InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 9584245074
Editorial: Destino (30/11/-1)

Calificación promedio : 4.15/5 (sobre 24 calificaciones)
Resumen:
Aristóteles es introvertido y tímido. Dante es transparente y expresivo. Por motivos que parecen escapar a toda razón, estos dos chicos de diecisiete años se encuentran y construyen una amistad entrañable que les permitirá redefinir el mundo del otro y aprender a creer en ellos mismos para descubrir los secretos del universo. El escritor multipremiado, Benjamin Alire Sáenz, explora la lealtad y la confianza entre dos jóvenes que están aprendiendo a ser adultos en un... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (19) Ver más Añadir una crítica
Chapterbychapter_books
 15 mayo 2020
Aristóteles es el hijo menor de una familia mexicana. Con un padre que aun revive las pesadillas de la guerra, un hermano preso y alejado de sus hermanas por su diferencia de edad, se ha criado como un chico solitario, que tiene muchas cosas en su interior, pero no puede comprenderlas ni sabe cómo expresarlas.
Dante es el hijo único de una familia que lo ama más que a nada. Con una mirada muy positiva y particular de la vida se ha convertido en una persona curiosa, con muchos hobbies, pero quien tampoco tiene demasiados amigos.
Una tarde de nado unirá a estos dos personajes que no parecen no tener nada en común, pero formarán una amistad muy fuerte, de esas que duran toda la vida. Será esta amistad quien les enseñe las cosas más importantes sobre ellos y sobre quienes quieren ser.
Opinión personal:
Esta es una historia sobre descubrirse. Entender que pasa por dentro nuestro, en nuestras mentes y en nuestros cuerpos y decidir que vamos a hacer con ello. La historia pone mucho foco sobre las familias, y como a veces lo que un padre considera lo mejor, puede ser lo que más afecte a un chico, incluso al punto de no tener las herramientas para saber expresarse, este es el caso de Ari. Pero lo bello de la historia es que, al igual que en la vida, lo importante es darse cuenta del error y hacer algo para solucionarlo. La evolución en la familia de este personaje es una de las cosas que más me gusta de este libro. Han pasado por muchas cosas, y muchas de ellas fueron adquiridas por Ari y eran las que en el fondo lo hacían estar tan enojado y no aceptarse.
Por el contrario, la familia de Dante es totalmente opuesta. Unos padres demostrativos, que constantemente le dejarán claro a su hijo que están para él. Que lo aceptarán pase lo que pase y esa contención familiar es lo que hace que Dante tenga esa visión tan positiva de la vida.
Me encanta como el autor puso el foco en contar la historia desde la vista de un adolescente. Sus pensamientos, sus miedos e inseguridades me hicieron conectar con el desde el primer momento. ¿Es normal pensar en ciertas cosas? Creo que es una pregunta que muchos nos hemos hecho en distintos momentos de la vida y muchas partes del libro me hicieron pensar que si, sin duda no estamos solos y todos nos hemos sentido confundidos con algo alguna vez. Hay conversaciones en la historia donde se puede ver la inocencia de los personajes al descubrirse, al ir aprendiendo que les gusta y que no, y preguntarse los secretos del universo.
Vamos a lo obvio, amé la amistad entre Ari y Dante. Me pareció tan natural, nada forzada, pasan por altibajos como todos. Dante es el primero en aceptarse como es, y esto choca un poco a Ari por el hecho que a el le cuesta más encontrarse, pero conseguirán mantener su amistad por encima de todo.
La forma de escribir del autor es increíble, este libro me consigue poner la piel de punta cada vez que lo leo. No es una historia original, incluso hasta puede ser un poco cliché, pero sinceramente está tan bien llevada y construida que puedo pasar todas esas cosas por alto y enamorarme de la historia. Varias de mis frases favoritas han salido de este libro, sin duda me ha dejado con pequeñas lecciones que me acompañan siempre, y le recomiendo a todos leerlo.
Para darle un cierre, porque no creo que nunca pueda expresar con palabras lo que amo esta historia, lo que más me llevo del libro es que hay que ser uno mismo, y está bien ser diferente, está bien no seguir la norma social, si eso es lo que nos dará felicidad.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Celeste_Cruz
 16 enero 2020
Nos encontramos con nuestro protagonista, Aristóteles, abreviado Ari, un adolescente de quince años que sufre los típicos problemas de esta dura etapa. Apenas tiene amigos, no se siente identificado o cercano a sus compañeros de clase y vecinos, pero no le importa. Está más o menos satisfecho con su vida, a pesar de que esta nos la presenta con cierto pesimismo propio de la edad. Un día decide ir a la piscina a refrescarse, ya que la historia está situada en verano. No sabe nadar pero allí conoce a Dante, un simpático muchacho que decide ayudarle desinteresadamente. A partir de ahí, comenzará una amistad entre ellos que se irá afianzando durante las vacaciones, por lo que Dante se convertirá en su único amigo de verdad.

