InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTest
ISBN : 8498152054
Editorial: Diario El País (30/11/-1)

Calificación promedio : 4.39/5 (sobre 79 calificaciones)
Resumen:
Primera novela de la serie Los Hijos de la Tierra de Jean M. Auel sobre la vida de nuestros antepasados en la última fase de la Era Glacial, cuando los Neanderthales y los Cro-Magnones compartían la Tierra.
La heroína es Ayla, una valiente e indomable joven mujer cuya historia empieza cuando, huérfana de cinco años, es adoptada por el Clan, un grupo de Neanderthales.

Al principio, Ayla inspira sorpresa, luego cautela y, por fin, aceptación por ... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea
Críticas, Reseñas y Opiniones (16) Ver más Añadir una crítica
rafaperez
 28 April 2022
Para aquellos que busquen únicamente el rigor como sustento de la novela histórica, El clan de los osos cavernarios le hará rechinar los dientes.
Aunque la autora no sitúa ni temporal ni territorialmente la trama, algo podemos intuir.
Final del pleistoceno, última glaciación hace un porrón de años. ( yo empezaba a gatear)
Creo, que por diferenciar a Neandertales y Cromañones, Jean Marie exagera las capacidades. Las conversaciones, por fuerza, debieron ser más básicas.
Auel acierta en describir la comunicación con gruñidos y gestos, pero su significado, no podía ser tan profundo, tan extenso.
Algunos ritos son, a su vez, demasiado complejos, para una civilización tan llena de supersticiones como rotundamente práctica.
Los tensos amantes de la saga pueden ahora relajarse, aquí comienza mi defensa.
Si la estadounidense se hubiera ceñido a lo anteriormente expuesto nos habría quedado una novela más aburrida que jugar solo al parchís.
Con unga-unga, y el vocabulario de un adolescente cabreado ( no, no, no, déjame) poco podría hacerse para evitar el suicidio del lector.
En cambio El clan del oso cavernario es una interesante aproximación a la convivencia de dos especies sin que esto atente contra una bellísima historia.
El texto es fundamentalmente descriptivo ( 98 por ciento de la obra) y es importante avisar a aquellos que se aburran o les disguste esta técnica narrativa.
Ficción y posible realidad maridan de forma excepcional, Ayla es una cromañona, única superviviente de su clan tras un terremoto, que será rescatada por una mujer neandertal.
Las claras diferencias, serán tomadas como deformaciones y amenazas y tendrá que convivir con el rechazo de su nuevo clan.
Muy interesante como la autora nos muestra la organización social, cultural y laboral, donde el hombre, por supuesto( como efectivamente era, guarden sus cuchillos), está por encima de la mujer.
Vegetación, fauna, ritos, caza, pesca, relatados de forma sencilla y con un hilo argumental suave en su ritmo, pero rotundo en su contenido.
Me ha gustado mucho, que la escritora utilice términos como " los otros" y muestre a los personajes en su tiempo y conocimientos.
Una historia de superación, de abusos, de rechazo y de lucha si, pero también de naturaleza en estado puro, sin contaminación física ni espiritual.
Ayla, esa niñita de 5 años, me robó el corazón desde las primeras páginas. ¡Con lo cascarrabias que soy!
Una visión a un lejano pasado donde aquellos hombres eran mucho más conscientes y respetuosos con su entorno que el " evolucionando " sapiens autodestructivus de hoy.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         253
Keoki
 18 August 2022
Tras un terremoto, Ayla, una niña cromañón, se encuentra sola tras la destrucción del campamento donde vivía. La niña, desorientada, sufre el ataque de un león cavernario, pero sobrevive a éste dejándola muy débil y con un zarpazo del león en su pierna. Por suerte, un grupo de neandertales que está buscando nueva cueva tras el seísmo, la encuentra. Ese grupo es el Clan del Oso Cavernario, y, después de mucha reticencia porque Ayla es de "los Otros" (así es como el clan llama a los cromañones), Brun, el jefe del clan, decide acogerla con ellos.
La autora ha sabido crear un argumento muy bueno con la dificultad que tiene crear la historia en la remota época de la que hablamos, adaptando el lenguaje de los neandertales para no quitarle fluidez a la novela.
La trama me ha gustado mucho, hay amistad, solidaridad, amor (un amor muy neandertal), pero también hay mucha crudeza en muchas partes del desarrollo, para ser coherente con la dureza de la vida de esa época.
