InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 842043342X
Editorial: Alfaguara (12/04/2018)

Calificación promedio : 4.38/5 (sobre 21 calificaciones)
Resumen:
PREMIO CLARÍN 2017 En esta despiadada distopía -tan brutal como sutil, tan alegórica como realista-, Agustina Bazterrica inspira, con el poder explosivo de la ficción, sensaciones y debates de suma actualidad. La súbita aparición de un virus letal que ataca a los animales modifica de manera irreversible el mundo: desde las fieras hasta las mascotas deben ser sistemáticamente sacrificadas, y su carne ya no puede ser consumida. Los gobiernos enfrentan la situación... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (20) Ver más Añadir una crítica
bluesibylvane
 13 agosto 2019
Crudo, brutal y maravilloso.
“El ansia por la carne es peligrosa”
Cadáver Exquisito, Agustina Bazterrica
La historia nos presenta un futuro cercano, en donde un virus ha afectado a todos los animales del planeta, por lo que el contacto entre ellos y las personas ya no es posible. Lo que significa que, los animales ganaderos ya no pueden consumirse, y su lugar, lo ocupará la carne humana. En este escenario vamos a seguir a nuestro protagonista, Marcos Tejo, quien trabaja en un frigorífico donde se procesa esta nueva carne “especial”. Marcos odia su trabajo, pero debe seguir allí porque es bueno en lo que hace, le pagan bien y eso lo ayuda con los problemas familiares por los que está atravesando. Recientemente su mujer sufrió un aborto y, sumida en la pena, lo abandonó. Y a esto se suma, que debe ocuparse de su padre senil. La vida de Marcos cambiará cuando recibe como regalo una “cabeza de ganado” (humano), concretamente: una hembra…
.
Con esta premisa creo que está de más decir que no es un libro para cualquiera. Es crudo y roza lo macabro, impresiona y en más de una vez se necesita bajar el libro y respirar hondo, para procesar lo que se está leyendo.
Pero la destreza con la que la autora supo desarrollar esta historia provoca que sea imposible desinteresarse por ella, e incluso en los momentos en que no se está leyendo, uno sigue pensando en Marcos y en esta sociedad caníbal. La experiencia de lectura es completamente inmersiva y adictiva. No es un relato complejo de leer, ni con metáforas pretenciosas, el estilo de la pluma de la autora es sencillo y directo, lo que acompaña el tono general de crudeza que se maneja en el libro. Cada momento, cada escena y cada personaje está justo ahí por una razón y nada sobra.
.
La esencia de este libro creo que oscila en dos premisas: una es la clara crítica que se hace a la sociedad actual que consume carne; y la otra es el interrogante sobre qué es la humanidad? Que determina que seamos humanos? Que tanto se pueden justificar o perdonarse nuestras acciones para seguir siendo dignos de “ser humanos”?
Se nos presenta a una sociedad en donde el consumo de carne humana se ha reglamentado y normalizado, y es por demás interesante como se presenta esto en la novela. En más de un momento me invadió el horror y la desesperación frente a lo que se narraba, porque no podía concebir la naturalidad con la que se desenvolvian los personajes en dicho contexto. Y vuelvo a destacar el ingenio de la autora en el desarrollo de cada escena, porque nos relataba una situación y muy entre líneas incluía una frase que contradecía o entraba en conflicto con dicha escena, con lo que se hacía énfasis en lo descabellado de esas prácticas sociales. Para explicarme mejor, cito un fragmento del inicio (no es spoiler):
“Van a la zona de descanso de los peones. Están haciendo un costillar a la cruz. El Gringo le explica a Egmont que el costillar lo empezaron a preparar a las ocho de la mañana “para que la carne se deshaga en la boca”, pero que además, los muchachos están a punto de comer un crío. le aclara: “Es la carne más tierna que existe, poca, porque no pesa lo mismo que un novillo. Estamos festejando que uno fue padre”
A Marcos se lo presenta, por un lado, en contra de estas prácticas sociales, y a la vez, atravesando por situaciones y sentimientos de dolor y pesar por su familia perdida; lo cual le otorga mayor humanidad en comparación a otros personajes. Pero tal vez, también se nos muestre otra faceta del personaje que nos haga dudar si realmente es tan humano. Y esto es con lo que se juega constantemente en la novela y que nos lleva a cuestionarnos sobre cuál es la medida, la vara que mide la humanidad en las personas.
