InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 8408154168
Editorial: Planeta (12/04/2016)

Calificación promedio : 4.12/5 (sobre 39 calificaciones)
Resumen:
Tasio Ortiz de Zárate, el brillante arqueólogo condenado por los extraños asesinatos que aterrorizaron la tranquila ciudad de Vitoria hace dos décadas, está a punto de salir de prisión en su primer permiso cuando los crímenes se reanudan de nuevo: en la emblemática Catedral Vieja de Vitoria, una pareja de veinte años aparece desnuda y muerta por picaduras de abeja en la garganta. Poco después, otra pareja de veinticinco años es asesinada en la Casa del Cordón, un co... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (27) Ver más Añadir una crítica
Inquilinas_Netherfield
 28 noviembre 2017
A buenas horas (diréis vosotros) vengo yo con la reseña de uno de los bestsellers del 2016 en España, que ya ha sido más que reseñado por toda la blogosfera... y dando gracias (diré yo), porque ya sabéis que lo de reseñar novedades superventas no es algo que prodiguemos mucho por aquí (más que nada porque, yo al menos, suelo comprarlos bastante tiempo después, cuando se pasa el subidón).
Pero para eso están los regalos de quienes te conocen bien, y por eso llegó este libro a mis manos mucho antes de lo esperado. La razón principal es que adoro Vitoria. Es de esas ciudades que, desde que la visité, se quedó conmigo. No sé, de esos sitios que por mucho tiempo que pase, sigues recordando todos los sitios que has visto, las calles por las que has paseado... Y desde que vi la portada del libro en una librería y reconocí la plaza de la Virgen Blanca y la iglesia de San Miguel, y me di cuenta de que la historia estaba ambientada allí... pues que sin tener ni idea de lo que iba, lo quise. A esto se suma que tengo la suerte de tener una buena amiga vitoriana que sabe de mi cariño por su ciudad, y de quién mejor para recibir el regalo que de ella. Así que saltándome un poco mi protocolo bestsellero, tuve este libro bastante pronto para lo que es habitual en mí. Aun así, y para no despendolarme mucho, lo dejé reposar unos meses.

Realmente queda poco por decir de un libro del que ya se ha dicho mucho y a lo largo de muchos meses, así que tampoco quiero reincidir ni repetir lo que ya se ha dicho en muchas reseñas. Solo voy a resaltar las cosas que me han gustado y las que no tanto en plan apuntes (cinco de cada), cosa que no suelo hacer nunca pero mira, siempre hay una primera vez. Avanzo que el libro me ha entretenido mucho a pesar de sus peros, que los tiene. Pero, en líneas generales, me ha parecido una historia bastante conseguida.
Empecemos con los aspectos positivos:
La ciudad en que se ambienta y por extensión Álava, porque es la mitad del libro. Si alguien quiere entretenerse leyendo al tiempo que hace turismo por Vitoria y Álava, este es su libro, porque Eva García no se deja nada. A poco que conozcas Vitoria reconoces el 80% de lo que se nombra en el libro. Con un papel al lado, si vas apuntando todos los lugares, edificios, calles, bares, etc... que se nombran, no te hace falta comprarte una guía turística para cuando vayas de visita (y de hecho creo que este verano hubo precisamente visitas guiadas haciendo el recorrido del libro). Admito que a mí me ha encantado ir reconociéndolo todo conforme se iba nombrando, aunque a veces se pasa y parece la wikipedia (no solo te lo nombra sino que te lo define y/o explica, y cuando lo hace incluso con cosas como los vasquitos y las nesquitas, sobra un poco). Pero bueno, que este mismo libro en una ciudad que no conociese creo que lo hubiese disfrutado menos. A mí me lo ha hecho muy cercano, me he visto en los lugares que se nombraban. Adoro Vitoria, no sé si lo he dicho ya.
