InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
Críticas sobre A ciegas (25)
Ordenar por :   Fecha   Los más apreciados  



Añadir crítica
Dyalia
 17 enero 2020
No pensaba realmente que podría llegar a disfrutar tantísimo de esta historia y, aunque está catalogada dentro del género de terror, no lo considero tanto como eso, sino más bien suspense, de ese que te mantiene pegado a las páginas y lo sientes crecer en tu pecho, como una angustia de que en cualquier momento todo se puede desmoronar.

Lo que más me llamó la atención al principio fue la forma en que está escrito, todo es muy frío y distante, como si estuviese contado en la lejanía, como si los personajes no fuesen los protagonistas sino alguien que se encuentra en la historia sin más; pero la verdad es que eso ha sido un gran punto positivo porque ha reflejado perfectamente la situación en la que se encuentran, en la desolación, de que el mundo ya no es un lugar seguro, que no te puedes fiar de nadie y solo crece dentro de los personajes y del lector una desconfianza y tensión constante.

En este mismo aspecto "distante" se encuadran los personajes, no se les conoce como personas cercanas, ni tampoco como un apoyo entre unos y otros, aunque es así como conviven, con la ayuda entre unos y otros. Hay algunos de los que apenas se conoce mucho, como Jules o Félix o Cheryl, están ahí y aportan su presencia, parecen tener una personalidad pero el lector no llega a conocer demasiado de ellos y tampoco es que tengan demasiada relevancia; luego están el resto, los que sí tienen detalles en los que uno se podría fijar, en miedos o pensamientos que les llevan a actuar de determinada manera. Como la constancia de Malorie, o la idea de encontrar un posibilidad mejor y de vivir en vez de sobrevivir de Tom, o los miedos constantes que invaden a Don y le hacen actuar de maneras que otros pueden no comprender.

Por medio de los personajes se muestra cómo destroza a cada uno un mundo que se está rompiendo por estas criaturas que han llegado, como todos han perdido algo pero se mantienen cuerdos cada uno a su manera, o se vuelven locos sin necesidad de mirar a ninguno de esos seres. Eso me ha encantado.

El hecho de que en ningún momento describan a las criaturas también me ha parecido un gran aspecto, se disponen de varias teorías como que se trata del infinito, o de algo tan distinto a los humanos que no comprendan su existencia y por ello pierdan la cordura. Puede haber decenas de supuestos distintos y el lector puede imaginarse lo que sea, no es tan importante cómo son esas criaturas sino el miedo que produce en los personajes, de cómo se repliegan en sí mismos, en hogares tapados del exterior, de mostrar cuan diminutos podemos llegar a ser.

He disfrutado mucho de la historia, de las reflexiones que se hacen a lo largo de las páginas, de la protagonista y de su travesía por el río, de los flashbacks, de los personajes en el refugio y de cómo la locura consigue alcanzar a cada uno a su manera aunque se mantengan fuera del alcance de las mismas criaturas que les hacen perder la cordura.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Lectora_dispersa
 13 noviembre 2019
Es un libro con el que tengo sensaciones encontradas. Por un lado hay cosas que me han gustado bastante y por otro, varios aspectos que no me han gustado o que me han parecido aburridos.

Antes de empezar con mi opinión, os pondré un poco en situación. En un año que creo que no se menciona en la novela, la Tierra experimenta la aparición de “algo” que causa la muerte de mucha gente. Se piensa que al ver a una de esas “criaturas” los ciudadanos pierden la cordura y se suicidan, en algunos casos atacando violentamente antes a personas de su alrededor. Malorie es una de las pocas supervivientes y vive en una casa con dos niños pequeños. Todas las puertas de la casa están cerradas y las ventanas tapadas con mantas para evitar ver a esas criaturas y enloquecer.

La narración alterna entre sucesos del pasado cuando empieza todo y Malorie llega a esa casa y las cosas que suceden allí y el presente, cuando trata de escapar de ese lugar para poder darles una vida mejor a los niños.


Empezamos con una de las cosas que no me ha gustado, y es el cambio de ritmo y de aburrimiento cuando cambiaba del pasado al presente. Cuando nos cuenta su pasado en la casa, cuando nos habla de las personas con las que convivía... me parecía de lo más interesante y me enganchaba. Luego cambiaba al presente y la lectura se volvía lenta y me hacía perder la atención y hubo varios trozos en los que me aburrí como una ostra. Además debo añadir que en esta lectura se leían solo un número determinado de capítulos a la semana lo que hacía que cuando tocaban solo capítulos del presente quisiera tirarme por la ventana.

