InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
ISBN : 8412016041
Editorial: Onyx Editorial (13/04/2019)

Calificación promedio : 4.5/5 (sobre 5 calificaciones)
Resumen:
A veces los sentimientos son como el cauce rápido de un río. Otras, están en calma, como en un lago. Sin embargo, cuando no eres capaz de retener aquello que sientes, que te atraviesa como un fantasma, la vida se vuelve vacía. Petra se ha mudado al piso de su prima en Valencia porque cree que un cambio drástico le vendrá bien, pero allí también se encuentra con la soledad. Nadie te dice que puedes sentirla incluso rodeada de gente. En La chica del corazón de agua se... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES
Críticas, Reseñas y Opiniones (6) Ver más Añadir una crítica
AlhanaRhiverCross
 18 mayo 2019
Hace unos años tuve la gran suerte de que Sonia Lerones se cruzara en mi camino gracias a Fugitivo (ciencia ficción, distopía, LGTBI), su primera novela autopublicada que descubrí en el canal de Rolly Haatch (en serio, fiaos de recomendaciones y deshaceos de prejuicios contra este tipo de publicaciones). Onyx Editorial se dio cuenta del gran talento con el que venía de fábrica esta autora madrileña y decidió apostar por ella para publicar La posada Shima (fantasía, aventura) en 2018. Ahora vuelve a confiar en ella con una historia que no tiene nada pero nada que ver con sus anteriores registros, y aunque la versatilidad ya le suma puntos en sí misma, La chica del corazón de agua es su obra más arriesgada pese a ser también la más realista y cercana en todos los aspectos.
Narrada en primera persona por la protagonista, Petra, nos deja claro desde el primer párrafo que en esta novela no todo van a ser risas porque necesita contarnos cómo el agua, literalmente, la salvó de su depresión. Así que con un comienzo agridulce la autora no está alertando de que l@s lector@s más sensibles a estos temas verán recompensado su “sufrimiento” emocional con un final esperanzador. Una vez que Petra nos ha dejado su tarjeta de presentación en la que pone “Enferma mental: depresión”, es mucho más fácil dejar de lado esa parte de su vida con la que convive a diario para empezar a conocerla de verdad. Petra es una universitaria que tras un accidente y una pérdida enorme en su vida, decide que no puede seguir en Madrid asfixiándose en su propia pena y que cambiar de aires, de casa y de ciudad le vendrá, sino bien, al menos mejor. Así que se traslada a Valencia aprovechando que su prima Sasha tiene su casa libre mientras ella está por ahí de mochilera durante semanas sin intenciones de volver por el momento. de aquí parte la novela y es justo el momento en el que comenzamos a seguir los pasos de Petra mientras ella misma nos va contando lo que hace, lo que piensa y sobre todo lo que siente.
Al llegar a Valencia está sola en una casa que no es la suya, en una ciudad que no controla y rodeada de compañer@s a los que aún tiene que conocer. Su día a día es una continua lucha contra la desgana, la apatía y las horas desaprovechadas tirada en el sofá sin vestirse ni asearse, sin tener contacto con nadie más que su psicóloga Olga, su madre o su prima Sasha por teléfono. Como también sufre otro de los síntomas más habituales de la depresión, está cansada de no poder dormir por las noches y de pasarse noches de insomnio haciendo más o menos lo mismo que de día: nada. Por ello, se le ocurre hacer el único deporte por el que parece sentir algo de interés para agotarse y así caer rendida con la mente en blanco cuando se meta en la cama. Así que se apunta al club de natación de la universidad y comienza a nadar y nadar por la mera necesidad de cansarse sin saber que este será el punto de inflexión para que su vida cambie progresivamente.