Su protagonista, Unai, que nos habla en primera persona durante toda la trama, que no sé por qué me ha caído bien (aunque se me desmoronaba un poco con el tema "subcomisaria") y que, aunque no se libra del cliché del pasado traumático (estoy por escribir yo un libro donde el detective sea feliz, por innovar y tal, a ver qué me sale), tiene sus puntazos. A pesar de que muchas veces no sabe ni para donde tirar, sigue el ritmo de la investigación (incongruentemente una cosa no quita la otra)... y tiene un mote que mola mucho (sí, yo eso lo tengo en cuenta). Se beneficia de que el resto de protagonistas no deslumbran precisamente, pero aun así, me ha gustado este personaje con sus claros y oscuros argumentales.
Me ha gustado la historia del pasado, o cuanto menos la he visto consecuente para darle forma y razón al presente. El modo que tiene la autora de enlazar las dos cosas trascurre con su tempo adecuado, porque realmente no sabes por donde van los tiros hasta que hacia la mitad del libro sucede algo en los capítulos del pasado que te hace exclamar: "¡Acabáramos! ¡Ahora sé por dónde vas!".
El abuelo... por favor, ese abuelo es maravilloso, el mejor personaje de toda la historia, como un árbol al que aferrarse y bajo el que cobijarse en cualquier tormenta y con la sabiduría y templanza que solo casi cien años a la espalda pueden otorgar. Maravilloso.
Y en líneas generales, pues que es todo un page-turner. En cuanto tienes un hueco lo coges para leer aunque sea tres páginas, quieres saber lo que pasa, engancha mucho, te lees los capítulos como pipas esperando a ver por donde tiran los acontecimientos, y cumple su misión: entretener al lector. Eso es imposible negárselo. Y además es mucho, que no todos los libros con este objetivo lo consiguen.

Vamos con lo negativo.
El prólogo. No me gustan nada los prólogos en primera persona con tufillo a pseudo-American beauty, sobre todo cuando, como en este caso, sabes de sobra que se van a quedar en ná de ná... prescindible, no era necesario.
La relación entre Unai y Alba, forzada y previsible desde que intercambian su primer y sudoroso saludo... de hecho ese desmoronamiento a ratos del personaje de Unai que comento arriba tiene mucho que ver con el despegue de esta relación. Y Alba no me ha caído bien, dicho sea de paso.
En algunos hechos, a pesar de lo listo que es (o parece) mi Unai, tarda demasiado en llegar a conclusiones que son más que evidentes y que el lector alcanza sin problemas mucho antes que él (me viene a la cabeza la pensión de Pamplona, por poner un ejemplo, que canta con luces de neón).
En las últimas 150-170 páginas llega un momento que la trama empieza a ser previsible, y no solo estaba cantada (antes de que se sepa, me refiero) la identidad de los asesinados en uno de los asesinatos (valga la redundancia), sino que la identidad del asesino está muy clara (y de hecho creo que la autora se equivoca en este aspecto porque lo rodea de un aura de... es que es muy difícil comentar esto sin desvelar nada. Quienes lo hayáis leído imagino que entendéis a qué me refiero. Prácticamente lo señala con el dedo. Es que estaba muy claro). de todos modos, sabía quién era el asesino en el presente pero me faltaba la conexión con la historia del pasado, y le reconozco a la autora que eso lo enlaza bien o por lo menos de una manera plausible dentro de la historia.
Y sí, lo que es la identidad del asesino, sus motivaciones, el método con el que asesina... todo eso queda claro, explicado y consecuente. Lo que la autora ni se molesta en explicar es todo lo de después, el cómo coloca los cuerpos para que sean descubiertos. Porque cuando es en edificios cerrados tiene un pase si no queremos hacernos muchas preguntas, pero cuando los empieza a colocar al aire libre en todo el centro de Vitoria en plenas fiestas y en horas que no son precisamente las 5 de la madrugada... la autora sabe que no puede explicarlo y no lo hace. Y a confiar que no nos demos cuenta.

