InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
ISBN : 8417854282
Editorial: Puck (07/09/2021)

Calificación promedio : 4.31/5 (sobre 87 calificaciones)
Resumen:
Londres, 1895. Todo indicaba que podría ser una noche más en la Academia Covenant, cuando Eliza Kyteler y Kate Saint German, dos jóvenes Sangre Negra, deciden despertar a todos los muertos del cementerio Little Hill. Lo que parecía una simple travesura, se convierte en una expulsión definitiva de la Academia Covenant. Ahora, lo único que le queda a Eliza es ser presentada en sociedad y encontrar al marido perfecto. Dos cosas que, por más que sea la prioridad número ... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea
Críticas, Reseñas y Opiniones (71) Ver más Añadir una crítica
erick_ascencio
 29 November 2021
Desde que Belén anunció que estaba trabajando en un nuevo libro (y no me refiero a Sangre de dioses, libro que no está disponible en México :C), que sería algo completamente diferente a los contemporáneos a los que estamos acostumbrados y que tanto amamos, yo estaba más que emocionado y se convirtió en uno de mis libros más anticipados del año. Más tardó en llegarme que en lo que decidí ponerme a leerlo y acabarlo, jaja.
Eliza toda su vida se la ha pasado decepcionando a todos, desde su tardía revelación de magia hasta tener que repetir el último curso en la academia, de hecho, no se parece en nada a sus padres: los grandes magos Marcus Kyteler y Sybil Saint Germain. A más de diez años del asesinato de sus padres a manos de Aleister Vale, uno de los brujos más temidos en los últimos años, una serie de asesinatos comienza a azotar a los Desterrados, magos que fueron despojados de su magia. Estos hechos además de inquietantes, ponen en alerta a todos, ya que tienen el patrón que siguió Aleister Vale antes de ser encerrado y, si las sospechas son reales, tanto los Sangre Negra como los Sangre Roja se encuentran en peligro.
¿Esa sinopsis no les da mil años de vida?, porque a mí sí (y no es porque la haya hecho yo, jajaja), lo divertido aquí es que yo no tenía idea de lo que trataba este libro excepto la ambientación histórica y que hay brujas, pero creo que eso es motivo más que suficiente para que quieran leerlo. Básicamente nuestra trama sigue a Eliza en su desastrosa vida como bruja y miembro de una sociedad que la limita a ser una esposa más, todo esto envuelto en una serie de asesinatos que recuerdan a lo que Aleister hizo cuando asesinó a Marcus y Sybil, sus ex mejores amigos y con quienes compartía el título de los mejores de la clase y magos prometedores. Sinceramente es una de las tramas más prometedoras porque hay un montón de elementos que aportan desde magia, brujas, asesinatos, motivaciones oscuras hasta unos protagonistas únicos que, más que hacer que la trama funcione, logran trascender, así que hay bastante que comentar.
Quiero empezar con lo que más disfruté y es la creación del mundo, en este Londres de finales del siglo XIX tenemos una división de personas, por un lado están los Sangre Roja, personas comunes y corrientes que carecen de magia y llevan una vida sin complicaciones aparentes; por otro lado tenemos a los Sangre Negra, personas que poseen la cualidad de hacer magia, ellos deben mantener esto en secreto y solo se relacionan con gente que es igual a ellos, pues de otra forma su existencia correría peligro, como en las tan comunes caserías de brujas de antaño. Nadie sabe cómo un sangre negra obtiene sus poderes, pero una vez que se descubre que los posee y cumplen la edad necesaria, son enviados a una academia para perfeccionar sus habilidades y aspirar a formar parte del aquelarre, un grupo élite de siete brujos que rigen y regulan todos los asuntos relacionados a su comunidad. Belén además de darnos una especie de sociedad mágica bien estructurada y que coexiste en el mismo mundo que el real, se aventura a explorar la magia y sus derivados: hechizos, encantamientos, invocaciones, alquimia y maldiciones; cada una con sus propias reglas, dificultades y requerimientos. Así que por mundo basto, justificado y bien estructurado no paramos, de verdad logra hacernos sentir que la magia es real y que permanece escondida, prohibida a nuestros ojos.
Si algo caracteriza a Belén Martínez es la increíble manera en la que crea personajes y esta ocasión, al ser un libro tan alejado de lo contemporáneo, no es la excepción, cada uno de ellos tiene sus matices y es único a su manera.
Eliza Kyteler, nuestra protagonista. Es un desastre como bruja, tiene que repetir el último año en la escuela y esto solo hace que las comparaciones con sus brillantes padres sean mayores, haciéndola ver como un fracaso y decepción a los ojos de todos. Antes de iniciar el curso, Eliza y Kate deciden hacer una broma invocando a los fantasmas de un cementerio, pero esta se sale de control y en lugar de traer fantasmas, los reviven a todos; este hecho les cuesta a las primas la expulsión de la escuela. A partir de esto y tener que regresar a casa, Eliza empieza su presentación en sociedad para encontrar marido y dejar atrás los rumores de su fracaso académico, cosa que la hace infeliz y solo acentúa su desgracia. Eliza no es de mis protagonistas favoritas, pero tiene algo que te hace quererla porque es única: es sarcástica, irreverente, carga lo mejor que puede sus inseguridades e intenta no conformarse con lo que los demás quieren para ella; teniendo en cuenta su pasado y su forma de ser (claro que hubo momentos en los que quería gritarle que reaccionara e hiciera cosas lógicas, pero sigue siendo una adolescente que se las da de muy inteligente, así que no puedo pedirle tanto, jsjs), hace que la historia funcione bien.