En este momento entra en juego una de las mejores bazas que ha sabido mostrar la autora añadiendo a tres chicos alrededor de Petra en vez de rodearla de las típicas mejores amigas de cualquier novela juvenil. Ían, Jairo y Leroy son los otros tres nadadores del equipo de natación que entrenan en la misma piscina para competir en los distintos campeonatos y clasificaciones a lo largo del curso. Petra no quiere saber nada de competir (solo le faltaba añadir otra fuente de presión más a su vida) pero a los chicos les falta un integrante en el equipo, así que le hacen la rosca como solo ellos saben hacerla y Petra termina accediendo sin saber ni cómo la han convencido. Yo sí lo sé, y es que los tres tienen un encanto personal en conjunto y por separado que todos y cada uno de ellos se han convertido en mis favoritos, si eso está permitido en el fangirleo lectoril. Ían es el sensato del grupo, aun con su apariencia de surfista californiano, que sabe escuchar y razonar, que ayuda a Petra a resolver conflictos y a no generar nuevos. Por su parte, Jairo es sencillamente fascinante, de ascendencia asiática, muy callado y poco expresivo pero competitivo y leal, vive solo en un chalet enorme y toca el piano cuando nadie lo ve. Así que el tercero en discordia tenía que sea un vértice opuesto porque Leroy es como un niño con apariencia de veinteañero, alegre y hablador, al que le encanta la fotografía artística, infantil para muchísimas cosas y de repente un adulto para algunas otras.
Al coro de personajes se une también un cuarto pilar: Bastian, antiguo mejor amigo de Jairo, campeón estatal de natación y actual rival del equipo de Petra. Con él comienzan los conflictos argumentales y también los de la propia protagonista porque ¿puede sentir algo por Bastian? ¿El amor cura la tristeza crónica? Es más, ¿la depresión es solo estar “triste”? Pero ¿qué pasa si Petra no tiene motivos para “estar triste”? Sonia Lerones intenta contestar a todas estas preguntas a través de las páginas y también ayudada por personajes como Sasha, la prima de Petra, que resulta exasperante por su falta de conexión y empatía con lo que le ocurre, que cree que solo lo hace para llamar la atención, porque no se aclara o porque no pone de su parte para “curarse” y otras lindezas con las que tienen que convivir este tipo de enfermos. También es reseñable Bruno, un compañero de clase que cree que todos los enfermos mentales deberían estar encerrados porque son un peligro para la sociedad (es un chico muy adelantado a su tiempo, todo muy del siglo XIV) y que por algún motivo cree que Petra se curará antes si le deja claro lo mucho que la desprecia con insultos y amenazas.
Como veis, gracias a todos los personajes secundarios que Sonia Lerones ha colocado pululando alrededor de Petra nos acercamos a multitud de temas de actualidad y de interés para cualquier tipo de público, además de mostrarnos diferentes actitudes ante una misma situación. Cada uno de los chicos tiene sus propios problemas a través de los cuales la autora va soltando amarres emocionales. Por ejemplo, podemos ver relaciones sentimentales tóxicas (incluso de maltrato psicológico), traumas del pasado debido a accidentes y traiciones, embarazos inoportunos, situaciones impotentes de bullying… En serio, parece alucinante ver cómo todo esto encaja como las piezas de un reloj suizo pero está todo insertado tan al milímetro y de forma tan natural que estoy segura de que si quitáramos alguno de estos engranajes se notaría en el funcionamiento global de la historia porque no le falta de nada: amistad, amor, diversidad, sonrisas y lágrimas.
Sin embargo, si hay algo que ha hecho que esta novela se convierta en mi favorita de Sonia Lerones (quiero decir además de todo lo anterior que ya me ha parecido insuperable) es el salto exponencial que ha pegado en cuanto a la mejora de su estilo narrativo. Supongo que tiene que ver con los temas tan duros que toca, con la evidente carga emocional que aporta a l@s lector@s y con el componente personal que supone para la propia autora, pero es casi palpable cómo se ha soltado la melena al escribir, dejando que todo (pensamientos, ideas, sentimientos, reivindicaciones) fluya por las palabras, dejando atrás el talante encorsetado que yo notaba en sus anteriores novelas (real o no, porque es cuestión de percepción lectora) y que en esta es más bien todo lo contrario: ha dejado el grifo abierto y se ha desbordado todo el torrente de emociones. Pese a que su protagonista es una chica calmada, tranquila y racional, he oído cada uno de sus gritos pidiendo ayuda porque le ha dado voz a una de las enfermedades más silenciosas que pueden existir.
