InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura

Pilar Ramírez Tello (Traductor)Manuel de los Reyes García Campos (Traductor)
ISBN : 8427220286
Editorial: RBA (03/06/2020)

Calificación promedio : 3.72/5 (sobre 105 calificaciones)
Resumen:
La ambición será su motor.
La rivalidad, su motivación.
Pero alcanzar el poder tiene un precio.

Es la mañana de la cosecha que dará comienzo a los décimos Juegos del Hambre. En el Capitolio, Coriolanus Snow, de dieciocho años, se prepara para una oportunidad única: alcanzar la gloria como mentor de los Juegos. La casa de los Snow, antes tan influyente, atraviesa tiempos difíciles, y su destino depende de que Coriolanus consiga superar a ... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES
Críticas, Reseñas y Opiniones (68) Ver más Añadir una crítica
Alpispa
 18 abril 2021
Probablemente mucha gente no esté de acuerdo con la puntuación que le he dado al libro, pero es que me ha encantado, no puedo ponerle otra. Cuando me enteré de que este libro saldría a la venta, me puse muy feliz, porque soy superfan de la trilogía Los Juegos del Hambre (la cual os recomiendo que leáis antes de este libro), pero es verdad que estaba un poco recelosa, porque ya son años tarde y tenía miedo de que fuera ser simplemente un intento de estirar el chicle sin sentido alguno. Sin embargo, ya solo con la idea de conocer mejor a Snow, ese presidente sin corazón, cruel y maligno (vaya por Dios, cómo lo he puesto jajaja) que conocimos en la trilogía principal, fue suficiente para saber que tenía que leerlo.
Como podéis ver, al final el libro me ha encandilado de principio a fin. Pensaba que tenía ya el modo fan respecto a esta saga superado, pero no, The Hunger Games returns jajaja Reconozco que su tamaño al principio me imponía respeto, y es que no es para menos, con lo extenso que es. Os aviso de que este libro no lleva el mismo ritmo que la trilogía principal, tan a contrarreloj y lleno de acción, no apto para cardíacos. No, Balada de pájaros cantores es más pausado, la autora describe todo de manera cuidada y detallada y es bastante más lento, hay que saborear cada página, sin ninguna prisa. Esto no quiere decir que no haya partes de acción, tensión o intriga, las hay, pero en general el libro lleva un ritmo lento, lo que no quiere decir que sea por ello menos interesante.
Para mí, lo mejor del libro ha sido, sin duda, el personaje de Coriolanus Snow (para aprenderme el nombre, agüita de coco). Me quito el sombrero ante el gran trabajo que ha hecho Suzanne Collins construyendo a este personaje, porque ha sido una pasada lo bien que refleja su complejidad. Snow es un joven ambicioso, arrogante y muy inteligente. Es sorprendente ver como, a pesar de encontrarse en la miseria y no tener ni un duro, se siente por encima de los demás, mira por debajo del hombro a las personas de su entorno y cree que todos tienen la obligación de admirarlo y tratarlo con respeto. La guerra ha dejado todo destrozado y a la familia Snow, en la ruina. Pero eso no afectará a su ambición y motivación de convertirse en una persona admirada, por lo que se esfuerza al máximo para destacar como mentor en los juegos. Es increíble como se juega con el lector en esta novela, porque a veces llegamos hasta a dudar de las intenciones de Snow y creer que en ellas hay bondad, pensando que en realidad es una buena persona, cuando verdaderamente lo único que hace es pensar en sí mismo y su bienestar. Podría decirse que el personaje consigue manipularnos a nosotros mismos. Se vende al mejor postor, solo vela por sus intereses e incluso los actos que parecen desinteresados, esconden una razón oculta detrás. Para mí, Snow padece un claro narcisismo, puesto que solo quiere que los demás lo veneren, todo lo que hace él está bien y es el resto el que es inútil y no lo comprende, y todas sus acciones se ven motivadas por su ansia de ser querido y temido, como si de un dios se tratase. Meternos en su mente ha sido todo un regalo.
Me ha gustado mucho la ambientación de la historia, en concreto, tener tantos detalles sobre Los Juegos del Hambre en las primeras ediciones. Choca mucho como los participantes son tratados casi como bestias, a los que se les tiene miedo y apenas se les alimentan, muchos enferman por las condiciones precarias en las que los mantienen, etc. Además, en la edición que tiene lugar en este libro, es la primera vez donde se otorga un mentor para cada tributo, siendo Snow el mentor de Lucy Gray, la tributo femenina del Distrito 12, o la introducción del papel de los mentores. Me ha encantado ver la evolución de los juegos, cómo se organiza todo y también cómo van surgiendo las nuevas ideas que motivan los cambios para llegar a los juegos que vemos en la edición de Katniss. Eso sí, he notado que quizás demasiados cambios acontecen en esta edición,, muchas ideas de golpe, hubiera quedado mejor que fuera más gradual, pero no me quejo. También me ha gustado saber más aún sobre el Distrito 12, recorrer sus calles y las nuevas descripciones, los detalles sobre los agentes de paz que desconocíamos, como por ejemplo, cómo viven, su organización o cómo son elegidos. Por supuesto, visitaremos también lugares que ya conocemos, solo que están un poquito cambiados, al ser esta la precuela que precede a la historia de Katniss. Asimismo, se hacen numerosas referencias hacia los tres libros principales, de las cuales he disfrutado a más no poder, como buena fan que soy. Algunas de ellas son más evidentes y otras están más escondidas, pudiendo ser personajes, lugares, canciones u otros elementos, debiendo atender bien a lo que se nos cuenta para pillarlas y tener en mente datos clave de estos libros, pero todas me han parecido de lo más acertadas.
