InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTest
ISBN : 8417854126
Editorial: Ediciones Urano (12/01/2021)

Calificación promedio : 3.73/5 (sobre 138 calificaciones)
Resumen:
La esperada secuela del best seller del New York Times: Asesino de burjas. La bruja blanca.
Los riesgos son mayores. Las brujas son más letales. Y el romance es aún más intenso. La muy esperada continuación del éxito de ventas del New York Times e Indiebound, Asesino de brujas: La bruja blanca, es perfecta para los fans de Sarah J. Maas.

Adonde ella vaya, él irá.
Donde ella se quede, él se quedará.
Hasta que la muerte los separe.<... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESAgapeaCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (73) Ver más Añadir una crítica
surfeandoentrelibros
 22 November 2022
Debo admitir que cogí esta segunda parte de la trilogía “Asesino de brujas” con cierto miedo, ya que había leído varias reseñas negativas sobre esta parte. Además del miedo de tirar por los suelos el libro anterior que tanto me había gustado. Pero la verdad es que a mi me ha gustado bastante.
Si que es verdad que como segunda parte, se puede considerar y se nota en la novela, que es como una transición hacia la explosión total que imagino y espero que sea en la tercera parte. Pero no por esto deja de ser un libro maravilloso. Tiene sus buenísimos momentos de acción, tiene ese tira y afloja de nuestro romance favorito de la saga, pero sobre todo, tiene evolución de los personajes.
En esta parte, nuestra querida Lou, como bruja poderosa que es, se vera tentada y se verá sobrepasada por esas fuerzas oscuras que quieren tirar de ella pero… ¿Serán capaces de doblegarla?. Conoceremos nuevos personajes verdaderamente interesantes que nos harán descubrir un poco más este mundo que la escritora ha creado.
Si bien no le doy las cinco estrellas porque hay un punto del final que no ha terminado de convencerme del todo. o tal vez, no lo haya conseguido entender en profundidad.
Para todos aquellos lectores o futuros lectores de esta saga, recomiendo no dejar pasar demasiado tiempo entre libro y libro porque sino se corre el riesgo de perder algún que otro detalle importante.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         252
erick_ascencio
 16 October 2021
Después del final de la bruja blanca, tenía seguro que leería gustosamente esta segunda parte, aunque con un poco de cuidado ya que me topé muchísimas reseñas negativas. le tenía expectativas que yo mismo me creé, pero también miedo por la vox populi.

ADVERTENCIA, ESTA RESEÑA TENDRÁ SPOILERS DEL LIBRO ANTERIOR

Lou, Reid, Coco y los demás ahora no solo huyen de la iglesia, también tienen que escapar de las brujas blancas e idear un plan para matar a Morgane. Esta no será una tarea sencilla y, para llevarla a cabo, tendrán que reunir la mayor ayuda posible y hacer lo que nadie ha hecho, reunir a las brujas, bestias y al mismo ejército del rey. Pero mientras más cerca están de regresar a casa, más grandes son los peligros, más exigirá la magia de ellos y quizás no podrán ser los mismos otra vez.

Antes de iniciar quiero aclarar que las sinopsis originales son terribles, me hacen pensar que tenemos una historia de romance donde lo importante es que los protagonistas estén juntos. Pero no, de hecho la trama va mucho allá de eso y si en el primer tomo las cosas se pusieron duras, ahora todo se vuelve más oscuro y peligroso. En este tomo nos centramos en la búsqueda de aliados para acabar a toda costa con el mal que representa Morgane, nuestros protagonistas se separan y tenemos una especie de road trip, por un lado Lou va con las brujas de sangre y, por el otro, Reid intentará llegar a Cesarine sin ser detectado. Y si bien es una transición hacia el último libro, no se siente así, de verdad tenemos mucha acción, un desarrollo de historia creíble y con sentido, y se añaden personajes que, en lugar de restar o estar de relleno, hacen que la trama se expanda.