Hay tantísimo que decir de esta novela que en resumidas cuentas solo puedo asegurar que he tenido la oportunidad de leer una historia preciosa, súper emotiva, muy real y cercana, completísima y capaz de llegar a muchos tipos de lector@s. Sonia Lerones ha logrado conectar conmigo como lectora y como persona con absolutamente todo (narración, personajes, temáticas, reivindicaciones…) y me ha ayudado a abrir los ojos ante algunas situaciones y a dejarme más ojiplática aún más en otras de las que ya era consciente. Mención aparte merece la edición tan trabajada que tiene el libro, con una corrección impecable y unos detalles interiores (incluso a color) que hacen que le haya cogido aún más cariño a esta historia. Desde mi punto de vista, es su mejor novela hasta el momento, una de mis mejores lecturas en lo que llevamos de año y, sin duda, uno de mis libros favoritos a partir de ahora para incluirlo en cualquier top de recomendaciones.
Enlace: https://enmitiempolibro.blog..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Maru
 27 junio 2019
Esta historia está contada en primera persona por Petra nuestra protagonista, una chica que se muda a Valencia al piso de su prima para estudiar en la universidad, pero no es este el motivo principal por el que se muda sino porque piensa que un cambio de aires podría venirle bien, pero cuando llega se encuentra con algo que no esperaba la soledad, su prima está de viaje y lo va alargar un poco mas así que le toca quedarse unos días sola.
Pensareis que esto no es importante y que no es relevante, pero Petra sufre una enfermedad mental, tiene una depresión por un hecho que ocurrió unos meses atrás, está en un momento en el que nada le hace ilusión, no tiene ganas por salir, por hacer cosas y piensa que este cambio puede ayudarle en su depresión. Desde el primer capítulo Petra nos deja claro que la natación fue la que le salvo, bueno la natación y todo lo que esto le trajo, pero también nos queda claro que va a ser una historia de mucho sentimiento, de esos que llegan hasta lo más profundo y que a su vez te hace reflexionar según vas leyendo.
Así que para intentar está un poco mejor decide ir a nadar, le gusta y piensa que esto también le puede venir bien a nivel físico y a nivel emocional, para llegar al final del día cansada y poder dormir por las noches, no es capaz de dormir mucho y una vez que se despierta ya no puede volver a dormir. Pero la única manera que tiene de nadar es apuntándose al club de la universidad, los primeros días está sola porque muchos alumnos aún no han llegado y los resultados a la hora de nadar para ella no son nada buenos, los sentimientos que tiene cuando termina de nadar son encontrados. Durante muy poco tiempo está sola, un día llegan dos chicos a nadar y el mundo de Petra ese que se había creado en la piscina se tambalea, una cosa es que ella nade y otra cosa es que vea que dos chicos la miran y la acompañen en las horas de nadar, no por nada sino porque ella no se siente cómoda. Y aquí es donde conocemos a Ían y Jairo dos amigos muy diferentes, Ían un chico mas dicharachero y cariñoso, por otro lado Jairo es todo lo contrario a Ían muy callado, está obsesionado con nadar y hacerlo bien. Poco después llega nuestro tercer nadador Leroy un chico muy hablador, una persona cariñosa y que es muy dado a abrazar y decir todo lo que se le pasa por la cabeza. En poco tiempo Petra se ve rodeada de estos tres chicos, como os podéis imaginar al principio está muy agobiada, no porque sean chicos sino por el motivo de estar rodeada de personas que son tan espontaneas, con ganas de hacer cosas juntos, de hablar, de reír, todos estos sentimientos y acciones que Petra lleva mucho tiempo sin sentir o hacer.
Si pensáis que todo en esta novela va a ser bonito desde aquí os digo que no es así, en más de una ocasión tuve que parar para respirar y que la carga emocional no fuera tan fuerte. No solo es como trata Petra de superar su depresión, de cómo lo intenta día a día , de cómo se siente, o en como en ocasiones se siente tan desconectada del mundo que no siente nada o como hay días que no tiene ni las suficientes fuerzas para poder moverse de la cama o del sofá, así que imaginaros lo que es para ella llevar el ritmo de la universidad y del club de natación.