Mi personaje favorito ha sido Ayla, ha sido muy fácil empatizar con esa gran persona, seguidos de cerca por Iza (la curandera), Creb (el mago, también llamado "mog-ur") y Brun (el jefe del clan).
Me ha parecido que la escritora ha diferenciado claramente dos personajes opuestos, que son Ayla y Broud (el futuro jefe del clan). Ayla simboliza el progreso, la evolución; mientras que Broud encierra lo peor del clan: el estancamiento, el miedo al cambio.
Otro factor que me ha hecho disfrutar de este libro ha sido lo enriquecedor que ha sido para mí en cuanto a cosas que desconocía, ya que Auel hace bastante hincapié en la forma de vida de los neandertales (cómo cazaban, qué herramientas usaban, qué plantas utilizaban, qué comían, cómo se vestían, qué ritos seguían, cuán jerárquicos y supersticiosos eran...)
Tenía este libro desde que en el instituto nos lo pusieron en el programa como lectura optativa (entiendo que dudaran de que el alumnado de 16 años fuera a leerlo, porque hay que reconocer que puede resultar denso), en su día leí dos capítulos como mucho, pero en la actualidad, como persona adulta (o eso creo) he disfrutado mucho teniéndolo.
Muy recomendable.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         2014
mariacriado
 15 December 2021
“El clan del oso cavernario” es la primera parte de una saga compuesta por seis libros. El primero está escrito en el año 1980 y el último en 2011. Después no ha habido más entregas, así que es una saga cerrada.
Es una saga que se basa en la época prehistórica. Siempre me han llamado la atención estos temas y leer “El clan del oso cavernario” ha sido todo un acierto, ya que mezcla la prehistoria, cromañones y neandertales y la historia personal de Ayla.
Ayla es una niña de unos cinco años de edad que tras un temblor de tierra, su cueva queda destruida y se ve separada de su madre y de todos los suyos. Después de vagar sin rumbo fijo y tener un encuentro con un león cavernario, Ayla es rescatada por Iza, una mujer neandertal del clan del oso cavernario. La niña, al ser cromañón es muy distinta de las gentes de Iza, que todos son neandertales. Más fuertes, con un intelecto diferente al de la niña y sobre todo, de distinto aspecto.
Por esto, es que Ayla se ve discriminada por su físico, y a la vez, casi temida por ser la rara. Esto no es muy distinto a cualquier historia racista que podamos ver en la actualidad.
Iza, su madre adoptiva se encarga de educarla según las costumbres del clan, incluso aprende su lenguaje, que no es la palabra.
Imagino que la autora se ha documentado paleontológicamente muy bien a la hora de enmarcar la historia, ya que es muy rica en detalles sobre costumbres y ritos sociales. Y esto me ha llamado mucho la atención. Da muchos detalles sobre las costumbres sociales a la hora de aparearse, cazar, criar a los hijos e incluso la muerte. Todo esto perfectamente bien integrado en la historia que Jean M. Auel nos ha querido contar.
Los personajes me han gustado mucho. Podría parecer que de una historia de cromañones y neandertales no podría sacarse mucho jugo, pero la autora lo ha exprimido, apurando hasta la última gota, creando una historia muy real, tierna y a la vez dura. La protagonista principal es Ayla, y su personalidad me ha fascinado. La veremos crecer y madurar a lo largo de los años que dura “El clan del oso cavernario”. El resto de los personajes muy bien construidos también, desde Iza, la mujer que adoptó a Ayla hasta el “malo” del clan, porque también hay malos a los que odiar.
Nos encontramos con una historia de casi 600 páginas, pero os digo que no os echéis para atrás por este motivo a la hora de leerlo, ya que son capítulos en los que siempre pasan cosas, y como digo, muy bien argumentadas. Además les vais a coger un gran cariño a Ayla, a la que ya veo como a uno de los personaje favoritos de mi 2021.
“El clan del oso cavernario” es un libro de ficción histórica, o más bien, prehistórica, lleno de aventuras, muy bien documentado que no tiene por qué estar dirigido sólo al público adulto, ya que un adolescente podría disfrutarlo mucho también.
Quien se adentre en esta primera parte, ha de saber que le siguen cinco más. Yo pensaba leer solamente esta primera parte, ya que no tenía muchas esperanzas de que me enganchara demasiado la historia, pero aquí me veo con la idea de comenzar pronto la segunda parte “El valle de los caballos”.
