InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
ISBN : 8416517304
Editorial: Umbriel (10/03/2020)

Calificación promedio : 3.41/5 (sobre 11 calificaciones)
Resumen:
Durante un verano que va a cambiar su vida, Charlie conoce a Fran. En 1997, Charlie Lewis es el chico que nadie recuerda en la fotografía del instituto. No le ha ido muy bien en sus exámenes. En su casa, se ocupa de su padre, aunque está seguro de que debería ser al revés, y, si piensa en el futuro, lo hace con cierto terror. Hasta que Fran Fisher irrumpe en su vida y, muy a su pesar, Charlie empieza a tener esperanzas. Pero si Charlie quiere estar con Fran, deberá ... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES
Críticas, Reseñas y Opiniones (12) Ver más Añadir una crítica
erick_ascencio
 14 mayo 2021
Sinceramente no recuerdo por qué pedí este libro, mis vagas memorias tienen información de que se trataba de un contemporáneo adulto (porque está publicado en el sello Umbriel) y que la portada es una chulada, JAJAJAJAJA, perdón, tenía que sacar el comentario plástico. En fin, no tenía idea de por qué, pero Dulce despedida me daba las vibes de otoño y estuve a punto de leerlo en esa época, pero por mil razones no lo hice y en febrero por fin le di la oportunidad y qué equivocado estaba, Dulce despedida cero es otoño, en realidad es VERANO.
Es el último día de clases y estás en la fiesta de despedida de tu generación, no la estás pasando bien porque casi no tienes amigos y en realidad eres casi invisible, nadie te nota excepto tu profesor de geografía que te alienta a seguir tus sueños, además, las fiestas no son lo tuyo. Quizá nada de lo que está sucediendo alrededor tuyo lo es. Patético. Lo único bueno de esto es que por delante tienes todo el verano para hacer lo que quieras sin preocupaciones o responsabilidades, solo disfrutar. Claro, eso aplicaría si tu vida no se estuviera yendo al caño, si tus padres no estuvieran divorciados y tu papá no sufriera una depresión que lo ata a la cama. Necesitas una escapatoria de tanto, alguien de tu edad solo debe divertirse. Una tarde te encuentras con una chica herida y decides ayudarla, quizás esta es tu oportunidad del tan sonado "amor de verano", pero Fran no te lo pondrá así de sencillo, te reta a entrar a la Compañía, un club de teatro ¡voluntario durante las vacaciones! Esto no es algo que aceptarías de primera intención, va en contra de lo que eres y es todo de lo que tú y tus amigos se burlan, pero qué pasaría si le das la oportunidad a algo diferente, ¿qué podría pasar además de conseguir una cita con Fran Fisher?
Perdón que lo escriba así, pero ¡qué maravilla de sinopsis escribí! Siento que capta a la perfección la esencia de la trama, es un romance de verano que nada tiene que ver con un romance de verano. ¿Lo pueden sentir? Les juro que vibra, irradia, poder el sólo imaginar una trama así y no les voy a mentir, está lleno de clichés: el chico invisible e incomprendido que tiene problemas en casa y que tiene más conversaciones consigo mismo que con otras personas, la idealización del verano, found family, coming of age, autodescubrimiento y otros más que si los menciono sería un terrible spoiler, pero no importan en lo más mínimo porque todos esos clichés son necesarios para que una historia brille (o sea odiosa) por sí sola porque ¿quién no ama a un adolescente que, en un momento crítico de su vida, se descubre en el verano en compañía de quien menos lo esperaba? Exacto, todxs amamos estas tramas y Dulce despedida lo hace de manera magistral, toca todas las fibras necesarias para conmoverte hasta la médula.
Advertencia: si no te gustan este tipo de tramas en definitiva este libro será un suplicio para ti y no te aconsejo siquiera tocarlo, te puedes morir de aburrimiento.
Aclarado lo anterior, es obvio que tenemos una historia de personajes y claro que son una joya, cada uno tiene un matiz que lo hace especial y aporta a la trama. Lo verdaderamente especial está en el crecimiento del prota, sucede de una manera única y sin igual, paulatina, creíble y natural.