Pero esta historia va mucho mas allá de todo esto, lo que hace cuando a una persona le cuentas la enfermedad que tienes y no la entiende y piensa que es algo que no tiene tanta importancia, es una historia donde podemos ver que las enfermedades mentales tienen un tratamiento, que son reales y que a veces cuando hablamos no nos damos de cuenta el daño que podemos hacerles a esas personas, que no nos digan nada, que no muestren un sentimiento no significa que no estén sufriendo, simplemente son incapaces de sentir esos sentimientos y de expresarlos, no por ello quiere decir que no los tengan. Una historia donde nuestra protagonista sufrirá acoso por parte de un compañero, estas escenas os puedo asegurar que son duras, porque ves como Petra sufre, pero también ves como ella quiere reaccionar y no lo consigue, pero sobre todo lo que hace en ella el agua, el agua y ellos, Leroy, Jairo e Ían serán una parte importante en la vida de Petra, unas amistades que irán mas allá, que estarán a su lado, la apoyaran, le demostraran lo que la quieren y que siempre estarán a su lado para lo que le haga falta. Pero no solo para Petra según va avanzando la historia iremos conociendo mas a estos tres chicos y sus historias, pero sobre todo hechos que nos demostraran que todos sufrimos, que todos tenemos malos momentos, pero cuando tienes a tu lado tres amigos leales las cosas malas se llevan mejor o por lo menos tienes en quien apoyarte para tomar impulso para intentar salir a flote.
Tendremos una parte romántica, os dejo a vosotr@s descubrir quién es esa persona y como acaba la historia, pero es un romance que queda en un segundo plano, con momentos importantes para Petra. No os quiero contar más cosas de la historia porque al final os la contaría entera, pero es de esas historia que podrías estar horas hablando de ella por los miles de detalles que tiene.
En cuanto a personajes, todos ellos forman parte de Petra para bien o para mal, personas que (la mayoría) intentaran ayudar a Petra o por lo menos entender en el estado que esta, hay unos cuantos secundarios, pero sin lugar a duda me quedo con Leroy, Jairo y Ían, pero también tendremos a Bruno y Sebastián, que serán los que por lo menos para mí harán que el mundo de Petra oscile entre cosas buenas y otras no tan buenas.
En mi caso el odio hacía Bruno es infinito, las personas que habéis leído el libro sabréis porque y de verdad nunca entenderé como hay personas en este mundo como él. Y también Sebastián al principio este personaje te encandila y te hace ver una versión de él que a los pocos capítulos ves que no es así, para mí es un personaje egoísta, que se cree el ombligo del mundo y egocéntrico.
Pero en cambio Ían, Leroy y Jairo son todo los contrario.
Ían es un chico divertido, carismático, amigos de sus amigos, leal, para él la natación es un hobbie, un chico que adora a su familia, con una persona que puedes hablar de cualquier cosa porque siempre te escuchara y que tiene una relación no muy sana.
Leroy es una persona simpática, afectuosa que manifiesta francamente sus sentimientos y pensamientos, una persona que le gusta mucho tener un contacto físico con las personas (abrazar), un amigo leal, dice todo lo que se le pasa por la cabeza y a veces no es el mejor momento para esas cosas, es una persona muy franca y cursa una carrera que no le gusta nada.
Jairo, por otro lado cuando empiezas a conocerlo piensa que es una persona introvertida, pero poco a poco te das cuenta que no es así, simplemente no se abre con cualquier persona, en su pasado hay dos hecho (que conoceremos) que le han hecho que sea tan callado, "antisocial", pero cuando habla dice verdades de esas que a veces duelen oír pero al fin y al cabo verdades que necesitamos oír para reaccionar, es un chico que cuando nos deja conocerlo veremos que es dulce, cariñoso, se preocupa mucho por sus amigos y leal. Petra es una chica que poco a poco vas conociendo, que ves sus miedos, sus angustias, que paso en su vida para tener depresión, como lucha cada día por salir de ese pozo en el que esta, valiente, decidida que quiere vivir y volver a sentir, Petra es una persona que le darías miles de abrazos y le dirías que estas aquí para lo que le haga falta.
Ían y Leroy son amigos que me encantaría tener en mi vida y Jairo es el chico que me gustaría tener a mi lado, en todos los sentidos, muy pocas personas hay en el mundo como él y cuando entran en tu vida eres muy afortunado.
En conclusión La chica del corazón de agua es una historia que debe ser leída porque todos en algún momento de nuestra vida hemos tenido el corazón de agua, no es una historia donde se habla de los demonios de Petra es una historia donde se habla de cómo los supero. La chica del corazón de agua es puro sentimientos y superación.
Esta historia se va al top 1 de mis lecturas de 2019, pero sé que no solo será para este año, esta historia es de las que siempre vuelves a ella, porque Petra es superación, vida, sueños, optimismo, porque Petra somos todos en algún momento.

