InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
ISBN : 1709380993
Editorial: Independently published (18/11/2019)

Calificación promedio : 4.04/5 (sobre 14 calificaciones)
Resumen:
Sinopsis:

Tras muchos años deseando conocer Cuba, Alicia, acompañada de su hija, viaja a La Habana de vacaciones. Allí conoce a Yodiel, un joven de quien no puede evitar enamorarse.

Pese a los tópicos que rodean este tipo de relaciones, Alicia le da una oportunidad, pero a la vez, como si de una detective se tratase, decide investigar por su cuenta. ¿Quién es él realmente? ¿La quiere de verdad? ¿Qué hace cuando ella no está?

>Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libroBookshop ORG
Críticas, Reseñas y Opiniones (14) Ver más Añadir una crítica
Inquilinas_Netherfield
 14 agosto 2020
Hace unos meses os traje Amores contra el tiempo, libro de no ficción publicado en 2018 donde la periodista Dolores Conquero recopilaba diversos romances de muy diversas épocas con un denominador común: que, en la pareja, la mujer era bastante mayor que el hombre. El año pasado la autora decidió autopublicar Soñé en La Habana, historia en la que se repite la misma tónica de diferencia de edad entre la mujer y el hombre protagonistas aunque ya desde un punto de vista novelado, con el telón de fondo de la Habana y el aliciente de explorar la realidad que se esconde detrás de las relaciones sentimentales que establecen turistas de todo el mundo con ciudadanos cubanos cuando acuden de visita a la isla.
La historia comienza con Alicia de turismo en Cuba acompañada de su hija. La última noche en La Habana antes de volar a España se va a pasear sola y conoce a Yodiel, un cubano mucho más joven que ella, muy pobre pero también muy atractivo que le hace sentir cosas que hacía mucho tiempo que no sentía. Y cuando ya está de vuelta en Madrid, Alicia lo tiene claro: va a luchar por esa relación cueste lo que cueste y opine lo que opine la gente. Es entonces cuando comienza una vida alternativa a su rutina habitual, esa en la que absorbe todo lo que puede sobre Cuba, ya sean libros, música o cine, al tiempo que mantiene contacto con Yodiel ya sea por teléfono o, sobre todo, por email, y planea sus viajes (varios a lo largo de la novela) de vuelta a la isla mientras lleva las maletas cargadas de regalos y de ilusiones. Pero Alicia no es una ingenua: está enamorada de Yodiel, Yodiel le dice que está enamoradísimo de ella, pero también sabe lo que se cuenta sobre estos cubanos que solo están por interés con las turistas y no baja la guardia en ningún momento, atenta a cualquier detalle que le dé pistas en uno u otro sentido.
Soñé en La Habana es ante todo un libro sobre el camino que recorre la propia Alicia, una mujer que acaba de salir de un divorcio, que ya tiene una hija adolescente, y que vive una vida rutinaria en Madrid que salta por los aires cuando no solo se enamora de Yodiel, sino también de Cuba. Allí es ella misma, no tiene que guardar las apariencias, no tiene que estar pendiente de si alguien conocido le ve hacer algo inapropiado, no tiene una imagen que conservar en formol. Soñé en La Habana es uno y mil viajes a Cuba (la que visita el turista y la que solo conoce y disfruta quien de verdad quiere adentrarse en ella), pero también es el viaje de Alicia hacia el descubrimiento de su propio yo, ese que perdió en el camino del matrimonio, la maternidad, la profesión y la vida marcada con regleta. Alicia se descubre (y se nos descubre) mientras pasea por Cuba, nos habla como Cuba y nos muestra todas las caras de Cuba, que son unas cuantas (y además yo creo que se nota que la autora conoce muy bien el país, sus gentes, su forma de hablar...). A mi parecer el amor en esta historia tiene muchas vertientes y va más allá de la relación entre Alicia y Yodiel, tal y como se demuestra con el avanzar de las páginas.
