InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 6074610053
Editorial: Artes de México (22/05/2009)

Calificación promedio : 4.75/5 (sobre 2 calificaciones)
Resumen:
¿Qué es esa mancha negra que aparece en esta edición? Una mosca. En la siguiente página hay otra, en la que sigue otra y otra más. Por lo visto, a las moscas no solamente les gusta pararse en la inmundicia; hay algunas a las que les encantan los cuadros del siglo XVI, otras prefieren transformarse en el trazo de algún caricaturista o en el verso de un poeta…

¿Por qué alguien pintaría una mosca en un cuadro, o la haría el tema central de un escrito lit... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (2) Añadir una crítica
marquez2393
 21 agosto 2019
En el año 2010 se celebraría el bicentenario de la independencia mexicana ( de su inicio, más no su consumación) y el centenario de la revolución de 1910. Desde dos años atrás todo el aparato gubernamental se había desplegado para desenterrar los heroés de cartón de la Historia oficial y elevarlos a un nuevo altar. En las artes se convocó a la construcción de nuevos monumentos (que no lograron emular los del centenario), abundaban las películas nacionales sobre historia pagadas con fondos federales, todos los medios impresos y digitales se dedicaron a recordarnos aquellos lejanos sucesos.
Es en medio de todo esto que Artes de México decidió que su número 93 de marzo de 2009 lo dedicaría a la mosca en el arte. Quizá como sátira y una obvia referencia al “Elogio de la mosca” de Luciano de Samosata (que no falta en el número), así como nadie recuerda los gobernantes elogiados por los poetas oficiales de su tiempo, quizá después de una catástrofe mundial la humanidad y los mexicanos olvidaran los “insurgentes y revolucionarios” mexicanos, pero la mosca como la de Luciano sobrevivirá en el colectivo.
El libro reúne una colección de textos varios, artículos periodísticos, poemas, fábulas, haikus, ensayos e incluso “articuentos “un nuevo género del que les comentará en breve. Acompañando los textos tenemos cartones, caricaturas, pinturas de las más variadas técnicas, fotografías, collages y escultura relacionada con nuestro pequeño amigo alado. Destacan los cuadros de Francisco Toledo y un casi desconocido collage de Frida Kahlo. La mayoría de las pinturas son contemporáneas, posteriores al año 2000.
El elogio de la mosca no sólo es una guía para comprender, apreciar y descubrir el protagónico papel de la mosca en las artes plásticas, también es un catálogo de una exposición que bien podría ser imaginaria, cuya curaduría gira en torno a dicho insecto. Para el lector se pueden descubrir no sólo pintores si no también escritores desconocidos. Por ejemplo, el número cuenta con textos de autores célebres y “clásicos contemporáneos de las letras hispánicas” como José Emilio Pacheco, Augusto Monterroso, Salvador Novo, pero se codean con autores vivos como Hugo Hiriat y Juan José Millás.
Los poemas “Horas contadas” e “Impugnación de los filisteos” de José Emilo Pacheco abren el número, el primero describe el nacimiento, vida y muerte de una mosca, su proceso metamórfico, la genialidad de volar, el descubrimiento de a reproducción y los innumerables vericuetos que amenazan por una muerte temprana ocasionada por un insecticida o una cinta engomada, para finalmente reflexionar “- de verdad ¿eso fue todo?” Esta es la constante metáfora de las moscas en el arte, un memento mori que nos recuerda la fragilidad y fugacidad de la vida. ¿Existe una diferencia entre vivir 24 horas y 80 años comprados con los millones que tiene el universo?
Quizá la estrella del libro es el “Elogio de la mosca” de Luciano, pues es claramente la principal inspiración temática del número. A través de doce puntos el autor nos enumera la belleza, sí la belleza, que existe en ése ser repugnante y nauseabundo que es la mosca. Una mordaz sátira con claro objetivos políticos. Una gran lección de escritura.
El ensayo intitulado “La sublimación de la mosca” de Martín Monester se centra en la simbología de las moscas en la pintura, particularmente en el arte europeo del siglo XV al XVII. ¿Por qué se pintaban moscas en los retratos? ¿Qué papel juegan las moscas en las naturalezas muertas y bodegones? ¿Por qué desaparecieron de la pintura? Y ¿Cuándo fueron revaloradas? Estas interrogantes son resueltas de forma llana por el autor, acompañadas de bellos ejemplos gráficos. Vale mencionar que así como las moscas aparecían en la pintura, en este número de Artes de México, hay pequeñas moscas fotografiadas, pintadas o dibujadas en los lugares menos esperados de las páginas. Un espléndido detalle.
