InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
ISBN : 8416544093
Editorial: Errata Naturae (01/02/2015)

Calificación promedio : 4.5/5 (sobre 5 calificaciones)
Resumen:
Esta fascinante novela comienza de un modo tan sugerente como misterioso: en la estación de tren de una gran ciudad, un paseante, casi un voyeur, descubre a una mujer todavía joven que deambula solitaria ya de noche. La mujer sigue al hombre hasta la casa de éste, y allí le ofrece o su cuerpo o su historia, como en los cuentos del lejano Oriente. El hombre elige conocer la vida de la mujer.

Así, a lo largo de una noche sabremos quién fue ella, quién f... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea
Críticas, Reseñas y Opiniones (5) Añadir una crítica
JuanjoAranda
 28 marzo 2021
¡PLOFF CHAFF PUUUMM BOOOOMMMM!!!! (onomatopeya de mi cerebro al terminar el libro)
Nunca lo había pasado tan mal de una forma tan maravillosa. Es una historia muy dura, pero está escrita de una forma tan bonita y tan poética que te plantas en la parte final del libro diciendo: ¡Señora Nedreaas, puedes usted matarme si quiere, soy todo suyo!
¡Y vaya parte final! Algún testigo que me estaba viendo leer afirma que se preocupó cuando me empezó a salir humo por las orejas. ¡Alucinante!
Admito que me lancé a esta historia sin paracaídas y sin tener ni idea de lo que me iba a encontrar y no puedo estar más satisfecho. Es una historia que tengo claro que no va a dejar indiferente a nadie. Durante todo el relato se respira esa aura de melancolía que te atrapa y hace que no puedas dejar de leer. Tiene un efecto casi mágico. Cuando te paras a pensar la fecha en la que está escrita esta novela, te tienes que agarrar a la silla para no caerte. Puedo decir que, de momento, ha sido el descubrimiento del año.
Me encanta la última frase del libro, la de la esperanza, que hace que el lector acabe completa y perdidamente enamorado de esta narración.
Tengo que reconocer que ella me ponía un poco nervioso al principio. Hubo un momento en que casi grité desesperado: ¡No aburres a nadie!¡Cuenta la historia yaaa! Pero eso no hace más que acentuar la inseguridad y el miedo que le acompaña.
De él solo tengo claro que morirá de cáncer de pulmón. Nadie que tenga un almacén de cigarrillos para uso propio pude vivir mucho tiempo para contarlo.
Me ha gustado tanto este libro, que en cuanto terminé de leerlo me fui a la estación a abordar a una chica de la misma forma que lo había hecho el protagonista, para así poder disfrutar de una historia de la leche toda la noche. Algo debí hacer mal, porque lo que me dieron fue una leche cuyo dolor me duró toda la noche… ¡Por no hablar de la inflamación de la mejilla! ¡Para que luego digan que nada crece a la luz de la luna!
+ Leer más
Comentar  Me gusta         50
Passiopelsllibres
 25 agosto 2021
Empecé este libro en el mes de marzo que forma parte del itinerario #lavueltaalmundoen80libros. de entrada, es un libro crudo, te transmite el agobio de la protagonista que deambula por una estación y se encuentra con un hombre y le pide si quiere disfrutar de su cuerpo o de su alma. le cuenta su historia.
La autora nos retrata el amor no correspondido o ese amor que duele, que lo sientes, que te impregna por dentro y que sabes que no puedes olvidar a esa persona, aunque quieras. Que luchas por un final feliz, pero tienes la certeza que no será posible, aunque duele mucho reconocerlo. Una relación tóxica. Nos habla de diferentes instantes de su vida.
Además de la historia de amor, Nedreaas hace una crítica brutal a la sociedad, a la situación de la mujer en ese momento, al aborto, al qué dirán, la precariedad laboral, la economía y las injusticias sociales. El relato está regado con mucho alcohol y cigarrillos.
Comentar  Me gusta         50
Eduardo_Irujo
 17 septiembre 2020
Dos extraños. O mejor decir, desconocidos. Se encuentran en una estación. Él la invita a su casa, ella acepta torpemente. Son dos islas en medio de la ciudad. Llegan al apartamento. Intercambian palabras de cortesía. Y comienza la noche más larga. Ambiente cargado por el humo y la bebida. Ella bebe y fuma mucho, tiene que contar (o contarse) su historia. ¿Confesión? ¿Desahogo?
Noruega, una pequeña ciudad costera llamada Gruben, pobreza, miseria, trabajos extenuantes. Allí se consuma la historia que, narrada con maestría por Torborg Nedreaas (1906-1987), nos pone un nudo en el estómago. La moral enfrentada al deseo. Las convenciones sociales contra la vida. O la vida contra la maledicencia.
Una relación amorosa consume a la protagonista, una relación prohibida o directamente mal vista por las buenas gentes de Gruben. Todo esto la aleja de su familia: un padre minero, una madre abnegada que limpia sábanas, una hermana que se queda embarazada y un hermano pequeño que entra muy joven a trabajar en una fábrica de conservas.
La novela es un retrato poliédrico, quirúrgico, sobre cómo se construyen las relaciones de poder y de amor en sociedades cristianas, puritanas, muy cerradas. La protagonista intenta combatir pero sucumbe a esas convenciones, a ese declinar perplejo de la juventud.
Y lo cuenta –todo- a un absoluto desconocido ya que, como dice en varias ocasiones, siempre estamos solos: “Tendré menos miedo si sé que comprendes lo que te quiero decir. Sí, porque tengo miedo. No sé, pero ese miedo gris a veces me agarra y me impulsa como una hoja al viento... Bueno, ¿miedo? No, miedo no. No tengo miedo. Ya no” (p. 222)
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Antarai
 26 abril 2021