Kate Saint Germain, prima de Eliza. Es un año menor que Eliza, acaba de pasar al último curso y es una de las estudiantes más prometedoras de su generación, pero tiene debilidad por su prima y le sigue la corriente en todo, al grado de ser expulsada por una broma que ni siquiera quería cometer. En casa está opacada por su hermano, un brujo sobresaliente, y lo que más anhela es poder participar en los bailes de la temporada. A ella más que tenerle cariño, le tengo cierta lástima, siento que es un personaje que, en un inicio, no aporta mucho a la trama, da la impresión de ser falta de determinación, objetivos y fortaleza, solo esta por estar y para sufrir, pues nadie la toma realmente en cuenta y, de hecho, hay varias ocasiones en las que la misma Eliza la deja de lado y pude sentir su dolor al ser desplazada.
Liroy Saint Germain, hermano de Kate y primo de Eliza. Es de mis favoritos porque es un descarado de primera clase, se sabe inteligente, guapo, en una posición privilegiada y lo usa todo a su favor para hacer lo que quiere y salirse con la suya, tiene un desarrollo interesante y un trasfondo aún mejor.
Trece, el Centinela de Eliza. Los centinelas son demonios que enlazan su vida a la de un brujo y prometen protegerlo hasta le día de su muerte, adquieren una forma animal y solo pueden ser invocados por alguien poderoso. Trece es de mis favoritos porque tiene forma de gato y se comporta como generalmente se cree que son: un descarado sinvergüenza que no se guarda nada (casi siempre se comunica con Eliza por medio de telepatía) y al mismo tiempo es aguerrido, fiel, sumamente poderoso y, contra toda lógica, gracioso. de verdad tienen que conocerlo porque apuesto que querrán ser su amigo.
Además de que la historia gire en torno al mundo de magia y brujería, tenemos un misterio, una serie de asesinatos que recuerdan a grandes asesinos seriales: Aleister Vale, uno de los mayores terrores de los sangre negra y Jack el Destripador, el terror de los sangre roja; el problema es que esto, en primera instancia, se toma a la ligera pues solo afecta a los desterrados (los apestados de su sociedad) y no amenaza directamente a los sangre negra ni a su forma de vida, no es hasta que las cosas pintan de verdad mal y se descubre la verdad detrás de las muertes, que estas tienen un propósito (que claramente Eliza descubre antes que un grupo de brujos adultos poderosos y bien preparados), se comienzan a tomar cartas en el asunto. Y aquí entra el único inconveniente que le encontré al libro, que quien se supone rige a los brujos sea una institución tan incompetente y que Eliza, una alumna bastante pésima, sea quien tome el control de la investigación y empiece a recolectar pista e indagar en las posibles motivaciones e identidades del asesino, haciéndola quedar como la única que puede ver la verdad detrás de todo lo que acontece. Para mi gusto esto hizo que la trama fuera predecible, pude ver venir todos los giros que la autora preparó (excepto uno y, siendo sinceros, lo amé). Igual creo que la construcción de la trama tiene un ritmo estable, que va en crescendo y explota en los momentos adecuados y, a pesar de poder adivinar los giros, aprovecha la expectativa que se va creando, junta las piezas de manera muy clara y no deja cabos sueltos (bueno, algunos sí, pero es obvio que se están guardando para la(s) secuela(s)).
Pero no todo es tan sencillo como sumar uno más uno, tenemos una especie de segunda línea temporal, capítulos ambientados veintisiete años en el pasado que nos remontan al último año de escuela de Marcus, Sybil, Aleister y Leo, dándonos pistas de las motivaciones que llevaron a Aleister a la cárcel y el asesinato de los padres de Eliza. Siendo sinceros, me habría encantado leer más que unos cuantos capítulos del último año de este cuarteto de estudiantes, creo que su historia tiene mucho que ofrecer y reducirlos a un simple contexto es arriesgado, pues hay demasiados matices, motivaciones y cosas por explorar y explotar (en lo personal esta mini trama fue mi favorita y solo quería seguir leyendo lo que pasaba aquí, además de que el narrador que se nos presenta es una joyita). Estoy seguro que se van a encariñar con más de uno de estos personajes del pasado y querrán saber más de ellos; espero que Belén, en el próximo libro, nos regale escenas más bastas para conocerlos más a fondo (y sufrir, porque presiento que será así).
La narrativa no puede ser mejor, la forma en la que se combinan descripciones, se sientan las bases del mundo, nos da suspenso, una trama típica de época (presentaciones en sociedad, bailes ostentosos, etc) con romance y toques cómicos (increíble, pero cierto, en varias ocasiones me reía de lo que Trece o Liroy decían/hacían y, aunque es arriesgado poner comedia en un misterio, fue un acierto total) es perfecta, tenemos la dosis ideal de cada uno en los momentos adecuados y te hace imposible soltar el libro, te mantiene pendiente de cada movimiento de quienes consideras sospechosos y en búsqueda de respuestas. Creo ni el agua fluye tan bien.
