InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
ISBN : B08819RDMD
Editorial: No reconocida (02/05/2020)

Calificación promedio : 4.5/5 (sobre 3 calificaciones)
Resumen:
Natalia Miranda, intrépida periodista de misterio, no cree que la mujer que la ha citado para una entrevista sea, como ella afirma, la legendaria Moira Estrella, tristemente conocida por ser la única superviviente en uno de los casos más sangrientos de la historia de España. No obstante, parece poseer cierta información que merece la pena escuchar.
La historia de Moira comenzó de forma parecida a la de Natalia, cuando fue citada para una entrevista con Álvaro... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (3) Añadir una crítica
Guadi96
 13 octubre 2020
¡¡LA RESEÑA CONTIENE SPOILERS!!
Sabéis que soy fan incondicional del trabajo de Estefanía Jiménez y, por eso, afirmar esto me resulta muy complicado, pero siento que debo hacerlo… ¡Esta es la mejor obra de la autora, sin lugar a dudas!
Quizá sea un poco injusto calificarla como su mejor obra, ya que es totalmente distinta a lo que nos tiene acostumbrados. Pero es que en ninguna de sus novelas anteriores había encontrado tanta complejidad en los personajes en sí.
Debo admitir que la novela captó mi atención desde un primer momento por la evidente similitud que tenía La Colina (cortijo de la novela) con el Cortijo Jurado de Málaga; y yo, como malagueña que soy y aficionada a todas las leyendas sobrenaturales, siempre me he sentido fascinada por dicho cortijo. Recuerdo pasar en coche con mis padres por la autovía cuando era pequeña e, instintivamente, dirigir mi mirada hacia ese cortijo que se alzaba tenebroso al lado de dicha carretera. Así que sí, que Estefanía se inspirara en el Cortijo Jurado para crear La Colina fue un cebo muy jugoso para mí.
Antes de meterme en la trama en sí (y antes de que me enrolle y muchos de vosotros decidáis salir de esta reseña), quiero hacer mención a la nota que deja la autora al final del libro. Y es que, conforme me iba acercando a las últimas páginas de la novela, lo único que podía pensar es que este libro no es apto para todo el mundo. Con esta historia, Estefanía ha decidido tomar un camino muy difícil en el mundo de la literatura hoy en día. Vivimos en una época en la que todos (o casi todos) los libros que nos encontramos intentan dejar un mensaje feliz o una moraleja (exceptuando ciertos libros “románticos” que fomentan las relaciones tóxicas como algo “top” en los jóvenes, pero en fin, de tontos está el mundo lleno), pero “Mientras dure la tormenta” no es uno de esos libros. Así que agradezco a la autora esa nota al final en la que explica claramente cuál fue su intención a la hora de escribir esta historia, ya que, al acabar la novela, no sabía si realmente había entendido las intenciones de Estefanía. Ahora ya veo que sí.
Ahora bien, os voy a contar un poco por encima la trama principal de la historia.
Resulta que Moira Estrella es una periodista capaz de sentir y ver espíritus, que trabaja para una revista paranormal. Un día recibe el encargo por parte de su jefe de ir a visitar La Colina, un cortijo que lleva siendo foco de interés popular durante siglos, y es que, resulta que allí han sido descubiertos los cadáveres de niños y niñas a lo largo de los años. Todo el mundo apunta a que el dueño del cortijo, Álvaro de Molina, y su familia son los culpables de dichas muertes, pero no hay versión oficial, ya que Álvaro no quiere trato con los periodistas y nunca ha dado ninguna entrevista… al menos hasta ese momento. Así que Moira va loca de contenta a pasar el fin de semana en La Colina para descubrir la verdad. Cuando llega allí, empezamos a conocer a Álvaro de Molina y descubrimos que no es el monstruo que todo el mundo pinta, el pobre hombre simplemente tiene que cargar con el peso de unos macabros asesinatos que realizó el jardinero que tenían contratado junto a su padre. Más o menos esa es la trama general.
