InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français

Ken Liu (Otro)Manuel de los Reyes (Traductor)David Tejera Expósito (Traductor)
ISBN : 8491048332
Editorial: Alianza (14/09/2017)

Calificación promedio : 4.25/5 (sobre 2 calificaciones)
Resumen:
Trece visiones del futuro. Trece historias poderosas que dan una idea de la variedad de voces, temas y técnicas de los autores chinos de ciencia ficción: las hay inquietantes, irónicas, distópicas, emotivas... Algunas han recibido premios y elogios de la crítica, otras han aparecido seleccionadas en distintas antologías y otras son simplemente favoritas de Ken Liu. Completan la colección varios ensayos de los propios autores sobre la ciencia ficción china y la intro... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (2) Añadir una crítica
MariaT
 03 octubre 2018
Hoy quiero hablarles de uno de esos libros que terminas de leer y quieres salir corriendo a recomendarle a todo el mundo. Se trata de Planetas invisibles, una antología de ciencia ficción china contemporánea editada por Ken Liu, que reúne a cuatro autoras y a tres autores que nos muestran en trece relatos y tres ensayos la gran calidad que tienen las historias que se disfrutan en el gigante asiático, relatos fabulosos que tratan de temas muy diversos y que me dejaron con ganas de más, mucho más.
“La ciencia-ficción es la literatura de los sueños, y los textos oníricos siempre nos dicen algo acerca del soñador, del que interpreta los sueños y de la audiencia”.
Antes de las historias, contamos con una maravillosa introducción de Ken Liu, quien no solo seleccionó los textos, sino que también se encargó de traducirlos del chino al inglés. En ella nos explica lo difícil que es responder a la pregunta ¿en qué se diferencia la ciencia ficción china de la que se escribe en inglés? También nos invita a acercarnos a los relatos, no viéndolos solo como una crítica a la política del país, sino como obras con un mensaje universal, pues se refieren no solo a China sino también a la humanidad en su conjunto.
Dividido luego por autores, nos encontraremos primero con Chen Qiufan, escritor del que podremos disfrutar de tres relatos. El primero de ellos: El Año de la Rata nos habla de un joven recién graduado de la universidad que, al no encontrar trabajo, decide alistarse en el ejército en una patrulla encargada de cazar ratas modificadas genéticamente para poder luego asegurarse un trabajo estable. Un relato muy crítico y asombroso, en el que los personajes son poco más que peones en la partida de ajedrez más compleja del mundo.
Le sigue El Pez de Lijiáng una historia de estilo ciberpunk, en el que nada es lo que parece, y una rehabilitación en una cuidad vacacional que en otros tiempos fue un verdadero paraíso y que ahora no es más que una gran mentira. El tiempo como otra forma de esclavitud, es simplemente maravilloso. En La Flor de Shazui, Chen usa una ambientación opresiva, de edificios tan juntos unos de otros que no se ve la luz del sol y nos cuenta una historia de violencia y arrepentimiento, todo en pos de una vida mejor.
“Da autentico pavor pensar que hay gente que puede descubrir tus miedos más profundos”.
Es el turno de Xia Jia, autora de la que también podremos disfrutar tres relatos, Cientos de fantasmas desfilan esta noche es el primero de ellos y nos relata la historia de Ning, un niño abandonado y criado por fantasmas en una calle que antes estaba repleta de turistas, pero en la que ahora él es el único ser vivo; un relato maravilloso sobre la identidad. le sigue una de mis historias favoritas: El Verano de Tongtong, en el que se nos muestra cómo una niña pequeña vive que su abuelo, que ahora necesita cuidados, se mude con su familia y aunque al principio la situación de dependencia hace la convivencia complicada, la aparición de un robot que ayuda al anciano cambia la vida de todos. Un relato emotivo que utiliza a la tecnología como un medio para hacer mejor la vida de las personas mayores.
El paseo nocturno del dragón equino nos presenta a un dragón mecánico que despierta en medio de un museo en ruinas, para descubrir que ahora el mundo está desolado y la naturaleza ha recuperado lo que el hombre le quiso quitar. Tradición y modernidad, mitos y tecnología, sueños y realidad, todo en un relato que une diferentes historias y las transforma en casi un poema.
“Fingir que lo falso es real solo sirve para que lo real parezca falso”.
De Ma Boyong podremos leer La Ciudad del Silencio, una fabulosa distopía en la que la vida de todos depende tanto de la red, que casi no es necesario que abandonen su hogar, pero existe un control tan estricto sobre lo que se puede escribir en ella, que más que palabras prohibidas, los ciudadanos tienen La Lista de Palabras Convenientes, las únicas que pueden usar. La vida de nuestro protagonista cambia cuando pide acceso a un foro y descubre un código secreto que le permite encontrar un grupo con el que hablar de verdad. Un relato sobre el lenguaje, la libertad y la represión, un gran homenaje a 1984 y otro de mis favoritos.
