InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 8477026289
Editorial: Valdemar (01/12/2011)

Calificación promedio : 3.56/5 (sobre 9 calificaciones)
Resumen:
El hombre que fue Jueves, una de las novelas más populares
del escritor y polemista británico G.K. Chesterton, pertenece
a una variedad literaria peculiar. Aunque su revestimiento externo es el
de una ingeniosa trama policiaca, donde el suspense y la sorpresa juegan
un papel destacado, la crítica ha creído ver en esta obra
una novela de tesis; también una fantasía policiaca, un relato
onírico, o un panfleto político. El fino... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (6) Ver más Añadir una crítica
MarioG17
 11 febrero 2020
El hombre que fue jueves (Espasa, 1998), de G. K. Chesterton, es un libro que cogí sin demasiada esperanza de que me gustara. La edición, antigua y tan clásica, las tipografía tediosa y la expectativa de enfrentarme a una novela de la literatura británica, que tantas veces me ha decepcionado, me hicieron empezar a leerlo con cierta reticencia.
Primero quiero decir que no he puesto quién es el traductor o la traductora porque no he conseguido encontrarlo en el interior del libro. Un libro que, por cierto, tiene un prólogo de Alfonso Reyes, lo que inevitablemente le da cierto caché, aunque luego se plantea una historia de lo más extraña en la que es difícil discernir qué está ocurriendo realmente y qué no (quien haya leído esta novela hasta el final sabrá de qué hablo).
En esta novela, el protagonista es un poeta apellidado Syme que un día llega a un barrio londinense, donde parece enfrentarse verbalmente a otro poeta llamado Gregory que, hasta entonces, había tenido la hegemonía en ese barrio. Una vez zanjada la discusión de la que Syme parece salir victorioso, la historia coge extraños caminos por donde discurrirá nuestro personajes: caminos anarquistas, sobre todo. Y es que el anarquismo es el aura que rodea a toda la novela, pues Syme asistirá a una reunión de anarquistas donde se elegirá al miembro que haga de Jueves en el Consejo Central Anarquista donde todos los demás tienen nombres de días de la semana y donde Domingo es el jefe supremo.
Y sí, Syme será elegido Jueves sin tener ideas anarquistas. al igual que el anarquismo, el otro elemento que abraza a la historia es la filosofía que aquí se desarrolla en los diálogos de los personajes, donde tratan cuál es la función de las fuerzas de seguridad o del mismísimo Estado en la vida de la gente…
…Y hasta aquí puedo contar. Porque el siguiente paso sería suficiente para desvelar lo que ocurrirá el resto de la novela, y no es esa mi intención. Sí puedo adelantar que se vendrá una aventura a gran velocidad en la que uno deberá pisar el freno para no liarse. Hay algún que otro toque de humor inglés en la historia, aunque me esperaba que esta fuera novela cuasi-cómica, tal y como leí en alguna reseña en internet antes de abordarlo.
Al principio, esta historia se me hizo pesada. Y, aunque luego cogió velocidad y se me hizo, el final me desencantó bastante. Eso, sumado a la rareza en sí de la historia, deriva en que me haya decepcionado un poco. Una historia británica como cualquiera que se precie, muy a tener cuenta desde el punto de vista técnico si se quiere, pero desde luego no es una novela con la que despertar sentimientos o que te coja un nudo en la garganta como otras que sí me han marcado para bien.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Carampangue
 06 marzo 2019
¿Es posible un humorismo religioso? ¿Se le pueden tirar las barbas a Dios, como jugando, y no dejar de ser creyentes por eso? Gilbert K. Chesterton nos dice que sí, y nos muestra cómo lo hizo.
El hombre que fue Jueves (Jueves así, con mayúscula) es una especie de mascarada, de larguísimo juego de circo en el que nada es lo que parece. Inicia como una novela policial… pero no cualquiera: es la historia de Gabriel Syme, un agente secreto de la Policía Filosófica, destinada a combatir no el crimen, sino a las ideologías que justifican el crimen: “Los ladrones creen en la propiedad, y si procuran apropiársela sólo es por el excesivo amor que les inspira. Pero, al filósofo, la idea misma de la propiedad le disgusta, y quisiera destruir hasta la idea de posesión personal”, es lo que se le explica a Syme antes de aceptarlo en el Cuerpo, y es a esos criminales a quienes deberá perseguir.
Y Gabriel Syme consigue infiltrarse en una peligrosa y secreta organización anarquista, en la que todos sus líderes usan los nombres de los días de la semana (Syme será Jueves) y está liderada por el poderoso Domingo, un hombre que sobresale entre los demás: alto, ancho y gordo, con una cara que casi no parece posible, ágil y saltarín como un mono, pero macizo como un árbol al mismo tiempo. Los conspiradores se reúnen a planificar el asesinato del Zar de Rusia, escondidos en la terraza de un café, en la cual hablan a gritos de sus planes, y todo el mundo se ríe de su charla, sin imaginarse que están planeando el asesinato de verdad. La mascarada sigue su curso, como pueden ver.
