InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura

Jofre Homedes Beutnagel (Traductor)
ISBN : 841770891X
Editorial: Ediciones Maeva (20/01/2021)

Calificación promedio : 3.39/5 (sobre 14 calificaciones)
Resumen:
Cuando los obreros que están llevando a cabo las tareas de demolición de una vieja casa en Norwich descubren el esqueleto incompleto de un niño, la arqueóloga forense Ruth Galloway intenta esclarecer su procedencia. ¿Se trata de un sacrificio ritual llevado a cabo por nuestros ancestros o de la víctima de un asesinato? Ruth intentará averiguarlo junto al detective Harry Nelson. La casa fue un orfanato en la década de 1970, y el sacerdote que lo dirigía aport... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES
Críticas, Reseñas y Opiniones (16) Ver más Añadir una crítica
Lolimisterioletras
 11 marzo 2021
"Los huesos nunca mienten" es la segunda entrega de una saga protagonizada por la arqueóloga forense Ruth Galloway, cuyo primer título publicado en España es "Los ecos del pantano". No he tenido oportunidad de leer este primer libro, no se ha cruzado en mi camino, y la verdad es que no me hubiera importado, porque tengo claro que en el tema de sagas es mucho mejor leer los libros en orden, especialmente para conocer de primera mano cómo evolucionan los distintos personajes, aunque esto muchas veces resulta complicado de cumplir, por falta de tiempo, porque son muchos los libros que se cruzan en nuestro camino, por dificultades técnicas o económicas para acceder a todos los títulos de la saga, porque nos hemos dado de bruces con un título de una saga muy avanzada y nos da pereza volver a los inicios...
En el caso concreto del libro que hoy os traigo, lo cierto es que ha resultado ser una lectura ágil, fácil de seguir, en la que de vez en cuando se hacen alusiones a la historia anterior, peros esas alusiones no dificultan la lectura ni se hace necesario haber leído el primer título para disfrutar de este. En algunas ocasiones los personajes aluden a un tal Erik, que parece fue pieza fundamental en el anterior libro, y sinceramente me hubiera gustado conocerlo. En lo que respecta a la evolución personal de los protagonistas principales, Ruth Galloway y el inspector Harry Nelson, pronto sabremos que su relación personal, iniciada en el libro anterior, trajo consecuencias, pero quedan muy bien explicadas sus propias inquietudes y las relaciones familiares que cada uno lleva consigo. Con todo ello quiero decir de nuevo que, si bien es recomendable leer los títulos en orden, en este caso no es imprescindible haber leído el anterior para disfrutar al 100% de este, que resulta una lectura entretenida que mantiene su punto de intriga y que acerca al lector algunos temas de mitología y ritos funerarios de origen celta y romano que aquellos que disfrutamos con la arqueología realmente hemos disfrutado, aunque los ritos aquí explicados tengan que ver con rituales humanos y animales.
La acción se desarrolla en Norwich, en Inglaterra. Según la nota de prensa, la idea para esta serie protagonizada por una arqueóloga forense se le ocurrió a la autora mientras paseaba por la marisma de Titchwell, en Norfolk, con su marido, arqueólogo para más datos. Y es en una marisma donde la autora sitúa la casa de Ruth, un lugar aislado que desemboca en el mar, en el que solo habitan aves, pero donde es difícil encontrar vecinos. Ruth se ha acostumbrado a esa soledad y le gusta disfrutarla, aunque en momentos difíciles, que asistiremos a alguno que otro a lo largo de la novela, pueda echar de menos esa compañía humana. La zona está llena de restos arqueológicos, y es un buen sitio para que viva una arqueóloga, resultando ser el escenario perfecto para la trama. Siguiendo con la nota de prensa, la autora sabía por su marido que "en la prehistoria la gente pensaba que aquella marisma era un lugar sagrado. al no ser tierra ni tampoco mar, sino algo que está en medio, lo veían como un puente a la otra vida. No es tierra ni tampoco mar, no es vida ni tampoco muerte. Es una zona liminar, un lugar intermedio, por eso se encuentran cuerpos enterrados en esa zona, los llamados cuerpos del pantano, y a veces también se hallan antiguas estructuras de madera que se conocen como los guardianes del pantano. Marcan el limite entre los vivos y los muertos".
