InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 8423352862
Editorial: Destino (24/10/2017)

Calificación promedio : 3.58/5 (sobre 6 calificaciones)
Resumen:
El nuevo caso de la inspectora Petra Delicado empieza cuando encuentran el cuerpo de una mujer de unos cincuenta años asesinada de modo brutal en su propia casa. Sobre el cadáver hay una carta de amor anónima que reivindica el asesinato, justificándolo con el abandono del presunto asesino por parte de la víctima. El caso lo llevan Petra, Garzón y un inspector del cuerpo de los Mossos d'Esquadra a quien sorprendentemente, pues es más joven que Petra, le encomiendan e... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (6) Ver más Añadir una crítica
Beatriz_Villarino
 03 junio 2019
A estas alturas escribir sobre Alicia Giménez Bartlett no tiene sentido puesto que ya lo hemos hecho en alguna entrada en el blog. Por supuesto, si la protagonista es Petra Delicado, da la impresión de que, yo, al menos, tengo poco nuevo que decir. Si habéis leído las reseñas sobre Crímenes que no olvidaré y Mensajeros de la oscuridad sabréis que me encanta.
Así pues, para finalizar las vacaciones pensé en Mi querido asesino en serie, pues el estilo de Giménez Bartlett es ágil, los diálogos son bastante realistas y los casos interesantes. No pensaba tomar notas, pues no lo iba a reseñar en Aurisecular, sólo quería leerlo pasando alguna mañana agradable.
Imposible. Aunque parezca increíble, la autora me sigue sorprendiendo, se está convirtiendo en uno de mis ídolos, y la protagonista me cautiva cada vez más, es ya mi referente femenino actual; tengo tanta empatía hacia ella que, a veces, me comparo y me veo igualita (lógicamente ése es un deseo, porque aunque es cierto que coincido con ella en bastantes pensamientos, su forma de enfrentarse a la vida está algo lejos de como yo lo hago. Pero sí, me gustaría ser de mayor, si no fuera porque ya llego algo tarde, como Petra).
Así que aquí estoy, dispuesta a recomendar fervientemente la novela porque, en Mi querido asesino en serie, nada es lo que parece en un principio. Hasta la última página estamos con la intriga, con el alma en vilo para ver la resolución del caso y la disposición en la que quedan los protagonistas. Porque en esta ocasión, qué oportuna por otro lado, la Policía Nacional debe colaborar con los Mossos d'Escuadra, algo que no sienta demasiado bien a nuestra inspectora, mucho menos cuando el inspector que se les une es bastante más joven que ella y queda al mando. A Petra le sienta mal que ocupen su puesto, aunque a ella no se lo parezca en un principio, pero para eso tiene a su lado al subinspector Garzón, que actúa, con todo el cariño del mundo, de conciencia de Petra para recordarle cuándo no tienen sentido sus enfados, cuándo no está cuidándose lo suficiente y cuándo debe descansar para que siga rindiendo con eficiencia.
Indudablemente esta relación entre ambos es lo mejor, parece que con el tiempo se haya ido afianzando más, si cabe, y funcionen como una familia. Siempre desde el respeto pero entre ellos no hay limitaciones jerárquicas, si tienen que felicitarse lo hacen y si deben insultarse, también; esto genera un ambiente distendido, cargado de momentos humorísticos que relajan, como en la vida real, la tensión a la que se ven sometidos por los crímenes que deben solucionar. Petra y Garzón son los que aportan a la novela el encanto necesario para que el lector quede seducido ante ellos; son imprescindibles porque son reales, en pocos momentos aparece en ellos la corrección política, y cuando el trabajo está más relajado, son capaces de escabullirse por cuestiones personales «de repente un buen día, frente al espejo, percibes que te han caído encima un montón de años […] ¿Alguien me había lanzado un conjuro […]? Puestos a ser supersticiosos, me decanté por el Génesis, con mucha más tradición y categoría que el mal de ojo […] le pediría a Garzón que me solapara un rato mientras yo intentaba insuflar cierto orden en el caos de mi aspecto». Petra tampoco tiene reparos en mentir al jefe: «—¿Algún tipo de excusa que quiera darme? […] —Era mi ginecólogo […] Bajó los ojos con actitud mixta […] El tabú de la mujer como ente ginecológico había funcionado, nunca suele fallar». Y la inspectora no se muerde la lengua casi nunca, de hecho aunque lo haga, su pensamiento queda expuesto mediante la primera persona «Lo que se entiende por “equipo” deviene normalmente en varias personas que se matan entre sí por destacar […] no te digo nada si el