Enlace: https://valkirialiteraria.bl..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Dyalia
 11 mayo 2021
Este libro es muy doloroso a la par que necesario, muy necesario para que la sociedad descubra que la depresión no es solo estar triste, que no proviene de un hecho traumático que se tiene que superar sino que son una suma de aspectos que van acumulándose, que puede existir un desencadenante, pero la sensación por dentro no proviene solo de ese primer hecho, que los días malos no surgen por alguna razón concreta, solo están, solo aparecen, al igual que los días buenos, pero esos están tan subsumidos en nuestra vida que no tienen que tener una razón, siempre tienes que ser feliz, pero los días malos también son reales y cuando alguien tiene depresión tampoco surgen por ninguna razón concreta.
Este libro pasa por todos los aspectos que sufre una persona con depresión, aunque obviamente en otra persona puede haber otros síntomas distintos, o pueden ser más, o pueden ser menos, cada persona es un mundo y por eso es tan necesario prestar atención a la salud mental, darle más importancia, no, mejor dicho, darle la importancia que merece. En la historia de Petra se ve la apatía, la ansiedad, la falta de ganas de todo, la dificultad para relacionarse, los días malos y los días mejores, la falta de empatía por parte de los demás... Son tantos los puntos que toca esta novela que es imposible que no duela, que no se instale con cada uno de sus capítulos como su fueran puñaladas, tanto si se ha pasado por una depresión como si no (aunque es de destacar que no considero que sea una novela recomendable para alguien que sufre depresión en el momento de la lectura, este libro es esperanzador, pero también es muy duro y puede hacer mucho daño si se está pasando por lo mismo que Petra).
Además de los chicos del club de natación, jo, al principio no puedo negar que no me convencían, no sabía si la querrían comprender y si le harían más mal que bien, pero la autora crea perfectamente su papel, cada uno de ellos es distinto y cada uno de ellos aporta algo distinto a la protagonista, a veces es el ánimo vivaracho de Leroy, otras la calma de Ían y otras la manera de vivir tan centrada de Jairo, todos ellos me han encantado a su manera, pero me quedo sin lugar a dudas con Jairo, por sus silencios del inicio, por observar más allá de la fachada, por arriesgarse a su manera.
Como también otros personajes, cada uno de ellos aporta algo distinto, la incomprensión de una enfermedad mental, como la prima de Petra, la estigmatización de si una persona tiene problemas con su salud mental es que está "loco", como Bruno. Son personajes odiosos y crueles, pero a la vez dan voz a gran parte de la población, de todas esas personas que no entienden ni quieren entender que alguien no se encierra en su habitación sin hacer nada, con la consiguiente culpa de no estar haciendo nada por gusto, que el propio cerebro no deja lugar a la calma, porque a veces vivir duele demasiado.
También hay otros muchos problemas que se tratan por parte de otros personajes, algunas veces he sentido que se ha querido abarcar demasiados temas en un libro que está más centrado en Petra y su vida. Como también el romance que surge a mitad de camino, al inicio me ha chirriado muchísimo y no pensaba que fuera a ser algo bueno, pero luego le he visto el sentido, lo que la autora quería demostrar por medio de su existencia, de todas formas, ese personaje no me ha terminado de convencer, alguna tenga sus grises, al final su parte negativa sobrepasa el intento de bueno y me he perdido un poco con su finalidad en la novela.
En fin, ha sido un libro que he ido leyendo poquito a poco porque merece ser leído a fuego lento, es como una herida que se hace costra y después la arrancas y vuelta a empezar, pero también es esperanza, es esa luz al final del túnel de la depresión, un grito a que las cosas pueden volver a encauzarse siempre que se vaya a terapia y tengas apoyo a tu alrededor.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Afterallthisnovels
 03 septiembre 2021
ρσяqυє, єη яєαℓι∂α∂, ηυη¢α ριєηѕαѕ qυє ℓα úℓтιмα νєz ѕєα ℓα úℓтιмα νєz, ѕιησ qυє нαвяá υηα ιηƒιηι∂α∂ ∂є νє¢єѕ мáѕ. ρєяσ ησ єѕ αѕí. у єѕ qυє єℓ ƒυтυяσ ѕιємρяє ℓℓєgα αηтєѕ ∂є qυє υησ єѕтé ρяєραяα∂σ.
A veces los sentimientos son como el cauce rápido de un río. Otras, están en calma, como en un lago. Sin embargo, cuando no eres capaz de retener aquello que sientes, que te atraviesa como un fantasma, la vida se vuelve vacía.