Uno de los mayores aciertos de esta saga son algunos de sus personajes y en este segundo tomo se añaden algunos más que son una joyita tremenda.
Lou. Por el amor de dios, AMO cómo ha crecido y que su arco tiene sentido. Es la hija heredera de la Dame des Sorcières, lo que la hace una de las brujas más poderosas y, obviamente, la oscuridad le pide rendirse ante ella, por lo que cada vez que usa su magia pierde un poco de su humanidad y acerca más a ser como su madre. Me encanta que está dispuesta a sacrificar todo por quienes quiere, que tiene claro su objetivo y que, aunque tiene miedo, no deja que este la consuma, claro que es un poco irracional y que hace varias cosas tontas, pero es una adolescente de 18 años, tampoco le podemos exigir tanta madurez. Si no fuera porque cuando está con Reid se vuelve dependiente y débil, me atrevería a decir que es la protagonista que merecemos y hace justicia a lo que las brujas deben ser.
Coco. Bisexual icon, le recemos todos los días. Sigo queriendo mis capítulos narrados por ella y soy FAN de cómo sigue ganando protagonismo porque es una pieza central en esta guerra que se está desarrollando. Con ella no tengo ninguna queja, es simplemente perfecta porque es fuerte, decidida, inteligente, sensible y leal.
Beau y Ansel. Me quedé con ganas de hablar de ellos en el reseña pasada porque siento que su relevancia puede ser considera un spoiler, pero ahora ya es algo del dominio público :v, y aunque en un principio no me compré (y sigo sin) la participación del príncipe en esta expedición, me alegra que esté aquí porque es el típico personaje que está para aligerar el ambiente (es el chistosito, en pocas palabras). Ansel está hecho para quererse, es demasiado inocente para este mundo y, aunque me gusta, siento que solo entorpece la trama y nos desvía a cosas absurdas (como su complejo de inferioridad, su crisis por no ser apto y, la más detestable de todas, el enamoramiento infantil que tiene con Cosette).
Claud, Toulouse y Thierry. Son personajes que se agregan en este libro y AMAMOS, desde el primer instante en que salen se intuye su importancia y, aunque no tienen la gran participación, se ganaron mi corazón, en especial los gemelos.

Dejé en un aparto diferente a Reid porque él siempre será mi problema en esta saga. de verdad que no lo soporto y leer los capítulos narrados por él es una agonía y solo suplico al cielo para que estén cargados de acción y no pasemos tiempo en su mente llena de basura. Tengo que admitir que sí tiene un desarrollo, es creíble, cumple con lo que es en esencia y va encaminado a ser un asco de persona #sorrynotsorry. Lo que más detesto de él es que tiene un un complejo de superioridad moral horrible, es el típico onvre que quiere tener la razón de todo y no admite que las cosas no se hagan a su modo por más mal que esté la situación. Esperaba ver un cambio en él ahora que se sabe que su madre es una bruja y es capaz de hacer magia, pero se queda estancado, se niega siquiera a pensar en eso y, en cambio, vive atormentado porque mató al arzobispo y temeroso de convertirse en uno de los repudiables seres a los que cazaba no hace mucho. ¿Lo notan? Tóxico como el demonio y ODIO que Lou esté perdida en él, simplemente no sé que le ve, básicamente es una red flag andante (sí, es un chiste porque es pelirrojo, ríanse :v).

Hay algo que me hace mucho ruido y que casi me hacía cuestionarme la credibilidad de la historia cada pocas páginas: la romantización de los lazos familiares, incluso aunque estos sean inexistentes. Aquí me enfoco en Reid y "su familia", de verdad no entendí cómo es que en cosa de una semana Reid asume que madame Labelle es su madre, la trata como tal y la ve como una figura de autoridad, ¿por? Es ilógico porque hasta hace no poco la detestaba por ser dueña de un burdel, y si le sumamos que es una bruja y lo abandonó a su suerte, tenemos la fórmula para el odio (según las creencias del vato ese) pero cuando se revela su parentesco sanguíneo todos sus pecados son perdonados. Sinceramente para mí no fue creíble. Y lo peor viene aquí, Reid siente "el llamado de la sangre" por los veintitantos medios hermanos que tiene regados en el mundo, de los que no tenía idea de su existencia, provenientes de un padre que ni conoce y que no reconocería su existencia, y siente la responsabilidad de quererlos, preocuparse por su bienestar y salvarlos (agréguenle otra cosa más a la lista: complejo de héroe). ABSURDO (en serio le traigo mucho coraje a Reid y no pienso pedir perdón por esto, jsjs).

Me complace mencionar que tenemos mucho menos romance, pero cada vez que Lou y Reid tenían uno de esos momentos yo estaba muerto, pero de los repulsivo que me resultaba. Sigo sin comprarme su relación y el amor incondicional que sienten el uno por el otro, pero me gusta ver cómo su relación empieza a atravesar momentos de incertidumbre porque su "amor incondicional" está basado solo en tensión sexual y no en confianza (sobre todo por el lado de Reid. ¿Ven? Es que exige, pero no da, todo mal). Algo muy dentro de mí siente (mi instinto romántico me lo dice) que esta trilogía terminará con estos dos juntos y con un "y vivieron felices para siempre", guarden mis palabras (Shelby Mahurin, ciérrame el hocico, por fa).

