InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTest
ISBN : 8491293620
624 páginas
Editorial: Suma de Letras (16/05/2019)

Calificación promedio : 4.35/5 (sobre 34 calificaciones)
Resumen:
La novela definitiva de David B. Gil mezcla viajes e investigación criminal con aventuras de batallas y espadas en el Japón feudal.

Un hombre de fe obligado a desentrañar los más terribles crímenes, un joven samurái erigido en su protector, un viaje a través de un país castigado por siglos de guerra.

Toledo, 1579. El padre Martín Ayala recibe la inesperada encomienda de regresar a Japón -el país donde se formó como sacerdote y misionero... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESAgapeaCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (17) Ver más Añadir una crítica
rafaperez
 17 May 2022
Para celebrar el reciente lanzamiento del nuevo libro de David B. Gil al que estoy deseando hincarle el diente, aquí rescato una reseña de su anterior libro.

Es inevitable.
Chocolate, viajar, una librería, el buen sexo...todo es tentación.
Comparar también.
Y aquí ando, mordiéndole el culo a Eva, en mi paraíso de letras, pues el Edén se reserva el derecho de admisión.
No hay lugar para mi en el cielo.

Así que por capricho, el primer estímulo es averiguar quien de entre Seizo, EKei y Kenjiro, tiene la katana más larga.

Es un error. Son novelas distintas. La primogénita, de belleza inigualable, sutil, tan delicada como terrible.
Y un cerezo que me dará sombra por siempre jamás.

Ocho millones de dioses coincide en escenario, Japón feudal, y en búsqueda, pero difiere en lo que se encuentra. Amistad.

Poco le cuesta a David B. Gil, romper mi afán de comparar. Me destituye como piloto, toma el timón y gobierna el barco de mis emociones rumbo a un destino que solo él conoce.

Es la serpiente que me abraza con los anillos de su historia, mientras inyecta el veneno de su prosa en mi yugular.

Ayala y kenjiro son diferentes hasta en sus hábitos de limpieza. Sacerdote y guerrero en busca de un asesino. Uno investiga, el otro protege, y de sus diferencias nace un vínculo más fuerte que la lealtad.

Sazonado con personajes llenos de matices, cada cual con su particular moral, todos honestos con ellos mismos, aunque no siempre con los demás. Todos tienen su momento de duda, pese a que algunos deban ocultarla para sobrevivir.

Una historia donde el mayor enemigo es la ambición, el poder, la conspiración. La maldad en beneficio propio. Ante tamaño gigante, todos somos diminutos.
La codicia es el mayor asesino en serie de nuestra existencia.

El autor Gaditano es Satanás y nuevamente me arrastra por los 7 pecados capitales del lector.

La soberbia, al creerme el más listo de la clase en mis teorías que nunca acerté.

La ira, ante la injusticia, dolor y culpa.

La envidia que me produce su escritura, esa que no soy capaz de alcanzar.

La pereza de no levantarme del sofá ni para mear.

La gula de devorar páginas como si no hubiera un mañana.

La lujuria, el deseo que acababa en orgasmo. El placer continuo de una lectura cuando te sustrae del mundo y su ruido.

Y la avaricia, mi ejemplar es mío y de nadie más.

El problema de hacerlo tan bien, es que requiere su tiempo, y mientras espero a una nueva novela de este magnífico escritor o me consuelo con Pedro Santamaría o me fustigo con José Luis Corral...

Verás tú como luego se me junta con Posteguillo... aunque bien pensado...
¡¡Menuda orgía!!

Nunca creí que tantos dioses cupieran en un solo altar.
A sus pies, don David.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         3418
MariaT
 18 June 2019
Siempre es un placer reencontrarte con un autor que te ha sorprendido y comprobar que su nueva novela logra cautivarte igual o incluso más que sus predecesoras. Hoy me gustaría recomendarles Ocho millones de dioses, de David B. Gil. Un libro con el que volveremos a recorrer el Japón feudal que Gil demuestra conocer tan bien para acompañar, en esta oportunidad, a un misionero jesuita a tratar de descubrir quién se esconde tras las crueles muertes de los padres evangelizadores que desempañaban su labor en ese lejano y misterioso rincón del mundo.

