InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura

Concha Cardeñoso (Traductor)Concha Cardeñoso (Traductor)
ISBN : 8408173227
Editorial: Austral (30/05/2017)

Calificación promedio : 4.06/5 (sobre 64 calificaciones)
Resumen:
«—El camino a la Ciudad de las Esmeraldas es de adoquines amarillos —dijo la bruja—, así que no tiene pérdida.»
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea
Críticas, Reseñas y Opiniones (38) Ver más Añadir una crítica
Homolectus
 27 April 2020
Dorothy es una niña que vive en Kansas junto a sus tíos y su perro Totó, un día un ciclón hace volar su casa por los aires hasta una tierra lejana que no es fácil de encontrar en un mapa. Desde el primer momento en que Dorothy se sabe lejos de casa comienza la búsqueda por encontrar el camino de regreso, un camino que va a llevarla a ella, al espantapájaros, el león y el hombre de hojata a descubrirse a sí mismos y demostrar que en el fondo la aventura está en el camino, no en el punto de llegada.
Con este libro me pasa lo mismo que con El libro de la selva: son tan clásicos ya que no hace falta hacer un resumen muy detallado sobre la trama, pues ya todos conocemos con menor o mayor profundidad el hilo conductor de la historia. Si bien esto es cierto con muchos libros que son ya de dominio público y que tienen una que otra adaptación a otros formatos, El mago de Oz cuenta con elementos narrativos bastante interesantes que valen la pena ser mencionados y que me han llamado bastante la atención. Así que acá van:
Es un libro que en todo lugar destila color, un elemento del cual el autor se vale para soportar sus descripciones y dotar de características muy propias cada uno de los lugares que visitan los personajes a lo largo de su aventura. Un elemento que el autor aprovecha obviamente, por el público principal al que va dirigido el libro, pues es bien sabido que cuando somos niños recurrimos al color como principal característica de las cosas que nos rodean y que al pasar lo años vamos dejando esta cualidad de lado para darle prioridad a otras.
Me pareció curioso el asunto de que en el libro se le den cabida a brujas tanto buenas como malas, puestas eso sí en puntos cardinales extremos. Es un hecho que resulta curioso pues tradicionalmente la figura de la mujer que sabe de magia ha sido usada para representar el mal dentro de los cuentos. Algo del tipo resulta muy innovador para la época y una práctica que demoraría mucho en ser criticada y replanteada. Sobre este asunto les recomiendo que busquen un texto de Terry Pratchett titulado Why Gandalf Never Married, el cual me vino siempre a la cabeza cuando hacían sus apariciones las brujas en la historia de Oz.
La historia exhibe —quizás— una alegoría al estilo de vida americano de principios del siglo XX, la muestra como el mejor lugar para vivir y como el fin último al que se debe aspirar. Algo que se manifiesta en repetidas ocasiones cuando uno u otro personaje secundario invita a Dorothy a hacer una vida por estos lares y ella responde siempre de manera negativa destacando algún aspecto de su vida en Kansas y lo bellamente que se vive allá. Un elemento que se apoya además, en un paralelo que se tiende entre magia y ciudad, como dos entes que entre sí no pueden ser conjurados en el mismo sitio.
La historia de El mago de Oz sigue a su modo el arquetipo del camino del héroe (El viaje del héroe, Joseph Campbell, 1990). El punto diferencial con la versión pura del arquetipo de Campbell es el hecho de que Dorothy no está buscando su lugar dentro del mundo, pues de hecho busca volver a su lugar de origen, ni busca hacer un viaje para descubrir quien es y de lo que es capaz, esto lo harán sus acompañantes. Y este es justamente el punto más marcado del arquetipo de Campbell que tiene el libro, pues el Espantapájaros —representación del conocimiento—, el León —que va a representar el poder— y el Hombre de Hojalata —representación del amor— van a hacer el viaje hasta la ciudad Esmeralda esperando que el gran Oz los dote de las características que se esconde en lo más profundo de su ser, pero que no han sido visibilizadas previo a esta aventura. Sobre este asunto queda claro también, que lo importante del viaje, de la aventura, no es el lugar de llegada, sino el mismo camino, que es donde se encuentran todas las circunstancias que mostrarán lo mejor de cada uno.