De los personajes poco puedo decir porque solo conocemos los nombres y cuatro datos más que nos impide conocerlos del todo. Esto es otra de las cosas que me han fallado. Muchos de los personajes secundarios no sabemos cómo llegaron a la casa, por ejemplo.

Malorie me es un poco indiferente como protagonista principal. Se dedica a contarnos lo que pasó en la casa mientras vivió allí con los demás pero tampoco es que haga nada reseñable. Y cuando escapan deja todo el peso en los niños porque los ha entrenado para “escuchar”. Ella solo rema. Me ha parecido que el personaje cojeaba, no evoluciona demasiado y digamos que sobrevive de chiripa.

En cambio el argumento y como se desarrolla la trama sí me han gustado aunque lo del cambio de ritmo me mató. Me gusta que el autor se fije en los detalles y nos los muestre.

Ambientación hay más bien poca. Solo conocemos la casa y poco más. Esto se debe a que solo vemos lo mismo que Malorie y ella para salir a la calle, para coger agua del pozo o cuando va en la barca para escapar, lleva vendados para evitar ver algo que la trastorne.

Lo de solo conocer lo que ve Malorie me ha gustado porque cuando sale de casa podemos sentir el mismo miedo a lo desconocido que tiene ella, la ansiedad de sentir que algo te roza la piel, de no saber si hay alguien cerca que haya enloquecido y que pueda atacarla, los sonidos que producen animales o algo desconocido... En ese sentido es un libro que me ha puesto los pelos de punta en varios momentos.

También por el desconocimiento de Malorie de lo que ha pasado y sobre todo el desconocimiento de qué o quién es el que hace enloquecer a la gente nosotros también desconocemos qué ha pasado. Este no es como otros libros postapocalípticos en los que te explican qué ha pasado, si ha caído una bomba, si ha habido una fuga radioactiva, un experimento fallido... Aquí no hay información.

Pero aunque no haya datos sobre lo que ha pasado, si me han faltado explicaciones o una ampliación de otras cosas como por ejemplo del sitio al que se dirige. Me faltó que nos mostrara más de cómo es el lugar, de cómo se vive allí, de cómo es la vida de los niños allí...

Y ahora llegamos a las cosas surrealistas. Vale que si te privas de un sentido como en este caso la vista, los otros se desarrollan. Pero que los niños de cuatro años sean capaces de escuchar si al otro lado de la casa Malorie se da un golpecito en el diente o si una araña está subiendo por la pared... ¿De verdad nos quería hacer creer que alguien es capaz de escuchar eso?

No sé, me ha gustado pero no tanto como esperaba. Y ahora no sé si ver la peli o ahorrármela, la verdad. En fin, me lo pensaré y si decido verla quizá os haga una entrada comparando la peli con el libro.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
lavidademisilencio
 19 septiembre 2019
Malorie es una mujer que vive tranquilamente hasta que, de golpe se suceden dos eventos importantes que cambian el rumbo de su vida: en primer lugar, se entera de que está embarazada y, en segundo lugar, el mundo se ve asolado por una extraña epidemia que hace que quienes la padecen enloquezcan, se vuelvan violentos y terminen suicidándose. ¿Y qué la causa? Por lo poco que se sabe se trata de unas extrañas criaturas que, al mirarlas, roban la cordura. Para salvarse, hay que privarse del sentido de la vista, pues es por donde ellas acceden a la mente de las personas.

Tras quedarse absolutamente sola Malorie tendrá que aprender a sobrevivir por su cuenta. Encontrará en un refugio su forma de subsistir en un mundo que ha sucumbido a la locura. Allí pasará sus días con Tom, Cheryl, Don, Jules, Felix y Olympia que como ella, también está embarazada y con quien podrá compartir sus miedos e inseguridades. Encerrados en cuatro paredes sumidas en la oscuridad —tienen que tapar ventanas y cualquier resquicio de luz por el que puedan entrar las criaturas— forjarán un vínculo que les ayudará a enfrentarse a toda clase de adversidades.

Así comienza el viaje que Malorie tendrá que recorrer por ella y por su hijo; una terrorífica historia de superación y lucha constante contra un mundo que está dispuesto a acabar con ellos.

