InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 8492918659
Editorial: Puck (24/09/2019)

Calificación promedio : 4.27/5 (sobre 30 calificaciones)
Resumen:
¿Podría ser un simple farsante quien está cometiendo los crímenes... o el príncipe ha vuelto a la vida?

Tras el dolor y el horror que le ha causado descubrir la verdadera identidad de Jack el Destripador, Audrey Rose Wadsworth no tiene otra opción más que huir de Londres y de sus recuerdos junto con el arrogante y encantador Thomas Cresswell.

Rose viaja al corazón oscuro de Rumania, hogar de una de las mejores escuelas de medicina foren... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (23) Ver más Añadir una crítica
AlhanaRhiverCross
 23 septiembre 2019
El anuncio de la publicación en nuestro idioma de esta saga fue para mí una de las mejores noticias literarias el año pasado, por lol que automáticamente se convirtieron en imprescindibles para mi estantería y a día de hoy se está convirtiendo en una de mis favoritas. A pesar de que apenas han pasado unos meses desde que pude leer A la caza de Jack el Destripador, la primera parte de esta serie de novelas de thiller juvenil, he tenido tiempo suficiente para poder acumular ansias de sobra para que este segundo libro me haya sabido a poco, aunque físicamente tenga más páginas que el anterior. Así que ya puedo decir sin miedo a equivocarme que la tercera parte (de momento, Escaping from Houdini en el original) va a ser para mí una de las novelas más esperadas del próximo año y gracias a Puck apenas está pasando tiempo entre una publicación y otra y eso siempre es de agradecer teniendo en cuenta cómo se maneja a veces el tema de las sagas juveniles publicadas en castellano. Para que leáis con tranquilidad, os aviso desde ya de que esta opinión está completamente libre de spoilers de cualquiera de los dos libros publicados hasta ahora.
Toda la saga tiene como punto en común a los personajes, su historia personal y su evolución (y por eso convendría leerlos en orden, obviamente) pero también aprecio que la autora ha sabido jugar muy bien las cartas con las que contaba y, aprovechando que cada novela está dedicada a una misteriosa figura relevante en la época victoriana, se ha molestado en facilitar que se puedan leer de forma independiente. de hecho, los únicos personajes que repiten son los dos principales, Audrey Rose y Thomas, mientras que otro par de secundarios de la primera parte prácticamente solo aparecen nombrados y nada más, ya que el resto de personajes son completamente nuevos. Por ello, necesito hacerle una reverencia a Kerri Maniscalco por su pericia a la hora de hacer menciones al primer caso de Audrey Rose en A la caza de Jack el Destripador pero sin hacer en ningún momento ningún tipo de spoiler acerca de la identidad del tristemente famoso asesino de Whitechapel que pudiera estropear el misterio a los lectores que decidan leer esta saga como volúmenes independientes y a la vez, así también respeta la realidad que ha llegado a nuestros días de tal forma que aún seguimos sin saber con certeza quién mató a varias prostitutas en los suburbios de Londres en 1888.
En esta nueva aventura, Audrey Rose aún está asimilando ese final y las consecuencias que tuvo para ella y su familia haber resuelto el caso gracias a sus conocimientos en medicina forense y la ayuda de su compañero Thomas. Aquí empieza junto él su viaje a Rumanía en el Orient Express ilusionada porque va a estudiar en la Academia de Medicina y Ciencias Forenses por méritos propios aun siendo mujer. Por otra parte, siente que está muy tocada emocionalmente porque aún no ha logrado superar los horrores a los que tuvo que hacer frente al final de la primera novela. El trauma que acarrea tras aquello se hace muy patente en gran parte de esta novela en forma de pensamientos recurrentes y de ideas obsesivas sobre si no será ella que esté maldita en sí misma. Sin embargo, a pesar del alto precio personal que tuvo que pagar para lograr que los asesinatos de Whitechapel cesaran, ahora tampoco está dispuesta a que la gente siga creyendo que el vampiro más famoso de todas las épocas ha vuelto y que esté causando el pánico precisamente en el pueblecito rumano en el que Audrey Rose espera completar su formación científica.