“¿Tan importante era para ellos proclamar la verdad de su dios? Las Islas Divinas ya tenían a sus propios dioses, antiguos y orgullosos; no necesitaban al dios de los extranjeros”.

Nuestro principal protagonista es Martín Ayala, un padre jesuita al que en 1579 se le encomienda volver a Japón, el país donde se formó como misionero, con una importante misión: debe averiguar en calidad de enviado de Roma quién se esconde tras las muertes de los padres cristianos en esas remotas costas. Alguien se está encargando de asesinarlos con una crueldad tan excesiva que muchas iglesias han tenido que cerrar para trasladarse a otros territorios más seguros.

La elección del padre Ayala no es casual. Fue uno de los integrantes de la primera misión evangelizadora a Japón (a cargo del padre Francisco Javier, y realizada en 1549) cuando solo contaba con dieciocho años. Después de pasar más de dos décadas allí, era el sacerdote que mejor conocía tanto las costumbres como el idioma del país al que ahora se le pedía retornar. Un lugar que no abandonó por voluntad propia hacía diez años, sino del que se tuvo que despedir tras ser expulsado de la misión.

“Solo él parecía percatarse de que era imposible que un simple traductor pudiera enmendar mal alguno”.

Pero nuestro misionero no estará solo. Para recorrer esos peligrosos territorios y llevar a cabo su complicada investigación se le asignará un guardaespaldas. El elegido para el puesto será Kudô Kenjirô, un joven guerrero hijo de un samurái rural que, al aceptar tan ingrata labor por designio de su señor, se juega tanto el honor como la vida, y no solo la propia sino la de toda su familia. Decidido a no fracasar, el guerrero parte junto al padre cristiano en una búsqueda que, en cada etapa, más que respuestas genera un número mayor de preguntas.

En un país dividido por los clanes y los señores de la guerra que buscan poder y la unificación pero que aún no la han conseguido, los cristianos así como los barcos y el comercio que acompaña de manera casi indivisible a su misión evangelizadora pueden tener muchos enemigos: desde los monjes guerreros que ven como su poder e influencia se va menguando en las poblaciones donde se establecen los extranjeros a los que consideran bárbaros, hasta los piratas y los comerciantes que contrabandean no solo con los bienes de las naves portuguesas sino también con vidas humanas.

“Sabía bien que no hay peor fuego que el alimentado por una causa sagrada, capaz de consumir la carne ajena y el alma propia”.

Aunque Ayala vuelve a Japón para descubrir a los responsables tras los crímenes contra los sacerdotes cristianos, también lo hace, aunque él mismo no sea consciente de ello en un primer momento, para obtener respuestas sobre el episodio de su pasado que fue el motivo de su expulsión de la misión años atrás. Uno que implica a una joven a la que desea encontrar. Pero de nuevo, a cada paso, más y más actores hacen su aparición para hacer de la historia algo mucho más que una aventura adictiva. Es una búsqueda constante de la verdad en un mundo repleto de secretos e intrigas.

Ambientada unos años antes que El guerrero en la sombra del cerezo (otra novela del autor que deberían leer y de la que puede que encuentren algunas sorpresas en la presente historia) el libro cuenta con un elenco de personajes secundarios excelentes entre los que me gustaría destacar a Igarashi Bokuden, un espía al que le encomiendan seguir muy de cerca al padre Ayala y su investigación, que al igual que la dama Reiko, una misteriosa contrabandista que mantiene trato con los extranjeros, servirán también como narradores para que podamos descubrir aun más sobre la red de intrigas que pone de manifiesto lo compleja de la situación política de un país sin un gobierno central y a punto de entrar en otra gran guerra.

“Hierba y carroña, eso eran todos ellos. Lo demás —el honor, la gloria, la espera impasible— no era sino la mentira que los hombres se contaban unos a otros”.

La edición, que es una maravilla, no solo cuenta con un completísimo glosario al finalizar el libro, sino que también incluye al inicio un índice de personajes y lealtades para guiarnos en ese complejo mundo gobernados por samuráis, así como un interesantísimo apartado dedicado a explicarnos el contexto histórico en el que se desarrollará. Encontraremos, además, un mapa que nos muestra la división territorial por clanes del Japón en los tiempos de Oda Nobunaga, el primer unificador.