Pero Soñé en La Habana es también una novela de misterio, porque desde el momento en que Alicia conoce a Yodiel, tanto la protagonista como el propio lector se preguntan qué hay de cierto en los sentimientos que tan profusamente prodiga y expresa el cubano. ¿Está de verdad tan enamorado de Alicia como dice o solo quiere aprovecharse de ella? ¿Es un jinetero aunque no lo parezca (cubano que vive de los turistas, no del turismo... a buen entendedor...), o Alicia hace mal en desconfiar y tener siempre abierta la ventana a esa posibilidad? Alicia bucea y bucea en internet buscando las experiencias de otras mujeres que, como ella, han pasado por este trance, y las perspectivas son bastante desoladoras. Aun así viaja a Cuba cada pocos meses, disfruta de cada minuto que pasa con Yodiel (y con su gente cuando se tercia), pero está atenta a cada comentario, a cada respuesta, a cada cosa que observa... Ama, disfruta, se siente viva y libre, pero también tiene muy claro que a ella no se la van a dar con queso, y esa dicotomía, ese tirarse a la piscina feliz y sin prejuicios pero sin soltar el flotador, marca todo el compás de la historia dándole una pátina de suspense que yo creo que le da el contrapunto ideal y necesario a la crónica de autodescubrimiento de la protagonista.
Alicia como narradora no da pie a falsas conjeturas ni intimismos introspectivos que se pierden en divagaciones. Es clara y directa como una flecha, sin ambigüedades ni falsos pudores. Te dice en todo momento lo que se le pasa por la cabeza, ya sea paseando por el Malecón o teniendo relaciones sexuales con Yodiel. Tira en algunos momentos de humor e ironía sutil y sus dudas, sus momentos de felicidad, sus incursiones investigadoras o la impresión inmediata que le causa cualquier situación son narrados sin intentar mangonear ni manipular emocionalmente al lector. Simplemente quiere contar su viaje por esta montaña rusa que supone Yodiel y quiere que le acompañes, y más que marcar distancias yo diría que es la narración de quien cuenta algo que pasó hace tiempo, algo que tiene más que asumido y controlado y que ya puede verbalizar sin que las emociones se interpongan en su camino. Algo en plan siéntate que te voy a contar lo que pasó, sin guardarme nada dentro, abierta en canal pero con la serenidad y el aplomo que dan el paso del tiempo. Y eso hace.
Como nota curiosa, me ha parecido muy interesante cómo juega la autora con la identidad de la protagonista de su novela. Leyendo lo que cuenta Alicia sobre sí misma a lo largo de toda la historia da la sensación (en muchas, muchas ocasiones) de que es un alter ego de la propia Dolores Conquero, a lo que se suma que en el prólogo de Amores contra el tiempo ella misma confesaba que el interés por las relaciones sentimentales donde una mujer es mayor que el hombre nació precisamente de una relación que ella misma tuvo con un hombre más joven (no da más detalles salvo que fue una historia preciosa que terminó por diversas circunstancias). Así que al lector no le queda otra que preguntarse si esta novela tiene tintes autobiográficos y, si los tiene, qué aspectos podrían estar basados en hechos reales y cuáles serían puramente ficticios... en definitiva, el lector (yo, al menos... tampoco voy a generalizar, que lo mismo tengo imaginación de más xD) se pregunta el motivo por el cual muchas veces persiste la sensación de que estamos leyendo sobre Dolores en boca de Alicia. Lo dicho, interesante, inteligente y muy bien planteado por parte de de la autora, sea todo totalmente ficticio o no, sea un juego literario planteado por la autora o no. A mí personalmente me ha gustado mucho este aspecto de la novela, le da un toque de misterio extra al de la historia propiamente dicha.
Creo que la peculiaridad de una novela como Soñé en La Habana es que probablemente nunca sea lo que el lector espera encontrar al abrir sus páginas. Da igual lo que se intente explicar sobre ella que seguirá siendo una sorpresa ya no solo por el contenido en sí mismo, sino por la forma de contarlo y por la visión que da sobre el tema que aborda. Un libro muy valiente por parte de Dolores Conquero sobre un tema que dudo se haya tratado en profundidad (y cantidad) en la literatura.