Recuerdo empezar a leer la novela y sentir un poco de rechazo hacia la protagonista, Moira Estrella. Moira era una mujer luchadora, espontánea, impulsiva (quizá demasiado para mi gusto)… no había realmente motivos para que me “cayera mal”, pero así fue.
Es cierto que, conforme iban avanzando los primeros capítulos, fui cogiéndole cariño. Pero entonces empezó todo ese rollo del enamoramiento en 24h y me quedé un poco en shock. No me cuadraba que Estefanía hubiera caído en un cliché tan manido y tan poco creíble como ese. O sea, no es que le atrayera Álvaro de Molina, el protagonista, ¡sino que realmente estaba locamente enamorada de él! Pero, esperad, lo mejor de todo es que él también estaba en un sinvivir por su amor por ella. ¿Qué estaba pasando allí? ¿Por qué estaba leyendo una historia de amor surrealista dentro de una historia de miedo que estaba siendo la leche? ¡No comprendía nada! Pero estaba segura de que eso no podía ser gratuito, así que seguí devorando el libro para ver qué más sucedía.
Y entonces llegó… esa parte de la historia (LA parte, me gusta llamarla a mí). A ver, imagináos que estáis súper pilladas/os por alguien y de pronto veis que tiene una estancia entera empapelada con fotos vuestras.
Y encima resulta que esa persona había contratado a un detective privado para que os siguiera y os sacara fotos. Todo esto sin conoceros de nada, obviamente. ¿Cuál habría sido vuestra reacción? Espero que digáis que salir cagando leches (perdón por la expresión) de allí. Pues no, nuestra querida Moira Estrella pensó que aquello era un gesto súper romántico.
Ahí ya me di cuenta de que la autora no nos estaba presentando una historia de amor. Aquello no podía ser una historia de amor, o sea… no.
Pero la cosa empeora cuando, ¡catapúm!, resulta que el gran galán Álvaro de Molina, el pobre incomprendido durante toda la historia, el gran galán que todo el mundo acusa injustamente de las desapariciones de niños/as y de sus muertes, el hombre perfecto que carga a sus espaldas con un terrible pasado, es… CULPABLE.
Que sí, que sí, que nos ha mentido en toda la cara. ¡Pam! En toda la boquita. El tío está más loco que el Joker. Podría ser un psicópata sin más, pero es que se le añade el hecho de que Álvaro lleva vivo desde el siglo XIX (admito que esto yo sí que lo había averiguado desde el inicio de la novela), y que tiene a su esposa, que supuestamente había fallecido, encerrada en una torre desde 1865.
¿Cómo se mantienen vivos? Ojito, porque es bastante asqueroso (me dieron arcadas leyendo ciertos episodios, Estefanía, que lo sepas). Lo que hacían era nutrirse de la sangre y la grasa de niños/as y jóvenes; lo que se conoce popularmente como “sacamantecas”.
Y aquí viene lo que a mí me dejó loca del todo. Álvaro estaba súper-mega-híper enamorado de Moira, peeeeero… tenía que matarla. ¿Por qué? Porque tiempo atrás le había prometido a su esposa que la mantendría con vida pasara lo que pasase y, claro, Álvaro era un hombre de palabra. Un cabrón psicópata sí, pero honorable también.
Supongo que pensáis que a estas alturas Moira estaba deseando marcharse de allí como alma que lleva el diablo, ¡pues no! Moira defendía a Álvaro. Lo que es peor, ¡decía que lo entendía!
Yo he de reconocer que para ese momento ya estaba convencida de que lo que Estefanía nos estaba presentando era el perfil de unos psicópatas y cómo, para ellos, lo que hacen está bien. Tanto Álvaro como Moira eran personajes totalmente desequilibrados mentalmente, aquello no era una historia de amor, era una historia de obsesión, toxicidad y psicopatía.
Al final la más “cuerda” era Cristina, la esposa de Álvaro… y eso que tampoco estaba muy en sus cabales.
