InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 8466666338
Editorial: Ediciones B (19/09/2019)

Calificación promedio : 4.58/5 (sobre 39 calificaciones)
Resumen:
Tras el éxito de El bosque sabe tu nombre, Alaitz Leceaga regresa a las librerías con una saga familiar embientada en una bodega de La Rioja.

Una tierra maldita.
Una mujer dispuesta a luchar por el poder.
Un gran msiterio que debe salir a la luz.

Año 1889, La Rioja. Hay quien dice que una maldición se ciñe sobre los viñedos, secos desde hace años, de la finca Las Urracas. Mientras las grandes bodegas de la región comienzan... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (28) Ver más Añadir una crítica
Cristi2510
 28 septiembre 2019
Me ha encantado de principio a fin. No puedo decir nada en contra de esta novela o, mejor dicho, novelón.
Empezando por su portada, me conquistó en el momento en que la vi. La mujer que la preside refleja a la perfección el coraje de las mujeres que habitan en la finca Las Urracas. No sé si será ella o no, pero para mí, Gloria, la gran Gloria, ha tenido ese rostro desde la primera página.
En cuanto a los personajes, obviamente destacan las tres hermanas Veltrán-Belasco (Gloria, Teresa y Verónica), quienes son conocidas en su pueblo, San Dionisio, como las endemoniadas; y ello porque son pelirrojas, zurdas y se rebelan contra el perfil atribuido a las mujeres en el siglo XIX. Cada una de ellas tiene unos rasgos únicos que la caracterizan y la diferencian de las demás. Gloria es la hermana que enarbola la bandera del coraje y que le hace frente a cualquier batalla que se presente. Es ese tipo de mujer que no se amilana ante la adversidad, sino que, muy al contrario, se recrece y le planta cara a cualquier obstáculo, con independencia de los riesgos que implique, aun poniendo en peligro su propia vida por defender las de los que más quiere. Teresa es una mujer que se debate entre lo que siente y lo que todos consideran que debería sentir. Sin embargo, sus sentimientos son más fuertes que las normas, lo que la llevará a permanecer un tiempo alejada de su familia y de la finca Las Urracas. La tercera hermana es Verónica, qué decir de ella. Es una niña tan tierna como misteriosa, pero que esconde grandes secretos que se irán revelando muy poco a poco. Ella es testigo y sabedora de mucho más de lo que nadie puede imaginar. Los hombres también tienen un papel muy importante en la novela, pero las verdaderas protagonistas son ellas. Sin olvidar a mujeres como Diana, Denise, Gabriela y Emilia.
En lo relativo a la ambientación, me ha encantado. La autora ha conseguido trasladarme hasta La Rioja y, más en concreto, hasta los viñedos que inundan la zona. Las descripciones y los detalles que incluye permiten imaginar a la perfección cómo son los escenarios en los que se desarrolla la historia. A través de sus páginas he podido pasear por entre las vides, pero también por las dependencias de la mansión familiar. He sido capaz de sentir el olor de la vendimia y de las cepas en flor, de percibir sonidos y sensaciones como si hubiese estado allí.
La temática es amplia, pero de gran peso. En ella se profundiza en temas como el patriarcado, los abusos, las enfermedades mentales y la homosexualidad.
Indiscutiblemente, la prosa de Alaitz Leceaga es maravillosa. La autora consigue que las más de quinientas páginas de la novela fluyan como el viento. Sí, como ese misterioso viento que hace girar la veleta de la mansión y sonar la campana de la entrada a la finca.
En definitiva, creo que es una novela de diez. La trama, los personajes, la ambientación, la prosa… no hay nada que no sea perfecto. Mi más sincera enhorabuena a la autora por su gran trabajo.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         100
Galena
 19 noviembre 2019
Las hijas de la tierra fue un libro que me entró por los ojos. Su portada transmite mucho de la esencia de la historia y estoy muy contenta por haberme aventurado con esta novela, un poco alejada de mi tipo de lecturas habitual en los últimos tiempos.
No sabía que esperarme de esta historia porque no había leído nada de la autora y tampoco tenía claro en qué género se encajaba. Sin embargo, la sinopsis contaba algo que me gustaba y hablaba de una historia situada en los viñedos de la Rioja en el siglo XIX, y sin duda eso me atraía. Además, se incluía el estigma de las mujeres pelirrojas, harto conocido pero del que me gustaría más, y todo ello confluía en una combinación de lo más alentadora.
Al empezar la lectura me encontré con una prosa agradable y cuidada, pero a la vez sencilla y de rápido avance. Vamos, que se lee bien y nos ayuda a introducirnos de lleno en la historia, gracias a la protagonista y a la descripción de los entornos. En algunos aspectos es algo predecible, pero no tanto en otros, y es inevitable que nos recuerde a historias de autoras que se mencionan en la propia novela, como Jane Eyre.
La mujer endemoniada y culpable de la mala suerte, la precariedad económica y la dificultad de realizar un buen matrimonio son algunos de los otros temas a tratar. Gloria es la protagonista indiscutible, así como el viñedo. Sus dos hermanas menores ocupan un lugar importante y cada una tiene algo que aportar y a su manera la ayudan a crecer y madurar.
Sufre una gran evolución y mientras que al principio estaba bajo la mala influencia de Rafael y repetía pies juntillas lo que él decía, encontró la forma de deshacerse de sus enredos hasta “despertar” y dejar de negar lo que significaba para ella ser mujer en esa época y haber sido acusada desde niña de todos los males que le sucedían a su familia. La manipulación a la que fueron sometidas se refleja en toda la historia así como lo difícil que resulta deshacerse de ese tipo de ideas inculcadas desde la niñez.