Se trata de una realidad en donde el canibalismo se ha normalizado, en donde a las “cabezas de ganado” se les ha quitado su carácter de personas reduciendolas a objetos y bienes muebles, en donde o se es comida o se es comensal. Y es esta última dualidad, en donde más de una vez se confunde quien es humano y quién es bestia. La novela nos presenta muchos momentos en los cuales estas “cabezas” se comportan como humanos, y otros en donde quienes se consideran “humanos” se comportan como bestias. Cito otro fragmento para ilustrar lo dicho:
“Mientras caminan para la salida pasan por el galpón de las preñadas. Algunas están en jaulas y otras están acostadas en mesas, sin brazos, ni piernas.
Él desvía la mirada. Sabe que en muchos criaderos se inhabilita a las que matan a los fetos golpeándose la panza contra los barrotes, dejando de comer, haciendo lo que sea para que ese bebé no nazca y muera en un frigorífico. Como si supieran, piensa”
Creo que ha quedado claro lo mucho que me impactó y fascinó esta lectura. Hace un mes que termine de leerla y aún sigo pensando en ella. Más que recomendada!
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
lecturas_60
 24 abril 2018
¿Comerías carne humana si la de ningún animal fuera comestible? ¿Pondrías un frigorífico para faenar personas si fuera un negocio multimillonario? Es más: ¿criarías seres humanos en tu casa sólo para consumo?
Un virus ataca a los animales, lo que impide comer su carne. Ni vacunos, ni cerdos, ni aves, ni ninguna otra especie animal se pueden consumir, sus carnes están enfermas, envenenadas. Hasta las mascotas deben evitarse, son una amenaza de muerte. Cunde el odio hacia cualquier animal.
Los gobiernos no tienen otra salida que legalizar el canibalismo. Y surgen los criaderos, los mataderos, los carniceros, los comerciantes y hasta los cotos de caza, de personas para consumo. Por fertilización y cría artificial, se reproducen seres humanos en jaulas, se los aísla y se les quitan las cuerdas vocales para impedir que griten o se comuniquen.
Pero, claro, el problema es encontrar a mujeres y hombres que estén dispuestos (y sean capaces) de realizar todas estas truculentas tareas. Los hay, claro que los hay…por dinero, por ambición, por necesidad…por morbo o brutalidad. No faltan entonces, los que quieren lucrar, los que quieren experimentar, los que quieren naturalizar la situación, los que ven en ella un designio divino. Por último están los que no pueden hacer otra cosa, como Marcos Tejo, el protagonista, empleado de un frigorífico que faena personas. Marcos necesita el dinero: tiene a su padre en un geriátrico muy caro, casi el único que puede atenderlo razonablemente bien. Además, Marcos está como anestesiado, solo. Su pequeño hijo murió de manera súbita y su esposa regresó a casa de la madre.
Se debate entre la obligación, el asco y la culpa, después de todo…ya alguien dijo hace tiempo que la Creación es sólo una cruel cadena alimentaria, pero así y todo...
¿Podrán la soledad y la repugnancia hacerle romper las reglas?
La autora de este libro distópico, Agustina Bazterrica (argentina, nacida en 1974) escribe muy bien y narra de tal forma que los lectores sentimos el horror, el miedo, la locura. Olfateamos el olor de la sangre, percibimos el espanto de cada cuchillada que degüella a una persona y que hace incisiones en la carne, para despedazarla en cortes comestibles.
