InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
Críticas sobre El Imperio del Sueño (6)
Ordenar por :   Fecha   Los más apreciados  

Añadir crítica
AlhanaRhiverCross
 22 mayo 2018
No os hacéis una idea de las ganas que tenía de poder opinar sobre esta nueva publicación de Laura Tárraga, a quien ya habréis podido ver por este blog hace un par de años cuando se lanzó con la autopublicación de la bilogía Infortunium (ambas reseñadas y enlazadas más abajo). Espero de corazón que sus próximos proyectos también puedan ver la luz, pero de momento ha sido Nocturna Ediciones quién ha hecho posible que otra de sus historias pueda estar en nuestras manos. Si habéis tenido la oportunidad de leer su anterior bilogía, olvidaos de ese toque humorístico que la caracterizaba porque, a grandes rasgos, esta novela es emocionalmente conmovedora, te deja tocada en más de un sentido, te hace reflexionar y sentir un montón de cosas y ello se debe principalmente a dos aspectos: la narración y las protagonistas. Sin ánimo de contar más de lo debido respecto a la trama, intentaré limitarme a estas dos cuestiones, que ya son bastante por sí solas para convenceros de que este libro merece ser leído.

En un mundo en el que la gran mayoría de la humanidad ha perdido la capacidad de soñar (de las cosas más horribles que le pueden pasar a la humanidad, vaya…) unos pocos privilegiados aún conservan esa habilidad, por lo que están considerados como personas de elevada categoría entre la sociedad y viven en mansiones rodeados de lujos en la zona alta del principado de Zephanis. Con esta premisa tan inquietante, la autora nos invita a un gran acontecimiento anual llamado el Imperio del Sueño, en el que varios competidores de las más altas esferas muestran sus mejores sueños (los más bonitos, los más nítidos, los más emocionantes, los más originales) para ver quién es el ganador o ganadora del concurso y seguir aumentando su caché de soñadores. La soñadora de esta historia es Leiza, una joven ricachona a la que le gusta la buena vida y cuya visión de sí misma depende de lo que los demás esperan de ella: sus magníficos sueños.

Problema: de la noche a la mañana (literalmente), Leiza deja de soñar, ergo, se le acabó el chollo de los saraos de photocalls y champán. Y eso sí que no.

Solución: hacer uso del mercado negro de sueños para comprar sueños robados y poder usarlos durante la competición sin que nadie se dé cuenta de que no son sueños propios y además, que son ilegales.

Y ahora me vais a permitir que fangirlee un poco con uno de los personajes más especiales que he tenido el gusto de conocer: Shoana, una chica que vive en el barrio pobre de Zephanis y cuya juventud no ha sido lo que se dice ni fácil ni normal. Ha tenido que lidiar con traumas muy profundos y ha tenido que hacer frente a “imprevistos” que en realidad han supuesto lo mejor de su deprimente vida. Sin embargo, por muy humilde que sea su existencia, las facturas no se pagan solas y hay bocas que alimentar que dependen de ella, así que ha tenido que aprender a ganarse la vida de forma rápida y que dé dinero fácil. Por suerte o por desgracia, la técnica ha avanzado tanto que aunque casi nadie pueda soñar por sí mismo, algunos se las han ingeniado para lograr extraer los sueños de las mentes de los que aún conservan esa capacidad. Y como todo lo que escasea se vende caro, el negocio resulta bastante lucrativo y Shoana no está como para tener la moral quisquillosa. Además, su profesión se le da tan bien y lo hace de forma tan efectiva que hasta se ha ganado una reputación y un sobrenombre entre los suburbios del principado con el que todo el mundo la conoce.

¡Tachán! Aquí es donde ambas protagonistas convergen cuando sus intereses comunes confluyen provocando un choque de personalidades que hace que en toda la novela estemos pensando continuamente en los dichosos polos opuestos y todo ese rollo del magnetismo y su funcionamiento. No me malinterpretéis, tanto Leiza como Shoana me gustan (y más cuando están juntas en la misma habitación). Ambas son unos personajes construidos de una forma demoledora, pero por algún motivo yo me he encaprichado de Shoana porque tiene un atractivo único y todo lo que hay a su alrededor hace que conectemos con ella al instante. Pese a que ella es una de las personas que no puede soñar por las noches, intenta deshacerse de las pesadillas que la acompañan cada día porque como dice la frase promocional, hay más monstruos en la realidad que en las fantasías de los sueños. Aunque tiene un carácter muy fuerte, también tiene sus momentos de debilidad y por todos estos matices creo que es uno de los mejores personajes que ha creado Laura Tárraga y uno de los que más impacto puede causar en l@s lector@s.