Esta novela ha tenido cosas buenas y malas. Sin duda, lo mejor han sido los personajes. Ari es sarcástico, solitario, divertido, con frases ingeniosas y que lucha contra sus propios fantasmas y miedos. Intenta entablar una relación con su padre, un ex soldado de la guerra que vivió tantas atrocidades que se ha encerrado en su propio mundo y no quiere salir de él. Ari le ve como alguien distante e inaccesible, por lo que procura cambiar eso y ser capaz de acercarse. Por otro lado, su hermano Bernardo está en la cárcel por un crimen desconocido ya que sus padres no quieren hablar de él, es su tabú. Esto le irrita puesto que considera que tiene todo el derecho a saber acerca de su hermano, y es una discusión constante a lo largo del libro (en especial con su madre). Por último mencionar a sus hermanas que son mayores que él y ya tienen sus propias vidas. Ari se encuentra perdido, abrumado por su introversión y la sensación de no pertenecer a ningún lugar, acrecentada por el hecho de no tener referentes masculinos en los que fijarse para crecer y convertirse en adulto.
Dante podría definirse como un soñador e idealista con madera de pintor. Es un poco extravagante y tiene ideas alocadas y a veces impropias de su edad (como su manía de quitarse los zapatos y preferir ir descalzo incluso fuera de casa). Es un chico que no sabes por dónde va a salir, qué locura se le va a ocurrir o cómo va a responder a determinadas situaciones. En ocasiones se me hizo imprevisible y eso me gustó. Son polos opuestos. Dante es todo alegría, diversión y optimismo mientras que Ari abandera la parte más ¿depre? Por supuesto, Dante también alberga sus dudas, problemas e inquietudes, pero no deja que eso lo defina o lo hunda, sino que procura salir adelante y buscar soluciones. Por eso se complementan y son un apoyo mutuo. No podría decir quién ha sido mi favorito de los dos, pero si tuviera que decantarme por uno de ellos, sería por Ari, puesto que su actitud me ha parecido más realista y no ha llegado a rozar ese desánimo que te llega a desesperar y sacar de tus casillas.
No puedo hablar de los protagonistas sin destacar a sus padres, figuras que en la literatura juvenil brillan por su ausencia y que solo aparecen para regañar a sus díscolos hijos cuando es necesario o castigarles de manera ""injusta"", contra cuyo castigo deben rebelarse. No, aquí han sido padres de verdad. Se han preocupado por sus vástagos, les han apoyado, aconsejado y querido incondicionalmente. Ya que está narrado desde la primera persona de Ari, sabemos más de sus padres que de los de Dante, los cuales conocemos a través de sus encuentros con estos y de lo que comenta el propio Dante. Este detalle me ha sorprendido gratamente, pues las referencias paternas son importantes en la madurez de todo joven y aquí cumplen un papel esencial.
Sin embargo, no todo podía ser bueno. El inicio del libro nos narra cómo se conocen Ari y Dante y cómo van forjando su relación. Nos habla de su día a día, de los problemas que van superando. Y no sucede nada. Quedan, se divierten, van a la escuela, debaten sobre temas "trascendentales", se comportan como cualquier adolescente. Ese ha sido mi gran pero. Es una novela lenta, muy lenta, lo que hizo que me costara conectar con la historia y cogerle el ritmo. Tardé mucho en leerla por este motivo, a pesar de que es bastante corta. No obstante, un grandísimo punto a favor es que está escrita en un inglés fácil, claro y sencillo de entender. La pluma del autor es magnífica y si queréis practicar la lectura en ese idioma (como es mi caso), lo recomiendo 100%. Hubo palabras que se escapaban de mi comprensión, pero pude entender el libro a la perfección y no perderme buscando lo que no sabía traducir.
La novela está plagada de frases hermosas y filosofías de vida muy positivas, lo cual, a mi modo de ver, compensa la lentitud de la trama a lo largo de sus páginas. Solo hacia el final sentí un poco de emoción, cuando se revelan ciertos acontecimientos que se van gestando desde el inicio y que pueden pillar a más de uno por sorpresa.
Entiendo por qué a la gente le ha gustado tanto, y es que se trata de una historia conmovedora donde crecemos junto a los protagonistas. La lentitud y las digresiones innecesarias han hecho que sea incapaz de disfrutar de la historia como debería. Quizá el problema fue la cantidad de opiniones positivas y hype que lo precedía, que me hicieron albergar unas expectativas que, a la hora de la verdad, se desmoronaron. Está dedicado a aquellos que nos enamoramos de los personajes. No busquéis trama, porque no la hay, pero sí un Ari y un Dante inolvidables.