Bueno, pues llega ese final devastador en el que Cristina se suicida y Álvaro, no encontrando motivos para seguir viviendo, ya que no podía mantener su promesa de mantener a Cristina viva para siempre (puto loco), decide volar por los aires La Colina.
Moira logra escapar y, aunque lo intenta, no logra que Álvaro escape con ella, así que le promete a Álvaro que vivirá por él y siempre lo recordará.
Moira se marcha mientras todo el cortijo explota tras ella. También quiero destacar el hecho de que los caballos consiguieron huir también.
He de reconocer que me gustó bastante ese final. Álvaro era un psicópata, un obseso, un maníaco… se merecía algo así. Pero Estefanía nos tenía preparada otra sorpresa… Agarraos, que vienen curvas.
Han pasado veinticinco años desde que todo esto sucedió. Moira tenía por aquel entonces veinticinco años, así que en la actualidad debería tener cincuenta, ¿verdad? Pues tururú. Moira tiene prácticamente el mismo aspecto que tenía por aquel entonces.
Sé lo que estáis pensando: “No… no… dime que no”. Pues sí, amigos/as, Moira siguió con la “tradición” de Álvaro. Resulta que poco después de los hechos acontecidos en La Colina, le detectaron un cáncer de huesos bastante avanzado y, claro, eso era un impedimento para la promesa que le había hecho a Álvaro de seguir viva por él (que sí, que Moira estaba igual de chalada que Álvaro), por lo que empieza a alimentarse de jóvenes para poder vivir eternamente.
He de admitir que eso sí que no me lo veía venir. No me esperaba ese giro drámatico de los acontecimientos. Hasta ese momento pensaba que Moira simplemente había sufrido algún tipo de síndrome de Estocolmo tipo “La bella y la bestia” (que, por cierto, la novela está plagada de referencias a esa historia, jejeje), pero no, Moira estaba tan mal de la cabeza como Álvaro. al final sí que eran tal para cual.
Pero esperad, que llega otro giro llegando a las últimas páginas del libro. ¡Resulta que Álvaro no murió en la explosión! El muy cabrito había huído y estaba por ahí, vigilando en las sombras a Moira durante veinticinco años, a la espera de que ella captara algún indicio o prueba de que seguía con vida y fuera a buscarlo si así lo deseaba. Y, obviamente, sí que lo deseaba.
Mientras dure la tormenta” es una novela que me ha fascinado por muchos motivos: el primero que ya he mencionado, ha sido la similitud que guarda La Colina con el Cortijo Jurado; el segundo, la trama sobrenatural; el tercero, la prosa de la autora, en todas sus novelas digo que su narración es maravillosa, pero es que en esta novela en concreto es exquisita; y la cuarta y más importante (y que no me veía venir), el tema de la psicopatía. Las enfermedades y trastornos mentales siempre han sido algo que me ha llamado muchísimo la atención, pero es cierto que en literatura se tratan muy a la ligera y/o no se tratan en absoluto.
Estefanía ha logrado transmitir cómo piensa un psicópata, cómo ven el mundo, y ha sido fascinante. Os recuerdo, si queréis leer la novela, que no es una historia de amor; es una historia de obsesión y toxicidad. ¡No hay nada romántico en la historia de Álvaro y Moira!
Pero, como quiero ser objetiva 100%, voy a ponerme tiquismiquis y voy a mencionar un par de cosas que no me han gustado tanto de la novela.
Las escenas de sexo, aunque no son nada explícitas y solo se mencionan, me han sacado un poco de la lectura. No sé, sentía que no pegaban con la historia de miedo que estaba leyendo y hubiera preferido que, de haber habido escenas así, hubiera sido solo una. En realidad no es una crítica negativa, simplemente una observación tiquismiquis que, a nivel personal, no me terminaba de encajar. Pero esto no ha hecho que me guste menos el libro, las cosas como son.
