InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
ISBN : 8417847456
Editorial: Editorial Alrevés (09/03/2020)

Calificación promedio : 4.33/5 (sobre 15 calificaciones)
Resumen:
Javier Gallardo, a sus cincuenta y cinco años, es uno de los comisarios de policía más respetados y brillantes del país. Sin embargo, desencantado, decide aislarse un tiempo en la Vall de Boí y replantearse su futuro en el cuerpo. Allí, mientras disfruta de este retiro, tendrá que enfrentarse a una oscura y reaccionaria forma del mal con la que se encaró recién salido de la Academia y que marcó su carrera y su corazón para siempre.

Porque los inicios... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES
Críticas, Reseñas y Opiniones (15) Ver más Añadir una crítica
CARMINA
 09 junio 2020
La venganza es un plato que se sirve frío, y que necesita de mucho tiempo para fraguarse y retroalimentarse, envenena a quien emprende el viaje porque generalmente no sale todo tal y como se prevé, pero en ese camino también se lleva por delante parte de la ecuación que se pretende despejar que tampoco sale idemne.
Puede parecer muy criptico, pero creedme si os digo que es una novela que merece la pena ir descubriendo paso a paso, conforme se avanza en la lectura, ir viviendo todas las sensaciones que te va despertando, sufrir al lado de los personajes, porque el autor nos hace participes de lo que experimentan y es difícil no meterse en sus zapatos, hay momentos en que la mente te juega malas pasadas y te mete en la piel de Javier y parece una centrifugadora, o un ordenador calibrando las miles de posibilidades de reacción.
Cava dos fosas es una novela negra, policíaca, desarrollada en dos tiempos verbales, uno se ambienta en el presente, y el otro, del que derivan los polvos que hoy enlodan a nuestros personajes nos traslada a los años ochenta, con una Transición frágil que empieza a dar sus pasos y la movida madrileña.
Es precisamente en los años ochenta, en los que yo era una niña, y por lo tanto no tengo recuerdos nítidos, en los que me he sentido más cómoda a pesar de que se me revolvía el estómago con los poderes fácticos que desde la sombra luchaban para que nada cambiara demasiado en esa España que luchaba porque la Democracia triunfara y hubiera una apertura. Félix nos mete en la época de la mano de tres policías jóvenes con ganas de cambiar el mundo, que tropiezan con aquellos que pretenden que todo siga igual. Una lucha sin cuartel en la que tienen mucho que perder y de la que no salen idemnes, y marcará quienes serán en un futuro.
"Y en España siempre habrá héroes anónimos que se preocupen por mantener las enseñanzas que recibimos durante cuarenta años."

