InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTest
Críticas sobre pequeñas mujeres rojas (7)
Ordenar por :   Fecha   Los más apreciados  

Añadir crítica
marta_lo
 05 September 2022
Esta es una de esas lecturas que despiertan diferentes sentimientos según vas avanzando en sus páginas.

Por un lado, en un principio me pareció una narrativa difícil de seguir, con frases complejas llenas de sinónimos. Además, la voz del narrador cambia constantemente, y esto hace que se dificulte aún más su lectura. No obstante, una vez que comienzas a acostumbrarte a esto, la lectura incluso resulta fluida, ya que es tan cambiante que es amena.

Por otro lado, la dureza del tema que trata también es un impedimento para continuar. Esto hace que durante el libro se necesiten varias paradas para descansar y relajar un poco las palpitaciones que puede llegar a tener la lectora. Además, la crudeza con la que se describen muchos de los hechos en esta novela no es apta para estómagos sensibles.

¿Por qué entonces me ha gustado tanto esta novela? Como bien explica la autora a través de una de las múltiples voces de la narración, se tenían que poner las cartas sobre la mesa. No se entiende tanta omisión de información, tanto borrado de memoria. No nos podemos quedar calladas ante toda la injusticia y violencia gratuita que hubo durante la Guerra Civil Española y el periodo del franquismo. Aunque escuezan los ojos y duela el corazón no podemos dejar de lado y olvidar a aquellas víctimas que ni siquiera descansan en un cementerio.

Por este motivo pequeñas mujeres rojas me ha tocado y hundido, me ha removido por dentro tanto. Porque conviene no olvidar la historia para no volver a repetirla, me parece un libro altamente recomendable.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         120
vedacris
 16 June 2021
¿Sabes eso de que acabas un libro justo antes de dormir y cuando te despiertas por la mañana el primer pensamiento es para ese libro? ¿Cuando a lo largo de esa mañana, esa tarde, los días siguientes, sus personajes y la trama, sus palabras dichas y las intuidas, se te cuelan en la cabeza en cuanto encuentran la ocasión estés haciendo lo que estés haciendo? Eso es 'Pequeñas mujeres rojas'.

Acabé el libro entre emocionada y conmocionada, pensando que quería hablar de él, recomendarlo a todo el mundo, imprimir fragmentos (capítulos enteros) y mandarlos cual paquetes bomba a muchas, muchas casas para demostrarles lo estúpidos que son. Que, decía, quería escribir una reseña capaz de convencer de la grandiosidad de esta novela aún sabiendo que me iba a costar la misma vida conseguir escribirla.
Sigo en la misma situación, pero un "lo recomiendo mucho", un "tenéis que leerlo" no le haría justicia a esta gran obra revolucionaria y abofeteadora. Solo sería justo si consiguiera noquearos con mi recomendación como me ha noqueado a mí Marta Sanz.

Paula, la guapa Paula, la guapa coja Paula llega a Azafrán en el verano de 2012 para buscar fosas de la guerra civil española y desenterrar los cuerpos que desde ellas exigen justicia, memoria y dignidad. Paula escribe cartas en primera persona a su amiga Luz, y Luz nos habla (¿a nosotras?) también en primera persona de esas cartas y los sucesos acaecidos en Azafrán. Esos muertos, esos 'rojos' asesinados también tienen voz en esta historia. Nos hablan desde la oscuridad de sus fosas, desde sus recuerdos y también desde este presente del que son conscientes, desde su frustración y dolor por ver a sus asesinos y delatores volver a salir de las cavernas proclamándose (de nuevo) "salvadores de la patria". Oímos sus voces desde su "hambre y sed, no de venganza, sino de reparación y justicia". Escuchamos sus lamentos clamando por ser recordados, rescatados y llorados, porque "un pueblo con dignidad ha de saber dónde están todos y cada uno de sus muertos" y, una vez localizados, seguir hablando de ellos como la única manera de que no vuelva a repetirse. Memoria para no volver a donde nunca debimos estar.

Marta Sanz compone una sinfonía con muchas voces que al final son solo una, nos habla de un pasado que amenaza con ser presente. Compone una novela negra-histórica-política donde la ficción bien podría ser realidad y la realidad supera a la ficción.

