InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 8416715963
Editorial: Puck (20/03/2016)

Calificación promedio : 3.91/5 (sobre 16 calificaciones)
Resumen:
• De la autora superventas Jennifer L. Armentrout.
• Su primera novela juvenil contemporánea.
• Una historia sobre la amistad, el amor y encontrar tu propia voz.

El nuevo libro de Jennifer Armentrout,
un precioso relato que hace latir los corazones.

Ella aprendió que el silencio era su mejor arma.
Él juró que siempre la protegería.
Ambos comparten un terrible pasado, que los llevó a forj... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (13) Ver más Añadir una crítica
alexbookpages
 26 julio 2018
¿Será que existen los para siempre?
Ésta novela me sorprendió muchísimo. Creí que sería de esas historias de amor simples y tiernas pero es mucho más que eso.
Es la historia de Mallory. Una chica de 17 años a punto de comenzar su último año de la preparatoria y pisando el suelo de la escuela por primera vez, puesto que ha sido enseñada en casa.
De niña vivía en una casa de acogida, pero ahora vive con su familia adoptiva. Las personas con quienes Mallory estaba en su niñez eran frías, abusivas, groseras. Era una situación mala con un ambiente dañino. Cuando crecía le enseñaron que si no hacía ruido no le iba a suceder nada, y por ese motivo Mallory tiene un trauma post-traumático que se le manifiesta en un trastorno del habla. Para Mallory el hablar es muy difícil, ya sea con sus padres o mejor amiga... así que la preparatoria será para ella todo un desafío.
Solo existe un punto de luz en la niñez de Mallory, su compañero de acogida Ryder. de su misma edad, en varias ocasiones Ryder defendió a Mallory, llegando al punto de ponerse en medio de ella y los peligros o castigos. Mallory sentía una deuda de gratitud y un cariño enorme por Ryder, y este a su vez le correspondía protegiendola como si fuese su responsabilidad.
Pero cuando algo muy grave provoca que esa casa de acogida se desmantele, Ryder y Mallory se separan y pierden contacto... hasta el día que ambos se encuentran en los pasillos de la preparatoria. Todos los recuerdos vuelven a Mallory, aquellos malos y dolorosos pero también los tiernos y suaves. ¿Podrá Mallory superar esas dificultades o volverá a ser un ratón asustadizo?
En este libro vemos muchos temas además de un simple amor. Tenemos a Mallory con su PTSD y el como se manifiesta en ese trastorno del habla, hay problemas de raza y de como el privilegio blanco es algo que aún hoy en día se manifiesta. Existe en este libro una discusión muy clara de varios problemas de la sociedad que deben ser hablados y discutidos. Fue para mi muy importante el poder leer esto.
Además, podemos ver cómo fue que estos chicos llegaron a sus situaciones. ¿Cómo es que Mallory y Ryder llegaron a ese momento de rencuentro en la preparatoria? Y además del pasado, tenemos vistazos al futuro. ¿Qué será de ellos? Sus aspiraciones, metas y además las dificultades que pudiesen tener para alcanzarlas.
La pluma de Jennifer L. Armentrout es una muy fluida y que para mi es de las mejores del género (o de los géneros porque la autora se mueve entre ellos con facilidad). Este libro fue una experiencia muy especial por todos los giros y pequeños detalles que se encuentran dentro de la trama, la forma en que la historia fluye es una que da mucho gusto leerse y en definitiva este libro me gustó muchísimo.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Izamari
 21 enero 2018
Mallory y Rider tienen un pasado en común. Ambos fueron chicos de acogida en casa de una pareja abusiva donde jamás pudieron sentirse chicos normales, en donde jamás pudieron sentirse reales.
