InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 8447307344
Editorial: RBA (30/11/-1)

Calificación promedio : 4.61/5 (sobre 47 calificaciones)
Resumen:
Esta es la historia de dos hermanas norteamericanas de raza negra. Nettie ejerce como misionera en África y Celie vive en el Sur de Estados Unidos. Casada con un hombre al que odia y abrumada por la vergüenza de haber sido violada por quien cree que es su padre. A lo largo de treinta años ambas mantienen el recuerdo y la esperanza de reencontrarse y vuelcan sus sentimientos en unas cartas conmovedoras. Pero la dramática existencia de Celie cambiará cuando entre en s... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (37) Ver más Añadir una crítica
Paloma
 30 septiembre 2019
Este libro me ha impresionado y conmovido profundamente –entre tantos títulos que hoy en día encontramos abordando de manera directa cuestiones como el racismo y la misoginia, me sorprende que una obra de ficción, una novela, logre, de forma breve, tajante y contundente, tratar también estos temas. Y no porque la literatura no pueda lograr esto; al contrario, yo creo fervientemente que ésta nos hace reflexionar sobre cuestiones fundamentales de la vida cotidiana sin por ello sacrificar su calidad como obra de arte. Es quizá que hacía varios meses que no me encontraba con un libro como éste, un clásico, perfecto en ejecución y contenido. Y es que El Color Púrpura es una de esas novelas que permanecerán por siempre conmigo.
El libro presenta las vidas de dos hermanas, Celie y Nettie, nacidas en el sur de los Estados Unidos, a principios del siglo XX. Su infancia y adolescencia es desgraciada: huérfanas de madre, su padre se vuelve a casar, pero Celie es abusada por él y tiene dos hijos a quienes éste hombre le arrebata. al poco tiempo, Celie se casa con un hombre viudo, quien también la maltrata y la obliga a hacerse responsable de los hijos que tuvo con la primera mujer. Unos pocos años después, Nettie también abandona la casa paterna, ya que también está en peligro de ser abusada –después de una pequeña temporada en casa de Celie y su esposo, y al rechazar los avances de éste, debe de nuevo abandonar el lugar y es así como llega a casa de un pastor y comienza su vida como misionera. Pasará los siguientes 30 años en África. Durante todos esos años, siempre le escribirá a Celie, sin tener respuesta, ya que el esposo de Celie, en venganza, le esconderá las cartas.
La novela está de hecho narrada a través de cartas –tanto de Celie a Dios, como posteriormente a Nettie, y las cartas de ésta a su hermana, que a mitad del libro comenzamos a descubrir. Las cartas son una especie de diario en donde consta el sufrimiento de Celie a manos de los hombres que estuvieron en su vida, y el cambio que muchos años después comienza a fraguarse cuando conoce a Shrug Avery, amante de su marido y el único amor de su vida.
El Color Púrpura es una retrato cruel del racismo imperante en las comunidades afroamericanas en los Estados Unidos pero también del mismo racismo, intolerancia y misoginia que los miembros de esta comunidad se inflige entre ellos, particularmente contra las mujeres. Quizá esto fue lo que más me impactó: lo común que resultaba (y resulta) denigrar a la mujer solo por su condición, y lo irracional de prejuicios como éste, que no solo destruyen al persona contra la cual se ejercen sino también a quien lo ejerce –un odio que deshace lo positivo que hay alrededor.
Por otro lado, Celie es posiblemente una de las protagonistas más fuertes e íntegras que la literatura y durante la historia vemos dicho crecimiento año con año. de ser una mujer resignada a, observamos como ciertas situaciones y personas contribuyen a forjar un carácter mucho más decidido. Siempre fue una persona resiliente a la adversidad pero el tiempo hace que lo vivido permee en su forma de ser y comience a defenderse.
