InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 8491292551
Editorial: Suma de Letras (17/05/2018)

Calificación promedio : 3.62/5 (sobre 13 calificaciones)
Resumen:
Una prometedora teniente en el momento más duro de su carrera, una mujer asesinada de forma violenta, un niño desaparecido y un sinfín de secretos inconfesables... La carrera de la teniente Beatriz Manubens es una de las más prometedoras de la UCO, sin embargo, la muerte accidental de un menor durante un tiroteo hace que se sienta incapaz de volver a empuñar un arma. Completamente abatida regresa a Albacete, su tierra natal, para esconderse del mundo. Juan Cebre... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (14) Ver más Añadir una crítica
Inquilinas_Netherfield
 20 agosto 2018
Supongo que quienes vivan en ciudades grandes o zonas más o menos turísticas estarán más que acostumbrados a conocer y pasear por las calles de los libros que se ambientan en ellas, pero cuando se vive en ciudades como en la que yo vivo, digamos que no es muy habitual encontrarse una novela que se ambiente por estos parajes. Así que a título personal, de la mala semilla a mí me interesaba sobre todo la ambientación. Evidentemente si encontraba una buena historia en sus páginas, mejor que mejor, pero quería saber qué se sentía al conocer como la palma de la mano dónde estaban en todo momento los personajes, y ha sido una experiencia muy extraña y casi divertida a ratos, y luego os comento por qué :)
La novela comienza con Anabel Ramos esperando junto a su hijo Adrián a otra persona no identificada. Están en la pasarela de madera situada frente al nacimiento del río Mundo, en Riópar (Albacete), y ahí nos despedimos de ellos. Ya en el primer capítulo descubrimos que Anabel ha sido asesinada en ese mismo lugar y que Adrián está desaparecido. El brigada Juan Cebreros será el que se hará cargo en primera instancia del caso, aunque pronto llegarán los de Madrid para hacerse con el control de la investigación. Por otro lado aparece en escena Beatriz Manubens, teniente de la UCO que vive en su ciudad natal, Albacete, desde que una operación con rehenes acaba de manera trágica y tuviera que solicitar la consiguiente baja al no ser capaz de superar la situación. Da la casualidad de que, antes de que la vida les separara por caminos muy distintos, Anabel y Beatriz eran amigas hace años y, cuando Beatriz se entera del asesinato de Anabel y la desaparición de su hijo, decide encontrar al asesino y secuestrador por ella misma. Teniendo en cuenta que está de baja e incapacitada para el servicio, tendrá que mover muchas teclas y actuar a espaldas de mucha gente para salirse con la suya, además de enfrentarse a todo aquello que le tiene atenazada en la situación en la que está.
Por tanto, se nos plantea una trama en la que por un lado está la investigación oficial, de la que apenas sabemos absolutamente nada, y por otro la investigación extraoficial que lleva a cabo Beatriz, que es realmente la que ocupa la historia. Beatriz está decidida a resolver el asesinato y encontrar a Adrián por sus propios medios saltándose todas las cortapisas legales que le limitan al estar apartada de la actividad. Para ello contará con la ayuda de Cebreros, que la admira mucho profesionalmente y que para mí es el mejor personaje del libro (el más real o con el que menos cuesta empatizar); de Alberto, que siempre ha estado enamorado de ella y formaba parte de la misma pandilla a la que pertenecían ella y Anabel; y de Reyes El gitano, un personaje que Beatriz conoce de sus años mozos como guardia civil de uniforme en Albacete, que maneja mucha información de los bajos fondos y, por tanto, del recorrido vital de Anabel desde que Beatriz le perdió la pista muchos años atrás.
Así, recorriendo las calles y barrios de Albacete (de un modo tan pormenorizado que me ha recordado mucho al reflejo que de Vitoria hace Eva García Sáenz de Urturi en El silencio de la ciudad blanca), y con visitas puntuales a Riópar, va avanzando la trama mientras vemos a Beatriz haciendo frente a sus demonios personales y empeñada en esclarecer los dos casos que tiene entre manos. Sí debo decir que, en el caso del secuestro o desaparición del niño, a veces parece un mero Macguffin para hacer avanzar las páginas sin ninguna intensidad narrativa; no se percibe (o la narración no transmite) la angustia contrarreloj de los Cuerpos de Seguridad del Estado por encontrarlo lo antes posible por si está todavía con vida (por cierto, en la novela aparece una escena, o una situación, de la que fuimos testigos todos los españoles hace pocos meses en una coyuntura similar, y no es posible que el autor la sacase de ahí porque se solaparon la edición del libro y el hecho real... o eso quiero pensar. Por desgracia, la realidad a veces supera la ficción, o la iguala más de lo que nos creemos).