Félix García Hernán sabe como atrapar al lector, a pesar del comienzo sosegado y algo bucólico de la novela, va desenredando la madeja desde un retiro para aclarar ideas, hasta una situación un poco macabra en la que se verá inmerso nuestro personaje, que lo obligará a hacer un repaso a su vida y a sus muchos aciertos policiales para descubrir quién está detrás moviendo los hilos.
Y eso lo consigue con capítulos más bien cortos, en los que se van alternando esos dos tiempos verbales, pasado y presente confluyen para ir creando una trama compleja, con una estructura sencilla y un ritmo en ocasiones endiablado, para ofrecernos a continuación un balón de oxigeno en forma de recuerdos. El autor elige esa forma de presentarnos a unos personajes muy de carne y hueso, muy veraces, con los que el lector puede empatizar o incluso rechazar, pero sobre todo son cercanos, no son perfectos, si no que tienen sus zonas de luz y de sombra, personajes que se equivocan, cuyas actuaciones tienen consecuencias, que aman, que ríen, que lloran, se frustran y celebran sus triunfos. Tal cual como en la vida misma y ese es el gran acierto de esta novela, porque sus personajes tienen el suficiente carisma para sostener toda la trama tanto en el pasado como en el presente.
Hay dos personajes en cada uno de los tiempos que me han enamorado, me han subyugado y no me importaría volver a encontrar en un futuro. En la trama de los ochenta dejadme que muestre debilidad por Carmen Nuñez-Quiroga, una mujer luchadora, reivindicativa, adelantada a su época porque nuestra democracia estaba todavía en pañales y aún así su posición en la policía era muy importante. Su origen en una familia acomodada y afín al Régimen, no le impidió desarrollar sus propias ideas, y luchar por ellas poniendo en peligro su integridad física y arriesgando su carrera en el cuerpo.
En el presente el personaje que me ha robado el corazón ha sido Raúl Olaya, inspector jefe que ha crecido al auspicio de dos de nuestros personajes principales, ambos comisarios. El tiempo pasado a su lado le sirvió para aprender su forma de actuar y ello le ayudará a investigar la desaparición de sus dos colegas, porque las casualidades no existen y cuando se suma un tercer factor queda al descubierto que hay que actuar con rápidez. Me ha gustado su forma de razonar, su aplomo, las salidas ingeniosas cuando la investigación entra en vía muerta. Me gustaría encontrarme más efectivos como él dentro del cuerpo el mundo sería mucho más justo.
"Raúl sabe que va a haber un antes y un después en la vida desde el día de hoy. Siente que la alegre y optimista juventud en la que ha estado cómodamente instalado hasta ahora lo ha abandonado para siempre."
Pero en toda novela negra hay un villano, sin él no existiría la trama, en esta el personaje es de lo más siniestro, para encontrar su humanidad hay que escarbar muchísimo y aún así la mancilla con el odio y rencor que supura cada vez que sale a escena. El autor no redime a Diego López de Arbeloa y el lector tampoco puede hacerlo, al menos yo fui incapaz, no pude en la trama del pasado y menos en la del presente.
Toda la novela en el presente se nos plantea como una partida de ajedrez, en la que solo una parte puede mover las fichas, conoce todas las jugadas, las realiza a su antojo y espera reacciones para ejecutar el próximo movimiento, que rara vez coincide con el que tiene pensado, por aquello de que el ser humano es imprevisible y anticipar comportamientos no significa que vayan a producirse. Quizás por ese motivo en momentos puntuales la cordura de Diego también es puesta al límite para forzar la reacción que había previsto en Javier. En el pasado en esa misma partida de ajedrez cada bando mueve las fichas, unas veces ayudados y otras en solitario, y el final desde luego no queda en tablas y afecta por igual a ambos jugadores y les marcará de forma irremediable.
"Se esta jugando una partida desquiciante de ajedrez en la que le impiden mover las piezas, ya que su contrincante las mueve por él. Sólo queda la quimera de que Diego cometa un error y se dé jaque mate a sí mismo."
La novela es muy visual, con un ritmo muy marcado gracias a unos diálogos muy inteligentes y bien pensados. No será complicado llevarla al cine porque nuestro autor es un gran cinefilo y la novela va avanzando fotograma a fotograma y no podemos resistirnos, necesitamos avanzar, ya sea para llegar a la parte ochentera o para saber en que termina ese viaje de venganza emprendido treinta años después.
Me gusta la forma en la que el autor ha sabido plasmar los cambios que ha experimentado la sociedad en estos treinta años, es como un juego de espejos del que participa el lector, a pesar de no tener recuerdos muy nítidos de esa época. Aunque en ocasiones te das cuenta de que a pesar de todo lo avanzado no hemos cambiado demasiado, que la vida sigue igual, hoy los poderes fácticos son otros, pero también se mueven para perpetuar su orden. Y las mujeres y el colectivo LGTBI tienen más derechos reconocidos, pero lejos de haber terminado su lucha.
Si algo queda claro con esta historia es que el pasado siempre nos espera agazapados a la vuelta de la esquina, que por tiempo que pase la venganza nunca saldrá como teníamos previsto, ni es un buen viaje si antes de emprenderlo no cavas dos fosas
Conclusión:
Cava dos fosas es una novela que no puedes perderte si te gusta el género negro, pero no es una novela para pusilanimes, la trama te oprime, te angustia y aún así necesitas avanzar, necesitas saber. Y página a página se nos va desgranando el porque de esa venganza tan atroz, y que perdió por el camino cada uno de los implicados en esta macabra historia.

