InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
ISBN : 8422625709
Editorial: Círculo De Lectores (30/11/-1)

Calificación promedio : 4.5/5 (sobre 3 calificaciones)
Resumen:
Aún no tenemos la descripción del editor en nuestra base de datos (contraportada)
Añadir la descripción del editor

También puedes contribuir a la descripción colectiva redactada por los miembros de Babelio.
Contribuir a la descripción colectiva
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (3) Añadir una crítica
Nacholuchi
 18 junio 2019
Mi primera inmersión en el mundo Vonnegut es Madre Noche. Una novela muy interesante, por momentos cómica, por momentos una suerte de reflexión.
Cuenta la historia de Howard Campbell, quien se describe como "estadounidense de nacimiento, nazi por reputación y apátrida por vocación". Es una descripción bien precisa; un día, nuestro protagonista será convocado a convertirse en espía de su país, pero ejerciendo como agente de propaganda alemán. Su trabajo será transmitir emisiones radiofónicas, en las que, por un lado, irá a favor del nazismo, mientras que por el otro lado, a partir de distintos códigos brindará esencial información a los Aliados. Entonces, su propuesta es, a través de sus cualidades como escritor y dramaturgo, contar su historia, y cómo llegó al lugar en el que está ahora: una cárcel en Jerusalén.
La novela no es estrictamente una crónica ni una descripción total de lo que ocurría durante el período nazi, ni lo que sufrían los judíos en los campos de concentración. Madre Noche se basa más en narrar la vida del protagonista, algo lógico si tenemos en cuenta su naturaleza de autobiografía. ¿Intenta Campbell arrepentirse? ¿Es su objetivo generar compasión, o intentar justificarse? No lo creo. En ningún momento de su narración se siente culpable por los crímenes que generó o por las cosas que decía en sus transmisiones. Tampoco se para en una posición clara; no está ni a favor ni en contra del nazismo. Sin embargo, fue él quien aceptó ser agente propagandístico y acatar las órdenes de sus superiores. Por esto y otras tantas cuestiones, este personaje me pareció muy atractivo para leer, para conocer sus ideales y su forma de pensar. Las novelas sobre la Segunda Guerra Mundial están generalmente narradas desde el punto de vista de los judíos o de alguien que haya sido víctima de lo que allí se cometió; por el contrario, la novela de Vonnegut se para en la vereda opuesta y muestra qué siente o qué opina sobre esto una persona que directamente influyó en los crímenes que se sucedieron en ese período.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
Kaeri
 08 marzo 2020
Definitivamente es una obra que merece toda la atención.
Madre Noche contiene elementos que van más allá de una simple narración a cerca de un hombre preso por crímenes de guerra: es la odisea del protagonista, en pocas palabras, lo que se refleja en ella, y logra captar el interés de una manera envolvente hasta dejarte perpleja.
No conocía nada del autor ni sus obras hasta que me aventuré en Madre Noche, y no lo hubiese echado una mirada sino hubiese sido por un audiolibro que escuché y escuché durante un día completo.
La verdad es que me encantó.
Comentar  Me gusta         00
Carampangue
 07 marzo 2019
Kurt Vonnegut es, sin duda, uno de los escritores más singulares, valientes y divertidos de la segunda mitad del siglo. Dueño de un humor corrosivo y sarcástico, dedica gran parte de su obra a ridiculizar a los gobiernos, a las iglesias y, en general, a todas las creencias de la gente.
Comentar  Me gusta         20
Citas y frases (2) Añadir cita
CarampangueCarampangue07 marzo 2019
Nunca he presenciado una demostración más sublime de la mentalidad totalitaria; una mentalidad que podría compararse a un sistema de engranajes al que le han cortado algunos dientes al azar. Y esa maquinaria de pensar, desdentada y conducida por una libido de intensidad media o inferior a la media, gira con la insubstancialidad espasmódica, nerviosa, ruidosa, de un reloj de cuco en el infierno.

