InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 8468025380
Editorial: Santillana (29/11/2014)

Calificación promedio : 4.49/5 (sobre 40 calificaciones)
Resumen:
Hace diez años la Asociación de Academias de la Lengua Española pensó este Quijote para todos. Hoy se reedita -en edición limitada- para conmemorar los 400 años de la muerte de su autor. Los años 2015 y 2016 conforman un bienio de aniversarios cervantinos. A la celebración del IV Centenario de la publicación de la segunda parte de Don Quijote (2015), le sigue, en 2016, la conmemoración del IV Centenario de la muerte de su autor, Miguel de Cervantes. Como ocurrió ... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (10) Ver más Añadir una crítica
Janire
 01 febrero 2018
Sobre la historia de este caballero andante poco se puede contar, ya que sus andanzas son mundialmente conocidas y muchos fragmentos son muy populares al rededor del mundo.
Ha sido la segunda vez que he intentado leerlo, y esta vez he logrado terminarlo. He de decir que, pese a la dificultad que conlleva su lectura, me ha gustado bastante.
Los personajes indiscutibles son Don Quijote y Sancho Panza, su fiel escudero. Don Quijote es un personaje que parece que está trastornado, a causa de leer demasiados libros de caballerías a lo largo de su vida, hasta el punto de creerse un caballero andante con una misión que llevar a cabo.
Don Quijote engaña a Sancho para que le acompañe a realizar la misión, ofreciéndole el oro y el moro, y éste acepta sin dudarlo.
Sinceramente siempre se ha tachado a Don Quijote de persona loca pero, desde mi punto de vista, lo único que hace es luchar por el sueño que siempre ha poseído de ser caballero andante y salvar a preciosas damas y, sí, puede parecer que está loco pero, ¿Quién es cuerdo en esta vida? Creo que todos somos un poco Quijotes cuando luchamos por algo que anhelamos.
A lo largo de las aventuras, estos dos personajes se van encontrando con situaciones que me han hecho reír en más de una ocasión, y es que, la pareja formada por el caballero andante y su escudero, son de los mejores dúos que habitan en la literatura.
La lectura no es ágil ni mucho menos, hay ciertas partes en las que el ritmo de lectura se frena en seco y se vuelve una lectura densa y tediosa. En numerosas partes, el autor se va por las ramas contando historias de personajes secundarios que no vienen al caso, o quizá lo que no viene al caso es la largura de esas narraciones y es que, ha habido historias de esas, que fácilmente contaban con cincuenta páginas y he terminado leyendo en diagonal porque no me aportaban nada a la historia.
He tenido que leer varias veces algún párrafo que no lograba comprender del todo, ya que leer en castellano antiguo es bastante complicado. A medida que me enfrentaba al castellano antiguo me preguntaba ¿Cómo es posible que una lengua haya cambiado tanto?
En lineas generales ha sido una lectura pesada en muchas partes, con la sensación constante de que le sobran muchas páginas por lo extremadamente aburrida que se hace la lectura en algunos momentos.
Las partes que más me han gustado son en las que aparece el dúo protagonista. Esas partes se me hacen amenas e interesantes a la par que divertidas, y el personaje de Don Quijote sólo se puede definir como genio y figura.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
marquez2393
 24 julio 2019
Una novela que puede parecer intimidante, 500 años podría ser una gran barrera en el lenguaje, pero a pesar de ello nunca me pareció pesada, ni aburrida, es más como latinoamericano conocía algunos arcaísmos que fueron desterrados hace mucho en España. Recomiendo leer la edición de los 500 años de la Real Academia Española de Francisco Rico,acompaña con muy buenos textos críticos y un glosario que nos será de gran ayuda con las palabras en desuso.
Está de más repetir lo que todos sabemos.Hoy día, muchas de las historias o de las novelas insertas en el Quijote pueden parecernos demasiado melodramaticas, pero en la época en que fue escrito no era un recurso gastado.
Uno de los síntomas de la modernidad en la novela son sus narradores y la metaliteratura. El primer narrador es anónimo,el autor original del libro, el segundo es Cide Hamete Benengeli ,un historiador que encuentra el manuscrito del Quijote ,pero al acabar bruscamente se da a la búsqueda de su continuación que haya en idioma morisco y lleva a un moro quien lo traduce al español,creando así una nueva versión y convirtiendose en el último narrador.Es realmente una matrioska.
En cuanto a la metaliteratura me refiero a las novelas insertas en la misma novela, un de los personajes encuentra un manuscrito y lee a los demás personajes presentes en l venta la dicha novela corta,'esta causó gran polémica,causó mucho disgusto pues bien se podría prescindir de ella y claramente se siente metida a la fuerza.