La historia está dividida en capítulos cortos y se cuenta en dos líneas temporales que se van superponiendo:

ANTES DE DAR A LUZ

Malorie tiene que encontrar la forma de sobrevivir en el nuevo mundo. Descubre un refugio con personas que están preparadas para lo que se avecina y se va a vivir con ellos.

Pero nada será fácil en la casa. Tendrán que enfrentarse a numerosas adversidades que generarán tensiones entre ellos y los pondrá unos contra otros. Su instinto de supervivencia se verá contrariado por el sentimiento de unidad que une a los miembros de la casa.

DESPUÉS DE DAR A LUZ

Tras cuatro años de duro entrenamiento a sus hijos para que se desenvuelvan con soltura en un entorno tan hostil como es el que les espera fuera de las paredes donde viven, Malorie decide que es momento de buscar un lugar mejor para ellos.

Se embarca con los pequeños en una dura misión a través del río y, con los ojos vendados, los tres tendrán que enfrentarse de una vez por todas al miedo que les ha mantenido cautivos durante tanto tiempo

Y ahora bien, ¿qué es lo que me ha gustado y lo que no ha terminado de convencerme? En primer lugar he de destacar la originalidad de la historia. Puede que sea fruto de que no soy muy afín a leer historias apocalípticas, pero el relato me ha parecido de lo más original e interesante. En ocasiones me recordaba al relato principal de al otro lado del cristal de Juan Manuel Peñate, que también gira entorno a la supervivencia en un mundo asediado por una epidemia. Ambos me han dejado con un muy buen sabor de boca.

La lectura también es ágil con capítulos cortos que van generando cada vez más y más tensión, haciendo que no puedas dejar el libro de lado. Justo ahora mismo, que me encuentro en un pequeño parón lector por un libro que me resultó lento y tedioso, es cuando echo en falta obras de este tipo, que devoras en un par de horas.

En cuanto a los saltos temporales, funcionan bastante bien al principio porque vas comprendiendo poco a poco en qué se va a ir convirtiendo el mundo. Sin embargo, a partir de la mitad del relato empieza a hacerse pesado ir intercambiando entre dos líneas temporales. Hubiese preferido que hacia el final de la lectura se hubiese centrado solo en una parte y contarlo ya todo desde ahí, pues lo que al comienzo servía como flashback, al terminar se convierte en paja que no aporta nada a la historia.

Otro aspecto que destacaría es el trabajo en equipo de las personas que viven en el refugio. A parte de que en numerosas ocasiones demuestran una inteligencia increíble, su cooperación y ganas de ayudarse unos a otros es lo que les permite seguir con vida durante tanto tiempo. Me parece muy acertado el mensaje que envía, dando a entender que somos más fuertes cuando nos unimos.

Probablemente lo que más me ha gustado de la historia es cómo habla de la maternidad y me han resultado muy interesantes los dilemas que se forman debido a la situación que están viviendo. Malorie se pregunta muchas veces sobre su capacidad como madre y si está haciendo las cosas bien y esas reflexiones son las que más me han chocado y generado interés.

Lo que me ha chirriado en más de una ocasión han sido las referencias a las enfermedades mentales. No me ha gustado la representación que se les ha dado y la perspectiva que ha cogido el autor respecto a ellas. Aunque entiendo el por qué se ha posicionado de ese modo y tenía sentido con la narrativa, creo que podría haberse enfocado de forma diferente.