Enlace: https://inquilinasnetherfiel..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         50
laurass89
 18 abril 2020
Todo comienza con un viaje
En él, Clara y su madre, Alicia, va a visitar por fin Cuba, el país que tiene enamorada a su madre desde siempre. Su cine, su música, fluye por las venas de Alicia que baila sola en casa, pero que quiere sentir ese encanto en directo. Sin embargo, el viaje no es como esperaba, quizá hasta un poco falso, todo está dividido en turistas y nativos, e incluso entre nativos blancos y nativos negros. No es La Habana que soñó, pero es La Habana. En su última noche en la capital antes de volver a Madrid, Alicia conoce a Jodiel, un joven (¿quizá demasiado joven?) cubano negro del que se enamora perdidamente.
Así comienza la novela y ya os podréis imaginar cómo continúa. Sin embargo, y por favor, no vamos a caer en el tópico de «se veía venir». La complicación de la novela va mucho más allá de mujer con más años que se enamora de «jovencito» (¿y esto qué más da os pregunto a vosotros, lectores?), porque con mucha probabilidad ambos estén enamorados y la historia no termine tan rápido como imaginamos.
Esta es una de las bazas con las que juega Dolores Conquero a lo largo de toda la historia, sabe conjugar la tensión de lo que queremos que pase, con lo que creemos que sabemos que va a pasar y con lo que pasa finalmente. La vida no es tal fácil como blanco o negro, y esta expresión nos viene al pelo, como irá descubriendo poco a poco nuestra protagonista en sus diferentes viajes a la isla.
1. El amor
Una de las cosas que creo que primero llama la atención de la obra es la relación que se establece entre Alicia y Jodiel, una relación que aún hoy en la España de 2020 se vería con prejuicios. Alicia una mujer madura, divorciada, con una hija ya crecida, Jodiel un veinteañero sin oficio ni beneficio que vive en las calles del Malecón de la Habana.
Desgraciadamente, que nos planteen esta relación pone sobre la mesa ciertas reacciones incómodas de nuestra sociedad: una mujer mayor no puede estar con un hombre más joven porque clarísimamente él se está aprovechando de ella; además es pobre, mayor motivo; extranjero, quiere que lo saque del país, seguro; y negro, le va a poner los cuernos, seguro.
La novela tratará todos estos planteamientos con una sinceridad aplastante, ya que no tratará de negar estos comportamientos, pero nos explicará que no todo es una cosa o la otra, que pueden existir relaciones en las que todo salga bien y, desde luego, que la causa y el efecto son claves para entender el comportamiento humano. Y finalmente nos dará una conclusión después de una investigación exhaustiva en cuanto la realidad del amor en estos términos.
2. El contexto
Y es una de las cosas en las que más va a incidir el libro, tanto en el de Alicia como en el de Jodiel. Si no quisiéramos ver la novela como una novela de amor, podríamos verla como un estudio bastante detallado de la realidad de esa Cuba que los turistas no ven.
Es cierto que yo no he estado en Cuba nunca, pero todos los que conozco que han estado, primero, han estado en Cuba post-Fidel y, o han vivido el turismo de cayos (el vacacional), o han conocido esa Cuba «falsa». Y todos incidían en esa idea, era una Cuba casi montada para ellos, y es que las miserias no venden para los turistas y hay determinadas costumbres que también se sabe que no nos sientan muy bien: machismo, homofobia, racismo, etc.
En la novela esta Cuba se desarrolla muy bien y podemos ir descubriéndola en el desencanto que poco a poco Alicia siente por lo que va conociendo. Su amor por Jodiel sigue intacto, pero esa Cuba de cultura que ella conoce se ve deslucida por las miserias de cada día, de cada familia y por comportamientos francamente miserables.
Del sueño no se vive, pero sí se vuelve a vivir
No os cuento cómo avanza o como termina la historia entre Jodiel y Alicia, dos personajes por otra parte, tan realistas, que casi parecía que la novela era testimonio y no ficción. Las miserias están ahí, la vida en Cuba tiene un código muy diferente al occidental y Alicia aprende de él.
La novela me ha gustado porque creo que la historia nos enseña y mucho. No enseña que esta vida se vive y que lo que vives, sea lo duro que sea, te enseña para los próximos pasos. Además, la novela se lee en un suspiro, ya que Dolores consigue engancharnos gracias a una prosa que no esconde lo que opina y dice las cosas como son. A veces nos agobiaremos, claro que sí, porque cuando algo malo puede pasar, aunque no pase, nos angustia y como decía al principio esa tensión nuestra autora la maneja muy bien. Vente, anda, vámonos a La Habana.