Con una narración concisa, que expone en pocas líneas los elementos necesarios para desarrollar los personajes que se van introduciendo a lo largo de la historia, —de nuevo, en la medida justa para el público objetivo de esta— el libro deja por momentos ver detalles de la lógica narrativa que me recordaron a Alicia en el país de las maravillas y su lógica que desafía lo evidente. Algo que no esperaba encontrar acá y que fue una sorpresa por completo. O ¿una frase como esta no les recuerda a la pluma de Carroll?
"—Si caminamos lo suficiente, alguna vez llegaremos a alguna parte —dijo Dorothy."
Finalmente, quiero mencionar algo que me ha llamado bastante la atención, pues el libro deja muy claro una "enseñanza" que ha sido la treta a lo largo de la historia humana para engañar y mantener a la gente en donde ciertos sectores la quieren: solo se ve lo que se quiere ver y como se quiere ver —las gafas verdes que pretendían no deslumbrar ante la belleza de la ciudad Esmeralda— y a la gente hay que decirle justo lo que quiere escuchar, así hayan descubierto lo que tanto buscaban hace mucho tiempo.
Comentario al margen
La edición que tengo de libro es bastante bella y con las ilustraciones originales de la edición de 1900, algunas de ellas coloreadas y distribuidas a lo largo del libro. La traducción recuerda un poco en el estilo al español que se usaba tiempo atrás, quizás una idea ligada al lenguaje usado en el original. El pequeño problema que tiene la edición en cuestión es que abundan errores tipográficos en ella, algo que a veces dificulta mucho conectar ideas y que es fácilmente corregible si alguien lee el texto antes de llevarlo a impresión.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         60
magelsa
 31 December 2020
Lyman Frank Baum publicó El maravilloso mago de Oz en el año 1900 y posteriormente escribió hasta trece libros más sobre este tema. A su muerte, otros escritores continuaron publicando sobre Oz y su protagonista Dorothy atraí­dos por toda la expectación que habí­a despertado el relato en el público de todas las edades. Así­ pues, ha sido una de las obras de literatura infantil más veces publicada y su mayor mérito es que fue el primer libro infantil que reflejó el espí­ritu americano tanto por sus personajes como por los lugares que presentados a través de sus páginas.
Una lectura en clave metafórica nos desvela una intencionalidad crí­tica donde ningún elemento es casual ni inocente en un escenario de pleno debate financiero y polí­tico. Nos encontramos a finales del siglo XIX en Kansas, el estado americano agrí­cola por excelencia, que pese la profunda crisis que padece no confí­a en la falsa promesa del oro como solución a sus problemas. La tensión entre los diferentes acuerdos tomados por los diferentes estados americanos se traducen en el libro de Baum en dos brujas buenas (la del norte y la de sur) y dos malas (la del este y la del oeste) para posicionarse de forma explí­cita en sus planteamientos polí­ticos. Respecto a los personajes: el espantapájaros, el hombre de hojalata y el león vienen a representar la agricultura, la industria y el valor que necesita el pueblo, respectivamente, atemorizados y esclavizados por el poder económico. Dorothy, por su parte, no es más que la tí­pica chica americana optimista y despierta dotada de una gran decisión y voluntad.
Pero en esencia, Dorothy no es más que una joven Ulisses y Kansas su amada Itaca donde le esperan sus tí­os y unas condiciones de vida bastante humildes, pero que le pertenecen. A lo largo del libro sabemos que esta niña huérfana y de gran corazón se ve obligada a emprender un largo viaje para cumplir su mayor deseo, que no es otro que el retorno al hogar del que es expulsada de forma violenta a causa de un tornado.