Mientras que Mallory prefería callar y esconderse en su armario, Rider siempre dio la cara por ella anteponiéndose a los golpes por ella, hasta que una noche todo acaba mal y tienen que separarse.
Ahora Mallory vive con Carl y Rosa, dos médicos quienes la acogen como si fuera su propia hija aunque sea incapaz de hablar mucho por los horrores que vivió. Ahora después de cuatro años de terapias ha decidido que quiere ser normal y para hacerlo tendrá que armarse de valor para asistir al instituto donde sorpresivamente vuelve a encontrarse con Rider.
Al principio Mallory cree que Rider ha cambiado muy poco y pronto se le hace fácil volver a ser ese ratón asustado que dependía de él pero poco a poco irá descubriendo que Rider sí que cambio al igual que ella y juntos deberán encontrar la forma de lidiar con su pasado para construir un futuro.
Que nadie sabía lo que le deparaba el futuro. Que el 'para siempre' podían arrebatárnoslo de las manos en cualquier momento
Desde que leí el primer libro de la serie Lux, Jennifer se ha convertido en una de mis autoras favoritas al crear historias entretenidas con personajes divertidos y memorables, así que al tomar este libro me esperaba justo hallar más de eso, sin embargo encontré algo mil veces mejor ya que en esta historia Jennifer ha salido de su zona de confort para entregarnos una historia simplemente hermosa.
Comenzaré hablándoles de Mallory, la protagonista y narradora del libro quien es totalmente diferente a todas las protagonistas que la autora nos había presentado hasta ahora. Debo ser honesta y decir que a pesar de que amo los escritos de Jennifer casi siempre odio a sus protagonistas por ser tontas, débiles y de nuevo tontas, pero en este libro nos ha presentado a una protagonista totalmente apuesta a lo que nos tiene acostumbrados. Mallory al inicio se nos presenta como un débil ser roto que teme salir de su cascaron pero a lo largo del libro va creciendo poco a poco y el valor que demuestra es simplemente increíble. Sip, a lo largo del libro también tiene tropiezos pero lo interesante aquí es que demuestra mucho más valor al levantarse para no quedarse estancadas.
También esta Rider quien al igual que Mallory es totalmente opuesto a los personajes a los que Jennifer nos tiene acostumbrados. Simplemente comparémoslo con Daemon Black, el personaje más conocido de la autora. Mientras Daemon es sarcástico, seguro de sí mismo (de hecho demasiado) y un pervertido, Rider es más bien simple. No me malinterpreten, es un personaje adorable con el cual es irremediable encariñarse pero es mucho más real a los otros personajes de la autora.
Siento que tanto Mallory como Rider son los personajes más complejos y auténticos que la autora ha creado y de verdad estoy muy pero muy orgullosa de que se haya aventado a escribir algo totalmente distinto.
Hay otro personaje del que debo hablarles pues fue quien sin duda alguna se robó mi negro corazón y ese Jayden, quien es algo así como el hermano de acogida de Rider. Desde el inicio fue un personaje que se hizo notar con su carisma y bondad, y a pesar de sus malas decisiones es un personaje que deja mucha huella en el lector.
Sé que te mereces algo mejor, pero yo quiero ser mejor. Quiero serlo por ti.
Otro gran punto a favor de la historia es que a pesar de tratar un tema muy fuerte, Jenn logró salir airosa del drama que es tan frecuente en este género. Logró contarnos una historia real y cruda sin que en ningún momento se volviera un drama total. Logró mostrarnos dos caras del dolor y las secuelas que puede dejar sin que se volviera un drama telenovelero.

