InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 8492918055
Editorial: Puck (01/10/2018)

Calificación promedio : 4.65/5 (sobre 24 calificaciones)
Resumen:
-Novela ganadora del Primer Premio Puck de Novela Juvenil
-Una historia atrapante, conmovedora y que te dejará sacando conclusiones hasta la última página.
-Una pluma fresca, auténtica y mágica.

Casio Oliver está obsesionado con Preludio de invierno, la primera obra de Óscar Salvatierra, un escritor ya retirado. Aguablanca, el pueblo donde se desarrolla la historia, lo acoge el último mes de verano entre sus pinos, fantasmas y recuerdos ... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (27) Ver más Añadir una crítica
uutopicaa
 23 noviembre 2019
Voy a desglosar a continuación lo que pienso sobre la obra y sobre sus personajes, y dejaré la parte técnica para más adelante porque, en esta ocasión, tengo muchísimo para decir sobre la mala corrección de la novela.
Lo explico en pocas palabras por si alguien es nuevo del otro lado de la pantalla y todavía no me conoce. Yo me dedico a la corrección y edición de novelas, algo que por momentos se convierte en mi peor tortura ya que hace que me cueste muchísimo más disfrutar de las lecturas que hago por ocio.
No es que sea un problema intencional, es que no puedo evitarlo. Cuando leo un libro, mi cerebro nota los errores y se detiene en ellos, es un gaje del oficio. Aunque quiera perderme de lleno en una buena historia, si le encuentro varios errores seguidos me cuesta no marcarlos como lo haría en mi trabajo cuando reviso manuscritos. Este libro en particular está plagado de errores técnicos de esos que el lector promedio no nota (porque no son tildes o bestialidades del estilo “disiembre”) y que desto ver. Ojalá pudiera bloquear mi trabajo mientras leo, juro que lo intento. Pero es imposible, así que le voy a dedicar un amplio espacio de la reseña a lo que fue la corrección de Una sonata de verano para que la lean solo aquellos que están interesados en asuntos técnicos.
Ahora bien, hablemos sobre la trama. Una sonata de verano presenta una trama que a simple vista se observa como varias historias separadas que van, tal vez, por senderos paralelos. Por un lado tenemos el asunto de Casio con sus amigos de la escuela, luego está la relación que tiene con la novela y, por último está su amistad con Marc. Estos tres elementos están mucho más relacionados de lo que el lector cree en un principio, con puentes e intersecciones que llevan a que las piezas por separado formen luego un cuadro panorámico enorme. Hay muchísimo más detrás de la trama de la historia de lo que parece al comienzo de la novela.
Y ya que hablamos sobre el inicio, tengo que admitir que me costó bastante engancharme con los primeros dos o tres capítulos, pero que luego ya no pude soltar el libro hasta llegar el final. No creo que haya un problema en sí con la historia, sino conmigo y con mis preferencias personales; no estoy acostumbrada a leer novelas que me presenten en un primer vistazo la vida de un adolescente que parece ser común y corriente.
Estoy muy sorprendida de lo bien tejida que está la trama en su totalidad; el modo en el que los cabos que se atan poco a poco es magnífico y el hecho de que todo tenga que ver con todo me pareció fenomenal. El diseño de personajes es muy bueno, también su evolución. de algunos me habría gustado saber más, pero eso es porque yo soy curiosa y no porque les falte construcción. al contrario, creo que se dice exacto lo que se necesita decir sobre cada uno de ellos y que si le hubieran añadido más se habría sentido posiblemente como relleno. Ya sé, ¿quién me entiende?
Sobre este tema de los personajes quisiera decir, además, que me ha parecido genial el contraste que se crea entre cada uno de ellos, en especial entre Casio y Marc, porque muestran pasados y presentes muy distintos aunque sin llegar a lo absurdo o a lo exagerado; se mantiene la credibilidad en todo momento y, así como se hace hincapié en sus diferencias, también se ve con claridad en qué se parecen. Yo lo tomo como una forma de decir que en el fondo todos somos humanos y que tenemos miedos e inseguridades, obstáculos para superar y problemas que nos agobian. Que siempre que vemos al otro pensamos que no podría entendernos o que jamás pasaría por lo que pasamos nosotros, que asumimos sin saber.