En resumen, El vals de la bruja, es una historia adictiva de principio a fin, con una muy buena ambientación, un suspenso que te mantiene al borde de las páginas y personajes que trascienden; y aunque su único inconveniente es que llega a ser predecible, ese no es impedimento para que deje de impactar, aburra o quieras dejar de saber lo que sucede. Con este libro Belén Martínez se consagra como una de las autoras de las que leeré cualquier cosa que publique, en cualquier género, porque tiene el don de crear historias.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Celeste_Lightwood
 13 January 2022
Eliza Kyteler no soporta más estar en la academia de magia Covenant. Sus rígidas reglas le asfixian por lo que planea una travesura que le dé un poco de aire fresco a sus aburridos días de estudio. Junto con su prima Kate, a quien convence para que le eche una mano, se van hasta el cementerio cercano de Little Hill con la idea de despertar a los fantasmas de los muertos para que estos deambulen por la Academia y le den un buen susto a alumnos y profesores. Sin embargo, el hechizo no sale según lo previsto y lo que terminan despertando es a los muertos en sí, por lo que la simple travesura termina derivando en una expulsión para ambas, por lo que Eliza y Kate se verán obligadas a concluir sus estudios mágicos con institutrices desde casa. No obstante, esto no es lo peor para Eliza, ya que, aunque al estar en el último curso no es necesario que siga estudiando magia, ahora se ha unido otra problemática mucho más acuciante y es que ya tiene edad para ser presentada en sociedad y, por lo tanto, buscar marido. Así pues su tía, la madre de Kate, se afanará en celebrar pomposas fiestas para encontrarle un buen partido a su sobrina (de la cuál lleva años cuidando debido al asesinato de sus padres) y a Eliza esto no le hará ninguna gracia. Mientras sus días pasan entre vestidos lujosos pero incómodos y fastuosos bailes rodeada de nobles desconocidos, un hecho inquietante romperá con esa relativa paz. Veintisiete años después del asesinato de sus padres, parece que los mismos sucesos de aquel entonces se están volviendo a repetir. Alguien está utilizando los métodos del famoso asesino Aleister Vale, que fue el mejor amigo de los padres de Eliza y, además, su verdugo, para cometer nuevos y macabros crímenes. Eliza no piensa dejar pasar estos terroríficos acontecimientos como si nada y enseguida se pondrá a investigar al respecto. ¿Alguien está imitando a Alesteir o es que el poderoso Sangre Negra ha huido de prisión y campa a sus anchas?
¿Una historia de brujas con tintes dark academia que transcurre en el Londres victoriano? Sí por favor, dame más. Solo que aquí las brujas no son brujas, sino Sangre Negra, sobrenombre que se les da porque usan su sangre para llevar a cabo cualquier tipo de encantamiento. Esta novela tiene claras trazas de Harry Potter, así que si sois fans de esa saga estoy convencida de que os va a encantar. En general, tiene todos los elementos típicos de los libros de escuelas de magia, así que es un libro que, para mí, es un acierto si disfrutáis de este tipo de lecturas. En esta ocasión en vez de magos y brujas tenemos Sangre Negra, que es básicamente lo mismo y que se rigen por las reglas a las que ya estamos acostumbrados. Además, el mundo, una vez más, se divide entre los Sangre Negra y los humanos normales y corrientes, ante los cuales tienen que ocultar que la magia existe por lo que deben andarse con cuidado. Eliza Kyteler es una Sangre Negra de la que todo el mundo espera mucho pues sus padres fueron los famosos y flamantes Sybil Saint Germain y Marcus Keyteler, los mejores de su promoción cuando estudiaron en la Academia Covenant y que fueron horriblemente asesinados delante de su hija por el que se suponía que era el mejor amigo de ambos, Alesteir Vale. Desde entonces, unas altas expectativas recaen sobre Eliza, ya que quien conoce la leyenda de sus padres están convencidos de que ella puede alcanzar su éxito o incluso superarlo. Eso hace que la joven deteste la Academia, las reglas tan arcaicas y estrictas que rigen su mundo e, incluso, la propia magia. Por eso, cuando la expulsan de la escuela para siempre para ella supone un alivio librarse de asistir a ese lugar, no como para su primera Kate que adora sus estudios. Sin embargo, en el caso de Eliza es peor el remedio que la enfermedad porque su tía decide que ya no necesita seguir estudiando porque lo prioritario es buscarle marido a su sobrina ya que está en edad casadera, algo que Eliza odia todavía más que la academia. Así pues, sus días transcurren entre fiestas anodinas en las que tiene que fingir que está interesada en los hombres que su tía escoge. Por suerte para ella, estos aburridos eventos se tornarán más interesantes cuando se entere de que alguien está siguiendo los métodos de Alesteir para cometer macabros asesinatos, por lo que ni corta ni perezosa se pondrá a investigarlos a escondidas y por su cuenta para saber si el propio Alesteir está detrás de ellos (y así poder vengarse por lo que le hizo a sus padres) o cuáles son los objetivos del asesino.