Intrigas, conspiraciones, samuráis, espías, contrabandistas, monjes guerreros… Ocho millones de dioses, de David B. Gil, es una novela apasionante y con una ambientación tan compleja y completa como lo son sus personajes. Una historia a la que no le faltan batallas o acción, pero tampoco disecciones teológicas o morales profundas entre personajes que, aunque criados en mundos completamente diferentes, terminan teniendo en común mucho más de lo que creían en un principio, sin que al final del día sea relevante a qué dios profesen su fe. No puedo hacer otra cosa que recomendarles que le den una oportunidad y se dejen atrapar por una historia y unos protagonistas de los que no querrán despedirse.
Enlace: https://inthenevernever.blog..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
MisLecturas
 03 December 2021
Admito ser una total desconocedora de la cultura nipona, más aún de su historia, pero eso no fue ningún inconveniente porque, de la mano de David, pude pasearme por el Japón feudal con "El guerrero a la sombra del cerezo", un libro que resultó ser una de mis mejores lecturas del 2018 y no me canso de recomendar. Cuando supe que el autor se adentraba de nuevo en este mismo período histórico ni me lo pensé, por eso hoy os traigo mis impresiones sobre "Ocho millones de dioses", una novela de ficción histórica llena de matices que tiene como tema focalizador sobre el que pivota toda la trama el de la convivencia entre dos civilizaciones muy dispares: los misioneros jesuitas que a mediados del siglo XVI llegaron allí dispuestos a divulgar la religión católica; y la cultura nipona, ancestral y milenaria, que solo les permitió permanecer como meros invitados, no como conquistadores.
A principios de 1579, un enviado de Roma contacta en Toledo con el padre jesuita Martín Ayala para encomendarle una importante misión: viajar hasta Japón como emisario de Roma para investigar discretamente una serie de crímenes cometidos contra sus hermanos de fe, asesinados de forma impía a lo largo de la costa japonesa. Este viaje lo llevará de nuevo a una tierra en la que pasó casi veinte años de misionero. Un tiempo gracias al cual aprendió tanto el idioma como las costumbres, plasmándolo todo en el primer diccionario de gramática y lengua japonesa. Pero Martín Ayala no estará solo en esta encomienda, lo acompañará Kudo Kenjiro, un joven samurái rural impuesto por el clan Akechi para controlar sus pasos y protegerlo. Ayala y Kenjiro, una singular pareja unida por el hilo del karma…
"Ocho millones de dioses" destaca por una cuidada ambientación que contribuye a que el lector se traslade, sin aparente esfuerzo y gracias a unas descripciones sutiles y muy visuales que recrean el entorno con total realismo, a cada uno de los escenarios donde discurren los hechos, en un país tan peculiar como el Japón de aquella época. Moviéndose entre ambientes tan distintos como las aldeas agrarias dedicadas al duro cultivo del arroz, los templos religiosos, el campo de batalla, y las ciudades portuarias. Tragaremos el polvo de tumultuosos y peligrosos caminos, o acabaremos sepultados en las profundidades boscosas de algunas regiones del país. Asistiremos a duelos de samuráis, cruentas batallas, disputas territoriales, guerras y alianzas entre clanes daimios, asesinatos, ventas de esclavos y tendremos contacto con grupos de contrabandistas, todo ello descrito con un estilo narrativo propio y muy cuidado, cierto predominio de lo descriptivo sobre los diálogos y una cadencia envolvente que se agiliza conforme avanzamos en el argumento.
Con una prosa esmerada y embriagadora, en la que irá insertando términos japoneses, una trama lineal cronológicamente y de gran rigor histórico que consigue desgranar sin utilizar un exceso de datos que pudieran ralentizar la lectura y aburrir al lector, y de la mano de un narrador omnisciente, que asume la voz del relato e impulsa la historia, el autor ha logrado tejer un coherente tapiz de vidas donde se hace patente el choque entre dos culturas diametralmente opuestas. Convierte al lector en testigo de los conflictos de la cristianización con los cultos ancestrales japoneses, en un momento convulso en el que el país se halla sumido en una urdimbre de conspiraciones, mentiras y traiciones, de guerras y ambiciones desmedidas. Hago aquí un inciso para comentaros un ritual japonés mencionado en la historia que me ha dejado totalmente espantada, consistente en la automomificación puesta en práctica por los monjes de algunas sectas.
En lo que respecta a los personajes, el autor se sirve de ellos para focalizar la acción y mostrarnos la cotidianidad del Japón feudal del último cuarto del siglo XVI así como el choque cultural y religioso que se va a dar entre sus dos protagonistas principales, Ayala y Kenjido. David B. Gil ha sido capaz de crear un variopinto elenco de carismáticos personajes entre los que se fusionan, sin fisura alguna, los reales de aquella época con los de ficción, casi todos indispensables en el desarrollo de la trama, atractivos y reales, de carne y hueso, lo suficientemente cercanos para que el lector empatice con ellos. Los principales están perfectamente descritos y matizados, con sus luces, sombras y debilidades, alguno más intenso e impulsivo que otros. Construye un complejo mosaico con representación de los distintos componentes de la estructura social del momento, quedando patente la desigualdad de privilegios en este sistema feudal. Otra cosa a destacar es que las mujeres tienen una presencia especial en esta historia y además desempeñan papeles inusuales para esa época.
Sintetizando: "Ocho millones de dioses" es una ambiciosa novela de ficción histórica, maridada con dosis de aventura y sutiles pinceladas de misterio. Un viaje en el tiempo de la mano de unos personajes carismáticos que sumerge al lector en las procelosas aguas del Japón feudal de último cuarto del siglo XVI, convirtiéndolo en testigo mudo de las conspiraciones y ambiciones de ciertos personajes por el poder. Una historia que pone de relieve temas como la amistad, la lealtad, el honor, el respeto y la convivencia. Una novela que engancha desde su primera frase y que recomiendo encarecidamente, con la que de nuevo, como ya hiciera con su anterior publicación, consigue generar interés por una cultura tan distinta, incluso para lectores como yo a los que en principio nunca les ha llamado la atención.