Enlace: http://ellibroenelbolsillo.b..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
LEMB
 27 enero 2020
oñé en La Habana, según nos dicen, es la historia de un amor, que no una historia de amor; este matiz es importante para tomar consciencia de lo que te encuentras al comenzar a leer. Luego será la propia historia la que te lleve a descubrir cuál es el sentido al que conduce todo. Hay muchos tipos de historias en las que el amor está presente, dejando a un lado el género romántico tal como se entiende ahora: existen las novelas de encuentros, de reencuentros, de descubrimientos, de destino, de amistad, de familia, de búsqueda, de anhelo, de engaños, de sufrimiento, de mentiras, de dolor... y así creo que podría seguir. Lo siguiente es entender qué tipo de historia cuenta Dolores Conquero a través de las palabras y la experiencia de Alicia.
Tras un comienzo complicado, ajeno a esta lectura, me adentré en el libro con la incertidumbre de la propia trama, siendo consciente de lo que estaba leyendo: la ilusión de esta mujer madura frente a unas circunstancias en las que se ve abrumada por algo que le ocurre en La Habana; pero, aun teniendo eso claro, no sabía hacia dónde me llevaría todo. Creo que continué leyendo con la sensación de que me dirigía hacia algo malo, pero sin la seguridad de que era así, y con la pequeña esperanza de que no lo fuera. Me pregunto si esto es lo que ha buscado la autora al escribir la novela de esta manera o si, simplemente, le ha salido así.
Pocos personajes, escrito en primera persona y en pasado, y una narradora, y protagonista, que cuenta lo que le ocurrió y por qué tomó ciertas decisiones. Quizá se me hizo un poco pesado, o lento, el inicio, algo cuesta arriba, pero, al terminar de leerla, me di cuenta de que era necesario para llegar al disfrute total de esta historia.
Una vez que terminé el libro, me vino a la cabeza que me había enfrentado a una historia testimonial, donde hay un viaje que comienza con esa primera visita a La Habana, y lo que supone dicho viaje para Alicia y para su realidad como una mujer, divorciada, independiente y autónoma, que conoce a un chico mucho más joven el día antes de regresar a España y que se ve envuelta, voluntariamente, en algo que no se esperaba. A medida que avanza la historia vas siendo testigo de la evolución de ella, de cómo van cambiando sus sentimientos, de sus dudas, del mundo que la envuelve durante ese tiempo y de los pasos que se van dando a lo largo de la historia de ese amor.
Es una novela intimista sin llegar a tener la sensación de ser muy cercana, porque, para mí, Alicia es algo fría cuando nos cuenta su historia, sin querer darnos muchos detalles sentimentales. Además, al tener solo la visión de ella, todo está condicionado por lo que quiere y no quiere contarnos, y por cómo nos lo quiere contar.
Me he pasado toda la lectura intentando averiguar qué había de cierto en todo lo que Alicia vive. Es posible que sea lo mismo que siente la protagonista: esa incertidumbre, ese desvarío, esa sensación de deriva, y, en ese punto, la novela sí consigue que te acerques a Alicia y a sus pensamientos, pero esa falta de intensidad que yo he echado de menos hace que no me haya resultado fácil empatizar con ella, algo que yo suelo buscar en una novela de este tipo. No he sido capaz de ponerme en su lugar aunque sí que he comprendido sus dudas, sí que he entendido la situación y sí que he vivido esa intriga en la que envuelve todo su viaje, como viaje emocional y real. Yo, como lectora, veía algo que ella no veía, por la distancia que me permitió el libro y porque era más fácil para mí quitar los sentimientos de la ecuación y ver el resultado, como si tuviese mejor perspectiva que ella. Curioso es que lo que más he echado de menos, mi implicación, es lo que me ha permitido ver todo desde una posición más fría, más real y menos condicionada.
Creo que es un trabajo de sinceridad de una mujer compartiendo su experiencia, lo que convierte este texto en una especie de memorias, reales o ficticias, y en un testimonio de algo que se acerca a la verdad de las relaciones humanas y de lo que implican. Puede ser que la frialdad que le achaco a la narradora venga porque las memorias o autobiografías suelen ser así, algo distantes.
No sé si es la inclusión de Dolores Conquero en la ficción. Su anterior libro era un conjunto de historias reales, que me gustó muchísimo. Si es así, si ella tenía esa historia dentro y quería compartirla, quizá por experiencia personal o experiencia de alguien de su alrededor, creo que ha sabido concretar, ha sabido construir un testimonio muy real, veraz y lógico, aunque algo frío. Es verdad que, desde fuera, podríamos juzgar a Alicia, a sus decisiones, a sus porqués, a sus dudas, a sus actos, pero también es verdad que da la sensación de que a ella no le importa, no le afecta.
Para completar mi opinión sobre esta lectura, podría hablaros de la Habana, de sus calles, de sus gentes, de sus carreteras, incluso de sus sonidos, olores y sabores, porque una de cosas que Dolores consigue es acercarnos a esa realidad, sin dramatizar pero sin enmascarar; pero prefiero deciros que Soñé en La Habana desmitifica a la vez que explica, acerca, cuenta y, en mi caso, sorprende. No me ha quitado las ganas de visitar este país.