Enlace: https://detintaenvena.blogsp..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
GemaMG
 21 septiembre 2020
Si hay algo que he disfrutado sobremanera en esta novela ha sido la ambientación, o mas exactamente una de las ambientaciones, porque esta historia se desarrolla en dos momentos históricos, el presente y el pasado lleno de lodos, de los que se alimentan los “barros” del presente.
De ese momento histórico pasado, aunque no tanto para que hayamos podido olvidarlo, el autor hace un magnifico retrato de la España que empezaba a despertar, de esa España que ansiaba abrirse al mundo y a los nuevos aires, pero sobretodo hace una radiografía precisa del Cuerpo de Policía.
No debió de ser fácil, por no decir que tuvo que ser un infierno, la convivencia en una institución como la policía de los "aperturistas" chocando frontalmente con la vieja guardia despótica. Ese antagonismo de las primeras promociones democráticas de la academia de Ávila que asumieron el principio de servir y proteger a todos los ciudadanos por igual frente a aquellos que consideraban que su misión en el mundo era salvar a la patria de rojos y masones a cualquier precio y utilizando cualquier medio, colocándose por encima del bien y del mal, asumiendo un rol de dios despiadado con la prerrogativa de decidir la vida y la muerte, de decidir el grado de sufrimiento del "enemigo" que era simple y llanamente el que no se plegaba a su forma de ver la vida.
Félix describe ese poder con absoluta maestría, dándonos pinceladas de quien es la mano que mece la cuna, porque por encima de esos que aún aguardaban la vuelta al pasado con la pistola en la sobaquera y sus aires de superioridad, están los poderes facticos, los que dirigen desde la sombra, los que cuentan con el verdadero poder para mover el mundo, con el dinero.
Y bajo ese amparo, el del dinero y el de los apellido compuestos grandilocuentes, algunos piensan que las cosas han cambiado solo para los otros sin atisbar que los aires nuevos pueden llevárselos por delante como si de un huracán se tratara.
Frente a este poder, frente a la injusticia del que se cree intocable, el autor construye tres personajes magníficos, Javier, Fernando, Carmen. Ellos tres son la esperanza de futuro y su enemigo, esos que creen estar por encima del bien y del mal, son la lucha para quedar anclados en el pasado.
Y en esa lucha, como en todas, hay vencedores y vencidos, y los vencidos prepotentes son muy peligrosos, lo que queda meridianamente demostrado en la parte de la novela que se desarrolla en el presente y que pone ante nuestros ojos como se las gasta una mente enferma, más, si tiene cierta inteligencia, una mente retorcida que ha recreado el pasado a la medida de su maldad para pergeñar una venganza cruel y altamente elaborada, una venganza a la altura de aquel de quien pretende vengarse.
La novela me ha producido desasosiego, desesperanza, ira y un odio visceral que pocos personajes habían despertado en mí, me ha mantenido en tensión en cada una de las páginas, prendida sin remedio a esa historia en la que nunca acababa de ver la luz, en esa trama en la que el autor demuestra que es un maestro de las estocadas, cuando piensas que algo ha salido bien, te demuestra, con otro golpe maestro, que incluso las buenas noticias pueden convertirse en las peores.
Y esta novela que es negra, muy negra, consigue, en algunos momentos contrarrestar su oscuridad, pues sobre la historia se elevan la esperanza, las segundas oportunidades, el amor, la lealtad y sobretodo la amistad indestructible a pesar de los años, a pesar de los altibajos, a pesar de los pesares.
El autor me ha conquistado, no solo por la trama que es de diez, sino también, y no menos importante, por su estilo directo, sin artilugios narrativos y por el frenético ritmo que consigue imprimir a la historia incluso en los momentos de calma.
Si aún no la habéis leído, no deberíais dejarla pasar, os aseguro que no os dejará indiferentes.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
CARMINA
 05 agosto 2020
A pesar de tener más novelas en el mercado, no conocía a Félix, así que la lectura de este libro ha supuesto todo un descubrimiento, un lienzo en blanco para poder ir dando forma mediante las impresiones lectoras a un cuadro de sensaciones. No siempre es posible disfrutar de este tipo de experiencia, bien porque conoces al autor y ya sabes que tipo de prosa, personajes y tramas utiliza, bien porque has leído muchas reseñas, has visto en las redes sociales impresiones, que ya le han conferido pinceladas al lienzo, no son las tuyas, pero ahí están condicionando tu experiencia.
Esta vez he podido disfrutar de una prosa directa, concisa, si me apuras aséptica sin concesiones ni florituras. Mazazo, tras mazazo Félix nos lleva a través de dos tramas de la mano hasta un final que necesitamos, que deseamos que llegue para desembarazarnos de la angustia que tenemos como fiel compañera durante toda la lectura. Ni siquiera la trama ambientada en los años ochenta nos libra de esa sensación de opresión, de desengaño, de ansiedad.