La prosa del autor es correcta, sencilla y fluida, no destaca en buen sentido ni en malo, pero en cuanto a la trama, sí que admito que he tenido mis más y mis menos con algunas cosas que pasan en el libro. Con esto me refiero a la coherencia de algunas escenas, a ciertas cosas que ocurren sin ningún motivo aparente porque no desembocan en nada, y otras que para mí chirrían mucho y que en apariencia solo existen para conveniencia de la trama y que pueda seguir adelante, pero que sinceramente no tienen mucha razón de ser. Incluso de algunas de esas cosas esperaba una explicación al final o algo que les diese un poco de sentido, pero no, queda claro que ocurren solo porque el autor así lo quiere y le vienen bien. Nombro estos detalles por nombrar solo algunos que no me han convencido, y en un género como el policíaco la credibilidad en las situaciones que se plantean lo son todo. Y de veras que siento ser la que casi siempre pone la nota tiquis, pero si no lo comentase en la reseña no estaría siendo completamente sincera.
Os hablaba arriba de lo extraño y divertido que es leer una novela ambientada donde vives, y la verdad es que me vi planteándome cosas mientras leía que no sé si son habituales pero que yo no podía evitar: desde calcular mentalmente si en realidad podía tardar lo que decía que se tardaba entre una calle y otra (muchas veces no, no me parecía posible en las situaciones que se planteaban), hasta pensar que Manubens es un apellido tan albaceteño como McMurphy (y estoy muy acostumbrada a ver apellidos y nombres de todo tipo... cientos al mes, vamos). También me hacía gracia el frío con el que dibujaba el octubre albaceteño, hasta con los plumíferos puestos, cuando aquí hace años que en octubre no hace ese frío ni por asomo (mucho menos llover todo lo que llueve en este libro, que nos pasamos meses sin ver una gota).
No sé, tonterías que en otros libros no te planteas pero que cuando te tocan de cerca, no puedes evitar pensar en ellas. Todo esto no lo digo a modo de crítica, que conste, solo son cosas que se me iban pasando por la cabeza conforme leía. En realidad me han hecho ilusión detalles como ver nombrada la cafetería más cuqui de Albacete, que yo visito a menudo y donde hacen los mejores tés y cafés de la ciudad con muchísima diferencia, o leer, entre todo ese maremágnum de calles, el nombre de la mía propia (bueno, aparecen tantas que lo difícil sería que no estuviera xD).
Por ir terminando, La mala semilla es una novela policíaca con tintes de thriller hacia el final que se lee con interés, y sobre todo las últimas 150 páginas se leen casi de una sentada porque quieres ver cómo se resuelve todo... pero también es verdad que creo que es de esas novelas que a poco que rasques salen pegas y cosas cogidas con pinzas. Por eso me parece una novela entretenida que cumple su función, pero a la que no hay que buscarle tres pies al gato, porque se los encuentras; de todos modos muchas veces con eso basta y no hay que pedirle más a un libro, y en realidad es muy recomendable para pasar un buen rato pegados a sus páginas, que una cosa no quita la otra. En mi caso sé, y siento ser tan sincera, que a la larga lo que más recordaré de este libro será la ambientación. He caminado con los personajes sabiendo en cada momento dónde estaban, y eso para mí ha sido una experiencia nueva que he disfrutado mucho.
Enlace: http://inquilinasnetherfield..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
carlotenia
 06 septiembre 2018
No había leído nada de este autor con anterioridad, así que me enfrentaba "virgen" a su prosa. Y encima un thriller! Con todo lo que he leído de este género ya llego a pensar que está todo inventado. Pero no, esta historia es algo nuevo! Y ya os digo que no me ha defraudado.
Estructuralmente, esta novela empieza un 17 de Octubre y acaba un 19 de Noviembre. (Vamos a encontrar un anexo del 11 de Agosto en el que sabremos qué ocurre con algunos personajes, pero la trama en sí se cierra el 19 de Noviembre). Así pues, vamos a encontrar en un mes condensada una historia y como digo, su resolución, para bien o para mal. La idea de que cada capítulo sea un día me parece algo muy ágil ya que prácticamente vas viviendo la historia a tiempo real (que sería el tiempo que se marca en cada capítulo), y los capítulos así se hacen cortos, pero a la vez intensos, ya que el autor ha sabido introducir en cada capítulo (o cada día), la dosis de intriga necesaria para que sigas avanzando días para saber qué pasa y así, pasando páginas.