Para terminar, tampoco me ha convencido el final. Tras darle tantas vueltas al tema esperas que se resuelva de otra forma y te den más explicaciones de las que te dan. Aunque no es un mal desenlace me han faltado más páginas y un desenlace que solucionara todas las dudas que se han ido generando durante la lectura.
Enlace: http://lavidademisilencio.bl..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Yalonso
 14 marzo 2019
Esta es una historia bastante escalofriante original, algunos toque me recuerdan “Ensayo sobre la Ceguera” de José Saramago, por el tema de una “enfermedad” súbita, desconocida y con un impacto aplastante en la vida de los personajes.
Que conste que no me gusta el terror, ni me asusto fácilmente y esta me sumergió en una angustia claustrofóbica que por momentos me hacía dejar el libro para distanciarme de los sentimientos que me provocaban…benditos los libros que provocan cosa. Uno de mis mayores miedos es el miedo a lo desconocido, a no saber que hay detrás de la puerta (no llega a ser una fobia, pero me paraliza bastante), así que durante la lectura estuve en el borde de la angustia todo el tiempo.
Desde el comienzo, vemos cómo va cobrando vida una pesadilla, sutilmente primero, con noticias esparcidas, como sin darle importancia, y luego como un huracán azota la vida de los personajes. Josh Malerman narra cómo cada persona se enfrenta a esta realidad con diferentes herramientas de fe o intelectuales; es muy interesante esa suerte de experimento psicológico, en la que cada personaje debe enfrentar su peor pesadilla.
La historia está contada siempre en “crescendo”, cada giro más impactante que el anterior. Después de conseguir sobrevivir al terror, Malorie (la protagonista, o al menos la que queda) decide abandonar el refugio junto a dos niños pequeños, entrenados como ciegos de nacimiento en busca de un futuro incierto.
En este mundo loco, asesino y suicida (todo en uno), la chica no logra confiar en nada, ni siquiera de su instinto y sus sentidos. Tiene que adiestrar a los niños con métodos que podían parecer crueles, pero que ella juzgaba importantes para el viaje por su supervivencia.
No me gusta de la historia que realmente no encuentro la conexión con la realidad, la parte lógica y pragmática de las motivaciones no es explorada y eso hace que sienta un distanciamiento emocional con esta realidad. El suspenso es núcleo central, siempre quieres saber que va a pasar.
Como mismo en la historia se contagia misteriosamente y por los ojos la locura homicida/suicida, el libro contagia la paranoia, desconfianza, angustia y terror de los personajes al lector. NO APTO PARA CARDÍACOS.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
MaiteGil
 08 marzo 2019
Me ha gustado la forma de narrar del autor, con esas frases directas y concisas, alternando entre pasado y presente para presentarnos la historia completa. Poco a poco se te van despejando las dudas de lo que está sucediendo, pero se abren otras incógnitas.

La novela me ha gustado y aunque creo que habría disfrutado más leyendo a mi manera y no por tandas programadas, ha sido una buena lectura. El no saber que estaba pasando, y que se nos diese la información con cuenta gotas, hizo que me devorase los capítulos y que estuviese totalmente enganchada y atrapada por la narración.

Aunque vi la película antes, muchas cosas cambiaban, así que tampoco me importaba saber más o menos lo que iba a pasar.

Enlace: https://entrelectoresylibros..
Comentar  Me gusta         40
Lit
 01 marzo 2019
En este libro, la humanidad se enfrenta a un problema totalmente nuevo y al que parece imposible ponerle freno. La gente está enloqueciendo y quitándose la vida y todo apunta a que las muertes se deben a “algo” que han visto. Las únicas medidas que pueden tomar los supervivientes es encerrarse en casa y vendarse los ojos cada vez que se ven obligados a salir al exterior. Tenemos a Malorie como única voz a través de las dos líneas temporales: en el pasado, cuando sabremos como empezó todo y como ella consiguió sobrevivir y en el presente, cuando no sabemos cómo ni por qué, Malorie está completamente sola con dos niños de cuatro años y se dispone a iniciar un viaje suicida por el río en busca de ayuda.

Dentro de los libros de terror, A ciegas vendría siendo un cruce entre distopía y libro apocalíptico y en este tipo de historias suelo esperar a que se me de alguna explicación para todo lo que ocurre, aunque admito que en este caso el libro de Malerman funciona precisamente por no darlas. Lo único que sabemos es que no podemos abrir los ojos en el exterior, pero tampoco sabemos exactamente qué forma tiene aquello de lo que tenemos que escondernos o si tiene forma siquiera. Esto incrementa enormemente la sensación de desesperanza pues te das cuenta de que en cualquier momento todo se puede ir al traste por algo tan simple como retirar las mantas de las ventanas o que se te caiga la venda de los ojos en el exterior.

Supongo que por culpa de tanto libro de zombis también espero que todo se vaya al garete en un visto y no visto, pero, aunque pueda parecer que todo ocurre de hoy para mañana, sabemos por Malorie que hace unas semanas que se empezaron a dar "accidentes" en la otra punta del mundo hasta que saltan a Canadá y de golpe y porrazo ya no parecen algo ajeno a ella si no que están en su ciudad, en su calle, en su propia casa.

Esta historia tiene muchos puntos a favor siendo el más importante de ellos la sensación constante de ceguera, el no saber nunca lo que ocurre a pesar de que Malorie nos relata todo lo que escucha. Si algo nos demuestra este libro es hasta que punto estamos desamparados si nos privan de la nuestro sentido estrella, ese al que estamos habituados a que nos de toda la información, porque la sensación de no saber qué está ocurriendo es constante a lo largo de todo el libro, cuando Malorie nos va contando todo lo que ella oye y a qué lo asocia, pudiendo acertar o no.