Son muchos los personajes que podemos encontrar a lo largo de la trama, pero destacan principalmente los citados algo más arriba. Ruth Galloway es una arqueóloga de bastante prestigio, especialista en el estudio de huesos. Precisamente la aparición de unos restos humanos de al parecer poca edad en las obras que se están llevando a cabo para la demolición de una antigua casa en Norwich, en cuyos terrenos el propietario, Edward Spens, quiere levantar un edificio de apartamentos de lujo. Da la casualidad de que esa misma casa, propiedad de la familia Spens desde hacía generaciones, fue un orfanato en la década de los setenta del siglo XX. La aparición de restos humanos además de ralentizar las obras de demolición, pone al descubierto una trama arraigada en el pasado, a la que vamos a ir accediendo poco a poco, por las averiguaciones de los protagonistas y porque alternando entre las hojas del libro vamos a encontrar pequeños fragmentos, a modo de diario, a todas luces procedentes del pasado, que van a aportar la nota de intriga a la narración. Como es de suponer no sabemos quién los ha escrito, he intentar descubrir este hecho rará que dudemos de algunos de los protagonistas involucrados en la historia en la que Ruth sin quererlo va a tener un papel de principal protagonista. La arqueóloga, que está embarazada en esta segunda entrega, ha decidido seguir adelante sin contar con el padre de la criatura, felizmente casado, y sin contar con el apoyo de sus padres, que ven como un desprestigio que su hija soltera esté pasando por esa situación. Es curioso encontrar estos ideales a día de hoy, pero tengo claro que las mentalidades antiguas se encuentran en todas partes. Lo que no ha terminado de gustarme en torno a Ruth es que la autora haya insistido mucho en su peso, que en un primer momento sirve a la protagonista para disimular su embarazo, enfundada en ropas holgadas, pero me ha resultado cansino que se insista tanto en ese complejo. En el mundo de la arqueología, como en cualquier profesión, el físico no es tan importante, es más necesario tener un buen cerebro para identificar los restos encontrados y tratar de reconstruir la sociedad que se está estudiando.
Otro de los protagonistas principales sin duda es Harry Nelson, el investigador encargado del caso. Si bien es cierto que en un primer momento no hay asesinato, los restos encontrados en la excavación dan pie a una investigación de la que estará al frente el inspector. En el orfanato que en su momento fue la casa que ahora están demoliendo desaparecieron dos hermanos, un niño y una niña a los que nunca encontraron. Por la edad que parecen tener los huesos podrían corresponderse con la niña desaparecida, y se plantea qué paso con ella, y en caso afirmativo, quién la mató, porque si hay una cosa curiosa es que los restos encontrados carecen de cráneo, y eso es algo que merece una explicación. Las investigaciones llevadas a cabo por el equipo del inspector Harry Nelson, entrevistándose con el sacerdote responsable del orfanato, Patrick Hennessey, hombre muy cercano y afable, y con algunas de las monjas o personal que allí trabajaron, darán sus frutos, así como el estudio de los huesos llevado a cabo por la propia arqueóloga. Nada es lo que parece, y la intriga se mantiene a lo largo de la trama, deparando sorpresas al lector, cosa que se agradece. Harry Nelson se nos presenta como un hombre tradicional, poco dado a modernidades, que prefiere aprovechar bien su tiempo, huyendo de fiestas o compromisos sociales. A pesar de lo que vamos descubriendo sobre él a medida que avanzamos en la lectura, se nos presenta como un hombre al que preocupa mucho el bienestar de su familia.
Serán otros muchos personajes los que encontremos a lo largo de la trama, y por citar alguno, nos quedamos con Max Grey, doctor en arqueología que dirige unas excavaciones en un yacimiento cercano a la zona que investiga Ruth, y que tendrá importancia en la trama; destacará también Cathbad, un druida auténtico amigo de Ruth, que intentará mantener vivos algunos de los ritos celtas de la antigüedad y del que destaca su carácter espiritual, siempre envuelto en su capa morada. Si queréis conocer a más personajes de la historia os recomiendo que os lancéis a leerla, porque seguro que los disfrutaréis mucho más que si hago un listado con ellos.