Eliza como protagonista es un personaje que se me ha hecho bastante insufrible debido a su personalidad. Me gusta que sea valiente, decidida, que tenga iniciativa y que, al mismo tiempo, critique las reglas que rigen el mundo mágico por ser obsoletas y discriminatorias. Sin embargo, es muy metomentodo y muy terca y lo peor para mí fue que no pensaba nunca en las consecuencias de sus acciones. Eliza dice y hace lo que le da la gana cuando le da la gana y muchas veces (por no decir la mayor parte del tiempo) involucra a sus primos en sus planes ya sea de manera directa o indirecta y son estos los que tienen que cargar después con las consecuencias, normalmente negativas, de sus actos. Un claro ejemplo es al principio del libro cuando expulsan a Kate por la travesura de Eliza en el cementerio. Es cierto que Kate participó por propia voluntad, pero se ve claramente que Kate es muy buena persona, empática y dulce y es fácil que se deje arrastrar por el entusiasmo y la asertividad de su prima, como de hecho pasa también con su otro primo, Leroy. Además de todo ello, a Eliza le encanta ir en contra de las normas y romperlas a la mínima oportunidad, con las repercusiones negativas que ello tiene. En general, Eliza es una protagonista que ha tenido sus momentos en los que su comportamiento me gustaba más y me encantaba lo que hacía, pero por otro lado ese tipo de personajes que nunca se detienen a pensar en el daño que causan en su entorno y hacía cosas muy inconscientes. En cambio, me he enamorado de Trece, su Guardián, pues en este universo cada Sangre Negra tiene una especie de demonio que se transforma en un animal que ejerce de protector. Trece es muy descarado y tiene la típica personalidad pasota y vacilona que suele asociarse con los gatos, por lo que era muy divertido verle en acción.
Luego tenemos a Leroy y Kate, que son los primos de Eliza y ambos me han gustado muchísimo, incluso más que la protagonista. Leroy es el mayor y aspira a entrar en el Consejo de magos, el órgano superior que rige su mundo. Es responsable, obediente y muy recto, aunque también tiene un puntito rebelde que deja escapar de vez en cuando. Kate es inteligente, dulce y amable y se deja arrastrar por cada una de las travesuras de Eliza. Otro personaje que quiero destacar es a Andrei Bathory, un chico de familia pudiente que ha regresado a Londres tras vivir en el extranjero y es invitado a las fiestas que organiza la tía de Eliza para buscarle marido. Él es un humano normal y corriente pues los Sangre Negra tratan de involucrarse con la comunidad de humanos en la medida de lo posible pese a que estos no sepan de su existencia. Andrei se verá involucrado sin quererlo en las pesquisas de Eliza por descubrir al asesino y acabará descubriendo que en su mundo existe la magia.
La trama me ha gustado muchísimo y me ha tenido enganchada durante todo el libro. al ser una novela que recoge mucho de los tópicos y reglas de la magia y al recordarme a historias del estilo Harry Potter, se me hizo muy fácil imbuirme en el universo que crea Belén Martínez y disfrutar desde el principio de su creación. El ritmo es muy bueno, impregnado de misterio, magia y crímenes, tres elementos que me encantan. Ahora bien, hay tres aspectos en los que el libro se me ha quedado un poco corto, aunque entiendo el por qué la autora no ha profundizado en ello ya que no era el objetivo inicial que quería abordar. En primer lugar, El vals de la bruja transcurre en el Londres victoriano y me habría gustado que se hubiera detenido un poco más en la ambientación porque para mí era uno de los puntos fuertes de esta historia y tal y como está planteado, podría haber ocurrido en cualquier otro lugar. También es verdad, y en su defensa diré, que me leí esta novela poco después de terminar Princesa mecánica, libro ambientado en el mismo lugar y en la misma época donde dicha ambientación está mucho más definida y tiene mayor presencia. En segundo lugar, me habría encantado que se explotara un poco más la Academia Covenant y cómo son los estudios de magia. Sé que la historia empieza poco después de que Eliza y Kate fueran expulsadas y por lo tanto no tenía sentido desarrollar más la academia, pero me ha dejado con ganas de más. Y por último, en ocasiones los capítulos se alternan con capítulos del pasado donde los protagonistas son, precisamente, los padres de Eliza (Sybil y Marcus), Alesteir y otro chico llamado Leo y que te ayudan a comprender ciertos hechos que transcurren en el presente. Esos capítulos me encantaron y me tenían muy intrigada porque lo que habría sido maravilloso que la autora nos hubiera dado más detalles al respecto y hubiera desarrollado un poco más su historia porque era de lo más interesante e hizo que mi personaje favorito de todo el libro fuera Alesteir.
