InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 8417347011
Editorial: Nova (07/03/2019)

Calificación promedio : 4.19/5 (sobre 8 calificaciones)
Resumen:
El desenlace de la magistral trilogía de ciencia ficción con 4 millones de lectores en China, convertida en un best seller de The New York Times y de Spiegel. Tras El problema de los tres cuerpos y El bosque oscuro, la tensa espera de la humanidad concluye ahora con un último episodio, tan extraordinario como los anteriores, lleno de ideas electrizantes y una calidad de obra maestra. Ha pasado medio siglo de la batalla del Día del Juicio Final y la Tierra goza ... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (7) Ver más Añadir una crítica
Homolectus
 29 marzo 2020
Sin duda alguna, estamos ante el mejor ejemplo contemporáneo de Ficción Cienciada. Cixin Liu logra llevar al máximo y cerrar de una forma increíble este viaje de más de 1700 páginas y 19 millones de años.
Pensaría uno que a estas alturas queda poco por decir sobre una trilogía, que ya todo se ha dicho y que en este punto solo se debe hacer hincapié en el final y su acoplamiento con los capítulos anteriores; pero ante la historia que nos cuenta este libro; este paradigma queda prontamente desdibujado y pone en la parte más alta este último capítulo.
Liu —que es el nombre del autor, pues en chino primero va el apellido y luego el nombre— a lo largo de la historia que cierra El fin de la muerte ha abarcado grandes temas sobre nuestra naturaleza, la Ciencia y la Filosofía con un despliegue increíble de imaginación que nos ha llevado a imaginar tres grandes momentos dentro de la historia: ¿cómo sería el primer contacto con una inteligencia extraterrestre? ¿qué estaríamos dispuestos a hacer para defender nuestro hogar? y ¿qué seríamos capaces de hacer para sobrevivir el fin del universo? Una de principales novedades para mí dentro de estos formatos de trilogía, pues lo común es que cada libro sea una parte de la historia y que a lo largo de ellos se desarrolle o intente responder a una sola pregunta. Y vaya que Liu ha hecho un cambio significativo y de buena forma en este punto.
Como ya lo señalé, la trama del libro está orientada sobretodo a imaginar una respuesta sobre la pregunta ¿qué seríamos capaces de hacer para sobrevivir el fin del universo?, para lo cual el autor va a utilizar varios de los elementos que nos había mostrado en los dos libros anteriores e introducir algunos completamente nuevos que nos ayudarán en este viaje que nos va a mostrar que el universo como lo percibimos los humanos, dista mucho de ser el real. Ahora, y luego de un giro en la historia de los libros, el asunto es sobrevivir en medio de un universo que dista mucho de ser el lugar tranquilo que imaginamos. Un momento terrorífico el darse cuenta de que allá afuera las cosas distan mucho de ser color de rosas.
Liu se atreve en esta ocasión a imaginar la evolución de nuestra sociedad en el futuro —algo que me tenía bastante expectante, pues en los dos libros anteriores ya había dado muestras increíbles de su imaginación (un terreno muy fertil)— y no lo hace en un solo momento, estático en el tiempo, en forma de un punto lejano en nuestra historia; sino que lo hace por tramos, a pasos cada vez más lejanos en el tiempo que muestran los picos y valles de la cultura humana a lo largo de la historia. Para hacerlo se vale del proceso de hibernación, un elemento ya común en el género, pero que ha sabido aprovechar de una buena manera para lograr su objetivo y que ya había desarrollado con soltura en la novela previa a esta, El bosque oscuro (NOVA,2017).
La historia va en crescendo> dando giros en la trama que por momentos me han hecho detenerme y pensar "¿Para dónde carajos va esto si no es por acá?". Y no es para menos, pues la novela también debe solucionar y atar los cabos sueltos que han dejado sus dos predecesoras. Este ritmo, que se mantiene constante a lo largo de toda la novela pese a los saltos temporales que se dan, va a llevarnos a un final emotivo y completamente deslumbrante para mí. Debo admitirlo que al final han habido momentos en los que se me ha hecho un nudo en la garganta y que me han emocionado mucho; algo que hace mucho no me causaba una novela y que, la verdad sea dicha; no es un final muy propio en novelas del género.