El uso de la expresión “jaula” repetidas veces, nos muestra la esclavitud física y espiritual en que los seres humanos hacen vivir a otros seres humanos. Incluso dentro de esta pavorosa situación en que nos sumerge la autora, cabe destacar lo excelso de su prosa, donde, según relata, las palabras tienen peso, sirven de protección, son intercambio, consuelo, justificación, parecen tener cuerpo y vida propia. Creo que tal vez, la escritora hace hincapié en la palabra, porque es la que nos diferencia de los animales. Si a los humanos destinados a consumo se los separa en jaulas y se les impide el habla, ¿se vuelven animales?
No se nos dice el lugar exacto de los hechos, pero por los diálogos cabe suponer que ocurren en Argentina, en la época actual, aunque claro está, el canibalismo se vuelve costumbre mundial.
Una trama de terror, un personaje en busca de salvación entre tanta brutalidad y…un final inesperado, muy inesperado….
+ Leer más
Comentar  Me gusta         51
Yanina_Daniele
 04 junio 2018
Gracias a Masa Crítica, pude acercarme a este libro, lo primero que me impulsó a seleccionarlo como una posible lectura, fue sin lugar a dudas la sinopsis. La posibilidad de que en un futuro lejano (o quizás no tan lejano) la humanidad se vea en la encrucijada de consumir carne humana para sobrevivir, es algo que sin lugar a dudas llamó mi atención.
Cadáver exquisito nos presenta una distopia intensa, a raíz de un extraño virus, todos los animales han sido exterminados ya que transmitían una enfermedad mortal al hombre. Solo los pájaros siguen existiendo y su presencia causa temor y recelo.
Sin animales, no hay alimento, no hay carne y antes de que la población mundial muera de hambre y ante el surgimiento de actos violentos, lo que debería horrorizar al hombre, se convierte en algo legal, el canibalismo. Tal como lo dice Marcos Tejo, el protagonista de esta historia, las palabras se modifican, se adecuan a la sensibilidad humana, una sensibilidad hipócrita de una sociedad que trata de naturalizar el devorar a un semejante, solo que ya no lo ve como tal, solo ven un producto, un animal.
A través de esta distopia y con sumo detalle conoceremos un frigorífico, un matadero, donde la vida es arrebatada, y en donde el protagonista comprara por momentos el proceso actual con el de antaño, cuando quienes agonizaban dentro de esas paredes blancas eran los cerdos o las vacas. Todo esto que ocurre en el libro, nos invita a reflexionar sobre un tema actual y por el cual hay una gran controversia, el consumo de carne.
La narración es fluida, adictiva, las palabras resuenan como una poesía que nos narra los horrores que esta sociedad futurista está dispuesta a cometer por la supervivencia y como las antiguas motivaciones que siempre han existido en la raza humana, siguen siendo tan vigentes, como las ansias de poder, la crueldad y el dejarse llevar por el qué dirán.
El personaje de Marcos es quien nos transporta a este nuevo orden mundial, podemos ver las cosas desde su punto de vista, y más aún, ver la lucha interna entre los fantasmas del pasado y lo que se requiere para sobrevivir a una actualidad brutal. Esta asqueado de todo lo que le rodea, rechaza en lo que se ha convertido la humanidad, pero aún así es miembro activo de este nuevo orden, trabaja en el frigorífico, es más es el mejor en su campo de trabajo, excusa su comportamiento, en las circunstancias que lo rodean. Y sin embargo, llegamos a un punto en que sus acciones nos demuestran que quizás aún hay esperanzas para ese mundo, solo al llegar al final, sabremos si Marcos actuará como su conciencia dicta o si por el contrario, la sociedad que lo rodea lo habrá contaminado.
