InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura

Raquel Vicedo (Traductor)
ISBN : 8499988466
Editorial: Ediciones Temas de Hoy (17/03/2021)

Calificación promedio : 3.67/5 (sobre 6 calificaciones)
Resumen:
«Catártica, cáustica y memorable.» Jurado del Booker Prize 2020. Una historia punzante sobre madres e hijas, amor y traición.

Novela Finalista del Booker 2020.

«Es imposible mirar la maternidad de la misma manera después de leer Azúcar quemado.» Isabel Coixet

«Mentiría si dijera que nunca he sentido placer cuando a mi madre le ocurre una desgracia.»

La madre de Antara siempre fue una mujer indomable, que d... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES
Críticas, Reseñas y Opiniones (7) Ver más Añadir una crítica
Paginas_adulteradas
 22 septiembre 2021
Antara narra en primera persona su vida, la historia de las relaciones que la definen. Su amistad con Purvi, su matrimonio con Dilip, su padre ausente, su madre "adoptiva" Kali Mata y, sobre todo, la que la definiría y limitaría, la relación con su madre, Tara. El protagonismo y antagonismo cambia de manos a medida que la vida en común de ambas mujeres se va desplegando ante la lectora, aunque nunca sabremos si la información recibida es verídica, pues la memoria es traicionera y los recuerdos adulterados. Ya desde los primeros capítulos Tara acusa a su hija de ser una mentirosa, y ese grito desesperado acompaña la lectura. ¿Es cierto lo que estamos leyendo? ¿Son verdaderos los recuerdos que Antara perfila para ejercitar la memoria de su madre, quien sufre los primeros signos de la demencia?
La madre elige el nombre de la hija para diferenciar su vida de la suya, Antara es Anti-Tara. Pero esa separación las acaba separando. ¿Es Antara, además de la antítesis de su madre, también una antiheroína? Me atrevo a afirmar que no del todo. El tema clave del libro es, para mí, la evolución de ese vínculo materno-filial. Desde el nacimiento, pasando por la infancia y la adolescencia complicada caracterizadas por la dependencia, hasta la edad adulta y la aparente autonomía. La hija se convierte en madre, tanto de su propia hija como de su madre, si bien es verdad que las mujeres siempre somos madres, aunque no lo seamos. Los cuidados son los verdaderos protagonistas del relato, quién y cómo los da, qué cambios producen dentro de las relaciones establecidas, cómo evolucionan a lo largo del tiempo...
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
vedacris
 16 junio 2021
Muchas cosas se me plantean a la hora de hablar de este libro: ¿Hasta dónde llegan nuestras obligaciones para con nuestros progenitores? ¿Por qué la sociedad nos exige permitirle actos destructivos a nuestra familia (sobre todo nuestros padres) y nos anima a condenar esos mismos actos si vienen de parejas, amigos, vecinos, etc.? Como sucede con el amor romántico ¿no tenemos demasiado idealizado el amor y el rol de la maternidad y las relaciones maternofiliales? ¿Debemos perdonarlo todo en nombre de ese amor, aunque no exista o sea autodestructivo?
"Mentiría si dijera que nunca he sentido placer cuando a mi madre le ocurre una desgracia". Con esta frase tan contundente empieza Azúcar quemado, la primera novela de Avni Doshi. La que pronuncia estas palabras es Antara, la narradora en primera persona de esta historia, historia para nada feliz, historia dura y desgarradora que por momentos rebasa la frontera de lo "cómodo".
Tara, la madre de nuestra narradora, siempre ha sido una mujer a la que las convenciones sociales le han dado bastante igual, una mujer libre, pero también bastante inestable emocional y psicológicamente que arrastró a su hija en ese ir y venir constante en busca de su lugar en el mundo y su propia felicidad.
Antara, ya adulta y viéndose en la tesitura de tener que cuidar a su madre cuando le diagnostican Alzheimer, nos va a contar gran parte de sus recuerdos de infancia y juventud mezclados con el momento presente y esa lucha entre desentenderse de quien se desentendió de ella, o ser la hija abnegada que antepone el bienestar de su madre a su propia salud mental. Veremos cómo ciertas experiencias y traumas infantiles no se quedan allí, olvidados en la memoria, sino que nos acompañan el resto de nuestra vida condicionando nuestra propia visión del mundo y la manera de enfrentarnos a él. Acompañaremos a Antara en su empeño en que su madre no olvide (como ella no ha olvidado); que la pérdida de memoria causada por el Alzheimer no le sirva de excusa para no recordar el daño causado. Conoceremos la relación de amor/odio/rechazo existente entre ellas y, a veces, consigo mismas.
La acción se desarrolla en Pune (India) y me ha gustado mucho sumergirme en esa cultura gracias a todas las referencias (religiosas, gastronómicas, históricas, de vestimenta, etc.) que tan bien nos introduce la autora. He disfrutado buscando en internet qué eran exactamente ciertas cosas que, aunque se sacan por contexto, me apetecía ampliar información.
La narración empieza un poco caótica. El primer capítulo parece desordenado e incoherente hasta que avanzas un poco y te das cuenta de que ese "desorden" es parte del estilo narrativo. Para mi gusto la novela va ganando con las páginas, el ritmo es más ágil y nos metemos más profundamente en la mente de la protagonista, comprendiendo ese desorden que no es otro que el de sus propios pensamientos y sentimientos.
En muchos momentos la historia me ha descolocado y roto los esquemas, pero sobre todo el final ha hecho que me vuele la cabeza directamente. Tan desconcertada me dejó que, nada más cerrar el libro, retrocedí varias páginas para volver a leerlas, analizarlas y disfrutarlas. Fue algunas horas después cuando entendí ese final y, con él, el título del libro. Creo que ante todo es un libro que habla de la memoria, la mujer y la ambivalencia intrínseca a la maternidad.
Una lectura que recomiendo no solo por estar bien escrita y traducida, sino porque siempre son interesantes las historias que desmitifican las maternidades y muestran realidades existentes de las que no se habla.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Laubythesea
 19 junio 2021