Si hablamos de los giros narrativos que propone el libro, el haber usado la técnica de la caja china y por un momento sacar al lector de un momento de la historia tenso y darle un respiro, darle otras historias en las que pensar y al mismo tiempo darle más elementos que nutren el desarrollo de la historia principal; es quizás, la mejor muestra del talento que tiene el autor y del empeño detrás de esta trilogía en cuestión. Sin ánimo de hacer mucho hincapié en las historias, pues no quiero revelar partes importantes de la historia, les comparto el título de los tres cuentos que hacen parte de la técnica ya mencionada, y que, sin duda alguna; pueden ser leídos completamente separados del resto de páginas del libro. Estos son:
• El nuevo pintor del rey
• El mar de los Voraces
• El príncipe Aguas Profundas
Ha sido bastante emotivo ver de nuevo a Luo Ji y ver como su historia tiene un final más allá del propuesto por El bosque oscuro, pues como ya lo dije en la reseña del libro en cuestión, es el personaje más humano de todos los que habitan este mundo, una "puesta a punto" de la importancia que tienen las personas comunes y corrientes, mucho más del que creen que tienen o del que dicen tener los grandes personajes que influyen en nuestro día a día. Que este personaje sea usado como un hilo conductor —por momentos invisible y en otros momentos como personaje tangible— es una muestra notable de lo que Cixin Liu quiere mostrar en su obra.
De nuevo el libro se separa en su estilo narrativo de sus otros dos hermanos, pues nuevamente la estructura es completamente diferente a ellos. En esta ocasión Liu ha recurrido ha contarnos la historia a dos voces: Una contada en forma de fragmentos de un libro de historia y otros apartados escritos siguiendo la linea narrativa principal, una voz "actual". Este es otro de los puntos que me ha gustado bastante del libro, pues logra reinventarse y poner al lector en una posición incómoda para salir del estilo narrativo al que ya estaba acostumbrado y que se adapte al nuevo estilo, que por todo lo demás; se complementa muy bien con el estilo de los otros dos libros.
Debo decir que, si bien no todos los personajes construidos por Cixin para su historia están igual de desarrollados, todos sí reflejan diferentes aspectos de la naturaleza humana en menor o mayor medida; y esto no solo lo hace para exhibir los mejores atributos de la naturaleza humana, pues también en escena aparecen la parte más oscura del ser humano; pero a fin de cuentas parte de lo que somos y lo que ha hecho de nuestra especie lo que somos: con momentos brillantes y oscuros.
Liu me ha sorprendido de muy buen modo con el manejo que ha dado a las distancias y tiempos en el espacio exterior. Lejos queda la imagen de naves hiper veloces que viajan en un abrir y cerrar de ojos de un extremo a otro de la galaxia sin el menor esfuerzo y con aceleración instantánea. Acá en cambio, son viajes lentos, preparados y con todas las consecuencias propias que supondría intentar romper las leyes naturales o por lo menos, llevarlas al extremo. Es el broche de oro que se le da a uno de los componentes más fuertes de toda la saga: la parte científica; que como ya lo he dicho en las otras dos reseñas; es un pilar fuerte y sólido que ambienta todo lo que está a su alrededor.
Al final, cuando creería que no se puede ir más lejos y que ya todo está dicho, hay una conversación que enfatiza en lo minúsculos que somos como especie en medio de este universo, una historia que va por la delgada linea entre lo que sabemos de cosmología y lo que nuestra imaginación nos dice que hay. Es la cosmogonía del mundo, justo al final del mismo.
Atentos a la pequeña aparición que tiene Vincent van Gogh y la belleza que despliega cuando se le da poder a lo que pintó aquel loco genial a finales del siglo XIX. Para mí, el último de los grandes pintores de la historia.
Hay dos cosas de la historia que me han molestado un poco, una por inverosímil y otra por errada: esa mezcla del chino con el inglés como lenguaje usado por los futuros humanos es la que me resulta inverosímil y hecha con retazos, y que no encaja bien con el comportamiento de las lenguas durante su desarrollo. El hecho de que en todas partes pongan RAZA humana, en vez de especie —el término científico exacto para referirnos a nosotros como grupo "homogéneo"—, es una falencia que podría considerarse menor, pero es algo sobre lo cual todavía queda mucho por trabajar para que la gente comprenda el asunto. Me queda la duda de si es un efecto de la traducción al español o si es algo que viene desde el original.