He de decir que aunque el final podría quedar en eso, en un final, lo cierto es que no es autoconclusivo, y las aventuras de Ayla continúan en la segunda parte, quedando en esta muchas cosas pendientes.
Por lo tanto, no me queda más que recomendar encarecidamente “El clan del oso cavernario” ya que para mí ha sido todo un descubrimiento esta joya de la literatura prehistórica. 100% recomendado.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         110
Eli88
 28 February 2022
La protagonista de la novela es Ayla, una joven cromañón de apenas cinco años.
La conocemos tras un terremoto que la deja sola en el mundo.
Asustada, Ayla comienza a deambular cuando es atacada por un león cavernario.
A pesar del ataque, Ayla sobrevive y allí es encontrada por el clan de neandertales.
A pesar de que muchos se niegan a recoger a "una de los otros", deciden apiadarse de ella.
Ayla queda bajo el cuidado de Iza, la curandera del clan.
Aunque el líder, Brun, se opuso a salvar a la niña, fue el llamado de Iza lo que lo convenció de incluirla en el clan.
Esta inclusión no es tan feliz porque son Iza y su hermano Creb quienes deben ser los encargados de criar y cuidar a la extraña niña.
Es en esta pequeña familia de la curandera y su hermano, que es el sumo sacerdote del clan, un hombre deforme , que Ayla comienza a dar sus primeros pasos en la cultura del clan y a crecer.
Iza y Creb están apegados a la joven pero al resto del clan le cuesta más aceptarla como una de los suyos.
Tiene sentido porque como pertenecen a la especies diferentes la consideran una mujer "fea y extraña".
Aún así, Ayla logra sobrevivir con el clan y comienzan a descubrir sus habilidades.
Esto es interesante porque aparentemente los neandertales no emiten sonidos para hablar y se comunican a través de un sistema de signos, y tampoco lloran.
Esto hace que los comportamientos de Ayla no sean normales , como hacer sonidos con la boca o llorar.
Las cosas comienzan a ponerse intensas cuando Creb comienza a buscar los animales totémicos de los niños del clan.
Cada miembro del clan tiene un tótem que lo protege y muestra las cualidades de su persona.
Estos tótems se dividen por sexo, mientras que los hombres tienen animales carnívoros, las hembras tienen que conformarse con animales insignificantes.
Creb se se da cuenta de que el tótem de Ayla es un león cavernario.
Esto explica por qué pudo sobrevivir al ataque de este, pero genera mucha inseguridad entre los miembros del clan, especialmente entre los hombres.
El león de las cavernas es uno de los tótems masculinos más poderosos y nadie entiende por qué elegiría a una mujer.
Con el tiempo, Ayla comienza a adquirir habilidades que le serán muy útiles en la vida.
En esta sociedad prehistórica, es vital que esten en pareja ya que el hombre debe cazar y ellas trabajar con lo que el hombre caza.
Iza se da cuenta de que Ayla es una mujer fea, que ningún hombre querrá tenerla a su lado, por lo que decide entrenarla en el arte de curar.
Este conocimiento le permitirá a Ayla tener un estatus más alto que otras mujeres y no la condenará a morir de hambre si no encuentra pareja.
Una de las cualidades de Ayla es que parece mucho más inteligente que el resto de los miembros del clan.
Lógicamente, ella está en un nivel superior de evolución y esto le permite dominar fácilmente cosas que eran difíciles para los neandertales.
Aquí vemos cómo nuestra protagonista comienza a conocer aspectos básicos de las matemáticas, comprende la teoría del tallado en piedra y la creación de herramientas de piedra.
También aprende a usar la honda para cazar.
El uso que hace Ayla de la honda es uno de los puntos centrales de la novela.
Aquí tenemos a una mujer utilizando una honda, según las leyes del clan, este acto conlleva la pena de muerte.
Esto significa que durante gran parte del libro, tenemos a Ayla que está en un constante acto de rebelión.
Poco a poco, su habilidad con la honda aumenta y decide usarla para cazar.
Uno de los problemas que tenían en la cueva es que los diversos carnívoros que viven en el bosque roban la comida del clan.
Para evitarlo, Ayla decide cazar carnívoros con su honda.
Siempre que un depredador se acerca, se encontrará con una de sus piedras y morirá rápidamente.
Además de su práctica con las armas, tenemos su rivalidad con Broud.
Es el hijo del jefe del clan y sucesor del liderazgo.
A Broud no le gusta Ayla desde el principio y se propone hacerla sufrir tanto como sea posible.
