InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
ISBN : 8416634432
Editorial: Duomo ediciones (24/08/2016)

Calificación promedio : 3.5/5 (sobre 30 calificaciones)
Resumen:
UNA HISTORIA ÚNICA, CONTADA DE
MUCHAS MANERAS, QUE QUEDA EN EL ALMA.

En una habitación de hospital en pleno centro de Manhattan, delante del iluminado edificio Chrysler, cuyo perfil se recorta al otro lado de la ventana, dos mujeres hablan sin descanso durante cinco días y cinco noches. Hace muchos años que no se ven, pero el flujo de su conversación parece capaz de detener el tiempo y silenciar el ruido ensordecedor de todo lo que no se dice. ... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea
Críticas, Reseñas y Opiniones (22) Ver más Añadir una crítica
Ros
 13 September 2022
Esta novela ha tenido, grandes alabanzas y también bastantes críticas negativas, yo os voy a contar mi opinión, pues hay algunos aspectos que me han gustado , pero considero que es una historia irregular. Y por lo tanto, una buena opción para leerla y poder juzgarla.
La novela son los recuerdos que una mujer, la protagonista. Lucy, pasa ingresada en un hospital. Y habla al lector y a su madre que ha ido a visitarla. Nos situamos en los años 80.
Una vez puestos en situación, vamos a ella.
Se trata de una conversación en la que Lucy, la protagonista, actúa como narradora. Es una escritora que se encuentra convaleciente en un hospital, en pleno centro de Manhattan, convaleciente de una operación de apendicitis, con alguna consecuencia postoperatoria.
Con ella se encuentra su madre, que ha acudido a petición del marido de Lucy, separado y vuelto a casar, que se queda con sus dos hijas. Madre e hija hablan durante los cinco días que se queda con ella en el hospital y así nos van revelando el origen de Lucy.
Se trata de una familia de un pueblo pequeño de Illinois. El padre trabaja con maquinaria agrícola, sin empleo estable y la madre se dedica a coser.
Marginadas por la pobreza, viven en el garaje que les presta su tío abuelo hasta que fallece y es entones cuando se trasladan a la casa. Lucy tiene un hermano y una hermana y los demás niños les hacen el vacío.
Ahora, Lucy, una mujer inteligente y creativa, alejada de su familia, ha publicado, ha escrito cuentos y ha salido de la pobreza, pero en estos momentos de soledad en el hospital, recupera a su madre y hablan, son confidencias, recuerdos, referencias de la vida normal y hurgan en su pasado y en su presente.
En esta conversación con su madre entran muchas personas de su pasado, aparecen las personas de su vida, la madre, el padre, su hermana Vicky con sus cinco hijos, su hermano y naturalmente sus hijas, pero también otros personajes como Kathie Nicely, William, su marido, Sarah Pyne, la escritora a la que admira, Jeremy y Molla, sus amigos, y también el sida y el nazismo.
Con saltos hacia atrás y hacia adelante, según los recuerdos y la conversación, durante los cinco días y noches que permanecen en el hospital, intentando de esta forma, ordenar el sentido de sus vidas.
Sí, es una historia con abundantes partes matizadas por la sensibilidad, que se extrae de cualquier detalle y suceso menor y por ello y también, una historia intimista de soledad, atravesada por la verdad y las emociones intensas.
Está claro que en ella se prioriza la reflexión sobre un pasado conflictivo, una familia que tiene que superarse ante las adversidades, también sobre los amores marcados por la inestabilidad e imperfección, y sobre todo, por la gran falta de comunicación en todos los sentidos. Entonces, ¿Qué nos queda?
De lectura muy sencilla y ágil, además de tan solo unas 200 páginas, , lo he terminado rápidamente.
En definitiva, estamos ante una superviviente en busca del sentido de su vida, también del amor que se explica entre pérdidas, gratitud y deseos.
Que ustedes la juzguen bien.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         3020
margazquez
 16 June 2021