Enlace: https://www.mislecturas.es/2..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
MerMM
 21 July 2022
Este libro es una maravilla, me lo he pasado genial siguiendo las aventuras del padre Ayala por las tieras niponas, y los personajes secundarios están todos muy cuidados, es un libro de esos que aunque tenga mas de setecientas páginas en cuanto lo terminas te da la sensación de que ha sabido a poco.
Ahora queda leerse Forjada en la tormenta, y esperar mas libros de este hombre, mientras tanto pongo en la lista "hijos de un dios binario" a ver que tal se le dá la ciencia ficción a este hombre.

PARA QUIEN: Para casi todo el mundo creo yo, los que gusten de libros de aventuras, novelas épicas, tramas sobre poder y traiciones, amantes del japón feudal, las historias con personajes nobles y donde el honor es casi un personaje mas de la história.

LO PEOR: Como siempre, poner mujeres en este tipo de historias siempre es complicado.
LO MEJOR: Kudo Kenjiro.
Comentar  Me gusta         101
raquemon
 26 September 2019
Ocho millones de dioses es una novela de la que me ha gustado mucho cómo el autor ha deslavazado la trama para ir contándola poco a poco manteniendo el suspense hasta el final.

¿Ocho millones de tramas?
Cuando empiezas a leer Ocho millones de dioses te encuentras con muchos personajes y diferentes tramas. Tramas que finalmente se van uniendo y forman un puzle perfecto en el que nada ni nadie acaba siendo lo que parece.

Intrigas, pasados oscuros y futuros inciertos se conjugan en esta novela dando una visión perfecta de cómo era el Japón de 1579. Por un lado nos encontramos a Martín Ayala que es enviado allí a investigar los asesinatos de religiosos. Su acompañante será Kenjirô, quien deberá asegurar el bienestar de este y que vuelva sano y salvo de su investigación.

Por otro lado está Reiko, una mujer dura, hecha a sí misma, la parte feminista de esta historia y cuya misión no será desvelada del todo hasta el final de la historia.

Por último, Igarashi, que es enviado para seguir de cerca al padre Ayala y a Kenjirô y que es quien mayor tensión ofrecerá a la trama.

Ocho millones de dioses igual a personajes que casi pueden tocarse
A parte de una trama complicada y bien llevada a término Ocho millones de dioses tiene unos personajes increíblemente bien construidos. Todos ellos tienen su propio carácter y actúa en consecuencia con este, pero lo mejor de todo son las curvas de transformación de cada uno de ellos.