Hay algo de decadente cuando un tren sale de una estación, sobre todo para el que se queda en el andén, con las manos en los bolsillos o echando un cigarrillo entonces, ahora mirando la pantalla de su móvil buscando alguna notificación inesperada. Es un momento extraño cuando dos extraños cruzan miradas en ese mismo andén, a sabiendas que ese tren se ha ido y que ya no tienen donde ir. No sabemos si este es el caso de estos dos desconocidos que se encuentran en aquella estación de tren y que deciden irse juntos a pasar la noche. Una vez allí, la narración del hombre se convierte en el marco que contiene la confesión de la protagonista. ¿Mi cuerpo o mi alma? le pregunta en un momento dado. Él pide el alma, ¿qué harías tú?
El lector se convierte en voyeur en esa habitación en la que asistirá al testimonio de esta Sherezade improvisada, dispuesta a desnudar esa alma entregada de manera poética, pero también cruda y descarnada. Es la historia de su primer amor, una relación enfermiza, tóxica, dentro una sociedad que nunca se iba a poner de parte de la mujer en este mundo de postguerra. Es solo una noche, pero vemos pasar toda una vida llena de dolor y malas decisiones. Nada crece a la luz de la luna es una novela extraordinariamente bella, a pesar de sus pasajes descarnados, que trata temas duros y muy actuales a pesar de haber sido publicada en 1947.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
galegalendo
 01 noviembre 2021
Debo decir que esta editorial es tremendamente tentadora y ya me ha conquistado. Eso es lo primero.
En cuanto a la novela, tenemos una obra de arte de introspección. Sin duda, el intimismo se palpa en cada párrafo. El ambiente, la elección  de las palabras, el escenario, el ritmo... todo nos lleva a adentrarnos en el alma de la protagonista, que el narrador acoge, testigo providencial de una confesión victimizada.
Se trata de una historia melancólica, triste, que no deja indiferente. Es una lectura lenta, que no vale para cualquier estado de ánimo. Pero es simplemente preciosa. La forma, no el fondo. Nuestra mujer misteriosa se desnuda ante nosotros y no nos queda más que agradecer que nos haya escogido.
No busquéis acción. No busquéis misterios emocionantes. No busquéis dramas heroicos. Lo que sí encontraréis, es humanidad.
Comentar  Me gusta         00
Citas y frases (6) Ver más Añadir cita
PassiopelsllibresPassiopelsllibres30 marzo 2021
¿Sabes lo que me dijo un hombre una vez?... No, ya se desbocan mis pensamientos, pero quiero contarte lo que un hombre dijo una vez. Me dijo: “Nada crece a la luz de la luna”. Bueno, me desespero terriblemente porque no consigo expresar lo que quiero que entiendas ahora…. Tenemos demasiado miedo a que nos dé directamente la ardiente luz del sol. Anhelamos el sol, pero nos sentimos más seguros bajo la luz de la luna.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         20
AntaraiAntarai16 abril 2021
Entonces me giré hacia ella y vi su rostro por primera vez. En este punto he de detenerme de nuevo, pues algo ocurre cuando se ve el rostro de una persona por primera vez. Uno regresa de buen grado a ese instante para hallar el hilo que conduce a la siguiente fase: cuando uno ve a la persona que posee ese rostro, la verdadera persona
Comentar  Me gusta         00
AntaraiAntarai16 abril 2021
Así sucede cuando la desgracia te ha cogido: te agarra con fuerza y entonces te encuentras en un remolino que te va absorbiendo dando vueltas, y en cada vuelta que das aparece una pena que se ríe y te machaca de una manera odiosa.
Comentar  Me gusta         00
Eduardo_IrujoEduardo_Irujo17 septiembre 2020
no soy buena contando historias. Al menos no cuando digo la verdad. Tal vez estés esperando oír una historia coherente, pero en ese caso no sería verdad. La vida no es así. No hay historias coherentes.
Comentar  Me gusta         00
AntaraiAntarai16 abril 2021
Los seres humanos sienten debilidad por la luz de la luna. No los ciega. No los abrasa.
Comentar  Me gusta         10
otros libros clasificados: literatura nórdicaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea




Test Ver más

Fahrenheit 451

¿En qué año se publicó?

1951
1952
1953

10 preguntas
62 lectores participarón
Thème : Fahrenheit 451 de Ray BradburyCrear un test sobre este libro