La segunda cosa que no me ha gustado demasiado ha sido el final. Como mencioné antes, me gustó muchísimo el supuesto final que había tenido Álvaro en La Colina, de hecho, hasta me gustó mucho ese giro argumental en el que resulta que Moira se había convertido en una “sacamantecas”. Pero ver que Álvaro seguía con vida y que ambos obtenían un “final feliz” (lo pongo entrecomillado porque poco de feliz le veo yo a tener que matar a niños/as y jóvenes para mantenerte con vida) no me gustó tanto. No digo que sea un mal final, de hecho, tampoco es que me disguste 100%, pero sí que hubiera preferido que Álvaro hubiese hallado su final en La Colina.
En resumen y para no enrollarme más, “Mientras dure la tormenta” es un libro autoconclusivo que, sin duda, sería de los primeros que me vendrían a la mente a la hora de hacer un regalo y de recomendar. Es una novela de terror, tanto paranormal como mundanal, y, si sabes leer bien entre líneas, más compleja de lo que puede parecer en un inicio.
Si quieres una lectura diferente, adictiva y terrorífica, tienes que darle una oportunidad a “Mientras dure la tormenta”. Te lo ruego encarecidamente (o iré a visitarte por la noche y me alimentaré de tu sangre y de tu grasa).
Enlace: https://booksinneverland96.w..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
MonTse
 04 septiembre 2020
En este libro nos encontramos con una historia espeluznante, como ya he dicho, de esas que, en ocasiones, te pone los pelos de punta, y piensas que no puede haber nada más horrible. Además, Estefanía no escatima en descripciones, ni siquiera en los momentos más sangrientos, detallando con sumo cuidado cada crimen y asesinato, y bueno, al menos a mí, eso es algo que me encanta en este género. Porque sí, se podría decir que es un libro de terror, aunque a mí, los libros, miedo como tal no me dan. Pero está escrito con tanta delicadeza y tan bien, que da igual lo que Estefanía te esté contando, te gusta. O bueno, quizá lo hace si eres como yo y te gusta un poquito lo gore, lo reconozco. El caso es que estamos ante una historia de asesinatos, crímenes, maldiciones y fantasmas, porque nuestra protagonista, Moira Estrella, ve espíritus desde niña. Visualmente el libro es una maravilla, porque puedes imaginártelo gracias a Estefanía, como si se tratara de una película de terror. Y creedme, sería una muy buena película.
Tengo que admitir que al comienzo, con ese encuentro entre Natalia y Moira, no pude evitar pensar en 'Entrevista con el vampiro', y es que el comienzo es totalmente del estilo. Una periodista que quiere ser famosa y poder contar la historia que la eleve hasta la cima, y una persona atormentada que lo único que desea es sacar todo lo que tiene dentro y lleva angustiándole durante demasiado tiempo. Si todo acaba igual que en mi adorado libro de vampiros, tendréis que descubrirlo leyendo este, yo no pienso daros ninguna pista. Eso sí, quiero remarcar que me gusta mucho la nota final de la autora, porque es lo que yo pensaba al terminar la historia, y lo que espero que haya pensando todo el mundo al terminarla.
En cuanto Moira empieza a relatar su historia, y lo que ocurrió durante los días que pasó en La Colina, nos introducimos de lleno en la trama del libro, con pocas interrupciones en las que vuelve a aparecer Natalia haciendo algún apunte. Lo importante es lo que ocurrió en la finca, y lo que Moira sintió y vivió junto a su dueño, Álvaro de Molina. al conocerlo, sentimos mucha atracción hacia él, como le ocurre a ella. Y queremos que se salve de la maldición, como le pasa a ella. Estefanía nos relata tan bien todo lo que ella siente, y más siendo en primera persona, que nos vamos encariñando con el personaje masculino a la vez que ella, y es que no puede ser más atractivo, de verdad. Pero si algo hace especial esta historia es que ni Moira, ni Álvaro, ni todo lo que ocurre, es lo que parece. Y a mí, que me vuelvan loca hasta el final, dudando y haciéndome cambiar de opinión cada minuto, me encanta. Y por eso este libro me ha encantado.