Casio cree que Marc jamás entendería sus problemas y que su vida de niño rico es perfecta. Marc supone que Casio no comprendería lo que significa ocultarle a otros tus verdades. O peor todavía, ocultártelas a ti mismo.
¡Ah! Y en una nota pasajera, quiero decir que el pueblo de Aguablanca es tan pintoresco que no he dejado de imaginarlo y ahora hasta quisiera ir a visitarlo xD. Las escenas que transcurren en el hogar de los Salvatierra han logrado que me sintiera dentro del edificio con ellos. Me ha hecho imaginar toda la historia como si viera una película en mi mente, eso pocas novelas lo logran.
Sí. Lo sé, lo sé, me enredo sola con mis palabras, no puedo evitarlo. Es que como todo en la historia me ha fascinado no sé por dónde empezar y por dónde seguir. Estoy cruzando temas de acá para allá. Lo siento.
Lo siguiente que quiero hacer es felicitar a la autora por la novela. No podría cerrar la reseña sin hacer algo así porque realmente lo merece. Su novela no solo tiene originalidad, sino un montón de cosas más.
Me gustó muchísimo que se mantuviera el misterio de ciertos elementos, que la información se brindara siempre de a poco hasta que el lector en cierto punto (que varía según cada quién) logra comprender qué tal o cual detalle era importante porque se relacionaba con otro aspecto y que si se ponían ambas cosas juntas todo cobraba sentido. En mi caso, hubo un par de giros que predije al instante, otros me tomaron mucho más, ¡y uno me tomó 100% por sorpresa!
No me alcanzan las palabras para decir qué tan buena me pareció la historia en sí con todos sus elementos particulares y sé que de seguro me he olvidado de mencionar algunos.
Lo único que puedo hacer en este momento es recomendarla. Con vocabulario sencillo y una trama mágica, es algo que creo que podría gustarle a la gran mayoría de los lectores.

===============
Mi único problema con el libro fue su mala corrección, motivo por el que le bajé un punto.
Como correctora que soy, no puedo pasar por alto el gran número de errores que tiene este libro. van más allá de pequeños deslices, lo que se muestra es completo desconocimiento de ciertas nociones lingüisticas y de convenciones idiomáticas.
Hace algunos días conversé sobre este asunto con otros profesionales del mundo editorial y les mostré algunos párrafos del libro. Lo que ellos me dijeron a modo de respuesta me dolió mucho. Me explicaron que es muy normal en nuestros días que las editoriales no se molesten en darle una buena corrección a los libros que apuntan al público adolescente porque saben que los más jóvenes no tienen ni idea de esas cosas y no notan los errores, "¿para qué esforzarse si total no se darán cuenta?".
Espero que ese no sea el caso de Puck. Realmente espero que no sea así, porque es un sello editorial que está haciendo un trabajo maravilloso en todos los demás aspectos. Quiero suponer que lo que ocurrió fue que le dieron el manuscrito a un editor o corrector nuevo y con poca experiencia, a alguien que de seguro mejorará poco a poco como todos lo hacemos.
Y, como dije antes, me disculpo por este apartado. Mi cerebro no puede evitar leer en modo “corrección” incluso cuando lo hago por ocio. Es algo que detesto, por eso reservo la sección sobre edición únicamente para las reseñas de libros que tienen tantos errores que no se pueden ni contar.
Antes de comenzar con lo técnico, repito algo que le digo a todos los autores. El escritor se encarga de crear historias y de contarlas (algo que Belén hizo a la perfección) y el equipo editorial tiene el deber de utilizar sus conocimientos técnicos para que esa historia pueda brillar (algo en lo que Puck falló).