La ambientación tiene todos los ingredientes de cualquier novela gótica de misterio. Para empezar, entramos en un castillo en medio de los Cárpatos (en Transilvania, aunque sin mencionar) que pertenecía al mismísimo príncipe Vlad el Empalador, más conocido como Drácula. Ahora ha sido reconvertido en academia para un grupo selecto de jóvenes estudiantes de medicina forense venido de varios países europeos, de entre los que Audrey Rose es la única chica, motivo por el que parte en evidente desventaja social con respecto a sus compañeros en la competición que sus profesores han decidido que tendrán que superar: solo dos de los seleccionados lograrán una plaza en la prestigiosa academia. Y aquí es donde la autora se recrea en clases de autopsias y estudios sobre los cadáveres de muertes violentas o sospechosas, en morgues oscuras e infinidad de instrumentos médicos con los que llevar a cada las disecciones de los cuerpos. Todo ello revela un vasto trabajo de documentación que, pese a lo raro que pueda sonar, es de las mejores cosas que tiene esta novela en concreto y la saga en general. También es una gozada visualizar todas las descripciones de los escenarios: las torres medievales del castillo, las habitaciones de los estudiantes, las criptas abandonadas, los pasadizos secretos, las salas secretas subterráneas… En otras palabras, una maravilla de ambiente para dejarnos fascinados mientras vamos sospechando de cada conducta extraña en los habitantes del castillo de Drácula.
Audrey Rose Wadsworth sigue siendo la protagonista absoluta (que para eso acapara todas las portadas) y narradora en primera persona de esta aventura, aunque su compañero de investigaciones, Thomas Cresswell, sigue siendo un personaje tan principal como ella, solo que al no tener su punto de vista en la narración, perdemos bastante el enfoque respecto a él y sólo tenemos las impresiones de Audrey Rose y sus interacciones con la chica. Ojalá fuera una novela en la que ambos pudieran alternar sus narraciones en primera persona porque creo que tanto la trama como los personajes ganarían mucho pero no puedo quejarme por que sea ella quien nos cuente sus pensamientos y sus deducciones ante un caso que desd el principio se antoja más complicado que el anterior. Sin embargo, la relación entre ambos avanza muchísimo después de los primeros desencuentros y cada una de sus conversaciones es un ejercicio de ingenio y sarcasmo que me ha hecho disfrutar hasta el epílogo, emotivo y con un cliffhanger efectivo para darle otro giro a la saga. Aunque me quejo bastante de que las novelas juveniles incluyen a veces el elemento romance porque parece que si no está falta algo, en este caso creo que ese ingrediente romántico y cómo está llevado le añade un toque encantador a todo lo demás, con muchos mensajes feministas y de reivindicación de la mujer en la época como algo más que ser esposa y madre. A través de Audrey Rose vemos los primeros pasos que tuvieron que dar muchas mujeres en ese siglo, rompiendo normas de decoro y protocolo socialmente aceptado: algo tan simple como estudiar medicina o como ponerse pantalones. Por ello, creo que en esta segunda parte la presencia femenina también adquiere más relevancia y no solo por la protagonista, sino que se añaden otros personajes secundarios muy importantes y con subtramas que darían muchísimo juego para un spin-off (como alguna aventura en solitario para Daciana e Ileana…).