Estamos ante una novela fácil de leer, que mantiene un punto de intriga a lo largo de toda la trama. Si bien la investigación no se centra en un caso actual, es más bien producto de la aparición de unos restos óseos antiguos, ese hecho hará que se tambaleen las vidas de algunos en el presente en el que se desarrolla la historia. Ruth va a convertirse en protagonista absoluta, peligrando en algún momento su propia vida y la del bebé que espera, como si alguien no quisiera que las cosas salieran a la luz. No todo es lo que parece, las pesquisas llevadas a cabo por unos y otros van a centrar los hechos y nosotros como lectores vamos a ir conociendo la información a medida que se va produciendo, contando además con esos pasajes de diario antiguo que nos van centrando para conocer qué pudo haber pasado, aunque a mí personalmente me llevaron a dudar del personaje equivocado. Con todo esto quiero decir que la trama, aunque parece más o menos sencilla, y en algunos casos puede recordarnos a algo ya leído, mantiene su punto de interés, porque enlaza hechos del pasado con situaciones actuales, y va desenvolviendo los enigmas que se plantean a lo largo de la lectura.
Si hay algo con lo que he disfrutado y que me ha gustado particularmente es la lección de historia que se va desarrollando entre las páginas del libro. El hecho de que aparezcan restos antiguos en una zona que bien podría haber estado ocupada en la antigüedad por antepasados romanos obliga a la intervención de un equipo de arqueólogos, la propia excavación que se desarrolla cerca de la zona en la que debe trabajar Ruth, el hecho de que aparezca un druida que disfruta con los ritos celtas y romanos y que tengan que hablar con el antiguo sacerdote encargado del orfanato, van a resultar toda una lección sobre dioses y rituales que puede que haya abrumado a alguno pero que yo personalmente he disfrutado.
Cuando desde #SoyYincanera nos propusieron la lectura simultánea de un libro protagonizado por una arqueóloga forense me apunté de cabeza, porque las dos cosas me llamaron de forma inmediata, y aunque no estemos ante el libro más redondo del mundo, su lectura ha resultado de lo más entretenida y personalmente he disfrutado mucho con la historia. Ya he dicho más arriba que no me hubiera importado haber leído el título anterior, pero espero que si se publican en España nuevas historias de esta saga, pueda acercarme a ellas.
En resumen, lectura amena y entretenida, fácil de seguir, que se lee casi de tirón, porque abundan los diálogos y la investigación hace que fluya la trama. ¿La recomendaría? Está claro que sí, sobre todo si la tomamos como momento de relax tras salir de una lectura mucho más sesuda. de vez en cuando se agradecen lecturas fáciles y frescas para retomar de nuevo el hábito lector, y está claro que este título se puede incluir en este tipo de lecturas. Personalmente he quedado con ganas de seguir con esta saga, y de leer el título anterior si cae en mis manos. ¿Qué decís vosotros, os animáis a seguir con la saga?
Enlace: https://elmisteriodelasletra..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
GemaMG
 16 febrero 2021
“Tambien los sitios huelen.
[…]
Quizá no fuese un olor como tal, pero si algo en el aire: una pesadez, un clima de secreto, de cosas que se habían dejado supurar, pudrir.”
Cuando comencé a leer esta novela supuse que, al ser una segunda entrega, habría partes en las que me sentiría perdida… nada más lejos de la realidad. Si algo tiene esta novela es la fantástica contextualización de la relación que, viniendo del pasado, une a los protagonistas. La autora es capaz, aun con pequeñas pinceladas de esclarecer esos vínculos sin ninguna necesidad de explicitar nada del caso anterior, lo cual, por otra parte, ha avivado mis ganas de conocer a Ruth Galloway en sus inicios.
La verdad es que ha resultado ser una lectura muy estimulante y no solo por lo que tiene de novela negra que ya sabéis que me apasiona, sino por todo lo que he aprendido sobre las excavaciones arqueológicas, sobre las mitologías nórdica y celta, y sobre las creencias y ritos de las civilización romana.
“Ruth sabe que tanto la mitología nórdica como la celta le otorgan gran importancia al roble, hasta el punto de que la palabra “druida” procede de derw, “roble” en celta.”
“- En los primeros tiempos de la civilización romana era corriente enterrar a un miembro muerto de la familia dentro de la casa- contesta Max-. En esas tumbas encontramos a menudo las letras DM, Dii Manes: los espíritus de los muertos, o los Buenos.”