Charlie es el típico chico invisible que no destacada en nada y apenas roza la media, que tiene problemas familiares y al que le gusta regodearse en lo que considera miseria porque no es como los otros chicos ricos que tienen todo solucionado, son populares y a los que nunca les falta alguien con quien hablar. Claro que Charlie tiene todo para que lo odiemos, es solitario, retraído, aburrido y en ocasiones insoportable, es la clase de persona que se aleja y te aleja, pero no puedes evitar sentirte atraído hacia él, querer ser su amigo y que se digan "entiendo lo que estás pasando, nadie de nuestra edad debería vivirlo" y luego se den un abracito de "brohs", simplemente es alguien querible. Perdón, pero no puedo ser objetivo con Charlie porque es el cliché de protagonista que disfruto en los libros contemporáneos y aquí fue aprovechado en su máximo esplendor y explotado hasta la última gota, haciéndolo único de entre todos los Charlie's del universo literario (sé que podrían pensar en Charlie de Las ventajas de ser invisible, y sí, tiene ese aire, solo para que se den una idea de lo van a encontrar).
Fran Fisher no es la típica chica súper guapa única y especial por lo que todos se mueren, ella es única y especial de verdad, en el buen sentido, porque es una adolescente a la que le apasiona el teatro y no tiene miedo de mostrarlo, porque no es conformista, es inteligente, ambiciosa y atrevida, sabe lo que quiere y, sin ser pretensiosa, es la chica por la que todos en la Compañía babean. Sabe el poder que tiene en los demás y no alardea, solo busca hacer el bien y, sin quererlo, le da rumbo no solo al verano de Charlie, sino a toda su vida, así de impactante es Fran.
La Compañía son un grupo de personas que van desde adolescentes (en su mayoría) hasta adultos de la tercera edad (así de variados son nuestros personajes) y lo único que tienen en común es su amor por el teatro, tanto así que dedican sus tardes a montar una obra que no saben si tendrá éxito, pero pareciera que viven de ello porque están muy comprometidos con que todo salga a la perfección. ¿Los amé? Con todo y sus imperfecciones los amé. Una especie de found famiy de verano.
Sin dudarlo ni un segundo puedo mencionar que lo que hizo que amara el libro fue la narrativa. Nuestro narrador es Charlie, pero ya siendo adulto, cerca de 20 años en el futuro. ¿Entienden lo importante que es esto? Nos está contando su historia, una de la que ya se sabe el final y lo hace con seguridad, con un ritmo único, sin prisas, saboreando cada instante y haciendo énfasis en los momentos que considera clave; notamos una voz madura, una que un chico de 17 años jamás podría tener (o no sería natural en él) acompañada de la nostalgia de recordar aquellos momentos que formaron la persona que es hoy en día. No pude evitar sentir que fue como si un desconocido me contara la historia que lo construyó y mientras lo escuchaba no pude evitar pensar vaya, este tipo debería ser mi mejor amigo.
¿Existe algún punto negativo? Claro que sí y es que te cuesta adentrarte en la historia e inclusive llegas a sentir que no avanzas a ningún lado, pero parte del encanto de esta historia radica en eso, en la cotidianeidad de los acontecimientos, vemos el día a día de Charlie, lo poco o mucho que hace y todas las interacciones que tiene, realmente no pasa mucho, todo es relativamente calmo y, aunque no hay escenas que demanden seguir leyendo, tú no puedes separarte de las páginas, estás atrapado en la forma en que Charlie te cuenta su historia y entiendes la relevancia que tiene cada palabra, por lo que la única opción válida es elegir un lugar cómodo, tomar tu bebida favorita, sentarte y leer (que casi es como escuchar) asimilando en silencio.