Petra se ha mudado al piso de su prima en Valencia porque cree que un cambio drástico le vendrá bien, pero allí también se encuentra con la soledad. Nadie te dice que puedes sentirla incluso rodeada de gente.
Conocí esta historia gracias al cariño con el que @helinabooks hizo la reseña de este libro, y desde entonces me ha llamado y llamado hasta que me lo regalaron por mi cumpleaños. Me duró poco más de 24 horas. La historia de Petra es dura, pero muy necesaria. Sonia ha conseguido plasmar en palabras sentimientos que nunca había conseguido expresar tras una vivencia dolorosa. Me he sentido leyendo este libro como si hablase con una amiga. Los personajes son maravillosos y me ha encantado que los amigos de Petra no sea el clásico grupo de chicas, sino que demuestre que la amistad entre hombres y mujeres es totalmente posible. El componente LGTBI+ me ha encantado también, creo que es muy importante normalizar que hay relaciones fuera de la heteronormatividad. Una de mis lecturas favoritas del año y que no he dejado de recomendar desde el mismo momento en el que cerré el libro.
𝓥𝖆𝖑𝖔𝖗𝖆𝖈𝖎𝖔𝖓: 5 🌟
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
tarealterego
 29 julio 2020
Esta novela de Sonia Lerones cuenta una historia con Petra como protagonista y la depresión que acarrea de hace tiempo como nudo principal debido a un pasado que no puede olvidar y que le ha marcado de lleno. Es un libro juvenil, de escritura sencilla, pero tierna y en ocasiones hasta ciertamente poética, al utilizar expresiones remarcables. Descarta los mitos respecto a este trastorno mental e instruye sobre sus causas y tratamientos. La historia está llena de vaivenes, con personajes diferenciados y bien construidos, manteniendo cada uno una identidad única. A pesar de la afirmación en la sinopsis de que trata también otros trastornos, no se ha visto ninguno aparte de la depresión de Petra. La trama es emotiva y engloba contratiempos comunes en las relaciones de pareja, familia y amistad. El final resulta enternecedor, tal y como asegura al principio. Una obra perfecta para tratar la estigmatización de la depresión e informarse sobre el tema o bien crear un sentimiento de esperanza para quiénes padecen la enfermedad.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Citas y frases (5) Añadir cita
tarealteregotarealterego27 julio 2020
Con demasiada frecuencia subestimamos el poder de los pequeños gestos: una caricia, una sonrisa, un saludo, alguien que escucha, una palabra amable, un halago honesto... Son pequeñas muestras que, simplemente, surgen, y que, con mucha más frecuencia, pasamos por alto. Pero son vitales. Cada uno tiene el potencial de dar vida, de curarte un poquito más.
Comentar  Me gusta         10
tarealteregotarealterego26 julio 2020
Supongo que no puedes querer a lápiz. Nada de lo que hagas puede estar a lápiz porque la vida no te dejará borrarlo o reescribirlo. Debes marcarlo a bolígrafo, como si fuera un tatuaje. Hacer un surco perenne en el tiempo para que ese acontecimiento esté ahí, se quede ahí. De otra forma, no podrás repasar los bordes difusos y no avanzarás.
Comentar  Me gusta         10
tarealteregotarealterego29 julio 2020
Hay algunas personas que han venido al mundo a dar más amor del que reciben.
Comentar  Me gusta         10
tarealteregotarealterego19 julio 2020
Nunca podrás saber cuándo será la última vez que verás a alguien. Nunca podrás decirle todo aquello que pensabas o que querías que supiera.
Comentar  Me gusta         00
tarealteregotarealterego26 julio 2020
Intentamos ignorar algunas verdades por una felicidad temporal, aunque sabemos que, tarde o temprano, deberemos enfrentarnos a ellas.
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: salud mentalVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES





Test Ver más

El amor en la literatura

El relato se extiende entre el romance trágico de dos jóvenes pertenecientes a sobresalientes familias enemigas de Verona, Italia.

La excelente y lamentable tragedia de Romeo y Julieta
La tragedia de Macbeth
La tragedia de Hamlet, príncipe de Dinamarca

10 preguntas
134 lectores participarón
Thèmes : romances , amorCrear un test sobre este libro