En cualquier caso, lo positivo me pesa mucho más que lo negativo porque el libro cumple su cometido que es el de entretener y porque hay muchos momentos que no puedes dejar de pasar las páginas. Resalto las cosas negativas porque bajo mi punto de vista las tiene, pero he disfrutado bastante de la lectura y de hecho leeré sin dudar la segunda parte, que ya está confirmada. La autora dijo al salir el libro que no la habría, pero claro, visto que van por la octava edición, donde dije digo, digo... y ha confirmado continuación para 2017. Y habrá adaptación al cine. Lo primero me apetece, y tengo curiosidad por saber cómo plantea la historia (porque el tour vitoriano ha sido tan exhaustivo y pormenorizado en este primer libro que hacer lo mismo en el segundo a priori creo que resultaría muy excesivo). Lo segundo me da miedo. Mucho miedo.
Por ir terminando, que no sé cómo lo hago y al final siempre me enrollo, sobre la edición, aparte de las erratas de las que yo creo que muy pocos libros se libran y que nunca nombro, sí que hay alguna cosa que me ha chocado un poco, como esta:
"Hay un nuevo trending topic: #Twinmurders. «Gemelos asesinos», así se os conoce ahora"
Pues no, eso no significa eso, y en la tercera edición, que es la que yo tengo, ya debería estar arreglado. Ya van por la octava, así que no sé si ya estará corregido. Que tampoco es que me lleve las manos a la cabeza, y no sé si será cosa de la escritora o de quien haya corregido el libro, pero lo comento más que nada porque dice mucho del poco cuidado que se ponen en algunas cosas.
Por mi parte, y si no pasa nada, me gustaría ponerme con La saga de los longevos este año y leer a la autora en algo muy distinto. Y a esperar el siguiente de Unai & company, que imagino que irá para finales de año.

Enlace: https://inquilinasnetherfiel..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
lethanibooks
 22 mayo 2018
4/5
El gran descubrimiento del año. Antes de nada, quiero decir que no soy una lectora habitual del género policíaco/thriller, por lo que mi opinión sobre este libro no está basada en comparaciones ni tengo ningún punto de referencia, así que seré completamente subjetiva. También es el primero que leo de esta autora.
Como he dicho, ha sido una gran sorpresa ya que este tipo de historias normalmente me suelen dejar indiferente e incluso aburrir. Pero hay ciertos aspectos de este libro que creo que hicieron que me engachase desde el primer capítulo y no pudiese dejar de leer. A continuación expongo algunos de ellos:
- La ambientación. La trama transcurre en la ciudad de Vitoria (País Vasco, España) y sus alrededores. Las descripciones son exquisitas y te transportan a tierras alavesas, incluso aunque nunca hayas pisado esa zona (como es mi caso). Ahora tengo unas ganas de tremendas de hacer turismo por esas calles con tantos monumentos históricos. Además, se nos cuentan un montón de leyendas y costumbres de la ciudad y su provincia que a mí, que no las conocía de nada, me resultaron muy interesantes.
- La actualidad en la que se sitúan los hechos. La narración se centra mayormente en el 2016 y se citan sucesos como el del Madrid Arena, ocurridos hace poco tiempo. Esto me ayudó a conectar con la historia y sentirla como si fuese real y verosímil.
- El estilo de escritura. Muy sencillo, directo, distendido...Hace muy fácil su lectura. Creo que si sumamos una prosa más elaborada con todos los giros de trama, se haría mucho más pesado.
- Los personajes. Los protagonistas están muy bien desarrollados, sabemos perfectamente cómo piensan, cómo se sienten y cómo van evolucionando en el transcurso del caso. Algunos, como el abuelo del protagonista, añaden una pizca de ternura al drama que es el libro en sí.
- El tono distendido que llega a ser humorístico en ocasiones. El mote de Unai (Kraken), los tuits al principio de algunos capítulos o frases como "De hecho, si fuese tía, en lo único que estaría pensando en esos momentos sería en acostarme con él. Varias veces, a poder ser", resultaron ser elementos de distensión que en algunos momentos eran necesarios y hasta soltaba alguna risa con ellos.