Me ha encantado que en el libro haya tanta música y se transmitan tantas historias, críticas y sentimientos a través de ella. A veces parecía que estábamos ante un musical propiamente dicho, y es que hay muchísimas canciones en este libro. Adelanto que dos de ellas las conocemos, una es la canción de El árbol del ahorcado, que es maravillosa y pone los pelos de punta y en esta historia se nos da la oportunidad de vivir su origen. Esta parte musical la tenemos gracias a Lucy Gray, la tributo del Distrito 12, que canta como los ángeles y pertenece a un grupo de música, La Bandada, que va por los distritos dando conciertos. Lucy Gray me recuerda a un pájaro, libre, intenso, y también original y muy cariñosa. Pero sobre todo, inteligente. Sabe ganarse a su público, caer en simpatía y jugar bien sus cartas. Los que al principio no daban ni un duro por ella, cuando conocen su carisma, su maravillosa voz y su encanto, cambian de opinión de inmediato. Es un personaje enigmático, que al terminar el libro todavía me dejó con dudas, sentí que nunca la conocí de verdad, pero creo que parte de su encanto radica en ello.
La relación de Coriolanus con Lucy Gray tiene mucho protagonismo, y es que no es para menos. El se siente insultado y desesperado al tener que apoyar a la tributo del distrito 12, uno de los peores, y encima a una chica tan débil en apariencia. Sin embargo, poco a poco empiezan a tener conversaciones, a llevarse mejor e incluso a surgir una pequeña chispa de amor, hasta Snow se arriesga por ella en un par de ocasiones. Pero, claramente, no es amor. Yo hasta creí que lo era en alguna ocasión, pero si nos fijamos bien y atendemos a los comportamientos de Snow, sabemos de sobra que no lo es. Hace lo que hace simplemente para que lo admiren y dependan de él, y para él Lucy Gray es un trofeo, o un ser que le amará incondicionalmente, porque no puede ser de otra manera. Cuando se encuentra en peligro de muerte, ay pobrecita Lucy Gray, qué hará si se muere, lo llorará eternamente y no podrá seguir con su vida. Las cosas que hace por ella las hace con el fin de que ella lo venere y se dedique a él por completo, e incluso en sus metas está, si continúa con ella, que se quede en casa, dedicada a él como buena esposa y perdidamente enamorada, porque él es lo mejor que hay y ella tiene que saberlo. Snow solo es fiel a sí mismo, cosa que vemos a lo largo del libro, y aunque parezca que siente amor, o al menos eso es el amor para él, en realidad se trata de crear una relación de dependencia y dominación, por así decirlo. Yo, que soy superior, estoy contigo, que debes admirarme, apoyarme en todo y no alejarte jamás.
De los otros personajes, destaco, aparte de a la doctora loca de la cual no recuerdo el nombre, que me daba bastante miedo y sería la pareja ideal de Snow, porque están los dos como cabras, sería a Sejanus. Sejanus ha sido el personaje que más ternura me ha provocado, porque aunque pertenezca a una familia que ahora mismo ostenta mucho poder en el Capitolio, tiene sentimientos muy nobles, no está de acuerdo con cómo se trata a los distritos y quiere cambiar las cosas, a cualquier precio, sacrificando su posición y vida en algunas ocasiones. Sejanus es ese rayo de esperanza que se cuela en un entorno desolado y triste, es lo más inocente que hay y lo más bueno y desinteresado. No se merece la forma en la que lo trata Snow, a quien él considera un buen amigo. Es verdad que algunos aspectos de su trama son muy predecibles y a veces es hasta pesado con su actitud en algunos momentos, pero es el personaje más sano que hay en este libro.
Del final, diré que me gustó mucho, aunque sinceramente me habría gustado saber de manera más detallada qué pasa con los personajes. Se deja todo muy abierto, cosa que no está mal, pero la curiosidad queda en el aire. de Snow, por lo menos sabemos que se convierte en presidente por la historia de Katniss, pero me habría gustado que el libro contara con algún capítulo contado en la época en la que ya es presidente, ver cómo se siente, las primeras decisiones que toma, cómo le ha afectado todo lo sucedido... Lo mismo de otros personajes, de los cuales no conocemos exactamente su final.