Como el héroe griego, Dorothy es tentada en múltiples ocasiones para desviarse de su camino. Lejos de las áridas praderas de Kansas todos le prodigan halagos y le suplican que se quede con ellos. le cuentan que es su salvadora y que está dotada de poderes sobrenaturales. Todo porque una serie de circunstancias causales hacen que sea vista como una bruja buena que les ha salvado de la penosa esclavitud que les imponí­a la bruja mala (la del oeste). Incluso el azul y blanco del vestido de la niña son considerados emblemas representativos de un lugar que desconoce porque nunca ha estado y al cual no ha llegado voluntariamente.
Pero Dorothy se mantiene firme en su propósito y hace todo lo posible para volver a casa, o mejor dicho al hogar, con su familia. Las cuatro paredes que albergan una cocina oxidada, unos pocos muebles y un par de vestidos, que son todas sus posesiones, han viajado lejos de Kansas con Dorothy y su fiel perrito Toto. Su hogar se encuentra en las áridas praderas de Kansas constantemente amenazadas por tornados y donde la dureza del sol ha reducido todos los colores al gris. La niña ansí­a volver allí­ y ninguna otra cosa conseguirá que sea feliz.
Así­ pues, Dorothy emprende un viaje para solicitar la ayuda de un mago que le dará las claves de la vuelta a su hogar. Por el camino, conoce unos cuantos personajes que también buscan la reparación de su estado actual para ser felices plenamente. Pero el cerebro que le permitirá al Espantapájaros pensar, el corazón que le falta al Hombre de hojalata para sentirse humano de nuevo y el valor que necesita el León no son patrimonio de la magia sino de la fe en uno mismo y de la bondad de los demás porque el mago de Oz es un impostor que, como Dorothy, también desea volver a su tierra.
El buen juicio y los consejos del falso mago les hace recapacitar respecto a sus deseos porque les informa que es la experiencia la que aporta conocimientos y no el cerebro. El corazón no conlleva más que sufrimiento y el valor consiste en enfrentarse al peligro cuando se experimenta miedo.
Otro apunte necesario es que Dorothy recibe un beso por de una bruja buena, exactamente la del norte. Se trata de un beso protector que, lo mismo que el beso que recibe Kay por parte de la Reina de las Nieves (Andersen), también tiene la intención de someterla, aunque la niña se muestra inmune y es capaz de cuidar de ella misma.
Y por último, el deseo de Dorothy se hubiese podido materializar el mismo dí­a que llegó gracias a los zapatos de plata de la bruja mala del oeste, muerta accidentalmente tras ser aplastada por su casa. Pero el viaje ha sido necesario porque de este modo ha hecho nuevos amigos y la conciencia de sus habilidades les ha dado un nuevo lugar en el mundo.
Y volviendo a la interpretación alegórica del principio, es en la plata de los zapatos de Dorothy donde está la posibilidad de volver a casa y recuperar lo que es suyo, y no el oro de Oz. Aunque más allá de estas especulaciones que traspasan intereses literarios y educativos, es cierto que el desconocimiento de éstos no impide disfrutar de la lectura desde una óptica infantil y demostrar que en el hogar está la felicidad y que todo esfuerzo para volver y recuperarlo lo justifica todo.
Enlace: https://www.cuatrogatos.org/..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
Madamemim83
 28 June 2022
-"EL MAGO DE OZ" de Lyman Frank Baum-
.
Disfruto como una enana leyendo clásicos juveniles, y aunque en esta ocasión, conocía en esencia esta historia por la película de 1939 interpretada por Judy Garland, han pasado muchos años desde que la vi, y apenas la recordaba. En este momento leer la versión original de este clásico infantil, ha sido como volver a reencontrarme con aquella niña soñadora que fui, que creía en la magia y en la existencia de otros mundos, y que a veces, a día de hoy, suelo dejar un poco olvidada.
.