Por último, es gracias a los escritores románticos que tenemos aquella clásica opinión de que la novela representa la eterna lucha entre lo real y lo ideal.Necesitamos una nueva visión del libro,que las nuevas generaciones deben encontrar, y por ello hay que leerla,sin miedo a aburrirse o a consultar las palabras.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Claudia
 16 febrero 2018
¿Cómo valorar uno de los grandes clásicos de la literatura española?
Esta novela encierra mucho más de lo que algunos lectores han sabido apreciar, pues en su interior encontramos humor, tragedia, realidad, y una dura crítica a la sociedad de la época.
Pese a que el castellano antiguo pueda resultar difícil de comprender en algunos puntos, sin duda recomiendo leer este libro en su edición original con anotaciones y explicaciones (a fin de que el lector comprenda bien cada parte del texto), en vez de una adaptación del mismo, en el que se pierde la mayor parte de su esencia.
Creo que es un libro que merece la pena leer con detenimiento, y que si se lee despacio y pocos capítulos al día, no satura al lector.
Sin duda, una de las mejores obras que he leído a lo largo de mi corta vida.
Comentar  Me gusta         40
lauli
 11 marzo 2018
¿Qué decir de esta novela que no se haya dicho mil veces? Estuve años dando vueltas antes de leerla porque me intimidaba su fama y su tamaño. Es sencillamente deliciosa. Las aventuras del Quijote y Sancho son hilarantes, la estructura barroca de historias y novelas incluidas permite apreciar un mosaico de la sociedad española contemporánea a Cervantes, y la segunda parte deslumbra por el rol que adopta Sancho, de sabio popular y repetidor compulsivo de refranes (el gobierno de la ínsula no tiene desperdicio) y por todas las referencias metatextuales a la escritura de la misma novela (los personajes que se encuentran con el Quijote han leído la primera parte y eso condiciona absolutamente sus respuestas a él) y las intertextuales al Quijote apócrifo de Avellaneda. Toda la literatura moderna viene del Quijote. Es un libro absolutamente imprescindible.
Comentar  Me gusta         30
totecabana
 29 marzo 2018
Cada cierto tiempo me gusta releer esta maravillosa historia que me acompaña desde que empezó mi amor por la lectura. Cada vez que la leo la disfruto y me voy con este par a vivir experiencias maravillosas de caballeros y armaduras, refranes y problemas. Definitivamente tiene un lugar especial en mi corazón.
Comentar  Me gusta         50
Citas y frases (40) Ver más Añadir cita
lecturas_60lecturas_6018 noviembre 2018
-[…] ruego a todos los que aquí estáis me estéis atentos, que no será menester mucho tiempo ni gastar muchas palabras para persuadir una verdad a los discretos. Hízome el cielo, según vosotros decís, hermosa, y de tal manera, […] a que me améis os mueve mi hermosura, y por el amor que me mostráis, decís, y aun queréis, que esté yo obligada a amaros. […] Y, según yo he oído decir, el verdadero amor no se divide, y ha de ser voluntario, y no forzoso. Siendo esto así, como yo creo que lo es, ¿por qué queréis que rinda mi voluntad por fuerza, obligada no más de que decís que me queréis bien? […] Yo nací libre, y para poder vivir libre escogí la soledad de los campos: los árboles destas montañas son mi compañía; las claras aguas destos arroyos mis espejos; con los árboles y con las aguas comunico mis pensamientos y hermosura. Fuego soy apartado y espada puesta lejos. A los que he enamorado con la vista he desengañado con las palabras; y si los deseos se sustentan con esperanzas, no habiendo yo dado alguna a Grisóstomo, ni a otro alguno, en fin, de ninguno dellos, bien se puede decir que antes le mató su porfía que mi crueldad. Y si se me hace cargo que eran honestos sus pensamientos, y que por esto estaba obligada a corresponder a ellos, digo que cuando en ese mismo lugar donde ahora se cava su sepultura me descubrió la bondad de su intención, le dije yo que la mía era vivir en perpetua soledad, y de que sola la tierra gozase el fruto de mi recogimiento y los despojos de mi hermosura; […] Porfió desengañado, desesperó sin ser aborrecido: ¡mirad ahora si será razón que de su pena se me dé a mí la culpa! […] Que si a Grisóstomo mató su impaciencia y arrojado deseo, ¿por qué se ha de culpar mi honesto proceder y recato? Si yo conservo mi limpieza con la compañía de los árboles, ¿por qué ha de querer que la pierda el que quiere que la tenga con los hombres? Yo, como sabéis, tengo riquezas propias, y no codicio las ajenas; tengo libre condición y no gusto de sujetarme; ni quiero ni aborrezco a nadie; no engaño a éste, ni solicito a aquél; ni burlo con uno, ni me entretengo con el otro. La conversación honesta de las zagalas destas aldeas y el cuidado de mis cabras me entretiene. Tienen mis deseos por término estas montañas, y si de aquí salen, es a contemplar la hermosura del cielo, pasos con que camina el alma a su morada primera.