Una novela que avanza con personajes bien trazados, el autor nos obliga a mirar fotograma a fotograma, presente y pasado de unos perdedores, unos más que otros, de personajes de carne y hueso que tienen sus tribulaciones, no son héroes ni pretenden serlo, son seres como cualquiera de nosotros, los lectores, con nuestras complejidades, claroscuros y aristas.
La venganza es un plato que se sirve frío, y que necesita de mucho tiempo para fraguarse y retroalimentarse, envenena a quien emprende el viaje porque generalmente no sale todo tal y como se prevé, pero en ese camino también se lleva por delante parte de la ecuación que se pretende despejar que tampoco sale idemne.
Puede parecer muy criptico, pero creedme si os digo que es una novela que merece la pena ir descubriendo paso a paso, conforme se avanza en la lectura, ir viviendo todas las sensaciones que te va despertando, sufrir al lado de los personajes, porque el autor nos hace participes de lo que experimentan y es difícil no meterse en sus zapatos, hay momentos en que la mente te juega malas pasadas y te mete en la piel de Javier y parece una centrifugadora, o un ordenador calibrando las miles de posibilidades de reacción.
Cava dos fosas es una novela negra, policíaca, desarrollada en dos tiempos verbales, uno se ambienta en el presente, y el otro, del que derivan los polvos que hoy enlodan a nuestros personajes nos traslada a los años ochenta, con una Transición frágil que empieza a dar sus pasos y la movida madrileña.
Es precisamente en los años ochenta, en los que yo era una niña, y por lo tanto no tengo recuerdos nítidos, en los que me he sentido más cómoda a pesar de que se me revolvía el estómago con los poderes fácticos que desde la sombra luchaban para que nada cambiara demasiado en esa España que luchaba porque la Democracia triunfara y hubiera una apertura. Félix nos mete en la época de la mano de tres policías jóvenes con ganas de cambiar el mundo, que tropiezan con aquellos que pretenden que todo siga igual. Una lucha sin cuartel en la que tienen mucho que perder y de la que no salen idemnes, y marcará quienes serán en un futuro.
Félix García Hernán sabe como atrapar al lector, a pesar del comienzo sosegado y algo bucólico de la novela, va desenredando la madeja desde un retiro para aclarar ideas, hasta una situación un poco macabra en la que se verá inmerso nuestro personaje, que lo obligará a hacer un repaso a su vida y a sus muchos aciertos policiales para descubrir quién está detrás moviendo los hilos.
Y eso lo consigue con capítulos más bien cortos, en los que se van alternando esos dos tiempos verbales, pasado y presente confluyen para ir creando una trama compleja, con una estructura sencilla y un ritmo en ocasiones endiablado, para ofrecernos a continuación un balón de oxigeno en forma de recuerdos. El autor elige esa forma de presentarnos a unos personajes muy de carne y hueso, muy veraces, con los que el lector puede empatizar o incluso rechazar, pero sobre todo son cercanos, no son perfectos, si no que tienen sus zonas de luz y de sombra, personajes que se equivocan, cuyas actuaciones tienen consecuencias, que aman, que ríen, que lloran, se frustran y celebran sus triunfos. Tal cual como en la vida misma y ese es el gran acierto de esta novela, porque sus personajes tienen el suficiente carisma para sostener toda la trama tanto en el pasado como en el presente.
Toda la novela en el presente se nos plantea como una partida de ajedrez, en la que solo una parte puede mover las fichas, conoce todas las jugadas, las realiza a su antojo y espera reacciones para ejecutar el próximo movimiento, que rara vez coincide con el que tiene pensado, por aquello de que el ser humano es imprevisible y anticipar comportamientos no significa que vayan a producirse. Quizás por ese motivo en momentos puntuales la cordura de Diego también es puesta al límite para forzar la reacción que había previsto en Javier. En el pasado en esa misma partida de ajedrez cada bando mueve las fichas, unas veces ayudados y otras en solitario, y el final desde luego no queda en tablas y afecta por igual a ambos jugadores y les marcará de forma irremediable.
La novela es muy visual, con un ritmo muy marcado gracias a unos diálogos muy inteligentes y bien pensados. No será complicado llevarla al cine porque nuestro autor es un gran cinefilo y la novela va avanzando fotograma a fotograma y no podemos resistirnos, necesitamos avanzar, ya sea para llegar a la parte ochentera o para saber en que termina ese viaje de venganza emprendido treinta años después.
Me gusta la forma en la que el autor ha sabido plasmar los cambios que ha experimentado la sociedad en estos treinta años, es como un juego de espejos del que participa el lector, a pesar de no tener recuerdos muy nítidos de esa época. Aunque en ocasiones te das cuenta de que a pesar de todo lo avanzado no hemos cambiado demasiado, que la vida sigue igual, hoy los poderes fácticos son otros, pero también se mueven para perpetuar su orden. Y las mujeres y el colectivo LGTBI tienen más derechos reconocidos, pero lejos de haber terminado su lucha.