Esta evolución me gustó pero creo que se saltó algún paso, llega un momento en el que el cambio es un poco brusco. Sin embargo, es genial que uno de los puntos de partida sea la amistad entre hermanas y la relación de mutua ayuda y apoyo que desarrollan. En esta historia la unión entre mujeres es muy importante.
El romance no ocupa un gran papel, aunque está presente y si hablamos de personajes femeninos aquel que ocupa un mayor papel es Rafael, uno de los antagonistas desde el principio. Él, al igual que otros personajes con una función similar, es bastante plano y su presencia es más testimonial que otra cosa. Lo mismo sucede con los otros tres personajes masculinos positivos en la historia, y sí me habría gustado algo más de desarrollo en ese aspecto.
Ante toda esta historia de superación protagonizada por mujeres (especial mención a la Alcaldesa, me encantó ese personaje a pesar de su lado turbio) refleja la lucha hacia el empoderamiento femenino, la igualdad y el romper ese embrujo, ese engaño que les decía a todas las mujeres que había algo malo en ellas. Algo malo que les impedía ser buenas para el trabajo, para la herencia, para la creación de cultura, para ostentar el poder, etc. Todo esto no deja de estar influenciado por el ambiente sobrenatural y con aire gótico de la mansión, el lago bajo el que hay todo un pueblo hundido, los espíritus y el cruce de caminos, así como los misterios familiares.
La edición es en tapa dura con sobrecubierta y la portada únicamente se refleja en esta. Creo que es una portada preciosa y de lo más acertada, por el color de pelo y por la urraca. Además, transmite el tono que tiene la historia, en mi opinión, y con eso y una buena estética tiene todo lo que debe tener una buena portada.
En definitiva, una gran lectura que me ha dejado con ganas de saber más sobre otras obras de la autora. Por mi parte, no puedo más que recomendarla si os atrae la sinopsis, creo que pasaréis un buen rato y disfrutaréis del proceso de liberación de Gloria.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
Samarkanda
 25 marzo 2020
Alaitz Leceaga nos hace viajar en el tiempo, concretamente a finales del s. XIX, una época en la que las mujeres no tenían derechos pero sí obligaciones, sobre todo, obedecer y estar calladitas pero si te rebelabas ya eras una loca o una endemoniada.
La acción trascurre en San Dionisio, un pueblo ficticio de la Rioja, donde conoceremos a Gloria, Teresa y Verónica, las hermanas Veltrán-Belasco, tres jóvenes que creen estar endemoniadas por el mero hecho de haberlo escuchado hasta la saciedad desde que eran pequeñas y por ser pelirrojas y zurdas; pero, a parte de esto, el ver cómo tu madre se vuelve loca o que haya gente que diga que una maldición se cierne sobre los viñedos de la finca Las Urracas, donde viven los Veltrán-Belasco, que llevan secos casi treinta años, también contribuye a creer que estás poseída por demonios.
Las tres hermanas están sometidas a la autoridad de la tía Ángela, una mujer cruel que las somete a todo tipo de castigos si no obedecen o se comportan como perfectas señoritas, a la autoridad de un padre para el que son casi invisibles –al que sólo le importan sus propios fines- y a la de un hermano cruel hasta decir basta. Sin embargo, ocurrirá algo inesperado que dará un vuelco en la vida de las Veltrán-Belasco y Gloria, la hermana mayor, tendrá que coger las riendas de la finca familiar dando lugar a una larga batalla que la llevará a enfrentarse con los bodegueros y los hombres más importantes de San Dionisio quienes no ven en ella un rival pero a los que dará más de una sorpresa y pondrá en duda sus privilegios.
Gloria contará con la ayuda de Teresa y Verónica, sus hermanas, así como la de Diana la vinatera; una mujer hecha así misma, desobediente y malhablada con más conocimientos sobre las vides que cualquier hombre pero también tendrá que hacer frente a enemigos muy poderosos que no le van a poner las cosas nada fáciles.
Si quieres saber si Gloria y sus hermanas son capaces de “resucitar” los viñedos o qué se esconde en la casona de los Veltrán-Belasco cuando por las noches se escuchan voces extrañas, gritos o arañazos en las paredes… te animo a que te adentres en las páginas de Las hijas de la tierra, una lectura amena que se lee rápido pese a su extensión.
El libro engancha desde el principio ya que comienza con Gloria y su hermano, Rafael, junto a un lago en el que tienen lugar una serie de acontecimientos que no dejan indiferente al lector y en el que somos testigos de que la relación entre los hermanos tiene mucha tela que cortar y a cada vuelta de hoja te preguntas qué pasará ahora ya que la autora sabe mantenerte pegado a sus páginas.
Escrito en primera persona, será Gloria quien nos cuente la historia de su familia y de la finca Las Urracas con un lenguaje sencillo donde las descripciones son muy vívidas y parece que estés viendo los escenarios a través de un agujerito, trasportando al lector a esos campos maravillosos cubiertos de viñas o a la casona oscura y tétrica ajada por el tiempo y el olvido. También los personajes están bien descritos y definidos, tanto los principales como los secundarios, especialmente las hermanas Veltrán-Belasco, pero si tuviera que quedarme con uno sería con Verónica ya que es el más especial de todos, el que tiene un don para la música y es capaz de ver cosas que aún no han sucedido, aunque todos y cada uno de los personajes tienen su función.
