InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura

David Rendo (Otro)
ISBN : B09KZ8SKGC
Editorial: Obscura editorial (02/11/2021)

Calificación promedio : 4.73/5 (sobre 13 calificaciones)
Resumen:
«LA ZONA DE FUMADORES TE ESPERA». Rebecca Lilienthal, una adolescente berlinesa, ha desaparecido del internado en el que reside. Lo único que ha dejado tras de sí es un charco de sangre sobre el que flota un diente arrancado. Lukas Kocaj, un agente recién salido de la academia, será el encargado de encontrarla. Acompañado del inspector Otto Ritter, un policía brutal, racista y desfasado, Kocaj descubrirá cada vez más fragmentos de la vida oculta de Rebecca, de las s... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES
Críticas, Reseñas y Opiniones (10) Ver más Añadir una crítica
Hefesto
 20 enero 2022
“la violencia no es cosa de monstruos: es cosa de humanos”

La violencia es una droga que hace sentir poderosos a los más débiles. Estos suelen ejercerla contra “presas fáciles”, contra quienes no pueden devolver los golpes o contra quienes ni siquiera los ven venir. Algunos la emplean como vía de escape a sus frustraciones o a modo de revancha ante aquello a lo que no pudieron (o supieron) enfrentarse y esperando, puede que inconscientemente, sanar unas heridas que nunca cerrarán. Y no lo harán porque quienes optan por ese camino perdieron su humanidad. Son víctimas del dolor que solo saben provocar más dolor. Son monstruos, aunque no de la peor especie: también hay quienes abusan y dañan por placer, quienes disfrutan golpeando, destruyendo y profanando aquello que les parece hermoso o inocente. Quienes cruzan los límites del horror una y otra vez dejando a su paso muerte y dolor, oscuridad y sangre. Estos, los más peligrosos, se buscan y se reconocen entre sí. Se alían en las sombras disfrutando de crueldades propias y ajenas, formando un club privado, una nación secreta cuyo Rey se alimenta de sufrimiento.
En la mayoría de casos, los depredadores suelen ser hombres y las víctimas, mujeres. Todos son habitantes del mismo infierno, un lugar oscuro, frío y sin alma del que mana sangre. Algunos accedieron a consecuencia de sus actos y otros siempre pertenecieron a aquel averno. Pero ellas son prisioneras, cautivas hartas de sufrir que tratan desesperadamente de escapar. Tal vez solo necesiten algo de ayuda de quienes saben y callan. O puede que de los monstruos heridos, de aquellos que se convirtieron en lo que son cuando perdieron a una hija, a una hermana, o a una madre. Aunque es probable que no esperen ser salvadas, ni tampoco obtener venganza. Que lo que realmente ansíen es poder defenderse y protegerse a sí mismas. Lo único seguro es que las puertas de ese lugar turbio y abyecto solo pueden abrirse, tanto para entrar como para salir, con dolor.

Kocaj vive en constante lucha. Desea ser un buen policía, pero no consigue controlar sus estallidos de violencia. Hace ejercicio a diario en el mismo cuarto donde su madre se quitó la vida y se encarga de cuidar a su padre enfermo, el causante del suicidio. Es alemán, aunque los alemanes solo ven en él a un polaco. Necesita amor. Sin embargo, no sabe darlo.
Cuando le ordenan ayudar a Ritter, un veterano policía racista y violento, asume que las cosas no serán fáciles para él. Deben encontrar a una joven de 16 años que ha desaparecido de su habitación dejando, como única pista, un charco de sangre y un diente arrancado. A nadie parece importarle el nombre de la joven, es una de tantas. Tal vez por eso, no puede evitar involucrarse emocionalmente en la investigación y ver en su compañero todo aquello en lo que no quiere convertirse.

Dientes rojos en un impactante thriller sobrenatural cargado de oscuridad. Un claro exponente del terror que se escribe en este país o, al menos, del que sabe escribir Jesús Cañadas. Sus dos vertientes, la policiaca y la fantástica, están totalmente integradas. La primera, ambientada en un frío Berlín que no conoce el sol, tiene por protagonistas a dos hombres imperfectos que pueden, por momentos, repeler al lector. Sus perfiles psicológicos van quedando definidos según avanza la trama hasta el punto de hacer comprensibles, que no justificables, cada una de sus acciones.
La segunda parte se centra en Rebecca, la propia desaparecida, que reivindica su papel como protagonista antes que como víctima. Y el argumento, exento de improvisación, consigue que las dos naturalezas de la historia se vayan fusionando lentamente hasta desembocar en un catártico y maravilloso final.
Esta novela, narrada en primera persona (aunque no siempre por la misma voz), es todo un alegato contra la tradición cinematográfica y literaria que encomienda a los personajes femeninos una única función: la de servir de excusa a los masculinos para que asuman el protagonismo. Logra atrapar a todo el que se adentra en ella y obliga a buscar respuestas; nadie puede evitar, pasadas unas páginas, preguntarse qué pasa por la cabeza de Kocaj, qué le ocurrió a Rebecca, si hay algo que une a quienes ejercen la violencia, o si se puede romper la cadena que convierte en maltratadores a quienes, de alguna forma, fueron víctimas.