Eso sí, debo reconocer que ha habido un par de detalles que no me han convencido del todo, y por eso el libro no tiene más nota. Y una de los principales motivos es que me ha faltado tiempo entre la pareja para comprender sus sentimientos, o quizá el llevarlos al límite. Y eso lo digo yo, que tanto defiendo el instalove, sí. Pero aunque su conexión me ha gustado, quizá hay ciertas cosas que no puedo comprender, ni aceptar que pasen como pasan, o que se normalicen por parte de uno de los personajes como se normalizan. Y ojo, que sé que la autora lo hace así a propósito, como he dicho antes, en la nota final lo remarca. Pero me habría gustado quizá de otro modo, aunque el desenlace fuera el mismo.
La ambientación también está muy bien construida y creada, haciendo que nos sintamos parte de la finca de la Colina, sintiendo que pasamos por cada rincón junto a Moira, y que vivimos cada momento que ella vive como si estuviéramos allí presentes. La autora ha creado una historia casi perfecta en un solo lugar, aunque también conozcamos un poco el pueblo más cercano, al comienzo, y algún detalle más entre medias y al final, pero toda la acción transcurre en esa casa enorme propiedad de Álvaro, y creo que todos podemos imaginarnos la situación en alguna finca que conocemos, aunque sea de vista.
En resumen, 'Mientras dure la tormenta' nos cuenta una historia de terror, lúgrubre, con asesinatos y fantasmas. Una historia en la que conocemos a dos personajes protagonistas, muy distintos, pero que ambos viven atormentados por distintos motivos. Ella ve espíritus, y desde niña ha tenido que lidiar con las historias que estos le cuentan, y no siempre son agradables. Él vive atormentado por una maldición que rodea toda su finca, siendo el objetivo de todos los pueblos de alrededor, haciéndole culpable de crímenes en los que él no tiene nada que ver. Moira le entrevista, buscando la historia de su vida, pero lo que se encuentra es mucho más que eso, incluido el amor. Os lo recomiendo si os gustan las historias tenebrosas, con mucha descripción, una ambientación espeluznante y unos personajes que no son lo que parecen. Os encantará.
Reseña en el blog ↓↓↓↓
Enlace: http://amor-y-palabras.blogs..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
YoleoNovela
 18 mayo 2020
Como encontré esta novela o mejor dicho cómo me encontró ella a mí es todo un misterio. No sabría explicar el motivo por el que elegí esta lectura y no otra. Ni siquiera fue por su chocante título o sugerente cubierta. Tampoco había leído la sinopsis o me había interesado por el género literario al que pertenece. Simplemente me dejé guiar por un raro impulso, una corazonada tonta. Y aquí me tenéis dando la máxima puntuación a una novela cuya autora era totalmente desconocida para mí.
Una extraña cita da comienzo a esta historia. Natalia es reportera de una revista de misterio. Moira, sensitiva y médium, decide llamar a la revista 'La otra verdad', en la que trabaja Natalia solicitando una entrevista porque desea contar su historia. Para Natalia supone el mejor reportaje de su vida. Y así Moira Estrella empieza a narrar en primera persona el fin de semana que pasó en la finca La Colina en la que se encuentra la casa de Los Molina que pertenecido a una familia de señoritos burgueses de la que solo queda vivo don Álvaro.
Por un momento llegué a pensar que esta historia estaba llena de topicazos. Una casa encantada, una tormenta, maldiciones y un villano. En definitiva nada nuevo bajo el sol pero... ¡Bendito alivio! porque no fue así. Estefanía se ha cargado de un plumazo los estereotipos novelescos y nos presenta una historia de terror poco ortodoxa, con fantasmas incluidos.
