InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 842043342X
Editorial: Alfaguara (12/04/2018)

Calificación promedio : 4.36/5 (sobre 7 calificaciones)
Resumen:
PREMIO CLARÍN 2017 En esta despiadada distopía -tan brutal como sutil, tan alegórica como realista-, Agustina Bazterrica inspira, con el poder explosivo de la ficción, sensaciones y debates de suma actualidad. La súbita aparición de un virus letal que ataca a los animales modifica de manera irreversible el mundo: desde las fieras hasta las mascotas deben ser sistemáticamente sacrificadas, y su carne ya no puede ser consumida. Los gobiernos enfrentan la situación... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (10) Ver más Añadir una crítica
Ferrer
 08 junio 2019
Agustina María Bazterrica (Buenos Aires, 1974) se ha dado a conocer con el Premio Clarín 2017 por su novela distópica “Cadáver exquisito” (Alfaguara, 2018), donde los hombres cambian el consumo de la carne animal por la carne humana a causa de un virus venenoso. Es la legitimación del canibalismo, sin eufemismos, con naturalidad.
Lectora (Saer, Kafka, Bernhard) y escritora desde joven, fue el contacto personal con Bioy quien le dio el impulso definitivo a Bazterrica para desarrollar su talento como escritora y el citado Premio Clarín la ha convertido en una narradora pública con resonancia internacional. El origen del argumento de su novela viene de la profesión de su hermano Gonzalo, chef de comida orgánica y vegano.
Para la autora argentina, la escritura es una vocación y una pasión, un intenso año y medio duró la redacción de la novela, cuyo título refiere a adivinar el gusto que tiene la carne de un ser humano con nombre y apellidos. En la novela, la carne humana tiene un procesado idéntico al de la carne animal y se clasifica según la etnia y la edad. Los hombres son criados como reses, porque la demanda de carne no cesa y la industria tiene que seguir engordando sus cuentas.
Marcos Tejo, que empezó a llamarse Julián en el proceso de escritura, trabaja con carne humana en el frigorífico Krieg y recibe como obsequio una hembra original, un preciado ejemplar denominado Jazmín que puede albergar en casa para su engorde. Este hombre gris, con la muerte de su bebé horadando su interior, la distancia con su mujer nublando su mente y con la enfermedad de su padre inquietando su cotidianeidad, es el protagonista de una historia no exenta de crítica social, de crueldad, de dolor, de sombría angustia, con unos personajes bien perfilados, con una dosis justa de sexo y con el ánimo de que el hombre no sea indiferente al hombre.
Con un medido uso de la fluidez imaginativa y un estilo ágil sin predominio de la subjetivación, Bazterrica mantiene el pulso narrativo sin desmayos, por lo que estamos ante una metáfora de la realidad que potencia los rasgos de su naturaleza. Su literatura indaga en esa tortuosa realidad del mundo, que es la misma que asfixia a Trejo hasta que impulsivamente comete un acto, irreflexivo, inesperado. Un acto que le aproxima a su pasado, pero que condiciona su futuro, aunque, sobre todo, le reconcilia con su interior, le alivia del peso de la piedra que oprime su pecho. Solo ese deseado futuro le da sentido a su desquiciado presente, que avanza como la lava. Hay un evidente contraste entre la ternura que alberga su corazón y la violencia irracional imperante en las esquinas, que ha madurado al compás de la escalofriante legitimación del canibalismo. Entre momentos de tensión, de ilusión, de angustia, entre la prolífica exhibición de miserias del ser humano, el lector avanza hacia un final intenso, inesperado, incisivo y no se arrepentirá de haber empleado el tiempo en esta novela, que va a sacudir su interior.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Yanina_Daniele
 04 junio 2018
Gracias a Masa Crítica, pude acercarme a este libro, lo primero que me impulsó a seleccionarlo como una posible lectura, fue sin lugar a dudas la sinopsis. La posibilidad de que en un futuro lejano (o quizás no tan lejano) la humanidad se vea en la encrucijada de consumir carne humana para sobrevivir, es algo que sin lugar a dudas llamó mi atención.