En cuanto a las sensaciones que este libro ha despertado en mí, por un lado antes de leerlo esperaba que fuera a provocarme un shock esa sociedad y su estilo de vida, las cosas que realizan y que me revolviera las entrañas pero no ha sido así. ¿La razón? Porque no hay mucha diferencia entre esa sociedad y la nuestra, está bien, no criamos humanos para el matadero, pero si lo hacemos con otras especies que pasan por el mismo proceso para llegar a nuestras mesas a diario y tal como en el mundo de Marcos, aquí también adornamos las cosas para que no nos cause rechazo, no tomamos conciencia de que lo que consumimos es un ser vivo, ni todo lo que sufre en el proceso. Más aún, no veo imposible que si un día la humanidad tuviera que atravesar una crisis así, no fuéramos a reaccionar de ese modo, de terminar naturalizando algo que hoy nos parece un horror.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         31
Edd62
 26 julio 2020
Escatológico. Escabroso. Tétrico. Aterrador.
Incomodo de leer, y sin embargo, adictivo, como una buena dosis de una mala droga . Toca fibras ( y temas ) que permanecen adormecidas, para estimular su sensibilidad produciendo un alucinante viaje por zonas del pensamiento que tal vez sería mejor permanecieran oscuras.
Y sin embargo están ahí, presentes y visibles, pero con un cristal diferente.
una Distopia fundamentada en una situación absolutamente actual, el manejo de los animales de consumo humano. Tras una epidemia. Que los vuelve mortales para el hombre, ocurre una “Transición “ que conlleva cambios, pero no de costumbres, solo de fuentes de subsistencia. Ahí están lo inquietante, en la descripción del manejo, que de humano tiene muy poco, y en el viraje al nuevo consumo ( nueva normalidad) que de humano tiene mucho.
Marcos Tejo, protagonista de la novela es una especie de facilitador de la transición y transacciones.lo es para la industria del consumo, lo es para el lector y lo es para enlazar las circunstancias previas y posteriores a la epidemia animal.
Lo hace mediante su memoria, y sus relaciones con su padre, su familia, sus clientes y compañeros. ..y por supuesto con Jazmín.
Una más que directa exposición de el inhumano trato que dispensa el hombre a los animales en muchos aspectos, y una llamada de atención a replantar el rumbo.
Todo ello oculto tras palabras y discursos que la sociedad a acuñado para silenciar el espanto que oculta su verdadero significado.
Transición, deshumanización, canibalismo.
Y si fuera hoy ? Y si fuera Yo ?
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Vane24
 22 enero 2020
Tenía muchas ganas de leer "cadáver exquisito", pero la verdad es que no me ha dejado muy buen sabor de boca, o no completamente. Pero vayamos por partes:
La historia es brutal, eso nadie lo puede negar. En un mundo en el que los animales de vuelven peligrosos, y en el que comer su carne, o que te muerdan te puede matar, la mayoría de los animales que conocemos dejan de existir. En su sustitución se empieza a comer lo que llaman "cabezas", que no dejan de ser más que personas. Una serie de personas que son criadas en granjas con ese fin, para comer, como nuestras actuales vacas o cerdos por ejemplo. Se las deja sin cuerdas vocales, para evitar gritos. También las hay de "raza" más pura, que son más caras, e incluso se pueden tener "cabezas" domésticas para ir comiendo "por partes" en casa. Posteriormente de la granja, van a lo que llaman frigoríficos, en dónde por un proceso muy concreto, se las aturde, se las mata, y se las desmiembra. En la carnicería encontramos bandejas con dedos, con pies, con lenguas... igual que ahora tenemos las alitas de pollo, los muslos y las pechugas.
También la curiosidad de que se hacen batidas de caza para cazar cabezas, algunas de pagan mejor que otras, e incluso gente "normal", con deudas, acepta intentar sobrevivir X días a las cacerías, a cambio de que si lo logran se les subsane la deuda. Si no lo logran... tenemos la típica foto con el trofeo de la caza y el posterior banquete.