Enlace: http://notodoesfantasia.blog..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
SituacionCaprichosa
 19 marzo 2019
Cliché. Claro que sí. Pero no por eso, malo.
Aristóteles es un típico adolescente que sufre. Pero, sumada a la angustia existencial de quien, justamente, adolesce, Ari tiene un pasado que enfrentar. Y un presente que construir, lo que no es menor.
Todo el libro está escrito desde su PoV, una mirada increíblemente triste, abrumada y perdida. Aristóteles es tan particular que hasta en cierto punto parece inverosimil. Además de estar en constante choque con sus emociones, tiene que cargar con un padre que apenas si habla y una madre que le oculta cosas. Esta constante lucha entre sus necesidades y su realidad producen en Ari un conflicto interno que repercute en sus emociones y su estabilidad. Cada día es una lucha diferente, un proceso nuevo que asimilar.
Por contraparte, tenemos a Dante, un chico sociable, con ganas de descubrir qué le depara el futuro. Ambos se nutren, la relación dialéctica entre los dos los ayuda a conocer realmente quiénes son y qué es en lo que desean convertirse. Gracias a la compañía del contrario, logran pasar un verano perfecto, repleto de risas y de nuevas aventuras; pero lo más importante de todos es que conocen el significado real de la palabra amistad.
Sin embargo, el tiempo y el espacio se interponen entre ellos por ocho meses. Y allí comienzan a desmenuzar la vida, con lo bueno y lo malo, andando nuevos caminos, relacionándose con otras personas, descubriendo quiénes son cuando no pueden ser ellos mismos.
Siendo completamente sincera, no pude encariñarme. No me parecen personajes inolvidables por sí solos, pero sí forman un dúo particular. Su relación es lo que enriquece el libro, lo que significa el uno para el otro con todo lo que eso implica: amor, odio, rechazo y todo lo que existe en el medio. En cuanto a ellos como individuos, es claro que podemos encontrar mucho de lo que fuimos en ellos, la descripción del humor adolescente es simplemente perfecta.
La prosa es muy lírica, muy musical y rítmica. Algunos diálogos me parecieron demasiado surrealistas. No es un libro que aburra, a pesar de acontecer en un espacio reducido. Está repleto de frases que te hacen detener la lectura, procesar, asimilar y seguir adelante.
Algunas escenas se tornan repetitivas, las constantes “crisis” de Aristóteles me resultaron agotadoras. Comprendo que es un estado de cambio constante, que justamente en la mutación de su humor está lo delicioso de la narrativa, en explotar todas esas emociones hasta lo más ínfimo, pero me drenaba la energía. Además, Ari carga con un pasado de telenovela; no me malinterpreten, sé que es una situación real, que puede pasarle a cualquiera, pero me molesta un poco que el libro hiciera tanto hincapié en esa parte de la historia, cuando en realidad ya tenemos suficiente carga emotiva con la construcción del YO. La seguidilla de accidentes también me pareció completamente innecesaria; ya cargan con bastantes problemas como para (además) sumarle las cuestiones físicas.
Me gustó, pero no me fascinó por completo. Aparentemente tendremos varios libros sobre Ari y Dante, así que espero que en el futuro pueda realmente enamorarme de ellos. Más allá de ello, es un libro muy bonito y muy profundo. Todos debieran leerlo alguna vez en la vida.
Enlace: http://situacioncaprichosa.w..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Anttoisreading04
 18 septiembre 2020
¿Alguna vez un libro los hizo sentir orgullosos? Terminé de leer Aristóteles y Dante descubren los secretos del universo, cuando lo compré sabía mas o menos cual era el argumento principal, pero creo que la sinopsis no llega a representar este libro.
El texto tiene una lectura bastante fácil, se entiende todo muy bien y en muchas ocasiones hasta llega a transmitir los sentimientos de los personajes.
Si tengo que ser muy honesta, el principio no me convence, lo sentí como trabado, si bien la historia se entiende perfectamente, no logro ver que es lo que no me termina de cerrar.
Ahora, cuando Dante vuelve, de ahí en más me parece tan amena y emocionante la historia.