Cadáver exquisito nos presenta una distopia intensa, a raíz de un extraño virus, todos los animales han sido exterminados ya que transmitían una enfermedad mortal al hombre. Solo los pájaros siguen existiendo y su presencia causa temor y recelo.
Sin animales, no hay alimento, no hay carne y antes de que la población mundial muera de hambre y ante el surgimiento de actos violentos, lo que debería horrorizar al hombre, se convierte en algo legal, el canibalismo. Tal como lo dice Marcos Tejo, el protagonista de esta historia, las palabras se modifican, se adecuan a la sensibilidad humana, una sensibilidad hipócrita de una sociedad que trata de naturalizar el devorar a un semejante, solo que ya no lo ve como tal, solo ven un producto, un animal.
A través de esta distopia y con sumo detalle conoceremos un frigorífico, un matadero, donde la vida es arrebatada, y en donde el protagonista comprara por momentos el proceso actual con el de antaño, cuando quienes agonizaban dentro de esas paredes blancas eran los cerdos o las vacas. Todo esto que ocurre en el libro, nos invita a reflexionar sobre un tema actual y por el cual hay una gran controversia, el consumo de carne.
La narración es fluida, adictiva, las palabras resuenan como una poesía que nos narra los horrores que esta sociedad futurista está dispuesta a cometer por la supervivencia y como las antiguas motivaciones que siempre han existido en la raza humana, siguen siendo tan vigentes, como las ansias de poder, la crueldad y el dejarse llevar por el qué dirán.
El personaje de Marcos es quien nos transporta a este nuevo orden mundial, podemos ver las cosas desde su punto de vista, y más aún, ver la lucha interna entre los fantasmas del pasado y lo que se requiere para sobrevivir a una actualidad brutal. Esta asqueado de todo lo que le rodea, rechaza en lo que se ha convertido la humanidad, pero aún así es miembro activo de este nuevo orden, trabaja en el frigorífico, es más es el mejor en su campo de trabajo, excusa su comportamiento, en las circunstancias que lo rodean. Y sin embargo, llegamos a un punto en que sus acciones nos demuestran que quizás aún hay esperanzas para ese mundo, solo al llegar al final, sabremos si Marcos actuará como su conciencia dicta o si por el contrario, la sociedad que lo rodea lo habrá contaminado.
En cuanto a las sensaciones que este libro ha despertado en mí, por un lado antes de leerlo esperaba que fuera a provocarme un shock esa sociedad y su estilo de vida, las cosas que realizan y que me revolviera las entrañas pero no ha sido así. ¿La razón? Porque no hay mucha diferencia entre esa sociedad y la nuestra, está bien, no criamos humanos para el matadero, pero si lo hacemos con otras especies que pasan por el mismo proceso para llegar a nuestras mesas a diario y tal como en el mundo de Marcos, aquí también adornamos las cosas para que no nos cause rechazo, no tomamos conciencia de que lo que consumimos es un ser vivo, ni todo lo que sufre en el proceso. Más aún, no veo imposible que si un día la humanidad tuviera que atravesar una crisis así, no fuéramos a reaccionar de ese modo, de terminar naturalizando algo que hoy nos parece un horror.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         31
lecturas_60
 24 abril 2018
¿Comerías carne humana si la de ningún animal fuera comestible? ¿Pondrías un frigorífico para faenar personas si fuera un negocio multimillonario? Es más: ¿criarías seres humanos en tu casa sólo para consumo?
Un virus ataca a los animales, lo que impide comer su carne. Ni vacunos, ni cerdos, ni aves, ni ninguna otra especie animal se pueden consumir, sus carnes están enfermas, envenenadas. Hasta las mascotas deben evitarse, son una amenaza de muerte. Cunde el odio hacia cualquier animal.
