InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTest
ISBN : 8466353488
464 páginas
Editorial: Debolsillo (07/01/2021)

Calificación promedio : 4.34/5 (sobre 514 calificaciones)
Resumen:
La primera novela de Isabel Allende, La casa de los espíritus narra la saga de una poderosa familia de terratenientes latinoamericanos. El despótico patriarca Esteban Trueba ha construido con mano de hierro un imperio privado que empieza a tambalearse con el paso del tiempo y un entorno social explosivo. Finalmente, la decadencia personal del patriarca arrastrará a los Trueba a una dolorosa desintegración. Atrapados en unas dramáticas relaciones familiares, los... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESAgapeaCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (59) Ver más Añadir una crítica
rafaperez
 23 September 2022
Quizá que la "gran crítica" se haya esforzado en vender la ópera prima de Allende como firme competidora frente a Cien años de soledad por el Olimpo del Realismo Mágico,me haya generado cierta desazón al final de la lectura.

Pero hay otras causas.

Precisamente cuando la autora chilena abandona la técnica que tan bien dominó Márquez, la fluidez de la narración mejora años luz y me despierta de la placentera siesta de su prosa.

El problema es que no viene a cuento. El último tramo del relato parece simple y llanamente, otra novela.

Pasamos de una obra con tintes fantásticos, sobre el devenir de una generación al amparo del patriarca machista y de las mujeres que lo sufren a un texto histórico con toda su crudeza.

Ese brusco giro final es muy forzado y no empasta con la tragicomedia inicial que Allende abandona justo cuando el lector más necesita de su presencia.

Tampoco ayuda que una vez cometido el atropello político, metido con calzador, al que nos somete, le cueste tanto poner nombres y apellidos a los causantes del espanto que reproduce.
No será la única vez a lo largo de su bibliografía.

La casa de los espíritus en sus dos primeros tercios es una historia familiar que pese a su lentitud funciona.
Los saltos de narradores no son muy aseados ni bien definidos por lo que, técnicamente, la obra no debería aparecer entre las mejores escritas en idioma hispano.

En este primer asalto Allende, sin embargo, sí logra trazar tres personajes femeninos con mucha fuerza que se revelan como pueden en una época donde la desobediencia patriarcal era reprimida a golpes.

Aunque pretende darle cierto aire de ternura y redención a la figura de Esteban Trueba, mi nivel de tolerancia con respecto a sus abusos es cero y no hay forma humana de verle alguna virtud.

El resto del elenco masculino que por la narración deambulan son hombres exagües, sin sangre por cuyas venas fluye horchata de garrafón.

Pero Isabel tiene una prosa que enamora capaz de mantenerte en sus páginas (con sus descansos) y de hacerte avanzar en la melodía de sus letras, que te acarician y mecen siempre.

Me gustó, sí, pero creo que hay obras más interesantes con menos prestigio, pero muchos más aciertos.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         4231
Celia_0504
 06 November 2023
Hay libros para los que uno se siente predestinado. Que retrasa el momento de ponerse con ellos porque está convencido de que independientemente de cuando llegue dicho un momento, la obra le va a gustar. Libros en los que uno tiene una confianza ciega incluso antes de haberlos abierto por primera vez. Es cierto que a veces esto no se da, que muchas veces kas expectativas no llegan a cumplirse. Pero sinceramente, mi palpito con “La Casa de los Espíritus” nunca me hizo dudar de que iba a adorar esta lectura. Y menos mal que ha sido así, porque si no me hubiera gustado, la caída hubiera sido monumental. Tenía muchas ganas de leer la novela, y si las expectativas no se hubieran cumplido, esto solo se podría haber traducido en que el libro no me hubiese gustado nada, en que incluso lo hubiera aborrecido. Éste era un pequeño miedo que tenía cuando lo empecé, por suerte no se ha cumplido os aseguro que se trata de una de las mejores lecturas este año, y que a partir de ahora ya me va acompañar para siempre. Además, lo he leído en lectura conjunta con el grupo de las Chicas Foenkinos, y eso siempre es un plus de los buenos.