Enlace: https://millibrosenmibibliot..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Domiar
 13 febrero 2020
Soñé en La Habana, Dolores Conquero.
Hola a todos.
¿Cómo estáis?
Hoy vengo para traeros una duda con aires isleños. Se trata de la novela de Dolores Conquero "Soñé en La Habana". Es un libro auto editado en tapa blanda y que tiene 238 páginas que nos dejan una propuesta muy interesante.
Alicia siempre ha sentido debilidad por todo lo que tiene que ver con Cuba. Su música, su cine, su cultura, su gente. Tras un tiempo divorciada decide darse un capricho aprovechando que su economía se encuentra en buen estado y se va con su hija a conocer uno de sus sueños: Cuba.
Una vez en la isla se da cuenta de que no es un destino para ir acompañada de una adolescente. Decide perderse de vez en cuando y dejar a su hija viendo la televisión en su habitación de hotel, y es así, dando una vuelta para conocer La Habana real cuando conoce a Yodiel.
Yodiel es un joven de color sin oficio ni beneficio, mucho más joven que ella. al principio se deja acompañar por curiosidad, no sin advertirle previamente de que ella no es una turista rica y le deja muy claro que no tiene dinero, pese a ello, Yodiel no ceja en su empeño de conquistarla, y es así, en este sueño habanero donde para su propia sorpresa, Alicia se enamora perdidamente de Yodiel.
Junto con el amor aparecen las dudas, y Alicia no para de cuestionárselo todo una vez de vuelta en España. ¿La querrá Yodiel de verdad? ¿Es amor lo que siente por él? ¿Será una relación viable? ¿Quién es Yodiel realmente? y sobre todo y por encima de todo ¿Qué hace cuando ella no está?
Alicia comienza un verdadero trabajo de investigación sobre todo lo relacionado con Cuba, sus gentes, la realidad social tan dura que vive la isla, como consiguen salir muchos de sus habitantes del país y el importante papel que juegan en este caso los miles de turistas extranjeros que han vuelto con una pareja cubana. ¿Será este su caso? ¿Será amor de verdad?
Con esta premisa tan interesante Dolores Conquero nos mantiene durante todo el libro en una intensa duda en la que irás cambiando de opinión de forma continua. ¿Se aprovecha Yodiel de Alicia? ¿Es ella la que se aprovecha de un chico más joven y con menos experiencia o es por el contrario una verdadera historia de amor, dos seres que estaban destinados a encontrarse en ese punto de sus vidas?
Tengo que reconocer que la autora me ha mantenido pegado a la historia durante toda la novela, que he ido cambiando de opinión sin parar, dejándome llevar por el juego que nos propone Dolores. Que he regañado mentalmente a Alicia por creer en cuentos de hadas en algunos momentos, o he rezado (metafóricamente) para que le dé a Yodiel una oportunidad porque lo suyo es verdadero, en otros. Esto que en principio parece un planteamiento sencillo, no lo es. Dolores juega con maestría la carta de la incertidumbre, y te hace dudar de todas tus ideas preconcebidas. ¿Hasta que punto juegan los prejuicios en una relación?
La historia es muy original, la ambientación es muy buena y la trama se mantiene con fuerza, llevándote página tras página y en un mar de dudas hasta el final a través de capítulos breves que se leen con facilidad.
Quiero dar las gracias a Ana Kayena por esta divertida iniciativa #QuieroSerTuEscritorInvisible con la que algunos blogueros y autores comenzamos el año de la mejor manera posible.
SOÑÉ EN LA HABANA: OCHO Y MEDIO.
PD: Dentro de poco, antes de que nos demos cuenta, llegará de nuevo el verano ¿A quién no le apetece abrir las puertas a un amor cubano?
Enlace: http://readinginmyroom.blogs..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         50
Calaveritalee
 30 diciembre 2019
En esta novela, la autora vuelve a abordar el tema de las relaciones de pareja con diferencia de edad, pero en esta ocasión con el plus añadido de que una de las partes es de Cuba (con el ya consabido cliché de que los cubanos sólo quieren por el interés).