equipo está formado por individuos que vienen de distintos cuerpos policiales» Así que ante un asesinato, a Petra no le hace gracia colaborar con la policía autonómica. Por su parte el nuevo integrante, el mosso Roberto Fraile, queda en un principio alarmado por el trato que se dan sus actuales compañeros de la Nacional. El mismo efecto surte su comportamiento en la inspectora Delicado y el subinspector Garzón, así que entre los tres partirán con algún tipo de desasosiego para resolver un caso particularmente grave en el que no cabe duda de que el ensañamiento es la clave, «yacía una mujer. Tenía la cara destrozada. Llevaba un pijama cuya parte superior estaba arremangada alrededor de los pechos. Los pantalones le enmarcaban el vientre desnudo, cuajado de marcas que parecían profundos cortes». Cada uno se enfrenta a los hechos de diferente forma. Garzón, no cabe duda, es el intermediario «No le dé tanta caña a este chico, Petra. Seguro que es buen tío» Fraile es incansable, en un principio parece debido a su juventud «Estaremos en su despacho, si a usted le parece bien —¡Adelante, adelante, Roberto, siéntase como en su casa! Iré en cuanto pueda» Y Petra, madura, analiza la sociedad actual con una clarividencia precisa: «Como influir en lo realmente importante nos está vedado, ponemos toda nuestra pasión en las chorradas. Ya nadie se plantea rebelarse […] Pero cuidamos compulsivamente nuestra salud, nos desesperamos por ser eficientes en nuestro trabajo […] desviamos la atención hacia lo superfluo.»
Lógicamente el tema principal de la novela es la resolución de los asesinatos cometidos, sin embargo hay otros subtemas que hacen de la narración algo totalmente interesante, bien por los pensamientos de Petra sobre la sociedad actual, bien porque, al tratarse de mujeres asesinadas, aparece retratado con bastante acierto el perfil de la mujer sola, madura, capaz de aguantar su soledad rodeada de otras en condiciones parecidas; algo diferente al hombre solo que, por regla general, no forma grupos de hombres en sus mismas circunstancias sino que necesita a una mujer a su lado. ¿Machismo? Puede ser pero esto confirma que nos encontramos en una sociedad machista porque siempre, en rasgos generales, es cierto
Encontramos otro subtema de total actualidad, el racismo en la sociedad española; tan avanzados y justos que nos creemos y, sin embargo, no opinan lo mismo aquéllos que vienen de fuera por obligación «me acuerdo de él porque a mi bar no vienen muchos españoles. Somos pueblos hermanos, españoles e hispanos, pero debe ser en la distancia, porque cuando los hispanos venimos a la madre patria para trabajar parece que la familia no está tan unida».
Asimismo aparece, desde el humor, una crítica al infantilismo social, a la falta de independencia en las personas que necesitamos un guía para todo, de ahí que el país, los países, se vayan amansando, vayan perdiendo su personalidad y se vayan creando sociedades pobladas por pusilánimes.
—Seré antiguo pero tengo sentido común. Esta sociedad es una mierda. Parece que la gente necesite de los servicios profesionales para todo, ya nadie es capaz de pensar ni sentir por sí mismo.
—¡Por Dios, Garzón, cómase un chorizo que calme su ansiedad!
Otro subtema que aparece con gran ironía humorística es el empleo del vocabulario que hacen las sociedades modernas, tanto mediante eufemismos para no herir sensibilidades, como a través de expresiones diferentes para conceder una importancia desmesurada a algo o a alguien y al mismo tiempo acallar conciencias «no era jefa de personal sino de recursos humanos, y eso se debía a que en las empresas ya no trabaja el personal sino las personas […] Estuve a punto de aplaudir. A lo mejor gracias a aquellos cambios sustanciales en el vocabulario los ejecutivos de la empresa conseguían una candidatura al Nobel de la Paz».
Con menos ironía, pero mucho cariño, Alicia Giménez expone el problema familiar que surge cuando uno de los cónyuges tiene un trabajo que no le permite estar en casa todo lo que le gustaría, que no le permite un horario fijo y que el estrés es el predominante en el mismo debido a que el paso del tiempo es crucial para resolver o no los casos que se presentan. Problemas que suelen devenir en el fracaso de la pareja real pero, afortunadamente, no en la novela; Petra tiene por compañero a alguien envidiable, que la acepta como es aunque a veces se enfade.
—Curiosamente eres vehemente en tu vida profesional y racional en tu vida. Quizá convendría que fuera al revés.