Con la figura del autoritario, rabioso y ambicioso senador Trueba como eje central, “La Casa de los Espíritus” nos relata la historia de las mujeres de una misma familia a lo largo de tres generaciones. Clara, Blanca y Alba son tres mujeres totalmente diferentes entre sí, pero llenas de carisma, fuerza y vitalidad. Unas características que las ayudarán en sus peores momentos, especialmente cuando la situación política en el Chile de mediados del siglo XX con la llegada de la dictadura de Pinochet se entrelace implacablemente con el destino de esta saga familiar.

La verdad es que me costó un poco introducirme en la historia, realmente no sentí que empezase a hacerlo hasta el segundo capítulo que leí. Y es que, a priori, parece que esta obra es sencillita y que está escrita con una pluma bastante directa, pero a medida que vas ahondando en ella compruebas que en realidad es bastante más complicada, requiere de cierta atención por parte del lector para captar todos los detalles y enterarte bien de lo que pasa en sus páginas. Y a estoy hay que unir la forma en que esta escrita, con capítulos extensos en los que pasan muchas cosas y aparecen muchos personajes, y que cuentan con pocos saltos en el texto. Además, en mi caso, creo que también influyó que use una edición en la cual la letra era muy pequeñita. Pero por suerte, creo que a partir del tercer capítulo empecé a conectar con la historia. Y de qué manera. Que placer ha sido leer esta novela. La tenía pendiente desde hace mucho tiempo, y nunca encontraba el momento de leerla. La he disfrutado mucho. Me ha parecido magistral la forma como Allende hila todas las cosas desde el principio, como logra que quede orgánico el cambio de narrador en ocasiones. Narrativa y estructuralmente todo está muy bien hilvanado de principio a fin,todas las piezas encajan muy bien.
Nos encontramos ante una obra que tiene un estilo tan personal que cuesta pillarle el ritmo, tanto por la forma en que está escrita como por su tono. Pero todo es darle una oportunidad y dejar que te atrape con su estilo que, aunque resulte obvio, tiene tanto de “Cien años de Soledad”, no solo por la ambientación y porque las dos obras estén ( como bien Sabino es) inscritas en el género del realismo mágico. También por lo onírico que resultaba todo, desde la ambientación hasta la atmósfera, y por lo particulares que son los personajes. Y es que “La Casa de los Espíritus” es una obra con una entidad radicalmente propia. Allende tiene una pluma llena de fuerza y belleza, muy personal y sabe crear una atmósfera onírica que te atrapa una vez que entras en ella. Es una autora que usa los elementos del realismo mágico para crear una historia potente y rabiosamente personal, con algo muy visceral, y que le sirve no solo como un retrato profundo de los miembros de una familia, sobre el devenir político , social y cultural de la nación de Chile, desde finales del siglo XIX hasta mediados del XX. Y todo perfectamente mezclado con el realismo mágico en su estado más puro, la magia es en la casa de los Trueba algo perfectamente cotidiano tanto como se convierte en un motivo único dentro de la historia. Me ha hecho mucha gracia la forma en que trágico Allende lo convierte en un motivo, casi gracioso o cómicos . Y eso es algo que se ve muchas veces en la novela, mientras lea notaba que es una historia muy emocional, pero tiene momentos en que es como si la autora no se tomase nada en serio y quisiera reírse de todo.

Amores prohibidos, embarazos fuera del matrimonio, bodas de conveniencia, secretos sórdidos. Desde luego, en la novela hay trama, pero el peso del conjunto se centra en las historias generacionales y personales de sus entrelazados personajes. A lo largo de más de 300 páginas, casi 400, Isabel Allende nos presenta una galería de personajes íntima y profundamente trazados, complejos y llenos de recovecos, cuya construcción y evolución se va gestando poco a poco a medida que se sucede la historia, caracteres llenos de todo tipo de facetas y claroscuros, humanos en toda la extensión de la palabra, y por eso uno puede conectar con su forma de ser y evolucionar, porque se sienten muy reales.