Más puntos a favor serían los capítulos cortos, la combinación entre las dos tramas temporales en las que el autor consigue no solo mantener la tensión, si no que la va incrementando poco a poco hasta alcanzar un punto álgido, sobre todo en lo que a la trama del pasado se refiere. La relación de Malorie con los dos niños también es algo que nos tendrá en ascuas a lo largo de toda la historia: la frialdad con que los trata, dándoles una orden tras otra, entrenándolos para que sean capaces de escuchar hasta el más mínimo detalle a su alrededor y, lo más chocante, ni siquiera les ha puesto nombre, simplemente son niño y niña.

Sin embargo, no todo es positivo en esta historia y se nos plantea una importante cuestión: los seres humanos estamos acostumbrados a vivir el mundo a través de los ojos y todos hemos escuchado alguna vez que, en caso de ceguera, el resto de sentidos se magnifican y en este libro vemos como Malorie ha entrenado a los dos niños para que escuchen el más mínimo detalle, pero ¿realmente es posible llegar a los niveles que nos relata el libro? ¿Que el niño sea capaz de distinguir que Malorie se ha golpeado los dientes mientras estaba en otra habitación? En relación a esto, hay ciertas partes que no dejan de sonar surrealistas, por más que los niños hayan entrenado el oído.

Aunque Malorie es la protagonista principal, tenemos un elenco de secundarios nada desdeñable, no en vano ella consigue refugio en una casa ya habitada y ese es otro de los grandes misterios del libro: ¿qué ha ocurrido para que casi cinco años después se encuentre sola con los dos niños?

Como protagonista, Malorie no me ha disgustado. Pasado el mal trago del inicio y una vez habituada a la nueva situación, demuestra ser una buena superviviente, llegando a plantearse soluciones que nos revolverán el estómago y siendo tan dura con los niños porque cree que es lo mejor para todos. No compartí muchas de sus decisiones y actos, pero puedo entenderlos dentro del mundo que nos plantea el autor.

En la película se han realizado varios cambios y, aunque no es un peliculón, a mí me resultó bastante entretenida. Agradezco enormemente que hayan decidido omitir ciertas partes relacionadas con animales pues si "escucharlas" en el libro ya fue duro, se que hubiera sido incapaz de verlas directamente, pero prefiero mil veces el final que el autor le da a la trama del pasado en el libro, es más impactante, más creepy aunque también está relacionado directamente con el mayor vacío en la historia e imagino que por eso decidieron cambiarlo. También eché de menos una escena del libro que consiguió ponerme los pelos como escarpias, pero volvemos a lo mismo que con los animales, al ser más visual toda la escena cambia y probablemente no habría tenido el mismo resultado.

Leí A ciegas por primera vez en 2015 y, aunque esta vez le he encontrado más fallos a la historia, sigo pensando que es un libro entretenido, con una historia interesante y que merece la pena. No será el libro de vuestras vidas, pero os hará pasar un rato entretenido.
Enlace: http://pajaraslectoras.blogs..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
sydiz
 27 febrero 2019
El mundo que conocemos ha desaparecido. Malori es una mujer sola con dos niños en un mundo en el que el simple hecho de abrir los ojos puede suponer la muerte. Confiando en sus otros sentidos, Malori debe lograr que tanto ella como sus hijos lleguen sanos y salvos al final de un viaje lleno de peligros.



En A ciegas conviven dos líneas temporales. En una se narra el viaje de Malori con los niños, como abandona su casa, comienzan su travesía por el río y todos los peligros que allí encuentran y las dudas que le surgen. La otra cuenta el comienzo de este extraño apocalipsis y como la población se va dando cuenta de que hay algo ahí fuera cuya visión provoca que la gente ataque salvajemente a los demás y se suicide.



Poco a poco estas dos líneas se van fusionando y en una encontramos explicaciones para preguntas que la otra plantea como a dónde va Malorie, por qué está sola con los niños, por qué siempre salen con los ojos vendados y viven con las ventanas tapiadas, etc. Además, también sirve para comprobar cómo con los años Malorie se ha ido fortaleciendo y haciéndose más dura para poder sobrevivir.