Soy plenamente consciente de que este libro no es perfecto. Sé que la autora podría haberse centrado en otro distrito que no fuera el 12, el cual ya conocíamos mejor que al resto gracias a Peeta y Katniss en la trilogía principal, pudiendo haber explotado cualquiera de los otros; también sé que a muchas personas les han decepcionado tantos guiños a esta trilogía y la previsibilidad de algunas cositas, como el comportamiento de Sejanus. Coincido con estas opiniones, menos en lo referente a los guiños, pero no son razones que me hayan hecho disfrutar menos del libro, yo lo adoré y cuando lo terminé me dio una pena enorme y a la vez quedé completamente satisfecha y feliz de haberlo leído. de hecho, si la autora decidiera sacar una continuación, que no creo, la leería encantada. Así que mantengo la puntuación máxima, porque desde mi punto de vista, la merece.

Enlace: https://adictaloslibros.blog..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         63
Celia_0504
 23 noviembre 2021
Sin duda alguna este libro era uno de los que más ganas tenia que saliera este año. Si no el que más. Empece a leerlo con muchas ganas, si bien estaba convencida de que no iba a gustarme tanto como la trilogía. Y me temo que mis temores (bueno, más bien seguridades) se han visto confirmadas a lo largo de la lectura. No voy a decir que me haya desagradado, ni mucho menos. Pero creo que no esta a la altura de “Los juegos del hambre” y sus dos continuaciones (aunque hay que reconocer que lo tenia duro, y que tiene el handicap de que es imposible no comparar esta precuela con los libros de la saga de la que surge). Y aunque me imaginaba que esto iba a ser así, tenia esperanzas de que no fuera a pasar de este modo, para que mentir. Lo cual no quita, y eso quiero dejarlo claro, que no haya disfrutado de esta lectura y que no me haya hecho muy feliz poder volver al mundo de Panen.
El gran problema de la novela es la extrema lentitud. Y eso me ha sorprendido. En “ Los juegos del hambre” la autora llevaba muy bien los tiempos, y todo pasaba muy rápido, pero no tanto como para impedir al lector que se enterara de lo que acontecía en la trama. En la precuela no, desde los primeros capítulos hasta los últimos, aproximadamente, todo va muy lento, hay páginas y páginas que están casi de relleno, y los sucesos realmente importantes estan muy espaciados en el tiempo. Y esto me ha extrañado mucho por lo que he comentado antes. Es cierto que en la trilogía el lector estaba dentro de todo lo que sucedía en la Arena a través de Katniss, y que aquí Snow lo ve todo desde fuera, y tiene que enfrentarse, además, a otras cuestiones. Pero esa lentitud mata totalmente el libro, que solo revive en la última parte. A esto yo creo que se le añade el que haya muchos secundarios y nombres entre Tributos y Mentores. En los libros anteriores, no sabias nada de los mentores de otros distritos que no fueran el 12, y a muchos tributos solo les conocía por su apodo o por el numero de su lugar de origen. Y eso facilitaba mucho las cosas.
Por otro lado, está el personaje protagonista de la obra, Coriolanus Snow, un viejo conocido de los lectores, que aquí encontramos siendo un adolescente que intenta hacerse un lugar en el Capitolio y mantener el honor y buen nombre de su familia, venida a menos al inicio del libro. Muchos se quejan de que su historia no les interesaba, pero a mi eso no me paso, me interesaba mucho. Como personaje Snow ha estado nítida e increíblemente bien trazado, ha sido interesante conocer los inicios del futuro lider de Panen. A ese Snow solo le he visto al final y al principio de la novela. El resto del tiempo, os juro que llegas a sentir simpatía por él cuando olvidas en lo que se va a convertir. Es un personaje bastante gris, al que vemos como trata de hacerse un hueco en el Capitolio, usando su astucia y cierta picaresca para poder cumplir con sus ambiciones. Pero también descubrimos una faceta humana impensable en los libros originales. Descubrimos a un chico que se enamora por primera vez, se preocupa por su familia y tiene simpatías por algunos de sus compañeros de clase, algunos de los cuales son sus amigos.Quizás por eso es que, aunque se venía venir sabiendo lo que sabemos de como va a ser como adulto este personaje, me dolió mucho como actuó al final de libro, me dejó un poco impactada cómo acabó por actuar al final. Es decir, yo ya sabía que iba a montarla de alguna forma, pero al final acabe cogiéndole cierto cariño y olvidando quien es realmente. Y por eso me impacto un poco como acaba jugando con todas las personas que tenía alrededor para poder escalar puestos. Culpa mía, desde luego.