Es un libro que combina ingredientes para gustar a todos los públicos, desde la fantasía al romance, pasando por maldiciones, el empoderamiento femenino, asesinatos, conspiraciones… un poco de todo que, en su justa medida, hacen de Las hijas de la tierra una lectura muy amena gracias a capítulos no muy largos que se estructuran en cinco partes bien diferenciadas y donde Leceaga sabe dosificar la intriga para que quieras seguir leyendo. No obstante, aunque le sobran algunas páginas y algunas cosas están un poco forzadas, el final me ha dejado un sabor agridulce. Por un lado, sucede algo con Gloria que no he visto venir y que me ha sorprendido pero, por otro, se me queda un poco pobre y habría agradecido un epílogo en que me explique qué pasa con Verónica y la maldición de las Veltrán-Belasco, conocer un poco más del pasado de Miguel o qué pasa con Rafael.
Pese a todo ha sido una lectura muy amena que he disfrutado como una enana y que ha cumplido con creces las expectativas que tenía puestas en esta novela que eran bastante altas, así que, me animaré con su primera novela El bosque sabe tu nombre.
Enlace: https://libropoli.blogspot.c..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Bajolapieldeunlector
 03 diciembre 2019
Nos trasladamos a 1889, a un pueblo vinícola de la Rioja, allí viven los Veltrán-Belasco; un padre, una tía, un hijo y tres hermanas con el pelo rojo como el fuego. La preciosa casa en la que viven, "Las Urracas", parece ser los restos del esplendor de muchos años atrás, cuando las viñas refulgían vida y producción. Ahora no deja de ser una casa imponente y misteriosa que solo alberga abandono por falta de fondos y que se ha convertido en la jaula que parece atrapar a tres hermanas limitadas por las imposiciones de su tía y los demonios que se las atribuyen.
""Espera un poco, no seas insensata. Lo mismo es algún demonio que te llama para llevarse tu alma y tú vas directa a la trampa", pensé mientras mi mano dudaba un momento sobre el picaporte."
Aunque son tres, Gloria será la protagonista principal y quien nos narre todas las dificultades que vivirán. Y por si no tuvieran suficiente con tener que aguantar las habladurías que corren sobre ellas tres, sus pelos rojos y los demonios que parecen albergar sus cuerpos, tendrán que soportar a un padre que parece ausente, una tía déspota que no duda en castigarlas constantemente por sus "pecados" y un hermano que parece obsesionado con Gloria y con hacerla dependiente de él.
El yugo que parece someterlas sintoniza con la sequía que acecha sus tierras, el calor sofocante del verano y unas viñas que llevan muertas años, al igual que el negocio familiar. Por ese motivo, se dice que esas niñas están embrujadas, locas, igual que lo estuvo su madre, y que sobre esa casa pesa una maldición. Es cierto que en esa mansión ocurren muchas cosas inexplicables, algunas incluso nos harán replantearnos si lo que parece es real, o no.
Pero el tiempo pasará y ciertos acontecimientos harán que su situación cambie de manera drástica, provocando que las tres se unan para crear una fuerza mayor y luchar contra todo y contra todos los que quieren someterlas. Viviremos cambios en la mansión, en sus situaciones personales, descubriremos en Teresa a una joven inteligente que tendrá que luchar contra sus propios sentimientos, en Verónica a una jovencita mística e impredecible y en Gloria una chica a la que obligarán a convertirse en mujer, aunque esta vez ya decidirá sobre su vida y sus tierras.
"Repítele a una chica frágil que está embrujada las veces suficientes y acabará por creérselo. Hasta te dirá que puede ver a los demonios que la persiguen."
La ambientación a finales del S.XIX le sirve a su autora como escenario para hablar de muchos temas que aún hoy día siguen siendo un problema social, como las enfermedades mentales, la homosexualidad, el abuso físico o psicológico que constantemente sufren las mujeres y las limitaciones que a estas se imponen constantemente por el simple hecho de serlo. Aspectos que parecen contrastar con la fuerza que reflejan sus protagonistas, la capacidad de resurgir y luchar contra las imposiciones.
"Los demonios irán contigo siempre que si tú les dejas. No te quedes atada al dolor, Gloria. Si se lo permites el dolor se repetirá una y otra vez hasta que no distingas nada más, hasta que no sepas siquiera qué día o qué año es. El dolor lo ocupa todo."
Aunque también aparecerán grandes protagonistas masculinos, hombres buenos de los que no quiero adelantaros nada, "Las hijas de la tierra" no deja de ser una historia donde las mujeres están bajo el yugo del poder que ejercen los hombres, ellas son meros títeres que parecen moverse al compás de lo que estos dictan. O, al menos, eso es lo que piensan ellos. Porque esta novela también alberga mujeres poderosas que saben desobedecer y rebelarse cuando toca, algunas lo harán de forma abierta y otras bajo la sombra aparente de "mujer tranquila", cuando nada de eso es así.
"Una sola nota puede cambiar toda una melodía completa. Conseguir que el ritmo y la armonía sean otras, si es la nota adecuada [...] La pasión también puede depender únicamente de un pequeño cambio. Algunas veces una nota basta para cambiarlo todo."
Como ya encontramos en "El bosque sabe tu nombre", esta nueva novela rezuma coraje, superación, lucha y una fuerza femenina que traspasa las páginas y se contagia al lector. Así que no puedo no recomendar su lectura, es maravillosa, y Alaitz una autora que siempre tendrá un hueco en mi estantería.
Enlace: https://bajolapieldeunlector..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         50
Bookworm
 13 febrero 2020