Y falta mucho todavía, puesto que Syme va descubriendo uno a uno a sus camaradas anarquistas: todos, excepto el Domingo, son policías encubiertos, espiándose unos a otros y creyendo que están infiltrados en una célula anarquista y terrorista. Cada uno de ellos esconde lo que es, y han copado la organización hasta el punto en que en ella ya no hay anarquistas verdaderos: solamente quedan solamente policías.
Indignados, intentan exigir una explicación al Domingo, ese hombre casi sobrenatural que les ha jugado una broma… pero Domingo escapa, liviano como una burbuja. Cuanto más lo persiguen, más lejano parece, y menos pueden entender sus motivos. Aquí ya empezamos a salirnos del terreno de la novela policial, y la búsqueda empieza a tornarse metafísica: los seis policías burlados ya no persiguen a un criminal, sino que buscan explicaciones para sus vidas, para el mundo y para comprender los designios de su misterioso jefe.
No revelaré el final de la mascarada, pero sí diré que ellos encuentran al Domingo, que reciben un traje que no los disfraza, sino que los revela, y que aunque no encuentran respuestas a sus preguntas, revolotean sobre la lectura las palabras del Salmo 80: “Muéstranos tu rostro y seremos salvos”.
Chesterton, al fin, no ha hecho poco. Ha escrito la novela policial más sorprendente de la historia, ha construido un elegante laberinto conceptual, se ha reído de Nietzsche, de la moral, de los Estados, del anarquismo, de la poesía, de Dios y de sus lectores, sin que nadie pueda tomárselo a mal. Es una novela de humorismo elegante y filosófico, y hacia el final, como una máscara que no esconde sino que revela, la obra de un verdadero creyente.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Leejos
 05 noviembre 2018
Esta intriga policial,que aúna el ritmo trepidante de la novela de aventuras y los elementos oníricos de la literatura fantástica,narra las peripecias de Gabriel Syme,policia-poeta enfrentado a una poderosa organización anarquista.Tras ingresar casualmente en ella,acaba convirtiéndose en uno de los 7 miembros de su Consejo Central,cuyos nombres coinciden con los días de la semana y que preside Domingo,de aspecto y tamaño sobrehumano.Syme,inicialmente víctima de una angustiosa sensación de soledad,acaba descubriendo que todos sus compañeros de Consejo también eran policías.El propio Domingo es el jefe de su unidad especial contra la subversión.Todo va avanzando con una tensión creciente y paradójica.Al final,en una atmósfera onírica de tintes metafísicos,el desenlace remite a la sempiterna lucha del bien contra el mal,del orden contra el caos,del sentido contra la locura.Una lucha en la que la vida alcanza esa tensión esencial que la reconcilia con el discurrir cotidiano de la cordura,con la sencilla alegria de existir.Es evidente la moraleja católica tan al gusto de Chesterton.En todo caso,la novela es ingeniosa,divertida y,aunque no siempre verosímil,se lee con agrado.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
aricardocy
 07 octubre 2019
Este libro representa una de las rarezas literarias del gran escritor inglés sobre todo porque es posible que no se entienda nunca, está obra es simplemente fascinante y demuestra en gran medida la preocupación del autor sobre muchos temas pero sobre todo por el metafísico, tal libro nos enfrasca en discusiones filosóficas muy complejas pero a la vez es un trabajo muy simple y divertido, que sin duda resultara muchas veces curioso para todo aquel que se atreva a leerlo
Comentar  Me gusta         00
Edd62
 19 septiembre 2018
G.K.Chesterton, un estilo rebuscado, gran representante del teatro del absurdo, muestra ciertos similes con algunos referentes de este tipo de estilo literario ( john le Carre sin ir mas lejos,) y al mas puro estilo cinemtografico de Stan Lee realiza cameos en sus novelas huelga mencionar su fijacion con el rojo, y su diseccion minuciosa de la no justicia britanica, recomendable, pero a revisar con pinzas y sin prisas
Esta es mi opinión
Comentar  Me gusta         03
Citas y frases (1) Añadir cita
MarioG17MarioG1711 febrero 2020
Ya ni el fuego público ni el privado se miran brillar.
Ya ni humana luz ni resplandores divinos.
¡Mirad! Tu negro imperio, oh Caos, es restaurado.
Muere toda luz ante tu verbo aniquilador.
Tu mando, grande Anarca, deja caer la cortina.
¡Y todo lo envuelve la noche universal!
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: literatura anglosajonaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

¿Jane Austen o Brontë Sisters?

¿Quién escribió «Agnes Grey»?

Jane Austen
Anne Brontë
Charlotte Brontë
Emily Brontë

15 preguntas
44 lectores participarón
Thèmes : jane austen , literatura inglesa , históricaCrear un test sobre este libro
{* *}