Los gobiernos no tienen otra salida que legalizar el canibalismo. Y surgen los criaderos, los mataderos, los carniceros, los comerciantes y hasta los cotos de caza, de personas para consumo. Por fertilización y cría artificial, se reproducen seres humanos en jaulas, se los aísla y se les quitan las cuerdas vocales para impedir que griten o se comuniquen.
Pero, claro, el problema es encontrar a mujeres y hombres que estén dispuestos (y sean capaces) de realizar todas estas truculentas tareas. Los hay, claro que los hay…por dinero, por ambición, por necesidad…por morbo o brutalidad. No faltan entonces, los que quieren lucrar, los que quieren experimentar, los que quieren naturalizar la situación, los que ven en ella un designio divino. Por último están los que no pueden hacer otra cosa, como Marcos Tejo, el protagonista, empleado de un frigorífico que faena personas. Marcos necesita el dinero: tiene a su padre en un geriátrico muy caro, casi el único que puede atenderlo razonablemente bien. Además, Marcos está como anestesiado, solo. Su pequeño hijo murió de manera súbita y su esposa regresó a casa de la madre.
Se debate entre la obligación, el asco y la culpa, después de todo…ya alguien dijo hace tiempo que la Creación es sólo una cruel cadena alimentaria, pero así y todo...
¿Podrán la soledad y la repugnancia hacerle romper las reglas?
La autora de este libro distópico, Agustina Bazterrica (argentina, nacida en 1974) escribe muy bien y narra de tal forma que los lectores sentimos el horror, el miedo, la locura. Olfateamos el olor de la sangre, percibimos el espanto de cada cuchillada que degüella a una persona y que hace incisiones en la carne, para despedazarla en cortes comestibles.
El uso de la expresión “jaula” repetidas veces, nos muestra la esclavitud física y espiritual en que los seres humanos hacen vivir a otros seres humanos. Incluso dentro de esta pavorosa situación en que nos sumerge la autora, cabe destacar lo excelso de su prosa, donde, según relata, las palabras tienen peso, sirven de protección, son intercambio, consuelo, justificación, parecen tener cuerpo y vida propia. Creo que tal vez, la escritora hace hincapié en la palabra, porque es la que nos diferencia de los animales. Si a los humanos destinados a consumo se los separa en jaulas y se les impide el habla, ¿se vuelven animales?
No se nos dice el lugar exacto de los hechos, pero por los diálogos cabe suponer que ocurren en Argentina, en la época actual, aunque claro está, el canibalismo se vuelve costumbre mundial.
Una trama de terror, un personaje en busca de salvación entre tanta brutalidad y…un final inesperado, muy inesperado….
+ Leer más
Comentar  Me gusta         41
soleblanco77
 18 agosto 2018
Cadáver exquisito es una novela de la escritora argentina Agustina Bazterrica y se trata, nada más y nada menos, que de la última ganadora del Premio Clarín de Novela.
Cadáver exquisito es una novela con un comienzo bien rápido. En seguida nos metemos en la historia ya que en el primer capítulo se cuentan rápidamente los hechos que dieron como resultado la legalización del canibalismo y la "cría de personas" para el consumo.
Hay que destacar la forma en que la autora usa el lenguaje. El mismo que usamos en nuestra sociedad actual para hablar de las vacas y demás animales que se comen se usa para hablar de los humanos que se crían para el consumo, como por ejemplo, cabeza, media res, ubre, padrillo, hembra preñada, etc. Esto hace que la historia suene terriblemente real, natural y posible. al uso del lenguaje se le suma que la gente realiza con "humanos" el mismo tipo de actividades que hoy en día se hacen con animales. En esta novela nos encontramos con cotos de caza, donde se cazan "humanos", quienes también son utilizados en los experimentos que se realizan en los laboratorios.