Dos mujeres importantísimas en su vida son Sofía y Shrug –Sofía es la esposa de Harpo, hijo mayor de su esposo, y es una chica que se casa enamorada del muchacho. Sin embargo, su felicidad nunca llega a ser completa porque Harpo cree que para demostrar su hombría debe someterla, aunque la ama, y busca pleitos y peleas sin contar que Sofía sabe defenderse. Sus prejuicios, su idea heredada de que el hombre debe tener la última palabra, destruyen su matrimonio. Celie al principio no puede creer que una mujer pueda comportarse así, no porque no deba sino porque tiene miedo. Porque ella solo conoció golpes y vejaciones y no tenía la fuerza para defenderse. Sin embargo, termina admirando a Sofía pues si bien su ‘carácter' contribuye a su separación de Harpo, ella sabe, como un personaje le comenta:
“Me dijo que tu pensabas que tu manera de hacer las cosas era tan buena como la de cualquiera. Y que además era tuya.”
Sofía en todo momento demuestra que ni el ser de color negro ni el ser mujer es una condición para avergonzarse ni para tolerar el abuso de nadie, ni blancos ni negros.
Shrug Avery es también una mujer fundamental –no solo le enseña la posibilidad el amor, sino la belleza de la vida, el derecho que tienen los seres humanos para ser felices y buscar esa felicidad sin importar las circunstancias. Shrug es un importante apoyo para Celie, en su camino a superar los malos tratos de su esposo, y en independizarse. Si bien esta mujer no era una santa –era amante del marido de Celie, había abandonado a sus hijos y llevaba una vida de excesos, es sin duda un personaje que ejemplifica que el ser humano no es blanco o negro y que ciertas acciones no nos condenan o hacen malas personas. Es a través de ella que Celie comienza a perdonar y seguir adelante, aceptando lo que sucedió pero sin amargarse:
“- A mí me parece que Dios se mosquearía si al pasar por un campo no vieras el color púrpura.
-¿Y qué hace Dios cuando se mosquea?
-Oh, seguramente busca otra forma de agradarte. Cree la gente que lo único que a Dios le interesa es que lo alaben. Pero cualquier idiota que viva en este mundo puede darse cuenta de que Dios también quiere contentarnos.
-¿Si?
-Sí. Siempre está dándonos pequeñas sorpresas cuando menos los esperamos.”
Hubo sin duda muchos momentos que me dieron muchísima rabia, el mismo coraje que Celie tuvo y el dolor que afrontó, pero al final, Walker resuelve las cuestiones con una actitud fuerte, feminista pero sin dejar de ser nunca, humana.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
RepellentBoy
 27 julio 2020
El color púrpura es uno de los libros que más años llevaban en mi lista de pendientes. Siempre me pasa que cuando un libro tiene mucha fama y una crítica muy positiva, me debato entre la curiosidad y el miedo, de ahí que haya tardado tanto en animarme a leer esta joyita, que ya a día de hoy podemos considerar un clásico. Una obra epistolar que te absorbe desde la primera carta hasta la última.
Celie y Nettie son dos hermanas que nos contarán la historia a través de las cartas que se enviarán la una a la otra durante décadas. Celie, la mayor, después de ser violada por su padre continuamente y de parir dos hijos que le quitarán, será obligada a casarse con un pretendiente de su hermana. Por otra parte, Nettie huirá del hogar familiar y su camino se separará del de su hermana. No quiero contar mucho de la trama, porque es de esas historias donde cada detalle cuenta, cada palabra y cada frase son una delicia que hay que ir descubriendo poco a poco.
De lo que si quiero hablar son de los personajes. ¡Vaya maravilla de personajes! Y, sobre todo, los personajes femeninos. Todas son mujeres fuertes, que tienen que luchar en un mundo machista, además de racista, que consigue colocar a la mujer negra en la parte más baja de la pirámide. Lejos de conformarse, estas mujeres luchan por sobrevivir y ser tratadas como iguales, en un mundo que no se lo pone fácil. Y lo más importante, luchan juntas. Este libro destila sororidad en todas sus páginas. Y fue publicado en 1982, un ejemplo que la época en la que se publica un libro, no justifica según que ideales anticuados.