Y en diciendo esto, sin querer oír respuesta alguna, volvió las espaldas y se entró por lo más cerrado de un monte que allí cerca estaba, dejando admirados, tanto de su discreción como de su hermosura, a todos los que allí estaban. Y algunos dieron muestras (de aquellos que de la poderosa flecha de los rayos de sus bellos ojos estaban heridos) de quererla seguir, sin aprovecharse del manifiesto desengaño que habían oído. Lo cual visto por don Quijote, pareciéndole que allí venía bien usar de su caballería, socorriendo a las doncellas menesterosas, puesta la mano en el puño de su espada, en altas e inteligibles voces, dijo:

-Ninguna persona, de cualquier estado y condición que sea, se atreva a seguir a la hermosa Marcela, so pena de caer en la furiosa indignación mía. Ella ha mostrado con claras y suficientes razones la poca o ninguna culpa que ha tenido en la muerte de Grisóstomo, y cuán ajena vive de condescender con los deseos de ninguno de sus amantes; a cuya causa es justo que, en lugar de ser seguida y perseguida, sea honrada y estimada de todos los buenos del mundo, pues muestra que en él ella es sola la que con tan honesta intención vive…
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
LuisMinskiLuisMinski27 octubre 2017
Hoy es el día más hermoso de nuestra vida, querido Sancho; los obstáculos más grandes, nuestras propias indecisiones; nuestro enemigo más fuerte, el miedo al poderoso y a nosotros mismos; la cosa más fácil, equivocarnos; la más destructiva, la mentira y el egoísmo; la peor derrota, el desaliento; los defectos más peligrosos, la soberbia y el rencor; las sensaciones más gratas, la buena conciencia, el esfuerzo para ser mejores sin ser perfectos, y sobre todo, la disposición para hacer el bien y combatir la injusticia donde quiera que estén
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         40
lecturas_60lecturas_6010 febrero 2019
Y como el Cura dijese que los libros de caballerías que don Quijote había leído le habían vuelto el juicio, dijo el ventero:
-No sé yo cómo puede ser eso; que en verdad que, a lo que yo entiendo, no hay mejor letrado en el mundo, y que tengo ahí dos o tres dellos, con otros papeles, que verdaderamente me han dado la vida, no sólo a mí, sino a otros muchos; porque cuando es tiempo de la siega, se recogen aquí las fiestas muchos segadores, y siempre hay algunos que saben leer, el cual coge uno destos libros en las manos, y rodeámonos dél más de treinta, y estámosle escuchando con tanto gusto, que nos quita mil canas; a lo menos, de mí sé decir que cuando oyo decir aquellos furibundos y terribles golpes que los caballeros pegan, que me toma gana de hacer otro tanto, y que querría estar oyéndolos noches y días.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         10
lecturas_60lecturas_6010 febrero 2019