Es increíble el gran contraste que existe entre la distopía que se narra en esta novela y la vida cotidiana del protagonista. Marcos es un hombre separado, cuyo hijo bebé falleció. Además, tiene a su padre enfermo en un geriátrico y, como la hermana de Marcos no se ocupa mucho de su padre, él debe hacerse cargo de todo. Asimismo, su esposa Cecilia está muy afectada por la muerte del bebé y Marcos también. Es decir, tenemos una sociedad donde la gente lleva una vida completamente "normal", igual que la que llevamos nosotros hoy en día, pero que se alimenta de carne humana sin ningún remordimiento y con total naturalidad.
Los capítulos donde Marcos les muestra el funcionamiento del frigorífico a los posibles empleados son muy fuertes y crudos. Sufrí un montón mientras los leía. Creo que este es el libro más fuerte que leí en mi vida, y no es para cualquiera.
Unos personajes que me dieron escalofríos fueron los sobrinos de Marcos. Son unos mellizos siniestros que juegan al "cadáver exquisito", un juego que consiste en adivinar qué sabor debe de tener una persona. Su madre los retaba cuando hacían eso y les decía que estaba mal comer gente. Porque para los personajes de este libro, los seres humanos criados para consumo no son gente, sino seres inferiores. Si bien yo no soy vegetariana ni vegana, no pude evitar recordar un hecho de mi infancia. A mí siempre me gustaron muchos los animales y, de chica, sobre todo las aves, por lo que me llamaban mucho la atención los pollitos, que me parecían muy tiernos y queribles. Pero, un día, en la televisión pasaron una nota sobre la carne de pollo y ahí me largué a llorar porque comprendí que esos pollitos que tanto me gustaban, en realidad, terminaban en los platos de la gente e, incluso, yo también los comía. Para que yo siguiera comiendo carne, mi papá me dijo que había dos tipos de pollitos: los que se comían y los que se tenían de mascota. Eso me calmó bastante. En esta novela pasa lo mismo con la gente: hay dos tipos.
Un momento clave de la novela es cuando Marcos recibe una hembra de regalo (sí, como cuando te regalan un lechoncito para engordarlo y comerlo para Navidad). Primero la trata como a una mascota no deseada, después le pone nombre, Jazmín, y por último, hace con ella algo que está prohibido por ley en este mundo distópico.
El final me voló la cabeza, no me lo imaginaba para nada, fue totalmente sorprendente y aterrador, acorde a la historia que se venía contando. Como dije antes, Cadáver exquisito es el libro más fuerte y cruel que leí en mi vida. Me parece positivo que lo leí de grande con mucha experiencia de lectura. Creo que si lo hubiera leído con unos años menos, no lo habría tolerado y seguramente lo habría abandonado. al principio le puse 4 estrellas en Goodreads porque me gustó mucho, a pesar de todo el sufrimiento que experimenté durante su lectura. Pero luego, le cambié la puntuación a 5 estrellas porque realmente el libro se las merece por su originalidad, por obligarnos a salir de nuestra zona de confort y por hacernos reflexionar sobre nuestra sociedad actual en la que todavía no nos comemos literalmente, pero sí de manera figurada. Por último, quiero mencionar que me parece muy positivo que se haya premiado un libro de ciencia ficción en un certamen literario tan renombrado. Es un género que se suele dejar a un costado en estos tipos de concursos. Creo que puedo afirmar que Cadáver exquisito es el mejor libro de ciencia ficción argentina que leí hasta este momento. Como lo mencioné antes, no es un libro para gente impresionable o con poca experiencia literaria. Si les gustan las historias distópicas fuertes que dejan pensando al lector, este libro es para ustedes.
Enlace: http://soldeechesortu.blogsp..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         21
lallavedeplata
 25 mayo 2018
Dentro de poco agregaré la reseña en mi blog.
Libro bastante interesante. Me gustó bastante una vez pasada su "parte introductoria", esta primera parte fue algo raro de leer, en mi opinión claro está. Tal vez no he leído demasiados libros con este estilo y eso sea todo. Se me hizo "raro" por:
- Literalmente no hay diálogos hasta varias docenas de páginas pasadas.