Al final, queda uno con la sensación de que es inevitable escapar del destino que nos espera y que finalmente, sin importar todo lo que se haga; el final nos va a alcanzar y no podremos escapar de él. Con él se irán todas las cosas que hemos construido y las metas que, como especie, hemos alcanzado; sería como un esfuerzo en vano. Pero creo que, pese a todo, no se trata de llegar y contemplar el final de lo que hagamos, más bien se trata de contemplar donde estamos ahora, a hombros de quien estamos y plantearnos nuestra próxima meta; que a lo mejor, nos esté mirando desde otra estrella.
Un último consejo: si tienen o van a comprar un seguro de vida, consideren un agujero negro como la última opción para suicidarse. Podrían estar cayendo eternamente mientras la aseguradora se debate con sus asegurados por saber sí ya está muerto según este u otro marco de referencia.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Hefesto
 20 agosto 2019
Y por fin llegué al último tomo de la trilogía de los tres cuerpos. ¡Qué difícil es valorar un solo volumen tratando de separarlo del viaje completo! ¡qué difícil es calibrar ese viaje sin dejarte influenciar por la última entrega! Y más ante una saga como esta, un delirio hard imprescindible para cualquier aficionado a la ciencia ficción. Incomparable en cuanto a desarrollo de ideas y el desparpajo científico y sociológico que contiene. Cixin Liu ha elaborado una historia tan compleja y tan llena de ciencia, posibilidades y esperanza que no queda otro remedio que asombrarse y reconocérselo. Pero nada en esta vida es perfecto....
El peor de los temores ante una aventura tan extensa y compleja es que después de leer cerca de 2000 páginas el final caiga en el absurdo. Pero tranquil@s, este no es el caso. Lo que ocurre es que sus personajes vuelven a no convencer como en la primera entrega, no generan empatía ni llegan al corazón del lector, el cual se mantiene enganchado a la narración por su incapacidad de prever que ocurrirá y su permanente estado de asombro.
El protagonismo en este caso recae sobre Cheng Xin una ingeniera aeroespacial. Aunque Cixin se esfuerza por hacerla creíble y humana, con sus errores y flaquezas, no tiene el magnetismo de Luo Ji en el Bosque Oscuro. El autor nos la presenta como protagonista, al frente del destino de la humanidad en nuevas crisis, pero durante casi toda la novela no deja de ser un mero espectador de los acontecimientos. También es cierto que hay una serie de “secundarios” como Yan Tianming, AA, Guan Yifan o Tomoko (primera y única IA con relevancia en la saga) que dan a la novela un desarrollo más coral que a sus predecesoras, pero ningun@ acapara la empatía del lector y la humanidad descrita es, tal vez, demasiado ingenua. Aún así todo esto hay que perdonárselo; para este autor los personajes son un medio y no un fin.
El argumento se divide en 5 partes, retrotrayéndose al inicio de la Era de la Crisis cuando los humanos advierten la amenaza trisolariana, y finaliza en un punto inimaginable al comienzo de la saga. Durante un recorrido de muchos milenios muestra una visión optimista sobre la capacidad científica de la humanidad, con una potencialidad aún mayor que en las otras novelas, y tras muchos giros y sorpresas plantea cuestiones filosóficas como, ¿el fin justifica los medios para la supervivencia de la raza humana?, ¿es preferible aislarse y limitar la evolución de la especie para evitar los peligros planteados en la teoría del Bosque oscuro? ¿cómo encarará la humanidad su propia extinción como especie y como individuos?. Pero todas estos planteamientos filosóficos y sociológicos son eclipsados por la especulación científica que, repito, es apabullante.
En cuanto a ritmo, la novela también es algo irregular. Hay algo de relleno introduciendo numerosas referencias a la cultura popular, no sólo relacionada con la ciencia ficción como las menciones a Clarke o Asimov, sino también a películas alejadas del tema a tratar, y hay algunas fases en que toca temas como la “bidimensionalidad” y la “tetradimensionalidad” que se hacen algo más arduas. Pero sin duda este tipo de obras amplían nuestro mundo y nos hacen ver mucho más allá.