Mi parte favorita sigue siendo la construcción del mundo. de verdad le rezo a la autora por crear un mundo tan real, con cimientos, oscuro y contar su historia en el momento crítico. Sé que muchos se quejan del cambio de portadas, pero el simbolismo de las portadas en español me vuela la cabeza, ya que en La bruja blanca tenemos un cuervo de tres ojos que es representativo de el aquelarre le Blanc; en Los hijos del rey tenemos un gato, que claramente representa al Absalón, el matagot que sigue a nuestros protagonistas (y dicho sea de paso AMAMOS); y en Dioses y monstruos tenemos un, bueno, no quiero apresurarme a sacar conclusiones, pero todo pinta para un pedazo de fantasía (de verdad espero no quedar). Solo hay un par de cosas que no me compré que suceden sobre todo hacia el final, las sentí un poco convenientes para darle drama a la historia, tenerlas como reserva para resolver todo de una forma sencilla y no verse en la necesidad de sacrificar a los protagonistas.

En resumen, Los hijos del rey, es un libro que supera con creces a su predecesor, tornando las cosas aún más oscuras, haciendo que la historia se siga expandiendo y añadiendo elementos que le dan giros inesperados. El único gran problema que tenemos es Reid, un protagonista insufrible que hace que el ritmo de la historia decaiga y se vuelva tedioso tener que leerlo. No puedo creer que esté escribiendo esto, pero sin dudas estoy ansioso por leer Dioses y monstruos, el desenlace de esta trilogía y que, para mí, promete mucho.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Celeste_Lightwood
 29 July 2022
Reid es un hombre de dios, un chasseur, un cazador de brujas. Y su esposa Lou es una bruja. Descubrir eso, un secreto tan grande, es un duro golpe para él, pero cuando Lou se rebele ante él como uno de sus mayores enemigos, Reid está tan enamorado de su mujer que estará dispuesto a sacrificarlo todo para evitar que esta arda en la hoguera. Incluso si para ello tiene que renunciar a su vida como chasseur. Incluso si para eso tiene que matar al Arzobispo de Belterra, quien rescató a Reid de la calle, le convirtió en un cazador y le trató como si fuera su hijo. Lo que sea con tal de que aquella a quien ama siga con vida. Sin embargo, su traición al rey y a sus convicciones no es el mayor problema de Reid. Morgane le Blanc, madre de Lou y líder de las dames blanches quiere matar a su hija a toda costa para adquirir un poder sin igual y convertirse en la bruja más poderosa de todos los tiempos. Para ello, hará cualquier cosa, incluso incendiar Cesarine hasta sus cimientos y caminar sobre una ristra de cadáveres.

Tras lo acontecido en el primer libro, Lou, Coco y Reid, así como todos los que se unen a ellos (Ansel, quien se estaba entrenando para ser chasseur; Madame Labelle, dame blanche que regentaba el mayor prostíbulo de Cesarine y que resulta ser la madre de Reid; y Beau, el primogénito del rey que decide unirse al grupo tras haberse prendado de Coco), son considerados traidores a la corona y el rey pide una buena recompensa por sus cabezas. Así pues, se ven obligados a abandonar Cesarine y refugiarse en el bosque. Con ayuda de la magia de Madame Labelle y de Coco, el grupo pasará desapercibido mientras tratan de idear un plan para derrotar a Morgane. No será algo fácil, ya que tanto ella como los chasseur están peinando Belterra para encontrarlos y acabar con sus vidas. Lou sabe que la única forma de acabar con su madre es buscando aliados, por lo que tendrán que convencer por un lado a las dames rouges o brujas de sangre, aquelarre al que pertenece Coco y que odian a las dames blanches y, por lo tanto, a Lou, y por otro lado necesitan congraciarse con los loups garous o licántropos, quienes también odian a las brujas y a los chasseurs. Estas alianzas no serán nada fáciles de llevar a cabo debido a las rencillas existentes y viejas enemistades, pero será un movimiento desesperado para eliminar a Morgane del mapa de una vez por todas. Para añadirle más dificultad al asunto, Lou está llevando su magia al límite. Está dispuesta a sacrificar cualquier cosa, incluso a sí misma, con tal de proteger a aquellos a quien ama y sus consecuencias empujarán a Lou a rozar el lado oscuro de su poder.