Empecemos con los asuntos de corrección:
-Muletillas. Cada escritor tiene las propias; yo, por ejemplo, uso mucho “todo/todos” cuando no es necesario. Es importante que un editor identifique las muletillas de cada manuscrito y que se preocupe por evitar que se abuse de ellas (por eso es que cada autor suele tener un corrector o editor establecido dentro de la editorial para todas sus publicaciones, alguien que aprenda a reconocer el estilo del autor). En Una sonata de verano se ve el abuso de “demasiado”, “sin embargo”y “así que” más que nada. al punto de que encontré una o dos páginas con estas palabras repetidas más de siete veces.
-Puntuación. Las reglas de puntuación de nuestro idioma son de las más laxas que existen, pero eso no significa que sean nulas. En esta novela hay muchísimas comas mal puestas entre sujeto y predicado, antes de una conjunción que no debería llevarla y demás. Esto crea numerosas pausas innecesarias que rompen con el flujo de lectura.
-Gerundios mal usados. Los gerundios son uno de los peores enemigos de los escritores novatos y de los editores/correctores con poca experiencia. El uso correcto del gerundio se limita a ciertos casos particulares y siempre se recomienda evitarlos de ser posible. En esta novela, sin embargo, a veces aparecen ocho o nueve gerundios seguidos en un mismo párrafo. La autora tiene una construcción que repite mucho y que debería evitarse que es la de poner “gerundio, hizo tal cosa” (por ejemplo: Jadeando, se fue de su casa.”, algo que el editor debería cambiar por “Se fue de su casa entre jadeos.”). No voy a ponerme a dar acá una clase sobre cómo se usan los gerundios, pero creo que este es el peor de los problemas de la novela en lo que refiere a cantidad de errores.
-Adverbios de -mente. Estos también son enemigos de autores y editores y deben evitarse cuando es posible. Es algo que cualquier profesional del mundo editorial sabe. Me he encontrado con oraciones del estilo: “Terriblemente enojado, salió rápidamente de allí.” con dos o más de estos adverbios todos pegados. Un horror. No están prohibidos, pero abusar es un error.
-Combinación del gerundio y el adverbio. Un error que NO PUEDO CREER que no se haya corregido en la novela es la construcción que une los dos problemas anteriores. Cosas como: “Estando débilmente acorralado”.
-Verbo “estar” junto a un gerundio. Otro elemento que todo editor y corrector reconoce y modifica es la construcción del verbo “estar” seguida por un gerundio. Me refiero a cosas como “Estaba caminando por la calle.” en lugar de “Caminaba por la calle”. Son muy pocas las situaciones en las que esa combinación es recomendada.
-Gerundios de falsa posterioridad. de todos los problemas de gerundio que un libro puede tener, este es el más obvio de notar. El gerundio indica el modo en el que algo se realiza o nos dice que una acción se lleva a cabo cuando otra la interrumpe. Ocurre que muchos autores por desconocimiento utilizan estos gerundios para hablar de un suceso que transcurre detrás de otro. Ponen cosas como: “Llegó sentándose a la mesa.”en lugar de “Llegó y se sentó a la mesa.”. Esto es un error porque “sentándose” no es una forma de llegar, salvo que la persona haya ido hasta la mesa en posición de sentado como si estuviera en el baño defecando mientras caminaba/corría.
-Quizá/quizás. La normativa al respecto es laxa, pero no libre. Se puede optar por colocar siempre una (“quizá” es preferida) o por diferenciarla según la palabra que le sigue. Cuando el siguiente término lleva vocal inicial (o una h seguida de una vocal) se pone “quizás” y cuando tiene consonante “quizá”. Diríamos entonces: “Quizá llueva mañana. Quizás haga calor”. Eso es algo que no se unificó en la novela.
-Imprecisiones. Existen palabras como “ese/eso/ese”, “aquel/aquella/aquello” (entre otras) que se utilizan para evitar repetir algo que ya fue mencionado con anterioridad. Por ejemplo: “No le queda bien el abrigo rojo, ese le hace ver muy gorda”. Tiene que remitir a algo en casi toda circunstancia. En esta novela se ven palabras de esta clase por todos lados sin que hagan referencia a nada previo.