El 17 de Octubre, Anabel se encuentra en Riópar, con su hijo, y han acudido a una cita. al día siguiente es encontrada muerta con gran violencia caída bajo la pasarela del río Mundo. Así comienza esta vorágine en la que tenemos un cadáver, y su hijo desaparecido. Empezamos a lo grande!!!!
Por otra parte vamos a encontrar a Beatriz, más conocida como la teniente Manubens, que nos presentan realizando en los capítulos un inciso de "6 meses antes" en los que veremos como su última acción con la UCO acabó en la mayor de las tragedias. Muere un niño a raíz de un tiro que ella realiza. Hundida hasta tocar fondo, está en un período de baja para recuperarse, pero la verdad es que está dando con su vida y su carrera al traste metida en una vorágine de alcohol, antidepresivos e insomnio, ya que no ve otra salida para tirar hacia adelante.
Peeeeeeeeero, casualidades de la vida, cuando se entera de la noticia de la muerte de Anabel, la chica asesinada, y aún más, de la desaparición de Adrián, el hijo de la víctima, se da cuenta de que Anabel es su amiga de la adolescencia, a la que estuvo muy unida durante mucho tiempo. Este es el repulsivo que le hacía falta para darse cuenta de que tiene que seguir trabajando porque vale para ello, y aunque sea al margen de la investigación oficial, se convierte en un reto para ella y su única meta encontrar al asesin@ de su amiga y al niño con vida. Por un lado le será fácil, porque tiene muchos contactos y un gran instinto para deducir de la gente lo que esconden o cuando mienten, además le ayuda conocer a gente que se relacionaba con Anabel como su madre o el gitano "Reyes", un personaje que me ha encantado! Pero no le será tan fácil porque Carmona, la persona a cargo de la investigación oficial con la que ha tenido problemas en el pasado, le irá pisando los talones para que la echen del cuerpo e inhabilitarla completamente. Pese a todo esto, Beatriz no cejará en su empeño de no dejar inmune el asesinato de su amiga y encontrar al niño, para así congraciarse de alguna manera con el otro pequeño que murió por error.
Además aparecerán otros personajes de su pasado, Javier y Alberto, otros dos chicos compañeros de juergas de la etapa en la que estaba Anabel y se juntaban todos en plan pandilla. ¿Por qué aparecen ahora para asistir al entierro de Anabel? ¿Tendrán que ver algo con su muerte? Para la teniente todos son sospechosos y después de un mes a contrarreloj irá atando cabos, relacionando circunstancias y actitudes y alcanzará a conocer los hechos. Eso sí, con accidentes por medio, amenazas, peligros constantes... Porque el asesino a su vez le pisará los pies a Beatriz para que no se descubra nada. En muchos momentos de la historia pensamos que la teniente no lo va a conseguir, que lo tiene todo en su contra, que Carmona acabará con ella, pero también encuentra ayuda de donde menos lo espera.
Me ha gustado que la historia queda bien cerrada, claro que se pueden escribir más casos en los que intervengan la teniente Manubens pero no te deja descolocada con qué hay cosas que no se resuelven, no nos deja con incógnitas de qué debería haber pasado con qué personaje por ejemplo. El autor consigue introducir varios giros argumentales que nos sorprenden, aunque cuando llegas a las últimas páginas ya está todo el pescado vendido como decimos por aquí!
En cuanto a la ambientación, me encanta que sea uno real que podamos visitar si queremos o buscar en imágenes como la que yo os traigo aquí. Para la gente que conozca el sitio es un puntazo que la novela lo recree, casi se puede imaginar como mataron a Anabel en este paraje del nacimiento del río Mundo. Y también nos podemos imaginar la búsqueda vergiginosa del pequeño Adrián por este entorno. Por cierto, buscando una imagen para mostraros el "escenario del crimen" he visto la noticia de que en Julio de este año, o sea hace un mes, un hombre de 60 años murió al caer por uno de los miradores para poder ver esta cascada. La víctima se apoyo en una de las barandillas de madera que se rompió y cayó por el barranco y nada se pudo hacer por su vida. La verdad es que es casualidad. Cuidado en las rutas por la naturaleza!!!!!
Resumiendo, me parece que esta es un historia de novela negra al uso, con su víctima, su investigación y demás, pero el autor ha sabido introducir en el guión aspectos que la hacen original, con lo cual su lectura se hace ágil y nada pesada. Quieres saber el desenlace y consigues empatizar con los personajes principales. Me gustaría seguir leyendo novelas de este autor y casos de esta teniente así que os la recomiendo!