Pero como narrador es muy difícil empatizar con él, el lector no acaba de conectar con él porque mientras lees lo que piensa y vive, lo notas como muy distante. Y en eso dista la gran diferencia con Katniss, que hace que aunque sepas que esta no es su historia, la eches en falta. Creo que en esto ha tenido que ver la forma en que se narra la historia, ya que en los otros libros Katniss contaba su historia en primera persona, y aquí la de Snow se cuenta por medio de un narrador en tercera persona. Pero hay más. Si la saga de “La chica en llamas” tuvo tanto exito, no fue solo por su brutal argumento, basado en la critica a la guerra, las dictaduras, la opresión y la sociedad de masas. En ello tuvo mucho que ver Katniss y la forma en que conectaba con el lector. Uno vivía en carnes propias como luchaba, como se equivocaba, como sufría para volver a levantarse y como sobrevivía a todo lo que el Capitolio y la guerra le ponían por delante. Era un personaje profundamente humano, y por eso es ,seguramente, uno de los mejores (si no el mejor) personaje que ha dado la literatura young adult de los últimos tiempos. tenia una fuerza que a Snow le ha faltado.
El otro personaje más que destacable de la historia es el de Lucy Gray Braid, la tributo del distrito 12. Es un personaje que en un principio a mí me ha gustado bastante porque me ha parecido muy interesante y muy bien perfilada por parte de la autora. Es una chica que está envuelta en muchos misterios y que nunca sabes muy bien como cogerla, Pero que no puede dejar de caerte bien porque es un personaje de lo más carismático, que parece que es muy inocente, encantadora y vital, pero que al fin de al cabo ,como dice Snow en un momento de la historia, es una superviviente nata, muchísimo más perspicaz, calculadora y letal de lo que puede parecer a primera vista. Pero creo que como personaje le falta estar un poco más definida, la propia bruma de misterios que la rodea a veces se la come. Pero me gusta como contrapunto a Snow, y como hace que éste actúe y tome decisiones que de otra forma no haría, es decir, la manera en que lleva a Snow contra las cuerdas en todos los sentidos, y en como da al lector otros puntos de vista que difieren con los del protagonista de la historia.
El resto de personajes secundarios no me han parecido, en su mayoría, especialmente interesantes. Hecho mucho en falta secundarios con la misma fuerza que Haymitch, Effie, Cinna o Petta, entre otros. Quizás los más interesantes son los miembros de la bandada, pero realmente la autora no enfatiza mucho de ellos y es algo que echo en falta a lo largo de la novela, ya que creo que se les podría haber sacado algo más de jugo (A todo esto, a mí nadie me quita de la cabeza que Katniss es descendiente de uno de ellos o de la propia Lucy). Quizas el personaje que más me calo fue el de Sejanus, pero me parecio demasiado pegado a sus convicciones para que realmente llegara a gustarme. Eso sí, me encantó la relación que establece con Snow, me pareció muy compleja e interesante. Otro personaje que me llamo mucho la atención, fue el de Highbottom. Y desde que leí el epilogo no puedo dejar de sentir por el cierta pena y respeto. Y por supuesto, mención especial para la Doctora Gaul, que es, sin duda alguna, un carácter muy interesante y de gran influencia en la historia y el desarrollo personal de Snow .
Lo que más me gustado de esta historia es como nos muestra un Pamen que nosotros no conocemos, el inmediatamente posterior a la guerra. Y vemos cómo está ha afectado a todos los habitantes de la ciudad y del país, como como es un mundo totalmente diferente al opulento y frívolo escenario que conocíamos de antes, donde sus habitantes son tan humanos como los oprimidos de los distritos, y en los que la guerra ha dejado también su impronta. Eso es quizás lo que más me ha gustado de este libro, junto a la gran cantidad de guiños que hay a los libros anteriores (cuando Lucy sostiene una flor saeta no pude evitar emocionarme como una tonta). La verdad tengo que reconocer que no me importaría leer más de la historia de Snow, descubrir cómo acaba asentándose en el poder y, aunque parezca una tontería, saber qué fue lo que pasó entre él y Tigris y como acabaron por separarse tanto habiendo estado tan unidos. Sinceramente creo que es un libro que los fans de la trilogía original de “los juegos del hambre” van a disfrutar mucho, que da otra dimensión a la saga original y permite ver desde otra perspectiva muchos hechos que se dieron en la misma. Pero no es, ni mucho menos, la mejor de estas obras.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
S_In_Wonderland
 12 julio 2020
Los Juegos del Hambre es una de mis trilogías favoritas. La leí hace muchísimos años, sin muchas expectativas y me maravilló de principio a fin (incluso del tercero, que sé que no entusiamó a todo el mundo)
Disfruté mucho de todo el fenómeno que se creó alrededor de esta historia, de la adaptación al cine, de sus películas... y es de esos pocos libros que he releído y, a pesar de los años, siguen gustándome tanto como la primera vez.