-Repeticiones y redundancias. No voy a explicar qué es una repetición porque eso ya lo saben, solo quiero decir que en esta novela hay muchas. Las redundancias son menores, pero están. Un ejemplo: “Hay muchas historias inacabadas que no tienen final”.
Ya en casos particulares:
-Varias veces se ha confundido el “si no” con el “sino” y el “aún” con el “aun”.
-En un momento se confundieron incluso en el nombre de un personaje.
-Hay varios diálogos con la puntuación mal.
-Faltan tildes diacríticas.
Podría darles ejemplos de todo, pero se aburrirían de leer tanto.
En fin, la historia es magnífica y la recomiendo mucho. Espero que puedan volver a corregirla en el futuro.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         41
AlhanaRhiverCross
 09 octubre 2018
No os imagináis las ganas que tenía de conocer a esta autora, más que de leer la propia historia en sí, que ya me daba buenas vibraciones sólo con esa portada que nos da varios datos del interior. Mi intuición era buena y he quedado encantada tanto con Belén Martínez como con Casio y compañía porque Una sonata de verano es una historia muy original por cómo está enfocada pero también porque reúne elementos de novelas románticas young adult, de misterio gótico y de drama familiar. Como lo leéis, y todo funciona de una manera coordinada dando peso tanto a los personajes como a los dramas y los misterios. Y sí, esta novela se encuadra en el realismo mágico porque pese a contar una historia perfectamente realista (de hecho, algo que le podría pasar a cualquier adolescente hoy en día) tiene un ligero toque de fantasía que la hace redondita y muy apetecible para hincarle el diente con más ansias. Aunque sin adelantar acontecimientos, ya os digo que es una historia que merece la pena descubrir sin saber apenas de qué va y por eso voy a intentar dar mi opinión de la manera más sutil posible para no desvelar demasiado.
El protagonista absoluto de la novela es Casio, un chico ya de por sí particular por su aspecto físico, que va a pasar el verano con su familia a Aguablanca, el pueblo en el que se desarrolla Preludio de invierno, su novela favorita y con la que está un poquitín obsesionado. Además, también es el lugar de residencia de Óscar Salvatierra, autor de la obra y con el que Casio se comporta como un auténtico fangirl. El verano para Casio comienza un poco diferente a otros porque no cuenta con sus mejores amig@s, con los que hace meses que no se habla a raíz de algo que ocurrió durante el curso y de lo que no quiere hablar con nadie. Y por si fuera poco, tiene que coincidir en un pueblo tan pequeño como Aguablanca con Marc Valls, un chaval de familia adinerada de un colegio elitista que tuvo el placer de verlo en la situación más humillante de su vida sin que el pijo hiciera nada más que mirar. Todas estas circunstancias hacen que el verano de Casio se adivine movidito de emociones y así es como he acabado yo de leer la novela porque esto sólo es el comienzo. Casio tiene que lidiar en plena adolescencia con un montón de sentimientos que no puede hablar con nadie pero, sin darse cuenta, somos los lectores quienes sí conocemos todo lo que va sintiendo y pensando porque la narración está en primera persona y en presente, de forma que vamos “viviendo” junto a él a medida que le van ocurriendo cosas o las va recordando. Cuando llega a Aguablanca, a su pesar, sólo tiene a dos personas con las que parece conectar contra todo pronóstico: Marc, el chico que conoce lo que ocurrió al salir del colegio y con el que parece destinado a coincidir en los momentos menos oportunos, y Enea, una viajecita gruñona que le presiona para arreglarle el jardín a cambio de información sobre la familia Salvatierra y su misteriosa mansión que corona el acantilado en el que transcurre el final de la novela Preludio de invierno.