Enlace: https://losauguriosdelaluna...
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Soraya47
 29 junio 2018
Vamos a leer un thriller entre novela negra y policial, con bastante suspense y pasados de esos que duele recordar.
El pasado no se olvida, eso pronto lo sabrá la teniente de la UCO cuando la llamen para esclarecer el asesinato de la que fuera su amiga de juventud y encontrar al hijo de la víctima que desapareció.
Beatriz que así se llama la Teniente, sigue hundida desde el último caso donde en un tiroteo mato de forma accidental a un niño. Tal vez necesita con tanta ansia encontrar el de su amiga fallecida, es una forma de curarse a sí misma.
Contará con la ayuda de Juan Cebreros , un brigada de la Guardia Civil , el cual ya tiene un sospechoso .
Todo ello ambientado en Albacete y los alrededores.

Recrea con muchos detalles el paisaje por donde se mueven los personajes, eso hace que te sientas cómoda en la historia, no debes apenas imaginar nada, todo está puesto para que tú sólo debas leer y relajarte. Tony, es un escritor muy detallista, cualquier pequeño detalle es importante, pero a mí me gustan esa clase de escritores, de los que no pasan por encima de las cosas.
Un crimen que ocurre en una ciudad española, lo que nos hace plantearnos a los lectores que no hace falta irse a los USA para leer un asesinato, aquí también se puede hacer y quedar creíble.

Una Teniente que deberá resolver el crimen de su amiga y encontrar al hijo de la victima , mientras se enfrenta a los fantasmas de su pasado, el cual creía ya olvidado pero lo llevamos siempre con nosotros.

Personajes que poco a poco van encajando, algunos no sabes muy bien porque están ahí, pero según vas leyendo entiendes. Sentiréis el vacío de quedaros solos, de secretos que de haberse sabido tal vez la historia hubiera sido otra. Donde la tragedia y el horror son indiscutibles, pero dejan siempre un lugar para la esperanza, no todos somos iguales y la crueldad humana a veces es vencida por las buenas personas.