En cuanto al final, quizá para mí fue lo peor. Es cierto que es un desenlace que no te ves venir y que te deja impactado cuando descubres qué es lo que está pasando realmente y qué hay detrás de esos asesinatos. Sin embargo, creo que la motivación del villano para hacer lo que hace es bastante pobre e incluso infantil y para mí no justifica en absoluto sus acciones porque no me parece una razón de peso ni tampoco acorde a la trama en sí. Además, también me esperaba que la resolución fuera un poco más oscura teniendo en cuenta el tono de la novela y no fue así. Pero igualmente, a pesar de eso es un final que funciona perfectamente con la historia.
El vals de la bruja es mi primer contacto con Belén Martínez y desde luego quiero repetir. Es una historia clásica de magia y brujas, pero al mismo tiempo la autora ha conseguido coger unos tropos que ya existen y darles su toque personal para crear una novela única y adictiva.
Enlace: https://notodoesfantasia.blo..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
MeridiyBooks
 09 May 2022
Este libro supuso una grata sorpresa para mi pues no esperaba que pudiera llegar a gustarme tanto.
Tengo que admitir que los libros de brujas no son mis preferidos y normalmente me cuesta mucho conectar con los personajes.
En este caso las primeras páginas consiguieron adentrarme de lleno en la trama con ese toque de "dark academia" que no duró demasiado y la vez fue suficiente.
Conocemos a una protagonista curiosa que pretende, con ayuda de su prima, despertar a todo un cementerio para escandalizar a los profesores y alumnos de su academia. Lamentablemente las cosas no le salen del todo bien.
El inicio es interesante e inesperado al igual que las páginas que le siguen en las que comenzamos a leer una especie de romance de época típico, con bailes de salón incluidos. Admito que esto me dejó un poco descolocada pues no esperaba ese cambio de guión. Para mí, es la parte más aburrida del libro. Sin embargo, pronto comienza a hablarse de asesinatos y la trama se va animando.
Algunas de las cosas que más he adorado dela trama han sido la ambientación y el hecho de que me ha recordado a otras historias como "A la caza de Jack el destripador", "Harry Potter" e incluso "Nuncanoche" Han sido pequeños detalles los que me han recordado estos libros. Esto no desvalora la historia como ocurre con tantos otros sino que le da un cierto valor por las sensaciones que provocan.
Es un libro de fantasía bastante ligero con un sistema de magia sencillo pero que convence y unos personajes de diez.
Para terminar, tan solo mencionar la maravilla de final que tiene este libro, inesperado, misterioso e intrigante. Plagado de "plot twist" de esos que dejan con ganas de seguir leyendo.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         160
AlhanaRhiverCross
 04 November 2021
Esta es la primera vez que leo a Belén Martínez fuera del género con el que hasta ahora me tenía enamorada, el realismo mágico. No tenía ninguna duda de que esta historia me iba a encantar porque siempre que leo a esta autora ya cuento con ello, no concibo que me vaya a decepcionar. Podría engancharme más o menos, pero conociendo su estilo tenía plena confianza en que esta iba a ser una de mis mejores lecturas este año y os adelanto que así ha sido, sin ningún tipo de reparo. Desde la concepción del mundo, pasando por los personajes hasta la trama tan adictiva que me he encontrado, todo en esta novela al completo ha sido una gozada tremenda que me ha mantenido aferrada al libro y que me ha recordado lo mucho que me gustan este tipo de historias.
Hacía mucho que no leía una historia de brujas propiamente dicha y de estas características, un urban fantasy de época en el que podemos ver una raza entera de brujos oculta entre los humanos corrientes, con su propio sistema político, sus propias costumbres y su propia ley. A grandes rasgos tiene puntos comunes con Harry Potter o con Cazadores de Sombras en lo que es el concepto en sí, pero la historia general, la trama y los personajes son absolutamente originales, aunque vagamente recuerden ciertos detalles a esas dos grandes sagas. Por ejemplo, la protagonista sobrevivió al asesinato de sus padres a manos de uno de los brujos más odiados en su mundo, que traicionó su confianza como su mejor amigo e intentó utilizarla a ella para un ritual. En el presente, Eliza se ha criado con sus tíos sin saber muy bien nada de su pasado ni del de sus padres y el brujo que los traicionó, pero precisamente por ello es una especie de leyenda viva entre su propia sociedad oculta. Cada bruja tiene su Centinela, un demonio cuyo castigo (o segunda oportunidad) es pasar una vida terrenal como protector en forma de animal y cuya existencia está ligada a que su bruja protegida sobreviva. Trece es el Centinela de Eliza, un gato sarcástico que me ha recordado mucho al Salem de la Sabrina noventera y que, sea o no un guiño, me ha encantado como compañero de aventuras de la protagonista, con la que se comunica telepáticamente con sus salidas irónicas que le dan un toque cómico a muchas conversaciones. Sin embargo, la trama principal se centra en el misterio de una serie de asesinatos que parecen obra de un imitador de Jack el Destripador, pero que pronto se desbanca del famoso criminal de Whitechapel firmando como el Forense y siguiendo una serie de rituales que parecen estar ligados a un viejo mito mágico y a una teoría legendaria que nunca ha podido ser probada por el coste moral que supone.