Algo que me gustaría resaltar es el rol de los padres. Los padres de Dante en su rol académico y erudito de cierta manera, pero demostrando siempre amor a su hijo. Y los padres de Ari, con su dureza y “fascismo” como saben mostrarle la realidad a su hijo, y a través de su propio crecimiento enseñan a crecer y a descubrirse. Me parece que pocos padres eran así en 1988 y me encanta como se los describe.
Me gusta mucho la amistad que relata el libro, me parece muy sana y la encuentro fundamental para el desarrollo que posteriormente se narra de los personajes.
Es un libro que, si bien no me dejó en las nubes, recomendaría a cualquiera que me pregunte por la relación más sana que leí en mucho tiempo.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Aribookstoshine
 28 mayo 2020
Si en una palabra pudiera describir este libro seria, sin dudas, DULCE.
Benjamín logra adentrarte en una amistad muy hermosa, muy fiel. Ver la adolescencia como realmente lo es, de una forma realista.
Encontramos a un Aristoteles muy metido en sí mismo, en como poder relacionarse con sus padres, en descifrarlos, en descifrarse a sí mismo, a sus inseguridades, a su confusión y al hecho de que no sabe nada del universo.
Dante, siendo todo lo contrario de Ari, es la persona más feliz del mundo, muy adelantado a su época, muy seguro de sí mismo.
Vemos en el transcurso del libro como se relacionan los dos chicos sin tener nada en común entre ellos, pero que se sienten como realmente son, el uno al otro.
Aristoteles junto a Dante puede descubrirse de una forma muy pura. Dante lo que le da a Ari es seguridad, ya que este se auto boicotiaba en todo, no se aceptaba asi mismo.
La evolución de los personajes a lo largo del libro fue maravilloso, su relación y compañerismo me pareció la cosa más tierna del mundo. Como Aristoteles avanza en todo su introspección es increíble.
Lo lindo de esta historia es poder ver como se complementan los personajes, vemos todo lo que un personaje no es reflejado en el otro.
La verdad es una historia preciosa, cada página, cada capítulo fue algo hermoso de leer. Es un libro tan completo donde tienen reflexiones muy importantes sobre la vida.
Lo que hace Benjamín nunca decepciona. Es un autor que te hace reflexionar, hasta los mas mínimos detalles.
ESO SI, EL FINAL ME DEJÓ CON MUCHAS GANAS DE MÁS.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Citas y frases (17) Ver más Añadir cita
Crilvey_07Crilvey_0701 febrero 2020
“Patrañas y más patrañas. Lo único que tiene que hacer es serle leal al tipo más brillantes que jamas hayas conocido; que es como caminar descalzo por el parque. Yo por otro lado, tengo que abstenerme de besar al mejor tipo del universo; que es como caminar descalzo sobre carbones encendidos”
Comentar  Me gusta         10
Lausierra21Lausierra2108 enero 2019
Si un chico se estaba ofreciendo a enseñarme a nadar, entonces seguro que no tenía vida social. ¿Dos chicos sin vida? ¿Qué tan divertido podría ser eso?
Comentar  Me gusta         20
solreading1solreading119 junio 2019
"Cuando comencé a mirar por el telescopio, Dante comenzó a explicarme lo que estaba mirando. No escuché una sola palabra. Algo sucedió dentro de mí mientras contemplaba el vasto universo. A través de ese telescopio, el mundo estaba más cerca y grande de lo que jamás hubiera imaginado. Y todo era tan hermoso y abrumador, que me hizo consciente de que había algo dentro de mí que importaba"
Comentar  Me gusta         00
Anttoisreading04Anttoisreading0414 septiembre 2020
Pensé que podía ser una gran cosa ser aire. Podría ser algo y nada a la vez. Podría ser necesario y también invisible. Todos me necesitarian y nadie sería capaz de verme
Comentar  Me gusta         10
Celeste_CruzCeleste_Cruz16 enero 2020
No me importaba lo que significaban. No me importaba porque lo que importaba era que la voz de Dante se sentía real. Y yo me sentí real. Hasta Dante, estar con otra gente había sido lo más difícil en el mundo para mí. Pero Dante hacía que hablar, vivir y sentir parecieran cosas perfectamente naturales. No, en mi mundo no lo eran.
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: realismoVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

¿Quién es el autor?

El retrato de Dorian Gray

William Shakespeare
Oscar Wilde
Emily Dickinson

15 preguntas
293 lectores participarón
Crear un test sobre este libro
{* *} .. ..