En este sentido, os diré que uno de los aspectos que más me han atrapado del libro es que resulta ser una historia dentro de otra historia. Casio se sabe de memoria Preludio de invierno pero la historia que conoce no parece ser tan ficticia como pensaba y pronto descubre que en la mansión de los Salvatierra ocurrieron (y ocurren) cosas que hacen que los hechos narrados en la novela sean de lo más reales pese a que Casio crea que se está volviendo loco y no pueda hablar con nadie del tema por temor a que piensen que está teniendo alucinaciones. En Preludio de invierno, los protagonistas son Víctor Vergel y Ágata Faus, dos jóvenes separados por su condición social y por la cruel familia Vergel que, de forma paralela a los Salvatierra en la realidad de Casio, guarda oscuros secretos, desvelados en momentos clave del libro, y cuyos miembros sólo son perfectos en apariencia, como la propia mansión. Una historia de un amor imposible en tiempos de la Guerra Civil española, nacido a escondidas y destruido de la manera más trágica posible. Pese a que son pocos los fragmentos de Preludio de invierno que aparecen en la novela, las alusiones al libro de Óscar Salvatierra son constantes porque Casio no para de estar pensando en ello y en todas las coincidencias que parece haber a su alrededor.
Además, mientras tanto y como no tiene a nadie más, comienza a relacionarse con Marc Valls, que también le abre las puertas de la mansión de los Salvatierra para poder hablar con Óscar, así que lo que comienza como puro interés se convierte en la relación más intensa que haya tenido jamás, pues el ricachón resulta ser un chico normal, con sus propios matices ocultos pese a su personalidad extrovertida, su forma hablar desinhibida y de entender la vida, hace que todos los esquemas de Casio se rompan y se vuelvan a reconstruir de forma mucho más armonizada con su propia forma de ser. Casio es uno de los mejores personajes que he podido conocer en cuanto a construcción pero sobre todo es uno de los más tiernos y encantadores de mis últimas lecturas. Es irónico y entrañable a la vez, pero desde luego sólo se deja ver como realmente es cuando está con Marc Valls. Tanto Casio como Marc son personajes profundos (aunque si bien es cierto que a Marc sólo lo conocemos a través de los ojos de Casio) con un pasado, un presente en el que ambos coinciden y unas circunstancias familiares diametralmente opuestas.
De hecho, la importancia de la familia y de la amistad se vuelve recurrente sobre todo hacia la mitad de la novela, cuando se empiezan a dar cuenta de que la historia de Preludio de invierno podría volver a repetirse entre las paredes de la misma mansión que fue testigo del romance de Víctor y Ágata. Así, la novela está repleta de secundarios dotados de una personalidad muy realista (si no me equivoco, incluso la propia autora reconoce que algunos de esos rasgos están basados en personas reales de su entorno), de tal forma que desde Yago, el hermano mayor Marc, con su sarcasmo y su rebeldía (imposible no querer que tenga más escenas); o Laia, la mejor amiga de Casio, con su perseverancia para intentar que Casio arregle lo que sea que ocurrió entre él, Asier y Daniel, sus otros dos mejores amigos y con los que ya no se habla; incluso los propios personajes de la novela dentro de la novela, Víctor, Ágata, o cualquiera de los Vergel, aportan más voces al coro de Una sonata de verano porque quizás no sean del todo fruto únicamente de la imaginación de Óscar Salvatierra.
En cierto modo, hay giros argumentales que se pueden hacer predecibles dependiendo de lo atent@ que se esté a la lectura, porque sí que es verdad que se van dando pistas más o menos sutiles. En mi caso es que siempre voy pensando qué haría yo en la trama si fuese mía y cuando coincide con las ideas de l@s autor@s pues acierto, como ha sido el caso en varias teorías que tenía según iba leyendo. Pero aún así no ha restado ni un sólo ápice de interés para querer saber la verdad sobre todo lo que rodea a los Salvatierra, a los Vergel y si Casio se está volviendo loco o no de verdad cuando comienza a ver cosas que no deberían estar ahí. Esto ya es cuestión de lo perspicaces que seamos al leer pero creo cualquiera disfrutará incluso hilando teorías porque lo importante es el mensaje que nos queda al final. Y hablando de final, no voy a fingir que no me ha tocado la fibra porque el nudo en la garganta de la emoción sí que era real ya que, como os digo, si hay algo que se tiene que destacar es esa narración de Belén Martínez, con un montón de metáforas, un estilo a veces irónico y a veces desgarrador, y unos personajes tanto principales en la “realidad” de Sonata de verano, como “ficticios” en Preludio de invierno que entre otras cosas, son inolvidables.