Escrito de una forma sencilla y fácil de leer con hechos previsibles, pero no por eso le quitan encanto a la novela, es de agradable lectura de esas que yo llamo pasar páginas y seguir leyendo. Narrada para que disfrutes leyendo sin mayores complicaciones.

Buen libro que recomiendo para pasar una tarde agradable de lectura.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
abua_blog
 28 octubre 2018
Una thriller rural interesante pero sin aportar nada completamente novedoso.

Últimamente en el blog hay mucha novela de thriller y, si bien todas tienen elementos en común, también tienen algo especial que las diferencia. Puede ser una ambientación distinta, una subtrama original o una componente psicológica, por ejemplo. Pero cuando se empieza a repetir tramas, cuando un libro empieza a sonar a otro o a alguna serie... No sé, pero no acabo conforme. Y esta novela, sin ser ni muchísimo menos mala, tampoco me ha parecido que proponga algo diferente a lo que ya existe. Aún así es una lectura más que interesante.
El lector se situará en Albacete y alrededores (Riópar y Almansa). La teniente Beatriz, de la UCO (Unidad Central Operativa), sigue sin levantar cabeza desde que en un fuego cruzado mató a un niño. En ese tiempo asesinan a Anabel, una amiga de la infancia que ha sido capaz de salir de la prostitución y las drogas, y su hijo, Adrián, ha desaparecido. de forma extraoficial, Beatriz ve en este caso la oportunidad de resarcirse y darle algo de paz a tu atormentada cabeza. Para resolver este caso contará con la ayuda del brigada de la Guardia Civil Juan Cebreros.
El tiempo corre en contra, los fantasmas del pasado amenazan con atacar en cualquier momento, y la culpa es una losa que no deja de crecer.
Es un libro en el que todo está muy bien detallado, pero que desde mi punto de vista hay demasiada información. Habrá gente que le guste poder definir absolutamente todos los parámetros del escenario, pero creo que ese exceso de detalles resta agilidad a la novela.
No obstante, la forma sencilla y clara de narrar le hace ganar muchos puntos, además de ser un aliciente para los amantes de los escritores detallistas. Es una novela muy ágil, aunque en determinados momentos algo previsible, pero que consigue mantener enganchado al lector, sobre todo a aquellos que no están familiarizados en exceso con la novela policíaca.
La novela está narrada en tercera persona, con capítulos cortos divididos en días y cuya narración total tiene una duración de un mes en la línea temporal del libro.
Generalmente, la historia está bien hilvanada y consigue atrapar al lector, pero en determinados momentos me ha dado la sensación de que se ha intentado meter con calzador la escena o los personajes. A raíz de esto, si se lee detenidamente el libro, se puede conocer o, al menos, suponer quién es el asesino, ya que deja el autor tanto pistas verdaderas como falsas. Esta pistas falsas, que es cierto que enriquecen la novela, no son difíciles de esquivar para alguien acostumbrado al género.
Existen personajes de todas las formas, desde fuertes y confiados, hasta débiles y celosos, junto con todo el amplio abanico, tanto femeninos como masculinos.
Reconozco que con Beatriz no he sido capaz de empatizar del todo a pesar de parecerme un personaje con destellos originales. Además, al inicio existen algunos personajes que no se sabe muy bien porqué están ahí, aunque a medida que avanza la novela van encajando, algunos mejor que otros.
Pienso que hay algunos secundarios con más carisma que la propia protagonista, pero esto es ya una opinión personal mía.
Como conclusión, una novela ágil que entretendrá al lector, pero que quizás se queda corta para alguien que busque una novela policíaca profunda. Igualmente, es una novela que recomiendo a quien disfrute con un autor detallista o quiera introducirse en el mundo de la novela policíaca.
Enlace: https://atardeceresbajounarb..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Isabelyo
 31 agosto 2018
La mala semilla comienza con el descubrimiento de un asesinato. Hecho que conmociona el lugar por ser un pueblo donde todos se conocen, pero lo que mayor inquieta es la desaparición del hijo de la víctima. En un primer momento se pone al frente de la investigación el Guardia Civil, Juan Cabrero, un hombre decaído pero con decisión. En el juego entra Beatriz Manubens, también Guardia Civil, pero se encuentra de baja temporal por motivos de un suceso laboral que le dejó trastocada. Está refugiada en los brazos de sus padres. Nada más conocer la noticia del asesinato sale corriendo hacia el lugar de los hechos, la muerta fue una amiga de juventud.
Beatriz se marcará un único propósito: buscar el culpable. Será quien lleve la batuta de toda la trama de la mala semilla . La teniente es una mujer decidida y posee mucha seguridad a la hora de desempeñar su trabajo. Sin que nadie se lo pida toma la decisión de realizar su propia investigación paralela a la oficial.