- Los giros de trama. Cuando creías que habías pillado al asesino, la investigación daba un giro y se echaban por tierra tus teorías. Creo que, en general, toda la trama estuvo muy bien desarrollada, incluidos los saltos en el tiempo.
A pesar de todas estas cosas, el libro tiene algunos "fallos". Por ejemplo, en ocasiones, estabas centrado en una línea de investigación y de repente, el protagonista la abandonaba por completo y seguía con otra. Podía hacerse algo lioso en momentos. El final me gustó, pero ya había predicho parte de él. A continuación dejo algunos comentarios en spoiler para aquellos que ya lo hayáis leído:

En resumen, os lo recomiendo completamente, en especial a aquellos que no estéis familiarizados con este género y queráis darle una oportunidad. Es muy fácil de leer y disfrutar con él.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
SandraCP
 30 julio 2018
No es ningún secreto que la novela policíaca es uno de mis géneros literarios favoritos. Por eso, cuando tengo una entre mis manos, soy muy exigente, valoro gratamente los personajes bien construidos, la lectura fluida y, especialmente, que no tenga un final previsible. Por fortuna es el caso de esta novela que comienza por el final, mostrándonos a un Unai en peligro, que ha puesto en riesgo su vida durante la investigación. Tras esto, comienza la narración en primera persona del protagonista y nos sitúa en el momento en que Unai descubre la primera pareja muerta en la Catedral Vieja de Vitoria. A partir de aquí, descubrimos su vida, su entorno, su pasado y los recuerdos que tiene de los crímenes de hace veinte años. Y por qué no decirlo, a partir de aquí, empezamos a encariñarnos de Unai, aunque sepamos desde el prólogo lo grave que está. En ocasiones, la narración del momento actual se intercala con una vuelta a mediados del siglo XX con la historia familiar de los gemelos Ortiz de Zárate y de sus antepasados, clave para el posterior desarrollo de la novela.
Desde el principio, una de las cosas que más me gustó es la estupenda ambientación en Vitoria Gasteiz. Habitualmente me gusta leer novelas de ciudades que conozco, volver a recorrer las calles que ya he pisado, en otras palabras, meterme de lleno en la novela, sentir que estoy dentro. Cuando no conozco la localización puedo o morir de ganas de visitarla o simplemente, imaginarla. En este caso, Vitoria, una ciudad que nunca me había planteado visitar, se ha convertido en una más en la lista. Mientras leía los escenarios elegidos para los crímenes o las calles que recorre Unai en sus investigaciones, yo necesitaba ir buscando en Google Imágenes cómo eran esos parques, esos murales, esos monumentos o esos edificios. Doy por hecho que todo esto es por la virtud de la escritora a la hora de describir los lugares e incluirlos en la historia, darles la importancia que merecen.
En cuanto a los personajes, ¿qué puedo decir de ellos? Unai y Esti se convirtieron en parte de mi familia en apenas unas horas. Dos inspectores de policía que arrastran problemas familiares que tratarán de que no influyan en la investigación aunque no será fácil porque detrás tendrán a toda Vitora, familiares, amigos y redes sociales incluidas que les presionarán para solucionar de la manera más rápida y fácil. ¿Se dejarán arrastrar por el ruido mediático? Además, los dos inspectores están acompañados por una serie de secundarios que les arroparán en su trabajo y tejerán con ellos una red de personajes bien estructurados. Alba, Tasio, Ignacio, Germán, MatuSalem, Eneko, Martina..., todos te harán desconfiar de sus actitudes, sus verdades y sus mentiras si intentas adivinar quién puede ser el asesino en serie que trae en jaque a la policia y a toda la ciudad.