Voy a entrar un poquito más en detalle con los personajes femeninos, y en primer lugar nos encontramos con Celie, la gran protagonista. Celie sufré una gran evolución durante las páginas de la novela, pasando de niña sumisa, a mujer rebelde que lucha porque nunca más ningún hombre la controle. Nettie, mucho más rebelde desde pequeña, tiene claro esto desde el inicio y su personalidad la llevará a vivir una vida muy diferente. Sofia es uno de los personajes más interesantes de la obra, su fortaleza y su vitalidad son castigados duramente, pero aún así, sigue adelante siempre. Squeak, una joven mujer insegura e inicialmente débil, dará un giro a todo esto gracias a la ayuda y el apoyo del resto de mujeres. Y por último, pero no menos importante, Shug Avery, una mujer que se dedica al espectáculo, acosada por las críticas del puritanismo religioso. Es la demostración perfecta de mujer fuerte que vive su vida sin importar lo que digan los demás. Shug es un personaje enorme. Lo dicho, esta novela tiene una gran riqueza en personajes femeninos.
No menciono a los personajes masculinos, aunque hay varios, porque realmente todos pecan de ese machismo tan arraigado, algunos de una manera más sutil o otros de una manera más agresiva, pero todos juegan al mismo juego. Y, además, esta es una historia de grandes mujeres y son ellas las que destacan. En definitiva, una obra maestra que merece toda y cada una de las buenas críticas que tiene.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         70
Yani
 10 agosto 2020
El color púrpura”, de la afroamericana y activista Alice Walker, era un pendiente desde hace tiempo y mi intuición no falló: es una de las mejores lecturas que hice en mi vida.
Es difícil contar de qué se trata porque hay tantos personajes y abre tantas subtramas que el argumento principal se pierde. La novela es epistolar y la mayoría de las cartas las escribe Celie, una mujer negra que sufre los estigmas de ser mujer y de no formar parte de la supremacía blanca. Desde chica padece violencia de género (de todo tipo), ejercida por distintos hombres: primero, de su padre (no puedo extenderme acá, sería spoiler) y luego de Albert, su marido. En el medio, conoce a mujeres maravillosas (también negras) que van a hacer que su vida (y la historia) sea un poquito más luminosa.
Este libro lo leí con la bronca en la garganta y el puño apretado. Cualquier ser humano con un mínimo de empatía puede meterse en la piel de Celie y sentir cómo la violencia le/te parte el alma, el cuerpo y la mente, mientras leés que un hombre afirma que las mujeres tienen que saber quién manda mediante una paliza. El personaje es ficticio, pero la idea nunca lo fue.
El color púrpura” se convierte en una lectura casi fragmentaria y áspera porque Celie no tuvo una buena educación. Eso se refleja en la escritura de las cartas, donde hay errores de ortografía. El libro te mete de lleno en los pensamientos y las experiencias de Celie, que cuenta todo con fluidez (esto contradice lo que dije antes, así que explico: me refiero a que su narración en las cartas fluye, no se detiene y es brutalmente honesta), sin adornos y tiene una percepción admirable de los demás personajes, como Shug (su interés amoroso), Nettie o Sofia. Estas tres mujeres que mencioné son enormes, y será difícil olvidarlas (espero no hacerlo jamás).
Hacia el final del libro, hay un giro que cambia el foco de la historia y pueden hacerse comparaciones entre los padecimientos de los afroamericanos y los africanos. Sin embargo, debo decir que esta parte se me hizo densa y frenó mi lectura unas cuantas veces. Pero “El color púrpura” es un libro necesario, de esos que sí o sí valen la pena.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
Susana
 14 abril 2018
Creo que esta es la primera vez que me cuesta tanto reseñar un libro y no porque no me haya gustado si no todo lo contrario. Me ha gustado tanto y me ha hecho sentir tantas cosas, tantas, que no sé ni por donde empezar. Me senté a leer este libro virgen completamente porque aunque no os lo creáis nunca he visto la película y siempre he tenido ganas pero son de estas cosas que por una u otra causa acabas aplazando. Así que cuando la editorial me brindó la oportunidad de leer esta historia aprovechando su re-edición (sencilla y preciosa, por cierto) ni me lo pensé.