Como dije antes, aunque esta historia puede definirse como de mujeres, hay una figura masculina, que es la que sirve de hilo, conductor y pegamento de la trama, un personaje con una presencia que se impone a todo. La figura del cacique y político Esteban Trueba está muy bien construida, demuestra los claros y los oscuros de un personaje increíblemente complejo, fruto de una época no menos turbulenta y de una azarosa evolución social y personal. El personaje está tan bien construido que se justifica así mismo de una forma muy creíble, aunque nosotros como lectores sepamos que hay mucho de reprobable en varias de las cosas que hace y en su manera de pensar, aunque protagonice algunas de las escenas más duras y nauseabundas de una obra que no carece de ellas. Estaban Trueba es un personaje lleno de claroscuros, que no se me tiene estático en el tiempo, tan deleznable como digno de respeto por como se ha hecho a sí mismo y de compasión a ratos cuando permite mostrar su ser más íntimo, una buena representación del caciquismo de la época; de lo que puede hacer la ambición social , económica y política; del papel de los hombres dentro de su familia. Y algo que me llamó mucho la atención es que la historia incida tanto en los gemelos Jaime y Nicolás, hijos de Esteban y Clara. Siempre me habían vendido esta historia como enfocada en varias generaciones de mujeres de una misma familia, y por eso me sorprendía que se hablase tanto de estos personajes masculinos. A diferencia de otros caracteres masculinos, no son esencialmente malos, y me parece que son representados por Allende de una forma muy humana. Las mujeres de la familia Trueba siempre son representadas de una forma muy simpática, mientras que con Nicolás y Jaime se reconocen tanto sus virtudes como sus defectos. Y eso me gusta, porque no me puedo enfadar con ellos como con otros personajes masculinos.

La fuerza de la figura de Esteban es la suficiente para que se convierta en el pegamento de las historias personales de las mujeres que pueblan estas páginas. Y que mujeres. Allende nos presenta una galería de féminas complejas, carismáticas y llenas de fuerza, muy diferentes unas de otras. Y todas ellas inolvidables.

¿Como no amar a Clara? Sin duda mi preferida de todo el libro, una mujer de gran inteligencia emocional. Parece que no hace nada y que vive en su mundo, pero de alguna manera es la logra controlar a todos los miembros de la familia. Me encantaba la forma como en silencio y sin montar montar un plan de escándalo, Clara lograba vivir en su propio mundo y hacer lo que realmente deseaba.

¿Como no simpatizar con Blanca? Quizás de las tres mujeres de la familia sea la que me ha parecido peor definita . La hemos visto nacer, crecer, enamorarse y ser madre. Pero me ha faltado que se incidiera más en su personalidad, en los recovecos de su forma de ser. Con ella siento que la autora tarda en humanizarla y convertirla en algo más cercano para el lector. Pero una vez que coges el hilo del personaje, la verdad es que acabas entendiendo su forma de ser por todo lo que pasa a lo largo del libro y por su historia de amor y oscuridad con Pedro Garcia Segundo, que va paralela al devenir de Chile.

¿Como no admirar la rebeldía de Alba? para mí es la que mejor trazada está junto a sus dos abuelos. Su idealismo tiene algo admirable por su inocencia y por el desinterés y valor que llega a mostrar en varias ocasiones. Aunque quizás a mi me sobraba un poco que ese compromiso político viniera de la mano de su amor por Miguel, me hubiera gustado más que fuera algo que le saliera más natural.

No nos olvidemos de otras mujeres, que aunque no compartan sangre con estas tres, son igual de esenciales para los acontecimientos que leemos. Como Férula, quien me hubiera gustado que hubiera aparecido más en la tramas por sus claroscuros tan interesantes y conmovedores. El peso que tiene en las pocas páginas en las que aparece es fundamental para la trama, y la autora desarrolla eso muy bien. Tenia cosas que podían ponerte un poco nerviosa, pero a mí me inspiraba mucha ternura esa necesidad de amor que tenía, por más que terminase manifestando de una forma un tanto pesada hacia Clara. Y no nos olvidemos de Transito Soto, sin lugar a dudas la gran heroína de esta historia. Era obvio que tenía que estar en este entramado por algún motivo, si no no se explica la importancia que se le daba desde el principio, y al final su presencia se ha justificado totalmente. Pocas veces he estado más agradecida a un personaje. Tránsito, has ido la luz al final de ese túnel en que se ha convertido la situación en Chile en las últimas páginas de la novela, un desenlace previsible ya no solo porque nosotros, desde el año 2023 con conozcan los acontecimientos. Incluso sin saber nada de la historia de este país, uno podría intuirlo por la forma en que el ambiente político se iba enraizando paulatinamente según se sucedía el libro.