Se podría decir que "Me llamo Lucy Barton" es una novela psicológica o una novela de personajes cuya protagonista recuerda una época de su vida en la que estuvo un par de meses ingresada en un hospital de Nueva York. La protagonista nació en un pueblo de Illinois en una familia con bastantes carencias no solo económicas sino también afectivas.
Durante su estancia en el hospital, periodo en que se ambienta la narración, su madre la acompañó durante unos días en la habitación que será testigo de las conversaciones entre madre e hija, plagadas de recuerdos y anécdotas que dejan ver claramente la personalidad insegura de la hija y su necesidad de afecto por parte de una madre que es incapaz de darlo o al menos de mostrarlo.
Narrada en primera persona por la propia Lucy, se podría decir que su historia recuerda bastante a la de muchas otras mujeres que a pesar de haber superado ciertos escollos en la vida, a pesar de su ascenso social y de haber formado una bonita y propia familia, no terminan de encontrarse a sí mismas; es como si el pasado, lo vivido anteriormente, les pesara demasiado.
El gran acierto de la novela, sin lugar a dudas, es la escritura escueta y diáfana de la autora para reflejar con las palabras más que justas esa incapacidad para comunicarse y sobre todo para mostrar las emociones que en todo momento sobrevuela la relación entre las protagonistas y que es tan frecuente encontrar en ciertos entornos de escasa cultura.
El libro es corto y se lee con mucha facilidad, puesto que va al grano en lo que cuenta y no se extiende en nada superfluo. Gustará a quienes valoren los libros bien escritos o las novelas de personajes, pero seguramente será una decepción para los que esperen una gran trama o asunto de fondo. Yo me encuentro entre los primeros.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         80
Inquilinas_Netherfield
 04 April 2018
Me llamo Lucy Barton es de ese tipo de novelas en las que, algunos dirán que "no pasa absolutamente nada", cuando realmente en esta historia pasa nada más y nada menos que la vida. Así, en minúsculas pero a lo grande: detalles nimios que conforman cada paso que damos en este mundo y acontecimientos que marcan un antes y un después; el recuerdo de una persona que pasó fugazmente a nuestro lado o de aquella que supuso un comienzo o un final; ese instante que te dolió y aquel otro que te hizo sonreír; aquella frase que te abrió los ojos y aquella otra que quisiste no haber escuchado nunca. Momentos, recuerdos, destellos, la infancia, épocas, situaciones, malas decisiones, trances superados, la adolescencia, personas que dejamos atrás, personas que se quedan, dolor, felicidad, descubrir de repente que somos adultos, lágrimas, risas... que por sí solos no son nada y juntos dan forma a eso que llamamos nuestra vida. Nuestra historia. Nuestro sendero salpicado de grises con blancos y negros de tanto en tanto. Como para decir que no pasa nada en este libro.
Tal y como el título sugiere, la narración corre a cargo de la propia Lucy Barton en primera persona. Aunque hacia el final del libro cierra un poco la historia alejada del escenario principal, el 95% de la novela está ambientada en un hospital del East Side neoyorquino, donde ingresa a causa de una apendicitis y donde finalmente permanece hospitalizada durante semanas a causa de diversas complicaciones. Apenas recibe visitas, su marido está demasiado ocupado, a sus hijas se las llevan en contadas ocasiones, alguna amistad ocasional se acerca por allí... Lucy se siente muy sola, muy desgraciada, y sufre alejada de los suyos. Hasta que un día despierta y ve a su madre sentada en una silla al pie de su cama.
Esto, que podría (debería) ser lo más normal del mundo, no lo es. No lo sabemos cuando acaba de producirse el encuentro, pero lo intuimos por la forma de saludarse, por el modo en que enfrentan el encuentro, por la frialdad pasiva de una y la sorpresa contenida de la otra. Y es entonces, durante los cinco días que la madre de Lucy permanece junto a ella en el hospital, cuando comenzamos a saber quién es Lucy Barton y a conocer su historia.