¿Sabéis esas veces que un libro te abraza y te rodea como una manta reconfortante? Pues así, tal cual. El color púrpura se te mete directamente bajo la piel, dejándote expuesta y vulnerable desde el momento que lo abres y lees la primera página. Estás allí y no puedes estar en ningún otro lado que no sea allí. Incluso cuando no estás leyéndolo.
Celie es uno de los personajes más fuertes que he conocido en la literatura. A través de cartas, unas dirigidas a Dios y otras a su hermana Nettie, nos cuenta su historia de violación, pérdida y matrimonio forzado. Dondequiera que su vida la lleva se encuentra con hombres a los que han enseñado desde la cuna a maltratar y menospreciar a las mujeres para establecer sus propios y frágiles egos. Si bien afirman ser el sexo más fuerte, dejan que sus madres, hermanas, hijas y esposas se ganen la vida, trabajen para obtener alimentos, vivienda y educación. El mundo de Celie, basado en la sumisión, cambia cuando se encuentra con dos mujeres que se niegan a inclinar la cabeza, que luchan por su derecho al orgullo individual y la felicidad, Shug y Sofía.
Este libro es un poderoso himno a las mujeres de todo el mundo y a través de loa historia de Nettie y Celie, de Sofía y Shug, aborda los difíciles temas políticos de la misoginia, la sexualidad reprimida, el colonialismo, esfuerzos misioneros, el racismo, la violencia doméstica y la pobreza. A pesar de las terribles circunstancias de la vida en el sur profundo en los años 1930 y 1940, es un libro sobre la alegría de vivir. La vida no es solo felicidad roja o tristeza azul, ¡es púrpura! Pocas veces he sentido un color que se exprese tan fuertemente en las emociones.
El mensaje que Alice Walker nos envía a personas de todo el mundo es positivo: hombres y mujeres pueden definir sus propios roles, pueden desarrollarse, aprender y cambiar para mejorar. Los roles de género no son estáticos, y hay momentos de paz y amistad para cualquiera que se atreva a salir del patrón de dominación que destruye la libertad de elección tanto para hombres como para mujeres. Una joya de libro, recomendadísimo para todo el mundo.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
frida_libros8
 25 agosto 2020
Hablar de "El color púrpura" es desmoronarse por dentro. En el momento que comencé su lectura y me adentré en las primeras líneas, ya sabía que me iba a tocar la fibra y, así fue. Nunca pude imaginar encontrarme lo que escondía entre sus renglones. Es duro lo que voy a decir, pero, al igual que el negro no estaba hecho para el blanco, la mujer no lo estaba para el hombre. Sumisión, vulnerabilidad económica y social o falta de respeto son algunas de las innumerables cosas que vamos a vivir en esta historia.
.
" - ¿Le has pegado alguna vez?
- No, señor.
- ¡Y cómo quiere que te haga caso! Las mujeres son como los críos, tienen que saber quien manda en la casa, y para eso no hay nada mejor que una paliza. "
.
Si, habéis leído bien, esta es una de las frases que más me impactó. Os aseguro que tras leerla cerré el libro y dije: ¿Por qué estás leyendo esto?, ¿Cómo puede haber mentalidades así?. Necesite unos días para solventar este enfado que tenía y ¿sabéis por qué volví a leerlo?, porque es una mujer la que lo escribió ,no es feminista esto que digo, pero si me dio el impulso para decir....llega hasta el final para ver como la lucha de una mujer no tiene fin, no tiene límites.