Es por eso que el anuncio de Balada de Pájaros Cantores y Serpientes fue una alegría y, aunque espero que algún día conozcamos la historia de Haymitch, estaba deseando conocer los inicios del presidente Snow.
No hace falta decir que lo compré el mismo día que salió a la venta y lo empecé nada más tenerlo entre mis manos. Y no me ha decepcionado para nada, aunque sí que hay alguna parte más flojilla que ha hecho que no se lleve un 10 rotundo.
Suzanne Collins nos traslada hasta la época de los décimos Juegos del Hambre, en los cuales un joven Coriolanus Snow participa como mentor.
La familia Snow ya no es tan influyente e importante como antes. La guerra los ha dejado en una situación muy precaria y su futuro pende de un hilo, así que el ganar los juegos es su única oportunidad para conseguir continuar con sus estudios y recuperar el prestigio de la familia Snow.
Pero Coriolanus no lo va a tener fácil ya que la tributo que le han asignado es la del distrito 12 y todo el mundo sabe que son los que menos oportunidades de ganar tienen.
Como viene siento habitual en esta autora, el libro está dividido en tres partes, siendo la primera la más introductoria, la que tiene como función darnos a conocer a los personajes y la época en la que se está desarrollando la historia. Porque todos conocemos el Capitolio, pero no el Capitolio de hace más de 60 años, el de después de la guerra que ocasionó la creación de los juegos y la división en distritos. Una época llena de pobreza y diferencias sociales, en la que hay unos pocos ricos y muchos pobres que intentan sobrevivir.
Unos de ellos la familia Snow, que se agarra a los últimos vestigios de su época dorada, viviendo en un piso que están a punto de perder y racionando la comida para que dure lo máximo posible. Coriolanus tiene un propósito en la vida y es devolver el prestigio e importancia a su apellido.
También es la parte en la que nos muestra cómo eran los preparativos de esos primeros juegos, la cosecha, cómo se elegían a los mentores, el entrenamiento de los tributos...
Es una parte muy interesante porque es totalmente diferente a lo que ya nos mostraron en la trilogía original, pero vamos intuyendo cómo y por qué cambiarán las cosas.
La segunda parte es la que nos mostrarán los juegos de pleno. Y es la mejor de todas. Las pruebas, los tributos, la forma en la que los mentores les ayudaban, las retransmisiones por televisión... todo es igual, pero a la vez completamente diferente.
Me ha encantado ver todos los guiños a la trilogía original, ver cómo eso o aquello luego evolucionaría a lo que ya conocemos.
Y es donde tendremos sorpresas a tutiplén. Porque Suzanne Collins no decepciona y vuelve a acabar casi cada capítulo con un giro totalmente inesperado que te deja con la boca abierta y con unas ganas enormes de seguir leyendo, pero es que en esta segunda parte son todavía más giros, más dramáticos y más inesperados.
No tiene una acción brutal y desmedida, pero no paran de suceder cosas, así que no hay momento para aburrirte.
Y ya pasamos a la tercera parte en la que tenemos un cambio muy brusco, tanto del escenario y el rumbo de la historia como del ritmo. Mientras que las dos primeras partes eran muy fluidas y adictivas, esta se vuelve algo más pesada, larga y, a momentos, aburrida.
No es que no sea interesante, porque tiene puntos muy necesarios para llegar al desenlace que la autora tiene planeado, pero creo que se centra en algunas cosas (especialmente en cierta relación) que no resultan tan interesantes como otras.
El final es bastante inesperado, de esos que te dejan pensando, haciéndote mil preguntas y montándote tus propias teorías.
Tengo que decir que, un mes después de leerlo, sigo sin saber bien qué es lo que ha pasado (así que estoy abierta a escuchar lo que vosotros pensáis)
Creo que muchos habréis oído que mucha gente decía que no reconocía al presidente Snow, pero a mí no me lo ha parecido. Es cierto que no llega a ser tan retorcido y malvado como el que conocimos hace unos años, pero estamos hablando de un chico de 18 años que todavía no ha llegado a ser lo que será, pero que ya apunta maneras.
Es muy ambicioso, dispuesto a lo que sea para conseguir lo que se propone. No tiene simpatía por nadie, es bastante falso, mal amigo, y no le importa mentir y traicionar para salirse con la suya.
Sí que es cierto que a veces parece que tenga algo de remordimientos y dudas, pero siempre acaba decantándose por lo que es más beneficioso para él.
Así que no, no estamos ante una hermanita de la caridad y se ve claramente cómo, cuándo y por qué llega a convertirse en quién es.
Además, es muy leal al Capitolio, a pesar de cómo lo tratan a él y a los que no son de la misma clase social. Es aquí donde también hay mucha crítica hacia el racismo, el clasismo, la hipocresía, el autoritarismo... en fin, lo que esperaba de Suzanne Collins.