El que más me ha gustado es el de Ayala y Kenjirô que según van viajando van forjando una gran amistad que hace que uno y otro se planteen las férreas creencias que han tenido siempre. Ninguno es el mismo al final de la narración, tanto por la crudeza de su aventura como por la crudeza de sus diálogos.

El resto está tan bien trabajado que casi puede pensarse en ellos como en personas de carne y hueso.

Un maravilloso trabajo de documentación
Otro de los puntos fuertes de esta novela son las descripciones tanto del entorno como de las costumbres que hacen que te sumerjas totalmente en el viaje que el autor nos ofrece. Es una de las cosas que más me han gustado, aunque en ocasiones hacía que el ritmo se rompiese o fuera más lento de lo deseado. Aún así, el trabajo de documentación de esta novela me parece fascinante.

Puntos débiles de Ocho millones de dioses
En general me ha parecido una buena novela, sin embargo tengo algunos peros que ponerle. El primero es formal y es que, aunque entiendo que la novela hubiera tenido bastantes más páginas de las que tiene con un tipo de letra más grande, yo he sufrido para leerlo. Son de estos libros que procuro no dejar a mi madre porque, con el tamaño de letra que han usado, leerlo en ocasiones era una verdadera tortura.

En cuanto al ritmo, es muy lento, lo cual no es malo porque está muy bien escrito y me ha gustado mucho el estilo del autor, pero si sumamos esto al tamaño de la letra… He echado de menos tensión que al menos me hiciese olvidar que me estaba dejando la vista.

Y por último, demasiadas descripciones, muy buenas por otro lado, pero que añadido al tamaño de la letra y al ritmo calmado, ha hecho que leer Ocho millones de dioses no haya sido del todo agradable.

En todo caso, me parece una novela muy buena, de mucha complejidad y bien llevada y que enamorará a todos los amantes de Japón.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Citas y frases (20) Ver más Añadir cita
rafaperezrafaperez21 October 2022
No hay peor fuego que el alimentado por una causa sagrada, capaz de consumir la carne ajena y el alma propia.
Comentar  Me gusta         320
Mamen212Mamen21223 July 2022
Dicen que la verdadera amistad es una flor al viento: llega de forma inesperada y de igual forma debe dejarse marchar.
Comentar  Me gusta         270
rafaperezrafaperez31 May 2022
La individualidad es una ilusión del ego que solo persiste durante nuestro tránsito por este mundo.
Comentar  Me gusta         260
rafaperezrafaperez11 November 2022
En la guerra nuestros mejores aliados no tienen por qué ser nuestros mejores amigos.
Comentar  Me gusta         280
rafaperezrafaperez20 September 2022
No hay palabra más perversa que la insinuada.
Comentar  Me gusta         380
Video de David B. Gil (1) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de David B. Gil
Tras el éxito del best seller "El guerrero a la sombra del cerezo", David B. Gil, el maestro del noir japonés, presenta "Forjada en la tormenta", un relato de crimen y misterio, enmarcado en un Japón rural de sugerentes paisajes y oscuros secretos.
Asaemon Hikura, maestro rastreador del clan Sugawara, es reclamado para investigar la desaparición de cinco mujeres en una aldea alejada de la capital. Los lugareños culpan de la desgracia a una criatura sobrenatural que, dicen, habita la montaña, pero Asaemon sabe bien que no existe demonio más cruel que aquel que vive entre nosotros. Acompañado de Yumiko, una joven cazadora local que le servirá de guía y confidente, el samurái se lanzará a una búsqueda desesperada.
» Suscríbete a este canal aquí: https://www.youtube.com/channel/UCxST...
Conecta conmigo en redes:
Instagram: https://www.instagram.com/atrapalibro...
Facebook: https://www.facebook.com/Atrapalibros...
Twitter: https://twitter.com/Atrapalibros_es
+ Leer más
otros libros clasificados: samuraiVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESAgapeaCasa del libro





Test Ver más

Harry Potter Super Expert Level

Cuantos años se lleva Ron con Fred y George?

1
2
3
4

15 preguntas
35 lectores participarón
Crear un test sobre este libro