[…]
¡Al carajo! exclamé para mis adentros. Apuré el whisky y me metí en la cama, tan fresca como una rosa primaveral
Petra no se permite rastro alguno de debilidad ante nadie, pues se da cuenta de que, sobre todo a las mujeres débiles se las tacha de apocadas, y ella no está dispuesta a ser noqueada por nadie.
Otro de los subtemas más entrañables es que, si se quiere, el ser humano puede franquear todas las barreras que impiden la comunicación, el buen entendimiento e incluso el cariño, de ahí que poco a poco Roberto y Petra vayan aclarando malentendidos, acercando posturas; dos polos opuestos, en un principio, en todo: generación, sexo, modales, forma de trabajar, forma de vivir, prioridades, consiguen aceptarse hasta llegar a la amistad
—…Roberto está intentando hacerla participar en lo más íntimo de su vida.
—¡Afortunadamente no me ha invitado a estar presente en su ducha matinal!
—¡No sea bruta! Se siente en deuda con usted […] no todo el mundo es tan silvestre como usted suele serlo
Y por supuesto no debemos olvidar el tema de los esquizofrénicos, el dolor que supone tanto para ellos como para sus familiares, las reacciones que van provocando , desde la pena por el enfermo hasta la rabia, la soledad y la desolación del que vive una situación traumática, pasando por la impotencia de quienes se sienten apegados tanto al enfermo como al tutor o responsable del afectado
—¿Qué puedo esperar yo de la vida? Dígame. No tengo mujer pero no soy viudo. Si alguna vez me olvido de todo y me siento feliz, enseguida me asalta su imagen.
Y entre esos subtemas vamos asistiendo paso a paso a la resolución de varios crímenes, ya que cuando parece que las pesquisas para atrapar al culpable van por buen camino aparece otra mujer asesinada de la misma forma, que no tiene nada que ver con la anterior. Esto hace que el cansancio se vaya acumulando en ellos, si bien al principio no en todos «descubrí a un Garzón que parecía Drácula volviendo de una juerga sangrienta. Contrariamente, Roberto Fraile tomaba notas sin parar…», al final el ánimo queda equilibrado
—¡Coño con el mosso d'escuadra! ¡Vaya mala leche que se gasta! ¡La está machacando a conciencia!
—Lo está haciendo muy bien, esa mujer miente.
Si el lenguaje destaca por el humor, negro a veces, bastante salvaje otras, en ocasiones aparece una ironía esplendorosa «—Joder, inspectora, cuando la miro es como si viera un puercoespín en un campo de cactus!». Asimismo las comparaciones son bastante acertadas «Salimos los tres a toda máquina como tres vampiros que hubieran visto un ajo». de igual manera, aun en las situaciones más realistas y siniestras, no desaparece el punto de vista humorístico, todo vale con tal de hacer más llevadero el trabajo «Aquel cadáver […] era efectivamente el de Berlamina Mendizábal […] tenía una hermana […] se llamaba Emérita. Algo ya sabíamos antes de empezar con las pesquisas: los padres de las Mendizábal no tenían piedad a la hora de poner nombres a sus hijas.».
Y por supuesto las situaciones más cotidianas también hacen gala de un humor que sirve para ensalzar a la policía, desde el momento en que echa por tierra determinados clichés y la acerca a seres humanos
—…he dejado este detalle golfo para el final.
[…]
Yo estaba más animada que sorprendida, pero Fraile no salía de su estupefacción.
[…]
—¡Madre de Dios, alcohol en la comisaría!
Poco a poco, entre risas y sonrisas, la autora nos va llevando por donde quiere, vamos cambiando de opinión como Petra, Garzón y Roberto y, con la misma ansiedad que aparece al comienzo de la novela, llegamos a la última página, sintiéndonos satisfechos por la labor bien hecha, la de Petra y su equipo y la de Giménez Bartlett y su caso, lamentando, si acaso, que Roberto Fraile no siga con ellos pues llegan a ser un trío imparable.
¡Fabulosa!

Enlace: http://elblogaurisecular.blo..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
MegRaven
 24 mayo 2018
A decir verdad yo aún no había leído ninguna novela de ésta inspectora, como tampoco de la autora que la da vida. 'Mi querido asesino en serie' llegó a mis manos por casualidad y con esa incertidumbre empecé su lectura. Lo primero que noté es que no pasa nada si no has seguido la evolución de Petra a lo largo de los años, la historia se sostiene por sí sola y sus personajes también.