Lucy hace mucho que abandonó su hogar paterno y apenas sabe nada de la gente que dejó atrás: amistades, vecinos... incluso sus hermanos, que parecen unos completos desconocidos para ella y con quienes mantiene conversaciones totalmente triviales. La distancia filial con su madre es tan grande, la cercanía afectiva tan complicada de afrontar, que solo en contadas ocasiones se atreven a saltar la barrera que las separa para permitirse algo parecido a la intimidad. La mayor parte del tiempo se limitan a hablar sobre la gente que tienen en común, aquella gente que quedó atrás en el pueblo, y que en su mayor parte han tomado malas decisiones a lo largo de su vida o han tenido mala suerte en sus matrimonios.
Por tanto, la estructura que escoge Strout para desplegar ante nuestros ojos la vida de Lucy es sencilla, aunque solo en apariencia. Mientras su madre responde a sus muchas preguntas sobre tal o cual conocido y satisface su curiosidad, Lucy intercala recuerdos de su infancia, adolescencia, universidad y vida en Nueva York sin ningún orden aparente, encajando como piezas de un puzzle el presente narrativo con el pasado de la protagonista hasta conformar un todo que nos ofrece un marco bastante explícito de la niña que fue y la mujer en que se ha convertido, ofreciéndonos esas pinceladas, esos trazos, que para cada cual son tan importantes pero que los demás nunca podrán interpretar del mismo modo que quien los vive. Tuvo una infancia desgraciada, pero no le han ido mal las cosas a pesar de todo.
Aun así, y no sé si es solo sensación mía, creo que Lucy retiene información. Afirma que esta es su historia, tal y como te la cuenta, sin trampa ni cartón... y aun así no puedes evitar sentir que sobre algunas cosas no está siendo del todo sincera: su matrimonio, la relación con sus padres (y concretamente con su madre), lo que le lleva a tomar ciertas decisiones... Sí, esta es su historia. Pero sí, también es humana, y tiene secretos y recovecos que le pertenecen por mucho que presuma de sinceridad, y ejerce una protección instintiva sobre ellos. Ninguna biografía es completamente honesta y transparente, y la de Lucy Barton no es una excepción. Hay miserias que se pueden destapar y otras que es mejor guardarlas bajo llave.
Por eso tengo que admitir que, a pesar de que he disfrutado mucho la novela, a mí no me ha provocado ese torrente de emociones que había leído en otras personas, porque Lucy marca un poco las distancias en su narración (o es la sensación que yo he percibido, y esto no influye para nada en mi estupenda percepción sobre la novela. Simplemente, por la forma en que está narrada, no he sentido esa emoción que anticipaban la novela y las opiniones que había leído sobre ella).
La relación entre madre e hija es aséptica como el hospital en que transcurre. Los breves y esporádicos intentos de acercamiento por parte de la hija son rechazados por su madre con un cierre de ojos o una mirada hacia el edificio Chrysler que ve desde la ventana, seguidos de un prolongado silencio. Es una relación fría, distante, de cortesía por el parentesco que las une. Incluso al hablar de su marido y su matrimonio, Lucy se niega a entrar en detalles. No quiere hablar sobre eso, y no lo hace. Más información retenida. Me comentaba Cris en los comentarios de su reseña que Strout dice que esta novela refleja el amor. Sinceramente, si a mí me preguntan contestaría que lo que he percibido es desamor a muchos y distintos niveles afectivos y sociales. No creo que la novela refleje el amor en sí, sino lo que duele cuando no es correspondido al mismo nivel e intensidad.
En definitiva, es una historia intimista en apariencia sencilla que encierra mucha más complejidad de la que parece, porque se nutre de los detalles del día a día que realmente dan forma a la existencia de cada uno. Lucy Barton es, igualmente, un personaje más complejo de lo que parece; nos cuenta mucho en estas doscientas páginas, pero estoy convencida como lectora que casi tanto como lo que calla. Nos ofrece retazos aquí y allá que conforman un todo, que la conforman a ella, pero creo que sin abrirse tanto como pueda parecer a simple vista.
Enlace: http://inquilinasnetherfield..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Tamichi
 06 May 2021