Concluyendo, valorando toda la trilogía, distanciándome de la sensación orgiástica de haber finalizado un recorrido inolvidable y aplacando mi frustración por no saber más de los Tri Solarianos, definiré esta saga científicamente (para estar a la altura) y lo haré con la ‘Ecuación de Gauss': aunque la primera novela se llevó toda la gloria, y la mayoría de l@s que acabaron la trilogía ensalzan el épico final, para mí el punto álgido, la mejor obra fue ‘El bosque oscuro'. Sin embargo, no seré yo quien le reste valor al conjunto ni niegue que es difícil que vuelva a leer una historia tan asombrosa en mi vida. ¡Qué listón más alto se ha puesto Cixin Liu!
pd: Ante la duda, búsquese 'campana de gauss'
Enlace: https://elyunquedehefesto.bl..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
Edd62
 15 mayo 2020
Ciencia Ficción a lo Chino, Monumental, voluminosa, abrumadora.
Con múltiples datos científicos, y una gran imaginación, plasma en esta trilogía, cuestiones incontrovertibles, mostrando su lado de controversia, y arrastra a través de eones a un solo personaje, centro, fundamento, narradora de la historia, Cheng Xin.
Vuelta de tuerca a la hipótesis de “ no estamos solos en el universo” .
Fundamentado en la física y sus anomalías..la vida como la más conspicua, la vida y sus singularidades que no pueden ser únicas, la vida como la más notable.
Cruzamos siglos, años luz, distancia, tiempo, descubrimos otras galaxias otras civilizaciones otras inteligencias, otras capacidades de la inteligencia humana y su aplicación, todo en la única constante física...la velocidad de la luz .
Si bien es cierto que esta cargada de datos fríos, duros, explora también otras posibilidades de los mismos, y pone en el centro de la acción a la humanidad, enfrentada a sus miedos, sus debilidades, su eterna respuesta egoísta y egocéntrica. Salpicando con un poco de verdadera humanidad. Amor y compasión, esta larguísima trilogía . Humanidad Que se pierde como punto luminoso en un cielo estrellado.
Y se niega a ser revelada o descubierta.
Definitivamente Física y seres humanos cíclicos y recursivos .
Aunque el tema ha sido tratado y explorado al infinito. Lo estira un poco más, lo avanza un poco más con fundamentos que rompen Paradigmas y crean otros para que eventualmente sean rotos
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Tinuwel
 18 mayo 2018
Voy a comenzar confesando que soy de letras… muy de letras… para mí cualquier ciencia ya es ciencia ficción por sí misma, así que internarme en un libro de ciencia ficción es como redoblar la experiencia de maravillarme ante tanta imaginación e inventiva. Y esta trilogía me ha explotado el cerebro por completo y me ha dejado fascinada.
Echando la vista atrás hacia el primer libro de la trilogía no soy capaz de comprender cómo el autor ha conseguido desde aquel magnífico inicio de la historia llegar hasta este final tan alejado y tan impresionante. al recordar aquel primer libro me parece incluso irreal que forme parte de algo que se ha expandido tanto.
Como ya he dicho mi ignorancia sobre lo más básico de la ciencia es enorme y, aun así, cada vez que el autor suelta uno de sus conceptos e ideas y la rodea de teorías científicas que suenan tan creíbles como increíbles me ha dejado con la boca abierta y algo de baba cayendo porque desearía poder ver esas maravillas con mis propios ojos.
Espero no soltar ningún spoiler involuntario pero al ser una tercera entrega es más difícil…
Esta entrega quizá no es tan filosófica como la anterior pero el retrato que hace de la humanidad y de sus comportamientos ante las crisis es soberbio. Y te deja deseando que si alguna vez hay contacto extraterrestre sea dentro de mucho, mucho tiempo.
He de reconocer que hay fragmentos que se hacen algo duros debido a toda la jerga científica que, por necesidades de la historia y para delicia de aquellos que disfruten con la especulación, hay que añadir al libro. Pero no es nada que no se sobrelleve sin demasiada dificultad y echándole un poco más de tiempo para tratar de entenderlo todo porque si algo hace bien al autor es compartir muy bien sus ideas con el lector y hacerle partícipe de ellas.
En esta última entrega la protagonista, más o menos, es una mujer, Cheng Xin, a través de la que haremos un viaje desde un futuro no muy lejano a otro muchísimo más lejano. Un viaje en el que su humanidad será puesta a prueba varias veces y tendrá en sus manos decisiones tan importantes como el destino de toda la humanidad.