Balada de pájaros cantores y serpientes es la precuela que esperaba y no esperaba sobre Los juegos del hambre. Un viaje a los orígenes del capitolio, de los juegos y, especialmente, del presidente Snow, cargado de guiños a la trilogía original, de sorpresas y giros, con un ritmo algo irregular en la tercera parte, pero aun así un libro muy recomendado.
Y si Suzanne Collins me hace otro libro inspirado en este mundo, ahí estaré yo leyéndolo.
Enlace: https://beingsaray.blogspot...
+ Leer más
Comentar  Me gusta         100
Claudia
 22 diciembre 2021
Suzanne Collins nos acerca de nuevo a Panem en una precuela de los Juegos del Hambre, en la que podemos descubrir cuál fue su origen, cómo se celebraron los décimos juegos y la juventud de Coriolanus Snow.
Todo un viaje de aventuras en el que el lector revive una historia que ha acompañado a miles de jóvenes.

¿Qué vamos a encontrar en esta novela? Vamos a conocer al presidente Snow cuando aún era estudiante en la Academia.
A los 18 años, Coriolanos Snow se expone a la opinión pública como mentor de una tributo en los décimos Juegos del Hambre.
Vamos a ver cómo ya Snow era cruel, egocéntrico y preocupado por las apariencias desde su juventud. Cómo se relaciona con sus compañeros y cómo no le importa nada más que verse vencedor.
Llama la atención el hecho de ver unos Juegos del Hambre sin apenas medios, ya que estábamos acostumbrados al despliegue del capitolio en las ediciones de Katniss. Sin embargo, estos juegos aún no se han convertido en el espectáculo que llegarán a ser, y como lectores podremos ver cómo poco a poco llegarán a ser la joya de la corona del Capitolio como muestra de su poder frente a los distritos.
Lo que vamos a encontrar, por tanto, es una distopía en la que los ciudadanos del Capitolio van a ir recuperando el esplendor que la guerra les arrebató y cómo se creen superiores frente a los habitantes de los distritos. Una forma de dictadura en la que los vencidos se verán sometidos al control de los vencedores.
Mensaje de la novela: Hasta qué punto llega el ser humano a perderse en el camino por la supervivencia.
En los Juegos del Hambre, cada tributo debe pelear por su vida, por lo que las normas desaparecen y llegan a comportarse acorde a sus instintos.
¿Pero de verdad desaparece toda la humanidad? Pese a que los miembros del Capitolio así lo crean, los tributos siguen sorprendiendo con sus alianzas o evitando asesinar a otros hasta que no les quede más remedio. Algunos muestran piedad y otros sacan su oscuridad a relucir, aprovechando la excusa.
Por tanto, muestra cómo el verdadero yo aflora en los momentos más extremos y cómo podemos descubrir lo que somos capaces de hacer si se nos lleva al límite.
Las normas evitan el caos, ¿pero todo vale para mantener a raya a la población?
Personajes: Los personajes de la obra están muy bien construidos. Se les ve profundidad y complejidad, además de una clara evolución a lo largo de toda la novela.
El protagonista, Coriolanus Snow, sigue cayéndome igual de mal que lo hacía en Los Juegos del Hambre, En llamas y Sinsajo.
No es un personaje creado para caer bien, aunque a veces se pueda empatizar con él (no todo lo que hace va a ser malo). Pero me ha parecido un personaje fascinante a su manera y es coherente cómo llega a ser el presidente que vimos en la trilogía que precede a esta precuela.
Hay dos personajes aparte de Snow que me han gustado mucho: Lucy Gray Baird (sí, es mi favorita) y Sejanus Plinth.
Comenzaré por Sejanus: Me gusta mucho cómo el joven es fiel a sus principios, aunque no siempre los persiga del modo más adecuado.
He empatizado con él en mil ocasiones y sufrido cada vez que le veía incomprendido.
Se nota su inmadurez, pero no deja de ser un chico que recién ha cumplido la mayoría de edad y se siente perdido.
Para él, su hogar siempre será el distrito 2, por lo que en el Capitolio se siente fuera de lugar, y sus compañeros no ayudan especialmente a que se sienta integrado.
Es un gran personaje y he disfrutado mucho al conocerlo.
Lucy Gray es la tributo del distrito 12 que acaba bajo la mentoría de Snow.
Es una muchacha alegre e inteligente, lo que la lleva a enfrentarse a la arena con más oportunidades de las que se aprecian a simple vista.
Si acaba vencedora o no, tendrá que descubrirlo el lector, pero lo que nos ofrece a lo largo de la novela es fascinante.
Ella es capaz de hacer tambalear los cimientos de la personalidad de Snow, aunque él siempre encuentra la manera de seguir siendo quien es.
Si hay algo de luz en la vida de Snow, esa es Lucy Gray, apareciendo como un torbellino arcoíris en contraposición con la bondad de Tigris (prima de Snow).