Como digo, este punto de partida y algunos detallitos más pueden recordar a otras historias, pero hasta aquí todas las similitudes porque la historia despega bastante pronto una vez que hemos sentado un poco las bases del worldbuilding. A partir de aquí la novela tiene el estilo propio de Belén Martínez, que ha sabido jugar con muchas de las concepciones que ya tenemos en la cabeza del mundo mágico para darle un nuevo aire, con un sistema de la magia nuevo en muchos aspectos. Los Sangre Negra, por ejemplo, contemplan formas muy severas de castigar a cualquiera de los suyos que desvele sus secretos mágicos a los Sangre Roja, al margen de su mundo. Hay Desterrados despojados de la sociedad mágica que tienen que malvivir como parias por los peores barrios de Londres. También tienen su propia academia de magia, con una competencia muy fuerte entre unos y otros (cosa que a Eliza le viene dando igual, y más cuando en el primer capítulo termina expulsada tras realizar una invocación prohibida) e incluso cuentan con su propia prisión para encerrar a los peores criminales mágicos. de nuevo, repito que todo puede sonar muy a clichés por todas partes, pero aun así lo he podido leer como si todo me resultara nuevo, porque supongo que todo depende de cómo esté tratado y de los temas que se vayan tocando por el camino. La autora aprovecha la sociedad hermética de los Sangre Negra junto a la misma sociedad retrógrada decimonónica en la que se desarrolla para reivindicar el papel de la mujer en esa época, criticar los matrimonios de conveniencia o el rechazo hacia los colectivos LGTBI+ que por entonces ni nombre colectivo tenían porque simplemente se obviaba su existencia.
Como buena seña de identidad de Belén Martínez, también tenemos una buena porción de romance en este pastelito que tan buen sabor de boca me ha dejado al terminar. Comienza de forma muy sutil y se va desarrollando como un slow burn de forma muy hábil, sabemos que está ahí cociéndose pero apenas hay avances mínimos que nos empujan a leer más y más para ver cómo poco a poco los sentimientos empiezan a aflorar. Eliza es una chica lista, muy rebelde y hecha a sí misma, libre de convencionalismos, contraria a muchas de las normas sociales que la encorsetan como mujer casadera en el Londres del siglo XIX. Por su parte y como buen coprotagonista, Andrei no se deja amedrentar por la belleza, los vestidos caros o las bajadas coquetas de pestañas y en cambio se queda hipnotizado (aunque lo disimula muy bien) por la rebeldía, el sarcasmo y las contestaciones ingeniosas de Eliza. Entre los dos hay una química latente que traspasa las páginas y que ha sido uno de los motores que va tirando hacia delante de la trama más allá del misterio principal. No sé vosotros, pero a mí un buen romance adictivo y bien desarrollado muchas veces es el mejor aliado de una trama de aventuras, misterio y magia, que a veces a priori puede parecer más de lo mismo y lo que marca la diferencia, en la mayoría de los casos, son los personajes y sus relaciones. Así ha sido con esta historia, cuyas relaciones entre personajes son uno de los mejores aspectos que os vais a encontrar.
Si ya habéis leído a esta autora, tampoco supondrá una sorpresa comprobar una vez más la destreza que tiene para lograr un estilo narrativo de esta calidad. Si por el contrario es la primera vez que os acercáis a una de sus historias, agarraos porque no tiene nada que envidiar a los grandes autores de fantasía más consolidados en cuanto a imaginación y saber hilar una buena trama en un buen contexto. Todo en la novela destila documentación y trabajo de planificación detrás de lo relativamente poco que podemos llegar a ver. Conseguir meternos en la ambientación victoriana es fácil hasta cierto punto dado que tenemos muchas de las imágenes ya grabadas en la retina por otras obras, películas o series, pero tener éxito a la vez en que nos creamos una sociedad victoriana paralela con su propia construcción aparte de la “oficial” humana es lo que me parece verdaderamente destacable. de todas formas, no tengo la menor duda de que el punto fuerte que hace única a esta novela es la trama de misterio en la que nos enreda, la investigación olución de los asesinatos, las conexiones con el pasado de Eliza, los giros argumentales que van en aumento y el toquecillo de romance a fuego lento que nos regala. Así que le tengo que conceder que me ha tenido enganchada de principio a fin, ha conseguido que me crea todo un mundo mágico y ha logrado que todos los personajes me hayan interesado, incluidos aquellos a los que conocemos en flashbacks. Lo que os decía, una novela súper completa, emocionante y adictiva.