En el caso concreto que se desarrolla aquí, nos enfrentamos a un despiadado asesino en serie de mujeres: Las mutila y además deja junto a estas una carta de amor. Dicho así puede parecer una novela escabrosa que roza lo macabro, pero nada mas lejos de la realidad: Está repleta de escenas cómicas y situaciones dispares, como si la investigación fuese llevada a cabo por niños incapaces de reconocer la seriedad de la situación. Y es algo que me encantó. Me gusta que se rompa con ese ambiente lúgubre en la novela negra y de vez en cuando se cuelen personajes luminosos y cargados de chispa, como Petra Delicado.
Nuestra protagonista tiene una personalidad fuerte, es decir, se lo cuestiona todo y puede llegar a resultar extremadamente intensa para el resto de personajes. Quizá por eso no sorprenda descubrir su lado feminista, o encontrarla discutiendo con su compañero cada dos por tres. ¿Y qué esperas? El subinspector Fermín Garzón es ligeramente irritable, está tan agobiado con la dieta que le ha impuesto su mujer que a la mínima la toma con las mujeres y suelta perlas para todos los gustos. Aún así, se nota que es una situación buscada, que se pretende satirizar ese comportamiento machista y sacar a relucir su falta de objetividad. Cuando en muchas novelas los personajes como Fermín parecen "normales" o sus propios autores no son conscientes de las tonterías que sueltan, aquí nos encontramos con una caricatura humana que a menudo es consciente de sus errores y recibe las afortunadas réplicas de Petra. Y así, se hace imposible no quererla.
Pero no estarán solos, claro. Éste caso también atañe a los mossos y por ello tendrán que aprender a trabajar junto al joven y disciplinado Roberto Fraile, aunque en un principio los choques entre los tres personajes resulten más que evidentes.
Para complicar aún más la historia y darle ese toque de humor que os he comentado, no podían faltar el marido y la suegra de Petra, que aunque deberían suponer la vuelta a la rutina y la tranquilidad del hogar, en realidad pueden llegar a darla más de un quebradero de cabeza. ¡Sobretodo su suegra! Que a la buena mujer la encanta el mundillo policiaco y está deseando meter las narices y ayudar en lo que pueda. al parecer todas las víctimas son mujeres solitarias, en busca del amor y quizá demasiado confiadas como para sospechar el peligro que las acecha. Pero cuando todas las pistas conducen a un mismo sospechoso y éste parece completamente incapaz de haber cometido los crímenes... ¿Cuál es el siguiente paso? ¿Y si la tensión es tal que el propio equipo de investigadores comienza a disgregarse y desconfiar entre sí?
Alicia Giménez Bartlett tiene una prosa sencilla pero correcta con la que es fácil engancharse a leer a buen ritmo y sin excesiva concentración. No cuesta meterse en la historia. Todo está hilado a la perfección y su lectura termina siendo una completa delicia, tanto como el descubrimiento de su inclemente protagonista. El tipo de libro que querrás en épocas donde no te quede tiempo para nada o el estrés te impida sumergirte en algo un poco más denso.

Enlace: http://elcuervodealasrotas.b..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Bookeandocm
 08 octubre 2018
Nos trasladamos hasta la ciudad condal. La novela se inicia con la aparición del cadáver de una mujer en su domicilio con el rostro acuchillado. Una carta de amor anónima en el lugar del crimen parece apuntar a un crimen pasional. Hasta allí se trasladará la inspectora Petra Delicado junto a su ayudante, Garzón. Mientras tratan de encontrar alguna pista del asesino el caso se complica rápidamente con el hallazgo de una nueva víctima en circunstancias similares.
Ante el cariz que toma la situación, con visos de estar ante un asesino en serie, el jefe de Petra requerirá la colaboración con otros cuerpos de seguridad, concretamente con los Mossos d'esquadra, al frente de los cuales se encuentra Roberto Fraile. Pero Petra, que es una mujer de armas tomar no está por la labor de facilitar las cosas. A sus cincuenta años, aunque es una excelente profesional, tiene mucho camino recorrido y un carácter rebelde. Está acostumbrada a llevar la sartén por el mango y no parece estar dispuesta a ceder ni un ápice de terreno en favor de nadie. A Fraile le tocará lidiar con un hueso duro de roer.
Con este prometedor inicio nos sumergimos en una trama en la que tan importante es dilucidar quién se encuentra detrás de las muertes de estas mujeres como las subtramas protagonizadas por la vida privada de los investigadores. Sobre todas ellas un tema delicado: la soledad y el aislamiento social y, en el centro de todo, una crítica feroz hacia las agencias matrimoniales y otras entidades similares que actúan como aves carroñeras con personas que lo único que buscan es un poco de compañía.