Hasta este punto todo suena muy superficial y no merecedor de tanta alabanza, pero al ser un contemporáneo tenemos varios temas de suma importancia que se manejan increíblemente bien y son retratos muy fieles y honestos de las situaciones. En primer plano está el descubrimiento de la identidad y el proceso de madurar porque tienes que hacerlo y no porque quieras. Tenemos problemas familiares como el divorcio, la separación de la familia nuclear (Charlie vive con su padre y su hermana vive con su madre y su nueva pareja), el hecho de vivir en un ambiente poco sano donde el adolescente está a cargo del adulto, además tenemos que sumarle una inestabilidad económica (son pobres), así que nunca pude juzgar a Charlie por sus acciones o actitudes porque eran totalmente esperables de alguien que está sometido a tanta presión dentro de su hogar. Algo que me partía el corazón era que el padre de Charlie tendía depresión y que él tenía que cargar con una incertidumbre constante, el no saber si su padre tendría un día bueno, si tomó sus medicamentos y el terror inconsciente de encontrarlo muerto. Parecen muchos temas sensibles, pero ninguno es excluyente de otro y en ningún momento los sentí exagerados o puestos al azar para crear lástima, David Nicholls los manejó de manera adecuada, con el respeto que merecen.
Ya para terminar solo quiero acotar que el romance me encantó, es la pieza central de la historia, pero no el tema central (ese vendría siendo el crecimiento del protagonista) y, aunque suena confuso, tiene sentido una vez que lo lees, se los juro. Tengo mis romances favoritos: friends to lovers, slow burn y el romance adolescente de verano, pero no el desenfrenado sino aquel amor inocente donde las cosas van poco a poco, sin prisas, con la única presión que ejerce el tiempo porque saben que no están destinados a durar ya que tomarán caminos diferentes y aún conservan esa chispa de esperanza de que serán diferentes del resto. Y aquí tenemos el último, así que caí rendido (aunque fueran straight :v).
En resumen, Dulce despedida, es la típica historia de verano donde nuestro protagonista adolescente vive la aventura que marcará su vida y a la que sólo puede volver con nostalgia agridulce sabiendo que si pudiera cambiar algo, por más mínima que fuera, no lo haría ya que no sería la persona que hoy es. Sin dudas me quedo con muchísimas ganas de seguir leyendo a David Nicholls y mis expectativas para sus próximos libros son altísimas.

Enlace: https://laspaginasdeerick.bl..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Ariencilla
 17 abril 2020
La historia de este Verano nos la cuenta el propio protagonista, Charlie Lewis es un chico que acaba de terminar el instituto, las semanas cálidas empiezan y pronto nos damos cuenta de que no está pasando su mejor momento.
A la sensación de estar perdido típica de la adolescencia le acompaña que no le ha ido bien el curso y que la situación con su familia no es muy buena. Además, no tiene muy buena impresión de sí mismo.
Y así comienza el Verano, con un trabajo que le ocupa muy pocas horas a la semana y mucho tiempo por delante para darle vueltas a la cabeza e intentar estar en casa el máximo tiempo posible. Pasea en bici por el pueblo buscando lugares donde pasar los días hasta que una tarde mientras lee en una pradera conoce a alguien que le hará volver a interesarse por algo.
Fran Fisher capta la atención de Charlie y consigue que haga lo imposible en él: unirse a una compañía de teatro para interpretar Romeo y Julieta de Shakespeare.
A partir de aquí vemos como se desarrollan los ensayos, con momentos muy divertidos y, por supuesto, llenos de referencias a Shakespeare y al arte en general. Veremos como nace el primer amor, también como se crean los lazos de amistad, problemas familiares, autodescubrimiento... Una historia muy completa con una pieza centrar: los personajes.
La historia está contada en primera persona, lo que nos ayuda a conocer a Charlie en profundidad. Sus miedos, inseguridades y traumas, y también los motivos de porque es como es. Es cierto que en un primer momento no me caía muy bien, quizá porque estoy acostumbrada a protagonistas con algo más de carácter y personalidad. Charlie no destaca por nada, tampoco ahonda en sus problemas ni los comparte con nadie y no parece tener un plan de vida.
Poco a poco este personaje se desarrolla de una manera profunda y compleja, con muchas sombras y alguna que otra luz que le dan un perfil de realidad muy creíble. Charlie se parece a un adolescente real con sus problemas, en su caso problemas bastante difíciles de sobrellevar para alguien de su edad. Pero precisamente su nivel de realidad reside en que no se comporta como alguien maduro que afronta la vida y le pone solución, algo común en los libros, sino que se encierra en si mismo y se refugia en el alcohol.