Me llamo Lucy Barton” una historía que todo lo que diga me quedaré corta. Lo que me hizo sentir por partida doble, al empezar a leerlo de nuevo. Ternura, amor, dudas, tristeza, esperanza y una larga lista de sentimientos y a la vez contradictorios.
Una novela intimista, fácil de leer, lenguaje sencillo y directo. Escrito de una forma dulce, incluso en ocasiones poético. Te hará soltar alguna lagrimilla.
El escenario se desarrolla en cuatro paredes de un hospital. Donde la protagonista está ingresada y va desgranando su vida. Una vida solitaria. Habla del dolor, sin nombrarlo, sin quejarse. del amor y desamor, sin reproches. Después de encontrarse con su madre en aquella habitación. Cinco días donde hablarán después de Haber pasado muchísimo tiempo sin verse. Donde llegarán los flashes de la infancia.
Un libro donde no pasa nada pero pasa de todo. Donde el sentimiento está muy presente y es de lo que más puedo hablar. de sentimientos. Una mujer luchadora que a pesar de no tener una vida fácil ha sabido levantarse constantemente. Y lo único que busca en la vida es una sonrisa, amor y ser querida.
Es cierto que se podría haber sacado mucho más partido ya que en bastantes cosas solo da pequeñas pinceladas y superficiales. Quizás llegar a profundizar algo más en los personajes con los que se relaciona en la historia.
Aún así, Lo recomiendo. Pero también os digo, hay que elegir el momento oportuno para leerlo ya que se puede volver tediosa la lectura si no es lo que buscas en ese momento.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
elymafer
 04 May 2022
Lucy Barton es una mujer joven, casada, con dos hijas pequeñas y que intenta ser escritora. Por una complicación de una operación tuvo que pasar varias semanas ingresada en un hospital. Su marido llamó a su suegra para que la acompañara. La madre viajó desde el pequeño pueblo de Illinois dónde viven hasta Nueva York para cuidarla y, durante cinco no se separó de ella, después de 15 años de no verse ni hablarse. al principio les cuesta hablar pero con las horas de convivencia ese alejamiento se va convirtiendo en confidencias en las que poco a poco van desgranando historias del pasado. Años después, Lucy ya es una escritora de éxito y decide contar las conversaciones deesos cinco días en un libro; les añade recuerdos, reflexiones y narra el camino recorrido hasta a ser lo que es. Sin embargo parece como si la protagonista se avergonzase del pasado y cuenta lo justo de unos años que prefería olvidar, ya que la vida con los suyos fue dura; por eso temas como la pobreza, la marginación social, el maltrato, el sida, las relaciones familiares, el amor, son tratados muy por encima, sin profundidad.
La novela me ha gustado en su conjunto, aunque madre e hija, no me han resultado unos personajes cercanos y sí bastante fríos.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Citas y frases (9) Ver más Añadir cita
RosRos13 September 2022
Creo conocer muy bien el dolor que de niños apretamos contra el pecho, que dura toda la vida, con una nostalgia tan profunda que ni siquiera eres capaz de llorar. Lo agarramos con fuerza, sí, con cada latido del corazón convulso: esto es mío, esto es mío, esto es mío.
Comentar  Me gusta         240
marlluchmarlluch16 June 2022
Un día me preguntó qué comíamos cuando era pequeña. No le dije: Sobre todo pan con melaza. Le dije: Comíamos muchas alubias con tomate. Y él replicó: Y después, ¿qué hacíais?¿Tiraros pedos? En aquel momento comprendí que no me casaría con él. Es curioso que una sola cosa baste para que te des cuenta de algo así. Puedes estar dispuesta a renunciar a los hijos que siempre has deseado, puedes estar dispuesta a soportar comentarios sobre tu pasado, o sobre tu ropa, pero de repente,...un comentario mínimo, y el alma se desinfla y dice: ah.
Desde entonces me he hecho amiga de muchos hombre y mujeres, y todos dicen lo mismo: siempre ese detalle revelador.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         20
marlluchmarlluch16 June 2022
Mi profesor se dio cuenta de que me encantaba leer y me daba libros, incluso libros de mayores, y yo los leía. Más adelante, en el instituto, seguí leyendo libros, cuando acababa los deberes, en un aula con calefacción. Pero los libros me aportaban cosas. Eso es lo importante. Hacían que me sintiera menos sola. Eso es lo importante para mi. Y pensaba: ¡escribiré y la gente no se sentirá sola!
Comentar  Me gusta         10
Cuatro_de_SeisCuatro_de_Seis03 October 2021
En aquel momento comprendí que no me casaría con él. Es curioso que una sola cosa baste para que te des cuenta de algo así. Puedes estar dispuesta a renunciar a los hijos que siempre has deseado, puedes estar dispuesta a soportar comentarios sobre tu pasado, o sobre tu ropa, pero de repente..., un comentario mínimo, y el alma se desinfla y dice: ah.
Comentar  Me gusta         10
margazquezmargazquez16 June 2021
Cuando era pequeña, mi familia iba a la iglesia congregacional. Allí estábamos tan marginados como en todos los demás sitios; ni siquiera el profesor de la escuela dominical nos hacía caso.
Comentar  Me gusta         10
Video de Elizabeth Strout (1) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Elizabeth Strout
LA NOVELA MÁS EXITOSA Y ACLAMADA DE LA AUTORA PREMIO PULITZER DE ME LLAMO LUCY BARTON
En Crosby, un pequeño pueblo en la costa de Maine, no suceden muchas cosas. Y sin embargo, las historias sobre la vida de las personas que viven allí contienen un mundo entero. Está Olive Kitteridge, una maestra jubilada, irascible, indecorosa, de honestidad inquebrantable. Tiene setenta años y aunque es más dura que una roca, sintoniza con los matices del alma humana. Está Jack Kennison, antiguo profesor de Harvard, que busca desesperadamente la cercanía de esa extraña mujer, Olive, siempre tan Olive. Su relación tiene la fuerza de quienes se aferran a la vida. Una novela conmovedora que habla del amor y la pérdida, de la madurez y la soledad, y de esos inesperados instantes de felicidad. «Qué escritora tan increíble.» Zadie Smith «Tengo una misión: lograr que miles de lectores se rindan como yo ante Elizabeth Strout.» Pablo Giordano «Lo más valioso de Elizabeth Strout es la sutileza con que explora los recovecos de la condición humana.» Fernando Aramburu «Esta mujer que tanto me ha dado llenando mis horas de insomnio.» Elvira Lindo
Disponible en nuestras librerías de Casa del Libro y en casadellibro.com: https://bit.ly/3thG0fg
También en eBook: https://bit.ly/3taJjVA
+ Leer más
otros libros clasificados: novela de personajesVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea





Test Ver más

Familias en la literatura

"Hoy ha muerto mamá. O quizá ayer. No lo sé. Recibí un telegrama del asilo" ¿El personaje de qué libro está hablando?

Dr. Castel, de La Peste
Meursault, de El extranjero
Javier, de Cambio de piel

14 preguntas
42 lectores participarón
Thèmes : novela , familiaCrear un test sobre este libro