“La tecnología es neutral, pero su progreso hace que un mundo libre sea más libre y uno totalitario sea aún más represivo”.
Es el turno de Hao Jingfang, escritora de la que podremos leer dos historias, la primera es la obra que da nombre al libro. En Planetas invisibles, Hao inspirada por Italo Calvino, nos va describiendo diferentes planetas y haciendo gala de una imaginación prodigiosa, nos cuenta sobre sus costumbres y también sobre sus habitantes, con sus virtudes y defectos. Es un relato que nos habla de lo complejo de nuestro mundo, sobre el poder de las historias y de cómo ellas nos cambian.
Entre los pliegues de Pekin, es otra de mis historias favoritas del libro. En ella se nos cuenta la historia de Lao Dao, un hombre trabajador del tercer sector que arriesga su vida para cumplir una peligrosa misión, que implica llevar un mensaje desde el segundo sector hasta el primero, porque el Pekin donde él vive, se encuentra dividido de forma que cada cierto número de horas la ciudad se trasforme para que las personas que viven en los diferentes sectores no tengan nunca que interactuar. Pero no crean que la repartición del terreno, la población o los recursos es equitativa. Los del primer sector tienen todos los beneficios, aunque sean muy pocos. Una distopía que utiliza la economía para hablarnos sobre lo injusto del sistema que reparte las riquezas.
“Cuando haya terminado de contarte estas historias, cuando hayas terminado de escuchar estas historias, ni yo seguiré siendo yo, ni tú seguirás siendo tú”.
De la escritora Tang Fei nos encontramos con Chica de compañía un relato en el que nada es lo que parece porque, aunque el título lleva a imaginar qué tipo de compañía puede ofrecer una joven de quince años y sin recursos a hombres mayores adinerados, la respuesta no es tan sencilla, o quizás sí, les tocará a ustedes averiguarlo.
Le sigue La Tumba de las Luciérnagas de Cheng Jingbo, en el que la autora nos cuenta la historia de una joven que nació durante una gran peregrinación en la que los sobrevivientes de la humanidad buscaban un refugio porque, aunque nadie sabía el motivo, todas las estrellas están muriendo. Planetas moribundos, leyendas, castillos, magos, caballeros, amores imposibles y la historia de una madre y una hija. Es del tipo de relato en el que no puedes parar de pensar.
“Cuenta la leyenda que el día que nací, mi pequeño planeta cruzó la Puerta al Estío”
Los dos últimos relatos del libro son de Liu Cixin, autor que ya conocía gracias a la fabulosa novela “El problema de los tres cuerpos” de la que pueden leer mi reseña aquí. El primero de ellos es El circulo, que es precisamente la adaptación de uno de los capítulos de su novela, en la que vemos en una especie de historia alternativa, la creación de una formación calculadora, con la que un ejército pasó a convertirse en una máquina para calcular. Es un relato increíble, que usa la ambición de un monarca como instrumento de su propia destrucción.
Le sigue Cuidando de Dios, otros de mis relatos favoritos del libro y del que estoy segura de que se disfruta más mientras menos sabes del argumento, pues es precisamente el ir descubriendo poco a poco quién es ese Dios, que se encuentra en medio de una familia en la China rural, donde radica su atractivo. Es fabuloso de principio a fin.
“— Somos Dios. Por favor, teniendo en cuenta que este mundo lo creamos nosotros, ¿nos darías algo para comer?”
El libro incluye, además, tres ensayos fascinantes que sirven de complemento perfecto para la lectura y que nos hablan del origen de la ciencia ficción china, de lo que implicó el éxito de la publicación de la trilogía de El problema de los tres cuerpos, y también sobre qué es lo que hace que la ciencia ficción china sea china. Pero leer todo esto no hubiese sido posible sin la excelente labor que realizaron Manuel de los Reyes y David Tejera Expósito con la traducción del libro, que hicieron que descubrir y conocer todas esas voces desconocidas y lejanas fuese un placer.
Es difícil resumir lo mucho que me gustaron cada uno de los relatos, o lo que disfruté de toda la lectura en general, así que no puedo hacer otra cosa que recomendarles que busquen Planetas invisibles y le den una oportunidad, si les gusta la ciencia ficción es un libro imprescindible. Hay muchas autoras y autores por descubrir y cada uno de ellos tiene una visión única del mundo que vale la pena explorar.
Enlace: http://inthenevernever.blogs..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
Rosa
 07 febrero 2018
Planetas invisibles” es una antología de 13 relatos de ciencia ficción china escritos por diversos autores contemporáneos, que incluso han llegado a ganar importantes premios como el Hugo y que Ken Liu (todo un experto en la materia) recopila y edita en un precioso tomo que en España está publicado por la editorial Runas. Más tarde entraré a valorar el gran trabajo de este editorial de la que ya estoy perdidamente enamorada, pero primero me centraré en la calidad de este libro que, de verdad, no tiene ningún desperdicio. Olvídate de poner los pies en la tierra y vente a conocer estos planetas, mundos e historias que te harán soñar y volar.