Aunque también tendremos ocasión de reencontrarnos con Luo Ji, el protagonista de El bosque oscuro, que tendrá su importancia en dos momentos cruciales para la novela. Y a pesar de que me alegré al ver a una mujer al frente de la última entrega, creo que es un personaje con menos fuerza que los masculinos.
Si en El problema de los Tres Cuerpos nuestro planeta se enfrenta a la amenaza que conlleva el descubrimiento de la existencia de otra civilización en el universo y en El bosque oscuro veíamos como en ese universo todo se reducía a cazar o ser cazado, en esta ocasión nos descubre la presencia de muchos universos y dimensiones y cómo todos deseamos, sobre todo, no ser puestos al descubierto.
Un alarde de imaginación lleno de complejidad pero que el autor consigue simplificar para hacerlo accesible al lector que asiste fascinado a la lectura de su libro. Y, además, simplemente no puedes dejar de saber cuál va a ser el destino de la humanidad según su imaginación. Brillante, sin ninguna duda.
Enlace: https://lecturadirecta.blogs..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Jeraviz
 02 marzo 2019
Antes de llevarme por la emoción y ponerle 5 estrellas he querido ser honesto conmigo mismo y considero que no llega a tanto. ¿Es una buena trilogía? Indudablemente. A todo el que le guste la ciencia ficción debería de leer estos libros. Cixin Liu tiene una capacidad especulativa que no había leído nunca antes.
Pero lo que ocurre es que el libro no tiene alma. Las cosas que ocurren son maravillosas y terribles, con un sentido de la maravilla que te deja boquiabierto, pero los personajes asisten a todo esto como quien observa un documental sobre truchas el domingo por la tarde. No sienten ni padecen y eso hace que no haya conectado con nadie.
Merece la pena leer estos libros porque cuando Liu se pone en modo especulación, lo que cuenta es espectacular. Pero luego se acuerda de que tiene unos personajes y el ritmo baja muchísimo.
Avisados quedáis para quien los vaya a leer.
Comentar  Me gusta         00
Citas y frases (15) Ver más Añadir cita
TinuwelTinuwel18 mayo 2018
Y ahora sabemos que ese es el viaje que cada civilización debe emprender: despertarse en una diminuta cuna, salir de ella gateando, alzar el vuelo, volar cada vez más y más lejos hasta llegar a fundirse con el destino final de la humanidad.
El destino final de todos los seres inteligentes ha sido siempre alcanzar la grandeza de sus pensamientos.
Comentar  Me gusta         10
HomolectusHomolectus27 mayo 2020
A partir del mismo momento en que el ser humano supo que el universo era, en realidad, un bosque oscuro en el que todos intentaban cazarse los unos a los otros, aquel niño sentado frente a la resplandeciente hoguera del campamento —que en otro tiempo tanto se había desgañitado para establecer contacto con seres extraterrestres— corrió a apagar el fuego y se puso a temblar en medio de la oscuridad, temeroso de la más mínima pavesa.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
TinuwelTinuwel18 mayo 2018
—El mero hecho de existir es el resultado de una feliz casualidad. Así fue en el pasado, y así ha sido siempre en este universo tan cruel. Pero en algún momento la humanidad empezó a creerse la ilusión de que tenía derecho a la vida, de que la vida era algo que se podía dar por sentado.
Comentar  Me gusta         00
HefestoHefesto12 julio 2019
porque el universo no es un cuento de hadas.
Comentar  Me gusta         40
HefestoHefesto02 agosto 2019
El tiempo es la fuerza más cruel de todas.
Comentar  Me gusta         30
Videos de Cixin Liu (2) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Cixin Liu
En #RecomiéndameUnLibro con Amanda Calderón, les tenemos nuevas recomendaciones para tener un verano especial y viajar a otros mundos con libros de ciencia ficción.
EL MARICANO de Andy Weir: https://bit.ly/35H5Ygw EL PROBLEMA DE LOS TRES CUERPOS de Cixin Liu: http://bit.ly/2KNBbDE
otros libros clasificados: premio hugoVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

Relaciona el personaje con su creador

Jean Valjean

Alejandro Dumas
Victor Hugo
Gustav Flaubert

14 preguntas
4 lectores participarón
Crear un test sobre este libro
{* *}