Desentrañar la historia familiar de Los Molina es desvelar los secretos que encierra la figura de un personaje de leyenda impopular y olvidado, muy distinto del que se nos ha mostrado hasta ahora en la literatura de terror clásico, tan cargada de personajes literarios sea vampiros, hombres lobos, muertos vivientes, etcétera. En esta ocasión la autora rehuye de tópicos y antiguos cliclés literarios y se atreve con un personaje conflictivo y desprestigiado poco recurrido en las novelas de este género.
'Mientras dure la tormenta' es adentrarse en el miedo, en el mundo de las emociones más puras y profundas, en los misterios del amor incondicional, incorrecto y tóxico que sobrepasa todos los límites del tiempo. Pero, ¿qué pasaría cuando los personajes de tu novela favorita son éticamente incorrectos? ¿Merecen tu compasión? ¿Serías capaz de sentir empatía hacía ellos? Pues yo sí. He aquí la prueba de ello. En la páginas de esta novela aparecerá Don Álvaro de Molina, un hombre solitario que vive aislado en la casa de la colina. Un hombre rebosante de seguridad en sí mismo a pesar de las leyendas y maldiciones que le preceden y cuya identidad obrará grandes cambios en Moira. Pero no será el único que trastoque su personalidad. La casa de la colina guarda una letanía de fantasmas y espíritus atormentados. La casa de Don Álvaro es el reflejo de su propia alma. ¡Y decir que yo estaba encantada con todo esto es poco!
Es una historia llena de matices, trampas y giros, contada en dos tiempos, jugando con el pasado y el presente que permite profundizar en la trama y en los personajes. Además esta novela literaria contiene una alta calidad narrativa.
En cuanto a los personajes me resulta difícil determinar cuál de los actores principales de esta historia me ha gustado más. Estefanía Jiménez sabe cómo poner al lector contra las cuerdas con temas tan controvertidos como la existencia del bien y del mal en la misma persona. Es cierto que nos encanta apartarnos del mal porque eso nos hace mejores personas y resulta que despreciamos los sentimientos de aquellos que se alejan de tener conductas apropiadas aunque tengan justificación para ello.
'Mientras dure de la tormenta' es de esas lecturas que conviene leer dos veces por la riqueza de niveles en los que se desenvuelve la historia. Estoy segura que no he sido capaz de observar todos los planos de los personajes, los miles de detalles y anécdotas que en una primera lectura no he prestado atención por estar tan enfrascada en la historia.
«Era un miedo que podía sentir en todo el perímetro. Algo casi palpable, con olor y sabor amargo. Una sensación espesa que te rodeaba como si fuera niebla. El miedo acumulado durante años, la malas energías. El pánico y la rabia de decenas de almas cuyas voces parecían alzarse desde el pasado»
Y sigo encandilada con este tipo de novelas.
Enlace: https://www.yoleonovela.com/..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Citas y frases (3) Añadir cita
MonTseMonTse20 julio 2020
Las palabras cobran un significado diferente dependiendo de quien las pronuncie.
Comentar  Me gusta         30
MonTseMonTse20 julio 2020
Era hermoso, a falta de un calificativo mejor en el vocabulario, y se veía radiante bajo la tormenta, como si perteneciera a ella. Era eléctrico como el relámpago que arañó el cielo sobre nosotros, poderoso como el trueno que rugió tras él, revitalizante como el sabor de la lluvia en mi boca.
Comentar  Me gusta         00
MonTseMonTse20 julio 2020
Siempre he encontrado una belleza única en los jardines en invierno. Algo melancólico y triste, pero repleto de esperanza. En ningún lugar hay más esperanza, porque, a pesar de la oscuridad, de la muerte, tarde o temprano la luz volverá a brillar y traerá de regreso la vida, la hermosura.
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: leyendasVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

La Metamorfosis

Gregorio Samsa es un ...

escritor
viajante de comercio
banquero
burócrata

13 preguntas
71 lectores participarón
Thème : La metamorfosis de Franz KafkaCrear un test sobre este libro
{* *}