Y por encima de todas ellas, la “elevación” y la confrontación de las creencias católicas de nuestro presente y nuestro pasado, no podía ser de otro modo, ya que en la propia sinopsis leeréis que el cuerpo en cuestión, aparece bajo una casa que, en los años 70, era un orfanato dirigido por el padre Hennessey. Y claro, esto le da a la autora la oportunidad de profundizar en las opiniones a favor y en contra del cristianismo, llevándole incluso a “meter el dedo en la llaga” de lo que durante muchos años ocurrió en aquellos “malditos” orfanatos católicos.
“- Venga, jefe, que con las monjas y los curas ya se sabe. Una vez leí un libro cuya historia transcurría en Irlanda, y les hacían de todo a los pobres críos.
[…]
Para ser católico no hace falta ser religioso.”
Hasta aquí el contexto, que como se puede comprobar es más que variado.
En cuanto al paisaje, he disfrutado con las descripciones físicas de las excavaciones y de las marismas, y de esa casa en soledad que tanto me ha atraído y me ha parecido magistral la forma que tiene la autora de describir ciertos fenómenos meteorológicos.
“Dejando al mundo sólido a sus espaldas, han penetrado en un estado único y se desplazan en silencio entre nubes blancas en perpetuo movimiento. No hay puntos de referencia, sonidos, tierra, cielo ni nada que los ancle al entorno. Solo existe el lento avance por un blanco sin fin, el ruido que hacen ellos mismos respirando y el susurro del agua contra el casco.”
Y ha llegado el momento de hablar de los personajes.
Ruth es una mujer profesional e independiente que se encuentra en un momento extraño de su vida, enfrentándose a solas con un embarazo que no todos aceptaran de la misma manera. Y enfrentándose a un caso en el que sus propias molestias y la aparición de un bebe bajo las paredes de la casa la hacen sentir más que vulnerable.
Nelson es un inspector vocacional y entregado. Un gran profesional pero también un hombre de familia que, aunque no quiera se deja arrastrar por su mujer y sus hijas a lugares en los que no siempre le gustaría estar. Y a pesar de parecer un hombre de su tiempo, no deja de sorprendernos con ciertas “salidas” que se alejan de “lo culto” o de lo que entendemos como “igualdad”.
“- Estuvieron aquí 400 años, que son más de 15 generaciones. Y cuando se fueron, se nos olvido todo lo que nos habían enseñado: construir con piedra, hacer obras de ingeniería, cristal, cerámica... Nos hundimos en la Edad Oscura.
A Nelson no deja de enorgullecerle un poco. "Aunque se quedarán 400 años - piensa-, para nosotros seguían siendo extranjeros, ocupantes, por muchos aires que se dieran con sus cristalitos. “
“De él no se esperaba que fuese buena persona, como de sus hermanas, sino duro, deportista, poco diestro con las emociones y apasionado por el fútbol.”
Shona es esa amiga que por mucho que la vida se empeñe en alejarnos de ella, por mas que, a veces, parte de la confianza se pierda siempre sigue ahí.
Cathbad es un personaje que me ha encantado, porque refleja todas las tradiciones de las que la autora nos quiere hacer saber en esta novela, porque concentra en su vestimenta y sobretodo en sus actos todas las creencias “paganas”, y porque nos deja reflexiones mágnificas.
“No hay que dar tregua a los malvados”. Cathbad diría que los sitios guardan el recuerdo de lo malo que ha pasado en ellos.”
El criminal; al que conocemos por las anotaciones que nos va dejando la autora en cursiva a lo largo de la novela y que a medida que avanza la novela se acercan más y más al abismo mental del personajes.
“Me equivoqué de época al nacer. Mi tiempo es el de la disciplina y la autonomía personal, el del sacrificio y la pureza de las libaciones de sangre. El de los antiguos dioses.”
Por supuesto hay muchos más personajes, algunos insoportables, otros incomprensibles y la mayoría de ellos sospechosos. Porque la autora no nos deja ver el final hasta casi el mismo final y eso en una novela negra es fundamental, no ser capaces de anticipar que ocurrirá.
La novela se lee muy rápido debido a los capítulos cortos y a una prosa que carece de artificios y va donde quiere ir.
Una novela con la que he disfrutado de una protagonista distinta y sobretodo con la que he aprendido mucho más de lo que pensaba que haría al comenzarla.