Y el final del libro, tengo mucho miedo al escribir esto pues no quiero decir nada que vaya arruinarles el increíble final de este libro pero debo decirles que amé con toda mi alma negra el giro de roles que hay porque hasta ahora Jenn jamás nos había presentado algo así. Siempre nos dejaba en claro quién era el protector y quien el necesitado y lo mejor de todo fue que logró darle un nuevo significado a la frase PARA SIEMPRE.
Sin duda alguna, Nunca digas siempre se ha convertido en mi libro favorito de la autora y en una de mis mejores lecturas de este año.
Mi pasado formaba parte de mí y me había moldeado, pero no era la suma de mi personalidad. No me dominaba
Para terminar esta reseña quiero contarles que leí este libro junto a Viridiana de la biblioteca del inframundo y debo decirles que la experiencia fue increíble pues nos la pasamos fangirleando todo el libro. de verdad que no hay mayor bendición para un lector que tener con quien fangirlear. Muchas gracias Virys por enloquecer en la madrugada conmigo.
Enlace: https://chaosangeles.blogspo..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
yvo_about_books
 27 julio 2019
Hay una razón por la que he pospuesto mi primer encuentro con los libros de Jennifer L. Armentrout, y tiene mucho que ver con el hecho de que una combinación de romance contemporáneo y un libro popular es normalmente un signo de problemas para mí. Debería haber escuchado mi instinto porque, lamentablemente, Nunca Digas Siempre no era para mi. Antes de comenzar a explicar por qué, tomemos un momento para apreciar esa portada absolutamente hermosa ... Ok, ¿listo? En primer lugar, quiero decir que estoy feliz de que a muchas personas les guste esta historia, pero lamentablemente hubo muchas razones por las que Nunca Digas Siempre no me funcionó personalmente.
Empecemos con lo básico. Personalmente pensé que Nunca Digas Siempre era demasiado largo y, como consecuencia, la historia se hizo lento en varias partes ... También tuvo mucho que ver con el romance. No solo hay un triángulo amoroso, sino que también encontré que el romance en general es bastante increíble, especialmente en el caso del personaje de Mallory. del mismo modo, tuve problemas serios con los personajes principales en general. Si bien la condición de PSTD de Mallory y sus problemas para hablar son interesantes, siento que ella se ha convertido en un cliché; toda su personalidad está básicamente basada en sus problemas de habla y carece de desarrollo en general. Hay muchos clichés relacionados con los personajes en general ... En serio, ¡¿por qué todos tienen que ser hermosos ?! Y toda la referencia del "pobre personaje latino" y todo lo relacionado con Héctor y su familia es básicamente un insulto. ¿Y qué pasa con el español? En serio, decir que saben que algo es 'puertorriqueño' basado en unas pocas palabras es absolutamente ridículo y la gente no habla así en absoluto ... Ugh. También hay otros temas que abordar, pero lo dejaré así porque mis divagaciones ya se están convirtiendo en una perorata como está. Digamos que Nunca Digas Siempre tiene una sobredosis de clichés y no se sentía realista en absoluto; Además de eso, tenemos que lidiar con un triángulo amoroso y lo que es básicamente una historia muy larga ... Y ni siquiera estoy hablando del drama constante en todas partes. Oh, sí, esta historia y yo definitivamente no nos llevamos bien ... Te advertí que esta sería otra crítica impopular.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
anamrs
 16 enero 2018
5 🌟 para una historia que leí en el momento adecuado
Solo tengo que decir una cosa: RIDER 😍💕
Él es el gran protagonista de la historia. Adora a Mallory desde siempre. Ambos vivieron una situación que ningún niño debería vivir y él siempre estuvo allí para ella. Pero si el Rider niño ya me había enamorado el Rider adolescente no se queda atrás. le hace falta sólo una mirada para que Mallory vuelva a convertirse en lo más importante para él. En su amiga del pasado, en la persona a quien está decidido a proteger. Y sí, por supuesto sus sentimientos acaban siendo más que los de un amigo. Obviamente, teniendo en cuenta ante el tipo de lectura que nos encontramos 😉
Mallory me gustó. Pero queda completamente opacada por Rider. al menos yo solo tuve ojos para él.
No voy a negar que no tenga clichés, que los tiene. Pero este es uno de esos libros que justifican esos clichés porque de verdad funcionan. Además, a pesar de los clichés la autora consigue salir de ellos ya que sus personajes reaccionan a esas situaciones de forma distinta a como suele ser normal. ¡Aleluya! 🙌
Gran error lo de el puertorriqueño que ya han mencionado otras reseñas. En la edición en español lo han intentado arreglar diciendo que hablan español puertorriqueño. Pero entonces te preguntas cómo es posible que Rosa sea capaz de diferenciar el acento cuando es Mallory, que no habla español, la que le pide que le traduzca una frase que ha oído… Lo releí dos veces porque estaba alucinando. Entonces lo termino, leo un par de reseñas de Goodreads y entiendo que lo quisieron arreglar de alguna manera pero es que era simplemente imposible arreglar esa metedura de pata de la autora y debo decir que también del editor que para algo están.
Aún así Jennifer L. Armentrout, a quien conocí en su saga Lux, me gusta mucho y con esta obra me ha demostrado que lo mucho que me gustó la saga anterior no fue sólo casualidad.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Naya_Donate
 04 junio 2019