La historia se sitúa en las grises praderas de Kansas, donde un ciclón, arrastra la casa de Dorothy hasta el país de Oz, un misterioso lugar en el que conocerá a tres amigos: el Espantapájaros, el Hombre de Hojalata, y el León; y junto a ellos viajará a Ciudad Esmeralda, en busca del famoso Mago de Oz, para que a cada uno de ellos, les conceda lo que más desean: la vuelta a casa para Dorothy, un corazón para el Hombre de Hojalata, un cerebro para el Espantapájaros, y valentía para el León.
.
Una lectura que por los sentimientos de nostalgia que ha despertado en mí, ha sido maravillosa, y que por su trasfondo filosófico, me ha encantado ver a través de mi perspectiva de adulta, como una metáfora de la vida, en la que Dorothy es una niña perdida que busca encontrarse; en la que el Espantapájaros no tiene cerebro, pero le sobra sentido común; en la que el Hombre de Hojalata no tiene corazón, pero su interior está lleno de amor; y en el que el León, que carece de valor, es capaz de ser leal a sus amigos, y hacer lo que haga falta para protegerlos.
.
Y al final, que es la vida más que un camino de baldosas amarillas, que a veces se torna gris, y hace que nos sintamos perdidos, y en el que hay brujas buenas y brujas malas, pero en el que todo se pueden superar, gracias al amor, a la ayuda de nuestros amigos, y al calor de nuestro hogar esperándonos al llegar a casa, al final de cada día.
.
Mención especial a esta edición de @editorialgribaudo tan completa, que contiene el divertido detalle de la sobrecubierta, que se convierte en un juego del mundo de Oz.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
Nuemiel
 09 February 2022
Imagino que la mayoría de personas conocen esta historia, ya sea por los cuentos, por guiños en otros libros y series, por la película... Aunque voy a procurar no hacer ningún spoiler.
Nada más empezar, lo primero que he notado es la sencillez de la escritura y de los personajes. Éstos, en general, son bastante cuadriculados, es decir, no cambian su forma de ser o de pensar a pesar de las circunstancias.
Mucha gente dice que este es un cuento de amistad y, aunque estoy de acuerdo, en varias ocasiones no me lo parecía por parte de Dorothy, que no tiene reparos en abandonar a sus amigos a las primeras de cambio. Precisamente ella es la que me ha parecido más floja de los cuatro. Aunque el grupo no es tan carismático como me lo había imaginado, es tierno y agradable, y ha sido muy interesante conocer el pasado de cada uno de ellos, sobre todo del Leñador de Hojalata, que tiene una historia bastante truculenta.
Curiosamente, con cada una de las aventuras, tanto el Espantapájaros, como el Leñador y el León, demuestran que sí cuentan con los atributos que tanto ansían (cerebro, corazón y valor), pero no son conscientes de ello. Me pareció muy dulce la ingenuidad y bondad que muestran todos.
¡A veces me irrita la sencillez de los cuentos! La Bruja del Oeste es malvada porque sí y, debido a esa etiqueta, tiene que hacer cosas malas porque sí. Aunque ya sabía cómo muere (¿y quién no?), me pareció tan absurdo que me dejó a cuadros. Me ha decepcionado descubrir que uno de mis personajes favoritos (¡gracias Gregory Maguire!) tiene cero importancia en el cuento original. Además, la bruja no aparece hasta casi el final del libro y en ningún momento la describen, así que deduzco que su famosa piel verde es una invención de la película.
El Mago de Oz es una lectura muy amena y ligera, la historia es sencilla y adorable. Incluso cuando nuestros protagonistas matan a quienes se cruzan en su camino, no parecía que estuviera pasando nada malo.
Alucino cómo, de un cuento tan corto, otros escritores han creado y ampliado la tierra de Oz hasta convertirla en un mundo rico y complejo, repleto de personajes y aventuras por contar, (exactamente lo mismo que ocurrió con Alicia en el País de las maravillas) Esta lectura la recordaré con cariño y estoy segura de que, más adelante, dedicaré otra tarde para reeerla.
Saludos ;)
P.D: Los famosos zapatos de rubíes de Dorothy son en realidad plateados, ¡he vivido engañada todo este tiempo!