La bruja blanca fue mi gran descubrimiento del año pasado. Todo el mundo que había leído esa novela hablaba maravillas de ella y pude constatar por qué había revolucionado tanto el panorama juvenil cuando fue publicada al español. Sin embargo, cuando salió su segunda parte las reseñas no eran tan halagüeñas y eso hizo que dilatara en el tiempo su lectura. La primera parte me había fascinado tanto que temía que Los hijos del rey me dejara mal sabor de boca. Pero con motivo de la visita de su autora a la Feria del Libro de Madrid de este año, me animé por fin a retomar esta trilogía, eso sí, yendo sin demasiadas expectativas.

Si La bruja blanca se centraba casi en exclusiva en la relación de enemies to lovers de Lou (una bruja) y Reid (un cazador de brujas), en Los hijos del rey la autora expande el horizonte y se detiene más en los personajes secundarios y en adentrarnos más y mejor al mundo mágico y plagado de brujas que apenas es un atisbo en el inicio de la trilogía. Lo que más absorbía a los lectores era, precisamente, los tira y afloja que existían entre Lou y Reid debido a sus personalidades tan dispares y al hecho de ser enemigos casi de nacimiento, pero era evidente que si al final terminaban juntos como pareja y el ser marido y mujer dejaba de ser un mero formalismo para convertirse en una realidad, esa dinámica romántica que a muchos nos conquistó no podía mantenerse de la misma forma en esta segunda parte, lo que hizo que, en parte, la lectura de esta novela perdiera la gracia. Así pues, para mí Shelby Mahurin tenía el reto de enamorar a sus lectores de otra forma, ya que el cliché de enemies to lovers ya no era válido. Y en mi opinión, lo ha conseguido pero a medias.

Si bien el romance entre Lou y Reid se ha consolidado y Reid se ha reconciliado con ese odio acérrimo que le inculcaron desde niño contra las brujas, eso no significa que haya aceptado por completo la magia. Sigue pareciéndole un arte peligroso y está en contra incluso de que Lou la utilice, a menos que sea estrictamente necesario y una cuestión de vida o muerte. Esto para Lou supone un problema, pues la magia es una parte fundamente de sí misma y no puede ignorarla o vetarla solo porque su marido no se sienta a gusto en su presencia. Estas desavenencias entre ambos dará lugar a diversas discusiones y rencillas entre ellos, sobre todo porque Reid descubrió al final del primer libro que él también puede usar magia al ser hijo de Madame Labelle. Esto es algo peculiar porque la creencia, incluso entre las propias brujas, es que solo las mujeres obtienen el don de la magia. Tener este poder va en contra de todos los principios con los que Reid ha crecido y se niega a asumir que ahora la magia es parte de él. Lou intentará que se reconcilie consigo mismo y se ofrecerá a enseñarle cómo usar los patrones y cuáles son las reglas de la magia, ya que podría ser útil teniendo en cuenta la delicada situación que están viviendo, pero Reid no está dispuesto a transitar ese camino. Así pues, la relación entre Lou y Reid sigue siendo complicada, pero ha perdido esa parte salseante y de tensión sexual entre ambos para convertirse en algo más serio y profundo que depende principalmente de su desarrollo como personajes. Además, los propios Lou y Reid han cambiado bastante. Reid es más tolerante y más abierto y aunque sigue sin abrazar la magia, por lo menos acepta su existencia y poco a poco se va dando cuenta de que bien usada y en las manos correctas es una poderosa aliada; unido a esto, comprenderá que no todas las brujas son seres malvados cuyo único objetivo es la destrucción de los hombres. Como en todas partes, hay brujas malas y brujas buenas. Por su parte, Lou se ha vuelto mucho más ácida, sarcástica e imprudente. No soporta estar de brazos cruzados mientras su madre amenaza a sus amigos y a su pareja, lo que le lleva a extralimitarse durante las peleas, a ser más cruel y sanguinaria y eso, a su vez, hará que se acerque cada vez más al lado más oscuro de sus poderes, convirtiéndola en alguien impredecible y muy peligrosa.