Que maestría la de Isabel Allende para enseñarnos los horrores de la dictadura en Chile, y como esta va a extendiéndose por todo el país. Que inteligencia emocional, como se nota que ella sufrió y vivió en carnes propias todo eso. Ha sido horrible las cosas que ha narrado, de esas que se quedan fijas en ma retina mental del lector. Todas esos personajes muertos, toda esa brutalidad y toda esa represalia, todas esas vidas y cuerpos destrozados. Hiela leerlo, y se me hielan las entrañas solo de recordarlo un mes después de leer. Terribles las muertes de Jaime y del profesor. Un auténtico horror personificado en todo lo que sufre Alba, descorazonador de leer. Es el horror en su estado más puro, cruel y brutal, en contraposición a la fuerza y valor que el personaje ha tenido en todo este periplo hacia la oscuridad más profundas. Porque así es la vida real, injusta y muchas veces formadas por episodios no cerrados del todo. Y esta situación se convierte en la excusa para regalarnos un monologo final por parte de Trueba que puede ser difícil de leer y árido, pero me han parecido de una maestría literaria sublime, con su estructura de corrido sin ningún punto y apenas comas. A medida que va avanzando, uno puede notar la ansiedad, el miedo, el horror, los remordimientos que asolan a un hombre que siempre estado lleno por la rabia y que ha descubierto que todo lo que creía ha sido una mentira, que solo ha llevado al país y a su propia nieta al horror más absoluto. Un hombre viejo, débil, asustado y que a lo largo de todo el libro ha tenido una evolución bestial. Es cierto que es una novela de mujeres, pero sin duda alguna, este personaje ha sido el núcleo que articulado toda esta historia y la vida de estas mujeres tan únicas, especiales e independientes.

Al final esta historia es como la vida misma, como lo que nos dice Alba en las últimas páginas. Todo está plagado de cosas malas y de horrores, pero al final todo lo que pasamos es lo que nos conforma. Y siempre hay un reducto para la esperanza, incluso en los peores momentos. Incluso la muerte, tranquila de Esteban tiene algo de eso, de Paz. Qué bonito que el fantasma de Clara, pese a todo lo que le hizo se quedase a su lado hasta el final, que le hiciera compañía. Me gusta como se ha tratado la muerte en esta historia, como algo cercano y plácido.

Si “ La Casa de los Espíritus” ha sido un periplo lleno de contrastes, a veces muy duro, pero también lleno de momentos dulces y preciosos. Es una cebolla envuelta en capas de secretos, magia, motivos, ocultos, política y amor. Pero una vez que todo el conjunto queda bien definido, uno siente que el viaje ha merecido totalmente la pena. Definitivamente esta historia se ha quedado para permanecer conmigo, sin duda va a ser una lectura inolvidable. He sufrido mucho con ella, pero también la he disfrutado y he encontrado mucho en ella.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         136
surfeandoentrelibros
 20 July 2022
Esta es la primera novela escrita por Isabel Allende y en ella podemos ver como va evolucionando el Chile del siglo XX desde los primero años hasta que estalló la dictadura de Pinochet.
La historia es contada a través de Esteban Trueba, primero un joven minero con muy mala baba y con ideas muy antigüas que acaba siendo un patrón con mucho dinero. Esteban nos cuenta y nos muestra a 4 generaciones de mujeres de la familia del Valle entre las que están su mujer su hija y su nieta.
El libro muestra claramente la evolución que se vivió durante esos años tanto en la manera de pensar y el hacer de las cosas. Todo esto nos lo muestra con un toque de "realismo mágico" que le da un aire diferente a la historia.
Si bien debo admitir que la historia no me ha encantado si diré que me ha gustado especialmente me he sentido enganchada con el final del libro. Pero ha habido trozos que se me han podido hacer un poco pesados creo que en parte porque los capitulos eran extremadamente largos y no me gusta dejarlos a medias.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         336
Merysg3
 12 June 2020
Me ha costado mucho ponerme a escribir esta reseña, pero es que este libro me provocó tantas sensaciones que no encontraba las palabras para plasmar todo en unas pocas líneas. La casa de los espíritus es la historia de una familia a través de diferentes generaciones, donde la autora nos ofrece unos personajes muy dispares, pero a la vez únicos en su esencia. Son muchos los temas presentes en esta obra de la literatura y que, en mi opinión, podrían presentarse a través de varias dicotomías.