El otro personaje que llegamos a conocer bastante bien es a Fran, peculiar, inteligente y muy divertida, es fácil cogerle cariño y entiendo porque lo hace Charlie. Ver crecer su relación, primero de amistad y luego de amor es algo realmente precioso y, lo mejor, creíble.
También conocemos a la familia de Charlie mientras descubrimos porque él es como, todo lo que han pasado y les ha llevado a la situación actual marca de manera imborrable la personalidad de nuestro protagonista. La amistad la tocamos tanto con sus amigos viejos como con los nuevos que hace ese Verano.
Es una historia con toques de humor, sobretodo en el comienzo de la relación de Charlie y Fran, pero también tiene su dosis de tragedia, aunque no en modo dramático. El autor opta por mezclar la ironía con los momentos duros creando una mezcla que resulta dolorosa pero llevadera.
Como veis el libro tiene muchos puntos positivos, a los que sumamos la forma de escribir del autor, con muchas descripciones tanto del pasado y la época de la adolescencia como del presente de Charlie, con más de 30 años y a punto de casarse. Una pluma bonita de leer pero con un ritmo lento, casi remolón, perfecto para transmitir la sensación de Verano.
Y precisamente este ha sido lo que ha hecho que no disfrutara al 100% de la novela. Necesitaba algo más dinámico, mas movido, y me costó muchísimo engancharme al principio. Después le cogí más ganas pero es cierto que no era mi momento para leer este libro. Pero he marcado muchas partes, fragmentos maravillosos sobre la obra de Shakespeare, momentos duros familiares e instantes llenos de la esperanza del amor, todos escritos de una manera deliciosa. Pausada, pero deliciosa!
En definitiva, "Dulce despedida" es una novela tipo tragicomedia, divertida y dolorosa, pausada narrando el proceso de madurez y con temas tan importantes como el primer amor, la familia, la amistad y el descubrimiento personal.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
MarisaCB
 03 octubre 2020
David Nicholls, actor en esencia, se ha desenvuelto de manera notable como escritor y guionista de televisión y cine. Adaptando a la gran pantalla su primera obra.
En esta tercera publicación, Nicholls presenta una sencilla historia adolescente escrita de forma recurrente desde la nostálgica visión del adulto. Una historia muy interesante, introspectiva y reveladora sobre el primer amor, la amistad y la intrínseca incertidumbre del crecer.
Por medio de una prosa simple y pocos diálogos el autor nos lleva por un entramado de amplia gama de matices emocionales, sobre todo en el caso de los personajes principales, con los que el lector no puede dejar de empatizar.
Son pocos, pero exactos, los saltos temporales que aparecen en la narrativa, otorgando fluidez y una mejor comprensión de la historia.
Nicholls saca a relucir sus dotes como guionista para resaltar con metódicas descripciones los ambientes, personajes y situaciones, un factor que influye en la novela haciéndola enteramente visual y atractiva.
Si bien la trama se caracteriza por la sencillez y linealidad, son los diversos entresijos que van surgiendo en la historia los que mantienen el interés lector.
Algunos de los temas tratados se adaptan perfectamente a las incertidumbres y problemáticas a los que todo adolescente debe enfrentarse; la madurez, la familia, la rebeldía, la amistad, el consumo de alcohol, las relaciones o el primer amor se encuentran entre ellos.
Nicholls hace gala de sus estudios sobre literatura inglesa y su amor por la obra de Shakespeare desarrollando la trama alrededor de "Romeo y Julieta", la cual se convierte en una parte importantísima y fundamental para la vida del protagonista.
El autor también realiza un homenaje a otros importantes autores ingleses y a la música, en especial el jazz.
He de confesar que el peculiar estilo de narración del autor, con conversaciones que no esclarecen la intervención del personaje, cambios de temas abruptos o continuas conclusiones reflexivas, hizo que no me adentrara por completo en la trama ni consiguiera entender muy bien el mensaje. Sin embargo, conforme me adentraba más en la trama conseguí entender la pluma de Nicholls y disfrutarla.
Considero que su estilo no es para todo el mundo, y es posible que algún lector no conecte con él o simplemente lo abandone sin darle una oportunidad. No obstante, por su carácter intimista no decepcionará y quién sabe, si en algún momento nos veamos representados con sus personajes y, al igual que Charlie, rememoremos ciertos momentos de nuestra juventud.