Si La bruja blanca era precisamente eso, un libro de personajes, Los hijos del rey sigue por el mismo camino. La principal diferencia es que en el primero Lou, Reid y su dinámica tan divertida y chispeante era quienes tenían el protagonismo; pero en esta segunda parte, la autora le da voz al resto de personajes secundarios que les acompañan (incluso añade algunos nuevos la mar de interesantes) y vemos cómo todos ellos van evolucionando a lo largo de la novela. Sí, Lou y Reid siguen llevando la voz cantante, pero dejan espacio para que sus compañeros también se desarrollen.

El problema de esto, es que la trama se estanca y el ritmo es muy lento porque Mahurin se centra más en que conozcamos a toda la troupe y la acción se diluye y se concentra en las últimas ciento cincuenta páginas. En el primer libro tampoco había trama, pero los tira y afloja entre Lou y Reid eran tan atrapantes que se llevaban todo el protagonismo y daba igual: lo que quería el lector era imbuirse de su relación y ver cómo esta se solventaba, la amenaza de Morgane y todo lo que ello conllevaba era secundario. No obstante, las cosas cambian bastante de cara a esta segunda parte. Para empezar, siento que no hay una buena transición entre el final de la bruja blanca y el principio de Los hijos del rey. Tal vez esto se deba a que dejé que pasara bastante tiempo entre mi lectura de uno y otro, pero al comenzar a leer el segundo libro me encontré con unos protagonistas un tanto irreconocibles, que no se parecían a los personajes de los que me había enamorado y me costó bastante reconectar con ellos, lo que dificultó mi disfrute mientras leía. La relación entre Lou y Reid ya no es tan divertida ni ingeniosa porque se ha convertido en algo más serio y ambos han cambiado bastante teniendo en cuenta los varapalos que han sufrido. Si a eso le unimos que, como ya he comentado, la autora se centra en desarrollar a los personajes y sus relaciones interpersonales y que la acción no arranca hasta la segunda mitad del libro, todo ello hizo que me costará muchísimo adentrarme en la novela porque sentía que se había producido un cambio muy brusco entre el primer y el segundo libro y este segundo se había vuelto inesperadamente serio y aburrido. No conseguía engancharme, todo me parecía muy lento, en los primeros capítulos tan solo nos limitábamos a ver cómo los personajes hacían planes y la montaña rusa en la que se estaba convirtiendo la relación entre Lou y Reid. Me costaba horrores avanzar y no había nada que me animara a abrir el libro. Será cuando por fin el grupo se separe y vayan en busca de las dames rouges por un lado y los loups garous por otro cuando la trama comience a remontar.

Tal y como dije al principio de la reseña, Shelby Mahurin explora aquí mucho mejor cómo funciona la magia en este universo y cuáles son los seres sobrenaturales que lo componen y esto fue, para mí, lo mejor de la novela. A través de Lou entendemos qué clase de poderes tienen las dames blanches, cómo está organizado su aquelarre y cuáles son los deseos de Morgane. Sucede lo mismo con las dames rouges gracias a las explicaciones de Coco y a que ambas deben introducirse en su campamento para llevar a cabo su alianza. También aparecen criaturas nuevas como los hombres lobo y los matagots, una especie de demonios que toman la forma de animales y son muy receptivos a la mente de aquellos a quienes acompañan. Vemos por fin la riqueza del mundo que ha creado la autora y a ello también contribuye la aparición de personajes nuevos como el misterioso y fascinante Claud Deveraux y su troupe.

Así pues, podría resumirse en que Los hijos del rey es un libro bastante puente en el que nos adentramos más y mejor en la psicología de los personajes y en el worldbuilding, sacrificando para ello la acción. Por suerte, los últimos capítulos recuperan el ritmo y se vuelven adictivos debido a todas las cosas que comienzan a suceder de repente y a los giros de trama que se introducen. Eso sí, el final para mi gusto no es demasiado impactante. Teniendo en cuenta el enfrentamiento tan espectacular con el que la autora cerró La bruja blanca, me esperaba algo que estuviera al mismo nivel y aunque es cierto que ocurre algo que no me esperaba y me dejó el corazón en un puño, me dejó bastante fría.