¡Cómo me ha gustado esta novela! Y no lo tenía nada fácil, la verdad. El año pasado su autora se estrenaba en el mundo literario con "El bosque sabe tu nombre" y era todo un reto repetir el mismo éxito ya que dejó el listón muy alto con aquella historia, pero no solo ha salido airosa del reto, sino que en mi opinión lo ha superado. Si "El bosque sabe tu nombre" fue una de mis mejores lecturas del año pasado, creo que las protagonistas de esta historia se han ganado a pulso estar también entre mis mejores lecturas de 2019.
"Las hijas de la tierra" es la historia de las hermanas Beltrán-Velasco, Gloria, Teresa y Verónica y de la tierra que las vio nacer, una tierra que hace ya muchos años que no da fruto. Las tres viven en San Dioniosio, en La Rioja en la finca Las Urracas, junto con Rafael, mellizo de Gloria, un padre prácticamente ausente y Ángela una tía abuela que se encarga de su educación (y su infelicidad) desde que perdieron a su madre. Rafael tiene a Gloria totalmente sometida y procura mantenerla alejada de sus hermanas, pero las cosas irán cambiando poco a poco cuando Gloria decida acercarse y confiar más en ellas y alejarse de Rafael. Las tres saben que Las Urracas, por muy maldita que esté la tierra, está destinada a ser para su hermano por ser el único varón. y él se encarga de recordárselo continuamente, pero una serie de circunstancias que no revelaré, harán que sea Gloria la que deba tomar las riendas de su hogar. Está convencida de que con el apoyo de sus hermanas y mucho trabajo, serán capaces de devolver la vida y el color a Las Urracas, de volver a recoger una cosecha de uva y elaborar un buen vino. El camino será largo y nada fácil, los bodegueros no conciben que una mujer pueda formar activa de su mundo pero ellas están dispuestas a intentarlo. ¿Lograrán su objetivo?
La historia puede parecer "sencilla" e incluso predecible, pero de verdad ¡qué placer me ha dado ir descubriendo poco a poco, capítulo a capítulo todo lo que escondía esta novela! empezando por sus personajes. Qué maravilla de hermanas. Creo que la sobrecubierta de la novela es más que perfecta. Me he imaginado a las tres hermanas muy parecidas a la chica de esa imagen y las tres me han encantado. Tres personalidades muy diferentes que se complementan perfectamente porque estando juntas son capaces de enfrentarse a lo que haga falta. Además son personajes que evolucionan tanto que es un gusto leer sobre ellas.
Gloria, que es la narradora de la novela, comienza siendo una joven sometida, apocada, que busca refugio en las lecturas para acabar transformada en toda una mujer de armas tomar.
Teresa, ¡ay Teresa! ¡cuánto le toca sufrir por la incomprensión de una sociedad machista que no entendía a quien no seguía "las normas", ella es una mujer muy inteligente y si no fuera por la época podría haber sido una gran química y Verónica, ella es el personaje que llena de magia y de música de piano la novela y que se ha convertido en uno de mis personajes favoritos. Me ha encantado la naturalidad con la que anticipa cualquier cosa que vaya a currir más pronto que tarde y su especial relación con las abejas.
La verdad es que las tres hermanas "malditas" son maravillosas, pero también lo son los personajes secundarios. Me han encantado especialmente los hermanos Lavigny que llegan a Las Urracas desde Francia con muchos planes, sobre todo Denise que aporta un punto de frescura, alegría y modernidad a la vida de las hermanas Beltrán-Velasco. Es fantástico el contrastre que se aprecia entre la "libertad" de la que disfruta Denise en París, una sufragista declarada y la "opresión" en la que viven las mujeres en San Dionisio. Mención especial merece también la ciega Diana, una mujer sabia donde las haya, que sabe de viñas y vino lo que no está escrito pero a la que nadie se dirige (una mujer entendida en vinos ¡dónde se ha visto!) y que solo recibe el cariño y el calor de nuestras chicas.
Los enemigos de nuestras chicas tampoco se quedan atrás en lo bien retratados que están. No son personajes malos porque sí, están tan convencidos de hacer lo correcto que no dudan en eliminar de su camino todo aquello que supone una traba y como le comenté por Instagram a alguien, he sentido ganas de enterrar bajo una de esas cepas secas a alguno de ellos cada vez que aparecía en la historia.
Además de crear una maravillosa historia y poblarla de personajes inolvidables, Alaitz Leceaga no se olvida de hacer un bonito retrato de la época en la que transcurre la novela (finales siglo XIX), del entorno y de la sociedad, aquella en la que la opinión de una mujer no valía nada, al menos de puertas de casa para afuera. También se nota el cuidado a la hora de aportar datos sobre la vendimia, el cuidado de las vides, el trabajo en general de las bodegas y todo ello sin abrumar al lector, más bien todo lo contrario, introduciendo cada pequeño dato en el momento justo para enriquecer cada página.
Pero lo mejor, por supuesto, ha sido el papel tan importante que tienen las mujeres en esta historia. Mujeres valientes que cansadas de verse sometidas a los hombres, de que no las reconozcan como iguales, pelean y demuestran que solo no son menos que ellos, sino que pueden ser mejores.
He disfrutado cada página de esta historia en la que su autora nos habla de multitud de temas, el amor, la familia, la locura, la ambición, los malos tratos, el abuso, la homosexualidad y todo ello con ese estilo tan maravilloso que conocimos en su anterior novela y que espero podamos seguir disfrutando en muchas más. Una lectura ágil, emocionante y mágica que envolverá al lector desde la primera página.