Una sensación que me embargó casi desde el principio es la similitud que hay entre esta novela y la Trilogía del Baztán de Dolores Redondo formada por El guardián invisible, Legado en los huesos y Ofrenda a la tormenta, muy recomendables todos ellos, por cierto. Ambas historias comparten la trama de asesino en serie que sigue una metodología muy clara, que tiene atemorizados a todos los habitantes del lugar, una pareja de policías que buscan conocer el por qué de estas muertes y algunos toques de mitología vasca y navarra en toda la historia. Además, comparten la idea de mantener la intriga hasta el final para que el lector especule quién puede ser el asesino y lo que conlleva que la trama sufra grandes giros argumentales, con el posterior "micro-infarto" del lector en los últimos capítulos. Además, como ya ha sucedido con El guardián invisible, El silencio de la ciudad blanca también será llevada al la gran pantalla por la productora Atresmedia Cine.
Sólo me queda añadir un par de apuntes más. El primero es reseñar que me encanta leer libros con su propia banda sonora o, al menos, que haga referencia a alguna canción, introduciendo la música en la historia. La música forma parte de mi vida, es un elemento más y creo que no sabría vivir sin él, por lo que veo lógico que uno de los personajes de una novela haga referencia o escuche alguna canción. En este caso, la música viene de la mano de Lau teilatu de Itoiz, según muchos, uno de los himnos que cierran las fiestas populares en todo el País Vasco y Navarra. Aquí podéis ver la versión de Mikel Erentxun y Amaia Montero con la letra y la traducción al español. Personalmente, sin ver siquiera la traducción, es una canción que me transmite mucho.
Enlace: http://miviajeliterario.blog..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
nefertiti5
 05 enero 2018
Estamos ante una novela de trama compleja, en la que el pasado tiene mucha importancia sobre el presente, con unos personajes fascinantes, intriga, ritmo, giros, sorpresas…y, por si fuera poco, un ambientación espacial magnífica y unas referencias mitológicas y al pasado de Vitoria que me han cautivado. La autora da voz a Unai, Kraken, el inspector de la policía encargado del caso quien, en primera persona, nos va a contar todo lo que ha ocurrido. La primera persona a veces funciona y otras veces no; en el caso de las novelas negras puede ser un inconveniente al no dejarnos ver otras perspectivas de los hechos pero en esta ocasión funciona a la perfección. Conocemos a Unai en el prólogo, en una situación muy comprometida. Tendremos que leer el libro entero para saber cómo se pudo llegar ahí y comprobar si hay alguna salida. Los hechos ocurren durante las fiestas de Vitoria. Y es que Vitoria es tan protagonista de la novela como el propio Unai. La mayor parte de la historia transcurre en el presente y se centra en la investigación de los crímenes pero hay otra línea argumental que nos traslada al pasado. En los años 70 Blanca Díaz de Antoñana está a punto de casarse con un joven de buena familia; un hombre violento que le maltratapero a quien no es capaz de plantar cara. Me ha gustado mucho esta historia del pasado y me ha encantado la conexión que tiene con el presente que, como es de imaginar, no se descubre hasta muy avanzada la novela, cuando ya se están ensamblando todas las piezas. La trama es muy compleja. Está formada por múltiples piezas que acaban encajando. Me ha gustado que, poco a poco, la autora nos va dando pistas para que nosotros podamos ir encajándolas en el puzle que nos muestra y, aunque hay sorpresas y giros, no es difícil averiguar cómo va a ser la resolución del caso, eso sí muy al final,... Los personajes me han encantado. Todos ellos están caracterizados con mucho mimo y son muy interesantes. La acción se inicia casi desde la primera hoja y mantiene el ritmo constante hasta el final en que, como suele ser habitual, se acelera. Eso en la trama del presente. En la del pasado el ritmo va claramente de menos a más. al principio nos cuenta una historia, sin más. Una historia interesante pero que no logra acaparar nuestra atención tan claramente como la del presente. Pero va ganando en interés e intensidad hasta que confluye con la trama actual. La autora utiliza una prosa sencilla, ágil, de muy sencilla lectura. Como en cualquier novela de intriga que se precia, no faltan los giros y sorpresas argumentales, sin sacarse nada de la manga lo cual se agradece mucho. Hay narración y diálogo en un equilibrio perfecto.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
Paloma
 29 mayo 2018
Esta es una historia sumamente entretenida, que en todo momento mantiene al lector con el alma en un hilo, temiendo el siguiente crimen e intentando averiguar quién es el asesino. Creo que es también primera novela policiaca que leo y me ha fascinado, pues la trama está bien construida, nada es evidente y no siento que haya elementos que sobren o estén de más y eso que es una novela larga. “Kraken”, o el inspector Ayala, el protagonista principal, es un personaje que me ha parecido muy divertido, creíble, bien construido -un hombre atormentado por la muerte de su familia, pero competente en su profesión y muy humano. Un par de veces he soltado una carcajada al leer sobre sus pensamientos o acciones. Y la relación con su abuelo y su hermano me ha conmovido enormemente, de complicidad, de apoyo, de amor filial.