Los hijos del rey es una novela que se centra casi en exclusiva en desarrollar al amplio elenco de personajes que se nos introduce al principio de la trilogía, así como en expandir el mundo mágico y sus leyes, todo ello en detrimento de la acción y la trama. La consecuencia es que no es tan adictivo como cabría esperar y que tiene un inicio muy lento que impide al lector reconectar con la historia. Aun así, analizándolo en conjunto es un libro que funciona bien, que no está mal y que, a pesar de todo, me ha dejado con ganas de continuar con el tercero y último.
Enlace: https://notodoesfantasia.blo..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Coralgg
 31 December 2022
Después de que Lou casi muriera a causa de los malvados planes de su madre y de la muerte del arzobispo, tanto ella, como Reid, Coco, Ansel y Madame Lambert son perseguidos por el rey. Todo el reino cree que son los culpables de la muerte de uno de los hombres más importantes del país por ello no les queda de otra más que huir. Pero la Dame des Sorceries y sus dames blanches les persiguen y no solo ellas, también los chasseurs, la organización de soldados a la que una vez perteneció Reid también van tras ellos. Desesperados por detener a la madre de Lou el grupo decide buscar aliados poderosos, una alianza con las dames rouges y los loups garous podría ayudarles a poner fin a los malvados planes de la Dame des Sorceries. Pero el odio entre estas organizaciones es muy profundo y antiguo, y el tiempo se está agotando, la madre de Lou tiene un nuevo objetivo acabar con todos los hijos del rey. ¿Podrán Reid y Lou poner fin a los planes de la Dame des Sorceries o esta se logrará hacer con lo que siempre ha deseado?