Resumiendo un poco todo lo anterior, la novela engloba tanto sentimiento y misterio que obviando incluso la forma tan emocional en la que está escrita, ya sería suficiente para removernos algo por dentro. Así que tras terminar de leer esta novela tan emocionante, sobre todo me quedo con esta promesa de la literatura juvenil que es Belén Martínez y a partir de ahora será de mis autoras a seguir. Una recomendación clarísima para quienes disfrutéis de las historias de amor adolescentes, de los dramas familiares y de las novelas de misterio con toques mágicos. Podrá gustaros más o menos, pero os aseguro que no os arrepentiréis de darle una oportunidad.
Enlace: https://enmitiempolibro.blog..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Pathreads
 27 mayo 2020
Con este libro he ido totalmente a ciegas porque cuando lo empecé ni siquiera leí la sinopsis, por lo que todo lo que iba encontrandome era un absoluto misterio. Me dejé llevar por la portada cuando lo empecé a leer y madre mia, llevaba mucho tiempo sin leer algo que me rompiera y me reconstruyera poco a poco.
Me ha encantado el libro, narrado en primera persona por nuestro protagonista, Casio, un chico de dieciséis años que pasa el último mes de verano junto a sus padres y su hermana Helena en Aguasblancas, un pueblecito al que Casio convence para ir a sus padres, ya que su libro favorito, Preludio de invierno, transcurre allí.
Casio me ha parecido entrañable y me han dado ganas de abrazarlo en más de una ocasión. Él no pasa por una buena etapa, algo que ha ocurrido meses atrás a echo que se distancie de sus amigos, volviendolo inseguro, y reprimientolo.
Pero allí en Aguasblancas se encontrará con alguien a quien nunca imaginó encontrar y descubrirá los secretos que esconde Preludio de invierno, y los secretos de la familia Salvatierra.
Como he comentado, este libro me ha roto y reconstruído, es un libro que tiene partes muy bonitas, partes en las que nuestro protagonista se encuentra, se libera y lucha y partes muy duras, partes que incluso me han dado rabia.
La primera vez que leo a la autora y su pluma me ha encantado, una pluma preciosa, poética incluso, donde ha ido contandonos una historia maravillosa.
Además, a medida que la historia avanza, se va entrelazando con fragmentos del libro Preludio de invierno, y vamos conociendo poco a poco lo que ocurre, no solo en Aguasblancas, si no también con lo que perturba a Casio.
Personajes entrañables aparecen, con los que he reído y disfrutado, y por supuesto he sufrido. Sin duda este libro se ha colado en mi corazón de igual forma que lo ha hecho Casio
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
Nedyah
 10 abril 2020
Casio Oliver es un adolescente albino que vive obsesionado con Preludio de Invierno, su novela favorita, y que por fin ha logrado convencer a sus padres para pasar el último mes del verano en Aguablanca, el pueblo donde se desarrolla la novela de Óscar Salvatierra. Allí, Casio disfrutará de unas vacaciones rodeado de la magia del libro pero, sobre todo, de la Mansión de los Salvatierra, donde pasará la mayor parte de su tiempo, descubriendo secretos de la familia del autor, y experimentando en carne propia lo que vivieron y sintieron los personajes de su novela favorita. Y, a todo ello, se le unirá Marc Valls, un chico pelirrojo que estudia en una escuela de élite y con el que Casio tuvo algún que otro encuentro fortuito en un pasado que trata de olvidar y que viene marcado por el bullying y el acoso por parte de alguien que creía su amigo. Con todo, pronto se harán buenos amigos, y más aún cuando Casio descubra que Marc es nieto de Óscar Salvatierra, aprovechando cualquier ocasión para pasar el día con Marc y, de paso, conocer un poco más de primera mano por qué Óscar Salvatierra le dio ese final tan inesperado y abierto a su obra favorita. Y así, entre fantasmas del pasado, en sentido literal y figurado, Casio le encontrará sentido no sólo a Preludio de Invierno, sino también a sí mismo y a lo que quiere y siente de verdad.