En otras palabras, me he encontrado una novela redonda que puede parecer algo repetitiva en cuanto al tema de las brujas, las invocaciones, los demonios, época victoriana, Londres… pero esa aparente falta de originalidad la compensa con una trama adictiva y unos personajes únicos, interesantes y muy completos. de nuevo, Belén Martínez me ha vuelto a demostrar que da igual lo que escriba porque cuenta con un talento mágico con el teclado, y supongo con magia y talento se consiguen historias como esta, inspirada o no en otros clásicos contemporáneos de la fantasía juvenil pero con fórmulas que funcionan solo si se saben mezclar en las dosis exactas de romance, misterio, aventura, ambientación y trama adictiva. Desde luego, es otra más de sus novelas que voy a recomendar hasta ser pesada porque merece la pena la insistencia si con ello logro que le deis una oportunidad a esta autora tan increíble que me tiene enamorada con su imaginación, su encanto al escribir y su estilo atractivo.
Enlace: http://enmitiempolibro.blogs..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Alpispa
 25 September 2022
La verdad es que ha sido una lectura que me ha sorprendido gratamente, gustándome más de lo que esperaba. Uno de los puntos fuertes que tiene es la gran cantidad de guiños que se encuentran entre sus páginas, tanto a historias ficticias como a hechos y personajes históricos. como fueron Ana Bolena y lo que le ocurrió en la Torre de Londres, la desaparición de los pequeños príncipes o la historia de la condesa sangrienta y las menciones a Jack el Destripador. También me ha gustado mucho la nueva versión que la da la autora a la Teoría de los Humores de Hipócrates, una teoría mediante la cual hablaba de cuatro tipologías de personas basándose en los líquidos del cuerpo, que a su vez, se relacionaban con los cuatro elementos. Me ha encantado el nuevo sentido que Belén Martínez le da en esta novela, muy acorde con la historia. En cuanto al toque ficticio, me ha dado muchas vibes de Harry Potter y Sabrina, cosas de brujas, al primero por todo el tema de la magia y la vestimenta, y la segunda porque el centinela me recordaba a Salem, que fueran demonios me pega más con Las escalofriantes aventuras de Sabrina, y también por la tía de Eliza, que podría haber sido perfectamente un mix de las tías de Sabrina. Asimismo, tenemos una parte muy propia de Los Bridgerton, por la ambientación victoriana, las presentaciones en sociedad en Londres, los grandes bailes organizados, donde las chicas buscan esposo y son invitadas a bailar sin parar, teniendo su carnet de baile lleno. Como veis, es un libro con una gran combinación de elementos que encajan a la perfección.
Considero que se mantiene muy bien el misterio, ya que desde el principio intuimos que los famosos Sybil y Markus, leyendas de los Sangre Negra, ya fallecidos, y padres de nuestra protagonista, hicieron algo en el pasado con grandes repercusiones, pero no sabemos exactamente qué fue, ni tampoco qué relación tiene con los asesinatos que empiezan a cometerse. Lo mismo pasa con Aleister Valle, el mago más temido, que parece estar pudriéndose entre rejas, pero, ¿es tan malo realmente, o es un personaje que se mueve entre tonos de gris? Aparte de ello, he disfrutado de la distinción que hace la autora entre los Sangre Roja, aquellas personas no mágicas y sin ningún conocimiento sobre el mundo de las brujas, como nosotros, y los Sangre Negra, los brujos y brujas. Me ha gustado que se diferencie entre los diferentes hechizos, maldiciones y demás, y que para algunas cosas haya que utilizar sangre, dependiendo del tipo de magia que quieres hacer. A su vez, el papel de los centinelas me ha parecido muy atractivo, porque son compañeros de vida y escasean, ya que no todo brujo puede tener uno, solo aquellos afortunados. Trece me ha encantado, sobre todo porque parece un animal inofensivo, pero nada más lejos de la realidad, y sus comentarios sarcásticos siempre están presentes y le dan vidilla a la lectura, además de que se nota que ha vivido muchos años y tiene gran experiencia, y lo más importante, aprecia a Eliza de verdad.
Me ha parecido muy curioso cómo la autora nos presenta a la sociedad de los Sangre Negra, en el sentido de que son gobernados por el Aquelarre, que se supone que se ocupa de protegerlos, manteniendo la naturaleza de los Sangre Negra Oculta, evitando que los Sangre Roja conozcan de su existencia, y desterrando a aquellos que ponen en peligro su seguridad (o encerrándolos en una prisión). Asimismo, normalmente hablamos de brujas, en femenino, pero en este libro se atisba una clara discriminación por razón de sexo, ya que se conservan los roles que primaban en la época victoriana incluso en la sociedad brujil, puesto que las mujeres deben tener un marido, comportarse como señoritas y no meterse demasiado en asuntos de poder. Tienen más libertad que las mujeres Sangre Roja, pero siguen empañadas por los hombres que tienen a su lado, a los que se les dan muchísimas más facilidades.