Lucy y Snow van juntos en esta historia, y ella es sin duda la que logra robarle el protagonismo que él tanto pugna por mantener.
Lo que más me ha gustado: Volver a disfrutar de una historia que tanto me gustó en mi adolescencia.
Pese a que los personajes que ya conocía no aparecen (salvo Snow), sí hay una gran cantidad de referencias a lo que sucederá en el futuro.
Conocer el origen de algunas costumbres, de algunas canciones e incluso del odio de Coriolanus por los sinsajos, me ha hecho conectar de nuevo con la saga y querer seguir leyendo hasta llegar al final.
Me gusta la forma en que Suzanne Collins narra la historia, sin hacerla en absoluto densa, con mensajes sencillos y personajes carismáticos que, te caigan bien o mal, animan a seguir la lectura y le dan un toque propio y diferente.
Lo que menos me ha gustado: Coriolanus Snow. Nunca logrará caerme bien, es un hecho. Aunque, curiosamente, también es parte de lo que me ha gustado en esta obra. Sin él, nada sería igual y la novela perdería su esencia.
Este es uno de esos casos en los que, aunque el protagonista cae mal, la obra te gusta tanto que aprecias al antihéroe como protagonista indiscutible y te anima a seguir leyendo.
Conclusión: Me ha gustado tener la oportunidad de leer esta novela y regresar a mi época adolescente de Los Juegos del Hambre.
Me ha parecido una historia muy bien construida e hilada, que me ha enganchado y me ha sorprendido.
Si sois amantes de la saga protagonizada por Katniss Everdeen, sin duda tenéis que conocer el pasado de Snow y de los Juegos del Hambre.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
Homolectus
 01 julio 2020
Mucho antes de que Katniss fuera la chispa que necesitaba el pueblo para levantarse contra un gobierno opresor, y mucho antes de que los habitantes de Panem conocieran los Juegos del Hambre tal como los conocen en la “actualidad”; hubo un tiempo muy cercano a la guerra que moldeó muchas de las dinámicas de la historia que todos conocemos. En este tiempo, un joven Coriolanus Snow, lejos de ser el terrible presidente de Panem que conocemos, busca hacerse su propio lugar en el mundo. Un recorrido que lo va a llevar a vivir aventuras propias y a cuestionarse —aunque esto parezca increíble— algunas de las cosas que pasan en el Capitolio a diario.
Debo decir que, no suelo leer algún libro porque esté de moda, porque todo el mundo lo esté leyendo o porque vaya a salir una película o serie basada en él; en estas cuestiones soy bastante paciente y aplico la misma “técnica” que siempre uso para escoger una próxima lectura: lo cojo cuando quiero leerlo. Esta es una de las pocas excepciones a este asunto, y creo que será la última, porque la verdad, el libro dista mucho de ser algo que se disfrute al 100 % y que valga la pena leer antes que todo el mundo. Así que lo diré desde ya: soy del grupo de gente al que no le caló el libro. de acá para abajo voy a decir el porqué.
Hay que reconocer que, de la historia que plantea Suzanne Collins en el mundo de Panem hay varios elementos que —por lo menos yo— no recuerdo haber distinguido en la trilogía original: Este es un libro que destila música en todos sus capítulos y en todas las situaciones que se presentan. Un punto a favor que sirve para dejar en claro el motivo del título que se escogió, algo que al principio cuando fue anunciado el libro, no logré entender del todo.
Prontamente queda expuesto la oposición general que existe de parte de no solo la gente que vive en los Distritos subyugados al Capitolio hacia algo tan atroz como los Juegos del Hambre. Los personajes más jóvenes van a vivir situaciones cada tanto donde van a poner en tela de juicio la idoneidad de conservar un evento tan macabro como este. Esto paralelo a la opulencia que se vive a toda costa dentro del Capitolio. Acá se aparenta a cualquier precio, sin importar si la mitad del tiempo se va con el estómago vacío, o si el piso donde se vive carece de cualquier comodidad de la que se supone gozan las familias más prestigiosas del Capitolio. “Conserva el respeto que todos le tienen a tu apellido y todo irá bien” podría ser tranquilamente el mantra que se repite en todas las calles del Capitolio y uno de los hilos conductores de la historia que se desarrolla.
Otro punto que quiero rescatar del libro es que acá le han dado más profundidad al tema de la manipulación genética, a los mutos y como estos fueron usados durante la guerra, evento que acá sigue siendo algo lejano y de lo que se tienen solo recuerdos e historias ya vagas. Sumamente interesante me resultó leer como Collins detalla la historia de los sinsajos, elemento que luego para la trilogía principal va a ser sumamente importante y ya bien conocido por todos.