Babe White es una figura que conocía con anterioridad, era conocido como “el hombre mosca” desconozco su origen, pero llegó al país en los años 20, realizó ascensiones a muchos edificios emblemáticos de la Ciudad de México como la Catedral metropolitana. El libro incluye un corrido compuesto con motivo de sus hazañas en la Capital y los acompaña con fotos de su ascensión en Puebla. Complemento del corrido es un artículo periodístico de El Universal en el que nos enteramos de su casi trágico final.
El cronista de la Ciudad de México y poeta del grupo de los Contemporáneos, salvador Novo, contribuye con un fragmento incluido en su libro “En defensa de lo usado” en el que demuestra su animadversión por las moscas y su absoluta complicidad con las arañas, un pequeño circunloquio que terminará con el placer de matar.
Yo también hablo de la mosca de Rafael Vargas se encuentra hilado a los dos posteriores artículos, “La mosca que soñaba que era águila” y “Tu dile a Sarabia que digo yo que la nombre y que la comisione aquí o en donde quiera que después le explico” de Monterroso. El primero relata el origen de la fascinación de Monterroso sobre la mosca como tema en la literatura y enumera autores en los que encuentra presente. La fábula de la mosca, es una de la más conocidas de su libro “La oveja negra y demás fábulas”, de más está decir que dichas fábulas son de las mejores en español.
En “El matamoscas” Hiriart elabora todo un instructivo para matar a las moscas, con una clara inspiración de las instrucciones de Julio Cortázar en su “Historias de cronopios y de famas”
Como complemento y diversidad, “Un enjambre de moscas japonesas” de Aurelio Asian es una especie de diario, en que reflexiona sobre el papel de la mosca en el arte y literatura nipona, destacan los haikus que incluye.
Una de las joyas rescatadas, es “Las moscas” de Ángel del Campo, un olvidado escritor mexicano, cuy prosa parece adelantada a su época, acompañada de las más grotescas ilustraciones del número. Un gran descubrimiento que nos invita a investigar sobre tan desconocido autor, que supo admirar lo pequeño y claro, los diminutos seres que protagonizan su relato.
Otro de mis grandes descubrimientos es “La mosca en el paisaje hñähñú” un pequeño bestiario escrito por un informante del mismísimo Bernard Rusell, en el que clasifica a las moscas como, roja, la que muerde y verde. En éste texto conocemos un poco de lo usos y costumbres del pueblo hñähñú y de los problemas que encarnan las moscas en su vida cotidiana.
Biografía de una mosca de Juan José Millas fue el texto que más me asombró, en gran parte por su redacción, sabía que estaba ante un texto hibrido en el que se entremezclaba el artículo científico con el cuento, en esto consiste el articuento, del cual el autor es su inventor. Ampliamente relacionado con la biotecnología y genética, en él, José nos relata las novedades en dichos campos, mismas que lograron crear un par de moscas hermanas que él volvió pareja y se dedicó a observar durante un mes. En la narración aparecen fragmentos de un diario que el autor llevó durante el periodo de observación. La reflexión abarca desde la ética hasta la pregunta ¿Debemos encariñarnos menos con una mosca de mascota por su tamaño? El texto se complementa con unas asombrosas fotografías de las moscas Catalina y Pruden.
Para concluir, el último artículo versa sobre tres moneros mexicanos, Abel Quezada, Magú y Jis en cuya obra la mosca es una metáfora de lo hediondo de las instituciones políticas y de los personajes que acompaña.
El libro incluye un suplemento, “Alebrije” cuyo tema central es la colección Blastein, una pequeña entrevista al coleccionista, sus orígenes y una honda reflexión sobe el papel de la colección privadas como puente entre el artista y el público.
Quizá a primera vista del título no nos genere ningún interés leer sobre la mosca como tema en el arte, pero si algo les aseguro es que después de este número los invadirá la fascinación por el repugnante insecto volador, que se posa en el excremento y nuestra comida, cuyo aleteo puede molestar y su presencia incomodar, como la muerte misma, efímera y segura.