Azúcar quemado”, un libro que, contra todo pronóstico, no ha sido para mi. Tenía todo para gustarme, principalmente por su temática, ya que me apasionan las relaciones madre-hija. Además, ambientada en India, no podía interesarme más.
En mi opinión, lo mejor de la novela es la exposición sin censuras de la relación complicada entre una hija y su madre. Localizada en un momento crítico, cuando esa madre empieza a perder la memoria y, por tanto, Antara, protagonista y narradora, se enfrenta a un profundo debate interno sobre si quiere cuidar a quien no lo hizo de ella cuando era pequeña.
Encontramos frases tan crudas como “mentiría si dijera que nunca he sentido placer cuando a mi madre le ocurre una desgracia”. ¿Qué lleva a alguien a pensar algo así? Son muchos los motivos que pueden darse. “Azúcar quemado” desmitifica la maternidad como un acto de amor perfecto. Habla de mujeres que no quieren ser madres, de mujeres que no están dispuestas a las renuncias que supone tener hijos… y también en las consecuencias de esos actos y es que las relaciones maternofiliales pueden generar sentimientos más allá del amor.
El problema es que cerca de la mitad del libro, la trama deja de avanzar y se dan vueltas y vueltas sobre lo mismo. Así, una lectura que me tenía absolutamente interesada se volvió lenta e incluso aburrida. No lo suficiente para abandonarla, pero sí para cambiar mi opinión.
Por otro lado, pesar de que vemos pinceladas sobre India, no se profundiza. al final, la historia podría extrapolarse a cualquier otro lugar. Eché de menos que no se optara por poner notas sobre conceptos culturales que habrían añadido valor a la lectura. de hecho, esto si por decisión de la autora, fuera de India se cambió el título dado que pensó que no se entenderían los matices del original “Girl in White Cotton” relacionados con el duelo, ¿acaso “Azúcar quemado” dice algo más? A mi no.
A pesar de que no ha sido lo que esperaba, me quedo con los fuertes sentimientos que despierta esta obra, es imposible no conmoverse en varias situaciones y creo, que si hubiera conseguido empatizar con Antara, podría haberla disfrutado más. ¡Quizá sea vuestro caso!
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
deliciadelibros
 24 junio 2021
Esta historia se cuenta desde la perspectiva de Antara, después de que a su madre Tara le diagnosticaran demencia y se ve obligada a asumir la responsabilidad de cuidarla. La premisa es simple, pero no hay nada simple en este libro. La relación de Antara y Tara no es el vínculo familiar de amor y apoyo habitual, sino que se alimenta de una dinámica tóxica. A lo largo del libro, aprendemos más sobre su relación tensa y vemos flashbacks del pasado, cuando Tara dejó su matrimonio y se llevó a su hija a vivir en un ashram.
Esta novela no es exactamente sin trama, pero su belleza radica, en mi opinión, en la intensa exploración de personajes sin complejos y la forma en que cuestiona nuestra comprensión de temas como la memoria, la identidad, la maternidad y los lazos familiares. No intentaré analizar todo lo que sucede, ya que este libro contiene mucho en sus 200 páginas. Para una novela tan delgada y una debut, es simplemente fascinante lo que logra lograr sin convertirse en víctima de su propia ambición.
La escritura de Avni Doshi es hermosa sin ser colorida ni demasiado cautelosa. de hecho, lo que más me conmovió fue lo honesta y cruda que se permitió ser. Antara no perdona a nadie, especialmente a ella misma. Me gustan los personajes desagradables, pero este se destacó para mí por darse permiso para visitar los rincones más oscuros de su ser y aceptar lo que viene con eso. Ella es dueña de sus luchas y experiencias sin parecer una víctima. Yo diría que esta novela podría incluso verse como una historia retorcida sobre la mayoría de edad, ya que Antara se ve empujada a encontrar su propia identidad y sentido de sí misma por primera vez, en lugar de aceptar ser definida por las experiencias y elecciones de su madre. La pérdida de memoria de Tara representa la incapacidad de hacerse responsable, lo que deja a Antara luchando por hacerse cargo de su propia existencia.
Soy fan de cualquier discusión sobre la memoria, su falta de fiabilidad y su impacto en la identidad de una persona. ¿Cómo se prueba la existencia de uno si se borra la memoria? ¿De qué estamos hechos, si no de la colección de historias de vida que nos contamos a nosotros mismos? ¿Es la precisión fáctica incluso importante, cuando se considera que la única verdad absoluta que permitimos dentro de nosotros mismos es cómo nos sentimos?
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Mireialectora
 28 mayo 2021
Cuando leí la frase con la que comienza el libro imaginé que las páginas que tenía por delante iban a enredarme en una relación complicada, con aristas insalvables y rencores muy profundos: "Mentiría si dijera que nunca he sentido placer cuando a mi madre le ocurre una desgracia.". Ya había picado el anzuelo, ahora necesitaba respuestas.
La que confiesa ese pensamiento es Antara, una mujer que no se sintió nunca querida por su madre y que, ahora que esta ha empezado a perder la memoria, se ve en la obligación de cuidarla. Es ante esta situación en la que Antara comienza a bucear en sus recuerdos para contar qué le ha llevado a sentirse así y a ser la mujer que es, a tratar de explicar sus dificultades para sentir y mostrar afectos.
La compleja relación entre la protagonista y su madre Tara, una mujer rebelde en la India del siglo XX, es difícil de explicar y los recuerdos no son a veces suficientes porque ¿Es lo que recuerda Antara real o ha sido moldeado? ¿Podemos creernos esas versiones cuando nos faltan las de Tara? Además nos hace plantearnos cuestiones como la legitimidad de no perdonar y si eso nos hace peores personas o si el hecho de que alguien se aleje de la norma no es, en ocasiones, lo que da más sentido a esas personas.
Y es que lo que ocurre al llegar al final de la novela es que nos damos cuenta de que las preguntas no siempre tienen respuestas, y eso añade valor al libro porque seguiremos dándole vueltas mucho después de terminar la última página.
No quiero pasar por alto que además Doshi encaja en la narración algunos apuntes de la situación social y de la mujer en la India que añaden profundidad al relato.
Gracias a Temas de hoy por traernos esta estupenda novela finalista del Booker Prize 2020 y a esta joven autora con grandes historias que contar, sin duda.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Citas y frases (3) Añadir cita
Paginas_adulteradasPaginas_adulteradas22 septiembre 2021
Antara narra en primera persona su vida, la historia de las relaciones que la definen. Su amistad con Purvi, su matrimonio con Dilip, su padre ausente, su madre "adoptiva" Kali Mata y, sobre todo, la que la definiría y limitaría, la relación con su madre, Tara. El protagonismo y antagonismo cambia de manos a medida que la vida en común de ambas mujeres se va desplegando ante la lectora, aunque nunca sabremos si la información recibida es verídica, pues la memoria es traicionera y los recuerdos adulterados. Ya desde los primeros capítulos Tara acusa a su hija de ser una mentirosa, y ese grito desesperado acompaña la lectura. ¿Es cierto lo que estamos leyendo? ¿Son verdaderos los recuerdos que Antara perfila para ejercitar la memoria de su madre, quien sufre los primeros signos de la demencia?