Lo cierto es que el hecho de no saber a ciencia cierta a qué se enfrentan es el mayor acierto de Josh Malerman a la hora de escribir esta novela. El libro está contado desde el punto de vista de Malorie y al tener esta los ojos cerrados todo nos llega a través de otros sentidos a los que solemos darle menos importancia. Malorie siente que hay alguien cerca, Malorie oye algo aunque no sabe exactamente a qué distancia, Malorie cree que alguien los está siguiendo... todo eso hace que te inquietes mucho más de lo que lo harías si te explicaran al completo que es lo que está pasando.



En cuanto a los puntos negativos, tengo que decir que el final me ha parecido un poco precipitado. Me dejó con la sensación de que podría haber seguido unas cien páginas más contando la historia de esta madre y sus hijos de una forma un poco más pormenorizada. No es un mal final, pero tampoco me ha convencido del todo.



Lo que sí que no me ha convencido en absoluto son algunos elementos y situaciones que el autor introduce en la historia y que resultan muy poco creíbles. Es una lástima, porque todo lo demás hace de A ciegas una buena lectura, bastante diferente y especial y, debido a esto, se queda más bien en una novela entretenida que te hace pasar un buen rato absorta en la lectura.



A ciegas es un libro bastante corto que se lee muy rápido y que consigue enseguida despertar el interés del lector. No es un libro que de miedo, pero la historia sí puede resultar inquietante en ciertos momentos. Toda la novela juega con esa sensación que se tiene a veces de que hay alguien detrás tuya o de que alguien te vigila cuando sabes que estás sola.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Lausierra21
 03 febrero 2019
Vale, me ha encantado y horrorizado. Me ha dejado muchos sentimientos, sin duda ha sido una gran lectura.

La pluma del autor es ligera, atrapante ¡asombrosa! En varias ocasiones se me pusieron los velos de punta.

El libro es completamente diferente a la película (obviamente) y ya les recomiendo leerla. Para mí, el libro ha sido mucho más emocionante y aterrador.

Una trama atrapante con un narrador omnisciente, que cuenta con unos personajes completos con los que puede conectar sin ningún problema...

Tiene capítulos cortos y se lee muy rápido.
Recomendado.
Comentar  Me gusta         00
Maresminombre
 30 enero 2019
¡Ay! ¡Qué mal lo he pasado! He estado en tensión toda la novela. Tiene dos líneas temporales, pero ninguna de ellas te da un respiro. Muy interesante. Me hubiera gustado saber algunas cosas (que no puedo mencionar para no dar detalles de la trama) pero que no tengan una explicación conocida no desmerece para nada la historia. Ahora a ver la película. Por cierto, me gusta más el título en inglés ¿Por qué los cambiarán al traducirlos?
Comentar  Me gusta         10
Bitacora_de_sofi
 26 enero 2019
"Bird box" es el libro en que esta basado la película de netflix que ya todxs conocemos. Si bien la adaptación a muchxs no les gusto para nada les diría que lean el libro porque es muy bueno y vale la pena leerlo.
Josh Malerman nos cuenta esta historia en dos lineas temporales lo cual esta bastante bueno y podes llegar a entender mas de la historia.
Mallorie es una joven embarazada cuando empieza todo el caos en el mundo donde las personas se vuelven "locas" provocando que se maten a ellxs o a otrxs. Esto pasa debido a que hay algo en el ambiente (como un virus) que entra por los ojos, por lo cual todxs deberian vendarse los ojos.
En estas dos lineas temporales tenemos El pasado, que seria el comienzo de todo con la protgonista embarazada, y el presente con Mallorie y sus dos hijes tratando de sobrevivir en este nuevo mundo.

La verdad es que me gusto bastante, ya de por si la pelicula me habia gustado. Me hizo acordar mucho a la pelicula " El final de los tiempos" donde maso menos pasaba algo parecido. Se me hizo una lectura bastante ligera por la manera en la que esta narrado y ademas congenias bastante rápido con Mallorie. El libro te mantiene alerta y en suspenso practicamente toda le lectura lo cual esta muy bueno.
Lo recomiendo muchisimo para leer algo diferente (Pronto reseña en mi instagram: @Bitacoradesofi)
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00


Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




Test Ver más

¿En dónde pasó? Test sobre la novela de terror

Drácula, Bram Stoker

Transilvania
Dardanelos
Budapest

12 preguntas
77 lectores participarón
Thèmes : terror , novela , horror , misterioCrear un test sobre este libro
{* *}