Es mi primer acercamiento a Giménez Bartlett y no será el último. Esta dama de la novela negra tiene bien merecido su trono, porque sabe manejar el lenguaje a su antojo para hacernos interesante una historia no solo por el enigma que plantea sino por todas las vivencias que rodean al resto de los protagonistas. Otro tanto ocurre con esos personajes tan llenos de matices de los que me han sobrado tan solo las numerosas referencias gastronómicas.
Petra, como no podía ser de otra forma, es la estrella de la trama. Una mujer decidida, muy profesional, a la que el bagaje que proporcionan los años y su carácter rebelde la hacen convertirse por momentos en un auténtico huracán aunque en el plano personal parece estar viviendo un momento de estabilidad emocional. Su lengua afilada ha conseguido arrancar la carcajada en no pocas ocasiones a alguien que en lo que a literatura se refiere no es de risa fácil. A la zaga le siguen Garzón, su ayudante, que después de años junto a ella ya sabe capear los temporales con maestría y su derroche de ironía también tiene su gancho. Por último, el pluscuamperfecto de Fraile que, aunque inicialmente choca con la pareja, sabrá encontrar un terreno neutral donde acercar posturas.
En definitiva, Mi querido asesino en serie es la última entrega de una autora ya curtida en el género de la novela negra. Una novela en la que encontraremos una trama bien planteada y resuelta, donde priman diálogos divertidos e ingeniosos que nos harán pasar unos ratos de lectura muy entretenidos.
Enlace: https://bookeandoconmangeles..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
AlmaLectora
 08 enero 2018
Hoy os traigo un libro de una extensa serie de novelas policíacas protagonizadas por una inspectora muy particular, Petra Delicado.
Llamarme ignorante pero nunca había oído nada de esta serie pero luego hablando con mi madre ella si la conocía y hasta ahí libros en su casa... Para más inri hicieron una serie de televisión con Ana Belén y Santiago Segura, ahí es nada jajaja. Pero vamos a lo que me ha parecido a mi este libro.

Como os he dicho, nunca había leído ninguna otra investigación del personaje creado por la autora española. Así que no puedo compararlo con sus anteriores historias y no os puedo decir si el personaje o la trama han cambiado, evolucionado o no.
La trama del libro está centrado en la resolución del asesinato de una mujer. Pero que se complica cuando aparecen otras mujeres asesinadas de la misma forma. En todo ello estará investigando la inspectora Petra Delicado, aunque en esta ocasión tendrá que trabajar con un agente de los mossos.
A lo que se refiere a la trama y resolución de los asesinatos la historia me ha gustado mucho. Te atrapa porque cuando piensas que una persona puede ser el asesino no lo es. Y se sigue investigando. Y hasta el final no se sabe quién, cómo y por qué de los asesinatos. Lo que me ha dejado muy buen sabor de boca ya que he leído otros libros sobre misterios y asesinatos y siempre me aburría porque se acaba intuyendo quien es el asesino por mucha vuelta que de el autor y quiera engañar al lector. No es el caso de esta historia.
También remarcaría que la autora ha elegido la temática de la trama en base a los problemas sociales que hay ahora en nuestra sociedad como es la violencia de género y el machismo. al ser la protagonista principal una mujer y de armas tomar, podemos ver como los hombres de su entorno le ponen ciertas trabas en su día a día. Se puede ver en los diálogos o en las descripciones de los gestos de algunos de estos hombres. Pero no solo hacía la inspectora sino hacía cualquiera de los personajes femeninos del libro.
El único pero que he encontrado a la obra son los diálogos en plan "chistosos" que se traían entre la protagonista y su compañero. No me cuadraban nada con el resto de diálogos del libro o en la voz con la que pensaba la protagonista. Y es que se encontraban los tres protagonistas presentes y estaban hablando normal, como tú y yo lo haríamos, y si se ponían a hablar entre Petra y su compañero habitual el tono era como más anticuado, más casposos los chistes. Con vocabulario muy cargado que no pegaba nada con ellos. Aunque claro, es la primera obra y puede que sea la forma normal de hablar de estos personajes y a los lectores habituales no les choque esto.

