocuriendo, ya era demasiado tarde (manos untadas, cargos directivos prometidos y contratos firmados), de modo que hicieron lo que haría cualquier Gobierno: mentir y manipular las estadísticas. Poe sabía que no se ganaban votos diciendo la verdad.
Comentar  Me gusta         20
otros libros clasificados: ThrillerVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




Test Ver más

Encuentra la pareja

Empezamos con una fácil: Sherlock Holmes

El inspector Lestrade
El doctor Watson

10 preguntas
71 lectores participarón
Thèmes : novela negra , novela policíacaCrear un test sobre este libro
{* *} .. ..