InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 8413284589
Editorial: Harlequin (08/08/2019)

Calificación promedio : 3.25/5 (sobre 2 calificaciones)
Resumen:
Quiso robarle un diario y le robó el corazón. Ana ha decidido emprender un alocado viaje a Kioto para recuperar el diario de Amelia, una antepasada suya que vivió un romance prohibido en el Japón del siglo XIX. Solo hay un problema: para hacerse con él, tendrá que robárselo al joven y severo profesor Ikeda. Cuando Sora Ikeda descubre lo que Ana se propone, decide seguirle el juego y se ofrece a traducirle la única copia del diario que hay en la universidad; y así, s... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (2) Añadir una crítica
LEMB
 08 octubre 2019
La historia comienza de manera muy rápida, donde nuestra protagonista, nieta de una española que vivió muchos años en Japón, se encuentra en Kioto en busca del diario que escribió su abuela sobre esa época. Poco más conocemos sobre el origen de este diario y el porqué ella ha ido a buscarlo. A partir de ahí, la narración se irá enlazando entre el año 2018 y el año 1864, el del diario, porque un profesor japonés le irá traduciendo y leyendo a la protagonista una copia traducida del diario original (una copia de 1907 traducida al japonés, ya que está escrito originalmente en castellano).
Es una novela que se lee con mucha tranquilidad; la parte que corresponde con la segunda mitad del siglo XIX, en Japón, es justo antes del período Meijin, con el enfrentamiento entre los imperialistas y los seguidores del Shogun. Japón se había abierto a Occidente hace unos años y el elevado movimiento de extranjeros entre la población japonesa levanta odios en algunos sector. Además, los samuráis han dejado de tener señores y se han convertido en guerreros, en algunos casos, sin ningún orden, lo que hace dudar en su honor y del porqué de su existencia. Pensemos que la sociedad japonesa, muy cerrada y tradicional, está cambiando y eso conlleva incertidumbre, enfrentamientos y, al final, una guerra. Amelia, española de padre inglés, lleva cinco años en Japón viviendo con su padre, que es botánico. Se ha acoplado perfectamente a la sociedad japonesa, ya no tiene institutriz y su doncella se ha convertido en su mejor amiga. Como ya os he dicho, este sería el inicio de la aventura que va a vivir y que plasmará en su diario, aquel que Ana busca a ido a "buscar" a Kioto.
Tengo que reconocer que, erróneamente, pensaba que me iba a encontrar una narración menos sólida de la que me he encontrado, lo que he agradecido muchísimo y lo que me ha recordado que nunca debo dar nada por supuesto, y menos en literatura. El texto me ha permitido meterme en la historia de una manera muy cómoda, ya que la autora consigue dar las pinceladas adecuadas para que podamos situarnos en el dónde y en cuándo, sin que llegue a ser pesada la lectura, y cuyos detalles adquieren mucha importancia para la comprensión y disfrute de la historia de amor.
Curiosamente, dentro de la sencillez de la historia y de la trama en sí, me ha gustado mucho y la he ido saboreando página (pantalla) a página (pantalla), viviendo un poco las sensaciones de Amelia y descubriendo con ella esa cultura, su valor y tradición; eso sí, todo desde el mundo idealizado que nos plasman este tipo de historias. No busquéis otra cosa porque esta no es la lectura para ello.
Es verdad que no estamos hablando de un libro de una gran retórica dramática, con momentos exaltados y dolorosos, pero todo se va desarrollando de una forma fluida, sencilla y cómoda. Creo que la clave es haber encontrado el equilibrio entre interés por la historia de amor y la historia que les rodea, aportando la sensación tras terminar de que has aprendido algo.
A la vez que vamos descubriendo una bonita e intensa historia de amor que está condenada al fracaso, vemos como dos desconocidos se enamoran. Adicionalmente, se percibe que un respeto al Japón de entonces y al de ahora. Intuyo que la autora ha debido enamorarse de la cultura japonesa para escribir esta historia, que ha resultado en cierta manera encantadora, con el toque justo de intensidad dramática en la historia del pasado y de ternura en la pareja del presente.
La historia que se desarrolla en 2018 en cierta manera nos invita a hacer un recorrido por el Kioto turístico y el que no es turístico, casi como una pequeña guía que incita a viajar, a conocer esa ciudad y ese mundo que parece tan distinto al nuestro, así que nos acerca Japón en el siglo XXI, con sus diferencias y sus semejanzas con nuestra manera de vivir.