Por lo demás y para que nadie se lleve a engaño, quitando todo el misticismo que envuelve al tema de los vampiros y las supersticiones de seres sobrenaturales que cazan personas, esta novela no tiene nada de paranormal y es enteramente de misterio, un thriller puro con hipótesis realistas y una investigación científica y metódica detrás, al igual que ocurría en la primera novela pese a la leyenda que ha envuelto siempre al Destripador. Así que para evitar decepciones, lo de cazar al príncipe Drácula es algo más bien metafórico pero que tiene todo el sentido del mundo si tenemos en cuenta dónde se desarrolla la trama y la importancia de esta figura mítica en el Castillo de Bran, en Transilvania, donde comienzan a suceder los asesinatos que tienen que resolver Audrey Rose y Thomas. Si sumamos a todo lo anterior la forma tan efectiva que tiene Kerri Maniscalco de narrar una serie de aventuras policíacas en una época tan convulsa para las mujeres, dándole el mando de la situación a una jovencita de buena familia que desafía todas las normas sociales imperantes para poder ejercer una profesión hasta entonces reservada solo para hombres, pues digo yo que hay que quitarse el sombrero ante el atrevimiento y además aplaudir por el éxito con el que lo lleva a cabo.

Dicho de otro modo, un segundo caso fascinante para unos personajes geniales a los que ya conocíamos pero a los que aún no hemos terminado de ver en toda su evolución. La segunda novela de la serie ha estado a la altura de la primera y tendría muy difícil elegir cuál de los dos casos me ha gustado más en su desarrollo y su resolución pero lo que tengo claro es que esta saga está pensada para amantes de las novelas góticas de misterio clásicas y la vez ideada para que cualquier lector de aventuras juveniles pueda disfrutarla. Ha sido genial reencontrarme con la encantadora Audrey Rose, conocer más a fondo al aparentemente frío y sin sentimientos Thomas y quedar atrapada en un caso adictivo de un asesino en serie que parece empeñado en cargarle el muerto al mismísimo príncipe Drácula. Una clara recomendación para aquellos lectores que ya conocen esta saga de misterio juvenil pero también un motivo más de peso para animar a quienes no lo han hecho aún.
Enlace: https://enmitiempolibro.blog..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Desvelos_de_un_ave_nocturna
 30 junio 2020
En este segundo libro, acompañaremos a Audrey Rose hasta el castillo de Bran, en Rumanía, donde se localiza una de las escuelas de medicina forense más prestigiosas del mundo. Pero la aparición de cuerpos atravesados por estacas y los rumores del regreso de Vlad Tepes, más conocido como Drácula, pondrán a Audrey Rose en una situación difícil, en la que se encargará de perseguir al mismísimo Drácula de las leyendas para resolver los crímenes.
El primer libro de esta saga me encantó y pensaba que nada podría superar eso, ya que puso el listón muy alto, pero es que esta segunda entrega se ha superado.
Encontramos a una protagonista que está tratando de superar los acontecimientos que tuvieron lugar en el primer libro, mientras intenta continuar con su sueño de ser anatomista forense.
Me ha parecido ver una pequeña evolución en Audrey Rose a lo largo de esta historia; empieza sintiéndose más débil pero, a medida que avanza, se vuelve más fuerte y decidida. Es una mujer que sabe lo que quiere y que está dispuesta a ir a por ello con todas sus fuerzas a pesar de lo que pueda pensar la estricta sociedad victoriana en la que se contextualiza la historia.
En este libro me ha costado más averiguar quién estaba detrás de los asesinatos. En mi cabeza tenía una serie de sospechosos que iban alternándose y resultó que no era ninguno de los que barajaba.
Me ha mantenido intrigada de principio a fin y no podía soltar el libro de la tensión que te hace sentir. Me ha encantado al atmósfera oscura y fría que nos presenta la autora; me parecía ver los intrincados pasillos del castillo de Drácula, escuchar el aullido de los lobos y sentir el frío de las nevadas.
Supongo que también ayuda que sea muy fan de Drácula, pero me ha gustado mucho cómo se enfoca en esta historia, mezclando ciencia con folclore.