¿Qué esconde Rebecca? ¿Es una santa o un demonio? ¿Podrá Ritter perdonarse a sí mismo? ¿Podrá Kocaj escapar a su destino? Adentraos en la oscura y fría noche de Berlín. Moveos entre Clubes industriales y albergues de refugiados, entre las clases altas y los más desfavorecidos. Buscad las palabras marcadas: las respuestas están a la vista de todos, aunque solo quienes hagan las 3 ofrendas podrán volver con ellas. El camino no será fácil, encontraréis mucho dolor a vuestro paso y comprobaréis que pocas cosas pueden ser tan terroríficas como dos mujeres rezándole a la virgen. Y, sobre todo, recordad que todo el sufrimiento que sintáis, presenciéis o provoquéis, tendrá su justa respuesta.
Enlace: https://elyunquedehefesto.bl..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         80
Alvarohernandez_81
 23 enero 2022
La verdad es una paranoilla de la leche. Un supuesto  protagonista policía que parece ser el bueno y luego no lo es, otro poli que parecía ser hermano gemelo de Torrente y que luego es bueno, unas amigas que se adentran en una aventura entre la vida y la muerte y todo aderezado con mucha sangre, dientes rotos y gente muy mala y pasada de rosca pululando por todos lados.
En mi opinión, hay un punto en el libro donde pasa a ser de ciencia  ficción que me chirría un poco pero luego se va arreglando en cuanto le coges el hilo.
Me ha parecido un libro bastante arriesgado y original. Lo que está claro que no es apto para todos los públicos. Muy duro y con un mensaje muy potente y necesario.
Me ha sido difícil puntuar este libro porque tengo sentimientos encontrados, pero al final he subido un poco la nota porque Jesús Cañadas ha creado un monstruo, nunca mejor dicho.
Comentar  Me gusta         120
LolaF
 11 enero 2022
Violenta, brutal y compleja.
Novela negra, policiaca y fantástica.
Aviso navegantes: no es una novela agradable de leer o más bien no es una novela que vaya a gustar a todo el mundo, aunque tenga un ritmo adictivo que te mantiene enganchada si eres capaz de aguantar la brutalidad que desprenden sus páginas y el estilo del autor. Un estilo duro, crudo, violento -aunque no se recrea en las escenas-, sucio, descarnado y con cierta rabia contenida, porque el autor no solo pretende narrar, transmite sentimientos. Un revulsivo, una concienciación, una denuncia y una lucha.
Te gustará más o menos, pero es de esas novelas que dejan cierto poso que permanece en el tiempo. Y no creo que lo que recuerdes sea el nombre de nuestras protagonistas. No importa su nombre, es una denuncia que se extiende al conjunto de miles de victimas que se pierden en el anonimato cada día. O tal vez sí que importe, cuando es alguien cercano o cuando es alguien que muere, renace y lucha.

La novela está ambientad en Berlín, una ciudad multicultural, multirracial, con sus problemas de integración y de inmigración, pero aunque el mensaje podría extrapolarse a cualquier otro lugar, el autor la convierte en protagonista: sus calles, sus barrios, sus gentes. Todos somos iguales y a su vez no lo somos. No, no te confundas no somos iguales aunque pudiera parecerlo. Lo que debería haber es menos prejuicios y más igualdad. Berlín se nos presenta como una ciudad fría -la acción transcurre en otoño- e inhóspita, con sus barrios marginales. Pero tampoco te confundas, la violencia está en todos los estratos sociales. Berlín tiene sus locales secretos, tugurios donde fluye el alcohol y las drogas. Pero tampoco hace falta ir hasta las cejas para que salga la bestia, ni estar en un lugar concreto para encontrarte con ella. Está ahí, a tu alrededor. Puede ser un desconocido pero también puede ser el portero, tu vecino o incluso alguien mucho más cercano.