También se plasman bien otros tipos de sensaciones, como es la de sentirse ninguneada, y la manera en que la gente tiene expectativas altísimas sobre una persona por quiénes fueron sus padres, y lo decepcionante y las inseguridades que provoca en esa persona el no llegar a cumplir las ideas que los demás se hicieron sobre ella, o incluso sentirse fuera del mundo al que se supone que perteneces. Esto lo vemos en Eliza, una protagonista que me ha gustado, porque, a pesar de que es un poco impulsiva, siempre se arriesga por las personas a las que quiere, es capaz de investigar hasta el final y no duda en ponerse en peligro por ayudar de manera desinteresada. Otro de mis personajes preferidos ha sido Serena, porque pienso que Eliza es bastante injusta con ella. Es verdad que al inicio es repelente, pero en realidad se porta mejor de lo que parece y es una chica inteligente, que sabe manejar hilos. Andrei también me conquistó, tal vez no tenga nada especial para hacerlo, de hecho, a veces es un poco seco y borde, pero desde que entra por primera vez en escena, no deja de brillar en la lectura, y que sea húngaro le da un plus, no sé, me gusta para la historia. El significado de el vals en el libro también me ha gustado, le da un toque con encanto, y escuché la pieza que es la que bailan Eliza y Andrei, y es preciosa.
Como punto negativo, diré que hay cosas que, en mi opinión, no están nada bien explicadas, porque están contadas de una manera confusa, en la que no queda claro qué fue lo que sucedió. La autora va hacia delante y hacia atrás, contando cosas que ya pasaron, o dando fragmentos que luego se van conjuntando con otras piezas que encajan en el puzle, pero a veces se transmite de forma liosa y eso hace que no se entiendan bien las cosas, llegando a dudarse sobre lo que hizo cada uno o sobre la cronología de los acontecimientos. Lo mismo me pasó con algunos comportamientos, sinceramente, no le vi sentido a la explicación de que la persona que estaba cometiendo los asesinatos los llevara a cabo, ya que cuando se le descubriera no iba a poder conseguir lo que quería, porque iba a tener el efecto contrario a lo que buscaba, creo yo. También he echado un poquito en falta aún más magia, sí que hay hechizos y cositas como algunas invocaciones o la creación de homúnculos (vendrían a ser prácticamente clones), pero quería más. Que Eliza fuera mala estudiante sobre ello no me hizo gracia, porque la limitaba a la hora de usar hechizos. Quitando eso, ha sido un libro que he disfrutado mucho, me ha resultado ligero de leer y me ha dado esa dosis de brujería que tanto necesitaba.
Por último, no caigáis en el error, como yo, de pensar que se trata de un libro autoconclusivo. Cuando me acercaba al final, ya se iba viendo que había cositas que se dejaban en el aire, y, efectivamente, la autora actualmente se encuentra escribiendo la continuación de la novela.
Enlace: https://adictaloslibros.blog..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
Citas y frases (30) Ver más Añadir cita
roberenicediazroberenicediaz04 November 2022
desde el momento en que cruzamos la mirada por primera vez, siempre fue así. Siempre fui yo. Sin apariencias. Sin secretos. Sin palabras que no sentía. Sin reglas. Era como si hubiese estado conteniendo el aliento toda mi vida, como si algo invisible me hubiese estado apretando las costillas durante años, como los terribles corsés que llevaba a diario y, con él, pudiera respirar por primera vez.
Comentar  Me gusta         40
erick_ascencioerick_ascencio29 November 2021
Con Andrei, incluso desde el momento en que cruzamos la mirada por primera vez, siempre fue así. Siempre fui yo. Sin apariencias. Sin secretos. Sin palabras que no sentía. Sin reglas. Era como si hubiese estado conteniendo el aliento toda mi vida, como si algo invisible me hubiese estado aparentando las costillas durante años, como los terribles corsés que llevaba a diario y, con él, pudiera respirar por primera vez.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         10
ainaespeainaespe08 January 2022
"Los vencedores siempre son los buenos. Y siempre son los que han escrito la historia. Eso convierte a los narradores en unos mentirosos "
Comentar  Me gusta         50
PenelopePenelope03 November 2021
Cinco puntas tiene la magia,

como una estrella maldita.

Una para las maldiciones,

otra para los hechizos.

Una tercera para la alquimia.

Una cuarta para los encantamientos

y una última para las invocaciones.

Cinco puntas tiene la magia,

afiladas como puñales.

Que dañan y nos hacen daño,

que nunca deben cruzarse,

si no quieres que el fuego te alcance.
Comentar  Me gusta         10
roberenicediazroberenicediaz02 November 2022
Sus ojos castaños no eran más que madera para alimentar mi fuego.
Comentar  Me gusta         80
Video de Belén Martínez (1) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Belén Martínez
Teaser trailer de 'Después del océano' (Puck) de Belén Martínez.
otros libros clasificados: BrujasVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea





Test Ver más

Los monstruos de la saga Harry Potter

¿Qué criaturas mágicas podemos encontrar en Gringotts, el banco de magos?

Duendes
Thestrals
Mantícora
Nagini

15 preguntas
293 lectores participarón
Thèmes : monstruos , criaturas , fantasía , magiaCrear un test sobre este libro