Enlace: https://bitacorademislectura..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00

Las críticas de la prensa (1)
Abc22 octubre 2019
En su segunda novela, «Las hijas de la tierra», Alaitz Leceaga reivindica a las mujeres que pusieron en marcha la industria del vino en España.
Leer la crítica en el sitio web: Abc
Citas y frases (39) Ver más Añadir cita
GalenaGalena19 noviembre 2019
Nuestra madre tenía también el pelo rojo: rojo como la sangre, rojo como el vino que produce esta tierra. Mamá era una endemoniada, igual que nosotras. Eso es al menos lo que todos cuentan de ella y puede que tengan razón, porque la noche de 1848 en la que ella nació, la comarca entera tembló abriéndose aquí y allá. Casi como si nuestra madre hubiera salido de las mismas entrañas de la tierra.
Comentar  Me gusta         20
Cristi2510Cristi251028 septiembre 2019
El poder es una cosa curiosa. Quien lo tiene cree que durará para siempre, como el amor en unos recién casados. Al poder le gusta creer que es eterno, irrompible. Pero la verdad es que siempre hay alguien, en algún lugar, planeando alzarse contra ese poder. Desobedecer.
Comentar  Me gusta         20
Cristi2510Cristi251027 septiembre 2019
Haber sido una víctima no te hace débil; al contrario. Yo lo he sido, durante muchos años, casi toda mi vida. Por eso sé que, aunque logres dejar atrás a todos los demonios que te persiguen, lo que de ellos se ha quedado dentro de ti, te atrapa. Es tu jaula particular.
Comentar  Me gusta         20
GalenaGalena19 noviembre 2019
—Algún día, cuando tú desobedezcas, cuando no tengas otra opción que desobedecer, también te odiarán a ti.