Utiliza un lenguaje riquísimo, muy elaborado, poético en gran parte del texto. Esta manera de escribir invita a la lectura lenta y atenta y quizá no haga de este libro una lectura fácil. También hay ironía, sarcasmo y hasta pequeños puntos de humor colocados estratégicamente para quitar la presión que en muchos momentos vamos a sentir durante la lectura o para hacernos conscientes de la auténtica sinrazón de lo narrado. La alternancia de las diferentes voces marcadas por los capítulos me ha parecido fabulosa, porque nos sitúa exactamente en el lado desde el que observar la historia y las líneas temporales.

No puedo si no alabar la valentía de Marta a la hora de llamar a las cosas por su nombre y quedarse tan a gusto porque, aunque el libro está lleno de metáforas y lecturas entre líneas, el mensaje está claro: existís, sois muchos, casi pareciera que cada vez más, pero nosotras, las pequeñas mujeres rojas, los niños perdidos y las mujeres muertas, somos más y más fuertes y no vais a poder callar el pasado ni el presente, y ni mucho menos destrozar nuestro futuro.

Que nadie se pierda esta novela que, como dice la sinopsis de la editorial, sin ser una novela negra al uso "es más negra que el betún".
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
marcapaginas_gallega
 14 November 2023
Es de las pocas obras que tengo grabada a fuego, tanto por los hechos que describe, como por lo sensoriales que son las palabras. Es de lo más fuerte, gráfico y poderoso que he leído nunca. La autora cuenta de forma perfecta cómo es el silencio colectivo que se instala en una comunidad, y la atmósfera de miedo que lo rodea.
Comentar  Me gusta         10
efimerabonhomia
 07 November 2021
Pequeñas mujeres rojas narra la vida de Paula en Azafrán, una inspectora de Hacienda que durante sus vacaciones se involucra en una búsqueda de cuerpos de la guerra civil en un pequeño pueblo. Allí conocerá muchas historias pero también a personas que marcarán un antes y un después en su vida.

Me va a costar hacer la reseña de este libro porque no me ha gustado casi nada. Para empezar, tiene un formato de narrar la historia que puede ser atractivo puesto que te mezcla partes en la que hay un personaje que actúa como narrador principal y luego una carta que le envían a ese personaje, y así sucesivamente. de repente en otro capítulo aparece otro narrador externo y te cuenta una historia sobre algunos de los personajes que aparecen en las cartas, y vuelve de nuevo el personaje a narrar. Me ha parecido un auténtico lío de decir, ¿Pero quién está hablando ahora?

Yo leí la sinopsis y pensé que me iba a encantar, debe ser que leer casos de la Guerra Civil me ha saturado pero en este libro sólo me he encontrado la misma historia en repetición capítulo tras capítulo. Tengo que decir que lo mejor quizás sean esas reflexiones de la guerra, las personas y los cambios que provocan en ellas esas situaciones, y, también, lo escrito en esas cartas, puesto que llega a ser lo único interesante.

A lo largo del libro se desvelan algunos misterios que se van dejando caer poco a poco, pero que tampoco son misterio porque te imaginas como va a acabar todo, desde el principio del libro ya te están diciendo el desenlace, lo cual es algo negativo, al menos a mí parecer.

Fijaos si me ha gustado tan poco este libro que ni siquiera me cae bien ninguno de los personajes ni he empatizado con ninguno, parecen estar desdibujados, como si la historia los absorbiera.

En definitiva, no ha sido un libro de mi agrado, no porque esté mal escrito y sea una frase y punto, sino porque la historia es repetitiva, no llega a ser interesante y te desvelan el final desde el principio.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
theneverendingreader
 23 August 2021
"Paula Quiñones llega a Azafrán para localizar fosas de la Guerra Civil. Nada más poner su pie cojo en el pueblo siente que el cielo se encapsula sobre ella y una goma invisible tira de su cuerpo para alejarla de su destino: el hotel de los Beato, ubicado junto a un cartel en el que se lee «Azufrón». "

Resulta que es la tercera parte de una trilogía (detective Zarco) pero funciona perfectamente como novela independiente. Supongo que como siempre si lees los anteriores mejor, en este caso quizá ayude a conocer más a algunos personajes, pero no es algo esencial.

Esperaba encontrarme una novela de corte más político y en realidad es una novela negra (muy muy negra, negrísima) a ratos muy dura de leer, especialmente en su recta final, que sin duda los aficionados al género pueden disfrutar. Además tiene un toque diferente ya que baila entre varios géneros y no es novela negra al uso.