Simplemente, ha sido una lectura maravillosa porque las sensaciones finales que he tenido lo han sido: me he enamorado un poco, he sufrido un poco y he sonreído otro poco. Sin pretender, tenemos dos historias con diferentes niveles de intensidad pero, cada una a su manera, adecuadas (aquí iba a poner otra vez bonitas, pero tengo la sensación de que he utilizado demasiadas veces este adjetivo con esta lectura). No me han estrujado mucho el corazón porque no hay tramas complicadas alrededor de los protagonistas, pero creo que merece la pena conocer ese amor entre Amelia y su "samurái", y entre Ana y su "profesor". Sí que podría haber sido más larga, sí que podría haber profundizado algo más en algunos temas, sí que podríamos haber tenido más Ana o más de Amelia; todo eso lo comparto pero, como bien sabemos, las lecturas tienen su momento adecuado, y esta la he leído en el perfecto para mí, así que no le pongo quejas.
Hay que leerlas como dos historias de amor, con pocos personajes, pocos giros en la trama, pero creo que a las que disfrutamos con este subgénero literario dentro de la romántica es fácil recomendársela. Es bonita (otra vez... lo siento, qué pesada soy), y, en algún momento, tierna. Además, reconozco que hay un momento en concreto en toda la historia que me dejó casi sin el aliento.
Por cierto, he de decir que para mí es un acierto la manera que tiene de termina la novela, recordando a un personaje, que se parece algo a Yoda, al que no le gustan las despedidas porque suponen cerrar un capítulo de la historia que no quiere cerrar y esto es, en cierta manera, algo así.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
AlhanaRhiverCross
 30 agosto 2019
No es la primera vez que leo a África Ruh ni será la última. de hecho, ya son varias las ocasiones en las que he tenido la oportunidad de disfrutar con sus historias y, sobre todo, con su prosa tan envolvente. Los alicientes que tienen esta novela son su corta extensión y su ambientación en Japón, lo que la convierten en llamativa de un solo vistazo aunque no se haya leído anteriormente a la autora. Siendo aficionada a la cultura japonesa, reconozco que aún me queda muchísimo por descubrir y agradezco un montón las novelas en las que me van soltando datos sutilmente de forma muy agradable para ir aprendiendo más sobre una cultura que por esta parte del planeta está un poco olvidada en la literatura.
En realidad son dos historias en una unidas por un único hilo conductor: en el presente, Ana llega a Kioto y junto al profesor Sora Ikeda lee un diario con más de un siglo de antigüedad y van conociendo a su antepasada, Amelia, una señorita española de buena familia, y la historia que vivió junto al capitán ronin Hiroshi en el Japón de mediados del siglo XIX. La novela va a avanzando con los capítulos alternos entre el presente de Ana y Sora y el pasado de Amelia e Hiroshi en la lectura del diario, que se va cortando en los momentos cruciales para que ambas épocas vayan creando pequeños cliffhangers que nos hagan querer el libro de una sentada. Y es verdad, es una lectura muy rápida como otras de África Ruh, que se mantiene fiel a su estilo dinámico, plagado de diálogos, con descripciones muy ligeras que no entorpecen la agilidad ni el ritmo de lectura.
En general, los cuatro principales son personajes correctos y con una buen contexto aunque no puedo decir que me hayan encantado con sus personalidades porque al terminar sigo pensando que no me ha dado tiempo a llegar a conocerlos en profundidad debido no a la longitud de la novela, sino a la proporción de trama que se le dedica a cada uno, que se ve reducida a la mitad exactamente al alternar ambas épocas. Además, ni Sora ni Hiroshi tienen el suficiente protagonismo porque en realidad las narradoras de sus respectivas partes son ellas, Ana y Amelia, y solo conocemos sus pensamientos y sus sentimientos pero tampoco he logrado conectar con la mayoría de sus reacciones. Para empezar, Ana siente todo con una intensidad que me parece exagerada para los dos días que pasa en Kioto y magnifica todo lo que le ocurre de una manera muy poco creíble. Y Amelia por su parte también tiene algunas escenas en las que me ha parecido que actuaba por capricho y no por una verdadera justificación, pero sigo achacando estas percepciones a la rapidez con la que ocurre todo.
Por todo ello, hay algo que ha hecho que este libro no me haya enamorado del todo aunque al principio todo apuntaba a que sí lo haría, así que mi teoría es que todo se ha torcido un poco más bien hacia el final. He tenido una sensación de superficialidad que no he logrado quitarme de encima al terminar, porque además el final acelerado tampoco ha ayudado a redondear una trama que me ha parecido demasiado rápida y poco profunda. Quizás este aspecto es más patente en la historia contemporánea porque, como digo y si no me equivoco, su arco argumental solo tiene dos días en Kioto y por lo tanto, todo lo que ocurre tiene que ser rápido pero para mi gusto, demasiado intenso (más si tenemos en cuenta cómo termina la novela). Aunque también la historia de su antepasada Amelia termina con una técnica que no me gusta nada en este tipo de historias y es que otros personajes cuenten el final en vez de narrarlo (del tipo “Y entonces le pasó esto, esto y aquello y más tarde volvió para hacer lo otro y así acaba”).