En general, una segunda parte que supera a la primera y que disfrutaréis si os gustan Drácula, la época victoriana y las investigaciones al más puro estilo Sherlock Holmes.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
booksandstationery
 19 junio 2020
Reseña: A la caza del Príncipe Drácula, de Kerri Maniscalco⁣ (A la caza de Jack el Destripador #2)
★★★★☆ (4.5)⁣
Tras el dolor y el horror que le ha causado descubrir la verdadera identidad de Jack el Destripador, Audrey Rose Wadsworth no tiene otra opción más que huir de Londres y de sus recuerdos. Junto con el arrogante y encantador Thomas Cresswell, viajará al corazón oscuro de Rumania, hogar de una de las mejores escuelas de medicina forense de Europa... y de otro asesino de renombre: Vlad el Empalador, cuya sed de sangre se convirtió en leyenda.
Pero el sueño de la vida de Audrey Rose, pronto se ve frustrado por los sangrientos descubrimientos en los pasillos del imponente castillo de la escuela, y se ve obligada a investigar asesinatos que le resultan extrañamente familiares. Quizás, lo que encuentre despierte sus temores más profundos.
Después de haber disfrutado mucho el primer libro, quedando con ganas de más historias así, rápido empecé a leer esta segunda entrega a pesar de no estar en mis planes, y menos mal que lo hice porque fue una lectura increíble! Viajamos de Londres a Rumania, y la muy buena ambientación que teníamos en A la caza de Jack el Destripador viene con nosotros. Las descripciones del castillo, de las autopsias y de cada escena son espectaculares!
Al igual que el primer libro, A la caza del Príncipe Drácula es una lectura adictiva, llena de enigmas y misterios esperando ser descubiertos por los personajes. Audrey Rose sigue siendo de mis favoritas. Es un personaje que no se deja tratar de inferior por el simple hecho de ser mujer, que se planta ante las normas que le imponen, luchando por ser ella misma sin importarle lo que la sociedad pueda llegar a pensar de ella, y demostrando que una mujer es tan capaz como cualquier hombre.
Audrey Rose me encanta, pero tengo que admitir que Thomas Cresswell se robo mi corazón esta vez. Ya me había gustado mucho su personaje en el primer libro pero seguía siendo un personaje secundario para mi, en esta continuación tuvo mucho más protagonismo y llegamos a conocer un poco más acerca de él y su familia. Es un compañero increíble, un completo caballero, pero como cualquier persona también tiene sus errores y en este libro vemos como lucha con esa parte que no entiende y más le cuesta, las relaciones humanas. Para él todo es una ecuación que puede resolverse, pero se da cuenta que hay sentimientos y que estos pueden herirse.
El romance nunca fue el punto fuerte de mis lecturas, muy pocas veces suele haber una relación que me guste mucho, así que tengo que mencionar que estos libros tienen una de las parejas más preciosas que leí! Como dije, Thomas es un auténtico caballero y un compañero ideal para Audrey Rose, la respeta como nadie y no la subestima en ningún momento. Es un romance lento, sabemos que va a ocurrir desde el principio pero la autora se toma su tiempo para construir la relación en un segundo plano, sin descuidar ni un segundo la trama principal de los misterios.
Al igual que el primer libro, lo sentí algo lento al principio, pero el misterio comienza en las primeras páginas y eso evita que la lectura se vuelva aburrida. Lo disfrute mucho más que el primer libro, y sigo con muchas ganas de continuar con la saga!!
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Eurus
 16 septiembre 2019
Confieso que he ido con bajas expectativas con esta lectura, y no porque la primera parte no me gustara, de hecho la disfruté bastante, sino porque llevo una racha de mini decepciones bastante curiosa. Ahora que he terminado este libro, puedo decir que me ha encantado y que lo recomiendo, sobre todo si os gustó A la caza de Jack el destripador. ¿Queréis saber por qué?
Tras el dolor y el horror que le ha causado descubrir la verdadera identidad de Jack el Destripador, Audrey Rose Wadsworth no tiene otra opción más que huir de Londres y de sus recuerdos junto con el arrogante y encantador Thomas Cresswell. Rose viaja al corazón oscuro de Rumania, hogar de una de las mejores escuelas de medicina forense de Europa… y de otro asesino de renombre: Vlad el Empalador, cuya sed de sangre se convirtió en leyenda. Pero el sueño de la vida de Rose, pronto se ve frustrado por los sangrientos descubrimientos en los pasillos del imponente castillo de la escuela, y se ve obligada a investigar asesinatos que le resultan extrañamente familiares. Quizás, lo que encuentre despierte sus temores más profundos.