…aquella tarde la pasó Sancho en hacer algunas ordenanzas tocantes al buen gobierno de la que él imaginaba ser ínsula, y ordenó que no hubiese regatones [minoristas corruptos] de los bastimentos en la república, y que pudiesen meter en ella vino de las partes que quisiesen, con aditamento que declarasen el lugar de donde era, para ponerle el precio según su estimación, bondad y fama, y el que lo aguase o le mudase el nombre, perdiese la vida por ello; moderó el precio de todo calzado, principalmente el de los zapatos, por parecerle que corría con exorbitancia; puso tasa en los salarios de los criados, que caminaban a rienda suelta por el camino del interese; puso gravísimas penas a los que cantasen cantares lascivos y descompuestos, ni de noche ni de día; ordenó que ningún ciego cantase milagro en coplas si no trujese testimonio auténtico de ser verdadero, por parecerle que los más que los ciegos cantan son fingidos, en perjuicio de los verdaderos; hizo y creó un alguacil de pobres, no para que los persiguiese, sino para que los examinase si lo eran; porque a la sombra de la manquedad fingida y de la llaga falsa andan los brazos ladrones y la salud borracha. En resolución, él ordenó cosas tan buenas, que hasta hoy se guardan en aquel lugar, y se nombran «Las constituciones del gran gobernador Sancho Panza
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
lecturas_60lecturas_6010 febrero 2019
La Poesía, señor hidalgo, a mi parecer, es como una doncella tierna y de poca edad, y en todo extremo hermosa, a quien tienen cuidado de enriquecer, pulir y adornar otras muchas doncellas, que son todas las otras ciencias, y ella se ha de servir de todas […]
Ella es hecha de una alquimia de tal virtud, que quien la sabe tratar la volverá en oro purísimo de inestimable precio […] no se ha de dejar tratar de los truhanes, ni del ignorante vulgo, incapaz de conocer ni estimar los tesoros que en ella se encierran. Y no penséis, señor, que yo llamo aquí vulgo solamente a la gente plebeya y humilde; que todo aquel que no sabe, aunque sea señor y príncipe, puede y debe entrar en número de vulgo; y así, el que con los requisitos que he dicho tratare y tuviere a la Poesía, será famoso y estimado su nombre en todas las naciones políticas del mundo. […] aun en esto puede haber yerro; porque, según es opinión verdadera, el poeta nace: quieren decir que del vientre de su madre el poeta natural sale poeta; y con aquella inclinación que le dio el cielo, sin más estudio ni artificio, compone cosas […] así que, mezcladas la naturaleza y el arte, y el arte con la naturaleza, sacarán un perfetísimo poeta. […] la pluma es lengua del alma…
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
Video de Miguel De Cervantes (1) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Miguel De Cervantes
Buscando a Cervantes - Los misterios de Cervantes. Emitido en La Sexta.
otros libros clasificados: siglo de oroVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

Literatura española

¿Quién es el autor/la autora de Episodios Nacionales?

Emilia Pardo Bazán
Benito Perez Galdós
Rosalía De Castro
Gustavo Adolfo Bécquer

5 preguntas
77 lectores participarón
Thèmes : literatura españolaCrear un test sobre este libro
{* *}