Si alguien puede hacer una selección de los mejores relatos de ciencia ficción de la literatura china es, sin duda alguna, Ken Liu. Este autor ya había hecho las delicias de sus seguidores con “El zoo de papel” libro con el cual sorprendía con una colección de sus mejores historias de este género, descubriéndonos a muchos la belleza de la ficción y fantasía china. Parece que el escritor está dispuesto a impulsar todavía más el género y darlo a conocer al resto del mundo y ahora se ha lanzado a publicar “Planetas invisibles”, en el que recoge 13 historias que han sido escogidas por haber ganado relevantes premios de la literatura o por ser las favoritas de este autor chino. Seguro que nombres como Hao Jingfang o Cixin Liu no te suenan de nada, pero en China son algunos de los escritores que están arrasando en el ámbito de la ciencia ficción y es más que necesario que se les empiece a conocer también en el resto del mundo.
Por lo que ya llevo leído de este ámbito, parece que la ciencia ficción china tiende a mezclar lo tradicional con el futurismo y la tecnología, presentando sobre todo personajes que se ven obligados a vivir en un mundo en el que los avances tecnológicos han copado la mayoría de las funciones (para bien o para mal) y que sienten cómo se les va escapando la humanidad, a pesar de que todavía quedan vestigios de civilizaciones o tradiciones pasadas. También se tiende a contar historias en las que el universo y sus inverosímiles habitantes son los protagonistas, jugando a presentar factores como el tiempo y las dimensiones de forma totalmente diferente a como el ser humano los puede concebir. En “Planetas invisibles” los relatos beben de esta fuente, de modo que asistimos a futuros imaginarios donde la tecnología permite cosas como modificar la percepción del tiempo, cuidar a personas en la distancia, controlar las palabras que se pueden o no decir, crear animales de metal que viven para siempre, hacer que toda una ciudad se mueva para que clases altas y bajas no tengan que ocupar el mismo espacio y mucho más. Pero los protagonistas de estas historias suelen sentir que algo falla o falta, que necesitan escapar del control tecnológico y reivindicar el alma y lo natural de la vida. Estas historias también tienen en común la belleza de sus descripciones, paisajes y sentimientos retratados, algo que parece inherente a la cultura oriental, tan detallista y preciosista que también salpica a su literatura.
Enlace: https://viviendomilvidas.wor..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Citas y frases (6) Ver más Añadir cita
MariaTMariaT03 octubre 2018
Cuando haya terminado de contarte estas historias, cuando hayas terminado de escuchar estas historias, ni yo seguiré siendo yo, ni tú seguirás siendo tú.
Comentar  Me gusta         10
MariaTMariaT03 octubre 2018
La ciencia-ficción es la literatura de los sueños, y los textos oníricos siempre nos dicen algo acerca del soñador, del que interpreta los sueños y de la audiencia.
Comentar  Me gusta         00
MariaTMariaT03 octubre 2018
La tecnología es neutral, pero su progreso hace que un mundo libre sea más libre y uno totalitario sea aún más represivo.
Comentar  Me gusta         00
MariaTMariaT03 octubre 2018
— Somos Dios. Por favor, teniendo en cuenta que este mundo lo creamos nosotros, ¿nos darías algo para comer?
Comentar  Me gusta         00
MariaTMariaT03 octubre 2018
Da autentico pavor pensar que hay gente que puede descubrir tus miedos más profundos.
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: antologíaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

Los cuentos de los hermanos Grimm

Es la historia de una princesa que no cumple la promesa que le hizo al habitante de un pozo de agua

El príncipe rana
Un buen negocio
Elsa la Lista
La boda de Dama Raposa

12 preguntas
15 lectores participarón
Thème : hermanos Jacob y Wilhelm GrimmCrear un test sobre este libro
{* *}