"¿La intención de matar a alguien no equivale a un asesinato?."
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
Domiar
 16 febrero 2021
Hola a todo el mundo.
¿Qué tal vais?
Hoy me paso por aquí para traeros una novela negra con un poco de cultura clásica. Se trata de El umbral de la mentira, de Elly Griffiths. Está encuadernado en tapa blanda por Maeva Noir y tiene 328 páginas llenas de dioses crueles y sacrificios paganos.
La historia...
Nos encontramos en Norwich, un lugar de gran belleza, donde se lleva una vida tranquila. Durante las obras de demolición de una vieja casa se descubre un esqueleto enterrado bajo la puerta, todo parece indicar que se trata de algún viejo enterramiento, ya que se rumorea que la casa estaba construida sobre un antiguo cementerio. Lo único raro es que este esqueleto está decapitado y la cabeza no aparece por ningún sitio.

Para esclarecer este punto se pide la colaboración de la doctora Ruth Galloway, experta en arqueología forense que tratará de esclarecer la procedencia de los huesos. Ruth no está en su mejor momento, asustada aunque ilusionada por su primer embarazo y las molestias propias que no favorecen exactamente lo de estar metida en zanjas desenterrando huesos. Cuando empieza a investigar surgen dudas, ¿se trata de un enterramiento antiguo, un sacrificio ritual o es un asesinato? Para tratar de averiguarlo, lo primero será datar los huesos.
Por si esto fuera poco, la casa, en la década de los 70 fue un orfanato dirigido por una orden católica, y el sacerdote que la dirigía aporta datos sobre la desaparición de unos niños, lo que hace que entre en acción el inspector Harry Nelson. Hombre parco en palabras y de modales algo toscos, pero que hace lo que se tiene que hacer.
Los personajes...
Ruth es nuestra protagonista, una mujer solitaria e independiente, profesora universitaria y experta en arqueología forense. Todos sus planes se van al traste cuando sabe que está embarazada y trata de ocultarlo el mayor tiempo posible, dado que el padre está felizmente casado y tiene dos hijas. Su mejor amiga, Shona, tiene una relación complicada con su jefe, también casado, lo que hace que las relaciones laborales no pasen tampoco por su mejor momento. El embarazo a estas alturas de su vida, cuando ya no lo esperaba, la llena de miedo e ilusión a partes iguales.
Max Grey, doctor de la Universidad de Sussex. Dirige unas excavaciones en un yacimiento próximo al lugar de la investigación de Ruth. Experto en dioses antiguos y sacrificios, ayuda a Ruth con algunos datos sobre los avances de la investigación. Se sienten muy cómodos juntos y mira a Ruth de forma especial.
Harry Nelson. Es el inspector a cargo de la investigación de posible asesinato. Poco amigo de relaciones superfluas, relaciones sociales, y modernidades que le hagan perder el tiempo. Aunque es algo tosco y rudo en sus formas su equipo le tiene en gran estima y opina que es un hombre justo. Él y Ruth se conocen de una investigación previa por la desaparición de una niña el año anterior.
Cathbad, un auténtico druida amigo de Ruth, siempre envuelto en su capa morada. Experto en ritos celtas, siempre está en un plano más espiritual. Es muy perspicaz y no hay nada que se escape a su vista de druida. Muy observador, pocas cosas pueden ocultársele.
Patrick Hennessey, antiguo director del Hogar Infantil del Sagrado Corazón. El típico cura campechano, muy fuerte a pesar de su edad, con unos francos ojos azules que parecen ver el interior de las personas. Todos hablan muy bien de él y le están muy agradecidos por enderezar sus vidas.
Además tenemos a muchos más personajes, como la hermana Immaculata, que ayudaba al padre Hennessey en el hogar infantil. Michelle, la agradable esposa del inspector Nelson. Edward Spens, un rico constructor, benefactor de la zona, de buena familia y de los cuentan en las altas esferas y al padre de este último, Roderick Spens, una auténtica enciclopedia parlante. Y también tenemos a las policías bajo el mando de Harry, Judy y Tania, que tienen una ligera rivalidad, ya que ambas van a por el posible ascenso a sargento.
Mi opinión...