Por otra parte, sin entrar con detalle en ninguno de ellos, hay varios personajes secundarios con cierta relevancia para cada una de ellas y a quien llegamos a odiar o a amar profundamente según lo que toque. Algun@s representan lo peor de nuestra la sociedad, porque lejos de ser ficción, hay muchísimas personas así en la realidad; y otr@s, son víctimas de las circunstancias que les ha tocado vivir y suponen verdaderos retos diarios tanto para Leiza como para Shoana. En definitiva, un abanico de secundarios que no están ahí sólo para completar a las protagonistas, si no que sirven para que much@s lector@s puedan identificarse fácilmente. También la ambientación futurista que rodea a toda la novela es digna de mención, porque con las detalladas descripciones que nos aporta la autora en la narración, nos transporta a esa ciudad dividida en estratos y mentalmente podemos diferenciarlos haciéndonos una imagen visual cristalina y también muy perturbadora: la lujosa y brillante vida de los soñadores frente a la triste y oscura existencia de todos los demás que luchan por sobrevivir a la pobreza.

Son muchísimos los temas que nos acerca Laura Tárraga con una historia que en principio suena a ciencia ficción pero os aseguro que sólo es una cortina de humo para que nos despistemos y dejemos nuestro corazoncito desprotegido para lo que de verdad quiere contarnos esta joven autora (y bueno, que también se la ve que disfruta haciéndonos sufrir). Por si fuera poco, no se me olvida comentar la forma tan arrolladora que tiene de escribir Laura Tárraga. Como os digo, se jacta de ser cruel con nuestros sentimientos haciéndoselo pasar (muy) mal a sus personajes, pero es que además lo demuestra palabra por palabra cuando les da voz propia. En El Imperio del Sueño, Leiza y Shoana son las que nos hacen emocionarnos con sus pensamientos, sus sentimientos, sus inseguridades y todo lo que les va pasando, porque en la deslumbrante vida de la soñadora hay muchas sombras y en el oscuro día a día de la ladrona hay muchos haces de luz.

Por si queda alguna duda, resumo brevemente que esta novela rompe con los esquemas de muchos tópicos juveniles, empezando por sus dos protagonistas y todo lo que las une. de nuevo, insisto en que a pesar del género se trata de una historia muy realista, como viene siendo habitual en las novelas de esta autora, cuya ambientación tiende a ser completamente de ficción para mostrarnos unos personajes tan humanos que se nos ponen los pelillos de punta con todas desventuras que les ocurre. Por supuesto, es una clarísima recomendación si aún no conocéis a Laura Tárraga, porque os aseguro que no tiene nada que ver con ninguna otra autora de literatura juvenil, ya sea por sus originales ideas en las tramas como por su estilo al dotar de vida a sus personajes. Hacedme caso, y asistid al evento del año: El Impero del Sueño.
Enlace: http://enmitiempolibro.blogs..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Lawerson
 29 enero 2019
El Imperio del Sueño es el nuevo libro de Laura Tárraga, un autoconclusivo cobre la importancia de los sueños y, sobre todo, sobre la importancia de la familia, la unión, la valentía y el enfrentarse a esos miedos que nos mantienen encarcelados tantísimo tiempo. Siendo Shoana y Leiza las narradoras principales, el libro, siempre usando la tercera persona, también introducirá de manera breve a un tercer narrador cuyo nombre no os voy a decir ya que eso lo tenéis que descubrir por vuestra propia cuenta. Así pues, el libro empieza con nuestras dos protagonistas, cada una narrando un capítulo, introduciendo de manera exacta todo el mundo en el que nos vamos a meter, esa zona baja, residencia de Shoana, que nos hará ver cómo se vive allí, las diferencias sociales que existen en comparación con las otras zonas más altas que la suya, una vida precaria, difícil y con muchas piedras por un camino incierto. Siguiendo con esa manera directa de describir y narrar las cosas, también veremos cómo es la zona alta, la más exclusiva, y cómo se mueve eso de los sueños, siendo una primera parte del libro la mar de interesante, conociendo todo el mercado y el dinero que mueven los sueños, así como la vida de esta sociedad futurista que se nos presenta, con detalles muy chulos, muy precisos y originales, y una lectura que va viento en popa a través de la novedad y el presentarnos un mundo arriesgado que puede dar mucho juego en una historia que empieza con bastante fuerza. Sin embargo, y desgraciadamente, creo que es a mitad del libro donde se va desmoronando la cosa. La lectura va perdiendo en esta parte, y poco a poco, esa novedad del mundo que se nos presentaba al principio, se va desinflando, y es en esta parte cuando he notado una lectura más lenta, menos interesante y que no me dejaba con ganas de continuar. No aparece nada que te incite a seguir leyendo, que te siga enganchando, son momentos en los que la trama se estanca en un par de cosas que ensombrecen todo lo que en un principio me llamaba la atención, e incluso he notado esa monotonía con la que me costaba seguir leyendo, y mucho, ya que me empezaba a aburrir. Por suerte, los capítulos están contados de forma muy directa y no se me hacían demasiado eternos, pero sí que perdí ahí el fuelle y el ritmo de lectura que tenía al principio ya que me topé con una lectura que no me decía ni daba nada, algo que sigue hacia el final, escenas que vuelven a incidir en el mismo tema, y hasta lo hace predecible, haciendo que lo que podría haber sido un buen giro argumental se quede en algo que pasa desapercibido ya que se veía venir desde el principio, siendo El Imperio del sueño un libro que empieza con bastante fuerza y originalidad pero que se desinfla a medida que avanza.