"Dulce despedida" es una novela bien lograda y muy recomendable, especialmente para el verano. Gustará a todos los lectores de literatura juvenil y romántica y a los seguidos de autores como Nicholas Sparks, pues el estilo de ambos escritores es similar.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
elrincondelharlequin
 23 abril 2020
Cuando la editorial anunció entre sus próximas novedades esta novela me llamó mucho la atención.
Me encantan las historias donde se mezcla el pasado y el futuro de los personajes. Me suelen enganchar muchísimo esos saltos temporales en la trama, ya que hacen que tengas que ir uniendo las piezas que te van dando, en cada temporalidad, para descubrir la historia real al completo.
Nada más empezar a leer conoceremos a Charlie, quien va a ser nuestro narrador y principal protagonista en la historia. Nos encontramos en el año 1997 y, a sus 16 años, Charlie acaba de terminar el instituto y, por lo tanto, es el momento de empezar a pensar en el futuro. Pero eso es complicado e incluso algo terrorífico llevando una vida como la suya. Después de que su madre los abandonase es el único encargado de cuidar a su padre depresivo.
Seguramente no apruebe ni los exámenes por lo que, antes de empezar a comerse la cabeza con esas ideas, lo mejor será aprovechar estos meses de verano para relajarse y disfrutar. Ya habrá tiempo para pensar qué hacer después. Hasta que, de repente, un día conoce a Fran Fisher. La única persona capaz de traer algo de esperanza a su vida.
Hasta aquí os puedo contar. Para saber más tendréis que leer la historia completa.
Dulce despedida se ha convertido en la típica historia de la que te haces una idea de lo que puede tratar, pero luego resulta que te topas con algo totalmente distinto.
Pensaba que iba a encontrarme con saltos en el tiempo y una trama ágil y rápida. Sin embargo, ha resultado ser una novela con una trama lenta, con la que iremos viviendo, poco a poco, el cambio de la vida, la madurez y el paso de ser un niño a un adulto. Con todo lo que se incluye esta edad, como la importancia de la verdadera amistad. O incluso el primer amor.
A pesar de esta sorpresa, he disfrutado con la lectura. Pero aun así, me ha faltado algo que haga que la historia se vuelva especial y diferente del resto de novelas que he leído. El autor no me ha terminado de convencer del todo.
La historia estará narrada en primera persona, a través del personaje de Charlie. Como digo siempre, cuando una historia está narrada en primera persona me entra el miedo, porque aunque hay unos libros donde me encanta que se use, en otros que no. Este ha sido de los que no.
Había momentos donde la lectura se me hacia algo lenta y aburrida debido a la narración, sobre todo al principio. Me parecía monótona y echaba en falta que se hablase de asuntos que fuesen más importantes para la trama. Algo que captase mi interés.
La historia estará dividida en 3 partes que corresponderán a los meses de verano Junio, Julio y Agosto. Finalmente, contaremos con una cuarta parte dedicada al invierno.
Me encanta que los libros dividan las temporalidades así, porque creo que se puede percibir mejor el cambio y el crecimiento de los personajes.
Algo que me ha parecido muy interesante es la importancia que le da el libro al tema de la depresión. Nunca he leído nada antes que tratase de este tema y por eso, me ha gustado mucho como ha querido representarlo el autor, hablarlo de una forma muy natural. A través del padre de Charlie, descubriremos hasta donde puede llegar alguien deprimido y como este puede afectar, de forma negativa, a los de su alrededor.
Debido a este problema, durante la lectura, tendremos que vivir a través de los ojos de Charlie, momentos muy duros, tristes y a veces horribles. Me ha dado mucha pena que un chico, de solamente 16 años, tenga que afrontar y vivir solo esta situación. Los pensamientos que tenia a veces al respecto, como la impotencia o el miedo de no saber actuar o ayudar cuando ocurriese lo que más temía, eran algo aterradores. Para mí, esto sin duda es ficción pero no quiero ni pensar lo duro que debe ser vivir así siendo tan joven.
Respecto al final, se me ha quedado algo corto. He echado en falta más saltos en el tiempo. Me hubiera gustado que el autor le dedicase más hojas a la versión adulta de nuestros personajes. Siento que he pasado mucho con ellos en su etapa adolescente y, pues bueno, me habría encantado verlos también de mayores conociendo su historia en el presente.