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Shorby
 03 March 2019
Por todos es conocida la excelente versión cinematográfica protagonizada por Judy Garland en la década de los setenta, pues ha marcado la infancia de más de uno.
Pero vamos a hablar del libro, una obra fantástica que recoge todos los tópicos de los cuentos infantiles.
Imagina que eres una niñita llamada Dorothy, con tu perrito Totó pegado de continuo a ti. Vives en la granja de tus tíos felizmente… hasta que un día es devastada por un tornado que te lleva, casa incluida, a la Tierra de Oz.
Allí conoces a unos pequeños seres vestidos de colorines, los munchkins, que te cantan e idolatran porque con tu casa has matado a una malvada bruja que no les dejaba vivir en paz. Pero tú lo que quieres es llegar a tu hogar con tus tíos, pues en casa se está mejor que en ningún sitio…
Entonces has de seguir un camino de baldosas amarillas, el cual te llevará al poderoso Mago de Oz, no sin antes superar los obstáculos del trayecto.
En este recorrido gualdo encuentras personajes tan peculiares como un espantapájaros que quiere un cerebro, un hombre de hojalata que ansía un corazón o un león cobarde que necesita valor.
Estamos ante un relato sencillo, una de las obras literarias infantiles más clásica y, a su vez, uno de los libros que más veces se ha publicado en Estados Unidos y Europa, siendo desde 1900 una de las historias más conocidas en la cultura popular norteamericana.
Dorothy, con el perrillo, es un símbolo de la infancia americana de principios de siglo, que se supone Baum quiso plasmar en el libro.
La historia puede tomarse como una metáfora sobre la búsqueda de la felicidad y los valores que uno ha de inculcarse, valores que nos enseña cada uno de los personajes que acompañan a la niña en su travesía.
El Mago, que no resulta otra cosa que un patético engaño, les muestra irónicamente los méritos tan ansiados, que ya poseen sin darse cuenta y han desarrollado por ayudar a la niña.
Quizás una moraleja.
Por cierto que existen, dificilísimos de encontrar, otros trece libros sobre la tierra de Oz, escritos por su autor tras el éxito de este cuento de hadas que nunca pasa de moda entre niños y adultos.

+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Citas y frases (12) Ver más Añadir cita
joes093joes09315 October 2018
—Todo lo que necesitas es tener confianza en ti mismo. No hay un ser vivo que no se asuste ante el peligro. El verdadero valor consiste en hacer frente al peligro cuando se tiene miedo.
Comentar  Me gusta         10
GabyLP018GabyLP01804 June 2018
Esto me entristeció, pues indicaba que, al fin y al cabo, no era yo gran cosa como Espantapájaros, pero el viejo cuervo me consoló con estas palabras:"-Si tuvieras cerebro serías tan hombre como cualquiera de ellos. El cerebro es lo único que vale la pena tener en este mundo, sea uno cuervo u hombre
Comentar  Me gusta         00
joes093joes09315 October 2018
—Tú no necesitas sesos. Estás aprendiendo algo nuevo cada día. Un bebé tiene sesos, pero no sabe muchas cosas. La experiencia es la única fuente de conocimientos, y cuánto más tiempo permanezcas sobre la tierra, tanta más experiencia tendrás, sin duda.
Comentar  Me gusta         00
Sara_BookishCabaretSara_BookishCabaret14 October 2020
Los corazones no serán prácticos hasta que se hagan irrompibles
Comentar  Me gusta         20
HomolectusHomolectus27 April 2020
—Sin embargo —dijo el Espantapájaros—, yo pediré un cerebro en vez de un corazón, pues un tonto sin sesos no sabría qué hacer con su corazón si lo tuviera.
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: fantasíaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea




Test Ver más

Los monstruos de la saga Harry Potter

¿Qué criaturas mágicas podemos encontrar en Gringotts, el banco de magos?

Duendes
Thestrals
Mantícora
Nagini

15 preguntas
282 lectores participarón
Thèmes : monstruos , criaturas , fantasía , magiaCrear un test sobre este libro