- La prosa de la autora se me hizo algo rara ya que describía las acciones de protagonista en tiempo presente, se me antojo algo "fría" y con acciones "robóticas" por parte del protagonista.
Una vez que pasamos esa parte en donde nos explican todo este mundo donde el canibalismo está permitido, comienza el desarrollo del personaje, que fue lo que más me gustó de todo el libro. Para aclarar esto dese el principio: los humanos que son comidos no es que sean "humanos comunes y corrientes" como uno mismo, sino que se crían "cabezas de ganado" y se las trata como vacas, cerdos, etc. llegando a ser seres casi animales, sin poder hablar o expresarse.
Para ir por partes:
El protagonista me gustó mucho, es alguien roto y destrozado por la muerte de su hijo (no es spoiler, tranquilos), alguien que va con un perpetuo gris en su mirada, pareciera que ya nada le importa, y sus sentimientos son tan fríos que por momentos uno siente lástima por él. sí logro sentir empatía por el personaje, quiere decir que me parece uno muy bien construido.
El mundo caníbal... bueno, no puedo decir que sea del todo malo, pero tampoco es de todo bueno, casi que tienes que creértelo a la fuerza en ciertos aspectos, por ejemplo: que se halla llegado al canibalismo en lugar de ir adoptando el vegetarianismo/veganismo como forma de vida es algo que me resultó difícil de aceptar en un principio. En cuanto a cómo todo fue aceptándose dentro del propio mundo, las situaciones a las cuales se dió lugar tras aceptar el canibalismo me gustaron, están bien pensadas y construidas.
Por último... el final se me hizo muy innecesario, no voy a hacer ningún comentario por temor a dar un spoiler, pero realmente no entiendo si la autora quizo dar un gran giro justo en el final, para lograr impactar al lector y esto no le ha quedado bien (Por cierta razón que no diré) o si lo tenía pensado así desde el principio.
En fin... para tener tan pocas páginas se puede sacar muchísimo de él (más allá del obvio mensaje de vegetarianismo que contiene) recomiendo el libro si se quiere leer algo interesante y distinto a lo de siempre.
PD: no lo he mencionado todavía, pero esto obviamente tiene muchas escenas sangrientas y algo repugnantes cuando matan y faenan humanos, si tienes un estómago muy muy sensible, ten cuidado. Sobre todo al principio.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10

Las críticas de la prensa (1)
revistan10 mayo 2019
Ganó el Premio Clarín Novela con una historia en la que se producen humanos industrialmente, para ser comidos. Este domingo habló con la brasileña Ana Paula Maia.
Leer la crítica en el sitio web: revistan
Citas y frases (3) Añadir cita
lecturas_60lecturas_6024 abril 2018
Si tuviese que decir con sinceridad quién es, diría: Este es Marcos Tejo, un tipo al que se le murió un hijo y camina por la vida con un agujero en el pecho. Un tipo que está casado con una mujer rota. Se dedica a faenar humanos porque tiene que mantener a un padre demente que está encerrado en un geriátrico y que no lo reconoce.
Comentar  Me gusta         00
lecturas_60lecturas_6024 abril 2018
Recuerda cómo se quemaron las esculturas de San Francisco de Asís, cómo retiraron de los pesebres al burro, a las ovejas, a los perros, a los camellos, cómo destruyeron las esculturas de los lobos marinos de Mar del Plata.
Comentar  Me gusta         00
Yanina_DanieleYanina_Daniele04 junio 2018
Hay palabras que son convenientes, higiénicas. Legales
Comentar  Me gusta         20
otros libros clasificados: novela de ficciónVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




Test Ver más

¿A qué país latinoamericano pertenece el autor?

Ángeles Mastretta (9 de octubre de 1949) es una escritora y periodista, conocida por crear personajes femeninos sugerentes y ficciones que reflejan las realidades sociales y políticas de...

Colombia
México
Guatemala
Ecuador

12 preguntas
15 lectores participarón
Thèmes : literatura latinoamericanaCrear un test sobre este libro
{* *}