Sobre los personajes, deciros que él que más me ha hecho sentir, sin duda, ha sido el de Charlie. Es con el que más tiempo he pasado y por lo tanto al que mejor he conocido. al principio, tengo que admitir que me parecía un chico algo idiota, con aires de grandeza pero, cuando sabes la carga que tiene sobre sus hombros, entiendes que se comporte así. Intentando aparentar una vida normal delante de chicos como él, para no ser víctima de sus burlas. Me ha gustado mucho verle de mayor y sobre todo feliz. Después de todo lo que ha pasado, se lo merecía.
En conclusión, aunque esta historia no ha sido lo que esperaba, ha logrado despertar sentimientos enfrentados en mí, me ha removido. Por lo que, más adelante, me gustaría probar a leer otra de las novelas del autor. Siento que este título en concreto, no era para mí. Pero puede que otros me convenzan algo más.
Sin duda creo que es una historia que encaja más en un público adolescente. Los personajes tienen edades similares y por lo tanto pueden sentirse identificados con ellos, con los cambios que estos van viviendo en esta etapa. Con el paso de ser un adolescente a madurar y convertirse en un adulto. Y por supuesto con el primer amor.
Enlace: http://elrincondelharlequin...
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
S_In_Wonderland
 30 mayo 2020
Hace ya unos años que David Nicholls pegó el pelotazo internacional con su novela Siempre el mismo día, una de mis historias de amor favoritas.
Ese libro tuvo aquí cierta repercusión, especialmente cuando estrenaron la película, y se publicaron algunos libros más de él, aunque con menor éxito.
Ahora, después de un parón de unos cuantos años, Umbriel apuesta de nuevo por él y nos trae una nueva novela: Dulce despedida, una historia sobre el verano en el que la vida de un adolescente cambia para siempre.
Situada en Inglaterra durante el verano del año 1997, la historia se centra en Charlie, un adolescente que ha terminado el instituto sin pena ni gloria, sin muchas esperanzas de haber aprobado sus exámenes y con unas perspectivas de futuro más bien pobres.
Su vida familiar tampoco le va demasiado bien: sus padres están divorciados y él vive, desde entonces, con su padre, el cual no ha levantado cabeza desde que quebró su negocio.
Pero un día Charlie conoce a Fran y salta una chispa entre ellos y es entonces cuando Charlie decide apuntarse a la compañía de teatro donde está ella y en la que representarán una obra de Shakespeare al final del verano.
Y ese será el comienzo de nuevas amistades, de nuevos retos y de muchos cambios.
Tengo que advertir que este autor no es para todo el mundo. Sus historias suelen tener un ritmo más bien lento y de carácter intimista, centrándose mucho en el personaje principal y, especialmente, en sus sentimientos y pensamientos.
Además, también suele contar muchos detalles del pasado para hacernos entender cómo se ha llegado al punto en el que nos encontramos.
Por lo que sus libros están más bien orientados a todos los que nos gustan las novelas sobre personajes, en los que las sorpresas o los giros brillan por su ausencia.
En Dulce despedida, a más, juega con el comodín de la nostalgia, al transportarnos a la adolescencia, a los años 90, al verano, a una época en la que los amigos y el primer amor era lo más importante que había en tu vida.
Pero no todo será idílico, porque Charlie no es un personaje al uso. Charlie es un chaval que lleva un gran peso sobre sus hombros. le es imposible evitar preocuparse por todo y todos. Y, encima, esperan que cuide de su padre, que está mentalmente inestable.
Demasiada responsabilidad para un chico que debería preocuparse solamente por sacar buenas notas y divertirse.
Todo ello le provoca inseguridad y ansiedad, pero gracias a esa compañía de teatro y a Fran, Charlie comenzará a abrirse y a salir de su zona de confort y, sobre todo, de entrar en la edad adulta.
El mayor problema que he encontrado es que ha habido partes en las que desconectaba un poco. No me aportaba gran cosa el día a día de Charlie con sus compañeros de teatro o, incluso, con Fran, ya que no he visto una gran ni emotiva historia de amor, es bonita, sí, pero no inolvidable.