Enlace: https://mancerinas.blogspot...
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Elherrera
 30 agosto 2019
Escondido tras la pared, apenas mostrando los dedos y en voz baja opino.
Sin etiquetas blancas con descripciones confusas impulsoras de sobreprecios, El arte es principalmente una cosa, el encierro ensimismado de un autor que, con intención o sin ella, crea objetos que transmiten (pocas veces en la intención original) lo que necesitamos sentir aquellos que disfrutamos de los resultados.
Creo pues, que el arte es el hijo del tiempo, una exploración de lo que, por motivos aun no descubiertos, sucede en la cabeza del que fuera hombre o mujer, y que auxiliado de alguna destreza, se transforma en arte y artista.
No me extrañaría entonces que muchas grandes obras vinieran del ocio, del tiempo perdido en el amor a lo que se ve y a lo que se construye con lo que se tiene, una transcripción de la observación, me extrañaría aún menos pensar que muchas de las más bellas obras nacieran de la práctica de quien, por fin de ser artista, puliera sus destrezas convirtiendo la más ordinario (con el talento innato que no puedo explicar si no como milagroso) en maravillas.
Es la mosca acaba de nacer. / El huevecillo de donde salió / tiene historia y estirpe.
Horas contadas - José Emilio Pacheco
En un año de descubrimientos, no podría dejar de enumerar entre los más grandes, la bella recomendación de Babelio en español. Elogio de la Mosca en el arte, una edición mestiza de escritos, ensayos, poemas justificando a bien la intervención de ilustraciones y pinturas que enmarcan y realzan toda la colección que construye esta edición de Artes de México.
Una compilación en la que resaltan los nombres que a través de la contemplación construyen textos protagonizados por las moscas, se posan también en sus páginas grabado y pinturas que, a manera de ensayo, son acompañadas por el texto de Martín Monester para contarnos como es que en las artes plásticas se configuró una corriente que hizo del bicho un sinónimo de destreza, y su transformación en un testimonio de desgracias y supersticiones en el siglo XVII.
Prosa corta de Sabines, textos grandes con Monterroso, o la biografía de una mosca por Juan José Millas, en este último, la revisión científica-literaria (Articuento) de un diminuto matrimonio alado que cuestiona más lo nuestro, un soliloquio contemplativo desde afuera del frasco.
"Hay una relación increíble entre la masa somática y la energía sentimental. Una masa pequeña produce sentimientos pequeños". Dice Millas en su intervención.
Un corrido y dos matones, el placer infinito de matar que expone Salvador Novo y el arma de Hugo Hiriart, El matamoscas, de todos, mi favorito. Colgados de la hamaca en el verano, con el zumbido entre los libros o los piquetes de las moscas según sea su raza (Bernard Rusell) desprovisto de otro remedio, a la mano queda un matamoscas, del que Hiriart justifica su existencia alejándolo de la mera finalidad (Lógica) de matar moscas, un listado de características artísticas cuestionables del ineludible objeto.
La vida corta y la marca histórica en la mosqueada política Mexicana a través de los Moneros, y para el extranjero, una versión compacta en inglés de todo el contenido que contrasta con el colorido ilustrativo de la amplia versión en español.
Elogio de la mosca en el arte, una compilación que cómo la colección de Andrés Blaisten (suplemento adherido al final del libro) eleva el mensaje del entendimiento del Arte, una búsqueda en lo olvidado, en lo minúsculo, en lo infinito.
La ingenuidad (Y el desconocimiento) me impulsa al goce de los detalles que minimizan cualquier obra, dibujo historias sencillas que me permiten insertar un aura milagrosa a todo lo que descubro, tal parece que no es esa sencillez de lo que se trata la creación del Arte, pero estoy seguro que es requisito mínimo para el disfrute de esta, Elogio de la Mosca en el arte es para mí la transcripción de la intrascendencia del tiempo y cómo puede compartir espacio con el ingenio, el absurdo visto desde los ojos del artista.
Y él se pregunta al terminar su siglo y su ciclo: / -De verdad ¿eso fue todo?
Horas contadas - José Emilio Pacheco.
Enlace: https://donescribidor.blogsp..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Citas y frases (7) Ver más Añadir cita
marquez2393marquez239320 agosto 2019
Pensé entonces que el hecho de escribir o pintar o de hacer esculturas nos convierte a los hombres, en cierto modo, en hembras.Tal vez , pensé , creamos para escapar de la condición accesoria del macho, de su función subordinada, de su existencia gris.
Comentar  Me gusta         00
ElherreraElherrera29 agosto 2019
Veis a la mosca horrenda? Alabadla. Antes de ser mosca fue gusano que alimentó a un cadáver. Sin ella, sin su labor que roe todas la vanidades, la tierra sería un inmenso pudridero, agobiado por la carroña de quienes nos han precedido.
Comentar  Me gusta         00
marquez2393marquez239321 agosto 2019
No creo que nadie se haya encontrado nunca el cadáver de una mosca fallecida por muerte natural. La verdad es que son eternas e inmortales, a menos que uno las mate.
Comentar  Me gusta         00
marquez2393marquez239321 agosto 2019
Cuando vemos moscas, podemos decir: fueron gusanos.Cuando vemos hombres, podemos decir: lo serán.
Comentar  Me gusta         00
marquez2393marquez239320 agosto 2019
El éxito, en todos los órdenes de la vida, debe su existencia al fracaso, asi que menos humos.
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: haikusVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

¿Quién escribió este libro de poesía?

Marinero en tierra

Rafael Alberti
Pedro Salinas
Gerardo Diego

10 preguntas
26 lectores participarón
Thèmes : poesía , latinoamericana , españolaCrear un test sobre este libro
{* *}