Aún así ha habido un par de cosas que me han gustado mucho, y es lo primero que voy a comentar. Por un lado está el tema de los sueños. Me ha parecido un apunte super original, ver cómo los sueños interfieren con la vida y el día a día de esta sociedad, cómo son ellos los que mandan y cómo, por su ausencia, crean esa pobreza de la Zona Baja o, por el lado extremo, esa riqueza en la Zona Alta. Creo que tratar el tema de los sueños como moneda de cambio ha sido un punto completamente a favor de la autora, ya que nadie, que yo haya visto aún, los ha tratado de una manera en la que nos hace ver hasta qué punto perdemos los humanos más humanidad, y algo que nos identifica como eso, con tal de dejar que la tecnología avance. Además, me ha resultado curioso todo el proceso que hay tras esto, cómo se extraen los sueños, cómo se visualizan, cómo otros comercializan con ellos. Ha sido un toque muy personal y original por parte de la autora. Con estos sueños, Laura ha podido exponer también la situación tan desfavorecida y diferencial que hay entre la Zona Baja y la Zona Alta. Creo que ha hecho un buen trabajo creando las dos partes y la zona algo más olvidada, la Zona Media, con sus características, su forma de vivir, sus peligros, sus desventajas, su gente. Supongo que ha querido reflejar con ello nuestra realidad, esa hipocresía y ese egoísmo que hoy en día está muy presente entre nosotros, separando más que uniendo. Ha sido uno de los mensajes que ha querido transmitir, el de hacer ver que todos, tengamos lo que tengamos, al fin y al cabo somos iguales. Y es que no será el único tema que la autora tratará, siendo con ello el último punto positivo que le saco a esta historia. En un ámbito más personal, ha creado una subtrama con buena pinta, ensalzando la figura de la mujer independiente, fuerte, y que no se acobarda, sino que lucha con lo que tenga al alcance de la mano, aunque sea algo diminuto.

Sin embargo, todas estas cosas también tienen su lado más débil, y es lo que más me ha fallado en todo el libro. Ya he dejado claro que me ha gustado todo ese tema de los sueños pero, sin embargo, se me ha quedado muy plano lo de El Imperio del Sueño. Y es que apenas tiene protagonismo. Cuando empecé el libro creía que ese concurso televisado iba a ser un pilar fundamental en la historia, que me iba a meter en sus entresijos, que iba a conocer bien cómo funcionaba y se vivía de eso, que me iba a dejar momentos increíbles con los que poder ilusionarme con este libro y con los que iba a acabar con la boca abierta. Creo que Laura ha cometido un fallo olvidándose parcialmente de ello, dejándolo atrás para convertirse en una excusa para darle el final que tiene la historia. Me ha decepcionado esa parte ya que creía iba a ver más de ello, y no ha sido así. Otro de los fallos que ha tenido ha sido lo que ha venido con esto que acabo de comentar y lo que ha hecho que esa mitad del libro tenga una trama más plana, más lenta, más monótona y más costosa ya que no pasa absolutamente nada, y es el cómo ha tratado justamente los temas y mensajes que os he comentado arriba. Como digo, me ha gustado que la autora haya querido usar esta historia y sus palabras para lanzar mensajes, pero todo me ha parecido a una intensidad muy pero que muy baja. No he sentido emoción alguna, no hay escenas fuertes de acción o tensión, todo pasa demasiado rápido, no se enfatiza ese tipo de escenas y todo se ha resuelto con demasiada rapidez. Creo que ha faltado más descripciones por todas estas partes, más pausa, más dedicación. Si quieres mandar un mensaje como este que se haga notar, que esté bien mostrado, que se haya profundizado en él. Ha sido una pena ver cómo todo iba desembocando a momentos en los que se estanca demasiado la historia, momentos que, salvo la superficie del mensaje, se quedan muy pero que muy flojos y no dan ningún incentivo para reavivar la trama y engancharte. Además, no he llegado a conectar con ningún personaje, algo que también he visto que de trataba de manera precipitada. No me ha dado tiempo de conocer bien a las dos protagonistas, ni a Shoana ni a Leiza. Además, con respecto a la primera he encontrado varios agujeros ya que, por ejemplo, no se llega a explicar nunca por qué de repente puede soñar. Como sigo, me han faltado más explicaciones en todo, más profundidad. Creo que ha sido un libro demasiado directo que se deja muchos frentes abiertos.