En primer lugar, tenemos la importancia de la familia, la novela en sí gira en torno a las relaciones familiares de los del Valle-Trueba. Por un lado, vemos como esta familia con el paso de los años se empieza a desquebrajar, ya no solo en la relación padres-hermano/as sino también a nivel matrimonial. Parte de este distanciamiento gira en torno a la figura del patriarca de la familia, Esteban Trueba, un personaje conservador, machista, que tiene que exhibir su poder y virilidad allá por donde pisa. Pero a pesar de la pérdida de esa unidad familiar, son las mujeres de la familia las que logran establecer unos vínculos muy fuertes entre ellas que pasan de generación en generación, desde Nivea hasta Alba. Y es aquí donde se presenta la siguiente dicotomía. Aunque Esteban Trueba sea la misma imagen de un sistema patriarcal, Isabel Allende hace hincapié en el poder de la mujer poniéndolas como personajes centrales sobre los cuales se sostiene la historia. Son las experiencias y acciones de Clara, Blanca y Alba las que marcan los mayores acontecimientos de la novela. A través de ellas, Isabel hace una denuncia social contra la violencia machista y la desigualdad y nos introduce la lucha feminista a través del acceso de la mujer a la educación y su implicación en política.

La lucha de clases es otro de los temas principales en esta intensa historia. En la segunda mitad de la novela, el ambiente se vuelve algo caldeado debido a la tensión social y política que viven los personajes. El lector sufre con esa sociedad y se sumerge en ese conflicto social con el que Allende hace sutiles referencias a Chile y su golpe de estado en 1973, después de que el socialismo ganara las elecciones. Así, nos encontramos con aristocracia vs clase trabajadora, libertad vs opresión, socialismo vs capitalismo, riqueza vs pobreza, conservadores vs progresistas, etc. Todo este contexto histórico se entremezcla con la espiritualidad y diferentes elementos sobrenaturales propios del realismo mágico tan característico de la autora. Los sueños, fantasmas y premoniciones, entre otras cosas, inundan la novela, especialmente a través de Clara, que nos hace ver que más que temer a los muertos, lo verdaderamente peligroso es la realidad del mundo que nos rodea. Además, el mismo título, La casa de los espíritus, hace referencia a esa casa de la esquina donde todo ocurre; unos vienen, otros van, y mientras tanto, la memoria y el pasado de unos se mimetizan con el presente y el futuro de otros a través de esas figuras espectrales que una vez fueron pero que a su vez, siguen existiendo en el corazón de muchos.

La casa de los espíritus, una novela magistral con la que no podría haberme estrenado mejor para conocer a su tan reconocida autora. Una historia llena de amor en todas sus facetas, venganza, traición, lucha, fuerza, pasión, pero sobretodo, llena de vida.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         170
AnaLoras
 17 December 2022
Muchos años después, he vuelto a leer este magnífico libro, primera novela de Isabel Allende.

Me reafirmo, sigue siendo el libro que más me gusta de la autora, y uno de mis favoritos. Ningún libro de Isabel me llegó como éste. La autora me ha acompañado a lo largo de los años, y el realismo mágico se quedó conmigo para siempre.

Narra la historia a lo largo de tres generaciones de la familia Trueba - del Valle. La mayoría de ustedes lo han leído, conocen al despótico Esteban Trueba, un hombre hecho a sí mismo que consigue amasar una gran fortuna y poder. Su mujer, Clara, que vive en su propio mundo, rodeada por sus espíritus, con sus premoniciones tan dolorosas en muchos momentos de su vida.

A través de los años, del matrimonio y sus descendientes, conoceremos la historia a lo largo de buena parte del siglo XX de Chile, un país que aunque la autora no nombra en ningún momento identificamos facilmente. La precariedad en que vivían los campesinos, las grandes diferencias de clase, los abusos de poder, el inicio y ascenso de las luchas sociales, la subida al poder del candidato socialista, el levantamiento militar y las consecuencias de esa feroz dictadura.

Los personajes, su historia, los hechos históricos narrados, la magia que respira cada una de las líneas de este libro, han vuelto a ganarme el corazón.