La sala de fumadores te espera.
Rebecca Lilienthal, una chica de 16 años, ha desaparecido del internado. Un charco de sangre con un diente arrancado es el único rastro que han dejado. La investigación corre a cargo de Lukas Kocaj y Otto Ritter. Nos presentan a Otto como un policía experimentado, desfasado, un "policía de la vieja escuela" con fama de aplicar sus propios métodos y algo violento, racista y con prejuicios. Lukas es un policía recién salido de la academia, que tiene un papel protagonista durante esta primera parte. No le gustan los métodos de su compañero ni la forma de dirigirse a él, usando el primer nombre que se le pasa por la cabeza, como marcando "aquí mando yo, tú no eres más que un pardillo, no eres nadie, tendrás que ganarte mi respeto". Ambos cargan con una mochila a sus espaldas, un pasado que condiciona su forma de involucrarse en la investigación y de actuar. Son personajes complejos, bien perfilados y que evolucionan.
La investigación avanza, nos sumerge en su negrura y la novela se transforma incorporando cada vez más elementos fantásticos. Me ha gustado tanto el cambio de registro como la forma en que ha realizado la transición. Dotarle de carácter fantástico lo considero todo un acierto. le permite dotarle de cierta universalidad, no hablamos de un caso concreto: el monstruo y la víctima puede ser cualquiera. le permite elevar el grado de terror y violencia: ese monstruo o ese dolor es lo que puedas imaginar y más. Dota a la violencia de personalidad: el monstruo es el asesinato, el propio acto, no solo su ejecutor. La pérdida del rostro, representa la pérdida de identidad y la transformación de la víctima, ya no puedes seguir siendo la misma aunque sobrevivas.
Durante esta segunda parte de la investigación bajaremos hasta los infiernos. Rojo y negro. Sangre y violencia. Violencia como maldad, violencia como el dolor de las miles de víctimas. No hay excusa externa que valga para el violador o maltratador, la violencia está dentro de ellos.
Esta parte es mucho más dura, sórdida y violenta. Te abre los ojos, te involucra y no puedes ser ajena. Es una lucha de todos y de todas. La educación es clave y la denuncia también.

Es el segundo libro que leo de este autor. En el primero, Las tres muertes de Fermín Salvochea, también juega con los elementos fantásticos de una forma increíble, pero era una novela mucho más light tanto en las formas como en la denuncia, que haberla hayla.
Tal vez incluso este esté mejor redactado, si cabe, y más de uno lo considerará mejor libro, en mi caso ha sido una lectura adictiva, dura y a veces no muy agradable por los sentimientos que me ha transmitido. Solo por esas sensaciones, me permito arañarle algunas décimas a la valoración.
Valoración: 8,25/10
Lectura: diciembre 2021
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Davicalpa
 30 noviembre 2021

Tan solo basta con acompañar a lo largo de un paseo por las calles de Berlín a Lukas Kocaj, protagonista de Dientes rotos, para darse cuenta de que la travesía en la que te embarcas no será precisamente plácida. Todo ese paisaje que va transitando a tu alrededor te envuelve poco a poco en una atmósfera viciada, decrépita, característica de una ciudad que permanece viva a pesar del escozor de sus heridas. Un paseo que recorres bajo el cobijo de los pensamientos de cualquier personaje anónimo con el que te cruzas cada día de regreso del trabajo. Esto de por sí solo es un día más en donde las preocupaciones de Kocaj por llegar a tiempo a casa y evitar un nuevo enfado de quien cuida a su padre atormentan a nuestro protagonista. Sin embargo, su mirada vaga perdida ante la muchacha que camina delante de él, inquieta por reconocer unos pasos que cruzan la acera en el mismo punto en el que antes lo había hecho ella, cruzando la misma esquina, acercándose en silencio.
El desconcierto que acompaña el inicio de esta historia se hace patente cuando exploras la compleja mente de nuestro protagonista. Tan solo se dirige a casa tras otra terrible jornada laboral en la que tendrá que soportar los tormentos asociados a una vida alejada de todos sus sueños. Sin embargo, la inquietud permanece puesto que, si desvías la mirada hacia aquella joven que caminaba a solas a lo largo de la calle, la incomodidad te resulta extrañamente familiar. La historia que nos cuenta Jesús Cañadas en este Dientes rojos tiene mucho que ver con ese pequeño paseo anónimo a lo largo de una calle de Berlín. En esa o en cualquier otra calle que cruzamos cada día en nuestras ciudades, donde el miedo se materializa entre la comodidad de lo cotidiano.
Dientes rojos es un thriller policiaco cargado de un terror que se adhiere a tus tripas. La desaparición de una adolescente nos servirá para ir conociendo aún más a nuestro protagonista, policía de profesión, y a su despreciable compañero y jefe superior que ve en Kocaj a un acompañante perfecto para poder saciar su sed de justicia. Esa investigación centrará una trama en la que iremos descubriendo que, tanto la ciudad como los ciudadanos que la habitan, están llenos de oscuridad.
Esta no es una novela fácil de digerir y no precisamente porque este mal escrita. Pocas veces se conjuga una trama tan absorbente y adictiva con unos personajes tan complejos y profundos que resultan devastadoramente humanos. Es una novela difícil de digerir por que Cañadas decide mostrar una realidad sin pararse a adornarla. Hay descripciones en la historia que te harán estremecerte, que duelen, desgarran y gritan, que golpean una y otra vez tu capacidad de aguante hasta que optas por apartar la mirada. El autor te presenta unos pasajes grotescos en donde la sangre y las tripas se leen a cada nuevo escalón que desciende a sus infiernos. Pero no solo se lee. También se huele, te mancha y permanece en tu mente, como todos esos gritos que no quieres oír y que se esconden tras las máscaras sonrientes de la multitud.
Pero créanme que todo ese sufrimiento es necesario para poder adentrarse en la esencia de una historia que describe bajo capas de horror, sufrimiento y desesperación una realidad que resulta imposible ignorar. El miedo que empapa cada pagina de este libro es el de tener la certeza de que esta ficción, con toda la presencia de sus componentes sobrenaturales, herederos de la narrativa de Clive Barker, no es más que una fotografía de una sociedad en donde el maltrato a las mujeres, el acoso al diferente, las depravaciones, los fanatismos, la corrupción…ocurren justo al lado de tu casa. O
Incluso dentro de tu cabeza, sí eres capaz de prestarle la debida atención a tus propios pensamientos.
Ninguna de las criaturas de pesadilla que abundan en esta narración serán capaces de reflejar el miedo que puede sentir una joven que camina sola a través de una calle cualquiera de una ciudad cualquiera. Ninguno de las terribles localizaciones que descubres en esta ciudad escondida superará el horror que se palpa en los pasillos que se ocultan tras una puerta mal cerrada. Ningún diente roto, ni rojo, alcanzará jamás los ecos de nuestro silencio.
Esta novela pone los pelos de punta pero, por suerte, solo es carne de ficción.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
rifelaurabooks
 16 noviembre 2021
Veo necesario empezar avisando que esta no es una novela apta para todos los públicos. Es cruda, cruel, con escenas no muy agradables y que muestra el lado más oscuro, malvado y macabro de la humanidad. Dicho lo cual aclaro que, para mí, ha sido todo un descubrimiento.