El jefe de los federales sacó la conclusión errónea de que no había engranajes en la mente de Jones;

–Está usted completamente loco.

Jones no estaba completamente loco. Lo aterrador de la clásica mentalidad totalitaria es que cualquier tipo de engranaje, aunque esté mutilado, siempre conserva en su circunferencia secuencias enteras de dientes, a los que mantiene inmaculadamente y a los que da movimiento con exquisitez.

De ahí lo que digo del reloj de cuco en el infierno: marca la hora perfectamente durante ocho minutos y veintitrés segundos; se adelanta de golpe catorce minutos y se mantiene en perfecta marcha durante seis segundos; luego salta dos segundos y funciona bien durante dos horas y un segundo; después, salta todo un año.

Los dientes perdidos, desde luego, son simples, obvias verdades; verdades asequibles y comprensibles inclusive para los niños de diez años.

El obstinado girar de los dientes del engranaje, la obstinada actividad despojada de ciertas informaciones obvias...

Fue así como un hogar tan contradictorio como el que componían Jones, el padre Keeley, el Vice-Bundesführer Krapptauer y el Führer Negro pudo mantenerse en relativa armonía.

Fue así como mi suegro pudo contener dentro de una misma cabeza su indiferencia hacia las obreras esclavas y su amor por un jarrón azul...

Fue así como Rudolf Hoess, comandante de Auschwitz, podía alternar la música clásica con las llamadas a los cargadores de muertos, allá en los altavoces del campo de exterminio...

Fue así como la Alemania nazi pudo pasar por alto la diferencia entre civilización e hidrofobia...

Y esto es lo único que puedo decir para explicar las legiones, las naciones de lunáticos que he visto durante mi vida. Y para mí, intentar una explicación tan mecánica tal vez sea el reflejo del padre que tuve. Cuando me detengo a pensar en ello, cosa que ocurre pocas veces, recuerdo que soy, después de todo, el hijo de un ingeniero.

Como no existe nadie que me alabe, me alabaré yo mismo: diré que jamás he destruido un solo diente en mi máquina de pensar, sea lo que ésta sea. Hay dientes perdidos. Dios lo sabe. Nací sin algunas de esos dientes y nunca me crecerán. Y los cambios sin embrague de la historia me han hecho saltar otros dientes.

Pero nunca he destruido a sabiendas un solo diente del engranaje de mi máquina de pensar. Nunca me he dicho a mí mismo: «Puedo prescindir de este hecho».
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
CarampangueCarampangue07 marzo 2019
Esta es la única de mis narraciones cuya moraleja conozco. No creo que sea una moraleja extraordinaria. Sólo que, en esta ocasión, sé cuál es: somos lo que pretendemos ser, así que debemos tener cuidado con lo que pretendemos ser.

(...)

Pero hay otra clara moraleja en este cuento, ahora que lo pienso: Cuando uno está muerto, está muerto.

Y todavía se me ocurre una tercera moraleja: Hagan el amor cuando puedan. Les sentará muy bien.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
Videos de Kurt Vonnegut (2) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Kurt Vonnegut
Encuentros en los que los escritores hablan de sí mismos como lectores. A través de ellos dan a conocer la importancia de la lectura en su formación, los libros que fueron o son determinantes para ellos, sus escritores favoritos, sus hábitos y fobias como lectores. de sus preferencias de géneros, sus influencias, los libros a los que vuelven una y otra vez. Cómo organizan sus bibliotecas y el modo en que descubrieron y siguen descubriendo libros.
El desayuno de los campeones es una frase publicitaria que utilizó una conocida marca de cereales americana y que el escritor Kurt Vonnegut utilizó como título de una de sus novelas.
+ Leer más
Libros más populares de la semana Ver más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

La Metamorfosis

Gregorio Samsa es un ...

escritor
viajante de comercio
banquero
burócrata

13 preguntas
92 lectores participarón
Thème : La metamorfosis de Franz KafkaCrear un test sobre este libro