Estas peleas parten de ataques verbales y odio pero poco a poco empiezan a encarnarse hasta el punto que se convierte en un personaje que el lector también termina odiando.
Si hablamos de este libro en general, tenemos una interesante historia que intenta mostrarnos una novela diferente a la histórica.
Creo que la autora hace una gran investigación para recrear la forma de vida de los primeros homínidos usando esta cultura para contar una historia.
También me gustó el choque entre Ayla y el clan.
Estamos hablando de personas que están en dos escalas de evolución humana y me imagino que la convivencia entre dos grupos habría sido sumamente difícil.
El clan del oso cavernario es una novela sobre crecer y experimentar nuestro lugar en el mundo.
También nos da la oportunidad de saltar a un fondo que normalmente no solemos ver en la ficción.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Ber
 10 March 2020
Desde hace mucho tiempo había querido leerme este libro. Lo veía en los estantes y siempre llamaba mi atención, no sé si por la portada o por el atrevimiento de la autora al hacer una obra en un contexto tan desconocido como la prehistoria. Una niña homo sapiens pierde a su tribu y es encontrada por otra, pero de neandertales. La pequeña empezará una nueva vida con ellos y sufrirá durante toda la convivencia una lucha interna por reconocerse a sí misma, siendo completamente diferente a todos quienes la rodean, y por encontrar un sitio en una sociedad de la que quiere formar parte pero que no siempre la acoge como a una igual. La obra sirve como una evidente lectura de nuestro mundo. Tiene una perspectiva feminista: es un mundo en que gobiernan los hombres y las mujeres son abiertamente tratadas como seres inferiores. Ayla, la protagonista, se esfuerza en hacer aquello que quiere, pero esto implica una contradicción y una incoherencia personal, pues a veces sus acciones libres son rechazadas por el mundo en que intenta vivir e integrarse. El equilibrio entre el libre albedrío y la aceptación social estalla muchas veces, y consecuencia de ello es el otro punto que me ha parecido importante: la lucha contra el tradicionalismo. En una tribu profundamente conservadora, cualquier ruptura de lo que siempre ha sido es denegada y mal considerada, así, nuestra heroína introduce cambios en un estatismo que impide el avance de la cultura y que acabará conllevando su desaparición, devorada por las tradiciones que deberían garantizar supervivencia y bienestar. La autora se demuestra una auténtica erudita de la época en que se sitúa la obra, aunque, dadas las enormes incógnitas que la rodean, es evidente que se permite muchas licencias, incluso toques de fantasía. Una novela entretenida, bien escrita y que permite reflexionar sobre el mundo en que vivimos.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Citas y frases (4) Añadir cita
KeokiKeoki28 July 2022
Ayla era algo más que una amenaza contra su masculinidad: era una amenaza contra su existencia. El odio que experimentaba hacia ella era el odio de lo viejo contra lo nuevo, de lo tradicional contra lo innovador, de lo moribundo contra lo que vive. La raza de Broud era demasiado estática, demasiado ajena al cambio.
Comentar  Me gusta         100
KeokiKeoki08 August 2022
«Brun dijo que podía, pensó. Hubo una ceremonia para que yo pudiera. Soy cazadora, soy la Mujer-Que-Caza.» Ayla alzó la barbilla y salió de detrás de la pantalla de follaje que la ocultaba.
Comentar  Me gusta         110
ChemaChema17 August 2022
Una maravillosa historia que ya había leido y que he podido disfrutar de nuevo este verano.

Unas novelas donde se aúnan, la ciencia y la narrativa de forma que te hacen sentirte parte de esa historia, conviviendo con sus personajes.

El clan del oso cavernario (1980)
El valle de los caballos (1982)
Los cazadores de mamuts (1985)
Las llanuras del tránsito (1990)
Los refugios de piedra (2002)
La tierra de las cuevas pintadas (2011)
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
EntreLibrosyTintasEntreLibrosyTintas08 March 2020
Más vale ser un hombre viejo que un muchacho que se cree hombre.
Comentar  Me gusta         50
otros libros clasificados: historiaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea





Test Ver más

Empareja al libro con el autor

Astillas en la piel

Javier Marías
César Pérez Gellida

18 preguntas
187 lectores participarón
Crear un test sobre este libro