Alicia es la protagonista de esta historia de amor que te hace querer saber más..como a ella.
El libro me ha sacado de mi zona de confort, pero viniendo de Dolores Conquero ha sido todo un placer, por su manera de escribir: las descripciones de situaciones, personajes y paisajes, que hacen que formes parte de la novela; ya que la autora demuestra un profundo conocimiento del país, de su cultura, monumentos y gentes.
Voy a abordar ahora el tema de los personajes.
Alicia: es la protagonista y heroina de esta novela romántica moderna. Dentro de la prudencia que la caracteriza se deja llevar por el momento. Tiene una personalidad fuerte y sabe lo que quiere. Si bien parece que al principio va a la deriva pronto retoma el timón de su nave. Una mujer admirable que sabe sacar provecho de todas sus vivencias, tanto las buenas como las malas. En eso consiste la vida, en un continuo aprendizaje.
Yodiel es la otra parte, y contraria de esta novela. Personaje misterioso que poco a poco se da a conocer, pero más por lo que calla que por lo que dice.
Hay partes de la novela que están escritas de forma muy original. Es una actualización de la literatura epistolar. Viene a ser el cruce de mails entre varios protagonistas. Esa parte te sumerge aún más en la historia.
Es una lectura que me ha sorprendido mucho, siendo un estilo que no suelo leer, me ha dejado un buen sabor de boca. Lo recomiendo de todo corazón.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         50
Citas y frases (13) Ver más Añadir cita
LEMBLEMB24 enero 2020
¿Conocen a la escritora Patricia Highsmith? Una vez dijo en uno de sus libros, que había algo en ella que le hacía temer durante un segundo, cada vez que veía a un vigilante del metro, que se acercara a ella pensando que no había pagado, aunque lo hubiera hecho y llevara el billete en el bolsillo. Cuando lo leí me sentí plenamente identificada. De niña, sobre todo, hubiera sido capaz de decirle a cualquier mi filiación entera solo con que me lo hubiera pedido.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         30
LEMBLEMB24 enero 2020
La Habana tenía rincones hermosos, era verdad, y un colorido y unos coches de los años cincuenta que no se veían en ninguna otra parte del mundo. Nadie me había hablado, sin embargo, de la miseria que reinaba por muchas de sus calles, de que allí un turista era poco más que un euro con patas, de que guías y conductores de autobús a los que previamente se había pagado por una excursión pedían siempre propina para llegar a fin de mes. "Es Cuba", decían con una sonrisa.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         10
LEMBLEMB24 enero 2020
A veces me sorprendía preguntándome: ¿Quién ganará, mi mitad emocional o mi mitad racional? Otras, las menos, una frase cobraba forma en el punto más recóndito de mi cerebro: "Esta historia terminará. Solo quiero saber cómo".
Comentar  Me gusta         20
BajolapieldeunlectorBajolapieldeunlector27 febrero 2020
"Qué distinta era La Habana de como la había soñado. Cuantas reclamaciones pondría-si supiera donde hacerlo-a los silvios, pablos, fernandos pérez y titones que me habían llenado la cabeza de pájaros."
Comentar  Me gusta         20
islamilpalabrasislamilpalabras26 enero 2020
Primera lección: no des por hecho que los demás son como tú hasta que te lo demuestren
Comentar  Me gusta         40
otros libros clasificados: literatura de viajesVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libroBookshop ORG

Otros libros de Dolores Conquero (1)Ver más




Test Ver más

El amor en la literatura

El relato se extiende entre el romance trágico de dos jóvenes pertenecientes a sobresalientes familias enemigas de Verona, Italia.

La excelente y lamentable tragedia de Romeo y Julieta
La tragedia de Macbeth
La tragedia de Hamlet, príncipe de Dinamarca

10 preguntas
114 lectores participarón
Thèmes : romances , amorCrear un test sobre este libro
.. ..