En resumen, El Imperio del Sueño no ha sido todo lo que yo esperaba. Bajo una premisa sumamente original, el libro peca de no tener mucha extensión para poder describir bien cada elemento, y de estancarse a partir de su mitad, una historia que empieza bastante bien y con bastante fuerza pero que, desgraciadamente, se desinfla a cada página que pasa.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Maru
 29 julio 2018
Tenía ganas de leer a esta autora del que todo el mundo hablaba maravillas, así que cuando vi que Nocturna iba a publicar está historia no puede contenerme y la tuve que comprar, y os puedo asegurar que era una de las autoras que este año quería descubrir y ha sido toda una revelación, de la cual ya os puedo adelantar que seguiré su trayectoria y leeré lo que publique.

Está escrito en tercera persona que hará que vivamos capítulos desde la perspectiva de Leiza y Shoana, algo que me ha encantado mucho porque es una forma de conocer mucho más a fondo a nuestras protagonistas, ver sus miedo, inquietudes y cosas que odian, pero a la vez descubrir desde sus ojos las cosas buenas de la vida, que por mucho que uno tenga no tiene la felicidad absoluta, que solo a veces nos hacen falta pequeñas cosas para ser feliz.
Ella son las dos protagonistas de esta historia (y si encantada/enamorada de que una historia las dos protagonistas se han mujeres), unas chicas de mundos diferentes, que en un principio podríamos decir que no tienen nada en común, pero no es así. Dos chicas fuertes, con personalidad, con un gran corazón, que lo arriesgan todo, pero que tienen un valor de la justicia muy grande y que entre ellas dos crecerá una gran amistad. Pero también tenemos personajes secundarios como Niara, Derek, Bodo, Rasul, el abuelo de Shoana, la madre de Leiza y mas soñadores, iremos sabiendo poco a poco cosa de todos, de los que menos del resto de soñadores, pero aún así los conoceremos. Lo que más me ha gustado es que Laura nos presenta unos personajes tan bien pincelados que es imposible que no os los imaginéis, y muy bien definidos y construidos, no les puedes poner ningún pero a ninguno de ellos, otra cosa es que nos gusten más o menos.

Quiero destacar dos grandes puntos de Laura, lo primero la capacidad que tiene para describir las cosas, lo hace tan bien, que los lugares que te describe los puedes ver perfectamente en tu mente, y puedes verte paseando en sus lugares e incluso sentir las cosas que ella cuanta de las zonas. Y un segundo punto que quiero destacar es la forma de escribir de Laura, os recuerdo que es lo primero que leo de ella, pero aun así es tan grande lo que ha hecho con esta historia, como con sus palabras te hace vivir y sentir lo que están pasando las protagonistas, y estamos hablando de dos chicas con vidas muy diferentes, pero aun así es capaz de conectes con Leiza y Shoana desde el principio, aunque en este punto voy a confesar que soy team Shoana, mi conexión con ella fue tan grande desde el principio que no os podéis imaginar lo que he sufrido con ella, pero sobre todo he vivido la fortaleza de este personajes, como lucha para darle lo mejor a un personaje especial para ella, he podido vivir en mis propias carnes como Shoana quiere mejorar, poder vivir en un entorno mejor, pero no para ella sino para esta persona especial que tiene en su vida. Pero algo grande tanto de Leiza como de Shoana es que son dos personajes tan reales y humanos.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Atrapada
 02 julio 2018
Como fan del género distópico nunca veo satisfechas mis ansias de descubrir nuevos planteamientos y el de este libro tiene ese toque de originalidad que siempre busco y cada vez más me cuesta encontrar.