Enlace: https://detintaenvena.blogsp..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Domiar
 17 abril 2020
Cava dos fosas, Félix García Hernán.
Buenos y confinados días a todo el mundo.
Espero que estéis todos bien, y que os quedéis en cada leyendo o haciendo cualquier otra cosa que sirva para entreteneros. Para los que estéis sin ideas hoy os traigo una estupenda novela, Cava dos fosas de Félix García Hernán, está editado por Alrevés y tiene 352 páginas.
Javier Gallardo es un comisario de policía mediático, a sus 55 años decide retirarse una temporada para reflexionar sobre su futuro a un pueblo perdido haciéndose pasar por escritor. Nadie sabe dónde está salvo una persona con la que contacta de vez en cuando por motivos de seguridad. ¿A qué viene tanta precaución? Javier ha sido policía en una época nada fácil y con unas convicciones en contra de la norma. Durante su ascenso se ha buscado grandes enemigos, que a veces daban la cara y a veces no. En una democracia tan reciente como la de España en los años ochenta había en juego muchas cosas y más importantes que la vida de un policía cualquiera ¿verdad? sobre todo si aún existía una posibilidad real de volver a un tiempo anterior que muchos añoraban.

Javier es nuestro personaje principal, pero está acompañado de otros no menos importantes. Fernando Luengo, comisario y amigo de Javier, compañero de fatigas en los duros años ochenta donde tuvieron que lidiar codo con codo en una operación que marcó sus vidas para siempre. Raúl Olaya, inspector jefe que ha sido algo más que un discípulo para Javier después de llevar años a sus órdenes como compañero y amigo. Carmen Núñez-Quiroga, hija de un mandamás del ejercito, y también policía (y mi personaje favorito de la novela) una mujer decidida que no se conforma con ser un personaje decorativo a pesar de dónde ha nacido y que toma las riendas de su vida y va a contracorriente desde muy joven. Y, por el lado de los buenos me queda Alfonso Gallardo, hijo de Javier, estudiante de derecho y que está muy unido a su padre.