Además, no la llegamos a conocer realmente, como tampoco al resto de integrantes de la obra, con lo que sus personajes son muy secundarios y con los que no acabas conectando.
Sí que me ha gustado, en cambio, Charlie y toda su situación personal. Saber de él, de su familia, de los problemas que ha tenido durante los últimos años, era lo que me tenía enganchada y lo que más me interesaba averiguar y conocer. Es facil empatizar con él y comprenderle.
Creo que el autor ha sabido reflejar de manera muy realista enfermedades mentales como la depresión o la ansiedad, aunque me hubiese gustado que al final estos temas hubiesen sido el eje central de la novela y hubiese tenido un mayor protagonismo en ella.
Dulce despedida es un libro sobre la nostalgia del primer amor, de la adolescencia, de aquellos años en los te despides de tu niñez para entrar en la edad adulta.
Una historia sencilla, sin grandes pretesiones y que quizá no llega a emocionar tanto ni a ser tan inolvidable como otros libros del autor, pero es realista y muy humana.
Enlace: https://beingsaray.blogspot...
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Citas y frases (26) Ver más Añadir cita
naitoranaitora03 abril 2020
Y ahora esa posibilidad se unía a la lista de miedos y ansiedades que me preocupaban durante toda la noche hasta la mañana, y se me ocurrió, al igual que se me ocurre ahora, que la mentira más grande que los adultos cuentan sobre la juventud es que está libre de preocupaciones, de inquietudes y de miedos.
Comentar  Me gusta         10
erick_ascencioerick_ascencio28 febrero 2021
-Creo que sería más fácil si todos dijeran exactamente lo que quieren decir y usaran la menor cantidad de palabras posible.
-Quizás. Pero ¿dónde estaría la poesía? -Se volvió a recostar boca arriba y arrojó la última uva en su boca-. Y, de todas formar, ¿cuántas veces decimos lo que realmente queremos decir? El setenta u ochenta por ciento de lo que la gente dice es... no mentira, tal vez, pero... algo cercano. Creo que, si todos anunciáramos nuestros sentimientos y fuéramos honestos con todo, la gente se volvería loca. Además, es mucho más entretenido tener que descifrar la verdad de lo que ocurre.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
AnabelAnabel17 marzo 2020
Creo que, si todos anunciáramos nuestros sentimientos y fuéramos honestos con todo, la gente se volvería loca. Además es mucho más entretenido tener que descifrar la verdad de lo que ocurre.
Comentar  Me gusta         20
erick_ascencioerick_ascencio28 febrero 2021
Este verano es una maldición, ¿no? Sale el sol, si tienes suerte el cielo está azul y, de pronto, tienes todas esas ideas previas de qué es lo que deberías estar haciendo: tumbarte en la playa, saltar al río desde el columpio de cuerda, hacer un picnic con tus fabulosos amigos, todo sobre una manta en una pradera mientras comes fresas y ríes a lo loco, como en los anuncios. El verano nunca es así, siempre son seis semanas de sentir que estás en el lugar equivocado con las personas equivocadas y que te estás perdiendo de algo.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
erick_ascencioerick_ascencio28 febrero 2021
Creo que el primer amor es como una canción, una estúpida canción de música pop que escuchas una vez y te hace pensar que eso es lo único que querrás escuchar en la vida: tiene de todo, está claro que es la pieza musical más maravillosa que se ha escrito en la historia de la humanidad y no necesitas escuchar nada más. Por supuesto, no la pondríamos ahora. Somos muy duros y experimentados y sofisticados. Pero si la escucháramos en la radio, bueno, sigue siendo una buena canción. No se puede negar.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
Video de David Nicholls (1) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de David Nicholls
David Nicholls nos habla de su último novela 'Dulce despedida' (Umbriel).
otros libros clasificados: ShakespeareVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES





Test Ver más

Literatura mexicana

Es el primer libro publicado por Carlos Fuentes.

Los días enmascarados
La región más transparente
Aura
Agua quemada

15 preguntas
9 lectores participarón
Thèmes : literatura mexicana , poesía , novela , cuentos , teatroCrear un test sobre este libro
.. ..