Es una de esas historias que te hacen sufrir. de las que lees con los ojos entrecerrados porque tienes miedo de seguir leyendo mientras una gran fuerza dentro de ti te obliga a no detenerte. Un libro que te mantiene tan atrapado entre sus páginas que eres incapaz de soltarlo a pesar de que te pasas la mitad de la lectura pensando "¿qué narices estoy leyendo?".

No os preocupéis si al principio vais un poco perdidos, es normal. Vosotros dejaos llevar que las respuestas acaban llegando. ¡Vaya si llegan! Llegan a lo grande, acompañadas de un par de giros argumentales de los que te pillan completamente por sorpresa y que te dejan sin palabras.

Personajes malos con los que acabas conectando. Personajes buenos a los que acabas odiando.

Un libro que juega con tus sentimientos, que invita a la reflexión y que te muestra la realidad a través de un filtro de oscuridad para que seas consciente de que el mundo no es tan idílico como parece.

Me ha parecido un libro muy arriesgado, rompedor e innovador, en especial por el mensaje tan potente (y en mi opinión, necesario) que transmite. O más específicamente, por CÓMO transmite dicho mensaje. Sin romantizarlo, sin embellecerlo. No hay nada bonito en la violencia y así nos lo muestra el autor.

"Observa nuestra maldad, porque la violencia no es cosa de monstruos: es cosa de humanos."

"—Siempre son mujeres —tartamudeo.
—No. No te equivoques. —Vuelve a señalar el mapa con un gesto entre vago y apesadumbrado—. Siempre son hombres."
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
Citas y frases (3) Añadir cita
HefestoHefesto20 enero 2022
la violencia no es cosa de monstruos: es cosa de humanos
Comentar  Me gusta         60
Alvarohernandez_81Alvarohernandez_8119 enero 2022
La primera te hará ver. La segunda te hará entrar. La tercera te hará volver.
Comentar  Me gusta         90
elbauldeloscoloreselbauldeloscolores14 enero 2022
Todos llevamos cicatrices. Es importante que se curan y también que duelen. Que duelen siempre. El dolor no es malo. El dolor es amigo de la memoria.
Comentar  Me gusta         40
Videos de Jesús Cañadas (2) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Jesús Cañadas
entrevista
otros libros clasificados: goreVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES





Test Ver más

¿En dónde pasó? Test sobre la novela de terror

Drácula, Bram Stoker

Transilvania
Dardanelos
Budapest

12 preguntas
99 lectores participarón
Thèmes : terror , novela , horror , misterioCrear un test sobre este libro