Nos encontramos ante una trama ligera, llena de datos curiosos y de fácil lectura. Los capítulos son cortos y mantienen la intriga durante toda la novela. Los personajes están bien definidos, aunque parecen algo agrestes, al igual que la zona que describe la autora, tan bien, que os darán ganas de ir allí a pasar unos días. Durante la narración van apareciendo páginas de un diario escrito por el asesino, donde nos van dando pistas de por donde pueden ir los tiros.
Muchos de los personajes ya se conocen de antes, ya que este es el segundo libro de una serie. Pero no os preocupéis, la autora va dando pistas que nos ayudan a llenar los huecos de la historia, con lo cual puede leerse de forma independiente sin perder nada de la trama. Las relaciones personales entre los protagonistas son un punto a favor de la novela. No son fáciles, fluidas e idílicas, sino más bien algo tortuosas, como las relación de Ruth con sus padres o su amiga Shona. El hecho de tener un druida entre sus personajes le da un toque muy pintoresco, es la primera vez que me encuentro con uno desde las historietas de galos de Goscinny y Uderzo.
También hay aspectos muy interesantes, como la crítica social a las madres mayores, viejos prejuicios judeocristianos, sobre todo de los padres de Ruth sobre la crianza de hijos por parte de madres solteras. Y el machaque que sufre la protagonista con respecto a su peso, complejo que parece tener muy clavado dentro de sí misma y que no es fácil de superar.
En definitiva, es un libro entretenido, fácil de leer, que va a la perfección para leer en ratos sueltos por la agilidad y la velocidad de lectura que puede coger, perfecto para evadirse con otras olas más bonitas, que las olas que tenemos actualmente.
EL UMBRAL DE LA MENTIRA, SIETE.
PD: Hay veces que da mas miedo la luz del día que la más tenebrosa oscuridad.
Enlace: http://readinginmyroom.blogs..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
librosxdoquier
 03 marzo 2021
Hoy os traigo una lectura que he podido hacer gracias a Soy Yincanera y que participará dentro de la Yincana Criminal 2021. Se trata del libro «El umbral de la mentira» de Elly Griffiths y editado en España por Maeva.
Es cierto que «El umbral de la mentira» es la segunda entrega de una saga compuesta de diez libros que se inició con “Los ecos del pantano”, yo no he tenido oportunidad de leer esta primera entrega, pero no he echado en falta muchos detalles, es cierto, que los dos protagonistas principales vienen del libro anterior pero la autora ha contextualizado muy bien esta relación para que el lector no se pierda. Las novelas son autoconclusivas así que no veo necesidad de leerlas en ningún orden concreto pero si te gusta empezar las sagas por el principio que sepas que esta es la segunda entrega.
En «El umbral de la mentira» nos encontramos con unos restos romanos encontrados debajo de la pared de una casa. Ruth Galloway es la arqueóloga forense encargada del caso. Y aparece en escena el inspector jefe de la policía de Norfolk para hacerse cargo de la investigación. La casa fue un orfanato en la década de 1970, y parece ser que en esa época desaparecieron dos hermanos. ¿Tendrán relación estas desapariciones con los restos encontrados en la excavación?
Esta historia tiene todos los componentes de una buena novela negra, una novela de género sin ningún tipo de duda. Su originalidad recae en que no solo hay policías investigando. Además todos los restos que se encuentran son en excavaciones por lo que la arqueología es el hilo conductor necesario para resolver los casos.
La historia transcurre en Norfolk, una pequeña población inglesa rodeado de marismas que le confiere una ambientación ideal para este tipo de historias. La autora ha sabido recrear de forma precisa, pero sin artificios innecesarios cada uno de los rincones donde transcurre la trama para que nos podamos sentir mucho más cercanos a ese paisaje.
Respecto a los personajes diré que están dentro de los clichés típicos sobre todo en el caso de Nelson, el inspector jefe, típico policía casado y con familia, de carácter normal y soso, que le cuesta mostrar sus sentimientos y parece poco social. A lo largo de la novela ha conseguido despertar en mí algo de simpatía, pero me ha costado. Por otra parte, Ruth es una chica insegura en ciertos aspectos, pero al mismo tiempo independiente e inteligente y que ama su trabajo. La relación existente entre ellos imagino que irá cambiando en cada nueva entrega y pasarán por buenos y malos momentos, habrá que esperar.