Para mí, un libro mágico, bello, duro, imperdible. Una gran saga familiar que nos narra un periodo histórico de una gran trascendencia.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         2219
Citas y frases (101) Ver más Añadir cita
juanferbooksjuanferbooks17 May 2021
Tomó a la niña en los brazos y no la soltó más, andaba con ella prendida al pecho, dándole de mamar en todo momento, sin horario fijo y sin contemplaciones con las buenas maneras o el pudor, como una indígena. No quiso fajarla, cortarle el pelo, perforarle las orejas o contratarle una aya para que la criara y mucho menos recurrir a la leche de algún laboratorio, como hacían todas las señoras que podían pagar ese lujo. Tampoco aceptó
la receta de la Nana de darle leche de vaca diluida en agua de arroz, porque concluyó que si la naturaleza hubiera querido que los humanos se criaran así, habría hecho que los senos femeninos secretaran ese tipo de producto. Clara le hablaba a la niña todo el tiempo, sin usar medias lenguas ni diminutivos, en correcto español, como si dialogara con una adulta, en la misma forma pausada y razonable en que le hablaba a los animales y a las plantas, convencida de que si le había dado resultado con la flora y la
fauna, no había ninguna razón para que no fuera lo indicado también con la niña. La combinación de leche materna y conversación tuvo la virtud de transformar a Blanca en una niña saludable y ... hermosa.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         30
juanferbooksjuanferbooks31 May 2021
"Alba inventaba irresistibles trucos de seducción y Miguel creaba nuevas y maravillosas formas de amarla. Estaban deslumbrados por la fuerza de su pasión, que era como un embrujo de sed insaciable. No alcanzaban las horas ni las palabras para decirse los más íntimos pensamientos y los más remotos recuerdos, en un ambicioso intento de poseerse mutuamente hasta la última estancia. Alba descuidó el violoncelo, excepto para tocarlo desnuda sobre el lecho de topacio, y asistía a sus clases en la universidad con un aire alucinado. Miguel también postergó su tesis y sus reuniones políticas, porque necesitaban estar juntos a toda hora y aprovechaban la menor distracción de los habitantes de la casa para deslizarse hacia el sótano. Alba aprendió a mentir y disimular. Pretextando la necesidad de estudiar de noche, dejó el cuarto que compartía con su madre desde la muerte de su abuela y se instaló en una habitación del primer piso que daba al jardín, para poder abrir la ventana a Miguel y llevarlo en puntillas a través de la casa dormida, hasta la guarida encantada. Pero no sólo se juntaban en las noches. La impaciencia del amor era a veces tan intolerable, que Miguel se arriesgaba a entrar de día, arrastrándose entre los matorrales, como un ladrón, hasta la puerta del sótano, donde lo esperaba Alba con el corazón en un hilo. Se abrazaban con la desesperación de una despedida y se escabullían a su refugio sofocados de complicidad."
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         20
SylviabcnSylviabcn31 August 2022
Me será muy difícil vengar a todos los que tienen que ser vengados, porque mi venganza no sería más que otra parte del mismo rito inexorable
Comentar  Me gusta         200
juanferbooksjuanferbooks31 May 2021
El senador Trueba luchaba contra sus enemigos políticos, que cada día avanzaban más en la conquista del poder. Mientras otros dirigentes del Partido Conservador engordaban, envejecían y perdían el tiempo en interminables discusiones bizantinas, él se dedicaba a trabajar, estudiar y recorrer el país de norte a sur, en una campaña personal que no cesaba nunca, sin tener en cuenta para nada sus años ni el sordo clamor de sus huesos. Lo reelegían senador en cada elección parlamentaria. Pero no estaba interesado en el poder, la riqueza o el prestigio. Su obsesión era destruir lo que él llamaba «el cáncer marxista», que estaba filtrándose poco a poco en el pueblo.
-¡Uno levanta una piedra y aparece un comunista! -decía.
Nadie más lo creía. Ni los mismos comunistas. Se burlaban un poco de él, por sus arrebatos de mal humor, su pinta de cuervo enlutado, su bastón anacrónico y sus pronósticos apocalípticos.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         20
juanferbooksjuanferbooks17 May 2021