Va cambiando los narradores, la voz principal es la de Luz, que nos va contando las andanzas de Paula y a veces se dirige a ella y otras al lector. Está parte es la de estilo más directo, narrando hechos y describiendo personas, lugares y situaciones. Va intercalando con cartas de Paula dirigidas a Luz, en los que el libro coge un tono mucho más íntimo e introspectivo y es cuando más vemos que se aleja de la novela negra.

También tenemos de vez en cuando unas partes "a leer despacio" como indican sus títulos en los que la autora divaga más y vuelve a alejarse de ese ritmo de thriller que decide no adoptar, ni falta que le hace.

¿Recomendable? Mucho, especialmente por cómo está escrito, de hecho volveré a Marta Sanz en otra ocasión. Eso sí, en algunos momentos no es apto para todos los estómagos (yo he tenido que cerrar el libro en algún momento).
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
sinoloveo_nololeo
 23 January 2023
Paula Quiñones, inspectora de hacienda, llega al pueblo de Azafrán para participar en las excavaciones de los huesos y objetos personales de víctimas de la Guerra Civil. La llegada de Paula amenaza con destapar secretos que llevan décadas bajo tierra y hará peligrar “el orden establecido” desde entonces. Es durante las investigaciones paralelas con los descendientes y habitantes del pueblo cuando iremos conociendo la historia del pueblo, las familias involucradas y muchas voces que fueron silenciadas.

Como comentaba, en “pequeñas mujeres rojas” se mezclan distintas voces narrativas: el tradicional narrador omnisciente que es testigo y observador, la fórmula epistolar entre Paula y su amiga Luz -donde conocemos más de su pasado- y las voces de los que ya nos están.
Este juego entre unas y otras puede, a priori, resultar confuso, pero enriquece la historia de forma magistral gracias al dominio de la escritura de Marta Sanz.

Es precisamente por esto último lo que me ha hecho seguir avanzando sin tregua en esta historia que, sinceramente, me ha dejado destrozada. Hacía tiempo que no sentía el impulso de abandonar una historia a la mitad por lo desgarradora que me resultaba. La tensión es continua y cuando crees alcanzar el culmen aún queda un desenlace que no podías imaginar en las primeras páginas.

Muchas me preguntaréis -y he reflexionado sobre ello- si es posible leer este libro sin haber leído los dos anteriores de esta saga (“Black, black, black” y “Un buen detective no se casa jamás”). Puedo aseguraros que sí. La relación entre Paula, Arturo Zarco y Luz no afecta o influye en la trama de esta novela y, además, para las que aterricéis en esta tercera parte de nuevas -como fue mi caso-, son los propios personajes quienes nos cuentan y nos sitúan en qué punto están dichas relaciones y por qué. Dicho esto, debo añadir que el hecho de haber leído “pequeñas mujeres rojas” me motiva para leer -probablemente en un futuro próximo- las dos novelas anteriores de esta saga.
Enlace: https://www.instagram.com/p/..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Lavidamurmura
 18 September 2020
Historia de huesos, de olores, de múltiples voces acaso ecos acaso murmullos convivientes en fosas de dolor y olvido. Una verdadera arquitectura del recuerdo construida por una autora a la que no le flaquean las palabras, tan contundentes a veces que mandan callar a nuestra propia voz lectora, que intenta en vano confrontarse al terrible hecho de que hay seres humanos que no han podido escapar de los estratos del odio y la intolerancia.

Pese a que es el cierre de una trilogía de la que desconocía sus antecedentes, los personajes se definen perfectamente, nada te falta por saber, la historia se despliega como un mapa histórico sobre las fatales consecuencias pasadas y actuales que trajo consigo la Guerra Civil. En esta historia los muertos no han desaparecido, siguen hablándonos, son un personaje más.

Queda hasta pueril aseverar que es una lectura llena de matices, pero lo es. Y también lo es asumir que con cada página que dejaba atrás me apenaba y abrumaba al mismo tiempo despedirme de su lenguaje depurado, irónico. La genialidad puesta al servicio del disfrute y del ahogamiento.

Pueblo-cementerio.
Pequeñas víctimas.
Mujeres escarbando en la violencia.
Rojas vergüenzas.
Enlace: https://www.instagram.com/p/..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESAgapeaCasa del libro





Test Ver más

Literatura española

¿Quién es el autor/la autora de Episodios Nacionales?

Emilia Pardo Bazán
Benito Perez Galdós
Rosalía De Castro
Gustavo Adolfo Bécquer

5 preguntas
275 lectores participarón
Thèmes : literatura españolaCrear un test sobre este libro