Como podéis comprobar, la trama no puede ser más atrayente, ya que tenemos una nueva aventura y unos nuevos asesinatos en el horizonte que nuestra protagonista Audrey Rose y su compañero Thomas tienen que resolver. El ritmo es frenético, porque nada más comenzar la lectura empiezan los problemas y el misterio. No hay un ápice de descanso, siempre están sucediendo cosas y en todo momento existe un punto de interés en la novela que hace que no te puedas despegar de sus páginas. Con respecto a las últimas páginas, el desenlace es muy interesante y muy intenso, con muchas sorpresas y descubrimientos. al final, esta historia se une con la siguiente aventura de Rose y Thomas.
La ambientación es perfecta y está muy cuidada y trabajada. Viajaremos a Rumanía, pasearemos por los pueblos del país y conoceremos los misterios del famoso castillo de Bran (supuesta antigua residencia de Vlad Țepeș, el Empalador). Por consiguiente, y esto es un punto más a favor para la ambientación, las alusiones a Vlad el Empalador y a sus descendientes están a la orden del día, por lo que aumentará el interés de la trama y logrará atrapar al lector en este viaje al pasado.
El romance me ha encantado. Ya sabéis que no soy yo muy de género romántico, pero la guerra de sarcasmos mezclada con proposiciones no muy decentes entre los dos protagonistas es digna de admirar. Audrey Rose y Thomas son un dúo maravilloso que hacen reír y suspirar a los lectores. Estoy deseando saber cómo va a seguir avanzando esta relación y si la autora nos tiene preparada alguna que otra sorpresa, porque viendo lo que pasa en este libro… ¡uy, uy!
Los personajes principales me siguen enamorando porque son todos estupendos.
Continuamos con una Audrey Rose igual de sarcástica y luchadora, que quiere tener un hueco en el mundo de la medicina forense. Hará lo que sea por seguir su sueño y nada ni nadie permitirá lo contrario. Por esto mismo es un personaje que me encanta y que sigue evolucionando y destacando. Rose tiene que lidiar con muchos inconvenientes en este libro, tanto por el propio machismo de la sociedad como por sus problemas internos y personales, por lo que su fortaleza como sus debilidades se unen formando un buen desarrollo de personalidad.
Thomas Creswell vuelve con su caballerosidad e ingenio, preparado para molestar a su querida compañera de investigación, Audrey Rose, pero siempre con amor (o eso dice él). Siempre está dispuesto a proteger a Rose, lo que no sabe es que ella no necesita protección y creo que en este libro le queda muy claro…
Vamos, ¡que me encantan estos dos protagonistas! Por supuesto, en esta novela conoceremos a muchísimos personajes nuevos como por ejemplo son el director y el profesor de la Academia de Medicina y Ciencias Forenses, varios compañeros y compañera de la academia, e incluso nos encontraremos con algún que otro familiar sorpresa que me alucina… ¿Queréis conocerlos a todos y a todas?
Como punto negativo decir que hay un par de personajes secundarios que son importantes para la trama, pero que no tienen mucha presencia. No me malinterpretéis, aparecen en la novela y dan señales de vida como es obvio, pero siento que si hubieran tenido más protagonismo todo hubiera impactado aun más y la novela sería perfecta. Por otro lado, el caso de las visiones de Rose toma mucha importancia al principio, pero conforme avanzamos en la novela esta sensación de confusión desaparece de repente. Creo que si la autora hubiera indagado más en este tema, me hubiera encantado todavía más.