Las semejanzas con el mundo actual con completas, pero la diferencia de que sean cuerpo humanos, ha provocado que se me pusiera la piel de gallina en más de un momento, e incluso de que me diese "repelús".
En este aspecto la historia es muy buena, junto con la relación del protagonista con las "cabezas" y su historia (el padre, la mujer, el hijo...) me ha parecido muy bien hilvanada y original. Muy muy buena la historia.
El otro aspecto de la historia, que no me ha dejado buen sabor de boca, es que me ha faltado acción. Quizá acostumbrada a los libros de zombis, pensaba en más muertes, más ataques, más diferente... pero lógicamente esta no es una historia de zombies. El ambiente es muy diferente y la base de la historia también, lo único igual es que se comen personas.
Eso sí, algo más de acción, de otro tipo (como la escena del camión que no diré más para no hacer spoiler), pues me hubiese gustado más, y me hubiese animado la lectura. Tal y como está ahora, es curiosa, entretenida, pero se me queda un poco plana. Quizá es que soy más de sangre para estas historias jejejeje.
No obstante, la recomiendo, ya que es muy diferente, y da un giro a la vida tal y como la conocemos, que merece la pena leer y pensar.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30

Las críticas de la prensa (2)
revistan06 enero 2020
"Cadáver exquisito", de Agustina Bazterrica, ya se publicó en nueve idiomas. Ganó el Premio Clarín Novela 2017.
Leer la crítica en el sitio web: revistan
revistan10 mayo 2019
Ganó el Premio Clarín Novela con una historia en la que se producen humanos industrialmente, para ser comidos. Este domingo habló con la brasileña Ana Paula Maia.
Leer la crítica en el sitio web: revistan
Citas y frases (7) Ver más Añadir cita
Edd62Edd6226 julio 2020
No le va a decir que un sacrificio, requiere del consentimiento del sacrificado. Ni le va a remarcar que todo tiene muerte, no solo ese plato
Comentar  Me gusta         30
Edd62Edd6226 julio 2020
El padre acarició a la madre en la mejilla y el siendo muy chico, sintió que eso era el amor.No podía ponerlo en palabras, no en ese momento, pero lo supo en el cuerpo, como cuando se reconoce algo verdadero
Comentar  Me gusta         00
Edd62Edd6226 julio 2020
Piensa que no hay manera que algo tan pequeño y hermoso haga daño. Piensa que ese colibrí es el espíritu del padre que se está despidiendo. Siente que la piedra se mueve en el pecho y se echa a llorar.
Comentar  Me gusta         00
lecturas_60lecturas_6024 abril 2018
Si tuviese que decir con sinceridad quién es, diría: Este es Marcos Tejo, un tipo al que se le murió un hijo y camina por la vida con un agujero en el pecho. Un tipo que está casado con una mujer rota. Se dedica a faenar humanos porque tiene que mantener a un padre demente que está encerrado en un geriátrico y que no lo reconoce.
Comentar  Me gusta         00
lecturas_60lecturas_6024 abril 2018
Recuerda cómo se quemaron las esculturas de San Francisco de Asís, cómo retiraron de los pesebres al burro, a las ovejas, a los perros, a los camellos, cómo destruyeron las esculturas de los lobos marinos de Mar del Plata.
Comentar  Me gusta         00
Video de Agustina Bazterrica (1) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Agustina Bazterrica
Diecinueve garras y un pájaro oscuro es el nuevo libro de Agustina Bazterrica. Conocé más en este link https://leer.com.ar/3jg7Ljl
otros libros clasificados: novela de ficciónVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




Test Ver más

El juego de los títulos

Lleva un nombre femenino que se ha convertido en símbolo de la adolescencia y la picardía

Enma (Falubert)
Lolita (Nabokov)
Eva (Pérez Reverte)

12 preguntas
148 lectores participarón
Crear un test sobre este libro
{* *} .. ..