Cambiando de bando, y no hago ningún tipo de "spoiler" al decir esto, tenemos a nuestro villano, Diego López de Arbeloa, hijo de un héroe del ejército que tanto echaba de menos los tiempos anteriores de la democracia que lo arriesgó todo para volver a ellos. Está considerado el hijo de una leyenda y esto hace que se lo perdonen todo cuando mete la pata. Es bruto, rencoroso, inteligente, machista, salvaje, retorcido, violento y sobre todo vengativo. Porque esta novela es sobre todo la historia de una venganza. Acompañando a nuestro "angelito" Diego tenemos a su fiel Críspulo, un adlátere sin opinión propia ni seso alguno que no sabría dar dos pasos sin Diego, por eso es su sombra, su tonto útil, su herramienta y su perro de presa.

Esta novela como he dicho antes es sobre todo y ante todo la historia de una venganza, fraguada lentamente, durante años, de forma minuciosa y cuidando al máximo cada detalle. Nuestro malvado se ha tomado su tiempo, y como de todos es sabido, la venganza es un plato que se sirve frío. Como en todas las buenas historias, esta venganza viene siendo fruto de un problema del pasado, y como en todas las buenas historias este problema no es simple, en el se mezclan celos, envidias, ideas políticas, trayectorias vitales interrumpidas, etc.
La trama está dividida en dos tiempos, uno que podríamos denominar el tiempo presente, con un Javier de mediana edad y de vuelta de todo donde la venganza va a tener lugar. Y otro anterior, a mediados de la década de los ochenta. En una España nueva y desconocida, con una situación política muy frágil y con poderes fácticos luchando en la sombra por volver a tiempos anteriores. Personajes oscuros pero poderosos, jueces, abogados, banqueros, comisarios... Gente que te pone la piel de gallina si piensas el poder que tenían y más aún si este poder permanece oculto pero mueve sus hilos para hacer caer la democracia.
La ambientación está muy bien lograda, sobre todo los años ochenta, en la que mientras vas leyendo vas saboreando vaharadas de esa libertad recién estrenada, por mucho que a algunos nostálgicos les pese, esa libertad con un poco de miedo, como si aún no se creyera que fuera posible. Dónde han dejado de existir ciudadanos de primera y de segunda categoría, y donde los derechos comienzan a existir para todos sea cual sea tu orientación política, sexual, o tus creencias religiosas. También está muy bien descrita la dualidad existente dentro de la policía y la guardia civil de la época, muy fragmentadas ambas, sobre todo en sus mandos, donde gente valiente y contracorriente como Javier se enfrenta a los gerifaltes pagando un alto precio por ello, sobre todo si no sabías de qué lado estaban sus lealtades.
La trama engancha desde el principio, es una de esas historias que coges y ya no puedes soltar, está escrita de forma sencilla, y en capítulos no muy largos y a su vez subdivididos para hacer la lectura ágil y rápida. Tengo que decir que me ha gustado mucho todo el hilo que sucede en los ochenta, rezuma una frescura que me ha mantenido todo el rato queriendo volver, incluso cuando estaba en la parte que transcurre en el presente y cuyas consecuencias vienen derivadas de ese pasado que se nos va desvelando poco a poco. En definitiva una historia muy recomendable y que te mantendrá pegado a sus páginas incluso en estos tiempos convulsos y de reclusión que nos está tocando vivir.
CAVA DOS FOSAS, OCHO Y MEDIO.
PD: Es muy importante, incluso hoy día, leer a Confucio.
Y recuerda: #Quedateencasa #Yomequedoencasaleyendo