El asesinato que encierra La mala semilla permitirá conocer la vida de los personajes que intervienen. En la novela se van intercalados breves momento de la vida actual de algunos de ellos, como; Juan, Joaquín, Emilia, Manuela, Alberto, Laura, Javier... y otros más, que son necesarios para conocer las pesquisas de toda la historia que rodea a Anabel Ramos, la muerta. En un principio es desconcertante que se fuera incorporando personajes nuevo porque no mostraba ninguna relación con el caso y ni que diese datos a la historia, pero poco a poco se iban enlazando, y proporcionando intensidad en la trama al descubrir la relación real que tenía con la historia de la mala semilla. Todo lo que ocurre tiene un motivo para explicar e ir atando cabos.
El modo en que se narra la historia posee el suficiente encanto para captar al lector al momento. No es solo una novela de un asesinato, es más que eso; es la vida de la teniente Beatriz Manubens. En La mala semilla se ilustra sus miedos, sus anhelos y como no, sus sueños, a los cuales tiene temor a perseguirlos por creer que no se lo merece. El personaje de Manubens es atractivo por todo lo que encierra en su interior y por ser el lector partícipe de su evolución durante toda la historia. Una figura muy interesante.
Me gustaría hablar de cada personaje que forma La mala semilla pero no lo voy a hacer. Es algo que el propio lector debe de descubrir, como es el caso de Juan Cebreros, quien en la sombra aporta mucho a Beatriz. O como uno que no he nombrado y no lo haré, que odio sentía cuando entraba en juego. Era malo a rabiar. Y qué bien me caía el capitán Mora, y tampoco voy a decir el motivo. Hay que leer La mala semilla para descubrirlo.

Conclusión: La mala semilla en una novela negra que encierra un asesinato. Mientras se busca al asesino se muestra la vida de unos personajes que tomarán forma para crear una intensa, atrayente y brillante historia. Te atrapa desde el principio por su personaje principal; Beatriz. Una trama bien hilada que no deja ningún cabo suelto. El lector hará sus conjeturas, y puedo asegurar que serán muchas, pero no llegará a ese final tan fascinante. Se puede oler algo, pero no todo, y hay mucho en ese desenlace.
Enlace: http://laslecturasdeisabel.b..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Citas y frases (1) Añadir cita
noeemiparranoeemiparra04 octubre 2018
Vivir el presente. Dicen que es el mejor antídoto contra aquello de nuestro pasado que deseamos dejar atrás.
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: guardia civilVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

La novela negra en el cine

¿Cuál de las siguientes adaptaciones cinematográficas basadas en las novelas de James Ellroy, fue dirigida por Brian De Palma?

L.A. Confidential (Los Ángeles al desnudo)
La Dalia Negra (The Black Dahlia)
Dueños de la calle (Street Kings)
Dark Blue (El rostro oscuro de la ley)

10 preguntas
28 lectores participarón
Thèmes : novela negra criminal , novela policiaca negra de accion , novela negra policiaca de intriga adictiva , novela policíaca , cineCrear un test sobre este libro
{* *} .. ..