La verdad es que este segundo libro me ha gustado. Hacía bastante tiempo que había leído el primer libro y no me acordaba de algunas cosas pero a medida que iba leyendo iba recordando todo de nuevo. Esta segunda parte comienza justo donde termina el primer libro, tenemos a Lou y Reid huyendo tras los sangrientos acontecimientos que ocurrieron en Modraniht. La pluma de la autora me sigue encantando, es ágil, fluida y llena de descripciones que te permite imaginarte todo en cada momento, además tiene un toque de humor y oscuridad que le viene genial. Por otro lado, la autora sabe llevar la trama de una manera excepcional, la historia tiene los toques justos de acción, misterio e intriga que hace que te enganches cada vez más a la historia, además, hay varios giros en la trama que no te imaginas y el final es de infarto dejando con mil ganas de leer la continuación. Otra cosa que me ha gustado es la ambientación, la historia se desarrolla en Volterra, un reino similar a Francia y aunque en el primer libro casi la historia se desarrollaba en la capital Cesarine, en este libro conocemos otras zonas del reino, como La Foret des Yeux o le Ventre, lugares donde los personajes se ven obligados a esconderse y buscar nuevos aliados. También conocemos mejor el sistema de magia y más diferencias entre las Dames rouges y las Dames Blanches. En cuanto a los personajes, me siguen gustando todos, están bien construidos y todos tienen su importancia en la historia. Además en este libro conocemos mejor a los personajes que ya conocíamos y aparecen otros que creo que son una buena incorporación a la historia. Por destacar mencionaría a Lou y Reid ya que son los que más evolucionan en la historia. En este libro vemos como Lou lucha frente al descenso que la magia le está provocando, me encanta ver como se arriesga siempre al máximo para tratar de proteger a los que más quiere. Reid me sigue encantando, en este libro vemos su lucha interna contra la magia, sus dudas y reticencias contra su uso así como la lealtad a sus nuevos compañeros. En cuanto al romance creía que tendría algo más de peso en la historia, la verdad es que no tiene mucho peso a lo largo de la trama pero no me ha molestado, las interacciones entre los personajes son siempre entretenidas y además se complementan a las mil maravillas. En definitiva una segunda parte que no decepciona y que estoy segura de que a todos los amantes de la fantasía y del enemies to lovers les encantaría.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         60
Annie_hatuna
 29 November 2021
¿De qué trata este libro? Después de los sucesos en La Bruja Blanca, Lou, Coco, Reid, Ansel y el Príncipe Beau se han vuelto criminales buscados y perseguidos, ahora sus cabezas tienen precio pero esto no les impide continuar con su gran misión: capturas y acabar con Morgane le Blanc, la madre de Lou y su principal enemiga. Morgane quiere sacrificar a su hija para invocar un poder superior y ha perseguido a Lou desde hace años, pero ahora ha emprendido una cruzada buscando a todos los hijos del Rey para asesinarlos (y como al rey, aparentemente, le encanta ir dejando hijos ilegítimos por aquí y por allá) Morgane comienza a cometer muchísimos asesinatos. Por otro lado, Reid carga con la culpa de haber asesinado a la única figura paterna que ha conocido, el Arzobispo, y con la enorme carga de ser un brujo, esto comienza a fragmenta la relación entre Lou y Reid, mientras que también lidiamos con el drama del corazón de Coco pues hay una fuerte tensión sexual entre Beau y Coco, pero Coco quiere sentirse atraída por el corazón inocente de Ansel. Dejando de lado sus dramas personales, y románticos, nuestros personajes emprenderán una cruzada para buscar alianzas entre otros clanes de brujas, hombres lobos y diversas criaturas, pues todos comparten un enemigo en común y la unión siempre hace la fuerza, ¿Lo lograrán? ¿Terminará, tanta tensión, quebrando los lazos sentimentales de este grupo? Descúbranlo leyendo Los Hijos del Rey.
Tengo un ENORME amor-odio por esta trilogía, por un lado el primer libro paso por mi vida sin pena ni gloria, no lo odio pero tampoco me fascinó (si soy muy sincera, mi cerebro ya se encargo de borrarlo) pero no me pareció malo, yo diría que fue entretenido, así que no estoy muy segura del porqué decidí que era buena idea continuar con la trilogía, pedí el segundo libro y desde que lo inicié me pareció terriblemente lento y aburrido. El problema con esta continuación es que durante más de la mitad del libro no se siente ningún avance, literalmente pasamos más de 200 páginas sin que pase algo que valga la pena, solo son planes, descripciones y el típico grupito de gente muy diferente entre sí que se ven unidos por una aventura épica y emprenden un viaje juntos. Nada nuevo bajo el sol. Y creo que no es una opinión tan impopular pues en goodreads encontré varias reseñas que hablaban de lo poco que les había gustado este libro; debo admitir que a partir de la segunda mitad del libro el ritmo mejoró y todo comenzó a ser más interesante, el mundo se volvió más oscuro y genuinamente comenzó a importarme lo que le pasaba a estos seres humanos, pero entonces llegó el final y otra vez mi odio volvió a nacer. ¿Por qué? Es muy confuso, realmente hubo cosas que sucedieron tan rápido que ni siquiera me daba tiempo de detenerme a sentir la pérdida o el shock de lo que estaba leyendo, simplemente creo que la autora tiene una GRANDIOSA pluma para construir atmósfera oscura, su sistema de magia y sus clanes de brujas me encantan y me parecen mega interesantes pero a la hora de desarrollar la historia y de narrar la acción comienzan los fallos y hace que todo lo bonito que teníamos se venga abajo.
Ahora hablemos de mis problemas con los personajes de esta trilogía…Comenzando por Lou, volvemos al amor-odio, hay momentos que quiero protegerla del mundo y de todo lo malo que le ocurre y otros donde quiero darle una patada en el trasero y que deje de ser tan…tan…Lou. Sin embargo, no puedo dejar de admitir que es un personaje bien construido pues al final es la heredera de su madre y en este segundo libro batalla mucho con su lado oscuro, ella sabe que es capaz de todo con tal de proteger a la gente que más quiere pero su costumbre, típica costumbre del héroe clásico, es cargar con todo, ocultar secretos (que a la larga acaban causando más problemas) y queriendo ser el atlas que carga con el mundo. Por otro lado Coco es maravillosa, quiero ser como Coco, jamás podré yo lo sé, pero ella es hermosa y perfecta y merece todo lo bonito del mundo (además se llama como mi perrita, adoremos). El Príncipe Beau me parece de los personajes más innecesarios de la trama, está ahí para generar tensión sexual, ser el típico recurso humorístico y poco más, realmente su participación no es lo ideal pero bueno, ahí esta. Ansel es un meh, es demasiado bueno para la historia, está hecho para ser un pobre ser incoente enamorado de la chica más sexy del grupo que, todos sabemos jamás logrará su objetivo, y esto es lo que más detesto de este personaje, que es un recurso para que la única mujer soltera, sexy, que disfruta su vida sexual libre y sin tabúes, sea la “mala” porque no es recíproca con sus sentimientos, porque ya saben, los hombres son taaan buenos y las mujeres que no quieren a uno de esos hombres taaan buenos (Ansel) son malvadas y merecen sufrir. ¿Podemos ya acabar con esos mensajes tan tontos? La química entre dos personas nace o no nace, ni se elige, ni se debe forzar, Coco si tiene una preferencia por el Príncipe (ya sabemos lo que encierra esto, ¿verdad?, la mujer siempre escoge al que la hace sufrir, que tiene dinero y que tiene mil opciones más, no al hombre bueno que solo tiene ojos para ella y bla bla bla) pero es porque Beau al menos tiene, un poco tampoco tanta, personalidad, le da igual impresionarla, él vive su vida y punto. Ansel siempre quiere quedar bien con Coco y tiene cero experiencia en como tratar a otras personas (lo único que rescato de él es que sabe ser un gran amigo con Lou). de verdad me dolió mucho ver como Coco se esforzaba por lograr que “esa chispa” sugiera con Ansel, pero se siente demasiado forzado y nada fluido, caso contrario a la relación entre Reid y Lou.
Hablemos de Reid. Primero de él y luego de él y Lou; Reid es un personaje que me causa conflicto y al mismo tiempo me hace entenderlo, comprendo que toda su vida fue criado para ser un cazador de brujas, tiene un estándar moral sumamente alto y, como la mayoría de la gente fanática religiosa, tiene una superioridad moral que raya en lo absurdo. Se la pasa renegando de su magia, cosa absolutamente entendible, repito, siempre fue criado para cazar a las brujas, sus creencias se basan en que las brujas son malvadas, inmorales y no merecen vivir, las ha odiado toda su vida y de repente enterarse que el forma parte de este grupo es un golpe fuerte pues implica odiar una parte de ti mismo, pero, al mismo tiempo, ama a una bruja y su madre es una bruja. Es una situación difícil y podría darnos un personaje que haga introspecciones sumamente interesantes, el problema es que la autora decide llevar a Reid por una senda en la que se convierte en el típico protagonista masculino que depende de su fuerza bruta y que no logra hacer un balance entre sus deberes morales y sus sentimientos y aquí llegamos al punto en donde interactúa con Lou, yo no se de donde la gente ve una relación romántica increíble aquí. Yo solo veo dos personas con problemas psicológicos profundos que son dependientes el uno del otro y que se aman increíblemente pero no coinciden en sus valores morales, los cuáles son sumamente importantes para que una relación funcione. No comprendo de dónde viene el amor tan grande de estos dos y de verdad, yo sé que no va a pasar pero bueno, ojalá que no terminen juntos y cada uno pueda crecer de forma independiente. Finalmente diré que Los Hijos del Rey peca de ser demasiado lenta y aburrida, le cuesta mucho levantar la historia y pasan cosas que ni son importantes, ni tan necesarias (ejemplo el enorme amor de Reid a salvar a sus hermanos, cosa que olvida pocas páginas después xd), para el final del libro la cosa mejora y pinta a que el tercer libor puede remontar y hacer que mi relación con esta trilogía se vuelva más de amor que de odio pero solo el tiempo, y el tercer libro, lo dirán…Lo que si puedo decir es que es un libro entretenido 😉