Enlace: https://readinginmyroom.blog..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Pianobikes
 16 febrero 2021
“El tufo franquista que despedían no hacía mella en el poder que cada uno detentaba en su campo. Eran los perfectos socios para las acciones que el grupo requeriría. Él, al contrario del resto, estaba convencido de que la democracia se había instalado en España para quedarse definitivamente, pero esa democracia tenía que ser tutelada.” ~ Cava dos fosas de Félix García Hernán.
Cuando comencé este libro y vi que la política era el hilo conductor me planteé dejarlo. No me atraen las novelas policiacas con trama política pero pronto me di cuenta de que aquí la política marca el contexto porque el motivo que rige la trama es pasional. Y eso ya me gusta más. Así que aunque me costó engancharme por esa idea, en cuanto avancé un poco y comenzó a perfilarse claramente la trama, quedé atrapada.
Javier es un comisario de policía que se toma unos días de evasión en los Pirineos cuando es secuestrado y encerrado en una habitación con un catre, un aseo, un vater y una pantalla de televisión. Será su única conexión con el mundo exterior, concretamente con lo que su secuestrador le quiere enseñar a modo de venganza.
Y es que Diego, un policía fascista, ha perfilado su venganza contra Javier y contra su compañero y amigo Fernando, que hace 30 años lo metieron en la cárcel precisamente por sus crímenes fascistas.
La novela va intercalando el presente y el pasado. Vamos conociendo la historia de Diego, de Javier y de Fernando y de su nexo de unión: Carmen. Ambientada en la España de la transición ya avanzada, con el trasfondo del 23F y de la democracia aún no consolidada.
Me ha encantado como el autor ha hilado la trama, saltando de situaciones, en tiempo y en espacio, sin prisa pero sin pausa. Con esa tensión que trasmiten los libros en los que no sabes qué va a pasar porque no tienes seguridad de que ninguno de los personajes principales vaya a salir vivo del enredo.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         70
Citas y frases (8) Ver más Añadir cita
nefertiti5nefertiti520 septiembre 2020
Antes de empezar un viaje de venganza, cava dos fosas.
Comentar  Me gusta         100
GemaMGGemaMG21 septiembre 2020
Él, al contrario que el resto, estaba convencido de que la democracia se había instalado en España para quedarse definitivamente, pero esa democracia tenía que ser tutelada.
Comentar  Me gusta         20
CARMINACARMINA05 agosto 2020
Se esta jugando una partida desquiciante de ajedrez en la que le impiden mover las piezas, ya que su contrincante las mueve por él. Sólo queda la quimera de que Diego cometa un error y se dé jaque mate a sí mismo.
Comentar  Me gusta         10
MayaMaya02 junio 2020
Hay mucho interés en que determinados aspectos no cambien nunca en este país, y la mejor herramienta para conseguirlo es contar con la ayuda, o el silencio, de los que deben velar por el orden
Comentar  Me gusta         10
CARMINACARMINA05 agosto 2020
Raúl sabe que va a haber un antes y un después en la vida desde el día de hoy. Siente que la alegre y optimista juventud en la que ha estado cómodamente instalado hasta ahora lo ha abandonado para siempre
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: novela negraVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES

Otros libros de Felix García Hernán (1)Ver más

Lectores (19) Ver más




Test Ver más

Encuentra la pareja

Empezamos con una fácil: Sherlock Holmes

El inspector Lestrade
El doctor Watson

10 preguntas
104 lectores participarón
Thèmes : novela negra , novela policíacaCrear un test sobre este libro
.. ..