En conclusión, un libro con una buena premisa de asesinatos en la cual no sabes quien es el verdadero asesino hasta que no lo resuelve la autora. Con personajes muy carismáticos y con un toque muy reivindicativo. Aunque no hayas leído nada de esta serie y te gustan las novelas de policías no dudes, el caso empieza y se cierra en el libro y no trae nada de trama de libros anteriores.
Enlace: https://almalectora.blogspot..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
pasiondelalectura
 01 octubre 2018
Mi querido asesino en serie es el undécimo opus con Petra Delicado, un libro que se devora no tanto por la historia policial que por los diálogos entre la inspectora y su binomio el subinspector Garzón. Son hilarantes y zas zas.
En este tomo el binomio se completa con Roberto Fraile, un inspector de los mossos de esquadra que es otro cuerpo policial, eterno rival de la policía urbana. La confrontación de los tres personajes que llevan la investigación es todo el atractivo de este tomo.
El caso policial trata de encontrar a un asesino en serie que se ensaña salvajemente con mujeres maduras y solitarias, a navajazos y todas según el mismo molde. Un caso sigue al otro y los inspectores pierden el sueño y casi la salud en la investigación. Es interesante seguir paso a paso los tejes y manejes de la policía para avanzar con la pesquisa.
El caso será resuelto, no sin sobresaltos ni penas y gracias a un cabello. Pero el cabello pudo perfectamente pertenecer a un segundo personaje…(¿no?)
Una lectura muy entretenida y simpática, adictiva desde la primera página. Una novela brillante porque refleja una cotidianidad a todos los niveles (víctimas e investigadores).
Me gustan los libros de Giménez Bartlett porque pasan muy en alto el test de Bechdel-Wallace ( método para evaluar si una obra de ficción cumple con los estándares mínimos para evitar la brecha de género).
Enlace: https://pasiondelalectura.wo..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00

Las críticas de la prensa (1)
ElPais19 febrero 2018
En su undécimo libro, la inspectora creada por Alicia Giménez Barlett muestra estar en plena forma
Leer la crítica en el sitio web: ElPais
Citas y frases (4) Añadir cita
BookeandocmBookeandocm08 octubre 2018
La vida es extraña a veces, o para ser más precisa, es extraña casi siempre. No te das cuenta de que vas envejeciendo y de repente un buen día, frente al espejo, percibes que te han caído encima un montón de años sin comerlo ni beberlo. Aquella mañana me sucedió exactamente así. Salí de la ducha y, al peinarme, descubría la imagen de una casi cincuentona que me observaba. La muy descuidada tenía el pelo encrespado, la piel macilenta y cara de haber visto al diablo en persona. Era yo, yo misma pero con una edad que no sentía como propia. ¿Alguien me había lanzado un conjuro, o se trataba de la antigua y conocida maldición del Paraíso Terrenal sobre los seres humanos? Puestos a ser supersticiosos me decanté por el Génesis, con mucha más tradición y categoría que el del mal de ojo.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
pasiondelalecturapasiondelalectura01 octubre 2018
Saber a qué grado de soledad puede llegar una persona era un ejercicio sociológico muy difícil de realizar. Barcelona es una ciudad discreta, donde los ciudadanos conviven sin preguntarse gran cosa, casi sin mirarse por no interferir en la vida del otro, por no molestar. Todo sucede en medio de un silencio social compartido, como una especie de pacto implícito.”)
Comentar  Me gusta         00
Beatriz_VillarinoBeatriz_Villarino03 junio 2019
Frente al cadáver se tranquilizó. La imagen de la muerte no debía parecerle tan terrible como había temido. Nuestros fantasmas siempre son más espantosos que la realidad.
Comentar  Me gusta         10
AlmaLectoraAlmaLectora08 enero 2018
Es obvio que una biografía femenina es considerada yerma si no figura en ella datos amorosos. Da igual que la interfecta haya encontrado una solución para el cambio climático o haya compuesto óperas más sonadas que las de Wagner. Si no inspiró amor a algún tipo, aunque fuera un maldito gañán, su existencia no vale un pimiento
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: novela negraVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

La novela negra en el cine

¿Cuál de las siguientes adaptaciones cinematográficas basadas en las novelas de James Ellroy, fue dirigida por Brian De Palma?

L.A. Confidential (Los Ángeles al desnudo)
La Dalia Negra (The Black Dahlia)
Dueños de la calle (Street Kings)
Dark Blue (El rostro oscuro de la ley)

10 preguntas
28 lectores participarón
Thèmes : novela negra criminal , novela policiaca negra de accion , novela negra policiaca de intriga adictiva , novela policíaca , cineCrear un test sobre este libro
{* *}