Como veis, son pequeños detalles que hacen que no tenga un perfecto 10, pero se disfruta igual porque de verdad que es un libro muy potente. Asimismo, estoy leyendo muy buenas opiniones de los siguientes títulos, por lo que creo que mi 10 estará reservado para alguna de esas historias que están por llegar.
La pluma de la autora me sigue maravillando. Tiene un estilo muy cuidado y descriptivo que sabe atrapar al lector. Además, tengo que alabar el gran trabajo de documentación que ha vuelto a realizar. al final del libro, tal y como pasó con A la caza de Jack el destripador, la autora nos pone en contexto y nos explica los cambios que ha realizado con respecto a la época real en la que se ha basado. Esto es algo que me encanta que hagan los autores, porque así comprendemos todo el proceso de investigación y aprendemos bastante sobre la historia de la humanidad.
Como conclusión, A la caza del príncipe Drácula nos trae una continuación llena de aventuras y misterios con un toque de romance que enamora y que estoy segura de que os va a encantar. No puedo esperar a leer el tercer libro de esta saga, que se ambienta en Nueva York y se titula Escaping from Houdini. La editorial Puck va a publicarlo el año que viene y estoy más que emocionada.
Enlace: https://jardinesdepapel.es/r..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Anabel
 17 enero 2020
Desde que Puck nos dijo que traerían la segunda parte ya estaba como loca por tenerlo, pero es que al investigar y ver que el siguiente era de Drácula no me podía perder esta novela, y menos mal. La narración que nos encontramos es muy buena, es de esas narraciones que con pocas descripciones o en su justa medida saben como meternos de lleno en la trama, y ya no te digo en la ambientación. El libro atrapa mucho, atrapa que desde las primeras páginas ya empiezan a pasar cosas, y nada menos que en el mítico Orient express, seguro que un guiño a las novelas de Agatha Cristie. Como os iba diciendo desde las primeras páginas me he sentido completamente enganchada, es de esos libros que lo coge y no puedes soltarlo. La narración es en primera persona y Audrey Rose sigue siendo nuestra gran protagonista, haciendo que nos metamos muy de lleno en todos los acontecimientos que suceden, y no paran de suceder. La lectura se hace amena y adictiva gracias también a unos capítulos cortos que se agradecen ya que la tensión en constante y siempre dejan muchas ganas de más, al final siempre se acaban por picar otros tantos capítulos, cuando he querido darme cuenta ya estaba para terminar. La autora nos demuestra que da igual si estamos en el Londres de 1888 o en Rumania, la ambientación es fantástica. No sabría deciros si es thriller, romance, o terror, porque tiene una pizca de todos esos géneros, pero muy bien llevados y en concordancia con la trama. En esta ocasión me ha gustado mucho más la ambientación, pero es porque nos encontramos nada más y nada menos que en el mismísimo castillo de Drácula, haciendo de ello una ambientación con terror gótico que me ha fascinado. Audrey es aventurera, ella no puede dejar atrás una buena investigación y más si podría estar en peligro ella y Thomas, así que en cuanto se encuentra con un alumno muerto empiezan las investigaciones, dando lugar a que recorramos con ella el castillo, pasadizos incluidos, principalmente porque nos encontramos con más de una sorpresa. Os dejo a la imaginación y a que le deis una oportunidad al libro y saber si la autora nos muestra al conde Drácula, o por el contrario nos enseña una novela con corte realista. Lo que si os comento es que como pasaba con el anterior la autora se toma muchas libertades históricas, algunas son parte de la historia, otras las cambia para adaptarlas al libro, una de ellas es que nunca se utilizó el castillo de Drácula como academia de medicina forense, todo ello nos lo explica la autora al final de la novela. Esto me gusta, porque lo adapta y lo nutre para darnos una historia que nos sorprende, y nos adentra en una aventura de investigación gótica y en ocasiones algo macabra, algo necesario si pensamos que están estudiando a los muertos, pero le da ese toque oscuro que necesita