Esta novela tiene una peculiaridad y es que no es fácil de asimilar a la ligera (en los agradecimientos, la autora exponía que no le fue fácil escribirla, y la verdad es que puedo imaginármelo por lo duro que debió ser documentarse). Nunca digas siempre es muy diferente a todas las novelas que me he leído de la autora. Parte de la premisa del abandono infantil, y por ende, del maltrato físico y psicológico tan impactante que recibe la pareja protagonista de esta historia.
Mallory es una chica con fuertes problemas de autoestima. Tiene arraigado muy hondo el mantra “no hagas ruido”. Ella no habla, raras veces lo hace con ciertas personas. Y en público, apenas es capaz de pronunciar alguna palabra. Es esa experiencia que vivió de pequeña que la ha marcado para siempre. Pero no estaba sola en esa etapa oscura de su vida. Rider era el otro chico con el que vivía en aquella casa llena de monstruos, con el único que hablaba y el que le contaba siempre el mismo cuento, y siempre terminaba llorando por el final tan triste del mismo; era el chico que se interponía frente a ella cuando las cosas iban mal en aquella casa y el que se sacrificaba por ella.
Ahora han pasado cuatro años desde que pasó un suceso traumático que obligó a Mallory a internarse en el hospital una larga temporada. Su vida ha cambiado. Ahora tiene unos padres que la adoptaron y a los que quiere, ha ido a psicólogos y quiere ir a la universidad, algo que jamás se le hubiera pasado por la cabeza. Rosa y Carl son sus salvadores, pero para hacer frente a su vida, para seguir progresando, necesita perder el miedo a hablar en voz alta; necesita valerse por sí misma.
La probabilidad de volver a encontrarse con Rider es muy baja, casi nula. Pero ahí está cuando accede a la clase de expresión oral. Y de hecho, él no puede creerlo que Mallory, su ratón, esté sentada a menos de un metro de distancia. Él se pensaba lo peor de ella después de lo que sucedió en la casa de acogida en la que vivían juntos.
Desde su reencuentro, vemos el crecimiento personal de Mallory; cómo avanza como persona y se enfrenta a diversas situaciones que la ponen a prueba constantemente. La aparición de Rider es un efecto en cadena, rememorando el pasado, y todo lo que ello conlleva, mientras alza la vista al futuro; y su relación con este personaje es una fuerte conexión, tanto física como psicológica.
Si nos centramos en que Mallory es la única que tiene heridas, la única que tiene un pasado tormentoso, somos unos hipócritas, porque Rider parece estar bien, pero muy en el fondo vemos sus costuras descosidas y sus rotos. de caballero andante a mártir. Rider también necesita un profundo cambio para cambiar la concepción de sí mismo, y quizá Mallory consiga ayudarle a hacerlo.
La moraleja es sencilla, pero muy dura. El hecho de que nada es para siempre, que todos continuamos viviendo, y por lo tanto, cambiamos con el tiempo. No nos quedamos estáticos y estancados en un punto de nuestras vidas. Estoy de acuerdo con lo que dice la autora en el apartado de agradecimientos: soy un poco como Mallory; todos somos un trocito de ella en el fondo.
Porque al final, todos queremos que nos quieran y nos hagan sentirnos real.
La verdad es que me encanta la autora, pero me esperaba más de esta novela. En cuanto al final, decir que es de los finales más justos que he leído.
Enlace: https://laobsesiondenaya.blo..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Citas y frases (10) Ver más Añadir cita
hannajimevalehannajimevale14 junio 2018
La pena y el dolor no eran para siempre.
Ese “para siempre” ya no era un problema.
Para siempre eran el latido de mi corazón y la esperanza que entrañaba el mañana. Para siempre era el rayo de luz que asomaba detrás de cada nubarrón, por negro que fuese. Para siempre era saber que los momentos de debilidad eran pasajeros. Era saber que yo era fuerte.
Comentar  Me gusta         20
hannajimevalehannajimevale14 junio 2018
El amor era aquel sentimiento de esperanza que se hinchaba dentro de mi pecho cada vez que lo veía. Era esa sensación de que todo se me olvidaba cuando estaba con él. Era esa forma de quedarme sin respiración cuando me miraba intensamente. Era ese gemido que se me escapaba cuando me tocaba. Era…era ese sentimiento de poder ser yo misma cuando estaba con él.
Comentar  Me gusta         10
SusanaSusana20 enero 2018
Estaba en un lugar seguro y a salvo. Había mucha gente que nunca se preocupaba por cosas así, pero yo sí, nosotros sí, porque los dos sabíamos que tener paredes y un techo no siempre equivalía a vivir seguro.
Comentar  Me gusta         10
hannajimevalehannajimevale14 junio 2018
Ser real puede doler. Que te quieran puede doler. En eso…en eso consiste estar vivo, y lo contrario es inimaginable
Comentar  Me gusta         20
hannajimevalehannajimevale14 junio 2018
Me percate de lo que moldea tu personalidad es una serie de personas y hechos. He descubierto que hasta los monstruos pueden influirte positivamente
Comentar  Me gusta         10
Video de Jennifer L. Armentrout (1) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Jennifer L. Armentrout
"Valiente!
otros libros clasificados: novela románticaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

¿Cuánto sabes sobre la literatura de Estados Unidos?

La leyenda de Sleepy Hollow es un relato corto de terror y romanticismo, se desarrolla en los alrededores de...

Nueva York
Londres
Chicago

10 preguntas
5 lectores participarón
Thèmes : literatura norteamericanaCrear un test sobre este libro
{* *} .. ..