En cuanto al desarrollo de la trama me ha gustado que se entremezcle el tema de la arqueología con rituales y ritos paganos que le confieren un halo de misterio. La parte arqueológica está bien documentada y me ha resultado interesante quizá la parte de investigación me ha cojeado un poco, no hay muchos giros en la historia, sí que algo te puede sorprender, pero se veía todo venir, me hubiera gustado un poco más de profundidad, una trama algo más compleja. Lo mismo me ha pasado con el final que no me ha terminado de convencer, esperaba algo más potente.
En definitiva, «El umbral de la mentira» es una novela fácil de leer, entretenida, con la que pasas un buen rato si te gusta el género, aunque no esperes encontrar una trama adictiva ni potente. Pero la parte de la arqueología como ya he dicho me ha gustado y los personajes estoy segura que podrán mostrar mucho más de sí e ir creciendo en libros posteriores.
Enlace: https://www.librospordoquier..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Ibeasclara
 08 noviembre 2021
* El umbral de la mentira * de @edicionesmaeva
Buenos días lectores 💕🤞🏻 os traigo un thriller!!! He necesitado parón del género para no acabar saturada, pero no he podido aguantar más y ha caído este que veis, que creo que ya tiene algún tiempo y es del sello Maeva editorial.
El libro nos adentra en Norwich, y nos cuenta como durante unas obras en una casa alejada de todo que antes fue un orfanato regido por sacerdotes, aparece el cadáver de un niño descompuesto e incompleto que traerá dudas sobre si el cuerpo del niño es reciente, o de mediados de los 70 cuando dicho orfanato aun estaba en pie.
Sale a la luz además, una extraña desaparición que marcó la década, la de dos hermanos que parecieron esfumarse de la nada y que jamás fueron encontrados.
Entre pasado y presente se va hilando este escabroso hallazgo, entrevistas, testigos y motivos que todos parecen tener para guardar un secreto que parece que ya no quiere seguir guardado.
Un escenario lleno de angustia y tensión que cubre al lector con la neblina de misterio que tienen estos libros y que no te da respiro.
En lo personal me ha gustado, siempre me han llamado la atención este tipo de escenografías, los lugares abandonados tales como orfanatos, internados...o esos lugares por donde parece no pasar el tiempo. de hecho me he enganchado hace poco a una YouTuber que se llama Kibara y hace justo eso, investigar esos lugares y mostrarlos con las respectivas historias que guardan. Como decía del libro, me ha sorprendido y he acabado con muy buen sabor de boca.
¡Ojalá podáis leerlo!
Enlace: https://www.instagram.com/p/..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         60
Citas y frases (10) Ver más Añadir cita
LolimisterioletrasLolimisterioletras11 marzo 2021
Si matas, la reparación tiene que ser con sangre: una vida por otra. La sangre se puede borrar, pero solo con más sangre. Los dioses exigen sacrificios, pero, a diferencia de los modernos, no reclaman más de lo que se les debe. Si sacrificas como es debido, se hace borrón y cuenta nueva del pasado.
Comentar  Me gusta         00
GemaMGGemaMG16 febrero 2021
Los gallos son un sacrificio bastante tradicional. Cómo cantan al alba se les atribuye la capacidad de frenar la oscuridad.
Comentar  Me gusta         10
YoleoNovelaYoleoNovela31 enero 2021
Yo lo he pescado con azuelo invisible y con hilo que nadie ve, y que es lo bastante largo para permitirle errar por los confines del mundo y para hacerle regresar con un pequeño tirón.
Comentar  Me gusta         00
librosxdoquierlibrosxdoquier03 marzo 2021
Se miran y, de repente, el momento se carga de tristeza, comprensión y, sin que lo esperen, algo más, que hace que ella se ruborice y esconda la cara
Comentar  Me gusta         00
YoleoNovelaYoleoNovela31 enero 2021
Los celtas, y a veces los romanos, enterraban cadáveres debajo de los muros y de las puertas como ofrendas a los dioses Jano y Término.
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: romaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES





Test Ver más

¿Jane Austen o Brontë Sisters?

¿Quién escribió «Agnes Grey»?

Jane Austen
Anne Brontë
Charlotte Brontë
Emily Brontë

15 preguntas
79 lectores participarón
Thèmes : jane austen , literatura inglesa , históricaCrear un test sobre este libro
.. ..