En esta colosal novela mi mente se prendó de tres mujeres: Shug Avery, Sofía y Celie nuestra protagonista e inmediatamente sus personalidades me hicieron llevarlas al mundo de las flores, os explico; Shug Avery, la orquídea, delicada, con unos cuidados exhaustivos , una flor muy caprichosa al igual que la personalidad de ella. Sofía al más puro estilo clavel, dura por dentro y por fuera, su personalidad fuerte, no se achica ante nada. Celie no se puede decir que sea la más bella pero si la más resistente a las adversidades y ahí tenemos a la hortensia, sus cuidados son menos delicados pero es famosa por sus bellos colores, en especial el púrpura, los cuales solo salen a la luz en los meses de más frío al igual que los matices en su personalidad, una mujer que va cobrando fuerza conforme mayor es su incertidumbre.
.
Un detalle que me gustaría puntualizar es que la gran mayoría del libro esta narrado en cartas las cuales se envían las dos hermana, Celie y Nettie, por lo que la historia se hace rápida de leer a pesar de la crudeza de algunos tramos.
.
Un libro que según mi parecer todos deberíamos leer una vez en la vida.
¿Lo habéis leído? ¿Algún libro que penséis que debe ser leído por lo menos una vez?
.

+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Citas y frases (23) Ver más Añadir cita
McmamenMcmamen02 septiembre 2019
"Dios está dentro de ti y dentro de cada cual. Tú vienes al mundo con Dios. Pero solo lo encuentra aquel que lo busca dentro de sí. Y a veces se manifiesta aunque tú no lo busques o no sepas lo que estás buscando. A la mayoría de la gente eso le ocurre a través de una desgracia. De una pena. Cuando se sienten hechos polvo. ¿Y Dios no es «Él» ni «Ella»?, pregunto. Exacto. Dios es, sencillamente, Dios. "
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         30
raxel92raxel9205 octubre 2019
Piensa lo que eso significa, si Etiopía es toda África. Todos los etíopes de la Biblia eran gente de color. A mí nunca se me había ocurrido, pero está perfectamente claro, si te fijas solo en el texto. Son las ilustraciones lo que te engaña. Allí todos son blancos, y por eso piensas que todos los personajes de la Biblia eran blancos. Pero, en aquel tiempo, la gente blanca blanca vivía en otros sitios. Por eso dice la Biblia que Jesús tenía el pelo como lana de cordero. La lana de cordero no es lisa, Celie. Ni simplemente ondulada.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         10
marta_lomarta_lo23 junio 2020
En el andén de Carolina del Sur, donde nos bajamos del tren para respirar un poco y sacudirnos el polvo y la tierra de la ropa, un blanco nos preguntó adónde íbamos. Cuando le contestamos que a África, Se nos quedó mirando molesto e intrigado. Negros que van a África, le dijo a su esposa. Ya no me queda nada por ver.
Comentar  Me gusta         10
CalypsoCalypso22 junio 2018
Dios está dentro de ti y dentro de cada cual. Tú vienes al mundo con Dios. Pero solo lo encuentra aquel que lo busca dentro de sí. Y a veces se manifiesta aunque tú no lo busques o no sepas lo que estás buscando. A la mayoría de la gente eso le ocurre a través de una desgracia. De una pena. Cuando se sienten hechos polvo. ¿Y Dios no es «Él» ni «Ella»?, pregunto. Exacto. Dios es, sencillamente, Dios.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
Cristi2510Cristi251003 junio 2018
Una cosa le agradezco, y es el haberme enseñado a aprender por mí misma, leyendo y estudiando, y a escribir con letra clara. Y el haber mantenido vivo el deseo de saber.
Comentar  Me gusta         10
otros libros clasificados: esclavismoVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro

Otros libros de Alice Walker (1)Ver más




Test Ver más

¿Cuánto sabes sobre la literatura de Estados Unidos?

La leyenda de Sleepy Hollow es un relato corto de terror y romanticismo, se desarrolla en los alrededores de...

Nueva York
Londres
Chicago

10 preguntas
34 lectores participarón
Thèmes : literatura norteamericanaCrear un test sobre este libro
{* *} .. ..