La madre elige el nombre de la hija para diferenciar su vida de la suya, Antara es Anti-Tara. Pero esa separación las acaba separando. ¿Es Antara, además de la antítesis de su madre, también una antiheroína? Me atrevo a afirmar que no del todo. El tema clave del libro es, para mí, la evolución de ese vínculo materno-filial. Desde el nacimiento, pasando por la infancia y la adolescencia complicada caracterizadas por la dependencia, hasta la edad adulta y la aparente autonomía. La hija se convierte en madre, tanto de su propia hija como de su madre, si bien es verdad que las mujeres siempre somos madres, aunque no lo seamos. Los cuidados son los verdaderos protagonistas del relato, quién y cómo los da, qué cambios producen dentro de las relaciones establecidas, cómo evolucionan a lo largo del tiempo...
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
vedacrisvedacris16 junio 2021
En algún punto se rompió lo que éramos la una para la otra, como si una de nosotras no hubiera mantenido su parte del trato, no hubiera apuntalado el puente de su lado. Puede que el problema sea que las dos estamos en el mismo lado, mirando hacia el vacío. Puede que tuviéramos hambre de las mismas cosas, y que la suma de ambas no hiciera más que duplicar ese sentimiento. Y puede que no haya más, que ese sea el meollo de todo, un pozo sin fondo del que nunca podremos salir.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
vedacrisvedacris16 junio 2021
No soy capaz de recordar lo que sentía por mamá en aquella época , porque el sentimiento no se correspondía con ningún nombre que conociera. (...) E incluso ahora, cuando estoy sin ella, cuando quiero estar sin ella, cuando sé que su presencia es la fuente de mi infelicidad, esa añoranza aprendida, ese anhelo de algodón blanco y suave que se ha deshilachado por los bordes, sigue creciendo.
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: mujerVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES




Test Ver más

¿Quién es el autor? Libros de terror

Entrevista con el vampiro

Anne Rice
Stephen King
H. P. Lovecraft

10 preguntas
36 lectores participarón
Thèmes : horror , terrorCrear un test sobre este libro