De resto, el libro me ha dejado mucho que desear y está lleno de lugares que no van a ningún lado en concreto. Un sinsentido de cosas que pasan una detrás de la otra sin dejar claro el verdadero hilo conductor del asunto. Esto queda en evidencia especialmente en la tercera parte del libro, pues cada cosa que le sucede al joven Snow está lejos de ser clara y de estar bien desarrollada. A veces uno solo esperaba que volviera de nuevo el Deus ex machina para sacarlo del aprieto donde supuestamente estaba y ver cual era el siguiente.
Es muy curioso que las tres partes del libro tengan ritmos tan diferentes entre sí y que expongan de formas también tan diferentes a los personajes sin ninguna explicación lógica o algún momento lo suficientemente fuerte que apoye dicho cambio en la conducta. Snow pasa por una montaña rusa de personalidades increíbles que no tienen agarradero alguno, es casi como haber juntado tres historias hechas por tres fans diferentes para publicar en un libro. No están lo suficientemente conectadas entre ellas para desarrollar los personajes y la historia, ni se atreven a exponer todo lo que de verdad merecía la pena explorar. Claro que esto último puede ser una señal de que en el futuro haya otro libro similar que vaya más atrás en el tiempo.
Me queda el sinsabor de no haber explorado ese momento del que tanto se habla en la trilogía principal y acá, pues la verdad, el hecho de volver a recurrir al asunto de los Juegos del Hambre como temática para desarrollar un personaje —que luego va a ser tan anejo y diferente a lo que vemos acá— llega a resultar soso, repetitivo y bastante predecible; eso sin dejar de lado que está muy lejos de ser aquel personaje que siembra terror, despierta odio y del que uno siente un fresquito cuando acaban al final de la trilogía principal.
El libro pudo ser una apuesta bastante interesante para moldear el Panem que conocemos, pudo haberse aprovechado de la catapulta que fue la trilogía principal para la ola que vino después de “Distopías juveniles” que vimos en el mercado a comienzos de la década anterior y del hecho de que los fans que logró cosechar en este tiempo ahora están un poco más grandes y quieren otro tipo de historias. En cambio, el libro fue por el camino fácil y abordó una historia medio chapucera aprovechando la fórmula que ya se ha repetido y poniendo un par de personajes que conocemos como enganche. Una pena por completo, o una muy buena estrategia comercial.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10

Las críticas de la prensa (1)
elmundo30 junio 2020
Collins recurre a todos los ingredientes de su saga: una historia de amor y celos, traición y egoísmo, rosas y veneno (los dos símbolos de Coriolanus).
Leer la crítica en el sitio web: elmundo
Citas y frases (32) Ver más Añadir cita
AlpispaAlpispa18 abril 2021
No tardaré en estar enterrada,
no tardarás en quedarte a solas.
¿A quién recurrirás mañana?
Porque al final, amor, se van todas.

Y yo soy la que te vio llorar,
la que conoce el alma que quieres salvar.
Lástima que perdieras mi apuesta en la cosecha.
¿Qué harás cuando me vayan a enterrar.
Comentar  Me gusta         40
LenaLena16 septiembre 2021
No le gustaba el amor, no le gustaba que le hiciera sentirse estúpido y vulnerable. Si alguna vez se casaba, eligiría a alguien incapaz de conmoverlo. Que nunca le hiciera sentir celos. Que nunca le hiciera sentirse débil.
Comentar  Me gusta         40
AriencillaAriencilla07 junio 2020
Les atribuimos una inocencia innata. Y si hasta los más inocentes de los nuestros pueden convertirse en asesinos durante los Juegos del Hambre, ¿qué significa eso? Que nuestra naturaleza fundamental es violenta.
Comentar  Me gusta         20
Annie_hatunaAnnie_hatuna06 noviembre 2020
La gente lo tacharía de tirano, estricto y cruel. Pero al menos se aseguraría de perpetuar su supervivencia, les daría la oportunidad de evolucionar. ¿A qué más podía aspirar la humanidad? La verdad, deberían darle las gracias
Comentar  Me gusta         10
AlpispaAlpispa18 abril 2021
-Habría sido bonito conocernos en otras circunstancias-respondió ella con una sonrisa melancólica.
-¿Por ejemplo?-preguntó él.
Era una conversación peligrosa, pero no podía evitarlo.
-Bueno, por ejemplo, si me hubieras oído cantar en uno de mis espectáculos. Y después te hubieras acercado para charlar, y puede que para tomar algo y bailar.
(...)
-Y habría vuelto a la noche siguiente.
-Como si tuviéramos todo el tiempo del mundo.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
Video de Suzanne Collins (1) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Suzanne Collins
El último y esperado libro de Suzanne Collins, a la venta el 3 de junio en librerías.
otros libros clasificados: distopíaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES





Test Ver más

Títulos de ciencia ficción para completar.

Novela de ciencia ficción, escrita por Richard Matheson, en 1975 se titula: "En algún lugar del _________"

espacio
tiempo
universo

10 preguntas
71 lectores participarón
Thèmes : ciencia ficciónCrear un test sobre este libro
.. ..