Enlace: https://trancedeletras.blogs..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Citas y frases (49) Ver más Añadir cita
YalonsoYalonso05 March 2023

que necesitas despertar, joven, no sea que dejes e
ste mundo sin encontrar lo que re
almente buscas.
Comentar  Me gusta         80
elbauldeloscoloreselbauldeloscolores14 January 2022
Ves la magia como un arma pero te equivocas. Simplemente es magia. Si la empleas para hacer daño, hace daño, pero si la empleas para ayudar, ayuda
Comentar  Me gusta         50
elbauldeloscoloreselbauldeloscolores23 January 2022
Cuando la vida es una elección entre luchar o huir, cuando cada momento es a vida o muerte, todo se convierte en un arma. No importa quién las sostenga. Las armas hacen daño.
Comentar  Me gusta         40
erick_ascencioerick_ascencio16 October 2021
A veces, cuando te miro, me quedo sin respiración. -Deslicé la mano hasta su cinturón-. Soy incapaz de pensar. Soy incapaz de funcionar hasta que no me devuelves la mirada. Y cuando me regalas esta sonrisa -rocé su hoyuelo con los nudillos-, es como si fuera un secreto entre los dos. No creo que nunca te quiera más que cuando me sonríes.
Comentar  Me gusta         10
liserantesliserantes11 February 2022
Cuando una persona te trae más dolor que felicidad, se te permite dejarla ir. No tienes que seguirla a través de la oscuridad.
Comentar  Me gusta         40
otros libros clasificados: BrujasVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESAgapeaCasa del libro





Test Ver más

Los monstruos de la saga Harry Potter

¿Qué criaturas mágicas podemos encontrar en Gringotts, el banco de magos?

Duendes
Thestrals
Mantícora
Nagini

15 preguntas
325 lectores participarón
Thèmes : monstruos , criaturas , fantasía , magiaCrear un test sobre este libro
.._..