La compañera de Ayala, Estíbaliz también me pareció un personaje muy simpático, humano, una compañera natural al inspector y (view spoiler). Los gemelos Ignacio y Tasio Ortiz de Zárate me han gustado también, y cuya caracterización nos hace dudar de su verdadera naturaleza.
Me ha parecido también extraordinaria la construcción de la trama, el misterio de los asesinatos, los lugares en donde se cometen -jamás en la vida había escuchado hablar de la ciudad de Vitoria en el país vasco, y ahora me encuentro buscando los lugares claves en la novela, y si pudiera me iría volando a conocer la Catedral Vieja y toda la historia de la población desde tiempos milenarios. También considero que la manera en que la autora logró intercalar capítulos del pasado con el presente, y a través de los cuales construye el hilo que lleva a descubrir al asesino, ha sido muy buena -ningún elemento está demás o distrae de lo realmente importante.
En realidad, es una historia que convence y es una excelente lectura para disfrutar sin preocupaciones -aunque bueno, un par de noches en realidad no podía dormir, pensando quien podría ser el asesino. Ahora, como bien señalan muchas de las reseñas, cuando uno descubre quién es el asesino ciertamente es quien uno menos piensa. Pero -y quizá por eso no le di 5 estrellas de calificación- creo que me decepcionó un *poco* quién era este personaje. Esto no es necesariamente malo y al final todo resulta convincente.
Ahora, estoy pensando si leo ya el segundo libro de esta trilogía o espero un poco más.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Citas y frases (5) Añadir cita
CruzCruz07 diciembre 2018
Comprendí que el dolor también une a las personas, tal vez más que las alegrías, porque de esas, como buenos desagradecidos que somos, nos olvidamos pronto.
Comentar  Me gusta         00
AlhanaRhiverCrossAlhanaRhiverCross02 noviembre 2018
A veces el tiempo que marca el calendario no tiene nada que ver con el tiempo mental o emocional que cada uno vive por dentro
Comentar  Me gusta         20
historiasentremisdedoshistoriasentremisdedos07 marzo 2018
``Toda esta serie de asesinatos mantiene un elemento inexplicable a primera vista: parecen obra del mismo asesino, pero el asesino está en la cárcel...´´
Comentar  Me gusta         00
AlhanaRhiverCrossAlhanaRhiverCross24 octubre 2018
No creo que puedas prevenir el siguiente asesinato, lo que creo es que puedes resolver los anteriores, y eso, paradójicamente, detendrá los próximos.
Comentar  Me gusta         00
AlhanaRhiverCrossAlhanaRhiverCross25 octubre 2018
A veces el tiempo que marca el calendario no tiene nada que ver con el tiempo mental o emocional que cada uno vive por dentro
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: policíaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

Literatura española

¿Quién es el autor/la autora de Episodios Nacionales?

Emilia Pardo Bazán
Benito Perez Galdós
Rosalía De Castro
Gustavo Adolfo Bécquer

5 preguntas
47 lectores participarón
Thèmes : literatura españolaCrear un test sobre este libro
{* *} .. ..