Una Sonata de Verano es una historia dentro de otra historia. Preludio de Invierno, la novela favorita de Casio, y que habrá leído más de una decena de veces, cobra bastante importancia en la trama principal y conoceremos fragmentos importantes de la misma a medida que avancemos en la lectura. Preludio de Invierno cuenta la historia de la familia Vergel, fundadores de Aguablanca, y Víctor Vergel es el adolescente y protagonista de la misma. Vive con sus padres en la mansión familiar en lo alto del acantilado del pueblo, y destaca por su estatus social, aunque Víctor no es como el resto de su familia y se enamora de Ágata, un de las sirvientas. Pero se acercan tiempos de guerra y el amor entre Ágata y él es un amor prohibido a ojos de su familia. Todo puede ocurrir...
La verdad es que empecé el libro sin saber mucho de la novela, pero creo que me ha venido bien porque ha permitido que me sorprenda mucho más con todo lo que va ocurriendo. Es una trama que mezcla muy bien el misterio entre la vida real de Casio y los Salvatierra y los personajes de Preludio de Invierno, que guardan mucho más de realidad que de ficción también.
El libro está dividido en cinco partes, todas narradas en primera persona por Casio, y con alguna que otra entrada entre capítulos que relatan fragmentos importantes de su obra favorita, y que guardan mucha importancia con lo que éste va viviendo y descubriendo durante sus vacaciones de verano y sus visitar a la mansión Salvatierra.
Los personajes están muy bien construidos y evolucionan notablemente a lo largo de la novela, sobre todo Casio, un chico inteligente e introvertido, con una experiencia del pasado que le persigue y le hace avergonzarse de quién es. Vive con el miedo de que todo el mundo le desprecie cuando la verdad salga a la luz y su única vía de escape es Preludio de Invierno y la posibilidad de vivir dentro de su novela favorita durante el último mes del verano, antes de volver a la realidad, a su pueblo, a sus amigos y al instituto. Casio es un chico muy dulce y es fácil cogerle cariño. Comienza siendo tímido y cerrado, pero evoluciona hasta convertirse en alguien decidido y fuerte, que lucha por lo que de verdad quiere y siente y, sobre todo, por ser como es y no permitir que nadie le avasalle por ello.
Marc, por otro lado, es un personaje del que no sabemos mucho al comienzo de la novela y que cobra importancia conforme nos adentramos en la lectura. Lo iremos conociendo en profundidad a la par que Casio y veremos que es un chico sencillo y de buen corazón que también ha sufrido a lo largo de su vida por no ser como su familia quiere que sea.
Hay muchos más personajes, pero no me voy a detener en ello porque tienen su aporte importante y es mejor que lo vayáis descubriendo sobre la marcha. No hay ninguno puesto al azar y la autora ha hecho un buen trabajo con el bagaje y la implicación de todos ellos, ya sea dentro de Preludio de Invierno, o fuera de las páginas del libro favorito de Casio.
Belén Martínez ha creado una novela a caballo entre el misterio real y el sobrenatural con una ambientación mágica y especial, con esa imagen de pueblo al borde de un acantilado bañado por el sol en los días de verano que te transporta de inmediato. Además, nos encontramos con un par de frentes en cuanto al apartado romántico: el de Preludio de Invierno con Víctor Vergel y Ágata, y el de Casio y Marc; y me han parecido los dos muy bien plasmados y desarrollados, sobre todo el de Casio y Marc, que es también el que se desarrolla en mayor profundidad. La autora logra transmitir los sentimientos de Casio con delicadeza y mucho realismo y se hace eco de una trama preciosa y cuidada para abordar el bullying y el odio que sufren varios personajes para aleccionar y crear una historia de verano y de romance adolescente que puede con todo.