la novela para complementar más si cabe la ambientación. También tendremos a lo largo de las páginas fotos reales y en ocasiones dibujos de aquella época, me han ayudado mucho a la hora de imaginar ciertas cosas, que aunque la autora lo explica todo viene muy bien para hacernos una idea más visual. Los personajes son geniales y fantásticos, es una de las cosas que más destaco de la novela, junto con la trama adictiva y la ambientación. Ya conocemos a Audrey, la protagonista indiscutible de las dos novelas, y claro del resto de la saga, algo que me encanta porque es un personaje maravilloso. Audrey es decidida, consecuente y no se detiene ante nadie para conocer la verdad. al ser en primera persona nos adentramos en sus pensamientos y veremos como es una mujer adelantada a su tiempo, la medicina forense es una rama para los hombres, no se veía con buenos ojos que una mujer se dedicara a ello, pero ella demuestra que ha nacido para ser médico forense, su lucha es constante por esto, pero no se rinde. Thomas se podría decir que es el otro protagonista, él siempre la acompaña en sus investigaciones, y qué decir de este personaje, que me encanta, lo adoro y que es el gran apoyo de Audrey. Es un personaje sarcástico como los que a mí me gustan, es guapo y lo sabe y eso desencadena muchas escenas divertidas con Audrey, es un personaje que complementa muy bien con ella, los dos son una pareja increíble. Los personajes secundarios en esta ocasión han sido muy interesantes pero me ha faltado algo más de ellos, se dejan de lado mucho y la verdad es que no me hubiera importado saber mucho más de algunos de ellos, me han quedado muchas dudas con respecto a sus vidas y demás. Lo bueno es que esto no empaña la novela y aún así gusta ver lo bien que está todo hilado, no hay necesidad de darle más páginas. Me encanta como al final de la novela tenemos unos extras de las cartas de Thomas con otro personaje que aparece nuevo, que seguro que dará mucho de qué hablar en las siguientes entregas. Por cierto, Puck ya ha confirmado la tercera entrega en 2020 y ya me muero por leerla. En general ha sido un libro fantástico, lleno de sorpresas e intrigas, todo ello complementado con unos personajes carismáticos y maravillosos a los que adoro, no veo la hora de seguir con sus aventuras. Si sois de los que os gustan las novelas con investigaciones, ambientación gótica, toques de terror y por supuesto también de amor yo no me lo perdería.
Enlace: https://rubiesliterarios.blo..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Citas y frases (9) Ver más Añadir cita
TheLittleSilTheLittleSil26 junio 2020
Los monstruos varían de acuerdo al cristal con que se los mirara. Y nadie quería descubrir que su héroe era el verdadero villano de la historia.
Comentar  Me gusta         00
TheLittleSilTheLittleSil26 junio 2020
(...) Era como todo en esta vida; cuanto más luchaba uno, más difícil se volvía.
Comentar  Me gusta         00
naitoranaitora09 octubre 2019
-Las leyendas tienen el propósito de inspirar miedo -Anastasia se enderezó-. Deben ser más grandiosas que la vida que llevamos después del atardecer. Nunca creemos que hay una bella princesa acechando en el bosque por las noches ¿verdad? No. Nos imaginamos a demonios sedientos de sangre. Vampiros. La noche nos recuerda que nosotros también somos una presa. La posibilidad de que nos cacen nos aterra y al mismo tiempo nos deleita.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         20
Patry10ferPatry10fer17 diciembre 2019
Criaturas siniestras que brotaron de las retorcidas profundidades de sus corazones oscuros reflejando su propia sed de sangre. Los monstruos son tan reales como las historias que les dan vid. Y sol vivirán mientras nosotros las contemos.
Comentar  Me gusta         30
AnaMAnaM07 enero 2020
No pude evitar sentir que el castillo se rejocigaba en devorar sangre fresca tanto como su ocupante anterior disfrutaba derramándola. Era un escenario fatal para cualquier escuela, y mucho más para una que estudiaba a los muertos.
Comentar  Me gusta         20
otros libros clasificados: mitologíaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





{* *} .. ..