Clara pasó la infancia y entró en la juventud dentro de las paredes de su casa, en un mundo de historias asombrosas, de silencios tranquilos, donde el tiempo no se marcaba con relojes ni calendarios y donde los objetos tenían vida propia, los aparecidos se sentaban en la mesa y hablaban con los humanos, el pasado y el futuro eran parte de la misma cosa y la realidad del presente era un caleidoscopio de espejos desordenados donde todo podía ocurrir. Es una delicia, para mi, leer los cuadernos de esa época, donde se describe un mundo mágico que se acabó. Clara habitaba un
universo inventado para ella, protegida de las inclemencias de la vida, donde se confundían la verdad prosaica de las cosas materiales con la verdad tumultuosa de los sueños, donde no siempre funcionaban las leyes de la física o la lógica. Clara vivió ese período ocupada en sus fantasías, acompañada por los espíritus del aire, del agua y de la tierra, tan feliz, que no sintió la necesidad de hablar en nueve años.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         10
Videos de Isabel Allende (31) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Isabel Allende
11/12/2023. La Semana de Autor, que alcanza ya su vigésimo octava edición, es una idea original de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) que ha venido siendo organizada por la Casa de América desde el año 2000.
Se trata de un homenaje razonado a los grandes creadores de las letras iberoamericanas de nuestro tiempo, que ha contado casi siempre con la presencia del autor escogido y que se propone celebrar y al mismo tiempo divulgar lo mejor de su obra a través de mesas redondas y conversaciones entre señalados expertos de las dos orillas.
De esta manera, la AECID y la Casa de América rinden tributo a las mejores plumas del español y contribuyen al debate de ideas en torno a los autores y sus libros en el ámbito de las Américas y la península.
La Semana de Autor ha estado dedicada en años anteriores a autores de la talla de Isabel Allende, Nelida Piñon, Ricardo Piglia, Álvaro Mutis, Roberto Bolaño o Gioconda Belli.
Leonardo Padura (La Habana, 1955), antes de recibir el Premio Princesa de Asturias de las Letras 2015 por el conjunto de su obra, había logrado el reconocimiento internacional con sus novelas policiacas protagonizadas por Mario Conde: Pasado perfecto, Vientos de cuaresma, Máscaras, Paisaje de otoño, Adiós, Hemingway, La neblina del ayer, La cola de la serpiente y La transparencia del tiempo, traducidas a numerosos idiomas y merecedoras de premios como el Café Gijón, el Dashiell Hammett, el Premio de las Islas 2000, el Brigada 21 o el Premio de Novela Histórica Barcino. Las primeras han dado origen a la serie televisiva Vientos de la Habana (Premio Platino). También es autor de la novela de mi vida, El hombre que amaba a los perros (Premio de la Crítica en Cuba, premio Francesco Gelmi di Caporiacco, Carbet del Caribe, Prix Initiales y Prix Roger Caillois), Herejes (Premio de Novela Histórica Ciudad de Zaragoza), Como polvo en el viento, del libro de relatos Aquello estaba deseando ocurrir, y de la novelización de Regreso a Ítaca, así como de los ensayos reunidos en Agua por todas partes y del reportaje sobre la música latina Los rostros de la salsa.
18.00. Proyección del largometraje Vientos de la Habana (España-Cuba, 2016) basado en la novela Vientos de Cuaresma y dirigido por el cineasta Félix Viscarret.
19.45. Inauguración de la Semana de Autor y coloquio sobre la película:
Bienvenida: - Enrique Ojeda, director general de Casa de América. - Santiago Herrero Amigo, director de Relaciones Culturales y Científicas de la AECID.
Participantes: - Leonardo Padura, escritor protagonista de la Semana de Autor. - Félix Viscarret, cineasta. Modera: Mariela Besuievsky, productora.
Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 España (CC BY-NC-ND 3.0 ES)
+ Leer más
otros libros clasificados: realismo mágicoVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESAgapeaCasa del libro





Test Ver más

LA CASA DE LOS ESPIRITUS - SEMANA 1

Primera novela de la autora, fue publicada en el año:

1980
1982
1942
1992

11 preguntas
39 lectores participarón
Thème : La casa de los espíritus de Isabel AllendeCrear un test sobre este libro
.._..