Este libro cuenta con dos protagonistas, Shoana y Leiza, dos polos opuestos en todos los aspectos pues tienen vidas tan diferentes y objetivos tan distintos que parece imposible que sus intereses comunes lleguen a un entendimiento. Ambas me han resultado interesantes pues nos muestran dos formas de vivir en un mismo mundo futuro, he conseguido comprenderlas y empatizar con cada situación.
Enlace: http://www.atrapadaenunashoj..
Comentar  Me gusta         00
soleyaragones
 08 junio 2018
En primer lugar, no me esperaba que el libro fuera a ser tan duro, la verdad es que Laura ha vuelto a sorprenderme. No suelen agradarme este tipo de lecturas pues busco evadirme de la realidad con libros casi siempre cómicos y en su anterior bilogía pensé que estaría presente ese humor que tanto me gustó de ella.

No es un punto malo pero sí que me he sentido algo entristecida, encontrándome con una historia muy dura. Esperé también que los sueños aparecieran de forma sorprendente, como sueños mágicos y sueños que hacían "soñar" como la portada del libro con las criaturas brillando y esos colores tan llamativos. Pero no. Suele aparecer casi siempre el mismo sueño por un motivo que no puedo contaros y no es precisamente un sueño bonito, sino una verdadera pesadilla.
Laura aborda temas muy serios y muy profundos: maltrato, violación, enfermedad, pobreza, injusticias... Todo ello adquiere mucha importancia en la trama y la autora nos muestra una cruda realidad que duele mucho, incluso en un futuro lejano y ficticio como ella nos narra, pero que lamentablemente es justo como hoy en día. Un tema que ella ha sabido hacernos llegar y que es digno de admirar.

Los personajes principales son dos chicas, ambas fuertes y dispuestas a hacer lo que sea por la familia: Shoana, una ladrona a la que no le queda más remedio que robar para alguien importante en su vida. Y Leiza, una soñadora famosa que de pronto deja de soñar.
Me hubiera gustado que uno de los personajes masculinos que parecía prometer mucho, el amigo de Shoana, hubiese salido más.
La trama al principio no me enganchó mucho pero luego se fue haciendo más intensa y conforme se desvelaban los misterios, una se sentía como atrapada entre las páginas. Lo malo es que cuando por fin sucede esto, el libro termina. El lector siente que queda algo por contar y la sensación final es de tristeza.
La forma de escribir de Laura es ágil y sencilla, como en Infortunium, solo que esta vez, en vez de en primera persona, nos narra la historia en tercera. ¡Y adoro las historias en tercera persona!
Me ha gustado que los capítulos, casi todos ellos, fueran cortos y rápidos de leer. Suelo leer todos los libros por capítulo y detesto cuando uno es demasiado largo, obligándome a parar justo en medio. Por eso es de agradecer que la duración de cada capítulo haya sido corta, incitándome a seguir con el siguiente.

"Una trama escalofriante por la verdad que cuenta: pesadillas de una realidad cruel e injusta."
Enlace: http://soleyaragones.blogspo..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Lid02
 26 mayo 2018
El imperio del sueño es un libro que tenía mucha ganas de leer porque había escuchado cosas muy buenas de la anterior obra de la autora y aprovechando que salía esta nueva historia de tráfico de sueños, me arrojé a por ella. No sé del todo qué es lo que esperaba pero era algo muy diferente a lo que me he encontrado y, no sé qué me pasa últimamente, pero no me termina de convencer ninguna historia y esta es otra que se me ha quedado floja. Sigo con mi metodología de puntitos y pasamos a los elementos:

World-building: el libro tiene un toque de fantasía o más bien de ciencia ficción ya que crea un mundo diferente donde la sociedad se encuentra dividida por quienes sueñas y por quienes no, haciendo de los sueños un elemento muy importante con los que se comercializa. El world-building no me ha parecido nada del otro mundo, de hecho me ha parecido muy pequeñito ya que se rige a esto de los sueños pero fuera de ello se trata temas muy de libro contemporáneo. No soy muy dada a lo contemporáneo y me esperaba más ciencia ficción por lo que me ha decepcionado bastante en este aspecto pues no creo que sea un libro que haya que leer por llevar el género ciencia ficción ya que en este sentido es muy atmosférico y sí, explica cosillas, pero tampoco se introduce mucho en él porque si le q


Reseña completa en el enlace:
Enlace: http://librosdelcielo.blogsp..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

¿Cuánto sabes sobre la literatura de Estados Unidos?

La leyenda de Sleepy Hollow es un relato corto de terror y romanticismo, se desarrolla en los alrededores de...

Nueva York
Londres
Chicago

10 preguntas
5 lectores participarón
Thèmes : literatura norteamericanaCrear un test sobre este libro
{* *}