En resumen, 'Una Sonata de Verano' es una novela preciosa, con una trama a simple vista sencilla y que esconde mucho más bajo capas de misterio, secretos y personajes bien desarrollados con los que es fácil soñar despiertos. Romance, amistad, lazos familiares, superación y confianza en uno mismo,... Belén Martínez ha creado una novela juvenil con una buena pincelada de realidad, aderezada con un poco de misterio sobrenatural, que alecciona y engancha a partes iguales.

Enlace: https://eraseunlibro.blogspo..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Aribookstoshine
 28 mayo 2020
Debo confesar que es un libro que no adquirí por su sinopsis sino por la cantidad de elogios que tiene, sin embargo, su portada es bellísima y llama mucho la atención.
¿Qué puedo decir del libro? Que sentí PLACER mientras leía esta historia. Simpatice demasiado con los personajes.
Hay dos historias que están íntimamente relacionadas; el pasado y el presente, que están muy marcados.
Algo que tengo que destacar y que me sorprendió mucho, es que el personaje es albino, algo que me encantó.
Casio fue un chico con muchas inseguridades al principio, con esa sospecha constante del bullyng que había sufrido.
Conecte mucho con él, principalmente en la forma de la que habla de sus libros... esa pasión con la que cuenta su historia favorita!
Marc...que decir de Marc?! Que personaje HERMOSO. Todo el libro quise transportarme a la historia y defenderlo, abrazarlo... estuve todo el libro ROGANDO que no me toquen a mis chicos! Es increíble como la historia te hace amar a los personajes!
Ahhh pero no puedo decir lo mismo sobre la familia de Marc, sobretodo del padre, el cuál encabeza la lista n°1 de personajes odiados por mí.
Es un libro demasiado tierno, hermoso, por momentos con fantasía, fantasmas y, una trama oscura de fondo bien lograda.
Es súper llevadero, los capítulos son exactos! La autora escribe genial, te hace leer con una facilidad increíble y tiene una frases que te quedas pensando.
Es un libro que me lo comí es casi 2 días, súper recomendado y MUY DISFRUTABLE.
Léanlo, es una joya.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Citas y frases (11) Ver más Añadir cita
AribookstoshineAribookstoshine28 mayo 2020
Los preludio son sólo piezas introductorias. Nosotros somos mucho más. Algo más grande. Somos una sonata. Una sonata de verano.
Comentar  Me gusta         10
JleckyuuJleckyuu29 marzo 2019
-¿Entonces? ¿Por qué escribió esas historias? ....
-¿Nunca has tenido recuerdos horribles que has querido borrar? ¿Momentos en los que te hubiera gustado actuar de otra manera?...
…Escribir fue la única forma que encontré para hacer desaparecer esos recuerdos.
Comentar  Me gusta         10
MikabooksMikabooks13 mayo 2020
Es lo malo de la realidad. Nunca hay finales felices. Bueno, puede que los haya, pero nunca terminan con un «felices y vivieron juntos para siempre». La historia siempre continúa y, con el tiempo, termina estropéandose.
Comentar  Me gusta         10
PetudCPetudC07 mayo 2020
Qué más da. Hombre. Mujer. Ambos son personas. De lo único que tienes que preocuparte es de encontrar a una buena. El resto, es relativo
Comentar  Me gusta         20
EurusEurus11 octubre 2018
“Los preludios son solo piezas introductorias. Nosotros somos mucho más. Algo más grande. Somos una sonata. Una sonata de verano.”
Comentar  Me gusta         20
otros libros clasificados: realismo mágicoVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

El amor en la literatura

El relato se extiende entre el romance trágico de dos jóvenes pertenecientes a sobresalientes familias enemigas de Verona, Italia.

La excelente y lamentable tragedia de Romeo y Julieta
La tragedia de Macbeth
La tragedia de Hamlet, príncipe de Dinamarca

10 preguntas
60 lectores participarón
Thèmes : romances , amorCrear un test sobre este libro
{* *}