(…)

—No, a mí eso no me pasará, ni a ninguna de mis hermanas. Pero aun así podrías ser un poco más normal. Solo un poco más como se espera que seas —le dije sin mirarla todavía—. Tal vez si finges, algunos bodegueros de la zona se animarían a contratarte más a menudo y podrías dejar de malvivir en esa casucha tuya.

(…)

—¡Oh, Gloria! Estás muy equivocada si crees que por portarte bien y estar calladita te vas a librar —me dijo—. No nos libramos ninguna. Tarde o temprano harás o dirás algo que no encaje con las normas y con lo que se espera de ti, y entonces verás esa misma mirada de desprecio en sus ojos, pero esta vez dirigida a ti.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
MipequenorinconblogMipequenorinconblog22 enero 2020
Las personas son como las estaciones, mi querida Gloria. Parece que se quedarán con nosotros para siempre pero al final siempre se van. Y presiento que este invierno interminable que has vivido está apunto de dejar paso a la primavera
Comentar  Me gusta         20
Videos de Alaitz Leceaga (5) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Alaitz Leceaga
Una tierra maldita. Una mujer dispuesta a luchar por el poder. Un gran misterio que debe salir a la luz.
Tras el éxito de 'El bosque sabe tu nombre', Alaitz Leceaga regresa a las librerías con una saga familiar ambientada en una bodega de la Rioja.
otros libros clasificados: novela feministaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro

Otros libros de Alaitz Leceaga (1)Ver más




Test Ver más

¿Cuál es el nombre del/la protagonista de estas novelas?

Saga "Los Juegos del Hambre"

Sheldon Cooper
Sherlock Holmes
Katniss Everdeen
Beatrice Prior

11 preguntas
241 lectores participarón
Crear un test sobre este libro
{* *}