A pesar de todo, tengo que destacar como punto fuerte de la novela la enorme documentación que hay por todos los capítulos. La autora nos da un paseo por el Kioto del siglo XIX pero también nos sumerge en una parte de la historia japonesa de hace dos siglos con las tensiones políticas y las conspiraciones militares. También queda muy bien reflejado en ambas épocas y con sus matices, el enorme choque cultural que se produce entre las dos protagonistas españolas y sus respectivos compañeros japoneses, sobre todo en el caso de Amelia, para la que hay barreras que parecen insalvables por las rígidas tradiciones. África Ruh ha sabido tratar con respeto cada una de ellas y hacer que sintamos curiosidad sobre qué habría ocurrido tras las últimas páginas para (¿quién sabe?) quizás dejar la puerta abierta a una segunda parte.
En otras palabras, una historia que te sumerge en otra cultura y en otra época pero que a la vez hace muy fácil seguir aunque no se tengan conocimientos previos. Técnicamente es una novela que mezcla romance contemporáneo con romance histórico con una trama sencilla y rápida que consigue atrapar sin abrumarnos con demasiada información sobre una cultura diferente porque a la vez está muy centrada en el aspecto romántico más que en el histórico. África Ruh vuelve a atraparme por su estilo rápido de escritura y aunque en este caso haya echado en falta algo más de extensión en la profundidad de la trama, desde luego es una buena recomendación sobre todo para empezar a leer a la autora.
Enlace: http://enmitiempolibro.blogs..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Citas y frases (9) Ver más Añadir cita
LEMBLEMB08 octubre 2019
El Bushido, el camino del guerrero, es una senda que conduce hacia la muerte temprana. La justicia, el valor y la compasión son más importantes que la propia vida. Así me educaron, como a cualquier samurái, y no es algo que haya olvidado jamás, ni siquiera cuando perdí a mi señor.
Comentar  Me gusta         10
LEMBLEMB08 octubre 2019
Mientras habla, yo me quedo mirando las tapas descoloridas del diario. Las palabras de Amelia aún resuenan dentro de mi cabeza: «No soy capaz de lamentar la frívola decisión que tomé y que cambiaría el curso de mi vida para siempre». ¿Me arrepentiré yo alguna vez de mi propia travesura, de haber cruzado el mundo para recuperar algo que consideraba que me pertenecía por derecho? Aún no puedo saberlo. Después de todo, Amelia me llevaba ventaja: cuando ella escribió su diario, ya había vivido los hechos que decidió narrar en él.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
LEMBLEMB08 octubre 2019
Yo sabía que estaban preocupados por la situación política. No hacía ni diez años que el shogun Tokugawa se había visto obligado a firmar tratados de amistad con diferentes países europeos, entre ellos, Inglaterra; la apertura de Japón a Occidente había permitido que muchos estudiosos como mi padre se trasladaran a Edo, la capital del shogunato, para conocer la cultura y las costumbres del país, pero también había traído consigo numerosos problemas.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
LEMBLEMB08 octubre 2019
-Dicen que los japoneses nos adaptamos fácilmente a los cambios. -El profesor mira hacia delante con aire pensativo-. Cuando el emperador Meiji llegó al poder en 1868 y decidió modernizar el país, el mundo entero admiró la capacidad de Japón para abrirse a Occidente y, al mismo tiempo, conservar la mayor parte de sus tradiciones. Sin embargo -añade en voz baja-, eso también tuvo consecuencias. La Segunda Guerra Mundial, por ejemplo.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
LEMBLEMB08 octubre 2019
Seguimos recorriendo las calles de Kioto cruzándonos con samuráis, geishas, actores, titiriteros y juerguistas en general. Yo tenía la vaga sensación de estar caminando en sueños: Japón era mi hogar y, al mismo tiempo, me resultaba exótico y atrayente a pesar del tiempo que llevaba viviendo en él.
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: samuraiVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

Cuánto sabes del Boom Latinoamericano

Gabriel García Márquez recibió el Premio Nobel de Literatura en...

1985
1980
1982
1983

12 preguntas
23 lectores participarón
Crear un test sobre este libro
{* *}